Printer Friendly

Ana de Zaballa Beascoechea e Ianire Lanchas Sanchez, Gobierno y reforma del obispado de Oaxaca: un libro de cordilleras del obispo Ortigosa. Ayoquezco, 1776-1792.

ANA DE ZABALLA BEASCOECHEA e IANIRE LANCHAS SANCHEZ, Gobierno y reforma del obispado de Oaxaca: un libro de cordilleras del obispo Ortigosa. Ayoquezco, 1776-1792, Bilbao, Universidad del Pais Vasco, Servicio de Publicaciones, 2014, 260 pp. ISBN 978-849-860-987-5

Antes de la experiencia de lectura de la obra que se resena, el libro fue apenas un ejemplar que a primera vista invitaba a arriesgar su posible contenido. La portada presenta una ilustracion sobre una trama simil pergamino. Se puede reconocer en el diseno y en el tono amarillo de fondo la marca de identidad de la serie Historia Medieval y Moderna de las publicaciones de la Universidad del Pais Vasco en la que se inscribe la publicacion. En cambio, resulta dificil reconocer a Nochixtlan de oaxaca en la reproduccion del mapa de 1792 escogido para la portada sin pasar por la lectura de la referencia. Lo mismo sucede con la extension y contenido de sus paginas. Un estudio introductorio organizado en dos capitulos antecede a una segunda parte que contiene la transcripcion del Libro de cordilleras o libro de gobierno de la parroquia de Ayoquezco compuesto entre 1776 y 1792 durante la gestion del obispo Jose Gregorio Alonso de ortigosa, titular de la diocesis novohispana de oaxaca. A la vista de la proporcion de paginas insumidas por cada uno de estos dos apartados, el libro que abordamos puede definirse como la publicacion de una fuente eclesiastica y su estudio introductorio.

Sin embargo, tras la lectura de la fuente y del analisis propuesto en su introduccion, se supera rapidamente aquella definicion meramente aprioristica. Si bien se trata, efectivamente, de una fuente eclesiastica concerniente a una experiencia localizada, el estudio de las autoras sobre su forma y contenido extiende el horizonte a un campo de problemas mucho mas amplio y global que el estrictamente normativo eclesiastico de una parroquia novohispana. Incluso permite ver mas alla del Gobierno y reforma del obispado en Oaxaca durante el siglo XVIII.

Las autoras son especialistas en temas eclesiasticos de historia moderna y han llegado a esta instancia tras un intenso recorrido por la historia novohispana. Ana de Zaballa Beascoechea, autoridad en historia del derecho canonico, ha comunicado su interes investigativo sobre los indios y los tribunales de justicia eclesiastica por medio de publicaciones de referencia en esta materia. Es, a la vez, directora de ianire lanchas Sanchez, cuyo proyecto de tesis doctoral tiene por objeto de estudio a este obispo de Antequera de oaxaca. Conscientes de la importancia que reviste el trabajo de archivo, no han perdido de vista que para los historiadores que consultan fuentes paleograficas "no es suficiente 'leer' el texto, sino que es necesario contar con una transcripcion fiel del mismo". Atendiendo a esta condicion, han puesto especial esmero en ofrecer una version fidedigna de los 153 folios que acumulan las 61 cordilleras de Ayoquezco. Con este proposito, han convocado a Teresa Alzugaray Los Arcos, que ha pasado por su propio cuerpo la esforzada tarea de los curas copiando las instrucciones que enviaba el obispo para el gobierno de sus parroquias. Una tarea que, seguramente, aquellos amanuenses realizaron con un rudimentario utillaje, aunque con mayor margen de libertad que el que supone la atencion que Alzugaray ha debido guardar para seguir las normas vigentes de transcripcion de documentacion paleografica.

Las autoras, con la experticia que requiere captar el valor documental de los archivos que compulsaron, explorar sus inquietudes investigativas y procesar el bagaje de conocimiento acumulado en una materia especifica, han tenido, ademas, el gesto solidario de abrir las puertas a esta fuente especifica. Con este proposito han aquilatado el trabajo de transcripcion y analisis elaborando los indices tematico y onomastico que facilitaran la consulta a futuros investigadores.

Como anticipe, no solo el contenido del Libro de cordilleras nos habla sobre el gobierno de la diocesis, sino tambien su hechura. El significado encriptado en ese nombre, desconocido para registros similares llevados en otras diocesis del mismo periodo, hace que la respuesta sobre que eran las cordilleras, quienes y como confeccionaron este tipo de registro, con que proposito y durante que periodo rigio esta practica, constituya uno de los aportes vitales para comprender el nervio de la segunda parte del estudio introductorio. No es una informacion marginal la que proporcionan las autoras tras haber indagado el vocabulario especifico asociado a la semantica de las cordilleras, inquiriendo incisivamente hasta en la marginalia terminos que tambien desgranan la dimension territorial del obispado, tales como "carta cordillera", "circular", "vereda" o "solitos". Tampoco es superficial la advertencia acerca de las acepciones al uso en la documentacion compulsada: cordillera podia referirse al documento transcripto, al procedimiento de circularlo de un curato a otro o al recorrido o ruta que debia seguir. Detras de estas informaciones ofrecidas al lector, se advierte una penetrante mirada antropologica que no ha desatendido los influjos del clima y el terreno en el tiempo insumido en aquellos circuitos, y que ha escaneado las caracteristicas y el metodo que hacian de esta forma de comunicar los mandatos del obispo a cada parroquia de su diocesis un verdadero "sistema de cordilleras".

Las autoras afirman no tener conocimiento de un sistema de registro similar de la normativa episcopal en las parroquias del virreinato del Peru. Sin embargo, sin pretender que lo que sigue cuestione la generalidad de la asercion, los libros de cordilleras del obispado de oaxaca, como los de Puebla o el de Coatepec de Veracruz--publicado por Jose Roberto Sanchez Fernandez--pueden equipararse a series similares concernientes a parroquias de la diocesis de Buenos Aires en el Rio de la Plata, guardadas en fondos denominados, por ejemplo, "autos y decretos" o "cedulas y pastorales". Se trata de compilaciones de ordenes seculares y eclesiasticas (en todas sus variantes formales) que llevan la impronta de escribanos publicos eclesiasticos locales o de niveles superiores de la administracion secular o eclesiastica. Claramente, no presentan las caracteristicas paleograficas ni el grado de sistematizacion que ofrecen las aqui resenadas. Segun describen las autoras, cada cordillera era copia de la pluma de los propios parrocos quienes, al finalizarla, debian firmar y circular el documento enviado por el obispo al parroco que seguia en el orden preestablecido en la rutacordillera. Asi se fueron componiendo cada uno de los libros de gobierno de cada parroquia.

En todos los casos, se trata de un tipo de documentacion que, complementario de escritos mas corrientemente consultados (visitas, registros parroquiales, consuetas, testamentarias, libros de cofradias), propicia el desarrollo de perspectivas analiticas no condicionadas a los modelos explicativos de las tradicionales historias juridica, eclesiastica o politica. En primer lugar, porque se hace palpable la distancia abismal que existe entre leer un documento aislado o fragmentos documentales y leer un corpus documental integro. En segundo lugar, porque el libro presenta una tipologia de documentos cuyos contenidos y formalidad revelan una de las modalidades de produccion normativa vinculada a una practica de gobierno diocesano. Con el valor agregado de que en la imagen que se desprende de las cordilleras se ven plasmadas las instancias en las que se creaba y recreaba el derecho en el Antiguo Regimen. El grado de capilaridad de las practicas que las autoras exhuman de la documentacion hace visible tanto la concurrencia de derechos como la pluralidad de agencias, dificilmente discernibles mediante otro tipo de fuentes o de un esquema explicativo que escindiera la gestion de los asuntos religiosos y eclesiasticos de la mas amplia dinamica politica.

El valor heuristico y el potencial hermeneutico se insinuan en la comparacion que hacen las historiadoras entre los libros de cordilleras y las visitas episcopales cuyos autos estaban incluidos en aquellos. El acopio de la gran variedad de documentos que presentan estos registros--edictos, providencias, cedulas y tambien visitas--les permite observar los "diferentes niveles de normatividad". Ayoquezco, por medio de este libro de cordilleras, deviene un observatorio privilegiado para estas investigadoras interesadas en conocer el cotidiano procesamiento del derecho canonico y del real que se operaba en la labor pastoral de un obispo que debia actuar en un ambito novohispano. Vitales apuntes sobre este punto se desarrollan en los apartados destinados a explicar las condiciones indianas de produccion juridica que los lectores encontraran a partir del subtitulo de la segunda parte del estudio introductorio: "Normativa general, indiana, criolla y local: un ejemplo de Derecho canonico indiano".

Como deja ver el amplio horizonte de analisis en el que las autoras colocan a Alonso de ortigosa para explicar su gobierno, se trata de un obispo cuya gestion diocesana cobra relieve en la dinamica politica del ultimo tercio del siglo XVIII. Iniciada por juristas y canonistas del siglo XVII, la doctrina regalista constituyo el pilar del reformismo borbonico. Su expresion localizada en el gobierno eclesiastico en Indias asoma en el particular procesamiento que el obispo de oaxaca hacia de las ordenes reales orientadas al control de los bienes y jurisdiccion eclesiastica. En este ambiente regalista, acatando los mandatos borbonicos promovidos por el secretario de Estado y despacho universal de las Indias y el virrey, el obispo comunicaba a los parrocos las medidas que aspiraban a acaparar rentas, limitar el fuero eclesiastico y acotar en los diferentes niveles de la administracion diocesana las potestades jurisdiccionales del clero. No obstante, al tiempo que suscribia las indicaciones reales, reservaba para si y para el provisor y vicario general de su obispado la autoridad de saltarse algunas normativas bajo el argumento de "obviar mayores danos, que no son previsibles a las ordenanzas y leyes generales" (Cord. 16, p. 149). Como senalan la autoras, el libro de gobierno de la parroquia de Ayoquezco pone en evidencia "la actitud conciliadora y al mismo tiempo de cierta defensa de ortigosa" frente a determinadas pretensiones de disminucion de la jurisdiccion eclesiastica (pp. 74-75), asi como su declarada oposicion e infructuosa resistencia al pago de alcabalas por bienes de cofradia (pp. 77-78).

La fuente es prodiga en ejemplos sobre el caracter consultivo que adopta el obispo al transmitir las ordenes. Asi, por ejemplo, ante la solicitud real de un informe de la actividad de las cofradias y hermandades de cada curato, instruyo a los curas sobre el metodo para redactar el informe al tiempo que inquiria sobre el juicio que se formaba cada uno acerca de la necesidad, utilidad o conveniencia de que subsistieran todas o cada una de estas. El obispo demostraba interes en conocer las opiniones de los curas acerca de la importancia o perjuicio de las cofradias para el culto divino y sobre cuales podrian ser los inconvenientes que acarrearian su supresion o su permanencia.

Las acciones emprendidas por un obispo al gobernar su diocesis lo ponian en dialogo con sus vicarios, los parrocos, los feligreses, pero tambien con su Patrono y, mas rutinariamente, con su vicepatrono: el virrey o el gobernador. Las relaciones entre obispos y virreyes o gobernadores fueron corrientemente conflictivas y las tensiones jurisdiccionales se exacerbaban en tiempos de definiciones regalistas. Lo que se desliza en esta obra es mas bien una relacion multifacetica nutrida por vinculos de amistad y colaboracion, no exenta de desacuerdos, de cara a un proyecto politico que, por definicion, podia ser tanto el del gobierno de la diocesis, el del virreinato, el de las provincias de Ultramar, como los propios de las familias y linajes que conectaban con los cortesanos para impulsar la carrera de alguno de sus miembros. Sobre este punto el libro tambien es ilustrativo y alentador ya que, en los visillos de la fuente y el estudio introductorio, permite observar que estas estrategias no eran privativas de las carreras seglares.

De alli la relevancia de recuperar las huellas biograficas del modo en que lo hacen las autoras con la trayectoria del obispo Ortigosa. A modo de ejemplo, y por tirar de una sola de las cuerdas del ovillo a partir del cual podrian devanarse nuevas hebras, tomare el momento biografico en el que de Zaballa y lanchas enlazan la vida del obispo con la del virrey Bucareli. Si la huella biografica de ortigosa permite conectar la historia familiar con la Corte y la Iglesia peninsular con la novohispana, la propia de Domingo Bucareli constituye un indicio para abordar las redes de vinculos que franqueaban el Atlantico y se desplegaban por America. Suma a las lineas apuntadas por las historiadoras, el hecho de que a su hermano--Francisco de Paula Bucareli y Ursua--, gobernador de Buenos Aires entre 1766 y 1770, tambien le cupo, entre otras misiones relevantes para concretar las reformas, restablecer las relaciones que su antecesor habia mantenido con el obispo De la Torre y llevar a cabo la Pragmatica Sancion de Carlos III de expulsar a los jesuitas.

Todo esto acredita que estas carreras no eran la proyeccion de un individuo sino de su grupo. Por ello, desde la opcion por el estudio del auge y ocaso de una carrera quizas puedan abrirse caminos los analisis sobre el desempeno relacional del grupo vinculado a las mismas.

Las autoras llevaron adelante el plan que permitio concretar este libro en el marco del proyecto "Justicia eclesiastica y conformacion de la sociedad en la America Hispana colonial". De alli que la propuesta discurra por el analisis de la justicia de los tribunales eclesiasticos, la normatividad generada a escala local en el territorio indiano y su incidencia en la vida cotidiana. No obstante estos intereses tematicos particulares, en Gobierno y reforma del obispado de Oaxaca, el lector podra fecundar otras busquedas. La lectura integral y el escarceo de cada registro incitan no solo a enfocar el recurso a la tradicion juridica en la agencia episcopal desde la escala local o a comparar los niveles de concrecion de las reformas borbonicas en relacion con el Patronato, sino tambien a conectar las historias de las diferentes diocesis americanas por las redes de vinculos de los agentes eclesiasticos y seculares designados para llevarlas a cabo.

Si lo que se persigue es tomar el pulso que cobraba el gobierno diocesano en ambitos localizados al tiempo de procesar las politicas eclesiasticas de la Corona en un periodo caracterizado por la reedicion de la pertinaz doctrina regalista, el recorrido por las cordilleras de Ayoquezco deviene un trayecto tan significativo como ineludible.

Miriam Moriconi

Universidad Nacional de Rosario
COPYRIGHT 2016 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Moriconi, Miriam
Publication:Historia Mexicana
Date:Oct 1, 2016
Words:2560
Previous Article:Amaya Cabranes y Thomas Calvo (eds.), Franciscanos eminentes en territorios de fronteras: Fray Juan Caballero Carranco (1665-1669) y Fray Juan...
Next Article:Hilda Iparraguirre, Massimo De Giuseppe, Ana Maria Gonzalez Luna (eds.), Otras miradas de las revoluciones mexicanas (1810-1910).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters