Printer Friendly

Alimento vivo como alternativa en la dieta de larvas y juveniles de Pterophyllum scalare (Lichtenstein, 1823).

Live food as an alternative diet to larvae and juveniles of Pterophyllum scalare (Lichtenstein, 1823)

Introduccion

Un aspecto de gran importancia en la acuicultura es la nutricion (Leger et al., 1986). A pesar de esto, con frecuencia se observa que los alimentos no contienen los nutrientes que las especies requieren para su optimo crecimiento, principalmente en su primera etapa de vida, que es la critica, debido a que es en la cual se presenta la mayor mortalidad (Sales y Janssens, 2003). Dicho periodo critico en la larvicultura de peces es el inicio de la alimentacion exogena posterior a la absorcion del saco vitelino, por lo que el alimento vivo es esencial para el crecimiento y la sobrevivencia (Halver, 1988; Guillaume et al., 2004). No obstante de que en la acuicultura los alimentos vivos Brachionus sp. y Artemia sp. son indispensables para la produccion de larvas de peces (Leger et al., 1986; Hamre et al., 2008), su disponibilidad y precio han dado la pauta para el estudio de nuevas alternativas dentro del propio alimento vivo.

Actualmente, los nauplios de Artemia constituyen una dieta esencial en la produccion de peces con alto potencial economico, principalmente durante las primeras etapas de desarrollo (Leger et al., 1986). A pesar de esto, la calidad de los nauplios de Artemia es alterada por factores como la cepa, localidad y temporada de cosecha, y su valor nutricional es afectado por la ausencia de omega 3 PUFA, especialmente el acido docosahexaenoico (22: 6n-3; DHA), los cuales son esenciales en la dieta de peces (Mohanakumaran et al., 2007). Considerando estas deficiencias nutricionales, mas su alto costo y fluctuaciones en calidad y disponibilidad, se han realizado intentos para encontrar alternativas para la Artemia (Leger et al., 1986; Lim et al., 2002; Lim et al., 2003; Martin et al., 2006; Mohanakumaran et al., 2007). Por lo que, cultivos alternativos economicos y con una alta calidad nutricional, similar a Moina y Panagrellus (Biedenbach et al., 1989; Lim et al., 2003; Martin et al., 2006), son necesarios para mantener la disponibilidad de alimentos vivos en la acuicultura.

En este sentido, el alimento vivo es un recurso de gran valor nutricional para el cultivo de peces, debido a que constituye una capsula nutritiva que contiene los elementos basicos de una dieta balanceada y no solo es estimado por ser fisiologicamente una forma valiosa de nutrimento, sino tambien un factor conductual importante (Luna-Figueroa et al., 2007; Glencross et al., 2007). Como consecuencia, hoy en dia se incorporan a la acuacultura una mayor variedad de organismos considerados como alimento vivo, entre las especies mas utilizadas se encuentran: Artemia franciscana, Daphnia pulex, Eisenia foetida, Spirulina sp., Moina macrocopa, Brachionus plicatilis y Tubifex tubifex, debido a su alto valor nutritivo, alta disponibilidad y abundancia, tamano aceptable, cuerpo blando, altas densidades de cultivo, ciclo de vida corto y movilidad (Erdogan y Olmez, 2009).

En especies con alto potencial economico, como Pterophyllum scalare, es necesario determinar sus requerimientos nutricionales (Rodrigues y Fernandes, 2006; Zuanon et al., 2006; Luna-Figueroa et al., 2007; Zuanon et al., 2009; Erdogan y Olmez, 2010) para maximizar la sobrevivencia y el crecimiento, los cuales estan determinados, fundamentalmente, por la cantidad y calidad del alimento ingerido, asi como por las caracteristicas fisicas y quimicas del agua. Considerando este contexto, el objetivo del presente estudio fue evaluar el efecto de alimento vivo; Moina wierzejski, Artemia franciscana, Panagrellus redivivus y de un alimento inerte en la dieta de larvas y juveniles de Pterophyllum scalare.

Materiales y metodos

Se utilizaron 240 larvas del pez angel P. scalare de ocho dias de nacidos y 120 juveniles de 30 dias, los cuales procedieron de la reproduccion en las instalaciones del Laboratorio de Acuicultura del Centro de Investigaciones Biologicas (CIB), de la Universidad Autonoma del estado de Morelos (UAEM), Mexico. El periodo experimental comprendio 21 dias para larvas y 30 dias para juveniles. El diseno experimental consistio de cuatro dietas con tres repeticiones. Se utilizaron tres alimentos vivos y uno comercial en hojuelas (Aquarian Tropical Flakes), durante las etapas de larva y juvenil del pez angel. Los alimentos vivos: nauplios de "Artemia" Artemia franciscana (INVE Aquaculture Nutrition, Great Salt Lake, USA) (Watson y Yanong, 2002), "pulga de agua" Moina wierzejski (Prieto et al., 2006) y "micro-gusano" Panagrellus redivivus (Luna-Figueroa, 2009), se produjeron en el laboratorio ex profeso para cubrir las necesidades de los organismos experimentales. En particular para las larvas, las muestras de M. wierzejski y P. redivivus, posterior a colectarse del medio de cultivo, se tamizaron para seleccionar las tallas menores de 80 [micron]m.

El contenido de proteinas, lipidos y carbohidratos de los alimentos se determino (AOAC, 2000) en el Laboratorio de Calidad de Productos Naturales, Bioquimica Lab., S. A. (cuadro 1). El aporte de alimento fue 5% de la biomasa de cada grupo de peces, en dos raciones diarias, a las 09:00 y 16:00 h. Para determinar la cantidad de alimento vivo suministrado diariamente, se colocaron en cajas Petri cantidades conocidas de M. wierzejski, A. franciscana y P. redivivus (1 g peso humedo), retirando el exceso de agua mediante papel secante. Posteriormente, cada muestra fue colocada en una estufa a 60[grados]C durante 72 horas; a continuacion se peso nuevamente la muestra y se calculo la diferencia porcentual entre el peso humedo inicial y el seco final para ajustar la cantidad de alimento vivo proporcionado cada 24 h.

Se utilizaron dos peceras de 180 l (150 cm x 40 cm x 30 cm), dentro de cada una se colocaron seis acuarios de cristal de 2,500 ml con aireacion (Blower de 1/2 caballo de fuerza) y temperatura constante (termostato sumergible de 70 Watts; 28 [+ o -] 1[grados]C). La densidad de cultivo fue de 20 larvas/2,500 ml de agua y 10 juveniles/2,500 ml. Se realizaron recambios de agua diariamente, del 25% del volumen total de cada acuario, y se retiraron mediante sifon los residuos de alimento y las heces. El volumen se recupero con agua con las mismas caracteristicas fisicas y quimicas del experimento. El fotoperiodo utilizado fue de 12 h luz/12 h oscuridad, regulado mediante un Timer programable. Las caracteristicas fisicas y quimicas del agua en promedio fueron: 5.4 [+ o -] 0.03 mg/l [O.sub.2] (Oximetro YSY-Modelo 57, [+ o -] 1 mg/L), 7.2 [+ o -] 0.02 de pH (pHmetro Corning, [+ o -] 0.1), 28.13 [+ o -] 1.0[grados]C (termometro Brannan, 0.1[grados]C) y segun APHA (1992); 0.01 [+ o -] 0.001 mg/l [Cl.sup.-1], 0.01 [+ o -] 0.001 mg/l N[H.sub.3] y 82.44 [+ o -] 2.12 mg/l de CaC[O.sub.3].

El incremento en peso de los peces, por etapa de desarrollo, se evaluo al inicio y al final del periodo experimental, mediante una balanza digital (Ohaus, [+ o -] 0.01 mg). La alimentacion de larvas y juveniles se suspendio 24 h previo al pesado de los organismos, para asegurar que la evacuacion gastrica se completara (Noeskey y Spieler, 1984). Se calcularon las siguientes variables para larvas y juveniles de P. scalare:

El incremento en peso diario mg/dia = (Pf - Pi) / ([t.sub.2] - [t.sub.1])

El incremento absoluto en peso = (Pf - Pi)

La Tasa Especifica de Crecimiento (TEC, % peso corporal ganado mg/dia) = [(ln Pf - ln Pi) / ([t.sub.2]-[t.sub.1])] x 100 (Ricker, 1979).

Donde: Pi y Pf son el peso inicial y final, ln Pi y ln Pf son el logaritmo natural del peso de los organismos y t1 y t2 son los dias al inicio y al final del periodo experimental.

La sobrevivencia (%)= (Numero final de peces / numero inicial de peces) x 100

Los resultados se procesaron con el analisis exploratorio de datos y se organizaron en diagramas de caja en paralelo (Tukey, 1978). Cuando los datos cumplieron con la prueba de normalidad y de homocedasticidad, el efecto de los alimentos sobre el incremento en peso, la TEC y la sobrevivencia fue contrastado mediante un analisis de varianza de una via con un nivel de confianza de 95% (Zar, 1999). Cuando se detectaron diferencias significativas, se utilizo la prueba de Tukey para comparar los datos entre los diferentes grupos de peces (SigmaStat 3.11 y SigmaPlot 10.0).

Resultados

En el cuadro 2, se indican los valores encontrados tanto para larvas como para juveniles, a continuacion se describen en forma individual para cada etapa.

Larvas de Pterophyllum scalare

El peso inicial de las larvas no difirio estadisticamente (P>0.05), mientras que el incremento final indico diferencias significativas (P<0.05) entre los tratamientos. Respecto a la TCE, el mejor desempeno en larvas de P. scalare se obtuvo con A. franciscana (P<0.05). El alimento vivo fue mejor en todas las variables estudiadas con respecto al alimento inerte, excepto para sobrevivencia que compartio similitud estadistica con P. redivivus y fue menor comparada con A. franciscana y M. wierzejski (P<0.05).

Juveniles de Pterophyllum scalare

El peso inicial de los juveniles no difirio estadisticamente (P> 0.05). Por su parte, el incremento final de los organismos presento diferencias significativas (P<0.05) entre los diferentes tratamientos. En esta etapa los mejores resultados de TCE se obtuvieron con M. wierzejski (P<0.05). Asimismo, en la etapa de juveniles se mantuvo la mejor respuesta para los alimentos vivos comparados con el alimento inerte, excepto en sobrevivencia, en donde no existio diferencia estadistica entre tratamientos (P>0.05).

En la acuicultura, la nutricion es uno de los principales factores limitantes para la larvicultura de peces (Gore, 2006), como sucede con P. scalare (Sarma et al., 2003). Los nauplios de Artemia son el alimento vivo mas utilizado en el cultivo de numerosas especies acuaticas. Sin embargo, problemas relacionados con los altos precios de mercado y especialmente la evidencia de variaciones en la eficacia de incubacion y discrepancias en la calidad nutricional (Leger et al., 1986), han generado investigacion intensiva para la busqueda de cultivos alternativos. Por lo que, hoy en dia en la produccion de peces ornamentales de agua dulce, el cladocero Moina se ha convertido en el alimento vivo mas comun para la alimentacion de organismos jovenes (Lim et al., 2001). En este sentido, de acuerdo con Nandini y Sarma (2000) y Sarma et al. (2003), las crias de P. scalare, a partir de la segunda semana de vida, prefieren en su dieta cladoceros que rotiferos. Lo anterior quedo de manifiesto en los resultados de la presente investigacion, con M. wierzejski, como el mejor alimento en la etapa juvenil de P. scalare.

Los mejores resultados del estudio se presentaron en las larvas alimentadas con nauplios de Artemia y en los juveniles con Moina. Mientras que los resultados mas bajos --en ambas etapas de desarrollo-- se obtuvieron en los peces nutridos con el alimento inerte. De acuerdo con Garcia-Ortega (2000), la baja digestibilidad y la calidad nutricional de los alimentos artificiales son factores que pueden explicar su fracaso como dietas iniciales de peces. Aunado a esto, la proteina en Artemia esta constituida principalmente por proteinas de pesos moleculares bajos, las cuales pueden ser mas facilmente digeribles en comparacion con las proteinas de las dietas artificiales (Garcia-Ortega, 2000). En este sentido, es necesario subrayar que a pesar de que P. redivivus presento los resultados mas bajos entre los alimentos vivos, su importancia radica en que supero el efecto del alimento inerte sobre el crecimiento y sobrevivencia de larvas y juveniles de P. scalare.

La TEC en ambas etapas de desarrollo fue mas elevada en los peces nutridos con los alimentos de mayor contenido proteico y lipidico. El alimento inerte produjo la menor TEC, que difirio entre 5.35 y 24.87%, superior con A. franciscana. Por otra parte, en los juveniles alimentados con M. wierzejski la TEC resulto mas elevada, difiriendo de 3.82 a 30.09% con respecto a los otros alimentos. Estos resultados concuerdan con otros estudios que han reportado altas TEC de P. scalare alimentados con D. pulex (Soriano y Hernandez, 2002), con D. magna y alimento extrurizado (Koca et al., 2009) y con Culex stigmatosoma y Moina sp. (Luna-Figueroa et al., 2007), lo cual fortalece la utilizacion de este crustaceo como alimento para juveniles del pez angel. Consecuentemente, la TEC resulto influenciada por la calidad nutritiva del alimento e indica mayor aprovechamiento de los nutrientes del alimento vivo. Por lo que, los mejores resultados con A. franciscana y M. wierzejski sugieren que su composicion nutricional esta mas relacionada con los requerimientos de larvas y juveniles del pez angel (Garcia-Ulloa y Gomez-Romero, 2005).

La sobrevivencia de las larvas alimentadas con A. franciscana y M. wierzejski fue 25.0 y 43.75%, mayor con respecto a las nutridas con P. redivivus y con alimento inerte. Mientras que en la etapa juvenil, al ser los peces mas fuertes no se detecto diferencia, con el 100% de efectividad. Sin embargo, es necesario dedicar mayor investigacion a determinar los factores que intervienen en la sobrevivencia de las larvas, como son la calidad del agua y el tamano de particula del alimento. En otros trabajos con la especie, se han obtenido porcentajes de sobrevivencia similares a los del presente estudio, dentro de un intervalo que va de 60 a 91% (Degani, 1993; Luna-Figueroa et al. , 2000; Luna-Figueroa y Gomez, 2005; Ortega-Salas et al., 2009) o iguales, con 100% de sobrevivencia (Rodrigues y Fernandes, 2006; Luna-Figueroa et al., 2007). En particular, en P. scalare las altas tasas de sobrevivencia inicial son importantes, debido a que esta especie alcanza la talla comercial en periodos cortos, entre 60 y 70 dias, y por la gran demanda comercial de la especie.

Los resultados demuestran la importancia del alimento vivo durante las primeras semanas de vida de P. scalare, cuando el crecimiento es mas acelerado, y sugieren la posterior utilizacion de alimento inerte como complemento nutritivo durante el crecimiento en cultivo. Tambien apuntan a que la cantidad de nutrientes no es el factor estrictamente determinante para explicar la diferencia en el crecimiento de P. scalare, sino que la calidad de los nutrientes juega un papel definitivo, asi como la digestibilidad y la presencia de algun micro-elemento ausente en el alimento artificial, el cual promueva el crecimiento (Garcia-Ortega, 2000). El mejor desempeno de los nauplios de Artemia y Moina sobre el micro-gusano y el alimento inerte, demuestra que la mayor parte de los nutrientes y otros factores requeridos para el crecimiento de P. scalare estan incluidos en estos alimentos vivos. Contrariamente, durante el procesamiento del alimento artificial, las propiedades nutricionales y --en especial-- de la proteina, pueden ser afectadas y ocasionar efectos negativos en la calidad nutricional total del alimento (Garcia-Ortega, 2000) o la presencia de factores anti-nutricionales pueda suprimir la utilizacion de los nutrientes (Glencross et al., 2007).

Las larvas y juveniles alimentados con P. redivivus, mostraron un desarrollo moderado comparado con los nutridos con A. franciscana y M. wierzejski. Esto podria explicarse por la reducida capacidad de las crias de peces para digerir a los microgusanos, los cuales poseen una cuticula compuesta de diferentes capas, constituidas principalmente por colageno (Schlechtriem et al., 2004). Por otra parte, aunque digeribles para peces juveniles, la posible resistencia de los nematodos a la digestion larval limitaria su uso como alimento vivo inicial en la nutricion de P. scalare. Finalmente, la explicacion del porque los resultados fueron mejores en los peces nutridos con A. franciscana y M. wierzejski radica, en parte, en sus respectivos contenidos nutritivos, asi como por inducir estimulos visuales y quimicos, por las enzimas presentes en los organismos vivos que contribuyen a la digestion del alimento y porque existen diferencias en la digestibilidad entre los alimentos vivos y los artificiales, las cuales son atribuidas a las diferencias en la digestibilidad de proteina (Garcia-Ortega, 2000).

Conclusiones

Los nauplios de A. franciscana influyen positivamente en el incremento del peso, la TEC y la sobrevivencia de las larvas de P. scalare. En la etapa juvenil, la utilizacion de M. wierzejski favorece el incremento en peso y la TEC. Se evidenciaron resultados favorables con altos contenidos proteicos y lipidicos del alimento, por lo que se sugiere especial atencion en los esquemas de alimentacion de la especie.

Literatura citada

AOAC. 2000. Official Methods of Analysis of AOAC International; agricultural, chemicals contaminants, drugs. 17a Edicion. Maryland, USA. 1094 pp.

APHA, AWWA, WPCF. 1992. Metodos normalizados para el analisis de aguas potables y residuales. American Public Health Association. American Waters Works Association and Water Pollution. Ediciones Diaz de Santos, S. A. Madrid, Espana. 1800 pp.

Biedenbach, J. M.; Smith, L. L.; Thomsen, T. K. and Lawrence, A. L. 1989. Use of the nematode Panagrellus redivivus as an Artemia replacement in a larval penaeid diet. Journal of the World Aquaculture Society, 20(2): 61-71.

Degani, G. 1993. Growth and body composition of juveniles of Pterophyllum scalare (Lichtenstein) (Pisces: Cichlidae) at different densities and diets. Aquaculture and Fisheries Management, 24: 725-730.

Erdogan, F. and Olmez, M. 2009. Effects of enzyme supplementation in diets on growth and feed utilization in angel fish, Pterophyllum scalare. Journal of Animal and Veterinary Advances, 8(8): 1660-1665.

Erdogan, F. and Olmez, M. 2010. Digestibility and utilization of canola meal in angel fish (P. scalare Lichtenstein 1823) feeds. Journal of Animal and Veterinary Advances, 9(4): 831-836.

Garcia-Ortega, A. 2000. Valor nutricional de los quistes de Artemia y su uso como fuente de proteina en dietas artificiales para larvas de peces. En: Cruz-Suarez, L. E.; D. Ricque-Marie; M. Tapia-Salazar; M. A. Olvera-Novoa y R. Civera-Cerecedo (Eds.). Avances en nutricion acuicola V. Memorias del V Simposium Internacional de Nutricion Acuicola. 19-22 noviembre, 2000. Merida, Yucatan, Mexico. pp. 287-299.

Garcia-Ulloa, M. and Gomez-Romero, H. J. 2005. Growth of angel fish Pterophyllum scalare (Gunther, 1862) juveniles fed inert diets. Avances en Investigacion Agropecuaria, 9(3): 49-60.

Glencross, B. D.; Booth, M. and Allan, G. L. 2007. A feed is only as good as its ingredients--a review of ingredient evaluation strategies for aquaculture feeds. Aquaculture Nutrition, 13: 17-34.

Gore, R. S. 2006. Nutritional support offish.. Journal of Exotic Pet Medicine, 15(4): 264-268. Guillaume, J.; Kaushik, S.; Bergot, P. y Metailler, R. 2004. Nutricion y alimentacion de peces y crustaceos. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid, Espana. 475 pp.

Halver, J. E. 1988. Fish Nutrition.. Academic Press, Inc. School of Fisheries, University of Washington, Seattle, Washington. New York. 798 pp.

Hamre, K.; Srivastava, A.; Ronnestad, I.; Mangor-Jensen, A. and Stoss, J. 2008. Several micronutrients in the rotifer Brachionus sp. may not fulfil nutritional requirements of marine fish larvae. Aquaculture Nutrition, 14: 51-60.

Koca, S. B.; Diler, I.; Dulluc, A.; Yigit, N. O. and Bayrak, H. 2009. Effect of differentfeed types on growth and feed conversation ratio of Angel fish (Pterophyllum scalare Lichtenstein, 1823). Journal of Applied Biological Sciences, 3(2): 6-10.

Leger, Pi; Bengtson, D. A.; Simpson, K. L. and Sorgeloos, Pi 1986. The use and nutritional value of Artemia as a food source. Oceanogr. Mar. Biol. Ann. Rev., 24: 521-623.

Lim, L. C.; Sho, A.; Dhert, P and Sorgeloos, P 2001. Production and application of on-grown Artemia in freshwater ornamental fish farm. Aquac. Econ. Manage. 5: 211-228.

Lim, L. C.; Cho, Y. L.; Dhert, P; Wong, C. C.; Nelis, H. and Sorgeloos, P 2002. Use of decapsulated Artemia cysts in ornamental fish culture. Aquaculture Research, 33: 575-589.

Lim, L. C.; Dhert, P. and Sorgeloos, P. 2003. Recent developments in the application of live feeds in the freshwater ornamental fish culture. Aquaculture, 227: 319-331.

Luna-Figueroa, J.; Figueroa, T. J. y Hernandez, de la R. L. P. 2000. Efecto de alimentos con diferente contenido proteico en la reproduccion del pez angel Pterophyllum scalare variedad perlada (Pisces: Cichlidae). Ciencia y Mar, 4(11): 3-9.

Luna-Figueroa, J. y Gomez, P. E. 2005. Incorporacion de Culex quinquefasciatus y Daphnia sp en la dieta y su influencia en la reproduccion de Pterophyllum scalare (Pisces: Cichlidae). Naturaleza y Desarrollo, 3(1): 5-10.

Luna-Figueroa, J.; Perez, C. E. y Figueroa, T. J. 2007. Influencia de alimento vivo sobre la tasa de crecimiento y sobrevivencia de crias del pez angel Pterophyllum scalare (Pisces: Cichlidae) Lichtenstein, 1823. Scientiae Naturae, 10(1): 33-45.

Luna-Figueroa, J. 2009. Nematodo de vida libre Panagrellus redivivus (Goodey, 1945): Una alternativa para la alimentacion inicial de larvas de peces y crustaceos. Investigacion y Ciencia, 45: 4-11.

Martin, L.; Arenal, A.; Fajardo, J.; Pimentel, E.; Hidalgo, L.; Pacheco, M.; Garcia, C. and Santiesteban, D. 2006. Complete and partial replacement of Artemia nauplii by Moina micrura during early postlarval culture of white shrimp (Litopenaeus schmitti). Aquaculture Nutrition, 12: 89-96.

Mohanakumaran, N. C.; Salin, K. R. and Ashok, K. 2007. Use of Cyclop-eeze as a substitute for Artemia nauplii in larval rearing of giant freshwater prawn Macrobrachium rosenbergii (De Man 1879). Aquaculture Nutrition, 13: 88-93.

Nandini, S. and Sarma, S. S. S. 2000. Zooplankton preference of two species of freshwater ornamental fish larvae. J. Appl. Ichthyol., 16: 282-284.

Noeskey, T. and Spieler, R. 1984. Circadian feeding time affects growth offish. Transactions of the American Fisheries Society, 113: 540-544.

Ortega-Salas, A. A.; Cortes, G. I. and Reyes-Bustamante, H. 2009. Fecundity, growth and survival of the angelfish Pterophyllum scalare (Perciformes: Cichlidae) under laboratory conditions. Rev. Biol. Trop., 57(3): 741-747.

Prieto, M.; L. de la Cruz y Morales, M. 2006. Cultivo exxperimental del cladocero Moina sp. alimentado con Ankistrodesmus sp. y Saccharomyces cereviseae. Rev. MVZ Cordova 11(1): 705-714.

Ricker, W. E. 1979. Growth rates and models. In: Hoar, W.S.; Randall, D. J. and Brett J. R. (Eds.). Fish physiology. New York: Academic Press. pp. 677-743.

Rodrigues, L. A. y Fernandes, J. B. K. 2006. Influencia do processamento da dieta no desempenho produtivo do acara bandeira (Pterophyllum scalare). Acta Sci. Anim. Sci., 28(1): 113-119.

Sales, J. and Janssens, G. P. J. 2003. Nutrient requirements of ornamental fish. Aquatic Living Resources, 16: 533-540.

Sarma, S. S. S.; Lopez-Romulo, J. A. and Nandini S. 2003. Larval feeding behavior of blind fish Astyanax fasciatus (Characidae), black tetra Gymnocorymbus terntzi (Characidae) and angel fish Pterophyllum scalare (Cichlidae) fed zooplankton. Hydrobiologia, 510: 207-216.

Schlechtriem, C.; Ricci, M.; Focken, U. and Becker, K. 2004. The suitability of the free-living nematode Panagrellus redivivus as live food for first-feeding fish larvae. J. Appl. Ichthyol., 20: 161-168.

Soriano, S. M. y Hernandez, O. D. 2002. Tasa de crecimiento del pez angel Pterophyllum scalare (Perciformes: Cichlidae) en condiciones de laboratorio. Acta Universitaria, 12(2): 28-33.

Tukey, J. W. 1978. Exploratory Data Analysis. Addison-Weslewey, Massachusetts. 318 pp.

Watson, C. and Yanong, R. P. E. 2002. Decapsulating brine shrimp eggs. University of Florida. IFAS Extension. Department of Fisheries and Aquatic Sciences. Institute of Food and Agriculture Sciences, University of Florida. USA, pp. 1-3.

Zar, J. H. 1999. Biostatistical Analysis. Fourth edition. Prentice-Hall, Englewood Cliffs, New Jersey, USA. 663 pp.

Zuanon, J. A. S.; Salaro, A. L.; Balbino, E. M.; Saraiva, A.; Quadros, M. and Fontanari, R. L. 2006.

Niveis de proteina bruta em dietas para alevinos de acara-bandeira Pterophyllum scalare. Revista Brasileira de Zootecnia, 35(5): 1893-1896.

Zuanon, J. A. S.; Salaro, A. L.; Silveira, S. S. M.; de Oliveira, L. M. A.; Balbino, E. M. and Siqueira, E. A. 2009. Dietary Protein and energy requirements of juvenile freshwater angelfish. Revista Brasileira de Zootecnia, 38(6): 989-993.

Recibido: Mayo 11, 2010

Aceptado: Octubre 11, 2010

Luna-Figueroa, J.;* Vargas, Z. T. de J. y Figueroa, T. J. Laboratorio de Acuicultura. Departamento de Hidrobiologia. Centro de Investigaciones Biologicas. Universidad Autonoma del estado de Morelos, Mexico.

Tel. 01 (777) 3162354

* Correspondencia: jluna@uaem.mx / jlunaf_123@yahoo.com.mx
Cuadro 1. Analisis quimico proximal de los alimentos vivos y el
comercial suministrados a larvas y juveniles de P. scalare.

                    Moina          Artemia
                  wierzejski     franciscana

Proteina (%)        50.00           57.26
Lipidos (%)         19.37           16.21
Extracto libre
  de N (%)           4.12            6.67

                  Panagrellus      Aquarian
                  redivivus    Tropical Flakes

Proteina (%)        44.22           47.50
Lipidos (%)         11.31            6.50
Extracto libre
  de N (%)           5.22           38.10

Cuadro 2. Indices de crecimiento en peso de larvas y juveniles del
pez angel Pterophyllum scalare. *

                                        Moina
                                     wierzejski

Larvas

Peso inicial (mg)               1.75 [+ o -] 0.00 (a)
Peso final (mg)                48.50 [+ o -] 3.89 (b)
Incremento di ano (mg/dia)      2.33 [+ o -] 0.13 (b)
Incremento absoluto (mg)       46.75 [+ o -] 3.26 (b)
TEC (mg/dia)                   16.63 [+ o -] 0.41 (b)
Sobrevivencia (%)              80.00 [+ o -] 10.00 (a)

Juveniles

Peso inicial (mg)              76.50 [+ o -] 6.70 (a)
Peso final (mg)               473.30 [+ o -] 25.56 (a)
Incremento diario (mg/dia)     13.68 [+ o -] 0.16 (a)
Incremento absoluto (mg)      396.80 [+ o -] 22.0 (a)
TLC (mg/dia)                    6.28 [+ o -] 0.21 (a)
Sobrevivencia (%)                100 [+ o -] 0.00 (a)

                                       Artemia
                                     franciscana

Larvas

Peso inicial (mg)               1.75 [+ o -] 0.00 (a)
Peso final (mg)                58.50 [+ o -] 4.11 (a)
Incremento di ano (mg/dia)      2.83 [+ o -] 0.13 (a)
Incremento absoluto (mg)       56.75 [+ o -] 3.48 (a)
TEC (mg/dia)                   17.57 [+ o -] 0.39 (a)
Sobrevivencia (%)              80.00 [+ o -] 12.20 (a)

Juveniles

Peso inicial (mg)               76.00 [+ o -] 6.80 (a)
Peso final (mg)                438.60 [+ o -] 13.57 (b)
Incremento diario (mg/dia)      12.50 [+ o -] 0.18 (b)
Incremento absoluto (mg)       362.60 [+ o -] 15.0 (b)
TLC (mg/dia)                     6.04 [+ o -] 0.23 (b)
Sobrevivencia (%)                 100 [+ o -] 0.00 (a)

                                     Panagrellus
                                      redivivus

Larvas

Peso inicial (mg)               1.75 [+ o -] 0.00 (a)
Peso final (mg)                30.50 [+ o -] 5.36 (c)
Incremento di ano (mg/dia)      1.43 [+ o -] 0.15 (c)
Incremento absoluto (mg)       28.75 [+ o -] 4.30 (c)
TEC (mg/dia)                   14.25 [+ o -] 0.42 (c)
Sobrevivencia (%)              60.00 [+ o -] 10.00 (b)

Juveniles

Peso inicial (mg)              77.00 [+ o -] 7.32 (a)
Peso final (mg)               315.25 [+ o -] 20.09 (c)
Incremento diario (mg/dia)      8.21 [+ o -] 0.20 (c)
Incremento absoluto (mg)      238.25 [+ o -] 20.0 (c)
TLC (mg/dia)                    4.86 [+ o -] 0.23 (c)
Sobrevivencia (%)                100 [+ o -] 0.00 (a)

                                        Aquarian
                                    Tropical Flakes

Larvas

Peso inicial (mg)                 1.75 [+ o -] 000 (a)
Peso final (mg)                  25.50 [+ o -] 7.89 (d)
Incremento di ano (mg/dia)        1.18 [+ o -] 0.16 (d)
Incremento absoluto (mg)         23.75 [+ o -] 6.30 (d)
TEC (mg/dia)                     13.20 [+ o -] 0.42 (d)
Sobrevivencia (%)                45.00 [+ o -] 10.00 (b)

Juveniles

Peso inicial (mg)                77.00 [+ o -] 8.01 (a)
Peso final (mg)                 274.95 [+ o -] 20.52 (d)
Incremento diario (mg/dia)        6.82 [+ o -] 0.19 (d)
Incremento absoluto (mg)        197.95 [+ o -] 20.0 (d)
TLC (mg/dia)                      4.39 [+ o -] 0.23 (D)
Sobrevivencia (%)                  100 [+ o -] 0.00 (a)

* Periodo experimental; larvas 21 dias y juveniles 30 dias. Promedio
[+ o -] desviacion estandar. Tasa Especifica de Crecimiento (TEC = %
peso corporal ganado mg/dia)

Valores en la fila que no comparten el mismo superindice son
significativamente diferentes (P<0.05).
COPYRIGHT 2010 Universidad de Colima, Centro Universitario de Investigaciones Sociales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Luna-Figueroa, J.; Vargas, Z.T. de J.; Figueroa, T.J.
Publication:Avances en Investigacion Agropecuaria
Date:Sep 1, 2010
Words:4603
Previous Article:Comportamiento espacial de larvas de Jacobiasca lybica (Hemiptera: Cicadellidae) en Andalucia, Espana: modelizacion y mapeo.
Next Article:Cultura de trabajo para garantizar la sostenibilidad; eficiencia e impacto final de las tecnologias.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters