Printer Friendly

Alicia D'Amico. Exploraciones sobre el deseo lesbico a traves de la fotografia.

[en] Alicia D'Amico Explorations on lesbian desire through photography

Sumario. 1. Breve historia de la segunda ola feminista en Buenos Aires. 2. La cuestion de las imagenes femeninas: de la mujer verdad a la autoexploracion del deseo. 3. Bucear en el deseo lesbico. 4. Conclusiones.

1. Breve historia de la segunda ola feminista en Buenos Aires

En 1969, se organizo en los salones del cafe Tortoni la Union Feminista Argentina (UFA), de cuyos origenes participaron la cineasta Maria Luisa Bemberg, la fotografa Alicia D'Amico, la escritora Leonor Calvera, la especialista en teatro Marta Migueles y la poeta y escritora Hilda Rais, entre otras mujeres, en su mayoria de clase media. En 1971, se conformo tambien el Movimiento de Liberacion Femenina (MLF) que instalo con fuerza el debate sobre el aborto. Dichas agrupaciones realizaron reuniones de concienciacion y grupos de estudio y discusion de textos feministas. En ese sentido, fue fundamental el ensayo de Simone de Beauvoir El segundo sexo, el cual habia sido editado en Buenos Aires en 1954 por la editorial Psique, con traduccion de Pablo Palant (2). Tambien fueron discutidas autoras extranjeras traducidas por estas mujeres, como ser: Carla Lonzi, Shulamith Firestone y Kate Millet, entre otras. A estas actividades se sumo el activismo callejero, realizando volantes para ser entregados en la via publica.

Una de las primeras cuestiones que las feministas expusieron criticamente fue el modelo del ama de casa. Estas visibilizaron el trabajo agotador, no remunerado y depreciado de las labores domesticas, exigiendo que sea asalariado. Un temprano volante (3) de UFA para el dia de la madre (4) de 1970, exhibia a una mujer preparando la comida freneticamente, mientras atendia el telefono con sus pies y se ocupaba de los tres ninos que intentaban hacer destrozos frente a la ropa lavada que ella recien terminaba de colgar. A su lado, en una mesa, la TV transmitia un aviso que la incitaba a mostrarse hermosa, gracias al uso de la locion Sexy. En la parte inferior del dibujo, un epigrafe senalaba: "Madre: esclava o reina, pero nunca una persona" (5).

En este sentido, la figura de Maria Luisa Bemberg se destaco con fuerza. Ella fue una de las primeras creadoras que relaciono los reclamos feministas con su produccion filmica dado que las integrantes de UFA instaron a Bemberg a emplear la camara para denunciar eventos de caracter sexista. Las demandas de UFA sobre el "(...) esclarecimiento teorico de como funciona el aparato de opresion de la mujer y la denuncia de toda idea, sentimiento o conducta que mantenga o refuerce tal opresion (...)", asi como tambien la "(...) revision de libros de textos, y todo sistema de educacion para eliminar la discriminacion condicionante de los roles sexistas, desde el jardin de infantes (...)" (6), fueron los fundamentos de los cortos de Bemberg pensados y realizados entre 1972 y 1978: El mundo de la mujer y Juguetes, respectivamente (7).

Durante los anos 60 y 70 la Argentina vivio un momento de renovacion y expansion de los mass-media, los que dejaron de ser canales de comunicacion y circulacion de la informacion para transformarse en fuertes agitadores del consumo, empleando en numerosas ocasiones al cuerpo femenino para la venta de cualquier producto. Esto impacto sobre las mujeres del momento, ya que rapidamente devinieron en blancos de la publicidad a traves de la television y de numerosas publicaciones femeninas que, en el apogeo que vivia por entonces el mercado editorial, circulaban ampliamente. En este complejo entramado consumista, aparecieron voces femeninas que rechazaban el modelo sexista y cosificado del mercado. Es asi como Catalina Trebisacce senala que:
   Las feministas locales de la primera mitad de la decada del setenta
   se desidentificaron de los estereotipos de mujeres pasivas y
   hogarenas, y tambien lo hicieron del ideal cos(it)a-bella.
   Finalmente, tambien se extranaron del imperativo de la maternidad
   como fundante de la identidad de toda mujer (8).


Aunque durante varios anos se sostuvo que las feministas argentinas no se sintieron integradas en las agrupaciones de izquierda y que por ello se distanciaron de las mismas conformando las propias, en los ultimos anos surgieron investigaciones que iluminaron, revisaron y cuestionaron este supuesto (9). Las relaciones entre los grupos de izquierda con los movimientos de mujeres fueron ambiguas debido a que en los primeros, sus integrantes tambien discutieron problematicas vinculadas con el sistema de desigualdad que imperaba entre los generos y, por esta razon, establecieron vinculos con las feministas. Asi senala Eva Rodriguez Aguero:
   Si bien la idea de que la liberalizacion de las costumbres privadas
   buscaba seguir un modelo impuesto por las sociedades imperialistas
   [la izquierda de los 70 sostenia que la ideologia feminista era
   importada de estos paises desarrollados, principalmente Estados
   Unidos, omitiendo la genealogia historica de los feminismos
   locales] atento contra el establecimiento de puentes entre las
   luchas feministas y otras experiencias politicas, existieron
   algunos intentos de tender lazos entre mujeres feministas y mujeres
   politicas. Una de ellas fue la formacion del Frente de Lucha por la
   Mujer, que aglutinaba a feministas y mujeres de partidos politicos
   de izquierda (10).


Aunque el desarrollo alcanzado por los grupos feministas de Buenos Aires durante la primera mitad de la decada del 70 se vio afectado por el golpe militar del 24 de marzo de 1976, hacia 1982 se reorganizaron estas agrupaciones a traves de las actividades que planifico DIMA (Derechos Iguales para la Mujer Argentina) (11). Una de ellas fue el Primer Congreso Argentino La Mujer en el Mundo de Hoy--25 y 26 de octubre de 1982-. Al ano siguiente se realizaron las Jornadas de la Creatividad Femenina --1, 2 y 3 de abril de 1983--, cuyo lema fue 'En toda mujer hay una creadora y en toda creadora hay una mujer'. Finalmente, en el mes de mayo de ese mismo ano, se realizo el Segundo Congreso La Mujer en el Mundo Hoy.

En agosto de 1983--unos meses antes del regreso democratico con la presidencia de Raul Alfonsin--se creo Lugar de Mujer, en donde se recibieron a todas aquellas que deseaban acercarse, mas alla de la autodesignacion feminista. En dicho espacio se realizaron actividades, talleres, exposiciones artisticas, proyeccion de cine, grupos de estudio, entre otros eventos. Algunas de sus fundadoras fueron: Marta Migueles, Hilda Rais, Maria Luisa Lerer, Maria Luisa Bemberg, Sara Torres, Graciela Sikos, Lidia Marticorena, Ana Amado, Elizabeth Jelin y Alicia D'Amico. Alli se produjo un juego de ida y vuelta entre el campo artistico local y el activismo feminista ya que las artistas, tales como Teresa Volco, Ilse Fuskova, Josefina Quesada, o la misma Alicia D'Amico, llevaron problematicas y debates que se enriquecieron con discusiones y propuestas, hecho que trajo como consecuencia un momento dorado del arte feminista argentino (12).

Finalmente, a partir de diciembre de 1983 con la restauracion de la democracia y la consiguiente libertad de expresion, el trabajo feminista emergio con fuerza. Las reivindicaciones cobraron un nuevo impulso gracias al retorno de las mujeres exiliadas, la incorporacion de mujeres de agrupaciones politicas partidarias (13) y el acercamiento de jovencitas, entre otros factores. El campo artistico no fue ajeno a esta situacion, dado que las creadoras recobraron su participacion activa en el medio, comenzando a exponer problemas propios del genero.

Nos detendremos en analizar una serie de trabajos fotograficos de Alicia D'Amico (Buenos Aires 1933-2001), quien fuera una de las mas importantes fotografas argentinas del siglo XX, fundadora del Consejo Argentino de Fotografia y cofundadora junto a Cristina Orive y a Sara Facio de la editorial La Azotea, pionera en fotolibros latinoamericanos. Fue ampliamente reconocida por sus retratos a destacados escritores--como ser Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Julio Cortazar--y por su series publicadas en libros, especialmente Buenos Aires, Buenos Aires (1968), Humanario (1977), Podria ser yo. Los sectores urbanos en imagenes y palabras (1987), entre otros. Sin embargo, su implicancia con los movimientos de mujeres y su compromiso con el activismo feminista, que la llevo a importantes trabajos de investigacion y documentacion fotografica, fueron escasamente exhibidos en vida de la fotografa y, tras su muerte, quedaron en el olvido.

2. La cuestion de las imagenes femeninas: de la mujer verdad a la autoexploracion del deseo

Hacia 1982, en coincidencia con las primeras jornadas de DIMA, Alicia D'Amico se embarco en la investigacion Creacion de la propia imagen, en la que trabajo hasta el final de su vida, vale decir, hasta el ano 2001. Busco representar, a traves del genero del retrato fotografico, imagenes de mujeres que reflejaran como se autopercibian.

Para ello desarrollo una serie de talleres junto a psicologas en donde, tras la conformacion de un grupo de mujeres convocadas para trabajar un determinado tema, el resultado final fueran retratos de cada una de las participantes. Esta modalidad se llevo a cabo particularmente en Lugar de Mujer, en los Encuentros Feministas Latinoamericano y del Caribe y en los Encuentros de Lesbianas Feministas de America Latina y el Caribe, entre otros espacios de militancia feminista y lesbofeminista.

Involucrada en esta pesquisa, hacia mediados de los anos 80, comenzo a preguntarse por la representacion del deseo lesbico, hecho que la llevo a fotografiar parejas con el fin de capturar su manifestacion. Sin embargo, esto tambien implico un acto politico: la visibilidad del colectivo lesbico en un pais en el que la homosexualidad -tanto femenina como masculina- implicaba cargar con un lastre, como ya veremos. Durante los anos 90, la fotografa estuvo involucrada en esta cuestion, tornando a la fotografia en una herramienta de reflexion sobre la identidad. En este apartado nos detendremos brevemente en lo que hemos esbozado, con el fin de contextualizar la serie dedicada a las parejas lesbianas que veremos mas adelante.

Como comentamos, en 1982 Alicia D'Amico inicio su investigacion Creacion de la propia imagen, en la que a traves del retrato fotografico busco desarticular el entramado visual que cristalizaba a la mujer en mandatos sociales, domesticos, de belleza, etc. En el Primer Congreso Argentino La Mujer en el Mundo de Hoy, D'Amico invitaba a posar a las mujeres que se acercaban. Su metodo era muy sencillo, asi expreso:
   Realice una serie de retratos de participantes de un congreso
   feminista, con camara 35 mm., luz natural proveniente de una
   ventana unicamente y encuadre sistematicamente de frente. En las
   fotos solo cambian las modelos y sus expresiones, su forma de "dar
   la cara" a la camara. El concepto de belleza elegido fue el de
   reflejar la energia profunda y la sensibilidad que transmite cada
   persona. La verdad que cada una pone en evidencia mas alla de los
   refinamientos tecnicos adecuados para tomar distintas posiciones (14).


El concepto mujer verdad fue desarrollado a lo largo de sus trabajos, entendiendo por ello a las fotografias que reflejaran fielmente los deseos, elecciones personales y todo aquello que sentia como caracteristico de las retratadas. Por este motivo, este concepto puede vincularse con el de mujer nueva, enunciado por las miembras de UFA y el cual creemos que se encuentra en el origen de la nocion de D'Amico. Dicha categoria fue empleada para nombrar a aquellas mujeres que habian cobrado conciencia de su opresion dentro del sistema patriarcal, y por tanto, buscaban ser protagonistas de sus propias vidas, peleando por la igualdad de sus derechos. Asi indicaba el Manifiesto de la UFA:
   [La mujer nueva es] mentalmente joven, vital, lucida y decidida.
   (...) La MUJER NUEVA no admite seguir siendo una eterna menor de
   edad, y dice BASTA A LAS DIFERENCIAS. La discriminacion sexual y
   salarial, la marginacion politica, la patria potestad, la
   subordinacion economica, la dependencia marital, los quehaceres
   domesticos no remunerados, la esclavitud de estos quehaceres no
   compartidos con el varon sumados a un trabajo fuera del hogar, el
   embarazo no deseado, la erotizacion comercializada de la mujer, una
   moral diferente para cada sexo. Estas son alguna de las notorias
   diferencias. Mientras subsistan es imposible que la mujer se
   considere y sea considerada un ser humano completo. Nos han hechos
   rivales. Nosotras nos descubrimos hermanas. Hacemos un llamado a
   todas las mujeres sin discriminacion social, politica, cultural o
   generacional para que se solidaricen con este movimiento que tiene

   como primer objetivo crear una conciencia NUEVA (15).


Para D'Amico la mujer nueva, quien buscaba la igualdad ciudadana y peleaba por sus libertades, completaria su liberacion cuando las imagenes dieran cuenta de ello. Es decir, su subjetividad y su agenciamiento debian tener un correlato en una representacion visual. Asi escribio en 1984:
   La identidad no se recibe ni se regala. Es producto de un trabajo
   sistematico con una misma, nacida de la voluntad de ser sujeto y no
   objeto. La identidad debe ser asociada con la creatividad y la
   creatividad tiene relacion directa con la libertad. La creatividad
   es jugar con las posibilidades de ser, de juzgar, de elegir. Las
   mujeres tenemos caracteristicas propias que no son necesariamente
   las que nos dicen que tenemos. (...) Tenemos que aprender a mirar
   desde nosotras mismas. (...) La fotografia es un elemento
   indispensable, diria yo, para definirnos y ejemplificar nuestra
   insercion en el mundo. Sobre todo, es un elemento fundamental para
   nuestro proceso de identidad (16).


Al enfrentar a las mujeres ante su propia imagen, D'Amico cuestiono la hetero-designacion, entendiendo por ello la delimitacion de la identidad impuesta desde el exterior hacia el sujeto. Asimismo profundizo en este genero, ampliando sus limites y explorando otras metodologias para abordarlo. Lo utilizo como una herramienta feminista para que las mujeres pudieran reflexionar sobre su identidad.

Si bien en el ambito internacional, la teoria del arte feminista--que se fue conformando junto a los movimientos de mujeres de la decada del 70-, ya habia comenzado a plantear criticamente el lugar que ocupaba la mujer en la representacion del arte occidental; en Argentina, las mas tempranas manifestaciones teoricas las encontramos en artistas que, como militantes de las agrupaciones, reflexionaron sobre ello en entrevistas, textos personales y en las propias obras. Las figuras mas relevantes fueron Maria Luisa Bemberg y Alicia D'Amico, aunque no descartamos que en futuras investigaciones surjan mas voces.

Aunque la fotografa inicio su investigacion en 1982, con anterioridad a esta fecha habia formado parte del comite editorial de la revista feminista Persona (17), en donde participo de la seleccion y publicacion de notas sumamente criticas a la cosificacion femenina en los mass-media, las que varias de ellas empleaban fotografias de su archivo personal (18).Con lo cual podemos advertir que las lecturas y reflexiones de los grupos feministas fueron creando la necesidad de nuevas representaciones visuales. Si en los anos 70 las mujeres redescubrian sus cuerpos, comenzaban a permitirse el goce sexual--uno de los temas mas debatidos fue el del orgasmo femenino (19)--, y se daban cuenta de que se encontraban enajenadas en las imagenes que circulaban sobre el genero; en los anos 80 se torno urgente que la mujer nueva tuviera un correlato visual, asi surgio la mujer verdad. Comentaba D'Amico:
   El como somos estuvo siempre definido por el como nos ven. Al
   decirnos como nos ven, nos dicen simultaneamente como debemos ser.

   Llego el tiempo de pensarnos, de preguntarnos ?Como somos las
   mujeres? ?Como nos vemos? Luchamos por la igualdad social, pero, no
   queremos perder las diferencias que nos distinguen del otro sexo.
   Si somos diferentes, tenemos que mirarnos en forma diferente. Si
   existe una mirada femenina, esta puede ser trasladada
   fotograficamente (20).


Partiendo de la idea enunciada por Roland Barthes en su libro La camara lucida (1980), es decir, que la fotografia es un certificado de presencia, lo cual diferenciaba a este arte de las demas, para D'Amico este hecho la vinculaba con la tecnica que mejor podia reflejar las construcciones de la identidad a traves de la representacion visual. La fotografia habilitaba a ello, y al hacerlo, se tornaba poderosamente politica, entendiendo este concepto desde el punto de vista feminista: lo personal es politico. La metodologia delimitaba un recorrido que iba desde la subjetividad a la imagen, fruto del trabajo en grupo, de la interaccion entre la retratada con la fotografa y de esta con su representacion. Para ello empleaba tecnicas vinculadas con la psicologia y el psicodrama, asi como tambien, el teatro. Los momentos de confrontacion con los trabajos eran ricos e intensos, se discutia que era lo que sentia cada una de las mujeres al verse, sus palabras quedaban registradas y acompanaban a las piezas. La experiencia que se daba frente a la autopercepcion formaba parte de la obra.

Una de las primeras veces que D'Amico llevo a cabo esta metodologia de trabajo fue en el taller Autorretrato, dictado junto a la psicologa Graciela Sikos en Lugar de Mujer. Parte del material resultante fue publicado en el periodico Alfonsina (21), en el articulo Como Somos, firmado por la misma fotografa. Alli explicaba:
   La hipotesis de trabajo sostiene que existe una mirada fotografica
   femenina capaz de crear una nueva estetica, redefiniendo el
   concepto tradicional de belleza; mirando de manera diferente,
   juzgando y creando de manera diferente. La mujer puede transformar
   la imagen de la mujer. (...) La identidad femenina pasa ahora a ser
   una cuestion de las mujeres (22).


Sin animo de promover una lectura esencialista y/o de plantear argumentos que nos conducirian al binomio mujer/naturaleza--tematicas en las que no creo que la fotografa estuviera interesada-, D'Amico se propuso investigar como la libertad sobre el propio deseo y el cuerpo femeninos podia crear otras imagenes de mujeres, diferentes de las que por entonces circulaban masivamente a traves de los medios de comunicacion. Los generos del retrato y el desnudo se acoplaron. La fotografa estudio con la lente a sus retratadas hasta alcanzar la autenticidad buscada en las imagenes finales. La intimidad se torno sinonimo de honestidad en sus fotografias.

El ejercicio de pensarse a si mismas a traves de la fotografia, nos lleva a destacar ciertas particularidades del contexto argentino durante los anos 80. Junto a la salida de un regimen dictatorial genocida, con secuelas graves para los derechos humanos y los vinculos sociales, coincidieron la madurez alcanzada por los feminismos locales, la llegada de mujeres exiliadas que venian con informacion fresca sobre los feminismos extranjeros y la necesidad genuina de socializacion, de recuperacion de la comunicacion fisica y afectiva entre las mujeres. Los comentarios de las integrantes de Autorretrato reflejaron estas caracteristicas del entorno. Es el caso de Ana:
   Me gustan mas las fotos en las que todas salimos de nuestras
   habituales imagenes y mostramos esos costados en donde las defensas
   estan mas bajas. Senti que el grupo me aportaba cosas que me
   faltaban. Me sorprendio mi foto porque muestra un matiz de mi
   personalidad siempre oculto: la melancolia. La mirada angustiada
   refleja mucho de la forma en que me buscaba; entre angustiada y
   perdida. Con la boina estoy mas desafiante, y es la que mas me
   identifica, porque a veces sobrepongo el desafio a cualquier estado
   de animo. ANA (23)


Ana era la profesora e intelectual Ana Amado (Santiago del Estero 1946-Buenos Aires 2016) (24) quien habia regresado recientemente al pais, tras el exilio junto a su marido, Nicolas Casullo, primero en Caracas (1974-1975) y luego en Mexico (1976-1983). Ella pertenecio a esas mujeres curiosas e informadas que ansiaban insertarse en el clima de apertura cultural, vivido por entonces en la ciudad de Buenos Aires. La imagen reflejaba la melancolia en la mirada, tal como apuntaba la retratada, quizas por la experiencia nomade del exilio. La angustia sentida por como reconstruir su vida en una Argentina que buscaba revivir sin olvidar el pasado, fue algo caracteristico de muchas/os exiliadas/os de aquellos anos. En este contexto, algunas mujeres consideraron que era imprescindible pensar en como querian verse y ser vistas, como querian nombrarse y ser nombradas. Habia esperanzas de cambio y ellas se sentian protagonistas de la historia. El corte fortuito realizado por la camara al enrollar la pelicula, fue preservado por la fotografa como parte de la obra, y sin lugar a dudas, genero un marco misterioso para el rostro de Ana.

Mientras los talleres se iban repitiendo, y avanzaban los anos 80, el encuentro entre la psicologa Liliana Mizrahi con Alicia D'Amico genero una busqueda diferente: desde la subjetividad femenina, la investigacion dio un giro hacia la exploracion sobre la circulacion del deseo entre las mujeres. Pies desnudos, iniciada en 1985, fue una de las primeras series que dio cuenta de ello, la componen veintiseis fotografias. La misma se inicio gracias al pedido de la escritora Diana Bellessi de una imagen para la tapa de un libro de poemas de su autoria, pronto a ser publicado (25).

Liliana Mizrahi iba interactuando con la naturaleza del jardin de su casa. Buscaba mimetizarse con la vegetacion, se movia entre las ramas y los frutos de los arboles, adoptaba diferentes personajes imaginarios. Su gato la acompanaba. La mirada de D'amico se posaba en distintas zonas de su torso, la luz iba dejandose absorber por las plantas y reflejandose en el cuerpo femenino, tornando a la piel en seda.

A mediados de los anos 80, el genero del desnudo fotografico le permitio a Alicia D'Amico crear un repertorio visual que exponia nuevas investigaciones sobre identidades y deseos historicamente invisibilizados. Asi indicaba Liliana Mizrahi: "Buscamos reconocer el deseo, senalarlo y legitimarlo como lo que es: un deseo legitimo" (26). Pies desnudos fue un ejercicio fotoperformatico a medio camino entre la autoconfesion y la autoexploracion de la propia mirada de la fotografa ante su amante. Al retratar a su enamorada, se desnudaba a si misma.

3. Bucear en el deseo lesbico

Si bien, a nivel internacional, la tematica lesbica ingreso al campo artistico durante el siglo XIX, lo hizo ocupando un lugar marginal tanto en el orden discursivo de la disciplina como en el de la practica artistica. A partir de los anos 70 del siglo XX, esta situacion comenzo a cambiar dado que emergieron voces que, desde los movimientos feministas, reclamaron derechos para el colectivo lesbico. Senala Laura Cottingham:
   No es sorprendente que la historia del lesbianismo haya emergido en
   los estudios academicos solo recien en 1970, despues de que las
   lesbianas, aparentemente por primera vez en la historia, se
   asumieran como grupo y, por tanto, como gente que podia tener una
   historia propia (27).


Es importante destacar que en los Estados Unidos, en 1977, de la mano de la historiadora del arte estadounidense Arlene Raven (Estados Unidos, 1944-2006), se conformo el Lesbian Art Project (LAP), colectivo que se dedico tanto a la creacion como a la investigacion sobre artistas lesbianas e historia del arte. Por entonces, las creadoras reflexionaron sobre las particularidades del deseo lesbico a traves del performance. Tambien llevaron a cabo la pieza de teatro experimental Femina: An IntraSpace Voyage (1978), entre otras obras. Al respecto, Terry Wolverton senalo:
   En una temprana reunion de LAP, Arlene habia observado que, como
   colectivo, nosotras necesitabamos emplear nuestras propias vidas
   como material de investigacion, nuestras propias experiencias como
   lesbianas para la conformacion de nuestra teoria. Nosotras
   aceptamos la premisa ya que estabamos bien entrenadas en que 'lo
   personal es politico' (28).


El concepto de experiencia, el cual comenzo a cobrar un valor politico dentro de los grupos de concienciacion de los feminismos de los 70, pronto se manifesto como una herramienta metodologica que daba la posibilidad de construir otras interpretaciones y relatos dentro de las disciplinas academicas, sin por ello dejar de generar intensas polemicas (29). Sin animo de detenerme en las discusiones que motivo este concepto en el campo metodologico y epistemologico feminista, si tomaremos la interpretacion de Teresa de Lauretis dado que la consideramos iluminadora de nuestra investigacion. Tambien la autora se manifiesta ante el concepto de subjetividad y de identidad que pueden ser de igual utilidad para la interpretacion de las fotografias de D'Amico. Asi indica:
   Por experiencia no me refiero a lo que uno sabe o puede hacer bien,
   sino tambien al conjunto de habitos, disposiciones, recuerdos,
   actitudes y expectativas que cada persona ha adquirido como
   resultado de la realidad social en la que ha vivido. Lo que yo
   llamo subjetividad es el complejo proceso por el cual cada ser
   humano se convierte en ser social y en un individuo unico. El
   proceso abarca tanto el cuerpo como el alma, las emociones, el
   intelecto y las fantasias; comienza en la infancia y continua
   durante toda la vida. Subjetividad no es lo mismo que identidad,
   que es como me situan o como me situo a mi misma ante el resto
   dentro del campo social. Mientras que la identidad es multiple y
   consciente, la subjetividad es singular, unica y solo parcialmente
   consciente: hay cosas sobre mi que no conozco y puede que nunca
   sepa (...) Todo esto constituye mi realidad psiquica e influye o
   condiciona mi experiencia (30).


En coincidencia con las lesbianas argentinas que comenzaban a reivindicar una voz propia dentro de los movimientos de mujeres, D'Amico comenzo a preguntarse si la experiencia de este colectivo debia reflejarse en imagenes en donde el deseo marcara esa diferencia. ?Como representar el deseo lesbico??Debe este abrir a un lenguaje visual diferente? Y de ser asi ?ello generaria la subversion del imaginario heteronormativo? Fue asi que este viraje en su investigacion sobre las representaciones visuales femeninas se fue refinando aun mas. Recordando la frase expresada por Monique Wittig, las lesbianas no son mujeres (31), D'Amico se propuso pensar en el correlato iconico de aquel enunciado. En relacion con lo senalado, en 1986 escribio para la revista estadounidense Women of Power:

Estas imagenes forman parte de una serie fotografica de parejas femeninas, tema que practicamente no ha sido abordado en la fotografia argentina. Las modelos no son profesionales, sino parejas en la vida real. Pienso que es la unica manera de abordar el tema, para que no pierda ternura ni autenticidad. Una sola de las fotografias ha sido publicada en pequeno formato por una revista de fotografia, dadas las dificultades que tropezamos gracias a una moral hipocrita que permite violaciones, violencia y asesinatos en los medios pero no acepta la realidad de las minorias. Pienso que las minorias son sencillamente eso: minorias que forman parte de un todo y que hacen a la totalidad de la especie humana. No se conoce existencia humana sin diversidad y esa es precisamente su riqueza (32).

En ese sentido, D'Amico tenia la certeza de que el deseo lesbico debia y podia constituir un imaginario visual que diera cuenta de las disidencias sexuales. Es por ello que no quiere modelos posando, ya que buscaba captar con su camara su circulacion genuina, y asi exponer las diferencias historicas de las lesbianas: su principal objetivo fue dar cuenta de su existencia.

Indicabamos mas arriba que la investigacion de D'Amico sobre el cuerpo y el deseo lesbico, fue en paralelo con los reclamos por la igualdad de derechos y la visibilidad que dicho colectivo habia iniciado por entonces. Si por un lado existia una aceptacion formal y teorica del lesbianismo dentro de los feminismos locales, su inclusion de facto seguia siendo compleja, es decir, las lesbianas sufrian frecuentemente la discriminacion e invisibilidad, dentro de las agrupaciones, por las feministas heterosexuales. En Lugar de Mujer, practicamente no se hablo de lesbianismo hasta 1984, cuando la poeta Hilda Rais manifesto el derecho a una voz propia. Asi, en una larga carta senalo:
   No ejerzamos la violencia entre nosotras perpetuando otra division
   impuesta, el enemigo es el mismo y nos oprime de diversas maneras.
   Nuestro trabajo es ser sujeto de nuestras vidas y luchar juntas
   hasta que ya no sea necesario enunciar una identidad en funcion de
   una preferencia sexual, hasta que ya no sea necesario el feminismo
   (33).


Entre 1986 y 1989 se organizo en Lugar de Mujer el Grupo de Reflexion Lesbiana, realizando talleres y publicando un boletin que llevo el nombre Codo a Codo. Si bien el silenciamiento hacia este colectivo se venia dando desde los grupos de concienciacion de los anos 70 (34), el legado de estos habia sido muy fuerte para las feministas de los 80 y habia dejado en claro que la posibilidad de dar un nuevo sentido de si y del mundo no pasaba por la accion solitaria sino por las relaciones con las otras. Ahora era el momento.

La Argentina conto con una pluralidad de posiciones que posibilitaron la convivencia entre lesbianas radicales (35) y lesbianas feministas en trabajos conjuntos. En relacion con ello, en 1988 aparecian por primera vez los Cuadernos de Existencia Lesbiana, publicacion que reflejo la necesidad de este colectivo por comenzar a escribir una historia propia. Los mismos se editaron sin interrupcion hasta 1996. Alli se tradujeron y publicaron diversos textos de Susan Sontag, Audre Lorde, Adrienne Rich, Kate Millet, Simone Weil, Charlotte Bunch, Mary Daly, Judy Grahn, entre otras autoras extranjeras. Tambien dieron lugar a los testimonios de lesbianas argentinas y a la literatura de escritoras como Maria Moreno, Alejandra Pizarnik, Cecilia Vicuna. Ricamente ilustrados con collages de la artista Josefina Quesada y fotografias o caricaturas de tono feminista elegidas por Ilse Fuskova, Adriana Carrasco y Claudina Marek, los Cuadernos de Existencia Lesbiana constituyeron un modo de mostrar la riqueza de miradas dentro del lesbianismo argentino.

Por aquellos anos, el taller de escritura para mujeres, dictado en 1989 por la escritora y poeta Diana Bellessi, motivo a la conformacion de un grupo de estudio y reflexion sobre las experiencias lesbianas. Esto se dio por primera vez en el mes de julio de 1990. Dichos encuentros fueron la semilla para la organizacion del grupo Las lunas y las otras, quienes como lesbianas feministas, gestionaron un espacio propio, entre 1995 y 1999, organizaron jornadas y publicaron un periodico semestral--en formato tabloide, solo salieron dos numeros--en el que participo Alicia D'Amico. Asimismo, ellas organizaron el Frente de Lesbianas de Buenos Aires, con el que desarrollaron actos de visibilidad.

Los anos 90 fueron fundamentales en relacion con la lucha por los derechos de los colectivos de lesbianas y gays, y en ese sentido, cabe recordar que en 1990 la Organizacion Mundial de la Salud decidio quitar a la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales. Tras la despatologizacion, se hacia urgente pelear contra los diferentes tipos de discriminacion. La Primer Marcha del Orgullo Gay-Lesbico se realizo en Buenos Aires el 2 de julio de 1992. Con el tiempo, otros colectivos de disidencias sexuales fueron sumandose a esta lucha.

En consecuencia, la posibilidad de representarse vino luego de la decision de nombrarse, de reconocerse. Una voz propia genero la conformacion de un imaginario visual que diera testimonio de otras formas deseantes. Sin embargo, no adherimos a la idea de la existencia de un unico deseo lesbiano ni de una unica forma de representarlo. Siguiendo a Judith Butler, empleamos lesbianismo para "hacer uso de una categoria que de cuenta de lo que excluye." (36) La representacion del deseo lesbico es tan plural como lesbianas que lo representen.

En La conversacion D'Amico, reflexiono sobre ello a traves del sugerente desnudo de una pareja de mujeres, y al hacerlo, se detuvo en la voz y en la escucha de un dialogo sensual entre amantes. Aunque ingresamos a la escena por un gran ventanal que captura nuestra atencion, inmediatamente, al bajar nuestra mirada, nos detenemos en los cuerpos de esas mujeres que se encuentran murmurandose al oido. El recorrido visual que describe esa escena intima marca diferencias: quizas este sea mas eliptico y menos evidente que las imagenes de amantes lesbianas construidas para/por el deseo heterosexual masculino. En equilibrada composicion, la ventana nos atrae con su luz para conducirnos hacia unos cuerpos que sutilmente se extienden sobre la cama. El titulo de la obra guia nuestra imaginacion.

Similar situacion se da en Pareja VII, quizas acentuando aun mas la ambiguedad sexual de quienes se abrazan. No todo es tan evidente como las imagenes que acostumbramos ver. De esta manera, D'Amico puso de manifiesto que la falta de obviedad en las relaciones lesbicas no significaban su inexistencia. El lenguaje fotografico salia en su ayuda. Asi explicaba:
   El enorme atractivo de la fotografia es su ambiguedad. Ambiguedad
   por ser una verdadera impostura de los seres y las cosas,
   ambiguedad por su lectura: deviene interesante cuando tiene varias
   interpretaciones. De cuasi perversa, salta sin esfuerzo a la
   inocencia (37).


La fotografia, para D'Amico, era un medio como ningun otro a la hora de capturar lo escurridizo del deseo y la inestabilidad de la identidad. El desnudo brindaba un territorio a explorar que habia sido poco usual, cuando no ignorado, por la fotografia argentina. Sin anecdotas narrativas que acompanaran a las parejas, ni objetos que interfirieran entre los cuerpos y el espacio, los gestos nos sumergian en un mundo de graciles insinuaciones, en donde lo no dicho directamente desvelaba un universo.

Si bien ella se habia destacado en la realizacion de importantes retratos desnudos a reconocidos musicos o escritores como ser Gato Barbieri o Severo Sarduy, en 1991 confesaba que el desnudo femenino no habia estado dentro de sus primeros intereses dado que:
   Durante mucho tiempo no quise tomar desnudos femeninos; la
   utilizacion del cuerpo femenino como objeto erotico en la mayoria
   de los medios y en cierta fotografia me molesta. El desnudo
   masculino era un tema mucho menos transitado en nuestra fotografia
   hasta ese momento. Los desnudos femeninos fueron apareciendo en un
   suave transcurrir y el objetivo no era estetico ni formal; era
   ideologico (38).


Sin embargo, el recorrido que la lleva desde la mujer verdad a dar cuenta de la experiencia entre lesbianas fue complejo y exigio de D'Amico no solo un interes personal sino politico. El taller Dar el cuerpo o dar la cara, fue presentado por primera vez en la casa de Las lunas y las otras, en 1994, e implico un desafio para la fotografa ya que le mostro lo complejo que era hablar entre parejas lesbianas. Asi indicaba:
   Si bien hubo talleres con el tema de Autorretrato, Cambio,
   Violencia, Paz, El desnudo y los velos, era la primera vez que
   abordaba el tema de pareja de mujeres y no resulto facil: una sola
   pareja entre cinco participantes, que finalmente solo ofrecio sus
   manos para las fotografias. Quizas este bien que haya sido asi; al
   fin de cuentas, el taller reflejo elocuentemente las trabas, los
   impedimentos y los condicionamientos exteriores e interiores de las
   parejas de mujeres para exponerse.


La exposicion aludia al requerimiento de D'Amico de que las integrantes de los talleres firmaran su consentimiento para que algunas de las fotos, que las participantes seleccionaban, fueran expuestas y/o publicadas. De esa manera, las imagenes saldrian de una circulacion privada e ingresarian en el espacio institucional, donde potenciarian su carga cuestionadora, subversiva, al visibilizar representaciones de mujeres otras. Esto sucedio cuando llevo a cabo su exposicion Antologica, en el Centro Cultural Borges de la ciudad de Buenos Aires, poco antes de morir, en 2000. Alli exhibio una seleccion de piezas del taller El desnudo y los velos.

En el IV Encuentro de Lesbianas Feministas de America Latina y el Caribe, realizado en Mar del Plata, Argentina, en 1995, volvio a proponer Dar el cuerpo o dar la cara. El titulo implicaba una decision politica: salir del armario y asumirse tal como se es. En ese sentido las preguntas realizadas por Judith Butler en aquellos anos--nos referimos a su conferencia Imitation and Gender Insubordination, dictada en 1989 en el marco de la Conference on Homosexuality de la Universidad de Yale--se relacionaban con los limites de la visibilidad. Asi decia:

?Basta la visibilidad de la homosexualidad como estrategia politica o es solo el comienzo de una intervencion estrategica que reclame por una transformacion de la politica? (...) No es este un llamamiento para volver al silencio o a la invisibilidad, sino mas bien para usar una categoria que puede ser cuestionada, teniendo en cuenta lo que excluye. Es evidente que cualquier consolidacion requiere algun conjunto de diferenciaciones y exclusiones. ?Pero cuales deben ser privilegiadas? El signo de identidad que utilizo tiene sus propositos, pero no hay forma de predecir o controlar los usos politicos al que este signo sera sometido en el futuro (39).

Teniendo en cuenta lo fotografiado, D'Amico era consciente de la imposibilidad de controlar los usos politicos de sus obras, sin embargo, apostaba por la estrategia de la visibilidad como resistencia. Si definir la identidad lesbiana era una tarea absurda, fotografiar la pluralidad lesbica no lo era. En ello consistio lo radical de su propuesta. La fotografia no estaba para decir que se era, sino que desde su ambiguedad y sutilezas, era una herramienta para mostrar aquello que no habia sido nombrado, que no habia sido explicitamente excluido porque no estaba dentro de lo pensable. Siguiendo a Butler: "Ser prohibido explicitamente implica ocupar un sitio discursivo desde el cual se puede articular un discurso de oposicion, ser implicitamente proscripto, implica no calificar como un objeto de prohibicion." (40)

Aquello sin nombre, lo practicamente inexistente en el discurso iconografico del arte, o en el discurso visual de la fotografia, e incluso, en las construcciones canonicas de las escrituras de la historia del arte, era versatil, escurridizo, variable. D'Amico, con su camara fotografica, busco atraparlo.

4. Conclusiones

La fotografa Alicia D'Amico desarrollo durante los anos 80 y 90 del siglo XX, una investigacion sin precedentes en el campo de la fotografia argentina, a la que denomino Creacion de la propia imagen. A partir de su militancia dentro de las agrupaciones feministas de los anos 70, en donde circulaban materiales criticos con el sistema del patriarcado, cuestiono las representaciones visuales de las mujeres en los mass-media: reducidas a objetos para el placer masculino heterosexual, estas conformaban un patron de lo femenino opresivo, con el que el genero debia identificarse.

Por medio del concepto mujer nueva, enunciado dentro de los grupos feministas, D'Amico reflexiono sobre la creacion de representaciones que se detuvieran en los modos en que las mujeres se autopercibian. Entendio a la fotografia como una herramienta politica cuestionadora de las imagenes femeninas circulantes. A traves del genero del retrato reflejo a la mujer verdad, idea con la que refiere a todas aquellas imagenes que mostraban a las mujeres tal como ellas se autopercibian. Para alcanzar estas representaciones, las mujeres debian participar de talleres organizados por D'Amico, y en algunas ocasiones, la fotografa fue acompanada por las psicologas Graciela Sikos y Liliana Mizrahi, con quienes diseno una metodologia de trabajo que se nutrio de los grupos de concienciacion feministas y de tecnicas tomadas de la psicologia, el psicodrama y el teatro. A traves de esta modalidad, la fotografa exploro el lenguaje fotografico, expandiendo y ampliando sus limites a la hora de registrar aquellos elementos personales que iban sugiriendo identidades y deseos, entendidos estos en su inestabilidad y variabilidad. Asi surgio una serie dedicada a bucear en el amor entre mujeres y el deseo lesbico.

Su investigacion, dada su precocidad, se dio en coincidencia con las luchas por los derechos de lesbianas y gays, tanto a nivel nacional como internacional.

La radicalidad de la propuesta fotografica de D'Amico la situa como una artista que llevo mas alla de sus limites al genero del desnudo fotografico reflexionando a traves de este sobre las identidades sexo genericas e implicandolo politicamente en la visibilidad del colectivo lesbico.

La fotografia fue su lengua politica.

http://dx.doi.org/10.5209/ANHA.61617

Maria Laura Rosa (1)

Recibido: 30 de enero de 2018 / Aceptado: 15 de mayo de 2018

(1) Consejo Superior de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET) Instituto Interdisciplinario de Estudios de Genero (Universidad de Buenos Aires) marialaurarosa@hotmail.com Codigo ORCID: 0000-0003-1748-3179

(2) Ver: Nari, M. (2013). No se nace feminista, se llega a serlo. Lecturas y recuerdos de Simone de Beauvoir en la Argentina, 1950 y 1990. En P. Halperin, y O. Acha (Eds.): Cuerpos, genero e identidades. Estudios de historias de genero en Argentina. Buenos Aires: Ediciones del siglo, 291-307.

(3) El citado volante fue costeado por la cineasta Maria Luisa Bemberg. Ella se lo habria encargado a un publicista para que lo disenara, el folleto formo parte de la campana realizada por UFA para denunciar la explotacion de las mujeres. Ver Vassallo, A. (2005). Las mujeres dicen basta: movilizacion, politica y origenes del feminismo argentino en los '70. En A. Andujar, D. D'Antonio, K. Gramatico, F. Gil Lozano, A. Vasallo, Historia, genero y politica en los '70, Buenos Aires: Feminaria, 61-88.

(4) En Argentina se celebra el Dia de la Madre desde principios del siglo XX. Dicha celebracion fue diversa por la creciente inmigracion, pero hacia los anos '40 la iglesia vinculo la figura de la madre con la de la virgen Maria. Es asi como el Dia de la Madre, primero estuvo ligado a lo religioso, y recien a finales del siglo XX, comenzo a ceder la fuerte diferencia entre el 11 de Octubre 'Dia de la madre catolica', de otros dias. Con el tiempo -debido al impulso comercial que cobra el festejo y por el rechazo popular a la idea de separar a las madres catolicas de todas las demas- fue consolidandose el tercer domingo de Octubre como el Dia de la Madre Universal.

(5) Folleto de Union Feminista Argentina, 1970.

(6) Inquietud de entidades locales por la urgente emancipacion femenina. La Opinion. 26 de agosto de 1973.

(7) Para un desarrollo exhaustivo de los cortos de Maria Luisa Bemberg, ver: Rosa, M. L. (2014). Legados de libertad. El arte feminista en la efervescencia democratica. Buenos Aires: Biblos, 21-45.

(8) Trebisacce, C. (2013). Memorias del feminismo de la ciudad de Buenos Aires en la primera mitad de la decada del setenta. Buenos Aires: Facultad de Filosofia y Letras. Universidad de Buenos Aires.

(9) Trebisacce, C. (2013) Encuentros y desencuentros entre la militancia de izquierda y el feminismo en la Argentina. Revista Estudios Feministas, vol. 21 (2), 439-462

(10) Rodriguez Aguero, E. (2013). Feminismos del Sur. Mujeres politica y cultura en la Argentina de los '70. Malaga: Atenea/Universidad de Malaga, 149.

(11) Es importante destacar que en el ano 1982 Leonor Calvera publica su libro El genero mujer, en donde por primera vez se desarrolla el concepto de genero en Argentina. Calvera, L. (1982). El genero mujer, Buenos Aires: Editorial de Belgrano.

(12) Para un desarrollo de este periodo ver: Rosa, M. L. (2014). Legados de libertad. El arte feminista en la efervescencia democratica. Buenos Aires: Biblos.

(13) Ver: Trebisacce, C.: Un analisis de las narrativas construidas por las feministas de ATEM 25 de noviembre, en los ochenta, sobre el feminismo local precedente. II Jornadas del Centro Interdisciplinario de Investigaciones de Genero, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion, Universidad de La Plata. En Memoria Academica. La Plata: Universidad de La Plata, 40-48. Obtenido de: http: //www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/ trab_eventos/ev.4898/ev.4898.pdf Asimismo ver, Rodriguez Aguero, E. (2013). Feminismos del Sur. Mujeres politica y cultura en la Argentina de los '70, ob. cit.

(14) D'Amico, A. (1984). Salud, identidad y socializacion. Relaciones con la imagen fotografica. En V.V.A.A. (1984) !Es preciso volar! Primer encuentro regional sobre la salud de la mujer. Bogota: Edicion de la Mujer, 55.

(15) Manifiesto de la Union Feminista Argentina. Luchas por la reivindicacion de las mujeres. La Opinion. 23 de abril de 1972. s.p.

(16) D'Amico, A. (1984). Salud, identidad y socializacion. Relaciones con la imagen fotografica. En V.V.A.A. (1984) !Es preciso volar! Primer encuentro regional sobre la salud de la mujer Bogota: Edicion de la Mujer, 51-55.

(17) Persona, fue una revista feminista pionera para su epoca. Su creacion tiene lugar en el seno del Movimiento de Liberacion Feminista (MLF), fundado en 1972, por la militante Maria Elena Odonne. Tuvo dos momentos, uno durante los anos 70, cuando se publican seis numeros entre 1974 y 1975. Otro durante los anos 80, con trece numeros entre 1980 y 1983.

(18) Ejemplo de ello es la entrevista que le realizan a la ex Miss Argentina y actriz Isabel Sarli. Las fotos fueron tomadas por D'Amico. Ver: Sin Autor (1975). Concurso de belleza. Persona, 4, 31-34.

(19) Al respecto senalo la feminista Marta Miguelez: "Las feministas de los 70 descubriamos la opresion, pero la descubriamos en pelea, la descubriamos en accion y la descubriamos en reivindicaciones del principio del placer, creo que el eje para mi mas atractivo del feminismo siempre fue que como lucha politica implicaba deber, divertirnos o bailar entre nosotras, pasarlo muy bien, descubrir nuestros cuerpos, masturbarnos hasta lograr la mayor cantidad de orgasmos que pudieramos e ir dandonos cuenta que nuestro centro orgasmico--el clitoris-, habia sido negado por la cultura, y que nosotras lo reivindicabamos y que era bueno estar con nosotras mismas, con nuestros propios cuerpos, era parte de esta cosa del descubrimiento de todo lo que hacia nosotras." En Coloquio feminista de los '70, 2002, grabacion.

(20) D'Amico, A. (1984). Salud, identidad y socializacion. Relaciones con la imagen fotografica. En V.V.A.A. (1984) !Es preciso volar! Primer encuentro regional sobre la salud de la mujer. Bogota: Edicion de la Mujer, 53.

(21) Publicacion que reflejo las discusiones feministas y su impacto en la realidad politica, habia comenzado a circular en diciembre de 1983.

(22) D'Amico, A. (1984). Como Somos. alfonsina, 3, 8.

(23) D'Amico, A. (1984). Como Somos. alfonsina, 3, 9

(24) Ana Amado fue corresponsal en Argentina de Fempress, Red Alternativa de Prensa Feminista para America Latina desde 1983 a 2001.

(25) Entrevista a Liliana Mizrahi, Buenos Aires, 13 de septiembre de 2016.

(26) Entrevista a Liliana Mizrahi, Buenos Aires, 13 de septiembre de 2016.

(27) Cottingham, L. (2000). Seeing through the Seventies. Essays on Feminism and Art. Amsterdam: G+B Arts International, 181-182.

(28) Wolverton, T. (2002). Insugent Muse. Life and Art at the Woman's Building. San Francisco: City Lights, 61

(29) Harding, S. (1988). Feminism and Methodology. Indianapolis: Indiana University Press.

(30) De Lauretis, T. (2011). La creacion artistica y la autotraduccion. En X. Arakistain y L. Mendez. (Eds.), Produccion artistica y teorias feministas del arte: nuevos debates IV. Vitoria: Centro Cultural Montehermoso, 138-149.

(31) Wittig, M. (2006). El pensamiento heterosexual y otros ensayos. Barcelona: Egales, 56-57

(32) Alicia D'Amico (1986). Escrito para Women of Power (manuscrito inedito del Archivo Alicia D'Amico).

(33) Rais, H. (1996). Lesbianismo. Apuntes para una discusion feminista. Travesias. Temas del debate feminista contemporaneo. Octubre, 137-142.

(34) Al respecto senala la poeta Hilda Rais: "Si en una mujer lesbiana el miedo al rechazo, el miedo al miedo de la otra, ya constituia quizas parte de la adaptacion a una forma de vida cercenada, a las feministas que queriamos construir y ampliar el Movimiento se nos atragantaba una encrucijada. Eramos atacadas, descalificadas, desde la derecha, la izquierda y el centro con distintos y hasta opuestos argumentos. Sin embargo todos coincidian en una anatema: feminista-lesbiana." Rais, H. (1996). Lesbianismo. Apuntes para una discusion feminista. Travesias. Temas del debate feminista contemporaneo. Octubre, 21-24.

(35) Por lesbianas radicales entendemos a aquellas que buscaban la abolicion del regimen politico de la heterosexualidad, con una fuerte tendencia al separatismo, ya que deseaban mantenerse fuera de la esfera de la politica heterosexual.

(36) Senala Butler: "Mas bien, a traves del juego repetido de esta sexualidad el "yo" es reconstituido como un "yo" lesbiano, paradojicamente es la repeticion de este juego la que tambien establece la inestabilidad de la categoria que la constituye." Butler, J. (2000). Imitacion e insubordinacion de genero. Revista de Occidente. 235, 94.

(37) D'Amico, A. (1999), texto sin titulo. [manuscrito inedito del Archivo Alicia D'Amico].

(38) D'Amico, A. (1991). El desnudo. Fotomundo, 284, 70-71.

(39) Butler, J. (2000). Imitacion e insubordinacion de genero. Revista de Occidente. 235, 95-96.

(40) Butler, J. (2000). Imitacion e insubordinacion de genero. Revista de Occidente. 235, 97.

Leyenda: 1. Alicia D'Amico, Como Somos en alfonsina, 1984, pp.8-9. Archivo Maria Laura Rosa

Leyenda: 1.1. Alicia D'Amico, taller Autorretrato, 1984. (Retrato de Ana Amado) Copia de escaneos de negativo original, reproduccion de contactos de negativo original, 35 mm. Archivo Alicia D'Amico.

Leyenda: 2. Alicia D'Amico, fotografia, Liliana Mizrahi, performance, Pies desnudos, 1985. Copia de escaneos de negativo original, reproduccion de contactos de negativo original, 35 mm. Archivo Alicia D'Amico.

Leyenda: 3. Alicia D'Amico (1933), La conversacion (Liliana y Graciela), 20 de octubre de 1990. Copia de escaneos de negativo original, reproduccion de contactos de negativo original, 35 mm. Archivo Alicia D'Amico.

Leyenda: 4. Alicia D'Amico (1933), Pareja VII (Vivi y Karin), septiembre de 1994. Copia de escaneos de negativo original, reproduccion de contactos de negativo original, 35 mm. Archivo Alicia D'Amico.

Leyenda: 5. Alicia D'Amico, Dar el cuerpo o dar la cara, taller dictado en el IV Encuentro de Lesbianas Feministas de America Latina y el Caribe 1995. Copia de escaneos de negativo original, reproduccion de contactos de negativo original, 35 mm. Archivo Alicia D'Amico.
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rosa, Maria Laura
Publication:Anales de Historia del Arte
Article Type:Ensayo critico
Date:Jan 1, 2018
Words:8829
Previous Article:Dos visiones opuestas del mito de Barba Azul: Gustave Dore y Cindy Sherman.
Next Article:Visibles pero diferentes: la mujer en la obra documental agraria de Jose Neches.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters