Printer Friendly

Alonso Zamora Vicente, origen y sentido del valleinclanismo.

Resumen

Habiendose cumplido en 2016, el centenario de su nacimiento, el articulo propone una semblanza de Alonso Zamora Vicente, partiendo de un abordaje de su trayectoria como profesor, academico e investigador en el marco del Franquismo, y poniendo en valor tanto el caracter innovador como el significado politico de sus estudios a proposito de Ramon del Valle-Inclan en el marco del hispanismo.

Palabras clave: Alonso Zamora Vicente, Ramon del Valle-Inclan, Hispanismo, Franquismo

Abstract

After celebrating the centenary of his birth in 2016, this article offers a portrait of Alonso Zamora Vicente, taking as a point of departure his trajectory as a professor, academic, and researcher in the historical context of Francoism. This article emphasizes the innovative nature and political meaning of his works on Ramon del Valle-Inclan in the area of Hispanic Studies.

Keywords: Alonso Zamora Vicente, Ramon del Valle-Inclan, Hispanic Studies, Francoism

**********

Alonso Zamora Vicente (1916-2006), como moderno homo viator, vivio su trayectoria academica siempre a caballo entre las dos fertiles riberas del Atlantico, y entre dos maneras de entender la ensenanza y la investigacion situadas una en las antipodas de la otra: por un lado, la de los herederos del Centro de Estudios Historicos, de existencia truncada en 1936; por otro, la de un anquilosado sistema academico sometido a los rigores del franquismo, en que desarrollo la mayor parte de su vida, resistiendose a ser encorsetado en lo ideologico, cientifico y disciplinar.

Filologo, erudito, verdadero hombre de letras, y para sus herederos intelectuales y academicos, sobre todo, maestro y mentor, fue fiel depositario de una tradicion filologica encarnada por nombres como Menendez Pidal, Americo Castro, Navarro Tomas o Pedro Salinas, entre muchos otros, cuyos ideales cientificos y republicanos fundamentan sus permanentes ansias de vanguardia intelectual y renovacion academica a traves de sus contactos con el mundo cientifico internacional.

Santiago de Compostela, Salamanca y la Complutense de Madrid fueron las tres sedes universitarias espanolas que contaron con su dedicacion, siempre con los exiliados espanoles en el horizonte, desde donde su figura era reclamada como puente de conexion con la Peninsula. El Instituto de Filologia de la Universidad de Buenos Aires y el Colegio de Mexico serian, en este sentido, los otros pilares de su actividad docente e investigadora.

Su labor critica es ejemplo de una ferrea voluntad por superar dicotomias, y por anular las fronteras cronologicas y geograficas, en pro de un comparatismo en ciernes que lo llevo a abordar clasicos como Garcilaso, Lope de Vega o Tirso de Molina, al lado de escritores modernos como Valle-Inclan, Machado, o sus propios coetaneos y amigos, Cela y Buero Vallejo; procuro la aproximacion de la tradicion literaria hispanica a otras, como la lusa, con Camoes y Gil Vicente como trasfondo; y realizo innovadoras propuestas exegeticas con respecto a los autores de la llamada Edad de Plata, su pasado inmediato, a quienes tuvo oportunidad de conocer y tratar.

A Valle-Inclan, siempre segun su propio testimonio--del que da cuenta Pedrazuela Fuentes--, lo vio en la cacharreria del Ateneo. Y de el conservaba diversos recuerdos, sobre todo a proposito de las grabaciones del Archivo de la Palabra, excepcional y unico documento sonoro del escritor gallego.

Galicia fue una constante en la vida y obra de Zamora Vicente, desde su nombramiento como Catedratico de Lengua y Literatura Espanolas en 1943 en la Universidad de Santiago de Compostela. Lo que, de acuerdo con el sistema imperante, era un aparente destierro al ostracismo de provincias, fue en cambio una enriquecedora experiencia. Desde esta ciudad, y acompanando a quien fue uno de sus buenos amigos en aquellas fechas, el medico y tambien profesor de la USC Ulpiano Villanueva, un joven Zamora Vicente tuvo la oportunidad de recorrer la geografia gallega, y hacerse con la lengua, usos y costumbres de un espacio y gentes sobre cuyo reflejo literario volveria una y otra vez a traves de sus trabajos a proposito, entre otros, de Valle-Inclan, cuya interpretacion solo pudo enriquecerse con sus oportunos y certeros analisis, de los que el valleinclanismo sigue siendo deudor hoy dia.

Un ano despues de su traslado a Salamanca--motivado por razones de salud-, publico su articulo "El modernismo en la Sonata de primavera", de cuya aparicion en el Boletin de la Real Academia Espanola, se cumplen este 2017 setenta anos. Este pionero trabajo supuso la irrupcion, en el marco de los estudios filologicos en Espana, de la figura de Valle-Inclan, que hasta aquel momento apenas habia encontrado hueco en la historiografia academica peninsular, en parte porque el escritor gallego no dejaba de ser un outsider frente al "canon frio, correcto y relamido" promulgado desde las instancias oficiales, como el mismo habia proclamado antes de su muerte en 1936. Pero para entender el grado de arrojo (tambien politico) que significaron esta y posteriores incursiones del profesor Zamora Vicente en la produccion valleinclaniana, es pertinente recordar aqui que Valle-Inclan, fallecido apenas once anos antes, era un autor cuyos libros habian sido expurgados de bibliotecas durante la guerra, y que su Sonata de otono pronto pasaria a formar parte del Indice de libros prohibidos-, a lo que cabia sumar su filiacion republicana, su caracter contestatario o los ecos revolucionarios que su figura evocaba en la prensa de los anos treinta, por no mencionar sus renovadoras propuestas esteticas y linguisticas, bien modernistas bien esperpenticas, de dificil tipificacion a lo largo de aquel inicio del siglo XX. Frente a esto, la publicacion del profesor Zamora en 1947 supone el detonante de una labor filologica que asentara definitivamente la recuperacion de su figura, abogando por el caracter diferencial de la produccion valleinclaniana en el marco de la modernidad hispanica, asi como la necesidad de una lectura de su obra a modo de continuum. Es esta una linea de trabajo que Zamora Vicente abordaria con mayor pormenor en su monografia Las "Sonatas" de Valle-Inclan. Contribucion al estudio de la prosa modernista, publicada en Buenos Aires, en 1951, en que demuestra la necesidad de trascender el reduccionismo casticista propio del entramado cientifico franquista, y extender el estudio del texto a los condicionantes del espacio de produccion. Le intereso recuperar la tradicion critica de preguerra respecto a Valle-Inclan, a modo de continuacion de los estudios de, entre otros, Amado Alonso. Y lo hizo, ademas, a modo de mision pedagogica, objeto ultimo de las ediciones que ya desde esa misma decada preparo tanto de las Sonatas, como de Luces de bohemia o Tirano Banderas, en la coleccion Austral de Espasa-Calpe, que le permitirian la divulgacion de los estudios filologicos entre publico no especializado.

Su discurso de ingreso en la RAE, Asedio a Luces de bohemia, primer esperpento de Ramon del Valle-Inclan, supondria un acercamiento decisivo al grueso de la trayectoria ultima de Valle-Inclan, cuyo estudio habia iniciado ya con un articulo en la revista Insula seis anos antes. De nuevo explorando los limites del poder hegemonico, esta propuesta de Zamora Vicente desperto el recelo entre algunos de sus colegas de la institucion en aquel mayo de 1967, pues se temia una intervencion de las autoridades gubernamentales, cosa que finalmente no sucedio. Al cabo de dos meses, recibio, por parte de Carlos del Valle-Inclan, un ejemplar de Luces de bohemia recortado por la censura a apenas veinte paginas de su total, a modo de confirmacion de que aquellos temores no dejaban de tener su fundamento--senala Pedrezuela-. El erudito madrileno, sin embargo, se reafirmaria en su empeno por reivindicar al Valle-Inclan mas beligerante con la publicacion de dicho discurso de ingreso, notablemente ampliado, con el titulo ya aludido.

Fundamental para el estudio de los esperpentos fue el Zamora Vicente linguista y dialectologo que, ademas de ofrecer un primer e inedito estudio de variantes entre las versiones de Luces de bohemia publicadas en 1920 y 1924, adelanto el sentido parodico del lenguaje valleinclanesco--de su "chapuzarse de pueblo", diria Unamuno-, sus referentes aureos y populares, la influencia de determinadas tecnicas cinematograficas, y el valor deshumanizador del nuevo genero, del que constata su acierto en desvelar--a modo de "leccion avisadora", diria en 1967--el espectaculo de un pais "verdaderamente pavoroso", con "el escalofrio de lo irreparable, con la brutal simplicidad con que deseariamos dejar para siempre los recuerdos ingratos".

A pesar del paso del tiempo, y del incremento de responsabilidades, particularmente en la Real Academia Espanola--que llegaria a ser, literalmente, su casa--, el profesor Zamora Vicente no cejo en su interes por recuperar a ese Valle-Inclan inedito, contestatario, innovador, de cosmovision y estilismo propios e intransferibles, y lo hizo con una monografia, publicada ya en 1973, sobre uno de sus textos mas polemicos, La cara de Dios, novela por entregas publicada a finales del siglo XIX, y basada en la obra de teatro del mismo titulo de Carlos Arniches, a lo que sumara su trabajo sobre Tirano Banderas tambien a finales de esa decada.

Ya en los 90, su proyecto editorial de la Biblioteca Valle-Inclan de Circulo de Lectores vendria a completar su labor en pro de la canonizacion historiografica y editorial del escritor gallego, ocupandose el mismo ya no solo de la intendencia propia de un proceso de estas caracteristicas (derechos de autor, permisos, seleccion de especialistas, etc.), sino tambien de la reedicion de las tres obras que habia editado previamente en otras colecciones: la Sonata de primavera, Luces de bohemia y Tirano Banderas, ademas de la Vida y obra de Valle-Inclan (1866-1936), que abria la coleccion y supuso, en aquel momento, la primera aproximacion documentada a la trayectoria valleinclaniana.

Alonso Zamora Vicente dio, asi, carta de naturaleza a Valle-Inclan como autor sin par en la moderna literatura espanola, y propuso un abordaje univoco de su trayectoria, demostrando la rentabilidad de un estudio integral de todas las variables de su escritura en el marco de una vision de conjunto que explica su excepcionalidad en el campo cultural de su epoca, ya no solo en el marco hispanico. En este sentido, le debemos mucho: entre otras cosas, el haber normalizado su lectura y estudio ya no solo en el mundo academico, sino tambien entre el gran publico. Y tal vez el mejor homenaje, en ausencia, sea--siga siendo--retornar a su legado, ya no solo para desentranar lo innovador de sus lecturas a lo largo de una extensa, prolifica y muy generosa--a decir de sus discipulos--trayectoria academica, sino tambien para aprender seguir aprendiendo--de su ejemplo en terminos de compromiso con una tradicion historica, cultural, politica y cientifica de libertad y vanguardia, que tras 1936 enarbolo como bandera la obra de Ramon del Valle-Inclan.

ROSARIO MASCATO REY

Grupo de Investigacion Valle-Inclan-USC

BIBLIOGRAFIA SELECTA

MONOGRAFIAS Y ARTICULOS

"Valle-Inclan en Galicia". El Correo Gallego [Santiago de Compostela] 3 de junio de 1944: s. p.

"El modernismo en la Sonata de primavera". Boletin de la Real Academia Espanola XXVI.CXX (1946): 27-62. Posteriormente recogido en De Garcilaso a Valle-Inclan. Buenos Aires: Sudamericana, 1950. 185-243.

"Evocacion del esperpento". La Nacion [Buenos Aires]: 28 de mayo de 1949: s. p.

Las Sonatas de Ramon del Valle-Inclan: Contribucion al estudio de la prosa modernista. Buenos Aires: U de Buenos Aires-Instituto de Filologia Romanica, 1951. Coleccion de Estudios Estilisticos IV.

"Variedad y unidad de la lengua en Tirano Banderas". La Nacion [Buenos Aires] 29 de julio de 1951. Posteriormente recogido en Voz de Letra. Madrid: Espasa-Calpe, 1958. 122-28.

Las Sonatas de Ramon del Valle-Inclan. Madrid: Gredos, 1955. 2ed. 1966. Fragmento publicado en Mainer, Jose-Carlos, y Francisco Rico, eds. Historia y critica de la Literatura Espanola. Vol. 6. Barcelona: Critica, 1980. 310-15.

"Releyendo Luces de bohemia". insula [Madrid] 176-177 (1961): 9.

"En torno a Luces de bohemia". Cuadernos Hispanoamericanos 199200 (julio-agosto 1966): 204-26. Posteriormente recogido en Domenech, Ricardo, ed. Ramon del Valle-Inclan. Madrid: Taurus, 1988. 310-36. El Escritor y la Critica.

"Valle-Inclan en su centenario". La Nacion [Buenos Aires] 20 de marzo de 1966: 1 y 3. Posteriormente recogido en Libros, hombres, paisajes. Madrid: Coloquio, 1986. 87-92.

"Gabriel Miro hacia el esperpento". Lengua, literatura, intimidad. Madrid: Taurus, 1966. 107-15.

Asedio a Luces de Bohemia, primer esperpento de Ramon del Valle-Inclan: discurso leido el dia 28 de mayo de 1967 en su recepcion publica por el Excmo. Sr. D. Alonso Zamora Vicente y contestacion del Excmo. Sr. D. Rafael Lapesa. Madrid: Real Academia Espanola, 1967.

"Tras las huellas de Alejandro Sawa (Notas a Luces de Bohemia)". Filologia [Buenos Aires] XIII (1968-1969): 383-95.

La realidad esperpentica: (aproximacion a Luces de bohemia). Madrid: Gredos, 1969. Premio Nacional de Ensayo "Miguel de Unamuno". 2a edicion, aumentada, en 1983.

Valle Inclan, novelista por entregas. Madrid: Taurus, 1973. Cuadernos Taurus 117.

"Mas sobre el contorno de Luces de Bohemia (Notas marginales)". Estudios ofrecidos a Emilio Alarcos Llorach. Vol. 2. Oviedo: U de Oviedo, 1977. 495-503.

"Las Sonatas de Valle, a lo lejos". ABC [Madrid] 10 de octubre de 1981: s. p. Posteriormente recogido en Libros, hombres, paisajes. Madrid: Coloquio, 1986.

"Luces de bohemia y la voz de la esquina". Alfoz [Madrid] 26 (1986): 32-36. Monografia "Valle-Inclan y su tiempo".

"Valle-Inclan: los juegos del escritor con la realidad en que vive". Ya [Madrid] 2 de diciembre de 1986: s. p.

"Otra vez Valle-Inclan". Abalorio [Sagunto] 14-15 (1987): 34-39.

"Mas sobre el noventayochismo de Valle-Inclan". Quimera, cantico, busca y rebusca de Valle-Inclan (Actas del Simposio Internacional sobra Valle-Inclan, mayo 1986). Vol. 2. Ed. Juan Antonio Hormigon. Madrid: Ministerio de Cultura, 1989. 141-47.

"Valle-Inclan otra vez". La Voz de Galicia 3 de abril de 1989: 3

Vida y obra de Valle-Inclan (1866-1936). Barcelona: Circulo de Lectores, 1990.

"Valle-Inclan y su epoca". Valle-Inclan. Homenaje del Ateneo de Madrid. Madrid: Ateneo de Madrid, 1991. 19-39.

"Valle-Inclan y los periodicos". Saber Leer |Madrid] 58 (Octubre 1992): 1-2.

"Nuevas precisiones sobre Luces de Bohemia". Bohemia y literatura. De Becquer al Modernismo. Ed. Pedro M. Pinero y Rogelio Reyes. Sevilla: U de Sevilla, 1993. 11-26.

EDICIONES

Sonata de primavera. Memorias del Marques de Bradomin. Madrid: Salvat, 1969.

Luces de Bohemia. Ed., Prol. y notas Alonso Zamora Vicente. Madrid: Espasa Calpe, 1973.

Tirano Banderas. Ed., Intr. y notas Alonso Zamora Vicente. Madrid: Espasa-Calpe, 1978.

Tirano Banderas. Ed., Intr. y notas Alonso Zamora Vicente. Barcelona: Circulo de Lectores, 1990. Biblioteca Valle-Inclan

Sonata de primavera. Ed., Intr. y notas Alonso Zamora Vicente. Barcelona: Circulo de Lectores, 1991. Biblioteca Valle-Inclan.

Luces de bohemia, esperpento. Ed., Intr. y notas Alonso Zamora Vicente. Barcelona: Circulo de Lectores, 1991. Biblioteca Valle-Inclan.

Tirano Banderas. Ed., Intr. y notas Alonso Zamora Vicente. Madrid: Espasa-Calpe, 1993.
COPYRIGHT 2017 Society of Spanish and Spanish American Studies
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mascato Rey, Rosario
Publication:Anales de la Literatura Espanola Contemporanea
Date:Jun 22, 2017
Words:2663
Previous Article:La imprenta y el diseno en la obra de Valle-Inclan.
Next Article:Bibliografia de Ramon Del Valle-Inclan.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters