Printer Friendly

Alteraciones del perfil lipidico plasmatico en perros con enfermedades cutaneas.

Changes in Plasma Lipid Profile in Dogs With Cutaneous Diseases

INTRODUCCION

La interpretacion de los resultados de laboratorio respecto al incremento en la concentracion de lipidos en sangre es diferente en medicina canina y en medicina humana. En medicina humana, el nivel de colesterol y de trigliceridos plas maticos tiene gran importancia en el diagnostico de enfermedades cardiovasculares por su implicacion en la formacion de placas de ateromas en las paredes de los vasos sanguineos [12]. En contraste con lo que ocurre en las personas, y aunque tambien es posible encontrar algunos casos, la presencia de ateroesclerosis es muy infrecuente en el perro (Canis lupus familiaris) y suele estar asociado a enfermedades primarias, como por ejemplo hipotiroidismo o diabetes mellitus [4, 14].

Sin embargo, la determinacion de los niveles plasmaticos de lipidos en el perro tambien es muy interesante y de gran utilidad aplicativa, ya que constituye una herramienta fundamental de diagnostico de laboratorio. El colesterol y los trigliceridos son los lipidos que mas frecuentemente se determinan en los analisis sanguineos de los animales de compania, puesto que habitualmente la hipercolesterolemia y la hipertrigliceridemia aparecen como causa secundaria a varias enfermedades, tales como hipotiroidismo, hiperadrenocorticismo, pancreatitis, sindrome nefrotico, enfermedad hepatica, hiperlipidemias asociadas a determinadas razas (por ejemplo en Schnauzer miniatura), de origen familiar, entre otros [9, 32].

La determinacion de las concentraciones plasmaticas de colesterol y trigliceridos forma parte tradicionalmente del protocolo diagnostico en dermatologia canina, orientado principalmente al diagnostico de enfermedades endocrinas que pueden cursar con signos cutaneos (hipotiroidismo e hiperadrenocorticismo) [8]. Sin embargo, estos parametros a veces, tambien se encuentran incrementados en animales con afectacion de la piel que no padecen ninguna de las dos enfermedades mencionadas. Si bien es verdad que la fisiopatologia de las alteraciones de los lipidos en las enfermedades endocrinas esta bien estudiada, no ocurre asi en otras enfermedades responsables de lesiones en la piel, aunque en algunas de ellas constituye un hallazgo de laboratorio de relativa frecuencia de presentacion [24, 32].

En base a estos antecedentes se ha planteado como objetivo comprobar si existen cambios en la concentracion y metabolismo de los lipidos plasmaticos en varias enfermedades con manifestacion cutanea en medicina canina y contribuir con ello al diagnostico de las mismas.

MATERIALES Y METODOS

Poblacion objeto de estudio

Se estudiaron 200 perros distribuidos de la siguiente forma:

Grupo 1: formado por 40 perros sanos (perros control), con edades comprendidas entre 1 y 10 anos (media = 4,75 [+ o -] 2,9 anos), de ambos sexos (22 hembras y 18 machos). En su seleccion se utilizaron los siguientes criterios de inclusion: procedencia de particulares (con el fin de conocer su historial medico), no presentar sintomatologia compatible con enfermedad, exploracion fisica normal y ausencia de alteraciones en la analitica sanguinea, tanto en la hematologia como en la bioquimica plasmatica.

Grupo 2: formado por 140 pacientes procedentes de la Consulta de Dermatologia de Pequenos Animales del Hospital Clinico Veterinario de la Universidad de Extremadura (Espana). Los criterios de inclusion utilizados fueron: que la causa principal por la que el paciente habia acudido al hospital fuera la presencia de lesiones en piel y disponer de un diagnostico etiologico de las mismas. Con el objeto de facilitar el estudio de los datos obtenidos, los perros fueron clasificados en funcion del diagnostico realizado (TABLA I). Aquellos animales con enfermedad cutanea e hiperlipidemia, en los que no se pudo llegar a un diagnostico etiologico fueron descartados del estudio.

Grupo 3: en el grupo de perros con leishmaniosis cutanea y con el fin de comprobar si los resultados obtenidos se relacionaban con la presencia de signos clinicos en la piel, se realizo un estudio comparativo con otro grupo, formado por 20 perros con la misma enfermedad, pero cuyo curso clinico no incluia lesiones dermicas. Se utilizo el mismo metodo de diagnostico que para los casos de leishmaniosis cutanea (TABLA I).

Obtencion y procesado de las muestras de sangre

Las muestras de sangre fueron obtenidas de la vena cefalica, tras someter a los animales a un ayuno de alimentos solidos de 12 horas (h). En cada animal se obtuvieron 2 mL de sangre con EDTA potasico como anticoagulante para la hematologia y 5 mL de sangre heparinizada (heparina sodica) para la bioquimica sanguinea.

La hematologia, realizada en un analizador automatico (contador hematologico marca Mindray, modelo BC 5300[R], China), consistio en: recuento eritrocitario, valor hematocrito, concentracion de hemoglobina, volumen corpuscular medio (VCM), hemoglobina corpuscular media (HCM), concentracion de hemoglobina corpuscular media (CHCM), recuento total y diferencial de leucocitos y recuento de plaquetas.

El plasma fue obtenido mediante centrifugacion de la sangre (centrifugadora marca Labolan, modelo 80-2B, Espana) a 600 g durante 10 minutos. Se procedieron a realizar inmediatamente las siguientes determinaciones: proteinas totales, albumina, urea, creatinina, ALT y fosfatasa alcalina mediante tecnicas convencionales (kits comerciales de Laboratorios Spinreact S.A., Espana; analizador automatico Saturno 100 Vet, Crony [R] Instruments, Italia). El resto del plasma fue refrigerado a 4[grados]C (refrigerador marca Bosch, modelo Duo System, Espana) para la determinacion de la concentracion de trigliceridos, colesterol, fraccion de colesterol transportada por las HDL (HDL-c) y fraccion de colesterol transportada por las LDL (LDL-c), en un tiempo no superior a 72 h, mediante tecnicas estandarizadas (kits comerciales de Laboratorios Spinreact S.A.; analizador automatico Saturno 100 Vet, Crony [R] Instruments). La tecnica laboratorial utilizada en la determinacion cuantitativa de HDL-c y LDL-c consistio en su determinacion directa, sin necesidad de pre-tratamiento de la muestra, para evitar errores debidos a especificidad de especie.

Analisis estadistico

Para analizar estadisticamente los datos obtenidos en el estudio realizado se ha utilizado el programa informatico de estadistica SPSS version 15.0 (SPSS inc., Chicago, IL, EUA). Los resultados se han expresado como media aritmetica [+ o -] DE, valor minimo y valor maximo. Ademas, se ha aplicado el test de Mann-Whitney, en el que se comparan los valores medios de colesterol, trigliceridos, HDL-c y LDL-c de cada grupo problema con el grupo control, asi como entre el grupo de perros con leishmaniosis cutanea y el de leishmaniosis visceral. Las diferencias entre medias fueron consideradas significativas cuando P-valor < 0,05.

RESULTADOS Y DISCUSION

Los valores medios obtenidos en los perros sanos utilizados como grupo control (Grupo 1) y en los perros con enfermedades cutaneas (Grupo 2), para la concentracion de colesterol, trigliceridos, HDL-c y LDL-c, se representan en la TABLA II. Los resultados obtenidos en el Grupo 1 coinciden con los aportados previamente en estudios realizados por otros autores [15, 16, 23].

Se ha observado un incremento estadisticamente significativo, tanto en la concentracion de colesterol como en la de trigliceridos, respecto al grupo control, en los animales que padecian hiperadrenocorticismo, hipotiroidismo, leishmaniosis y dermatitis atopica. El incremento en la concentracion de colesterol observado en los grupos mencionados, excepto en los casos de leishmaniosis, se produce debido al aumento en la tasa de colesterol transportado, tanto por las lipoproteinas de alta densidad (HDL) como por las de baja densidad (LDL).

Esta bien establecido desde hace anos que en la especie canina existe relacion entre determinadas enfermedades endocrinas y el aumento en los niveles de lipidos en sangre [1, 8, 26, 30, 31]. El incremento en los niveles de trigliceridos y de colesterol en los perros con hiperadrenocorticismo, tanto en la fraccion transportada por la HDL como por la LDL ha sido descrito previamente [13], y se atribuye a que la actividad de la enzima lipoproteina lipasa (LPL) disminuye, mientras que aumenta la actividad de la lipasa hepatica [2], a la vez que se estimula la produccion de lipoproteinas de muy baja densidad (VLDL) por parte del higado [33]. El exceso de glucocorticoides estimula la lipolisis y la degradacion excesiva de las grasas derivada de la misma supera la capacidad de eliminacion del higado. La aparicion de una hepatopatia esteroi dea en algunos casos puede conllevar, ademas, a un estasis biliar, lo cual agrava mas aun las alteraciones del metabolismo lipidico [6].

El hipotiroidismo tambien se ha relacionado clasicamente con el aumento en la concentracion de lipidos plasmaticos [5, 21]. En un estudio realizado en 50 perros por Dixon y col. [8], afectados de hipotiroidismo, el 88% presentaba hipertrigliceridemia y el 78%, hipercolesterolemia. Los perros que padecen hipotiroidismo con hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia asociada, tienen aumentadas las VLDL, LDL-c y HDL-c [31]. La sintesis, movilizacion y degradacion de los lipidos es estimulada por las hormonas tiroideas. El hipotiroidismo, por lo tanto, disminuye el metabolismo lipidico, lo que se traduce en un incremento en la concentracion de lipidos plasmaticos [14]. La marcada hipercolesterolemia que se puede producir, especialmente si ademas se combina con un dano vascular endotelial, supone un factor de riesgo para el desarrollo de ateroesclerosis en el perro.

En el caso de los perros con leishmaniosis, el incremento observado en la concentracion de colesterol se debe a un aumento en la concentracion de LDL-c, permaneciendo los valores medios de HDL-c semejantes al grupo control. Con el fin de comprobar si las alteraciones lipidicas presentes tenian relacion con la forma cutanea de la enfermedad, se determino la concentracion plasmatica de los lipidos objeto de estudio en otro grupo de perros, tambien con leishmaniosis, pero con ausencia de signos clinicos en la piel. Los resultados obtenidos fueron muy similares en ambos grupos (TABLA III), presentando el mismo nivel de significacion cada grupo por separado respecto al grupo 1 (control), y no existiendo diferencias estadisticamente significativas cuando se compararon ambos gru pos de animales enfermos entre si. En esta enfermedad se ha descrito previamente el aumento en la concentracion de lipidos plasmaticos [24, 32]. No obstante, su hallazgo es dificil de interpretar, debido a la escasa bibliografia al respecto. Aunque parece estar involucrada una alteracion hepatica [10, 11], la patogenia del proceso es compleja. La teoria mas aceptada se basa en que en estos perros es frecuente la presencia de hipoalbuminemia, la cual estimula la sintesis hepatica de proteinas, incluidas las lipoproteinas, responsable del proceso. Tambien se considera la posible interaccion entre el propio parasito y el metabolismo lipidico, y se ha postulado que la investigacion sobre las alteraciones en el metabolismo del colesterol es muy importante para comprender la interaccion huesped-parasito en la leishmaniosis canina visceral [24]. La enfermedad, por otra parte, puede causar glomerulonefritis, proceso que cursa con hipercolesterolemia en un 79% de los perros afectados [25, 32]. En el ser humano, las alteraciones de las lipoproteinas asociadas a sindrome nefrotico y a enfermedad renal cronica, como puede ocurrir en leishmaniosis, estan bien caracterizadas: la progresion de la insuficiencia renal esta correlacionada con el colesterol serico total [34]. Sin embargo, el grupo de perros estudiados con leishmaniosis y manifestaciones cutaneas no presentaron signos de enfermedad renal. La no observacion de diferencias en los resultados obtenidos entre el grupo de perros de leishmaniosis cutanea y visceral (TABLA III) parece indicar que la forma clinica de la enfermedad no influye en la alteracion de los niveles plasmaticos de lipidos observados.

Los perros con demodicosis presentaron valores medios de colesterol y de trigliceridos superiores a los del grupo control, aunque estadisticamente no fueron resenables (TABLA II) debido a la variabilidad individual encontrada. Sin embargo, la tendencia hacia el aumento de la tasa de colesterol observada en sangre parece ser debida a un incremento en el colesterol transportado por la fraccion LDL (TABLA II), por lo que seria muy interesante realizar un estudio en un grupo mas numeroso de pacientes. El incremento del colesterol se debe a un incremento en la cantidad transportada por la fraccion LDL (TABLA II). Aunque no se ha encontrado ninguna referencia bibliografica al respecto y la lectura de los cambios en las concentraciones de HDL-c y de LDL-c en sangre es diferente en medicina canina que en medicina humana, este incremento podria estar relacionado con la necesidad de colesterol esterificado por parte de las celulas para formar la membrana celular. Debido a la ausencia de la enzima transportadora de esteres del colesterol (CETP), presente en personas, las moleculas de HD[L.sub.2] adquieren esteres de colesterol continuamente, resultando en la formacion de moleculas unicas de HD[L.sub.1]. A partir de estas, los esteres de colesterol son transferidos desde los tejidos hasta el higado para su disposicion o reutilizacion y no hacia moleculas de LDL o VLDL, que transfieren colesterol a los tejidos perifericos en el hombre [1, 17, 35]. Sin embargo, esto que ocurre en animales sanos y que ademas protege a los perros del padecimiento de enfermedades relacionadas con ateroesclerosis [17], no funciona igual en algunas enfermedades. Parece posible que en procesos en los que se necesita una continua reparacion celular con alta demanda de colesterol esterificado para la formacion de membranas celulares, aumente el transporte del colesterol por parte de la LDL. No obstante, debe existir un mecanismo mas especifico, pues en los casos de pioderma estudiados, definiendo a esta como una infeccion bacteriana de la piel, productora de pus y causada en un 90-95% de los casos por bacterias de la especie Staphyloccocus spp, no se observan modificaciones importantes en los niveles de lipidos plasmaticos (TABLA II), e igualmente hay necesidad de reparacion celular.

El grupo de perros con dermatitis atopica es el que presento lesiones cutaneas mas intensas. La enfermedad se caracteriza por eritema, pustulas, alopecia, excoriacion, seborrea, liquenificacion e hiperpigmentacion como lesiones secundarias al prurito y complicaciones como foliculitis bacteriana, otitis eritematosas, conjuntivitis o pododermatitis. A pesar de existir en la literatura cientifica varios estudios realizados en perros en los que se estudia la concentracion de lipidos en el estrato corneo en enfermedades cutaneas [3, 7, 18, 29], en ninguno de ellos se han descrito datos de la concentracion en sangre de colesterol, lipoproteinas o trigliceridos con los que se puedan discutir los resultados obtenidos en el presente estudio. Se ha demostrado que personas con dermatitis atopica presentan a menudo hipercolesterolemia [19, 20]. Los estudios realizados indican que en ocasiones se desarrolla una disfuncion hepatica en ninos con esta enfermedad. Niveles significativamente elevados de colesterol total plasmatico y/o LDL-c, fueron encontrados en el 27,7% de los pacientes atopicos estudiados [19]. Ademas, se ha descrito una asociacion positiva entre dietas bajas en grasas y la mejora de pacientes con dermatitis atopica en ratones (Mus musculus) [21] y en humanos [22].

Varios estudios han demostrado, en personas, un aumento en la concentracion de colesterol en muestras de piel de pacientes con signos activos de dermatitis atopica [7, 18]. Estudios realizados sobre la composicion del estrato corneo en perros con dermatitis atopica demuestran una heterogeneidad del contenido lipidico de las distintas capas que lo forman [27, 28], indicativo de importantes cambios en el metabolismo lipidico de los queratinocitos en la piel de estos perros. Reiter y col. [29] demostraron tambien que, la proporcion de ceramidas en la piel de perros con esta enfermedad disminuye, a la vez que aumenta la proporcion de colesterol, de tal modo que la relacion colesterol/ceramidas es claramente mayor en los perros enfermos que en los sanos. Esta alteracion tambien puede tener un papel importante en el desarrollo del dano cutaneo presente en estos pacientes. El incremento en la sintesis de colesterol epidermal se atribuye a una respuesta a la elevacion en la perdida de agua transepitelial o por alteracion de la funcion de la barrera cutanea [3, 29]. Los estudios mencionados parecen indicar, pues, una alteracion en el metabolismo lipidico de los perros con dermatitis atopica. Seria muy interesante relacionar los niveles plasmaticos de colesterol y de trigliceridos con los correspondientes estudios histopatologicos.

CONCLUSIONES

Esta bien descrito que en el diagnostico de laboratorio de enfermedades cutaneas secundarias a enfermedades endocrinas (hiperadrenocorticismo e hipotiroidismo) del perro se puede observar un incremento en la concentracion plasmatica de colesterol y/o de trigliceridos. Sin embargo, esta alteracion se puede observar tambien en otras enfermedades que cursan con dermatopatias, como leishmaniosis y enfermedades inmunomediadas (alergias), aunque con niveles de lipidos plasmaticos inferiores.

Recibido: 24/04/2014. Aceptado: 26/09/2014.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

[1] BAUER, J.E. Lipoprotein-mediated transport of dietary and synthesized lipids and lipid abnormalities of dogs and cats. J.A.V.M.A. 224: 668-675. 2004.

[2] BERG, A.L.; HANSSON, P.; NILSSON-EHLE, P. Salt resistant lipase activity in human adrenal gland is increased in Cushings disease. J. Intern. Med. 228: 257260. 1990.

[3] BLECK, O., ABECK, D.; RING, J.; HOPPE, U.; VIETZKE, J.P.; WOLBER, R.; BRANDT, O.; SCHREINER, V. Two ceramide subfractions detectable in Cer (AS) position by HPTLC in skin surface lipids of non-lesional skin of atopic eczema. J. Invest. Dermatol. 113: 894-900. 1999.

[4] BLOIS, S.L.; POMA, R.; STALKER, M.J.; ALLEN, D.G.A case of primary hypothyroidism causing central nervous system atherosclerosis in a dog. Can. Vet. J. 49: 789-792. 2008.

[5] BORETTI, F.S.; BREYER-HAUBE, I.; KASPERS, B.; REUSCH, C.E. Clinical, hematological, biochemical and endocrinological aspects of 32 dogs with hypothyroidism. Schweiz Arch. Tierh. 145: 149-159. 2003.

[6] CHUANG, J.H.; SHIEH, C.S.; CHANG, N.K.; CHEN, W.J.; LO, S.K. Metabolic effect of parenteral nutrition in dogs with obstructive jaundice. J. Am. Coll. Nutr. 14: 197-201. 1995.

[7] DI NARDO, A.; WERTZ, P.; GIANNETTI, A.; SEIDE NARI, S. Ceramide and cholesterol composition of the skin of patients with atopic dermatitis. Acta Derm.Venereol. 78: 27-30. 1998.

[8] DIXON, R.M.; REID, S.W.; MOONEY, C.T. Epidemiologi cal, clinical, haematological and biochemical characteristics of canine hypothyroidism. Vet. Rec. 145: 481-487. 1999.

[9] DROBATZ, K. J.; MANDELL, D. C. Differential diagnosis of laboratory abnormalities in critial care settings. In: Kirk's Current Veterinary Therapy XIII. W. B. Saunders. Philadelphia. Pp 105-109. 1999.

[10] EDDLESTONE, S.M. Visceral leishmaniasis in a dog from Maryland. J.A.V.M.A. 217: 1686-1688. 2000.

[11] FERRER, L. Leishmaniasis. In: Kirk, R.W., Bonagura, J.D. (Eds). Kirk's Current Veterinary Therapy XI. Small Animal Practice. W. B. Saunders, Philadelphia. Pp 266- 270. 1992.

[12] FOX, P. R.; PETRIE, J. P.; HOHENHAUS, A. E. Peripheral Vascular Disease. In Ettinger, S. J., Feldman, E. C. (Eds). Textbook of Veterinary Internal Medicine. Diseases of the dog and cat. 6a Ed. W. B. Saunders, Philadelphia. Pp 1156-1157. 2005.

[13] FRIEDMAN, T.C.; MASTORAKOS, G.; NEWMAN, T.D.; MULLEN, N.M.; HORTON, E.G.; COSTELLO, R.; PAPADOPOULOS, N.M.; CHROUSOS, G.P. Carbohydrate

and lipid metabolism in endogenous hypercortisolism: shared features with metabolic syndrome X and NIDDM. Endocr. J. 43: 645-655. 1996.

[14] HESS, R.S.; KASS, P.H.; VAN WINKLE, T.J. Association between diabetes mellitus, hypothyroidism or hyperadrenocorticism, and atherosclerosis in dogs. J. Vet. Intern. Med. 17: 489-494. 2003.

[15] JERGENS, A.E.; HITT, M.E. Enfermedades endocrinas y metabolicas miscelaneas. In: Morgan, R.V.E. (Ed). Clinica de Pequenos Animales. 3a Ed. Harcourt Brace Saunders, Madrid. Pp 1481-1484. 1999.

[16] JACOBS, R.M.; LUMSDEN, J.H.; TAYLOR, J.A. Canine and Feline Reference Values. In: Bonagura, J.D. (Ed). Kirk's Current Veterinary Therapy XIII. Small Animal Practice. W. B. Saunders, Philadelphia. Pp 1207-1227. 1999.

[17] JOHNSON, M.C. Hyperlipidemia disorders in dogs. Comp. Cont. Educ. Pract. 27: 361-364. 2005.

[18] JUNGERSTED, J.M.; HELLGREN, L.I.; JEMEC, G.B.; AGNER, T Lipids and skin barrier function-a clinical perspective. Contact Dermat. 58: 255-262. 2008.

[19] KIMATAa, H. Fatty liver in atopic dermatitis. Allergy. 56: 460. 2001.

[20] KIMATAb, H. Increased SPT reaction in fatty liver. Allergy. 56: 798-799. 2001.

[21] NAKAMURA, H.; KOUDA, K.; FAN, W.; WATANABE, T.; TAKEUCHI, H. Suppressive effects on allergic contact dermatitis by short-term fasting. Toxicol. Pathol. 29: 200-207. 2001.

[22] NAKAMURA, H.; SHIMOJI, K.; KOUDA, K.; TOKUNAGA, R.; TAKEUCHI, H. An adult with atopic dermatitis and repeated short-term fasting. J. Physiol. Anthropol. Appl. Human Sci. 22: 237-240. 2003.

[23] NELSON, D.L.; TURNWALD, G.H.; WILLARD, M.D. Endocrine, metabolic, and lipid disorders. In: Willard, M.D., Tvedten, H. (Eds). Small Animal Clinical Diagnosis by Laboratory Methods. Saunders St. Louis, Missouri. Pp 165-207. 2004.

[24] NIETO, C.G.; BARRERA, R.; HABELA, M.A.; NAVAR RETE, I.; MOLINA, C.; JIMENEZ, A.; SERRERA, J.L. Changes in the plasma concentrations of lipids and lipoprotein fractions in dogs infected with Leishmania infantum. Vet. Parasitol. 44: 175-182. 1992a.

[25] NIETO, C.G.; NAVARRETE, I.; HABELA, M.A.; SERRANO, F.; REDONDO, E. Pathological changes in kidneys of dogs with natural Leishmania infection. Vet. Parasitol. 45: 33-47. 1992b.

[26] PANCIERA, D.L. Hypothyroidism in dogs: 66 cases (1987-1992). J.A.V.M.A. 204: 761-767. 1994.

[27] POPA. I.; REMOUE, N.; HOANG, L.T.; PIN, D.; GATTO, H.; HAFTEK, M.; PORTOUKALIAN, J. Atopic dermatitis in dogs is associated with a high heterogeneity in the distribution of protein-bound lipids within the stratum corneum. Arch. Dermatol. Res. 303: 433-440. 2011.

[28] POPA, I.; PIN, D.; REMOUE, N.; OSTA, B.; CALLEJON, S.; VIDEMONT, E.; GATTO, H.; PORTOUKALIAN, J.; HAFTEK, M. Analysis of epidermal lipids in normal and atopic dogs, before and after administration of an oral omega-6/omega-3 fatty acid feed supplement. A pilot study. Vet. Res. Commun. 35: 501-509. 2011.

[29] REITER, L.V.; TORRES, S.M.; WERTZ, P.W. Characterization and quantification of ceramides in the non lesional skin of canine patients with atopic dermatitis compared with controls. Vet. Dermatol. 20: 260-266. 2009.

[30] ROGERS, W.A. Lipemia in the dog. Vet. Clin. North. Am. Small. Anim. Pract. 7: 637-647. 1977.

[31] ROGERS, W.A.; DONOVAN, E.F.; KOCIBA, G.J. Lipids and lipoproteins in normal dogs and in dogs with secondary hyperlipoproteinemia. J.A.V.M.A. 166: 1092-1100. 1975.

[32] RUIZ, P.; DUQUE, F.J.; ZARAGOZA, C.; BARRERA, R. Interpretacion del nivel de colesterol plasmatico en medicina canina. Argos. 96: 64-66. 2008.

[33] TASKINEN, M.R.; NIKKILA, E.A.; PELKONEN, R.; SANE, T. Plasma lipoproteins, lipolytic enzymes, and very low density lipoprotein triglyceride turnover in Cushing's syndrome. J. Clin. Endocrinol. Metab. 57: 619-626. 1983.

[34] WASHIO, M.; OKUDA, S.; IKEDA, M.; HIRAKATA, H.; NANISHI, F.; ONOYAMA, K.; YOSHIMURA, T.; FU JISHIMA, M. Hypercholesterolemia and the progression of the renal dysfunction in chronic renal failure patients. J. Epidemiol. 6: 172-177. 1996.

[35] WATSON, T.D.G.; BARRIE, J. Lipoprotein metabolism and hyperlipidemia in the dog and cat: A review. J. Small. Anim. Pract. 34: 479-487. 1993.

Patricia Ruiz-Tapia, Concepcion Zaragoza-Bayle, Francisco Javier Duque-Carrasco y Rafael Barrera-Chacon Departamento de Medicina Animal. Universidad de Extremadura, Espana (+34) 927257162, rabacha@unex.es
TABLA I

ENFERMEDADES ESTUDIADAS Y SU CORRESPONDIENTE METODO DE
DIAGNOSTICO (GRUPO II)

Enfermedad              N    Metodo de diagnostico

Hiperadrenocorticismo   20   Estimulacion con
                             ACTH (hormona
                             adrenocorticotropa;
                             valores de
                             referencia de
                             cortisol basal 1-8
                             [micron]g/dL;
                             valores post-ACTH
                             superiores a 20
                             [micron]g/dL
                             compatibles con
                             hiperadre-
                             nocorticismo). Los
                             resultados fueron
                             valorados
                             conjuntamente con el
                             cuadro clinico,
                             medida de glandulas
                             adrenales mediante
                             ecografia abdominal
                             y analitica
                             sanguinea.

Hipotiroidismo          20   Concentracion
                             plasmatica de TSH
                             (hormona estimulante
                             del tiroides;
                             valores de
                             referencia inferior
                             a 0,74 [micron]g/mL)
                             y de T4 (tiroxina
                             total; valores de
                             referencia 12-52
                             [micron]g/mL). Los
                             resultados fueron
                             valorados
                             conjuntamente con el
                             cuadro clinico y
                             analitica sanguinea.

Demodicosis             19   Raspado cutaneo
(Demodex spp)                profundo, aclarado
                             de la muestra de
                             piel en potasa al 2%
                             y observacion al
                             microscopio (4x y
                             10x).

Leishmaniosis           28   Visualizacion de
(Signos clinicos             amastigotes de
cutaneos)                    Leishmania infantum
                             en muestras de
                             ganglio y/o medula
                             osea y positivo por
                             enzimoinmunoensayo
                             (kit Q letitest
                             ELISA leishmania(r);
                             Laboratorios Leti,
                             Espana) para la
                             deteccion de
                             inmunoglobulinas
                             anti-Leishmania.
                             Valores normales en
                             sangre de ALT,
                             fosfatasa alcalina,
                             urea, creatinina y
                             albumina. Densidad
                             urinaria normal y
                             ausencia de
                             proteinuria.

Leishmaniosis           20   Visualizacion de
(Sin signos                  amastigotes de
clinicos cutaneos)           Leishmania infantum
                             en muestras de
                             ganglio y/o medula
                             osea y positivo por
                             enzimoinmunoensayo
                             (kit Q letitest
                             ELISA leishmania[R];
                             Laboratorios Leti,
                             Espana) para la
                             deteccion de
                             inmunoglobulinas
                             anti-Leishmania.
                             Valores aumentados
                             en sangre de urea y
                             creatinina y
                             disminuidos de
                             albumina.
                             Isostenuria y
                             proteinuria.

Estafilococia           14   Citologias cutaneas
primaria (pioderma)          y cultivo en agar
                             sangre y agar
                             McConkey. Solo se
                             incluyeron aquellos
                             casos que ademas
                             fueron negativos a
                             los tests de
                             alergias (ver
                             dermatitis atopica),
                             que remitieron con
                             tratamiento
                             antibiotico tras la
                             realizacion de
                             antibiograma
                             especifico y que no
                             presentaron recidiva
                             en el plazo de un
                             ano.

Dermatitis atopica      39   Determinacion de
                             anticuerpos (IgE e
                             IgG) frente a
                             diferentes alergenos
                             (SAT ELISA[R];
                             Laboratorio
                             Alergovet, Espana).
                             En los perros
                             positivos se
                             determino el
                             alergeno responsable
                             (PET ELISA[R];
                             Laboratorio
                             Alergovet, Espana).

TABLA II

MEDIA [+ o -] DESVIACION ESTANDAR, VALOR MINIMO Y VALOR MAXIMO DE
LA CONCENTRACION PLASMATICA DE COLESTEROL, TRIGLICERIDOS Y
LIPOPROTEINAS (HDL-c Y LDL-c) EN LOS PERROS SANOS (GRUPO I) Y
ENFERMOS (GRUPO II)

                       Colesterol             Trigliceridos
                        (mml/L)                  (mml/L)

Grupo I            3,96 [+ o -] 0,81        0,51 [+ o -] 0,30
                      2,59 ~ 5,22              0,18 ~ 1,24

Hiperadreno-     9,35 [+ o -] 3,16 ***    2,36 [+ o -]2,14 ***
corticismo            5,92 ~ 18,64             0,68 ~ 7,63

Hipotiroidismo   10,77 [+ o -] 2,56 ***   2,88 [+ o -] 2,07 ***
                       7,78~15,90              0,80 ~ 6,95

Demodicosis        4,69 [+ o -] 1,66        0,67 [+ o -] 0,41
(Demodex spp)         2,40 ~ 7,83              0,13 ~1,75

Leishmaniosis     5,84 [+ o -] 1,85 *      0,99 [+ o -] 0,42 *
                      3,13 ~ 9,96              0,50 ~ 2,51

Estafilococia      4,72 [+ o -] 1,62        0,75 [+ o -] 0,50
primaria              2,61 ~ 7,73              0,28 ~ 2,34
(pioderma)

Dermatitis       5,23 [+ o -] 1,29 ***     0,79 [+ o -] 0,51 *
atopica               1,83 ~ 8,69              0,33 ~ 2,99

                         HDL-c                    LDL-c
                        (mml/L)                  (mml/L)

Grupo I            3,52 [+ o -] 0,71        0,36 [+ o -] 0,11
                      2,15 ~ 4,41              0,18 ~ 0,54

Hiperadreno-     6,52 [+ o -] 13,29 ***   1,90 [+ o -] 1,51 ***
corticismo            4,81 ~ 8,54              0,49 ~ 5,61

Hipotiroidismo   7,51 [+ o -] 2,48 ***    2,20 [+ o -] 0,99 ***
                      5,49 ~ 11,85             1,62 ~ 4,12

Demodicosis        3,47 [+ o -] 1,33       0,65 [+ o -] 0,30 *
(Demodex spp)         1,71 ~ 6,17              0,18~47,19

Leishmaniosis      3,56 [+ o -] 1,32       1,30 [+ o -] 0,83 *
                      1,30 ~ 6,06              0,46 ~ 3,75

Estafilococia      4,03 [+ o -] 1,36        0,57 [+ o -] 0,33
primaria              2,28 ~ 5,83              0,31 ~ 1,32
(pioderma)

Dermatitis        3,98 [+ o -] 0,74 *      0,63 [+ o -] 0,28 *
atopica               2,19 ~ 4,67              0,31 ~ 1,32

*** P < 0,001; * P < 0,05 (respecto al Grupo control).

TABLA III

MEDIA [+ or -] DESVIACION ESTANDAR, VALOR MINIMO Y VALOR MAXIMO DE LA
CONCENTRACION PLASMATICA DE COLESTEROL, TRIGLICERIDOS Y
COLESTEROL TRANSPORTADO POR LAS LIPOPROTEINAS (HDL-c Y LDL-c) EN
LOS PERROS SANOS (GRUPO I), CON LEISHMANIOSIS CUTANEA Y CON
LEISHMANIOSIS VISCERAL

Enfermedad           Colesterol             Trigliceridos
                      (mmol/L)                (mmol/L)

Grupo control     3,96 [+ o -] 0,81       0,51 [+ o -] 0,30
                     2,59 ~ 5,22             0,18 ~ 1,24

Leishmaniosis    5,84 [+ o -] 1,85 *     0,99 [+ o -] 0,42 *
(Con lesiones        3,13 ~ 9,96             0,50 ~ 2,51
cutaneas)

Leishmaniosis   5,82 [+ o -] 1,69 ***   1,03 [+ o -] 0,34 ***
(Sin lesiones        2,87 ~ 9,54             0,37 ~ 1,83
cutaneas)

Enfermedad            HDL-c                 LDL-c
                    (mmol/L)              (mmol/L)

Grupo control   3,52 [+ o -] 0,71     0,36 [+ o -] 0,11
                   2,15 ~ 4,41           0,18 ~ 0,54

Leishmaniosis   3,56 [+ o -] 1,32    1,30 [+ o -] 0,83 *
(Con lesiones      1,30 ~ 6,06           0,46 ~ 3,75
cutaneas)

Leishmaniosis   3,30 [+ o -] 1,01   1,32 [+ o -] 0,72 ***
(Sin lesiones      2,22 ~ 6,01           0,39 ~ 3,00
cutaneas)

*** P < 0,001; * P < 0,05 (respecto al Grupo control).
COPYRIGHT 2014 Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias Veterinarias
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ruiz-Tapia, Patricia; Zaragoza-Bayle, Concepcion; Duque-Carrasco, Francisco Javier; Barrera-Chacon,
Publication:Revista Cientifica de la Facultad de Ciencias Veterinarias
Date:Nov 1, 2014
Words:4894
Previous Article:Persistencia de seno uracal en ternero (bos indicus): diagnostico y tratamiento quirurgico.
Next Article:Influencia de la capacidad gerencial del ganadero sobre la viabilidad de granjas lecheras argentinas (La Pampa).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters