Printer Friendly

Agricultura y crisis en Mexico: treinta anos de politicas economicas neoliberales.

AGRICULTURE AND CRISIS IN MEXICO: THIRTY YEARS OF NEOLIBERAL ECONOMIC POLITICS

INTRODUCCION

?Cual es el principal problema de nuestro pais? A lo cual, seguramente las respuestas son diversas, y con matices diferentes. Sin embargo, la realidad es una sola, solo divisible para fines analiticos, e independiente de los caprichos e ideologia de los individuos; por ello, ante el cuestionamiento que inquiere sobre el sino de nuestra sociedad, y de las personas que la conforman, se erigen diversas voces que senalan como temas primordiales el asunto de las drogas y el crimen organizado, la corrupcion, gobiernos y politicos ineficientes, y al lado de estos vicios, el desempleo, la falta de oportunidades, inflacion, etc. Esta vision resulta incompleta si solo atendemos a lo que perciben nuestros sentidos, y no reparamos en las causas de los fenomenos. Es asi, que en medio de este marasmo uno de los principales problemas que enfrenta nuestra nacion, al menos en el terreno economico, es de una marcada falta de crecimiento en los niveles de produccion, lo que a su vez se ha reflejado en el resto de los principales indicadores que miden el desempeno economico, como son el empleo, salario real, inversion, ahorro, principalmente, y de los diferentes sectores que conforman la economia. Pero si uno de los principales problemas que aquejan a nuestra nacion es la falta de crecimiento, este fenomeno se ha visto mucho mas acentuado en el sector agricola.

El mediocre desempeno economico de nuestro pais, y el magro crecimiento de la produccion agricola, se debe en gran medida a la aplicacion de lo que se denomina como politicas neoliberales, desde hace ya mas de dos decadas. Dichas politicas constan basicamente de una reduccion en el papel del gasto de gobierno en el impulso de la demanda agregada, privatizaciones de sectores estrategicos para la economia, congelamiento del salario real, privilegiar el pago de la deuda externa e interna, libre cambio y precios flexibles. En esencia, este tipo de politicas tienden a contraer aun mas la demanda efectiva de la economia en general, al minimizar el papel activo que desempena el gasto de gobierno y el consumo de los agentes privados en el dinamismo y reactivacion de la demanda agregada; lo que provoca una reduccion, en el corto plazo, de la produccion y el ingreso, y con ello las posibilidades de expandir el sistema economico sobre una escala mas amplia que en periodos anteriores (Dornbusch, 1988). Ya que en las economias de mercado la capacidad de consumo se ve constantemente constrenida, debido a la sustitucion del factor trabajo por el factor capital; ello constituye sin duda un hecho historico, lo cual a su vez genera las recurrentes crisis de subconsumo (o de sobreproduccion) del sistema capitalista mundial; sin embargo, ante una capacidad creciente de las fuerzas productivas de la sociedad, de incrementar la oferta de bienes de consumo y de capital, las politicas neoliberales paradojicamente provocan una reduccion aun mas acentuada de la capacidad de consumo en las economias de mercado, con lo que el problema del subconsumo se agudiza aun mas; lo que el sistema economico requiere es precisamente una politica economico que permita mantener un funcionamiento dinamico y con posibilidades de crecimiento. Contrariamente, desde que comenzo en Mexico la aplicacion de politicas de corte monetarista el crecimiento economico constante y sostenido, a diferencia de otros periodos, ha representado una caracteristica inherente de la vida economica durante los ultimos treinta anos. Desde luego, la aplicacion de estas politicas se ha extendido hasta el sector agricola mexicano (Ayala y Solari, 2005. Rubio, 2001), el cual se encuentra actualmente en un proceso de estancamiento aun mas severo que el resto de sectores que conforman la economia nacional; esto ha implicado "el abandono y subordinacion de los problemas que enfrenta el sector" (Massieu, 1990).

Estabilidad y equilibrio general del sistema economico

Si bien es cierto que la economia mexicana no constituye un ente aislado, y por lo tanto se ve afectada por la dinamica de la economia mundial, es posible senalar las variables que influyen en el desempeno "armonico" del sistema economico; sin embargo, debemos adelantar que el derrotero que sigue el sistema economico nacional, al menos durante los anos en que se han aplicado las denominadas politicas neoliberales, ha sido en definitiva el de la inestabilidad y el desequilibrio general, es decir, nuestro pais ha transitado precisamente por aquel rumbo por el cual no deberia seguir, por lo menos deseable no solo para la poblacion sino inclusive para agentes economicos como las pequenas y medianas empresas; ya que aun en este proceso de desequilibrio y crisis ha habido ganadores, quienes constituyen la excepcion. Keynes argumento, a mediados de la decada de los treinta, que la estabilidad del sistema economico y el equilibrio general, y consecuentemente el pleno empleo, tanto de la recursos productivos como de el trabajo, se encontraban en funcion del comportamiento del ingreso nacional; derivado de sus planteamientos, se reconocio que el sistema economico puede ser controlado por el gobierno, asi como que las perturbaciones (crisis) de la actividad economica pueden ser atenuadas y corregidas por la interferencia del Estado en la economia (Rossetti, 1979); por otro lado, como el ingreso nacional esta determinado por el monto del consumo nacional mas el total de la inversion realizada por las empresas particulares y el gobierno, el equilibrio general de la economia, y por lo tanto la estabilidad del sistema economico, puede mantenerse "facilmente" si el gobierno (Estado) adoptase una politica fiscal compensatoria, que incentive la inversion, el empleo y el consumo.

En suma, entre los factores que contribuyen al equilibrio del sistema economico la participacion del gobierno es vital, incentivar el ingreso y el consumo, asi como los niveles de inversion. Sin embargo, la politica neoliberal ha optado por una contraccion del consumo, la concentracion del ingreso y la disminucion de la inversion publica y del papel activo del Estado en el fomento de la produccion.

Antecedentes del crecimiento economico en Mexico

A mediados del siglo XX nuestro pais conocio un periodo de crecimiento economico, sostenido y equilibrado, planificado y no de manera fortuita, que inicia en la epoca del Cardenismo y que se extiende hasta principios de la decada de los setenta (Massieu, 1990), durante el sexenio de Luis Echeverria Alvarez; son poco mas de treinta anos de crecimiento, en que la tasa promedio de este alcanzo el orden de 6.5% anual (Guillen, 2005). A partir entonces, nuestro pais no conocera un nivel tal de crecimiento, asi como los efectos multiplicadores de aquellos anos.

Como se observa en la siguiente grafica, se percibe claramente como el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mantiene cierto nivel de crecimiento hasta inicios de la decada de 1980; periodo en el que se pone fin a las politicas de corte keynesiano y se inicia la aplicacion de politicas importadas de paises anglosajones, mejor conocidas como politicas neoliberales.

Al menos durante el denominado Cardenismo, el pais, despues de cerca de veinte anos de guerras intestinas, logra un promedio de crecimiento del PIB del orden del 4.5%. Pero para el periodo comprendido entre 1940-1955 nuestro pais tuvo una tasa de crecimiento economico del orden del 5.73% en promedio anual, aunque fue acompanado de un proceso inflacionario, desequilibrio externo y devaluacion, pero este ultimo mecanismo utilizado mas como mecanismo corrector del desequilibrio en la relacion exportaciones-importaciones. Entre los anos de 1956 y 1970, la tasa de crecimiento fue del orden del 6.74% en promedio anual, al tiempo que se denota que el problema de la inflacion no represento un serio problema. Fue a esta epoca a la que se le conocio precisamente con el nombre de desarrollo estabilizador, o segun terminos coloquiales milagro mexicano, precisamente por el mantenimiento constante de los precios y por la ausencia de fenomenos devaluatorios (Ortiz, 1988).

En los siguientes anos, 1971-1976, el crecimiento economico se caracterizo por ser mucho mas moderado, con un ligero repunte de la inflacion y el inicio de la flexibilizacion cambiaria; la tasa de crecimiento en este periodo fue del 5% anual (Guillen, 2005). Es en estos anos cuando la economia mexicana inicio un periodo de estancamiento economico, mas como producto de la dinamica de la economia mundial y sus inherentes ciclos de estancamiento y recesion que debido a la naturaleza de las politicas aplicadas por el Estado interventor.

En Mexico, es a partir del ano de 1982 en que se da inicio la puesta en marcha de las politicas neoliberales, que entre otros aspectos implica la aplicacion irrestricta del libre comercio, la flexibilizacion laboral, reduccion de la participacion del Estado, entre otras acciones. Desde entonces hasta lo que va del actual sexenio, la tasa promedio de crecimiento del PIB es del orden del 2.5% (Centro de Estudios de las Finanzas Publicas de la Camara de Diputados, 2010), con una marcada tendencia decreciente entre cada mandato presidencial; ya que durante la gestion del gobierno federal en turno, "con una concepcion neoliberal" (Ayala y Solari, 2005), la tasa promedio de crecimiento ha resultado negativa, al ser de -0.44%.

Crisis en el sector agricola: nueva relacion entre industria y agricultura

Para Blanca Rubio (2001), el concepto "crisis", ha perdido su poder para explicar el conjunto de transformaciones que actualmente suceden en la agricultura mexicana. En este sentido, esta autora plantea que la crisis ha sido superada a fines de los ochenta y principios de los noventa, y que de ella ha surgido una nueva fase de desarrollo agricola, a la cual ha denominado como "agroexportadora neoliberal excluyente". Y mas que una crisis estructural del sector, la exclusion, y la marginalidad que sufren los productores de alimentos basicos, constituye una caracteristica de esta nueva fase productiva. Mas que de una nueva etapa de crisis, se trata de una nueva fase en el desarrollo del capitalismo; ya que el concepto de crisis, segun Rubio, constituye una etapa de ruptura entre un regimen de acumulacion y otro: "la crisis expresa el agotamiento de una forma particular de explotacion del trabajo, que constituye el rasgo esencial de cada regimen de acumulacion" (Rubio, 2001. Rubio, 1991). Dicho agotamiento de las formas de explotacion encuentra su expresion fenomenica en la caida de la cuota de ganancia que afecta a todos los sectores, pero especialmente a los de punta, con lo que deviene un proceso de destruccion de capitales, desempleo y la quiebra de empresas, asi como el paso de una forma particular de acumulacion a otra.

A la par de este proceso de destruccion de fuerzas productivas (Valseca, 2001; Massieu, 1990), los germenes de la reconstruccion subyacen en la base de la crisis; de tal suerte que en el proceso mismo de la crisis empieza a generar las nuevas condiciones de la acumulacion, "para lo cual se fortalecen los procesos de centralizacion y concentracion de capital". En este sentido, la crisis puede ser vista como un proceso transitorio, o coyuntural, que tiende a superarse en aquel punto en el cual emerge un "sector de empresas de punta, que establece mecanismos ineditos de acumulacion, es decir, de valorizacion y realizacion de la plusvalia" (Rubio, 2001).

Asi, en America Latina se ha erigido un sector empresarial de punta, que sustenta sus procesos productivos en la nueva tecnologia emergida de la tercera revolucion tecnologica: la informatica, la biotecnologia y la biogenetica; dicho sector somete a su logica productiva al conjunto de la agricultura, convirtiendose asi en el sector que impone las pautas del proceso de acumulacion en la rama. Sin embargo, el surgimiento de este sector, y con el de nuevas formas de dominio, ha impulsado formas de explotacion excluyentes sobre los productores de insumos, lo que expresa el ascenso de una nueva fase productiva basada en mecanismos distintos de subordinacion. En este sentido, la caida general de la tasa de ganancia culmina al surgir este sector de vanguardia.

Empero, en el analisis del sector agricola predomina la perspectiva de la existencia de crisis en el sector agricola, la cual ha derivado en una crisis alimentaria y social (Ayala y Solari, 2005; Calva, 2004; Valseca, 2001). Asi, si existe una nueva fase de desarrollo en el sector agricola "?por que la agricultura (en su conjunto) no forma parte de este modelo y, en cambio, se encuentra sometida a una sempiterna crisis de la que no puede salir?". Tal vision de crisis general del sector agricola seria aceptable solo si este sector tuviera un desarrollo autonomo, como si estuviese desvinculada del resto de la economia, y en particular del desarrollo industrial, a la cual afecta la quiebra generalizada de un sector de productores que dedican su produccion al mercado interno. Visto el fenomeno de este modo, este se manifiesta como una crisis continua. Sin embargo, en el capitalismo la agricultura mantiene una estrecha vinculacion con la industria, al estar subordinada al desarrollo de esta ultima, por lo cual el sector agricola "no puede analizarse en si mismo" (Morett, 2006; Rubio, 2001). Dicha dependencia deriva del hecho de que la agricultura se encuentra vinculada a un medio de produccion natural que es la tierra, hecho que distorsiona la formacion de valores y precios, al tiempo que limita los aumentos en la productividad; por otro lado, la existencia de diferentes niveles de fertilidad, asi como la posibilidad de monopolizar el suelo, generan la renta de la tierra, con lo que la industria se ve en la necesidad de pagar un valor mayor por lo productos agricolas, en relacion con los productos industriales. Asi, "toda vez que la agricultura genera una renta, se establece una relacion contradictoria en la cual, el sector de punta, impulsa una serie de mecanismos para reducir o desaparecer la renta", con la finalidad de que la relacion de intercambio se vuelva favorable entre ambos sectores; asi como eliminar las trabas que la agricultura opone al avance industrial (Rubio, 1991). Finalmente, el dominio de la industria, sobre la agricultura, proviene de dos vinculos; el primero a traves del aporte de alimentos para el establecimiento de los salarios, el aporte de divisas y de fuerza de trabajo; el segundo hace referencia "al dominio particular de aquellas industrias que utilizan los bienes agropecuarios como materias primas para su transformacion" (Rubio, 2001).

Mas como la industria "constituye el corazon del capitalismo se ve obligada a domenar a la agricultura para impulsar su avance sin fin"; asi, la subsuncion, de la agricultura por la industria, se expresa a traves de la profundizacion del atraso y la desigualdad entre ambos sectores (Rubio, 2001). En este sentido, uno de los principales factores que explican las crisis en la agricultura, implica un fenomeno tal que la renta de la tierra frena el desarrollo industrial; por lo que tal situacion obliga a la industria a crear mecanismo que eliminen o al menos minimicen la sobreganancia agricola (la renta absoluta), con lo cual la rentabilidad agricola decae lo que deviene en una situacion de crisis de la agricultura. "Entre dichos mecanismos esta la sustitucion de de bienes agricolas por aquellos de origen industrial" (Rubio, 1991).

En efecto, Amin y Vergopoulos (1977) senalan que "la crisis agricola actual no es una crisis de la agricultura campesina; es mas bien una crisis del sistema social en su conjunto"; se trata de una crisis que abarca al conjunto del sistema social. Por tanto, aquella situacion en la cual los pequenos y medianos campesinos, asi como pequenos capitalistas agricolas, enfrentan una situacion de altos precios de insumos agricolas y bajos precios, que redundan en bajos ingresos, y que por inercia se ha denominado como crisis, no es mas que el producto de esta nueva fase de desarrollo del capitalismo y del propio proceso de evolucion del sistema de produccion capitalista; en la cual se establece una nueva relacion entre la industria y la agricultura, en la cual se profundiza aun mas la brecha de desarrollo de las fuerzas productivas al tiempo que la industria se separa del proceso de reproduccion de la agricultura.

En este mismo sentido, para Rubio (2001) la industria, constituida por empresas productoras de bienes duraderos, bienes de capital de segunda generacion, y las denominadas agroindustrias, orientadas principalmente hacia la exportacion y los sectores de altos ingresos del pais, han entrado a una nueva fase productiva con un marcado caracter excluyente debido esencialmente a su vocacion exportadora; "toda vez que la industria de punta produce para la demanda externa, puede reproducirse con salarios bajos, en tanto no necesita contar con la demanda de ese sector para realizar sus mercancias"; y de que muchos de sus insumos provienen de mercados extranjeros. De ahi que se derive una nueva forma de vinculacion entre esta y la agricultura, es decir, un tipo diferente de dominacion y subsuncion de la rama agropecuaria, de tal manera que la agricultura siga produciendo alimentos para la poblacion, pero que "devenga como una rama accesoria que ya no sustenta el proceso de industrializacion", asi, la produccion de los campesinos, segun Rubio (2001), solo logra insertarse de una manera marginal al proceso de acumulacion de capital.

En este nuevo proceso de vinculacion, entre la industria y la agricultura, "el predominio del capital financiero sobre el productivo, la orientacion de la produccion de punta de exportacion y de una agroindustria exportadora con un alto grado de monopolio", el establecimiento de bajos salarios y bajos costos de las materias primas agropecuarias asi como su sustitucion progresiva por produccion importada (Calva, 1988), una fuerte concentracion y centralizacion del capital, "lo que permitio que las grandes empresas salieran de la crisis e iniciaran una nueva etapa productiva", las formas flexibles de explotacion laboral combinadas con la sobreexplotacion de la fuerza de trabajo, una distribucion regresiva del ingreso, una nueva base tecnologica (Massieu, 1990) y una elevada cuota de explotacion, y el retiro progresivo del Estado de las actividades productivas, constituyen el marco general de esta nueva relacion entre industria y agricultura (Rubio, 2001. Morett, 2006). En el caso de los pequenos productores agricolas, la imposicion de precios no rentables (Calva, 2004), y la sustitucion de la produccion nacional por importada, y por ende su exclusion como factor esencial de contencion salarial, deteriora aun mas las ya desgastadas economias rurales, "con lo cual resultan excluidos de la produccion y no logran reproducirse [!ni si quiera!] como explotados" (Rubio, 2008; Ayala y Solari, 2005). Dentro de este nuevo contexto los campesinos pasaron de un estadio en el cual tenian un papel preponderante en la produccion de alimentos basicos, a uno en el cual ahora tienen que producir materias primas baratas para impulsar el desarrollo de ciertas grandes empresas agroalimentarias exportadoras, y un papel marginal en la complementacion del salario.

Por lo tanto, la crisis nos explica aquella situacion fenomenica en la cual la agricultura presenta una situacion de "decadencia" en diferentes ambitos economicos.

Las politicas neoliberales y sus formas concretas

El origen de lo que se conoce como neoliberalismo (1) se encuentra en la crisis de larga duracion que se presenta en los principales paises industrializados, durante mediados de los anos sesenta, y en los paises subdesarrollados, incluido Mexico, a mediados de la decada de los setenta; y sustentado en el monetarismo, los partidarios de este tipo de politicas declaran como enemigo a vencer a la elevada inflacion; considerada como un sintoma de la crisis y del keynesianismo, del Estado interventor, por medio del presupuesto publico, y del Estado de Bienestar; siendo considerado este ultimo como uno de los principales culpables, segun los intelectuales neoliberales, de la crisis en que han caido no solo de los principales paises industrializados, sino el sistema mundial de mercado; y se propone como receta a esta crisis una serie de politicas de ajuste estructural o de austeridad. Sus ideas basicas son el retorno pleno a la economia de mercado, la reduccion del intervencionismo, mediante la privatizacion de empresas del sector publico, la reestructuracion global de los procesos de trabajo.

Asi, los ejes principales de las politicas neoliberales de choque anticrisis, segun Pradilla, (2009), han sido:

* Privatizacion acelerada de las empresas en propiedad del gobierno (Estado), mediante su venta en barata al gran capital local y trasnacional, hasta reducir el sector estatal a ramas o unidades que no compitan con la iniciativa privada.

* Penetracion del capital privado local y extranjero en la creacion y gestion de las condiciones generales de la produccion e intercambio, como son carreteras, puertos, aeropuertos e instalaciones ferroviarias, educacion, salud y recreacion.

* Reduccion acelerada del gasto publico en el sector social.

* Canalizacion de la mayor parte del presupuesto publico al pago de la deuda externa e interna, convirtiendose este rubro en el principal apartado del presupuesto y a quien se le dedican la mayor parte de las divisas obtenidas a traves de las exportaciones.

* Austeridad salarial, consistente en otorgar a los trabajadores aumentos salariales inferiores al crecimiento de los precios de los productos basicos.

En el caso concreto de Mexico las politicas neoliberales se han materializado en primer lugar, en la acelerada privatizacion de toda una serie de empresas pertenecientes al Estado, y por lo tanto a todos los mexicanos, en diferentes ramas y sectores. Asi, a principios de 1983, sexenio en el cual inicio la aplicacion de las politicas neoliberales, se encontraban en propiedad de la Nacion 1, 155 empresas, pero para finales de ese mismo sexenio, 1988, ya solo permanecian en propiedad de la nacion 661 empresas. Para finales del sexenio de Carlos Salinas, solo 258 empresas pertenecian aun a la nacion; en este periodo gubernamental seria aquel en el cual se privatizo el mayor numero de empresas publicas, y sobre todo de entidades cuya caracteristica era de representar sectores estrategicos como los bancos, television, telefonia y minas. Para 1998, solamente 231 empresas continuaban en poder de nuestro pais.

Parte fundamental del funcionamiento economico es el ingreso, asi como su distribucion entre la poblacion. El ingreso en Mexico ha tendido a concentrase en poco estratos de la poblacion como parte de los saldos del neoliberalismo, como se muestra en las estimaciones del CONAPO con base en la ENIGH del 2002, y el respectivo coeficiente de Gini, generados para el 2002, donde se concluye que en nuestro pais existe una distribucion desigual del ingreso (CONAPO, 2005).

Segun el ENIGH, el 50% de los hogares mexicanos se apropia de apenas el 18.2% del ingreso generado en el pais; en otras palabras, si cada familia en promedio esta conformada por 5 integrantes, y en nuestro pais hay 20 millones de familias, entonces estamos diciendo que 10 millones de familias se estan apropiando de menos de una quinta parte de todo el ingreso generado en el pais; al menos esa era la situacion imperante hasta el 2002, que es el ano hasta el cual existe informacion. Otro dato importante derivado de la ENIGH, indica que el 90% de las familias se apropia de aproximadamente el 63.8% del ingreso total; es decir, 90% del total de familias se queda con tres quintas partes del ingreso, o lo que es lo mismo, 90 millones de mexicanos se queda con poco mas del 60% del ingreso nacional. Finalmente, tambien se puede determinar que existe un estrato equivalente al 10% de las familias que se apropia del 36% del ingreso total generado en el pais; un tercio de la riqueza generada en este pais, se queda en un estrato de 10 millones de mexicanos, mientras que el restante, 90 millones, se apropia de las 2 terceras partes restantes.

Desigualdad social siempre la ha habido, sin duda, sin embargo, esta se ha agudizado aun mas en las ultimas tres decadas, debido a la aplicacion de las politicas neoliberales.

Sin embargo, no todos han sido perdedores en este largo y sinuoso camino neoliberal, ya que segun la revista Forbes (2), en su publicacion correspondiente a 2010, entre los mil hombres mas ricos del mundo, y que poseen un patrimonio mayor a los mil millones de dolares, se encuentran 10 mexicanos en ese ranking mundial; lista que encabeza un mexicano, con mas de 53 mil millones de dolares de patrimonio personal. Por lo que si en Mexico vive el hombre mas opulento del mundo, quiza tambien viva en este mismo pais el hombre mas pobre.

Por otro lado, si se revisa como ha incidido la politica neoliberal en la evolucion del salario real, a partir de la informacion reportada por las fuentes oficiales gubernamentales (Banxico, 2007), se observa que la capacidad de compra de la gente que depende de un salario ha mostrado un continuo descenso precisamente desde el inicio de la aplicacion de estas politicas a inicios de la decada de los ochenta; siendo el periodo correspondiente a la decada de los setenta cuando el salario real alcanza su maxima capacidad de compra en al menos los ultimos 50 anos. Desde 1982 el salario real ha mostrado un constante, y marcado descenso en su poder adquisitivo, hasta principios de 1994, en donde segun informacion del Banco de Mexico se ha ubicado en el orden de los 60 pesos a precios constantes de 1994; sin embargo, existen estudios que senalan que en los ultimos anos, sobre todo en la ultima decada, ha sufrido una enorme perdida en cuanto a su capacidad adquisitiva.

[FIGURA 2 OMITIR]

Sin embargo, es a mediados de la decada de los noventa cuando la caida del salario real muestra su mayor agudeza; aunque oficialmente se registra una cierta estabilizacion en el poder de compra del salario, existe evidencia de que en al menos los ultimos anos la capacidad de compra de los trabajadores mexicanos se ha visto seriamente golpeado por el incremento en los precios de los productos de la canasta basica, asi como de combustibles y electricidad; ya que tan solo del 2006 a mayo de 2010, el poder adquisitivo cayo 47%, dado que el costo de la canasta basica aumento 93%, al pasar de 80.83 pesos a 156.76, en contraste, el salario minimo solo ha aumentado 17% en dicho periodo (3). En suma, fenomenos de este tipo son los que explican este continuo descenso en el poder de compra, que se explica por el afan neoliberal de mantener congelado el pago por el uso de la fuerza de trabajo y dejar a las libres fuerzas del mercado el precio de las mercancias y servicios, inclusive aquellos que se encuentran bajo "control estatal".

La agricultura en el neoliberalismo

Desde que inicio en Mexico la aplicacion de las politicas neoliberales, en el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado, nuestro pais comienza a transitar por una enorme senda de incertidumbre y tragedia social y humana; nuestra economia, aunque muestra signos de crecimiento no lo hace al mismo ritmo que en las cuatro decadas anteriores. En promedio la tasa de crecimiento, solo para los anos en que lleva puesta en marcha estas politicas, es menor al 3% anual; en contraste con tasas de crecimiento del orden del 6% en la decada de los cincuenta y sesenta. Sin embargo, durante la decada de los ochenta el crecimiento de la produccion es practicamente nulo, e incluso muestra un decrecimiento; por lo que, al verse afectado el nivel de crecimiento de la produccion, variables macroeconomicas como el empleo y el ingreso fueran impactadas negativamente por el magro desempeno del PIB. Es en la decada de los noventa cuando el desempeno economico muestra signos de mejoria, la cual duraria hasta finales de ese periodo; y en lo que va de la actual decada, la tasa de crecimiento anual promedio es de 1.6%; tal parece que la "alternancia politica" no va de la mano con el crecimiento y el desarrollo economico. Sin embargo, pese a este exiguo incremento en los niveles de la produccion estos son insuficientes dado que el PIB debe crecer a un ritmo del 7% por ano, para generar los efectos multiplicadores necesarios en variables como el empleo, el ingreso y el ahorro.

[FIGURA 3 OMITIR]

En el final de la presente decada, y principio de la que comienza, el desempeno economico no ha sido mejor que en las dos decadas anteriores. Pese a que en el 2000 hubo un cambio en el partido en el poder (y el consiguiente fin de mas setenta anos de la llamada "dictadura perfecta"), y las altas expectativas que habia en torno a una sustancial mejoria de la economia, los "cambios" no surgieron por ningun lado; las esperanzas puestas en el cambio de partido se vinieron abajo en menos de un ano de haber emitido el llamado "voto util"; ello debido fundamentalmente a que se mantuvo el mismo modelo economico que en el regimen anterior. Al parecer, no habia quedado claro que en los veinte anos de politicas neoliberales los resultados no habian sido suficientes para corregir los efectos de diversas crisis economicas, y los vicios generados por las economias de mercado. Desde el cambio de partido en el poder, la tasa de crecimiento mas alta ha sido del 5%; nuestro pais necesita al menos crecer a una tasa promedio del orden del 7% anual, como minimo para poder generar el millon y medio de empleos que se requiere para satisfacer la demanda de trabajo por parte de las nuevas y actuales generaciones.

Desde mediados de la decada de los sesenta la economia mexicana entro en un proceso de crisis economica, la cual se reflejo en el detrimento de las tasas de crecimiento de los principales sectores de la economia nacional. Para inicios de la decada de los anos setenta, la economia mexicana tuvo un comportamiento negativo en sus principales variables, como el del nivel de produccion, precios y rentabilidad, productividad y niveles de capitalizacion e inversion.

En el caso especifico del sector agricola, esta crisis economica se reflejo de una manera especial en el comportamiento del PIB sectorial, el cual se incremento 2.7% promedio anual en el periodo comprendido entre 1965 y 1970, contra el 26% logrado en el periodo 1960-1965; situacion que tendio a agudizarse hasta desencadenarse en la crisis agricola de los anos ochenta. El desempeno de la agricultura mexicana desde mediados de los sesenta no habia sido demasiado favorable: de 1966 a 1976 el crecimiento agricola fue tan solo de 0.8%; entre 1977 y 1981 la agricultura tuvo un ligero repunte al alcanzar una tasa de crecimiento del 5.9% anual; sin embargo esta recuperacion duraria poco, puesto que para el periodo comprendido entre 1981 y 1987 la tasa anual de crecimiento seria de 0.7%; otras estimaciones afirman que entre 1985 y 1989 se registro un decrecimiento del -2.3% (Calva, 1988; Zepeda, 2000; Warman, 1996). Por otro lado, la produccion de los diez principales granos en 1988 fue menos en 33.5% respecto a 1981 (Calva, 1993).

Como consecuencia de esta crisis se incremento la dependencia alimentaria, reflejandose en el incremento de las importaciones de granos basicos (Calva, 1988). Para 2008, productos agricolas basicos, tales como el maiz, se encontraban a la cabeza de los principales productos alimenticios importados, con un 17.5% del valor total importado y 37% del volumen total de productos importados; dicha situacion contrasta con la que se presentaba en 1961, en la cual las importaciones de maiz representaron 3.7% del valor total de las importaciones y el 12% del volumen total de productos importados; en este ultimo ano, no figura ningun grano basico entre los principales productos importados (FAO, 2010); para 2008, de los cinco principales productos importados, 3 son granos basico, a saber, maiz, trigo y soya. Esta situacion se origino desde finales de la decada de los setenta, pero se ha mantenido como una constante durante las ultimas tres decadas (FAO, 2010). Y es que una caracteristica del modelo neoliberal ha sido precisamente privilegiar productos agricolas de exportacion, como las hortalizas, al tiempo que se suple la produccion de granos basicos con importaciones, que generalmente suelen ser mas baratas (Rubio, 2001).

A pesar de que en el periodo 1977-1982 se le otorgo una alta prioridad a la produccion agropecuaria, via la creacion del Sistema Alimentario Mexicano--SAM--(Massieu, 1990; De la Mora, 1988), para la decada de los ochenta, en 1982 para ser mas exactos, se manifiesta de manera mas aguda la crisis que se venia manifestando en la economia mexicana y en la agricultura durante los anos setenta; dicha crisis en la agricultura se manifestaria a traves de la crisis agroalimentaria que vivio el pais y de la caida en el PIB agricola, que en el periodo 1982-1987 solamente logro una tasa de crecimiento de 0.7%, en contraste con el 5.9% del periodo 1977-1981, e incluso con el de la larga recesion vivida por el pais, que abarco los anos de 1966-1976, y en el cual el PIB agricola crecio 0.8% (Calva, 1988).

Dicha crisis se debio a los siguientes factores: a) la caida de la demanda interna de alimentos (determinada a su vez por la contraccion de los salarios reales); b) la caida de la rentabilidad de las inversiones agricolas y de la acumulacion de capital en ciertas ramas de la produccion rural, cuya composicion organica del capital-relacion capital/fuerza de trabajo es relativamente alta, (Valseca, 2001) y en aquellos estratos campesinos que producen primordialmente con mano de obra propia y familiar; c) las politicas economicas del Estado a partir de 1982, que determinaron: 1) la brusca caida de la inversion publica en irrigacion, fomento agricola y credito rural--de 1982 a 1990, el Estado le redujo a los ejidatarios los recursos economicos y financieros en un 600%; 2) la contraccion de la demanda interna de alimentos y materias primas agropecuarias; y 3) la evolucion de las relaciones de precios desfavorables a la agricultura (Calva, 1988). Para inicios de la decada de los noventa, las tasas de crecimiento del PIB agricola, al igual que las de crecimiento de la economia en su conjunto, mostraban signos de debilitamiento aun mas agudo.

[FIGURA 5 OMITIR]

Esta situacion ha derivado en que la participacion del PIB agricola, dentro del total de la produccion se reduzca ano con ano; ya que en los ultimos 15 anos la proporcion que representa la produccion agricola a tendido a reducirse, hasta alcanzar en 2009 solamente un 3.66% del valor total de lo producido (Centro de Estudios de las Finanzas Publicas de la Camara de Diputados, 2010). Lo anterior obviamente no es obra de la casualidad, sino de una politica economica que ha sustituido la produccion nacional con productos importados; sin embargo, si los productores mexicanos, sobre todo las enormes masas de campesinos minifundistas, contaran con asesoria tecnica, credito, tecnologia y precios de garantia nuestra nacion tendria asegurada su soberania alimentaria. Como producto de la aplicacion de la politica neoliberal, no solamente se han reducido las tasas de crecimiento de la actividad agricola en su conjunto, y su participacion dentro del total de la produccion, sino que ademas se ha conducido al pais a un estado de inseguridad y vulnerabilidad aun mayor, debido a la creciente demanda internacional de granos dedicados tanto para consumo humano como para la incipiente produccion de biocombustibles, que ha provocado no solamente el alza de los granos basico, sino que ademas ha reducido la cantidad disponible en el mercado internacional (Rubio, 2008).

[FIGURA 6 OMITIR]

Como producto del desinteres por parte de la politica actual, con respecto a lo que acontece en el sector agricola, encontramos la cuestion relativa al incremento de la produccion y la productividad agricola; para el caso concreto del cultivo maiz, producto alimenticio mas importante para nuestro pais se ha visto influenciado por esta politica. Asi, los rendimientos en los paises que conforman el bloque comercial del TLCAN se ha incrementado en poco mas de 3 toneladas en un periodo de treinta anos, para el caso de los Estados Unidos, y de 2 toneladas para Canada. En el caso de Mexico, en el mismo periodo, los rendimientos han incrementado en promedio 0.5 toneladas. Con el retiro progresivo del Estado en lo que concierne a las politicas de fomento agropecuario, a la par de un alza creciente en el precio de los insumos agricolas y de la falta de bienes de capital indispensables para llevar a cabo una produccion agricola bajo las condiciones medias que impone en el mercado mundial, asi como de investigacion aplicada, es practicamente imposible tener una produccion de maiz rentable, y por la tanto que permita incrementar los rendimientos.

[FIGURA 7 OMITIR]

Como producto de esta larga crisis de la economia mexicana, y de la agricultura en particular, fenomenos como el de la migracion se han agudizado aun mas que en decadas pasadas. En este sentido, la migracion nacional e internacional de los mexicanos ha sido un fenomeno constante a lo largo de la historia de nuestro pais, sus diferentes comportamientos, origenes y direcciones nos han dejado en claro que este fenomeno social responde, entre otros factores, a las diferentes crisis economicas en el sector rural (Leon, 2007).

En este sentido Aragones (2006) senala que las crisis economicas han jugado un papel determinante en el fenomeno migratorio, ya que son el punto de inflexion que marca el surgimiento de nuevas etapas o fases de acumulacion, puesto que la migracion se despliega o repliega en funcion de los nuevos requerimientos del capital. Asi mismo, la aplicacion de las politicas neoliberales en el medio rural bajo el "modelo neoliberal agroexportador excluyente" (Rubio, 2001) ha incrementado la pobreza y el desempleo en el sector rural.

Un claro ejemplo de la magnitud de los desplazamientos poblacionales en nuestro pais es la migracion de mexicanos hacia los Estados Unidos. De acuerdo a estimaciones de la CONAPO (2010), la poblacion de origen mexicano residente en los Estados Unidos de 1980 al 2007 se incremento de 2.2 millones a 11.9 millones (ver figura 8).

[FIGURA 8 OMITIR]

Los procesos migratorios han estado presentes inclusive desde finales del siglo XIX, sin embargo, la migracion hacia la Union Americana, como polo de reproduccion del capital y de atraccion de mano de obra, ha aumentado sobre todo a partir de la decada de los ochenta, periodo en que comienza la aplicacion de las politicas neoliberales en nuestro pais.

Asi, diariamente miles de jovenes de procedencia rural, salen de sus hogares hacia los Estados Unidos en busca de empleos remunerados y mejores niveles de vida; esto a pesar de las implicaciones sociales, politicos y geograficos con manifestaciones muy delicadas como el crimen organizado, la inseguridad fronteriza, la falta de derechos humanos, la muerte de cientos de mexicanos al intentar cruzar la frontera, la separacion familiar y la situacion de vulnerabilidad juridica y social al ser indocumentados (Gonzalez, 2009). Estas peripecias por las que atraviesan los mexicanos migrantes, suelen ser preferibles a las condiciones de pobreza, desempleo y el poco o nulo acceso a los servicios basicos como salud, educacion, vivienda digna, etc.; de ahi la continuidad de este proceso social.

Actualmente los mexicanos son el principal grupo de inmigrantes en los Estados Unidos, con 11869 millones de residentes para 2009 (Canales, 2010), y 7 millones de indocumentados en 2008 (Leite, Angoa y Rodriguez, 2009; Canales, 2010; CONAPO, 2010).

Por otro lado, las remesas de los migrantes siguen siendo el segundo ingreso mas importante de divisas en nuestro pais; miles de familias en nuestro pais dependen de estos ingresos economicos para su sobrevivencia, puesto que las politicas economicas no han solucionado los problemas de fondo que fomentaron el proceso migratorio; el envio de remesas se ha convertido en la unica fuente de ingreso monetario para muchas familias del medio rural, ya que actualmente la agricultura de temporal-minifundista no permite asegurar la reproduccion de los grupos familiares. Es decir, los migrantes ademas de ser consecuencia del sistema economico, son en parte "calmantes", y una "valvula de escape", de los males que aquejan al sector rural.

De acuerdo a lo planteado por Gonzalez (2009), dos de los factores importantes que podrian reducir la migracion en Mexico son el crecimiento economico y la disminucion de la pobreza; y a partir de las estimaciones de la OCDE, senala que Mexico necesita crecer a una tasa sostenida de 6 o 7% anual para poder generar una disminucion real de la pobreza y el diferencial del ingreso con el resto de los paises miembros. Sin embargo, este es un escenario dificil de alcanzar mientras continuemos con el modelo de desarrollo economico actual.

Finalmente, encontramos que los ritmos de crecimiento de la produccion agricola durante los periodos que abarcan de 1977-1978 y 1984-1985 es de 2.6 anual, mientras la tasa de crecimiento de la poblacion fue del 3.4%. La cosecha per capita de granos basicos resulto ser un 34.9% inferior a la cosecha lograda en 1981; la produccion per capita de los diez principales granos en 1988 fue inferior a la lograda en 1981, en un 33.5% (Calva, 1988).

Lo anterior no es casual, ya que desde que entro en vigor la aplicacion del modelo neoliberal en nuestro pais, la superficie sembrada de maiz se ha reducido en 1.6%; la de frijol 35%; la de arroz 181%; la de sorgo, 16.3%; para el ajonjoli en 292.5% y una caida en los rendimientos de 22%;de 132% en el caso de la avena, y una disminucion en los rendimientos del 35%; en tanto que el rendimiento, en el caso del frijol y del sorgo ha sido del orden de 9.8% y 1.2% respectivamente. Lo anterior es grave, ya que puede suceder que disminuya la superficie sembrada, pero que al mismo tiempo esta reduccion se compense con un incremento de los rendimientos; sin embargo, para diversos cultivos se presenta una reduccion en ambas dimensiones.

De ahi que la debacle en los niveles de produccion agricola nacional, y su eventual sustitucion por productos agricolas importados, no resulten obra de la casualidad.

CONCLUSIONES

Como saldos de mas de treinta anos de politicas neoliberales en Mexico se puede senalar el bajo crecimiento del PIB, y del PIB agricola, acompanado de alzas y bajas e inclusive con periodos presidenciales de nulo crecimiento o de tasas negativas de crecimiento, tanto para el sector agricola como para la economia nacional en su conjunto; es tal la afectacion sobre el sector agricola, que en diversos cultivos basico a la par de una reduccion de la superficie sembrada se presenta una reduccion inclusive en los rendimientos por hectarea, lo cual es indicativo de la caida de la rentabilidad de las actividades agricolas. Esta situacion se ha traducido en una reduccion constante de la participacion del PIB agricola en el total de la riqueza generada a nivel nacional; lo cual se traduce efectivamente en que los productores agricolas, sobre todo lo campesinos minifundistas productores de granos basicos, abandonen las actividades agricolas o las realicen bajo condiciones de nula rentabilidad. Y en cuanto al ingreso, se presenta una enorme polarizacion en cuanto a la forma en la cual se distribuye este al interior de la poblacion. A la par de esta variable, el salario muestra signos de contraccion en lo que a su capacidad de compra de bienes se refiere; situacion que restringe aun mas la capacidad de expansion de la economia, al reducir la capacidad de consumo de la masa de asalariados; por lo que urgiria una politica que incentive el consumo, y con ello el mercado interno para que este sirva de plataforma de expansion a la misma agricultura sino inclusive al mismo sector industrial. Sin embargo, continuar bajo la ferula de una politica que privilegia la concentracion del ingreso solo contribuye a agudizar el ya de por si bajo nivel de consumo y a mantener un mercado interno fuerte.

Aunque en la revision de estas variables no se agotan los efectos que han acarreado las politicas neoliberales, esto ha permitido evidenciar otros fenomenos producto de esta politica economica, como la migracion y la pobreza en el medio rural; hoy como nunca el pais ha acumulado un continente de fuerza de trabajo que actualmente se extiende mas alla de los lugares tradicionales de recepcion de migrantes; los saldos son muchos, pero estos son algunos de los mas evidentes y de dominio publico. Ademas de la incidencia en estas variables, han aparecido otras como el aumento de la violencia y narcotrafico, entre otros fenomenos.

Finalmente, planteamos que nuestro pais debe cambiar de politicas y de concepcion en cuanto al modelo de desarrollo que se quiere construir en nuestro pais; no hay quiza alguna variable economica, y social, que demuestre verdaderos signos de verdadero desarrollo humano y social (4). La economia acumula mas de veinte anos de nulo crecimiento, o decrecimiento incluso, lo cual representa el signo mas evidente de que las actuales politicas no estan funcionando; si no hay crecimiento de la produccion, no hay un adecuado nivel de ingreso nacional y el empleo se contrae. Y al parecer el proceso de la denominada "transicion democratica" rindio pocos frutos, en lo que concierne al desempeno economico de nuestro pais; es necesario que los procesos de transicion democratica, y partidista, se vean acompanados de verdaderos cambios en los modelos de desarrollo economico y social que. Si en treinta anos de aplicacion el neoliberalismo no ha logrado superar, o igualar, las tasas de crecimiento de los anos sesenta, y setenta, es poco probable que lo haga en el contexto actual de crisis mundial. !Hay que cambiar de politica economica ya!

Recibido: 06 de agosto de 2010. Aceptado: 02 de octubre de 2010.

BIBLIOGRAFIA

Amin, Samir. KostasVergopoulos. 1977. La Cuestion Campesina y el Capitalismo. ED. Nuestro Tiempo, Mexico D. F.

Aragones, Ana Maria. 2006. La Migracion de Trabajadores en los Albores del Tercer Milenio. Revista Sociologica, enero-abril, ano 21, num. 60, UAM-Azcapotzalco, pp. 15-42, Mexico, D. F.

Ayala, Ortiz Dante Ariel. Andres Solari Vicente. 2005. Mexico y Estados Unidos, Un Analisis Comparativo de Dos Crisis Agricolas. Espiral, septiembre-diciembre, ano/vol. XII, numero 034, pp. 125-146, Guadalajara, Mexico.

Banco Nacional de Mexico (BANXICO). 2007. Consulta en internet: 08/10/2007. http://www.banxico.org.mx/AplBusquedasBM 2/busqwww2.jsp?_action=search

Calva, Jose Luis. 2004. Ajuste Estructural y TLCAN: Efectos en la Agricultura Mexicana y Reflexiones sobre el ALCA. El Cotidiano, marzo-abril, ano/vol. 19, numero 124, UAM-Azcapotzalco, D. F., pp. 14-22.

Calva, Jose Luis. 1993. La Disputa Por La Tierra, La reforma del Articulo 27 y la nueva ley agraria. ED. Fontarama, Mexico D. F.

Calva, Jose Luis. 1988. Crisis Agricola Y Alimentaria En Mexico 1982-1988. Ed., Fontarama 54, Mexico D. F.

Canales, Alejandro I. 2010. La inmigracion Latinoamericana en Los Estados Unidos: Contribuciones demograficas. Sistema de Informacion sobre Migracion internacional y Desarrollo, Red Internacional de Migracion y Desarrollo, en: www. migracionydesarrollo.org.

Centro de Estudios de las Finanzas Publicas de la Camara de Diputados. 2010. Estadisticas Historicas de Mexico. Consulta en internet: 3/12/2010. http://www.cefp.gob.mx/intr/estadisticas/copianewe_stadisticas.html.

CEPAL: Comision Economica para America Latina y el Caribe. 2010. CEPALSTAT, estadisticas e indicadores economicos. Consulta en internet: 26/06/2010. http://www.eclac.org/.

CONAPO, 2010. Poblacion Residente en los Estados Unidos. En: www.conapo.gob.mx.

CONAPO: Consejo Nacional de Poblacion. 2005. Cambios en el perfil de los hogares mexicanos. Comision Especial de la Ninez, Adolescencia y Familia Foro sobre Paternidad Responsable y Familia. Mexico.

De la Mora Gomez, Jaime. 1988. Infraestructura Y Desarrollo Agropecuario En Mexico 1910-1987. Centro Nacional de Investigaciones Agrarias y SARH, Mexico.

Dornbusch Rudiger, Stanley Fischer, Richard Startz. 1998. Macroeconomia. ED. McGRAW-HILL, Espana.

FAO, 2010. Imports: Commodities by country. consulta en internet: 8/12/2010. http://faostat.fao.org/site/342/default.aspx.

Gonzalez, Gonzalez Esther. 2009. Caracteristicas e implicaciones de la migracion mexicana hacia Estados Unidos. En: Mexico pais de migracion. Herrera-Lasso M. (coordinador). Editorial Siglo XXI.

Guillen, Romo Hector. 2005. Origenes de la Crisis en Mexico 1940-1982. ED. Era, Mexico.

Leite Paula, Angoa Maria Adela y Rodriguez Mauricio 2009. Emigracion mexicana a Estados Unidos: balance de las ultimas decadas. En: La situacion demografica de Mexico. CONAPO. En: www.conapo.gob.mx.

Leon, Andrade Marilu. 2007. La Migracion en las Estrategias de Reproduccion de los Grupos Domesticos en Cuacnopalan, Palmar de Bravo, Puebla. Tesis de Maestria, Colegio de Postgraduados, Puebla, Mexico.

Massieu, Trigo Yolanda Cristina. 1990. Crisis Agropecuaria, Neoliberalismo y Modernizacion. Revista Sociologica, ano 5, Num. 13, mayo-agosto, UAM, Mexico.

Morett, Sanchez Jesus Carlos. 2006. Articulaciones Agricultura e Industria, Entre lo Rural y lo Urbano. In: Ramirez, Miranda Cesar et al. (Ed.). Desarrollo Rural Regional, Tomo I El Debate Teorico, Texcoco, Mexico, pp. 129-143.

Ortiz, Mena Antonio. 1998. El Desarrollo Estabilizador. reflexiones sobre una epoca, ED., CFE, Mexico D. F.

PRADILLA, Cobos Emilio. 2009. Los Territorios del Neoliberalismo en America Latina. Ensayos, ED. Porrua, Mexico.

Rossetti, P. Jose. 1979. Introduccion a la Economia, enfoque latinoamericano. ED. Harla, Mexico.

Rubio, Blanca. 2008. De la Crisis Hegemonica y Financiera a la Crisis Alimentaria. Impacto Sobre el Campo Mexicano. Argumentos, Vol. 21, Num. 57, mayo-agosto, pp. 35-52, UAM-Xochimilco, Mexico D. F.

Rubio, Blanca. 2001. Explotados y Excluidos, los campesinos latinoamericanos en la fase agroexportadora neoliberal. ED. Plaza y Valdez, Mexico D. F.

Rubio, Blanca. 1991. Desarrollo del Capital en la Agricultura Mexicana y Biotecnologia: ?Hacia un Nuevo Patron de Acumulacion?. Revista Sociologica [en linea] VI (16): Disponible en Internet: http://www.revistasociologica.com.mx/pdf/1604.pdf.

SAGARPA. 2008. Servicio de Informacion y Estadistica Agroalimentaria y Pesquera (SIAP). Anuario Estadistico de la Produccion Agricola.

Valseca Rojas, Rosalio. 2001. Acumulacion De Capital En La Agricultura Mexicana 1981-1998. Tesis de Maestria en Ciencias, Puebla: Colegio de Postgraduados.

Warman Gryj, Arturo. 1996. La Reforma Al Articulo 27 Constitucional; Estudios Agrarios, Revista de la PA, No. 2, enero-marzo.

Zepeda, Guillermo. 2000. Transformacion Agraria, Los Derechos De Propiedad En El Campo Mexicano Bajo El Nuevo Marco Institucional. centro de investigaciones para el desarrollo, Mexico.

(1) Existe el senalamiento, pese a la alta influencia que han alcanzado las politicas neoliberales, de que el neoliberalismo no es una teoria, sino mas bien una ideologia de clase, sustentada en viejas teorias parcelarias; y que mas que "neoliberalismo" debiera denominarse a este conjunto de politicas como neoconservadurismo (Pradilla, 2009).

(2) Desde 1986 la revista Forbes publica anualmente su lista de las personas mas ricas del mundo; ademas esta especializada en el mundo de los negocios y las finanzas.

(3) La jornada. 4 de mayo de 2010. Consulta en internet.

(4) Aun cuando se ha disminuido el numero absoluto de personas analfabetas e incrementado el numero de anos de estudio per capita, habria que valorar hasta que punto la educacion es de calidad, contribuye al desarrollo nacional y es acorde a nuestras necesidades y problemas que vivimos.

Alejandro Ortega Hernandez (1), Marilu Leon Andrade (2) y Benito Ramirez Valverde (3)

Realiza estancia posdoctoral en el Colegio de Tlaxcala (1); Alumna del doctorado en Estrategias Para el Desarrollo Agricola Regional, en el Colegio de Postgraduados, Campus Puebla (2); Profesor-investigador del Colegio de Postgraduados, Campus Puebla (3).

Alejandro Ortega Hernandez

Realiza estancia posdoctoral en el Colegio de Tlaxcala; correo: al7810@yahoo.com.mx

Marilu Leon Andrade

Alumna del doctorado en Estrategias Para el Desarrollo Agricola Regional, en el Colegio de Postgraduados, Campus Puebla; correo: marileani@hotmail.com

Benito Ramirez Valverde

Profesor-investigador del Colegio de Postgraduados, Campus Puebla; correo: bramirez@colpos.mx
Figura 1. Tasa de crecimiento promedio del PIB en
los gobiernos post-revolucionarios

PRESIDENTE                       CRECIMENTO DEL PIB

Lazaro Cardenas                         4.52
Manuel Avila Camacho                    6.15
Miguel Aleman Vladez                    5.78
Adolfo Ruiz Cortines                    6.42
Adolfo Lopez Mateos                     6.73
Gustavo Diaz Ordaz                      6.84
Luis Echeverria Alvarez                 6.17
Jose Lopez Portillo                     6.1
Miguel de la Madrid                     0.34
Carlos Salinas de Gortari               3.92
Ernesto Zedillo Ponce de Leon           3.69
Vicente Fox Quesada                     2.15
Felipe de J. Calderon Hinojosa         -0.44

Fuente: Ortiz, 1988. Centro de Estudios de las
Finanzas Publicas de la Camara de Diputados, 2010.

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 4. Principales productos importados
al 2008, segun valor que representa respecto
al total de lo importado

Maiz               17.5%
Soya               13.2%
Trigo               9.1%
Carne (res)         8.3%
Comida preparada    7.5%

Fuente: FAO, 2010.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.
COPYRIGHT 2010 Universidad Autonoma Indigena de Mexico
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ortega Hernandez, Alejandro; Leon Andrade, Marilu; Ramirez Valverde, Benito
Publication:Ra Ximhai: revista cientifica de sociedad, cultura y desarrollo sustenable
Date:Sep 1, 2010
Words:9592
Previous Article:Impacto de la parasitosis por gregarinas (Nematopsis sp) en el cultivo de camaron Litopenaeus vannamei.
Next Article:Efecto de diferentes sustratos en crecimiento y rendimiento de tomate (Lycopersicum esculentum Mill) bajo condiciones de invernadero.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters