Printer Friendly

An intermediate source between the Etymologies of Isidore of Seville and the early medieval glossary Agrestia et siluestria animalia/Una fuente intermedia entre las Etimologias de Isidoro de Sevilla y el glosario altomedieval Agrestia et silvestria animalia.

El glosario Agrestia et siluestria animalia (1), transmitido por un manuscrito del s. ix y cuya primera edicion ha visto la luz en fechas recientes, puede calificarse, en rigor, como una coleccion de extractos de dos textos tardoantiguos, el Peri dietis Theodori (tambien conocido como Dieta Theodori) y las Etimologias de Isidoro de Sevilla (2). En cuanto a los prestamos tomados de la enciclopedia isidoriana la mayoria lo son de los libros XII y XVII, mientras que son esporadicos los que pertenecen a otros libros, como el IV, el XIII y el XX. Ademas, tres entradas tienen paralelo casi literal en los Indicia ualitudinum, un texto menor de pronostico medico del que circularon varias versiones entre la Antiguedad Tardia y la Alta Edad Media (3). Aunque desconocemos si las dos fuentes principales fueron utilizadas por el autor del glosario directamente o a traves de colecciones intermedias de extractos, por lo menos en el caso de la noticia sobre la Dracontea es seguro que tuvo a su disposicion un texto de las Etimologias que presentaba un salto entre dos lemas que se referian a plantas distintas, es decir, que, en la practica, se trataba de un extracto (4). A identica conclusion conduce una lectura atenta de la entrada sobre el Carenum uinum (Agrest. 86). De creer lo que dice el glosario (Carenum uinum, id est passum...), el carenum y el passum no serian dos vinos aromatizados diferentes, sino dos denominaciones del mismo vino, confusion que no esta documentada en ningun otro texto desde la Antiguedad hasta la Edad Media. El analisis pormenorizado del pasaje, que esta basado en el Peri dietis Theodori, permite afirmar con certeza que en este punto concreto la fuente estaba ya parcialmente abreviada (5). Las dos entradas mencionadas--la que se refiere a la Dracontea y la relativa al Carenum uinum--dejan abierta la hipotesis de que las que parecen, en principio, dos fuentes directas del glosario Agrestia et siluestria animalia hayan sido utilizadas, en realidad, a traves de versiones intermedias, en parte abreviadas y modificadas por manos ajenas a las de sus respectivos autores. En el presente articulo prestare atencion a la entrada sobre la Dragma (Agrest. 101), para la cual en la edicion del glosario conjeturaba tambien un origen isidoriano (6). Un testimonio que he podido conocer en fechas recientes ha venido a modificar parcialmente aquella vision de las cosas, pudiendo ahora afirmar, sin sombra de duda, que la verdadera fuente de Agrest. 101 no fueron las Etimologias, sino un texto distinto, que a su vez habia utilizado la obra del Hispalense y la habia combinado con otras fuentes. En otros terminos, que en la noticia sobre la Dragma el autor del glosario no bebio directamente de las Etimologias, sino de una fuente intermedia.

1. Los pasajes sobre la Dragma en las Etimologias y en el glosario Agrestia et silvestria animalia

El glosario, que sigue un orden alfabetico, contiene en la serie de la letra D una entrada sobre la Dragma, unidad de medida para la cual da tambien la equivalencia en onzas, en escrupulos y en granos de lenteja. Tal noticia--la unica de contenido metrologico--tiene un caracter particular dentro del glosario por varias razones (7). En primer lugar, porque, en el estado actual del texto, es la unica que guarda relacion con el libro XVI de las Etimologias, mas concretamente, con los capitulos finales, que se ocupan de pesos y medidas y que tuvieron tambien una amplia difusion autonoma e independiente del resto del libro (8). En segundo lugar, porque, mientras en las demas entradas basadas en Isidoro no existe rastro de contaminacion con otras fuentes, en la que se refiere a la Dragma a una pericopa extractada de las Etimologias ha venido a anadirse informacion de origen no identificado. Finalmente, dicha entrada no nos ha llegado completa, sino que esta truncada por su parte final, lo cual es causa de nuevos problemas. Las diferencias entre el pasaje del glosario y su fuente, asi como los problemas derivados de la relacion entre ambos, emergen de inmediato cuando enfrentamos los dos textos:
Isid. Etym. 16, 25, 13           Agrest. 101

Dragma octauapars unciae est     Dragma est octaua pars unciae,
et dena-rii pondus argenti,      constans scripulis tribus, id
tribus constans scri-pulis, id   est lentis granis XLVIII;
est decem et octo siliquis.      signatur sic < ... >


Las equivalencias metrologicas que para la Dragma encontramos en Agrest. 101 coinciden solo de modo parcial con las que da Isidoro en Etym. 16, 25, 13, pero la correspondencia entre ambos textos es tan literal que facilmente lleva a concluir que el obispo sevillano ha sido una de las fuentes de esta noticia del glosario. En efecto, solo la variacion del orden de palabras--especialmente la colocacion del verbo est en posicion interior de frase y la posposicion del numeral tribus respecto a constans scripulisdistingue la primera mitad de Agrest. 101 respecto a su hipotetica fuente. Pero modificaciones similares respecto a las fuentes abundan en el conjunto del glosario y devienen casi sistematicas en aquellas entradas que estan basadas en las Etimologias. En consecuencia, nada nos dicen sobre el estado del texto de Isidoro utilizado por el glosador. Resulta tambien irrelevante la omision, en Agrest. 101, del segmento et denarii pondus argenti. Tal omision entra dentro de las pautas normales de actuacion de un excerptor que--como es el caso que nos ocupa--suele seleccionar y abreviar el material de sus fuentes. La marca que realmente singulariza la entrada del glosario sobre la Dragma en comparacion con todas las demas es que ha sido construida combinando pericopas de dos fuentes distintas, en este caso las Etimologias isidorianas y un texto no identificado. A modo de ejemplo, a la equivalencia metrologica entre una dracma y tres escrupulos, que figura tanto en las Etimologias como en Agrest. 101, vienen a anadirse en este ultimo dos datos que Isidoro no referia: una nueva equivalencia entre unidades de medida, la que equipara una dracma--o tres escrupulos--a cuarenta y ocho granos de lenteja (id est lentis granis XLVIII), y la mencion del signo de una unidad que el glosario no especifica, pero que el propio contexto de la frase sugiere que podria ser tambien la dracma (signatur sic). Ningun otro pasaje de Agrest. muestra una combinacion de fuentes similar, pues el metodo del autor consiste en extractar los textos y utilizarlos de manera literal, pero sin contaminarlos entre si (9).

Dado que la entrada sobre la Dragma escapa a este esquema habitual, en la hipotesis de que su fuente haya sido la obra de Isidoro seria necesario admitir que la relacion entre el glosario y su fuente seria, en este caso concreto, completamente distinta a la que mantiene cualquier otra entrada del mismo con su correspondiente fuente. Y tal hecho requiere una explicacion.

2. Una fuente intermedia descubierta

Asi pues, dados los paralelos entre Agrest. 101 y Etym. 16, 25, 13, e incluso desconociendo si el autor del glosario accedio directamente al texto completo de las Etimologias, que abreviaria por su cuenta, o si utilizo alguna coleccion de extractos, que luego habria modificado y ordenado en una serie alfabetica, es seguro que la noticia sobre la Dragma sufrio, en su trasvase desde la obra de Isidoro hasta el glosario, avatares diferentes de los que sufrieron otras entradas en las que podemos reconocer la misma fuente. Pues bien, un testimonio hasta ahora desconocido arroja luz sobre este punto. El manuscrito de Bamberg, Staatsbibliothek, med. 6 (L. III. 9), de finales del s. xii, contiene, en su f. 127ra, un texto muy breve que se ocupa de metrologia, segun se colige desde su titulo mismo, De ponderibus medicinalibus (10). Se trata de un capitulillo independiente, a modo de prontuario de consulta rapida, constituido por una serie de equivalencias entre distintas unidades de medida. Una segunda copia del mismo opusculo, que presenta escasas diferencias respecto a la primera, figura en el f. 135ra. En las dos noticias iniciales de este breve texto, dedicadas, respectivamente, a la dracma y al escrupulo, han sido utilizados, con seguridad, dos lemas de la enciclopedia de Isidoro, concretamente Etym. 16, 25, 13 y Etym. 16, 25, 12, en este orden. En las demas la huella isidoriana es apenas perceptible (11). Pues bien, la entrada del glosario Agrestia et siluestria animalia que se refiere a la Dragma es un extracto del De ponderibus medicinalibus bamberguense, que, en consecuencia, ha de ser cronologicamente muy anterior al unico manuscrito en el que ha perdurado. Los paralelos apenas dejan lugar para la duda (12):
Isidoro de Sevilla     De ponderibus          Agrestia et
medicinalibus          siluestria animalia

Etym. 16, 25, 13:      Dragma est octaua      101:
Dragma octaua pars     pars uncie. Hec        Dragma est octaua
unciae est et          constat scripulis      pars unciae,
denarii pondus         tribus <id est>        constans scripulis
argenti, tribus        lentis granis          tribus, id est
constans scripulis,    XLVIII. Scripulus      lentis granis
id est decem et octo   constat pondere VI     XLVIII; signatur sic
siliquis.              siliquarum id est      <...>
duorum obolorum id
Etym. 16, 25, 12:      est lentium granis
Scripulus sex          XVI. Dictus
siliquarum pondere     scripulus per
constat. Hic apud      diminutionem a
Graecos gramma         lapillo breui qui
uocatur. Scripulus     scripulus uocatur.
autem dictus per       Dragma una habet
diminutionem a         scripulos tres.
lapillo breui qui      Scripulus unus habet
scru-pus uocatur       siliquas sex.
Siliqua una habet
grana tritici
quatuor. Sex silique
faciunt scripulum
unum. Scripulus
signatur sic [??]
Dragma sic 3 et est
pondus denarii
uictorialis argentei
qui pensat siliquas
XVIIIto et a Grecis
dragma signatur sic
@ apud latinos uero
sic X. Vncia
signatur sic/et
habet solidos VI ...


La confrontacion entre los tres textos revela de manera palmaria que, en cuanto a la dracma, la transmision del material isidoriano hacia el glosario Agrestia et siluestria animalia ha tenido lugar a traves del De ponderibus medicinalibus. La posicion intermedia de este podria suscitar alguna duda en lo que se refiere estrictamente a la equivalencia inicial entre dracmas, onzas y escrupulos, puesto que, en definitiva, el glosario podria haber tomado el dato directamente de Isidoro, sin pasar por el De ponderibus medicinalibus. Aun mas, invitaria a explicar asi los paralelos el empleo del participio constans en Agrest. 101, como hace tambien Isidoro, mientras que el testimonio paralelo del manuscrito bamberguense recurre a una frase autonoma, con el verbo en forma personal, constat. Pero dos hechos escapan a cualquier discusion: 1) que el De ponderibus medicinalibus hace uso de las Etimologias, de donde toma la etimologia de scripulus; en consecuencia, tambien debe estar basado en la misma fuente el segmento previo, con la excepcion de lentis granis XLVIII; 2) que tanto esta mencion de los granos de lenteja como la frase signatur sic, que se repite tres veces en el mismo texto, han pasado a Agrest. 101, pero no figuran en Isidoro. De ahi se desprende con claridad meridiana que el origen directo de Agrest. 101 se encuentra en el De ponderibus medicinalibus y que, por tanto, en este caso concreto, el compilador del glosario tuvo acceso al material isidoriano a traves de fuente interpuesta.

3. Las incertidumbres de la frase signatvr sic

Que Agrest. 101 es un extracto del texto transmitido por el manuscrito de Bamberg esta fuera de toda duda. Pero es precisamente la identificacion de su fuente segura la que hace emerger un problema que hasta ahora no parecia tal. Se trata de la frase signatur sic, que esta incompleta por su parte final, careciendo del signo de representacion de la correspondiente unidad de medida. Leida la entrada de manera cursiva, se creeria que la frase se refiere a la dracma, cuyo signo podria ser restituido sin dificultad en el texto. Asi lo sugeria en el comentario que acompanaba a la edicion del glosario (13). Sin embargo, la fuente ahora descubierta acrecienta las dudas sobre el acierto de tal solucion. En efecto, en el De ponderibus medicinalibus encontramos tres veces la frase signatur ita, referida a tres unidades diferentes, el escrupulo, la dracma y la onza, en este orden. A mayor abundamiento, en dicha fuente, entre la pericopa inicial, que ha pasado casi literalmente a la entrada del glosario, y cualquiera de las tres ocurrencias de dicha frase se interpone un fragmento de texto de cierta importancia, si tenemos en cuenta tanto la extension total del capitulo como la del magro segmento utilizado en el glosario. Y dicho fragmento intermedio se ocupa de tres unidades, el escrupulo, la dracma y la siliqua, sucesivamente. Es decir, que la frase signatur sic en Agrest. 101 no tiene por que remitir necesariamente a la dracma. No hay que excluir que en origen pudiese tratarse de la que en la fuente hacia referencia al escrupulo o a la onza y que, por la perdida del texto intermedio, hubiese acabado yuxtapuesta, de manera completamente accidental, a una noticia sobre la dracma a la que, en principio, no estaba referida. En tal hipotesis seria necesario senalar tambien la correspondiente laguna en la edicion. Se trata, en cualquier caso, de un problema secundario, puesto que, en definitiva, el pasaje tiene sentido para nosotros y lo tenia tambien para un lector altomedieval, con independencia de las circunstancias de su transmision y de su proceso de configuracion definitiva.

4. Una reflexion general para concluir

La entrada del glosario Agrestia et siluestria animalia sobre la Dragma nos situa frente a problemas de indole varia. En primer lugar, es un aviso de que conviene evitar las conclusiones simplistas sobre las fuentes de cualquier texto altomedieval, incluso cuando tales conclusiones estan basadas en datos abundantes desde el punto de vista numerico. En el presente caso, la afirmacion generica de que el glosario cuenta con dos fuentes principales esta asentada sobre fundamentos solidos y no requiere rectificacion. Pero el estudio minucioso de pasajes concretos obliga a matizar esta verdad general. Ya las entradas sobre el Carenum uinum y sobre la Dracontea apuntaban hacia la posibilidad de que los textos utilizados para configurar el glosario hubiesen presentado ciertas diferencias respecto a los actualmente conservados. Por tanto, aunque por comodidad hagamos referencia a la fuente de un texto dado, sin mayores precisiones, ello no significa, en rigor, que se trate de una redaccion identica a la que ha llegado a nosotros, ni siquiera cuando--como es el caso del Peri dietis Theodori y de las Etimologias--podemos identificar la rama textual a la que pertenecia el testigo utilizado por el glosador (14). El empleo del material isidoriano en Agrest. 101 a traves de fuente interpuesta invita tambien a reorientar la investigacion para tratar de descubrir otras huellas de que una misma fuente haya podido ser utilizada de manera directa e indirecta a la vez, o para comprobar si en un texto dado han podido confluir distintos extractos de una misma fuente remota. La identificacion del eslabon intermedio en el caso de la noticia sobre la Dragma nos obliga, como minimo, a interrogarnos sobre la hipotesis de que tambien en otros pasajes haya podido darse una situacion similar. En consecuencia, aunque la afirmacion general de que el glosario cuenta con dos fuentes principales sigue siendo valida en todos sus terminos, no debe ser excluida la posibilidad de que los estados de texto reales de donde procede directamente la informacion hayan sido mas numerosos de lo que sugiere tal simplificacion (15).

Arsenio Ferraces Rodriguez

Universidade da Coruna

a.ferraces@udc.es

(1) Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 89-144.

(2) El glosario ha llegado a nosotros en el manuscrito de Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, Plut. 73. 41. Se trata de un manuscrito facticio, cuya parte principal es del s. xi. No obstante, el cuaternion inicial--el que contiene el glosario--pertenecio en origen a un manuscrito diferente, hoy desaparecido, y fue encuadernado con la parte restante del actual codice en fecha no mas tardia del s. xii. En su reconocido catalogo de manuscritos medicos, I codici di medicina del periodo presalernitano (secoli ix, x e xi), Roma, 1956, Augusto Beccaria data el cuaternion inicial del manuscrito de Florencia a mediados del siglo ix. Para los detalles concretos, tanto sobre el manuscrito como sobre las fuentes del texto, remito a Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 90-93, para el manuscrito, y 99-105, para las fuentes del texto.

(3) El texto fue editado parcialmente, primero por Kuhlewein, Hugo, <<Beitrage zur Geschichte und Beurtheilung der hippokratischen Schriften>>, Philologus 42, 1884, 119-133 (los Indicia ualitudinum figuran en la p. 123) ; y luego, con un texto mas extenso, acompanado de traduccion al ingles, por Avagliano, Faustino, <<Codex Casinensis 69: Anonymi Varia Excerpta Medica (Saec. IX)>>, American Journal of Nephrology 14, 1994, 494-495.

(4) Se trata de Agrest. 102, que esta formado por pericopas de dos lemas de Isidoro consecutivos, Etym. 17, 9, 35 y Etym. 17, 9, 36. Ambos lemas se refieren a plantas diferentes, la dracontea y la celidonia, respectivamente [Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 103-104]. En su estado actual, el glosario no contiene ninguna entrada para la celidonia. Dado que, en una hipotetica version anterior del glosario, si hubiese existido, los dos fitonimos figurarian en series diferentes, la de la D y la de la C, y su orden seria el inverso a aquel en que aparecen en Isidoro, el salto entre ambos no puede haberse producido en la fase de transmision del glosario, sino en la fuente misma. Podemos encontrar un salto similar en Agrest. 46, cuya explicacion del nombre de la corneja (cornix) salta desde Etym. 12, 7, 44 (cornix) hasta Etym. 12, 7, 45 (graculus).

(5) Para una exposicion detallada del proceso de confusion y de las circunstancias que pudieron favorecerlo remito a Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<Arqueologia de una glosa erronea: carenum uinum, id est passum>>, Myrtia 27, 2012, 401-414.

(6) Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 123.

(7) Dado que el glosario ha llegado a nosotros incompleto, interrumpiendose en la serie de la P, no sabemos si la parte que se ha perdido contenia alguna entrada especifica para unidades como el escrupulo (scrupulus), la onza (uncia) y otras cuyo nombre pertenecia a series posteriores a la letra P.

(8) Sobre la importancia de Etym. 16, 25-27 como fuente de numerosos opusculos sobre pesos y medidas que figuran en manuscritos altomedievales de medicina habia llamado la atencion H. F. Sigerist, <<Masse und Gewichte in den medizinischen Texten des fruhen Mittelalters>>, Kyklos 3, 1930, 439-444. Veanse, ademas, los indices de textos de Beccaria, I codici di medicina del periodo presalernitano (secoli ix, x e xi), pp. 466-467 y 477.

(9) Solo en Agrest. 96 y Agrest. 124 el glosador parece haber tenido la intencion de refundir dos entradas de una misma fuente, en el primer caso, o dos entradas de dos fuentes distintas, en el segundo. Pero aun asi, apenas se limita mas que a yuxtaponerlas y enlazarlas por medio de un timido et. La norma de evitar la fusion de fuentes es casi absoluta en el glosario. Remito, para ejemplos concretos, a Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 105-110.

(10) Para la descripcion del manuscrito remito a los siguientes catalogos: Leitschuh, Friedrich--Fischer, Hans, Katalog der Handschriften der Koniglichen Bibliothek zu Bamberg, I, 2, Bamberg, 1899, pp. 433-435; Suckale-Redlefsen, Gude, Die Handschriften des 12. Jahrhunderts der Staatsbibliothek Bamberg, Wiesbaden, 1995, p. 103 (n. 96); Bergmann, RoIF-Stricker, Stephanie, Katalog der althochdeutschen und altsachsischen Glossenhandschriften, Bd. 1, Berlin-New York, 2005, pp. 169-170.

(11) Veanse los paralelos en las tablas de esta misma pagina. Ademas de las dos noticias iniciales, el unico segmento que podria proceder de las Etimologias es el que se refiere a la equivalencia entre la dracma, el denarius uictorialis y las siliquae (et est pondus denarii uictorialis argentei, qui pensat siliquas XVIIIto). Pero el caracter extremadamente conciso de la noticia, casi formularia, ofrece poca seguridad para sostener que los datos estan tomados de Isidoro.

(12) Para el De ponderibus medicinalibus, del manuscrito de Bamberg, utilizo la redaccion del f. 127ra, respecto a la cual la redaccion del f. 135ra apenas presenta variacion.

(13) Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 135.

(14) Ferraces Rodriguez, Arsenio, <<El glosario Agrestia et siluestria animalia (Florencia, Biblioteca Medicea Laurenziana, 73.41, ff. 1v-8v). Estudio, edicion y comentario>>, Voces 21, 2010, 100-101.

(15) El trabajo de investigacion para el presente articulo ha sido realizado en el marco del Proyecto de Investigacion 2013-45690-P (MINECO).
COPYRIGHT 2012 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rodriguez, Arsenio Ferraces
Publication:Voces
Date:Jan 1, 2012
Words:3451
Previous Article:Glosses from Tiberius Claudius Donatus in the <>: problems and perspectives (I)/Glosse di Tiberio Claudio Donato Nel <
Next Article:Vulgar Latin and word game in an interpolation of an early medieval book of medical recipes/Latin vulgar y juego verbal en una interpolacion de un...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters