Printer Friendly

Alvarez-Ossorio, Antonio, Cremonini, Cinzia y Riva, Elena (eds.), The Transition in Europe between XVIIth andXVIIIth centuries.

Alvarez-Ossorio, Antonio, Cremonini, Cinzia y Riva, Elena (eds.), The Transition in Europe between XVIIth and XVIIIth centuries. Perspectives and case studies, Milan, FrancoAngeli, 2016, 398 pags., ISBN: 9788891728180.

El libro, fruto de un excelente trabajo de coordinacion por parte de A. Alvarez-Ossorio, C. Cremonini y E. Riva, a partir de un seminario celebrado en Milan el otono de 2013, analiza un momento de transicion clave en la historia de Europa, acompanado del cambio dinastico en Espana, Milan, Napoles, Sicilia y Cerdena y de las consecuencias que el mismo acarreo en las respectivas sociedades, destacadas por A. Alvarez-Ossorio en su trabajo. La primera parte sobre "perspectivas" reune trabajos de M. Schnettger, C. Cremonini, E. Riva, F. Rurale, V. Fiorelli, S. D'Amico, A. Buono y P.M. Galimberti. Mientras que la segunda, sobre "casos de estudio" cuenta con las aportaciones de C. Bravo, R. Quiros, M.A. Noto, G. Cirillo, S. Mantini, L. De Nardi, M.C. Calabrese, D. Maffi, S. Boero, G. Gibertoni, P. Venturelli y E.C. Colombo.

Las diversas miradas a la historia de Italia ofrecen un excelente dialogo cientifico entre historiadores del norte y del sur cuyo denominador comun es el impacto de la guerra de Sucesion a la corona de Espana. Ante la imposibilidad de dedicar la atencion que merecen las diversas y estimulantes aportaciones del libro, nos centraremos en este eje tematico.

Si en 2011 Cinzia Cremonini, en la resena de un libro, se lamentaba del escaso interes que habia suscitado el estudio de la guerra de Sucesion (1700-1714) entre los historiadores italianos, tal como habia sucedido con la historia de los diversos estados preunitarios, el presente volumen viene a confirmar el extraordinario interes de aquel episodio tanto en clave italiana como en relacion con los multiples intereses internacionales que alli se hallaban en juego.

Sin duda una de las cuestiones mas relevantes es el analisis de la evolucion politica distinta de los territorios italianos durante la guerra y sobre la actitud de los grupos dirigentes ante el cambio politico, asi como los efectos que este conllevo en cada caso (excepto Milan y Cerdena). La muerte de Carlos II constituyo una buena ocasion para efectuar un balance del gobierno de los Habsburgo. Una reflexion en clave de futuro en que no solo se debatia la fidelidad dinastica sino la conservacion de las instituciones propias y la politica economica que debia garantizar la prosperidad de cada territorio. De acuerdo con ella, fue preciso encontrar nuevas formas de legitimidad a la opcion dinastica elegida, como apunto Francesca Fausta Gallo.

Al tiempo que se consumaba la perdida de peso de Roma y Venecia, en el sur el reto sucesorio se resolvio a favor de la dinastia con la que habian mantenido un pacto de sujecion mediante dos siglos respetando el orden institucional y legal, pero no necesariamente a favor de Espana. Quedaba, pues, desbancada, por dudosa, la solucion francesa. Mas concretamente, en Napoles, aun vivos el recuerdo y las secuelas del 1647, el sentimiento antiespanol preexistente se reavivo y condiciono la apuesta. La conspiracion de Macchia, en 1701, catalizo las esperanzas del "partido patricio" que queria lograr la independencia del reino mediante un pacto con el soberano que salvaguardara las "patria leges'", tal como explica Maria Anna Noto. Aquellas esperanzas cuajaron, como senalo Ricuperati, en un programa politico para el futuro en el que se esbozaron las ideas de reino nacional y de patriotismo napolitano. Tambien Galasso subrayo los elementos nacionales del programa y advirtio en aquel movimiento signos de modernizacion de la vida publica en Napoles.

El paso al dominio imperial en 1707 requirio un proceso de readaptacion de la sociedad napolitana a la nueva realidad politica, marcada por la impronta de la uniformizacion politica y por las reformas institucionales y economicas en las que el virrey perdio peso en beneficio del Collateral y de destacados politicos austracistas. Una readaptacion que tuvo que producirse de nuevo en 1734 con el gobierno de Carlos III de Borbon y ante sus reformas, como expone Giuseppe Cirillo, quien destaca, de todos modos, la continuidad entre las clases dirigentes desde los tiempos finales de Carlos II, a las que los distintos monarcas procuraron contentar mediante generosos privilegios.

En Sicilia, la revuelta de Messina (1674-1678) tuvo consecuencias dramaticas: exilio, dificultades economicas, perdida de privilegios de la ciudad y construccion de la ciudadela, siendo castigada por la rebelion y por pedir ayuda a Francia. La Diputacion del Regno, el Senado de Palermo y la corte de la Inquisicion perdieron relieve y fueron anuladas las elecciones libres de los jurados (a partir de entonces se impuso el control de la mastra, la lista de los candidatos de la aristocracia), como recuerda Maria Concetta Calabrese. Los virreyes Santisteban y el duque de Uceda pusieron en marcha aquella politica, al tiempo que impulsaron medidas como la creacion del puerto franco para favorecer la exportacion de seda, que siguio siendo el producto estrella.

En el momento del cambio dinastico, la opcion de Felipe V constituyo una oportunidad para que Messina se redimiera. Los mesineses esperaban poder recuperar las propiedades confiscadas, asi como los privilegios. Y asi permanecieron bajo los Borbones entre 1701 y 1713. Pero, en el espacio de dos decadas, Sicilia experimento tres gobiernos: el de los Borbones hispanicos, el de la Casa de Saboya y el de los Habsburgo. En 1713 paso a manos de Victor Amadeo de Saboya. Entonces quedo en entredicho el pactismo y se redujo el rol institucional de la nobleza en el Parlamento y las magistraturas. Si Carlos II ya habia ido reduciendo progresivamente las asambleas del Parlamento, con los Saboya dejo de ser convocado, aunque sobrevivieron los consejos de la estructura polisinodial, como explica Loris De Nardi. Aquel proceso constituyo un laboratorio para la corona de cara a su aplicacion en Cerdena, cuando fue cambiada por Sicilia en 1720. Al final del periodo saboyano y de 23 meses de invasion hispanica, Sicilia quedaba bajo dominio austriaco. Carlos VI revoco los privilegios que habian sido garantizados por los sucesores de Carlos II, asi como el perdon a los exiliados. Pero el emperador mostro gran interes por la promocion del puerto de Messina en el contexto mediterraneo, junto con Trieste y Fiume.

En el ambito cultural, Giacomo Gibertoni pone de relieve la funcion politica del patronazgo musical en la que destaca el papel de Haendel en Roma, a favor de los Borbones, con su oratorio La Resurrezione, un acto de propaganda politica por excelencia en el que se asociaba la revancha de Clemente XI ante el emperador, a la resurreccion de Cristo y a la derrota de Lucifer. Por contra, en 1711 se traslado a Londres donde podria haber desarrollado tareas diplomaticas para el principe de

Hannover. Finalmente, Elena Riva incide en el protagonismo de mujeres, esposas y regentes en las cortes de Paris, Madrid y Turin, centrado en Mme. de Maintenon, la princesa de los Ursinos, Maria Luisa Gabriela de Saboya y Maria Adelaida de Saboya.

Sin duda, una de las grandes virtudes del libro es que incita a nuevas investigaciones. Asi, demuestra que es preciso profundizar sobre la actitud de los grupos dirigentes y sobre los dos partidos, en especial el austracista (por los proyectos que auspicio) y al mismo tiempo intentar abordar el analisis en relacion con los intereses economicos en liza. Tambien destaca la vigencia del constitucionalismo antiguo (en Napoles y Sicilia), una cultura politica enraizada en la Corona de Aragon, que persistio en el interior de la monarquia compuesta de los Austrias frente a los intentos uniformizadores (de las monarquias de Espana, Austria o de Saboya en los respectivos procesos de construccion del Estado). Y pone de relieve la importancia de la representacion politica que estaba en juego en cada caso. El libro deja constancia, tambien, del fuerte impacto de la revuelta de Napoles y de la guerra de Messina. Dos episodios que condicionaron la relacion de ambos reinos con la Monarquia Hispanica y que pesaron a la hora de tomar decisiones ante el cambio dinastico en 1700. Cabe senalar, ademas, que Messina constituyo un precedente de la represion de Barcelona y de Cataluna en 1714 (no en vano el jurista catalan Francisco Ametller colaboro como consultor en la elaboracion de aquellas medidas y luego fue uno de los artifices de la Nueva Planta en Cataluna) y que tuvo un protagonista comun: el duque de Popoli, que en 1713 incendio siete poblaciones y diecisiete en 1714. Tambien habia intervenido en la de Macchia, junto al duque de Medinaceli, tal como destaca Silvia Mantini.

Por otra parte, el libro pone en evidencia la necesidad de analizar a fondo las reformas emprendidas tanto en tiempos de Carlos VI como de Carlos III de Borbon. Seria interesante un analisis comparativo de los resultados alcanzados en cada reinado, mas alla de los proyectos que a menudo no pasaron de ser tal cosa, como sucedio en la Espana borbonica. Se puede discutir la asociacion mecanica entre aplicacion de nuevas plantas (presentadas, a menudo, como "modernizacion" politica) e impulso comercial o economico, presente en algunas de las contribuciones. Pierre Vilar nos advirtio sobre el error de la imputacion del hecho economico a la politica.

Hay que felicitar a los editores/editoras del libro por el acierto de la iniciativa y por los esplendidos resultados que interconectan Italia y Espana. Constituira, sin duda, un referente historiografico tanto por sus esplendidas aportaciones como por las lineas futuras de investigacion que sugiere.

http://dx.doi.org/10.5209/CHMO.63924

Joaquim Albareda Universitat Pompeu Fabra joaquim.albareda@upf.edu
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Albareda, Joaquim
Publication:Cuadernos de Historia Moderna
Date:Jan 1, 2019
Words:1742
Previous Article:Alimento, Antonella y Stapelbroek, Koen (eds.), The Politics of Commerce Treaties in the Eighteenth Century.
Next Article:Bertrand, Michel, Andujar Castillo, Francisco y Glesener, Thomas (eds.), Gobernar y reformar la Monarquia.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters