Printer Friendly

Agricultura ecologica al sur de Brasil: de alternativa a contratendencia.

Ecological Agriculture in Southern Brazil: From Alternative to Counter-Tendency

Agricultura Ecologica ao Sul do Brasil: de alternativa a contra-tendencia

El presente articulo aborda fundamentalmente los cambios sociotecnicos en la agricultura, entendidos como respuestas contratendenciales al desarrollo orientado por la modernizacion. Se plantea una reflexion sobre transformaciones en un territorio en el extremo sur de Brasil, senalando especificamente la vinculacion de distintos actores en la construccion de un proyecto heterogeneo que se inicia bajo el signo y discurso de la agricultura alternativa y posibilita la emergencia de nuevas practicas, discursos, performances e instituciones para un reposicionamiento de modos locales de organizacion en forma de una "agricultura ecologica".

Segun Almeida (1998), la idea de desarrollo surge como un campo especifico de estudio a partir de 1945, cuando los paises occidentales comenzaron a preocuparse por el futuro de los territorios coloniales y los paises recientemente independizados. Segun Navarro (2001), desde la posguerra hacia el final de la decada de 1970, la posibilidad del desarrollo como proyecto futuro alimento esperanzas y estimulo iniciativas diversas en todas las sociedades. Estas iniciativas fueron sustentadas en teorias desarrollistas que, de forma general, se inspiraban en las sociedades occidentales al proponer modelos para el mundo como un todo (Navarro, 2001).

Escobar (2002) apunta el periodo entre los anos 1950 y 1970 como aquel en el cual la teoria de la modernizacion predomino como receta para el desarrollo. "A partir de un ideario modernizador, se juzgaban los paises del tercer mundo. A fin de superar el subdesarrollo, los paises del tercer mundo deberian convertirse en paises del primer mundo, pues alla estaban los modelos" (Escobar 2002, 4). Este etnocentrismo condujo a la aplicacion, en todo el mundo, de un modelo unico de modernizacion que, a pesar de algunas particularidades, concebia la existencia de apenas dos tipos fundamentales de sociedad humana: la sociedad tradicional (estado inicial) y la sociedad moderna (punto de llegada). De esta forma, el cambio social se redujo a la transicion de un estado tradicional a un estado moderno y la preocupacion central de los teoricos fue la explicacion de como ocurria la transicion de un estado a otro.

En la agricultura brasilena, la nocion de desarrollo y el contenido ideologico de la modernizacion encontraron un campo bastante favorable de aplicacion que, sumado al predominio de un determinismo tecnologico neoclasico, influencio sobremanera el establecimiento de un estandar productivo moderno y desarrollista. Durante la decada de 1950, se iniciaron las importaciones de maquinas y equipos para la produccion agricola. Mas tarde, a partir de la decada de 1960, debido a la importacion de tecnologias inadecuadas a las condiciones brasilenas, la estrategia se altero hacia la implementacion de un conjunto de instrumentos de politicas publicas modernizadoras para la agricultura. (1) Desde el punto de vista del alcance de los objetivos (los cuales eran integrar la produccion agricola al crecimiento economico del periodo llamado "milagro brasileno" y profundizar las relaciones de la agricultura con la industria), hay autores que afirman que la politica fue significativamente positiva. Sin embargo, su implementacion sucedio de manera muy desigual y contribuyo a la profundizacion de problemas, historicamente arraigados, de concentracion de tierras, desequilibrios regionales, exclusion social y deterioro ambiental; asi, el proceso fue designado como "modernizacion conservadora" (Graziano da Silva 1996; Goncalves Neto 1997). No tardaron las criticas a la insostenibilidad ambiental, que comenzo a ser percibida y asociada con el modelo agricola que se consolidaba (Brandenburg 1996; Almeida 1999).

Pero no solo de denuncias se constituyen las reflexiones sobre la modernizacion. Las determinaciones universalizantes, sean economicas o sociotecnicas, provocaron el surgimiento de diversas respuestas, construidas practicamente en varios niveles, desde actores individuales hasta esfuerzos politico-institucionales colectivos (Arce y Long 2000), en general, propugnados de abajo hacia arriba. Es en esta perspectiva que se puede entender las primeras experiencias alternativas de produccion de alimentos implementadas en Brasil. En el inicio de la decada de 1980, se crearon grupos de agricultores y entidades no gubernamentales con el objetivo de rescatar, generar y difundir soluciones tecnologicas y organizativas compatibles con las necesidades de las poblaciones rurales desfavorecidas por la politica modernizante (Schmitt 2001). A pesar de las diferencias y particularidades del gran numero de experiencias alternativas brasilenas que se originaron durante este periodo, la tonica parecio ser la construccion de salidas viables y sostenibles que intentaban garantizar la reproduccion social y material de familias rurales.

El enfasis de este trabajo esta en la expresion local de la agricultura ecologica (2) que emergio en Ipe y Antonio Prado, en el Estado de Rio Grande do Sul, como producto de la capacidad de agencia de los actores frente a las tendencias del desarrollo, representadas, en gran parte, por los procesos asociados con la modernizacion de la agricultura. Todavia no se considera esta nueva propuesta sociotecnica solamente como expresion desde abajo, sino como reflejo de interfaces que involucraron dialogos entre ideas e ideales introducidos desde un contexto mas amplio de movilizacion social y ambientalista en el inicio de la decada de 1980.

La investigacion que origina las reflexiones aqui planteadas fue realizada entre 2011 y 2013 y tuvo como base el analisis de documentos y una combinacion de metodos que implicaron la observacion directa y entrevistas con profundidad, totalizando 27 interlocutores (muchos de ellos entrevistados en varias ocasiones). Es conveniente apuntar que las autoras tienen participacion directa con la agricultura ecologica desde la decada de 1990, sea por el compromiso con el movimiento agroecologico o por la actuacion profesional en el ambito local en cuestion. En las secciones que siguen, se delinea la emergencia de los movimientos contestatarios de la agricultura en Brasil, de modo de contextualizar y analizar el surgimiento de la agricultura ecologica en Ipe y Antonio Prado, considerando especialmente los actores sociales involucrados, sus objetivos, perspectivas, trayectorias y formas de actuacion.

Critica y respuesta a favor de "otra agricultura"

En Brasil, las primeras manifestaciones de contrariedad al modelo de desarrollo agricola instituido por la politica modernizante, intensificada durante la dictadura militar (1964-1985), tuvieron origen en el final de la decada de 1970 e inicios de 1980, cuando se inicio la llamada "apertura politica". Los primeros movimientos contestatarios en la agricultura orientaron sus criticas a los impactos sociales del modelo agricola, cuestionando principalmente la concentracion de la posesion de tierra, el agravamiento de las disparidades entre regiones del pais y la intensa migracion hacia los centros urbanos en el contexto del proceso de industrializacion, visto practicamente como sinonimo de desarrollo.

Esta trayectoria de critica y respuesta paso a ser incorporada por un numero significativo de organizaciones de la sociedad civil para posibilitar el surgimiento de iniciativas a favor de una agricultura alternativa (Almeida 1999; Schmitt 2001; Luzzi 2007) cuyas primeras directrices estaban ancladas en las denuncias de impacto ambiental de la agricultura moderna y de la contaminacion de los trabajadores rurales por el uso de agrotoxicos, asi como en la diseminacion de tecnologias favorables a la produccion agricola sustentable. En la misma epoca, emergio el llamado movimiento socioambiental, en general, a partir de la constatacion por parte de ambientalistas de que la problematica ambiental comprendia tambien la social (Santilli 2005). Para completar el escenario de efervescencia politica en el cual se establecia el movimiento de la agricultura alternativa, es importante considerar el agravamiento de la crisis inflacionaria y la intensificacion de la liberalizacion de la economia.

Son expresiones significativas de este momento la implantacion de la Estancia Demeter, como una experiencia de agricultura biodinamica, en el interior de Sao Paulo, al final de la decada de 1970; los Encuentros Brasilenos de Agricultura Alternativa (EBBA) (3) (ocurridos en 1981, 1984, 1987 y 1989); y el establecimiento de la red Proyecto Tecnologias Alternativas (PTA), vinculada inicialmente con la Federacion de Organos de Asistencia Social y Educacional (FASE) y, a partir de 1990, coordinado por la Asesoria y Servicios a Proyectos en Agricultura Alternativa (ASPTA), (4) constituida especificamente para esta finalidad (Schmitt 2009).

En la region sur, la red contribuyo a la articulacion de varias organizaciones como el Centro de Tecnologias Alternativas Populares (CETAP), instituido por movimientos sociales; el Centro de Apoyo al Pequeno Agricultor (CAPA), entidad creada y mantenida por la Iglesia luterana de Brasil (IECLB); el Centro Vianei de Educacion Popular, creado con el apoyo de la Comision Pastoral de la Tierra (CPT), vinculado con la Iglesia catolica; la Fundacion RURECO, creada por agricultores familiares organizados en Sindicatos de Trabajadores Rurales; la Asociacion de Estudios, Orientacion y Asistencia Rural (ASSESOAR), entidad de agricultores familiares, que ya existia desde 1966 en el Estado de Parana, con el apoyo de entidades de la Iglesia catolica.

Durante la decada de 1990, a traves de una articulacion entre la red PTA y el Centro Latino de Agroecologia y Desarrollo (CLADES), la nocion inicial de agricultura alternativa fue gradualmente sustituida por la nocion de agroecologia y de transicion agroecologica en la agricultura (Petersen y Almeida 2004; Luzzi 2007). En 2002, se creo la Articulacion Nacional de Agroecologia (ANA) que reune movimientos, redes y organizaciones comprometidas con experiencias concretas de promocion de la agroecologia, de fortalecimiento de la produccion familiar y de construccion de alternativas sustentables de desarrollo rural. (5) La articulacion tiene como referencia importante la realizacion de los Encuentros Nacionales de Agroecologia (ENA) en los anos 2002, 2006 y 2014; este ultimo tuvo como tema central "cuidar de la tierra, alimentar la salud y cultivar el futuro", reuniendo 2100 personas en la ciudad de Juazeiro en Bahia. Maluf (2013) indica tambien la relevancia de la actuacion, en los ultimos anos, del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONSEA) (6) en lo respectivo a la aproximacion del debate sobre el derecho humano a la alimentacion y la agroecologia.

Actualmente, la red Ecovida de Agroecologia (7) es una de las organizaciones expresivas en el sur de Brasil. Estimaciones realizadas indicaron que en 2012 cerca de 2500 familias de agricultores organizados en 213 grupos, 85 entidades de asesoria, 21 organizaciones de consumidores y 113 unidades de procesamiento de alimentos ecologicos se encontraban vinculados con 21 nucleos de articulacion de la entidad (Perez-Cassarino 2012).

La trayectoria del hoy llamado movimiento agroecologico fue brevemente recompuesta de modo de aclarar como diversos actores sociales y sus organizaciones asumieron posiciones criticas frente a lo que Brandenburg (2005) identifica como la desestructuracion de los ecosistemas y los continuos procesos de exclusion social, de perdida de identidad y masificacion cultural causados por procesos homogeneizadores de la produccion. La movilizacion brasilena en torno a la agroecologia asume varias facetas y no esta aislada, es parte del conjunto de movimientos disidentes que Sevilla Guzman y Martinez-Alier (2006) identifican como emergentes y que reivindican politicamente alternativas a la globalizacion neoliberal y practicamente construyen resistencias en direccion a la creacion de espacios para el desarrollo del potencial endogeno de la agricultura.

Recientemente estas "disidencias" asumen tambien criticas al sistema alimentario. Holt-Gimenez y Shattuck (2011) las identifican como "movimientos alimentarios" posicionados contra un orden global hegemonizante. Segun los autores, dichos "contra-movimientos", con el fin de dar consecuencia a su tendencia progresista y radical, buscan formas de construir alianzas estrategicas para provocar cambios y redireccionar el sistema alimentario.

Pese el alto grado de homogenizacion propuesto por la modernizacion agricola, que se refleja en los regimenes alimenticios basados en la estandarizacion por la industrializacion, parece importante reconocer que no necesariamente se necesita partir de la idea de hegemonia para reconocer contra-movimientos (y en nuestro caso, contratendencias). Un argumento de orden practico que puede contrariar esa idea surge de la constatacion de que la centralizacion y la homogenizacion del desarrollo tecnologico (intensificacion, aumento de escala, especializacion e integracion a las cadenas del agronegocio) no fueron suficientes para hacer desaparecer practicas locales, mas alla de que los agricultores no son receptores pasivos de tecnologias o dictamenes de mercado. De este modo, el uso del aparato moderno en la agricultura fue internalizado por muchos, pero deconstruido y redibujado por otros, provocando diferenciaciones y distanciamientos en relacion a la directriz prevalente (Van Dijk y Van der Ploeg 1995).

Otro argumento que puede corroborar en el mismo sentido es la perspectiva de que las multiples interrelaciones entre agencia social y materialidades son productoras de heterogeneidades importantes, considerando que las personas no viven la llegada de la modernidad como una desintegracion de sus viejos mundos, marcados por un establecimiento de "nuevos y puros codigos" (Arce y Long 2000). Por el contrario, la capacidad de las personas de adaptar mundos diferentes hace que no haya vinculacion de practicas sincreticas que sinteticen visiones contrastantes del mundo; tampoco existe una homogenizacion de practicas globalizantes que siempre encuentran organizaciones significantes y experiencias locales (Arce y Long 2000). En este sentido, Sherwood et al. (2013) proponen entender tales "contra-movimientos" como representantes y promotores de agendas alternativas de cambio que, en determinadas circunstancias, pueden desafiar formas aparentemente dominantes y altamente intransigentes

de autoridad y orden. Sin embargo, sin perder de vista que son los actores situados localmente que reciben, traducen y trabajan mensajes comunicados, recursos materiales, tecnologias y repertorios culturales.

Asi, en contraposicion a los posicionamientos teoricos que reducen los "movimientos disidentes" a una menor categoria, la propuesta es tomarlos como iniciativas heterogeneas, evitando con eso invisibilizar posibles distinciones de las experiencias, asi como las variadas perspectivas de los actores involucrados. El cuidado en no tomar las disidencias como aglutinadoras de una propuesta unica de contraposicion o como portadoras de las soluciones definitivas tiene tambien un alcance de orden empirico, en la medida en que un posible potencial transformador no esta en la sustitucion de una agricultura contaminante por otra verde y limpia. Los contra-movimientos incorporan al debate y a las propuestas otros elementos como autonomia, inclusion, justicia y, fundamentalmente, un caracter distributivo, siendo ellos generadores de subjetividades que alejan la posibilidad de la instauracion de una oposicion dicotomica entre "dos agriculturas".

Heterogeneidades emergentes: el caso de Ipe-Antonio Prado

La ocupacion del territorio Ipe-Antonio Prado se intensifica en el siglo XVII con la llegada de tropeiro (8) originarios de la region sureste que venian en busqueda de ganados distribuidos luego de la destruccion de las misiones jesuitas en la primera mitad del mismo siglo. En el siglo XVIII, las areas de campo, al norte, pasaron a ser ocupadas por portugueses en funcion de la concesion de sesmaria (9) aun en la epoca del Brasil colonial. Estas areas originaron las haciendas productoras de ganado de la corte, donde acudian los esclavos de origen africano que, mas tarde, fueron tambien instalandose en el territorio. A partir de 1889, cuando se inicio el asentamiento de inmigrantes italianos (los llamados colonos), los hacendados vendieron las tierras de mato (o rocas de la sierra), (10) que aun estaban bajo la posesion de los inmigrantes (Orth y Lucatelli 1986).

En el area de la sierra se instalo la "agricultura colonial" que se caracterizaba por el sistema de corte y quema, la baja utilizacion de insumos externos, el uso de la traccion animal y de equipamientos agricolas como el arado y la charrua. La produccion excedente de trigo, maiz y cerdos se vuelve la mas significativa, alcanzando una gran expansion en las decadas de 1930 y 1940. Sin embargo, a partir de la decada de 1950, el sistema colonial entro en crisis llegando a la incapacidad de garantizar la reproduccion economica de las familias, debido al uso intensivo del suelo especialmente. Tambien contribuyo el cierre de la frontera agricola en el norte de la region meridional, que acabo por modificar los patrones de herencia, (11) pasando las propiedades a ser divididas entre todos los herederos (Conterato 2004), multiplicando las pequenas fincas.

No obstante, algunas familias de colonos acumularon capital en esta fase, reinvirtiendo en actividades vinculadas con la industria y el comercio, o con la propia agricultura, a partir de la decada de 1960 con el apoyo de la politica modernizante. Los cultivos de manzana en el territorio fueron los primeros impactados por la adopcion de pesticidas y la fertilizacion quimica. En la decada de 1980, la pauta agricola incluyo los cultivos de durazno, ajo y tabaco. La uva, cultivada desde fases anteriores, se mantuvo pero con la introduccion creciente de insumos externos. La fertilizacion, que hasta el momento se restringia a la utilizacion de abonos, materia verde y cenizas, paso a realizarse tambien con fertilizantes quimicos. Con la introduccion de herbicidas, el control de yerbas dejo de realizarse exclusivamente con metodos mecanicos y se produjo una serie de fungicidas para el control de enfermedades.

Las nuevas actividades e insumos modificaron los vinculos con el mercado. Las unidades productivas se especializaron en productos para la venta, y la produccion para el autoconsumo disminuyo asi como la comercializacion local del trigo, maiz y cerdos. Surgio la produccion de pollo y cerdo integrada a la industria y algunos productos pasaron a ser comercializados a traves de empresas con infraestructura (packing houses, camaras frigorificas, camiones, etc.), que asumieron la intermediacion entre la produccion local y el mercado global de alimentos. En muchos casos, estas empresas pertenecian a familias de agricultores, ahora tambien comerciantes. Las cooperativas, en el territorio, remodelaron su actuacion asumiendo un perfil cada vez mas empresarial. En esta remodelacion, la Cooperativa Pradense ingreso en el sistema agroindustrial, prestando servicios de beneficios e industrializacion, y la cooperativa de Ipe (Cooperativa Sao Luis) quedo restringida a la comercializacion de productos agricolas.

A pesar de los fuertes estimulos publicos y privados para modernizar la agricultura, la transformacion de la agricultura colonial a moderna no fue homogenea. Es importante enfatizar que las inversiones necesarias para la implantacion de huertos de manzana y durazno, asi como el cultivo de cebolla y tabaco, exigian grandes volumenes de recursos. Estas actividades, en general, fueron incorporadas por las familias que habian acumulado capital en fases anteriores o fueron introducidas en areas antes ocupadas por haciendas, por los propietarios o arrendatarios de otras regiones. Para aquellos que no poseian recursos, una alternativa era el Sistema Nacional de Credito Rural.

Sin embargo, el acceso al credito tambien fue desigual. En parte, debido a la desigualdad intrinseca en la politica modernizante que favorecio a los monocultivos de productos exportables como soya, trigo y cana de azucar (Matine 1990). No obstante, figuran tambien desigualdades en las condiciones locales de acceso al credito y a las nuevas tecnologias. Los informes de nuestros interlocutores indican que eso se dio en funcion de la dificultad de acceso a las agencias bancarias, debido a la existencia de localidades con carreteras precarias o porque la influencia de la Cooperativa Pradense no fue igual en todas las comunidades, siendo esta la principal introductora de las "nuevas tecnicas". Tales desigualdades se expresaron objetivamente en diferentes grados de integracion al mercado, en los gastos con consumo intermediario (costos de produccion) y en el capital inmovilizado (equipamientos y mejoras) (Oliveira 2007). Es reconocible, por lo tanto, el establecimiento de un proceso de modernizacion desigual, responsable de provocar heterogeneidades relevantes en el territorio, ademas de aquellas que ya venian desde la agricultura colonial.

Agricultura ecologica, un proceso localizado

Asumiendo que la agricultura ecologica surge en Ipe-Antonio Prado como parte del movimiento amplio de respuesta socioambiental, pero tambien como un modo de organizacion local emergente de las heterogeneidades en el territorio, pasamos a enfatizar aspectos que fueron importantes en la reformulacion de practicas sociales y de cursos de accion que alteraron materialidades y crearon multiples potenciales.

La investigacion revela que compartir ciertas representaciones entre la poblacion local parece haber tenido influencia sobre algunas decisiones respecto a la modernizacion. Se enfatizan las representaciones en relacion al credito y a las agencias bancarias o, de acuerdo con la expresion utilizada por los entrevistados, "el miedo que el colono tiene del banco", refiriendose al riesgo que una deuda puede representar para la posesion de la tierra. El rechazo a los agrotoxicos tambien aparece cuando mencionan el "miedo a los venenos". Juntos, estos factores parecen haber asumido un papel central en la mediacion entre la modernidad y las decisiones de las familias. El discurso de los entrevistados ensena aspectos de resistencia de los colonos de Ipe y Antonio Prado hacia los bancos y los venenos:

Hay hombres mas agresivos, mas inversionistas, otros no lo son. Ipe es diferente de otros municipios de la sierra. Aqui en Ipe el colono es una mezcla del colono italiano con la gente del campo, el tiempo de convivencia hace al colono agarrar la forma ser de la gente del campo, que es mas tranquila, menos agresiva, menos preocupada por crecer economicamente. Otra cosa es que la gente siempre tuvo mucho miedo del banco, y para invertir habia que recurrir al banco (entrevista 30).

Yo nunca tuve la ambicion de tener muchas cosas, de hacer grandes inversiones, ni cuando veia a los parientes diciendo que se estaban volviendo ricos con la manzana y los quimicos. Yo siempre pense que era mas seguro mantener a mi familia sin tener deudas; hasta hoy creo que es mejor hacer las cosas de a poco (entrevista 2).

Quienes estaban yendo a trabajar con tecnologia eran aquellos agricultores de la manzana, nosotros no ibamos a trabajar con la manzana. Desde el nono (abuelo) nosotros no quisimos saber nada de usar veneno (entrevista 4).

Tambien es verdad que hay mucho colono que, en realidad, no queria y aun no quiere trabajar con veneno. Ellos saben que el veneno es un riesgo para la salud, y trabajar cultivando manzana, cebolla o ajo es complicado, se usa mucho veneno (entrevista 5).

Cabe reiterar que este periodo coincide con la emergencia de los movimientos contestatarios posdictadura, con rasgos socioambientales. Se trata justamente de la fase de la "agricultura alternativa". El discurso trascrito trae esta dimension:

Quienes mas comentaban contra los venenos eran los mas viejos porque tenian miedo de las enfermedades. Aqui en casa, al nono Joaquim nunca le gusto el veneno. Ahi, cuando vino la idea de la feria de la ecologia, nosotros pensamos que era una buena idea, no se necesitaba hacer un prestamo para comenzar trabajar, ni se necesitaba usar venenos para cultivar la manzana y el tabaco (entrevista 1).

El marco inicial de la agricultura ecologica en el territorio fue la fundacion del Proyecto Vacaria en la primera mitad de la decada de 1980 que, mas tarde, se transformaria en el Centro Ecologico. (12) La fundacion del Proyecto Vacaria fue resultado del trabajo de articulacion de algunos profesionales ambientalistas (13) del campo de la agronomia que, desde la decada de 1970, estaban vinculados con procesos de denuncia de los impactos de la agricultura moderna y de movilizacion por la aprobacion de la Ley Estadual y posteriormente de la Ley Nacional de los Agrotoxicos. (14) El proyecto fue desarrollado en una propiedad rural de 70 hectareas pertenecientes a la familia de una de las agronomas que propuso esta iniciativa, desde entonces el municipio de Vacaria (mas tarde Ipe) fue concebido como un centro de produccion, demostracion y experimentacion de practicas agricolas alternativas, buscando oponerse a afirmaciones, muy comunes en la epoca, de que no era posible producir alimentos sin el uso de los agroquimicos en escala comercial. El testimonio que sigue es de una de las fundadoras del Proyecto Vacaria:

No se quien fue que escribio que era una propiedad modelo de agricultura alternativa, y no era. El objetivo era probar otro modelo de agricultura, esa era la idea, nunca fue una propiedad modelo. El objetivo era probar cosas de otro modelo sin insumos quimicos. Esta idea surgio porque en todas las discusiones dentro de la asamblea legislativa, durante la discusion de la Ley de Agrotoxicos, la gente decia "ah, pero no hay pruebas, ustedes no saben si sera cierto, no tienen ejemplos concretos, no tienen nadie que haya hecho eso, todo bien si se quedan jugando en huertitos sin veneno, pero un trabajo serio no se puede hacer". Este era el argumento de los que eran contrarios a la regulacion de los fertilizantes y nosotros estabamos muy presionados por la industria y por sus representantes durante la discusion de la Ley, de presentar ejemplos concretos. De ahi surgio la idea del Proyecto Vacaria (entrevista 21).

En este punto es preciso subrayar que en aquel momento en Brasil no habia experimentacion en produccion agricola alternativa. Los tecnicos involucrados en el Proyecto Vacaria tuvieron como base experiencias europeas en agricultura biologica y biodinamica, incluso contando con la cooperacion de extranjeros. La principal referencia brasilena en tecnologias alternativas en la epoca era el Proyecto Tecnologias Alternativas de la FASE (PTA/FASE). A pesar del surgimiento del Proyecto Vacaria en la misma epoca y del contexto de construccion del PTA/FASE, los objetivos y el formato de actuacion eran diferentes. Mientras el PTA/FASE enfocaba su trabajo en la sensibilizacion politica y en la discusion de las consecuencias de la agricultura moderna, en el mapeo y rescate de tecnologias alternativas (Luzzi 2007), el trabajo del Proyecto Vacaria estaba volcado hacia la demostracion y experimentacion.

En el testimonio siguiente queda clara la opcion por la experimentacion de una agricultura sin fertilizantes quimicos, aunque la entrevistada senale no haber uniformidad de practicas y procesos entre las entidades de la red PTA:

Cuando la red PTA nos llamo para integrar esta red, ya hacia algunos anos que nosotros estabamos aqui en Ipe con la idea de mostrar que era posible producir sin agroquimicos. Inicialmente nosotros no eramos miembros de la red PTA, pues el trabajo de ellos era mas de articulacion politica, trabajo en asentamientos. Ellos estaban mas vinculados con los movimientos sociales y la lucha por la tierra. Nuestra entrada fue el ambito ambiental, nuestra puerta de entrada era la propuesta de que no se necesita de todos esos insumos para producir comida. Tanto que, hasta hoy, existe una entidad que es parte de la red PTA, que trabaja con agricultores que usan abonos quimicos. Pero nosotros, desde el principio, teniamos el objetivo de trabajar sin insumos quimicos. Solamente en 1994 pasamos a ser parte de la red PTA y fuimos una de las primeras entidades de la red con la propuesta de agricultura ecologica de trabajar sin fertilizantes y sin insumos quimicos, tanto que nosotros produjimos una serie de conocimientos y tecnicas aqui en el Proyecto de Ipe, las cuales luego pasaron a ser utilizadas y probadas por otras organizaciones miembros de la red PTA (entrevista 21).

Mirar hacia una propuesta de agricultura alternativa e identificarla como un contra-movimiento o como una resistencia respecto al patron hegemonico puede esconder ciertas relaciones y distinciones que comienzan a aparecer. En principio, la red PTA y el Proyecto Vacaria hacian parte de un mismo movimiento compuesto por una diversidad de actores, sin embargo, con un proposito claro de contrarrestar el modelo de agricultura convencional. No es que se haya dejado de operar en un mismo sentido, lo importante es percibir que hay proyectos heterogeneos entre distintos actores. Reiteramos que esta "otra tendencia" toma cuerpo a partir de heterogeneidades anteriores, o sea, no es apenas ella misma productora de proyectos heterogeneos, lo que corrobora nuestra nocion de que el proceso modernizador no fue tan hegemonico, ya que se delinearon distintos cursos de accion en sus intersticios.

Otro aspecto que debe ser percibido es como surge localmente la denominacion "agricultura ecologica" para designar una agricultura que se ha propuesto como alternativa a la agricultura modernizada. En 1996, el II Encuentro de las Asociaciones de Agricultores Ecologistas realizado en Ipe legitimo la idea de que, si la propiedad es ecologica, ella produce productos "ecologicos". Los agricultores marcaron alli definitivamente la diferencia entre la relacion de su entendimiento sobre produccion organica, que seria aquella que tenia el mercado como principal motivacion para la sustitucion de insumos, sin promover la transicion a una agricultura que incorporara perspectivas de preservacion ambiental y justicia social (Meirelles 2000). Un analisis mas reciente realizado por Abreu et al. (2012) apunta que la agricultura organica y la agroecologia avanzaron siguiendo cada cual su propio movimiento, no obstante, reiteran que la discusion sobre las distinciones se ubico en el campo de las disputas politicas y definio principios, criterios de pertenencia y legitimidad cientifica.

Sin embargo, de acuerdo con nuestros interlocutores, la expresion nativa fue deliberadamente creada para demarcar su posicion a favor de lo que definiran como "ecologizacion constante" (Meirelles 2000). El testimonio de uno de los pioneros refuerza estas observaciones:

El Proyecto Vacaria no era para ser confundido con agricultura organica de sustitucion de insumos, ni tenia como objetivo un mercado diferenciado, elitizado. La idea de agricultura ecologica era para marcar una diferencia de la agricultura organica en el sentido de la inclusion social, como alternativa de produccion para agricultores que estaban siendo excluidos, sin alternativa (entrevista 21).

La incorporacion de tales agricultores al proceso de innovacion que avanzaba no fue automatica. En los primeros anos, el trabajo se restringio a la demostracion y experimentacion en el area del Proyecto, siendo en 1985 cuando se inicio el dialogo con la comunidad local. En este momento, la accion de religiosos de la parroquia Antonio Prado juntamente con jovenes de la Pastoral de la Juventud Rural (PJR) fue fundamental. La agricultura ecologica gano espacio entre los jovenes de la Pastoral y el debate sobre las "alternativas" tenia alta adherencia una vez que ser problematizaba sobre el exodo rural de familias que no habian logrado adecuarse a los nuevos y modernos tiempos de la agricultura. Tambien se volvian cada vez mas publicos los casos de intoxicacion de agricultores por el uso de agrotoxicos, principalmente entre los productores de manzana. Asi, el debate sobre las consecuencias de los fertilizantes reforzaba aun mas la necesidad de una aproximacion con el Proyecto y viceversa. En este proceso, la iniciativa del Padre Schio es relatada como fundamental:

Todo comenzo con el Padre Schio. El Padre Schio escucho hablar de Maria Jose y el trabajo que ella estaba realizando en Ipe, el hacia un trabajo para la Pastoral con jovenes. En esa epoca, ellos [PJR de Antonio Prado] trabajaban politicamente contra el veneno, contra las multinacionales y la cuestion de la salud, sin embargo, no habia respuesta tecnica. Entonces el conocio que Maria Jose estaba haciendo un trabajo aqui, que sabia producir, y el Padre se intereso y fue a hablar con ella. Esa asociacion fue muy importante (entrevista 23).

Al mismo tiempo que existia un trabajo por parte de la Iglesia, en el sentido de organizar y estimular jovenes agricultores a experimentar tecnologias alternativas, existia un esfuerzo por parte de los tecnicos del Proyecto Vacaria, en el sentido de construir lazos mas estrechos con las comunidades rurales. Una de las estrategias utilizadas fue organizar palestras, pronunciadas al final de las misas, en las capillas de practicamente todas las comunidades.

Los agricultores, aunque motivados por cuestiones "practicas" para comenzar a experimentar las alternativas, fueron muy claros cuando mencionaron que la agricultura ecologica representaba la posibilidad de resistencia ideologica a un tipo de agricultura:

Excluyente y degradadora del medio ambiente [...] En la PJR, discutiamos mucho este modelo de agricultura que estaba llegando aqui en la region. El Padre traia esta discusion y al mismo tiempo nosotros ya estabamos viendo que algunas cosas sucedieran. Jovenes yendo a trabajar en las fabricas en Caxias, gente enfermandose en las comunidades. Nosotros discutiamos que, en este tipo de agricultura, el lucro y la riqueza se queda con las fabricas de abonos; era por ahi la discusion (entrevista 8).

De cierta manera, se puede entender este debate como una forma de "politica radical" (Beck 1997) en la medida en que esos actores outsiders pasan a moldear cambios de abajo hacia arriba. Se iniciaba alli un proceso de organizacion de grupos que pasaban a desarrollar acciones y estrategias deliberadas de resistencia a situaciones objetivas identificadas como criticas, al mismo tiempo que contrarias al desarrollo conservador en la agricultura. En terminos generales, ampliaban su capacidad de agencia al procesar nuevas experiencias sociales y delinear formas de enfrentar la vida (Long y Van der Ploeg 1994), aunque las fuerzas impuestas por la modernizacion condicionaran ciertas dinamicas excluyentes en el territorio.

Sin embargo, lo que sigue deja percibir subjetividades relacionadas con el establecimiento de los movimientos en direccion contraria al desarrollo evidente, es decir que quien no se adhiriese al patron agricola modernizado estaria fuera del mundo productivo:

Nosotros teniamos una conviccion muy profunda, sabiamos lo que queriamos. Teniamos una idea muy clara y nitida, no queriamos eso para nuestra familia, para nuestros hijos, para nuestra sociedad. Nosotros no queriamos este tipo de modelo en que las personas se enfermaran, en que se contaminara el suelo y el agua, eso era algo que estaba dentro de nosotros. Teniamos esa ideologia y tambien otra cosa muy importante en esta trayectoria: teniamos una mistica, un principio, el principio de la vida. Nadie va a vencer el principio de la vida. Y fue por eso que entramos en esta busqueda de alternativas (entrevista 10).

Aunque el factor economico pesara bastante para que varias familias de agricultores "ingresasen en la ecologia", es interesante notar como otros elementos dan lugar a discursos que incorporan metaforas, representaciones, imagenes, narrativas y afirmaciones que no solo delinean la "verdad" sobre objetos, personas, eventos y relaciones entre ellos (Long 2007), sino que tambien producen "textos" que se incorporan a las materialidades interrelacionadas.

A partir de los primeros agricultores que se adhirieron a la propuesta de la agricultura ecologica, se origino en 1989 la primera Asociacion de los Agricultores Ecologistas de Ipe y Antonio Prado (AECIA). Nuestros interlocutores fueron claros al explicar que la idea no era formar una gran organizacion, pero si estimular el surgimiento de otros grupos. Argumentaron que la experiencia con el gran crecimiento de las cooperativas no fue bueno: "El agricultor solo iba a la asamblea de fin de ano para aprobar las cuentas y votar el nuevo presidente. Esa critica nosotros ya la haciamos desde nuestras reuniones de la Pastoral" (entrevista 10).

Como sugiere Long (2007, 50), la agencia social puede ser reconocida "cuando acciones particulares producen una diferencia en un estado preexistente de asuntos o curso de eventos". Precisamente en este sentido esos actores hacen que la logica sea alterada, pasan a organizarse en "nucleos", formalmente crean varias asociaciones. Entre 1993 y 1999 se formaron las siguientes asociaciones de agricultores ecologistas en los municipios: Asociacion de los Agricultores Ecologistas de la Linea Pereira de Lima (APEMA); Asociacion de los Agricultores Ecologistas de la Vila Segredo (APEVS); Asociacion de Agricultores Ecologistas de la Linea Sao Joao (AESBA); Asociacion de los Agricultores Ecologistas de Sao Jose (APEJ); Asociacion de los Agricultores Ecologistas de la sede de Ipe (APESI); Asociacion de los Agricultores Ecologistas de Santo Antao (APESA). Mas tarde, el movimiento se expandio y actualmente existen 29 organizaciones de agricultores ecologistas en la region, que involucran 320 familias, cuatro cooperativas, 25 asociaciones y 30 agroindustrias ubicadas en 18 municipios diferentes, predominando la produccion primaria de uva, tomate, verduras en general, durazno y manzana.

Las experiencias vividas por los agricultores (que se transformaron en ecologistas) movilizaron efectivamente capacidades de agencia en lo que se refiere a la manipulacion estrategica de una red de relaciones sociales (Long y Van der Ploeg 1994), de modo que canalizar elementos especificos (por ejemplo, parentesco, contingencias economicas, tecnologia, politicas e instituciones diversas, entre otros) los hace interactuar. Principalmente la agencia obtenida se manifiesta en la influencia sobre "los otros" para modificar estados establecidos notablemente por la capacidad de la organizacion.

Tomando la AECIA (15) como ejemplo de esta capacidad de organizacion, se destaca que actualmente comprende 25 familias de agricultores ecologistas que optaron tambien por el registro como cooperativa (COOPAECIA, Cooperativa AECIA de Agricultores Ecologistas), a modo de formalizar una persona juridica que permitiera realizar compra y venta de productos no agricolas, ya que cuentan con cuatro unidades de procesamiento de frutas y verduras y una pauta de 35 productos procesados, (16) destacando los derivados de tomate (salsa de tomate alinada y extracto de tomate) y de uva (jugo de uva integral de las variedades Isabel, Bordo y Niagara). (17) La comercializacion de los productos a traves de la venta al por menor ocurre en ferias, en Caxias do Sul y en Porto Alegre. En el comercio al por mayor, las ventas son realizadas a traves del sistema de ventas y distribucion de la cooperativa que distribuye los productos en ferias, tiendas de productos naturales y supermercados de 20 Estados de Brasil.

Debido a la posibilidad y ampliacion del mercado institucional para la agricultura familiar, en funcion de la implementacion de las Politicas de Adquisicion de Alimentos y de Alimentacion Escolar (PAA y PNAE), (18) la evaluacion es que la comercializacion de alimentos ecologicos crecio en la region. Las especificidades de la demanda y logistica requerida como la entrada para estos programas publicos de abastecimiento alimentario llevan a los actores locales a crear otro dispositivo organizacional, la ECONATIVA (una cooperativa regional de productores ecologistas de la sierra y litoral norte de Rio Grande do Sul y sur de Santa Catarina), por medio de la cual son comercializados alimentos ecologicos que atienden a 145 escuelas de la region de Serra do Rio Grande do Sul.

En el testimonio que sigue, el entrevistado asocia la necesidad que la AECIA encontro de desarrollar nuevos productos con la propuesta de producir alimentos diferenciados y en pequena escala. El diferenciado, en este caso, se refiere principalmente a la no utilizacion de conservantes y otros aditivos quimicos en la produccion de los alimentos. En este sentido, no habia equipamientos ni tampoco la legislacion vigente reconocia los nuevos "modos de hacer". Asi, fue necesario innovar estableciendo no solo nuevas practicas, sino tambien un inedito conjunto de reglas:

Nosotros no teniamos ningun producto que me acuerde ahora, agarramos una receta, compramos equipos y comenzamos a hacer. Nuestros productos eran diferentes, siempre con la idea de ser saludables, sin conservantes, sin azucar, era jugo integral, un jugo de tomate sin agregados para espesar. Y nuestra escala era pequena, era produccion casera, en el sotano, en ese entonces no teniamos como copiar las recetas ni el equipamiento. Fue necesario inventar casi todo (entrevista 15).

La entrada de los grupos en el procesamiento de alimentos comenzo con la experimentacion de la produccion de jugo de uva integral, cuyo proceso no tenia precedentes. Este constituyo apenas uno entre un conjunto de cambios interrelacionados que dieron forma a la agricultura ecologica. En anos recientes, la produccion de uva y de jugo ecologicos dejo de ser exclusiva de los "pioneiros", tornandose una alternativa recurrente entre aquellos que buscan nuevos caminos para la vitivinicultura de la region, no sin la existencia de tensiones y disputas en torno a los mercados y el uso de las tecnologias. (19)

En terminos historicos, la economia fue desarrollada a partir de la idea de "falta" y el papel de la tecnologia fue principalmente aumentar la produccion a partir de recursos escasos (Redclift y Woodgate 2002), dislocando el sistema economico hacia un ciclo de produccion, consumo y crecimiento (Naredo 2007). Al mismo tiempo, lo "economico" no esta necesariamente, en el caso de la agricultura ecologica de Ipe-Antonio Prado, orientado por un individualismo competitivo que busca un crecimiento infinito. Como sugieren Arce, Sherwood y Paredes (2015), la contratendencia estaria, entonces, en la manera en que los actores reaccionan ante valores y discursos dominantes, reconfigurando practicas sociales en distintas y multiples realidades y reformulando cursos de accion.

Consideraciones finales

Inicialmente se destacaron algunos aspectos sobre el proceso de desarrollo, pensado y establecido a partir de las logicas modernizadoras y homogenizantes, cuyos impactos socioambientales causaron el surgimiento de movimientos contestatarios. Tales movimientos en Brasil se ampliaron sobre la nocion de agricultura alternativa que, mientras construya un discurso fuerte contra el productivismo y el desarrollo, tiene en las practicas sociotecnicas su principal motivacion.

Sin embargo, se argumenta que las experiencias situadas en la agricultura alternativa son tambien generadoras de heterogeneidades importantes, aun cuando mas tarde pasaron a estar cubiertas por el movimiento agroecologico. A partir del caso emblematico de la agricultura ecologica en el territorio Ipe-Antonio Prado, se ha mostrado que son varios los elementos que contribuyen a la emergencia de multiples cursos de posibles contratendencias en relacion con el desarrollo; asi, es dificil afirmar que esos procesos se presentan como una unica alternativa. La multiplicidad de actuaciones, el procesamiento de alimentos, el tensionamiento de la legislacion vigente, las diversas estrategias, acaban por establecer nuevas experiencias aprehendidas empiricamente a partir de como los actores desarrollan practicas y construyen nuevos discursos sobre lo que es "producir sin veneno". Es asi como fundamentalmente emerge la expresion nativa de "agricultura ecologica", refiriendose al conjunto interrelacionado de practicas productivas y procesos sociales que conforman y dan significado a un tipo de agricultura que incorpora valores socioambientales a la produccion agricola.

Al mismo tiempo, surgen nuevos desafios que ejercen influencias e implicaciones diversas, forzando a los actores a constantes reposicionamientos, a modo de garantizar flujos materiales, simbolicos, institucionales, cognitivos y otros. Esto lleva a acoger la idea de que los actores no estan "fijos" en posiciones determinadas, cumpliendo funciones establecidas por un orden modernizador que se impone. De este modo, las posibilidades de transformaciones sociotecnicas en la agricultura parecen proporcionales al grado de articulacion que los proyectos de los actores pueden brindar aun siendo heterogeneos.

DOI: http://dx.doi.org/10.17141/iconos.54.2016.1772

Fecha de recepcion: junio de 2015

Fecha de aceptacion: noviembre de 2015

Flavia Charao Marques. Doctora en Desarrollo Rural. Profesora del Programa de Posgraduacion en Desarrollo Rural, Universidade Federal do Rio Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil.

([mail]) flavia.marques@ufrgs.br

Daniela Oliveira. Doctora en Desarrollo Rural. Departamento de Planificacion de la Municipalidad de Antonio Prado, Brasil.

([mail]) danioliveira02@yahoo.com.br

Bibliografia

Abreu, Lucimar, Stephane Bellon, Alfio Bradenburg, Guillame Ollivier, Claire Lamine, Moacir R. Darolt y Pascal Aventurier. 2012. "Relacoes entre agricultura organica e agroecologia: desafios atuais em torno dos principios da agroecologia". Desenvolvimento e Meio Ambiente 26: 143-160.

Almeida, Jalcione. 1999. A construcao social de uma nova agricultura. Porto Alegre: Editora da UFRGS.

--. 1998. "Da ideologia do progresso a ideia de desenvolvimento (rural) sustentavel". En Reconstruindo a agricultura: ideias e ideais na perspectiva do desenvolvimento rural sustentavel, organizado por Jalcione Almeida y Zander Navarro, 33-55. Porto Alegre: Editora da UFRGS.

Arce, Alberto y Norman Long. 2000. "Reconfiguring Modernity and Development from an Anthropological Perspective". En Anthropology, Development and Modernities. Exploring Discourses, Counter-Tendencies and Violence, editado por Alberto Arce y Norman Long, 1-31. Londres: Routledge.

Arce, Alberto, Stephen Sherwood y Myriam Paredes. 2015. "Repositioning Food Sovereignty: Between Ecuadorian Nationalist and Cosmopolitan Politics". En Food Sovereignty in Geographical Context: Discourse, Politics and Practice in Place, organizado por Amy Trauger, 125-144. Londres: Routledge.

Beck, Ulrich. 1997. "A reinvencao da politica: rumo a uma teoria da modernizacao reflexiva". En Modernizacao reflexive, organizado por Ulrich Beck, Anthony Giddens e Scott Lash, 11-72. Sao Paulo: Editora da Unesp.

Brandenburg, Alfio. 2005. "Ciencias Sociais e ambiente rural: principais temas e perspectivas analiticas". Ambiente e Sociedade 8 (1): 51-64.

Brandenburg, Alfio. 1996. "Modernidade, meio ambiente e interdisciplinaridade". Cadernos de Desenvolvimento e Meio Ambiente 3: 49-59.

Brasil. 2003. "Dispoe sobre a agricultura organica e da outras providencias". Lei 10831. Presidencia da Republica, 23 de diciembre de 2003. Acceso el 25 octubre de 2015. http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/2003/L10.831.htm

Conterato, Marcelo A. 2004. "A mercantilizacao da agricultura familiar do Alto Uruguai/RS: um estudo de caso do municipio de Tres Palmeiras/RS". Tesis para Maestria en Desarrollo Rural. Porto Alegre: Facultad de Ciencias Economicas, Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

Escobar, Arturo. 2002. "Globalizacion, desarrollo y modernidad". Planeacion, participacion y desarrollo: 9-32. Medellin: Corporacion Region.

Goncalves Neto, Wenceslau. 1997. Estado e agricultura no Brasil: politica agricola e modernizacao economica brasileira, 1960-1980. Sao Paulo: Hucitec.

Graziano da Silva, Jose. 1996. A nova dinamica da agricultura brasileira. Campinas: UNICAMP.

Holt-Gimenez, Eric y Annie Shattuck. 2011. "Food Crises, Food Regimes and Food Movements: Rumblings of Reform or Tides of Transformation?" Journal of Peasant Studies: 109-144.

Long, Norman. 2007. Sociologia del desarrollo: una perspectiva centrada en el actor. Mexico: Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropologia Social, El Colegio de San Luis.

Long, Norman y Jan Douwe van der Ploeg. 1994. "Heterogeneity, Actor and Structure: Towards a Reconstitution of the Concept of Structure". En Rethinking Social Development: Theory, Research and Practice, editado por David Booth, 62-90. Inglaterra: Longman.

Luzzi, Nilsa. 2007. "O debate agroecologico no Brasil: uma construcao a partir de diferentes atores sociais". Tesis para Doctorado en Ciencias Sociales en Desarrollo, Agricultura y Sociedad. Rio de Janeiro: Universidade Federal Rural do Rio de Janeiro.

Maluf, Renato. 2013. "Prefacio". En Agroecologia. Praticas, mercados e politicas para uma nova Agricultura, organizado por Paulo Niederle, Luciano de Almeida y Fabiane Machado Vezzani, 6-9. Curitiba: Kairos.

Martine, George. 1990. "Fases e faces da modernizacao agricola brasileira". Planejamento e Politicas Publicas 1 (3): 3-44.

Meirelles, Laercio. 2000. "Produto organico ou produto ecologico?" Acceso el 5 de mayo de 2013. http://www.cen troecologico.org.br/artigo_detalhe.php?id_artigo=20

Naredo, Jose Manuel. 2007. Raices economicas del deterioro ecologico y social. Mas alla de los dogmas. Madrid: Siglo XXI.

Navarro, Zander. 2001. "Desenvolvimento rural no Brasil: os limites do passado e os caminhos do futuro". Estudos Avancados 15 (43): 1-18.

Oliveira, Daniela. 2014. "Producao de conhecimentos e inovacoes na agricultura ecologica: o caso da Associacao dos Agricultores Ecologistas de Ipe e Antonio Prado (AECIA)". Tesis para Doctorado en Desarrollo Rural. Porto Alegre: Facultad de Ciencias Economicas, Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

Oliveira, Daniela. 2007. "Mercados e reproducao social: um estudo comparativo entre agricultores ecologistas e nao ecologistas de Ipe". Tesis para Maestria en Desarrollo Rural. Porto Alegre: Facultad de Ciencias Economicas, Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

Orth, Miguel y Paulo Lucatelli. 1986. Vila Ipe; 50 anos de historia. Porto Alegre: Escola Superior de Teologia e Espiritualidade Franciscana.

Perez-Cassarino, Julian. 2012. "A construcao de mecanismos alternativos de mercados no ambito da Rede Ecovida de Agroecologia". Tesis para Doctorado en Medio Ambiente y Desarrollo. Curitiba: Universidade Federal do Parana.

Petersen, Paulo y Silvio Gomes de Almeida. 2004. Rincoes transformadores; trajetoria e desafios do movimento agroecologico brasileiro, uma perspectiva a partir da Rede PTA. Rio de Janeiro: ASPTA.

Redclift, Michael y Graham Woodgate. 2002. "Sostenibilidad y construccion social". En. Sociologia del Medio Ambiente. Una perspectiva internacional por Michael Redclift y Graham Woodgate, 45-52. Madrid: McGraw Hil.

Santilli, Juliana. 2005. Socioambientalismo e novos direitos: protecao juridica a diversidade biologica e cultural. Sao Paulo: Peiropolis, Instituto Internacional de Educacao do Brasil, Instituto Socioambiental.

Schmitt, Claudia Job. 2009. "Transicao agroecologica e desenvolvimento rural: um olhar a partir da experiencia brasileira". En Agroecologia e os desafios da transicao ecologica, organizado por Moises Balestro y Sergio Sauer, 177-204. Sao Paulo: Expressao Popular.

--. 2001. "Tecendo as redes de uma nova agricultura: um estudo socioam biental da Regiao Serrana do Rio Grande do Sul". Tesis para Doctorado en Sociologia. Porto Alegre: Universidad Federal do Rio Grande do Sul.

Sevilla Guzman, Eduardo y Joan Martinez Alier. 2006. "New rural social movements and agroecology". En Handbook on Rural Studies, editado por Paul Cloke, Terry Marsden y Patrick Mooney. Londres: Sage.

Sherwood, Stephen, Alberto Arce, Peter Berti, Ross Borja, Pedro Oyarzunm y Ellen Bekkering. 2013. "Tackling the New Materialities: Modern Food and Counter-Movements in Ecuador". Food Policy 41: 1-10.

Van Dijk, Gert y Jan Douwe van der Ploeg. 1995. "Is Here Anything Beyond the Modernization?" En Beyond Modernization, organizado por Jan Douwe van der Ploeg y Gert van Dijk, VII-XII. Assen: Van Gorcum.

Viola, Eduardo. 1987. "O movimento ecologico no Brasil (1974-86): do ambientalismo a ecopolitica". Revista Brasileira de Ciencias Sociais 1 (13): 5-26.

(1) Asentada en el credito rural subsidiado, en la investigacion agronomica (generacion de innovaciones) y en la extension rural (difusion de tecnologias), la politica miraba la transformacion de la base tecnico-productiva de modo de aumentar la produccion y la productividad agricola. Dentro de este contexto, se crearon el Sistema Nacional de Credito Rural (SNCR) en 1965; la EMBRAPA en 1972; y la Empresa Brasilena de Asistencia Tecnica y Extension Rural (EMBRATER) en 1974.

(2) Agricultura ecologica se refiere a un termino nativo cuya emergencia sera aclarada mas adelante; no corresponde a un conjunto de procedimientos tecnicamente clasificables, aunque las practicas agricolas desarrolladas se encuadren en terminos normativos. En Brasil, la Ley 10831 (diciembre de 2003) establecio como "sistema organico de produccion agropecuaria todo aquel en que se adoptan tecnicas especificas, mediante la optimizacion del uso de los recursos naturales y socioeconomicos [...] abarca los denominados: ecologico, biodinamico, natural, regenerativo, biologico, agroecologico, permacultura y otros" (Brasil 2003).

(3) La cuarta edicion del EBAA, en 1989, sucedio en Porto Alegre, Rio Grande do Sul, reuniendo cerca de 4 mil personas. Sin embargo, en 1986 se llevo a cabo el Primer Encuentro Regional de Agricultura Alternativa (ERAA) en la ciudad de Bage (Rio Grande do Sul), siendo significativo el hecho de haber sido realizado en las dependencias de un cuartel del Ejercito brasileno, en una region considerada conservadora y dominada por las grandes propiedades.

(4) Ver http://aspta.org.br

(5) Ver http://www.agroecologia.org.br

(6) El CONSEA es un organo asesor de la Presidencia de la Republica cuya funcion es formular propuestas en el campo de la seguridad alimentaria y nutricional, asi como monitorear politicas publicas y programas sociales. Es tambien un instrumento de articulacion entre el Gobierno y la sociedad civil en la construccion de directrices para la alimentacion y la nutricion. Ver http://www4.planalto.gov.br/consea

(7) Fundada en 1998, la red es formada por agricultores familiares, tecnicos, comerciantes y consumidores reunidos en asociaciones, cooperativas, grupos informales y pequenas agroindustrias comprometidas con el desarrollo de la agroecologia y con procesos participativos de certificacion. Ver http://www.ecovida.org.br

(8) Eran hombres que cazaban y llevaban el ganado desde el sur hasta el sureste brasileno para venderlo, luego de caminar largas distancias. En general, estos hombres eran de origen portugues.

(9) Corresponde a un area de aproximadamente 15 mil hectareas, las cuales fueron tierras que la Corona portuguesa donaba a ciertas personas para garantizar la ocupacion del territorio, especialmente en el sur de Brasil.

(10) Se refiere a areas de bosques donde despues de derribar los arboles, los inmigrantes plantaban las rocas, es decir, hacian sus cultivos.

(11) El patron comun de sucesion practicado en la epoca, conocido como minorato, establecia que la tierra fuera heredada por un unico hijo, en general, el mas joven o el ultimo en casarse.

(12) En el ano de 1991, el Proyecto Vacaria se convirtio en una asociacion civil sin fines de lucro: el Centro de Agricultura de Ipe (CAE-jpe). En 1997, el nombre de la entidad seria una vez mas alterado por el de Centro Ecologico.

(13) Tanto el establecimiento del Proyecto Vacaria como la Fundacion Coolmeia (cooperativa de consumidores fundada en 1978 en Porto Alegre) son, en buena medida, reflejo del Movimiento Ecologico Gaucho, tributario a la Asociacion Gaucha de Proteccion al Ambiente Natural (AGAPAN), fundada en 1971 e identificada como la primera asociacion ecologista en America Latina (Viola 1987).

(14) La Ley Estadual es de 1982 (Ley 7747 del 22 de diciembre de 1982); y la Ley Federal es de 1989 (Ley 7802 del 11 de julio de 1989).

(15) Ver http://www.aecia.com.br

(16) Las unidades de procesamiento de alimentos son gestionadas por las familias y son reconocidas como agroindustrias familiares por el Estado, aunque no todos los aspectos burocraticos esten resueltos.

(17) Oliveira (2007), comparando a familias ecologistas y no ecologistas en Ipe y Antonio Prado, indica que las primeras obtienen renta liquida superior, especialmente debido a un menor consumo intermediario y a la presencia de rentas no agricolas (agroindustrias). La renta es la oportunidad de trabajar con el procesamiento sumado a la valorizacion de "ser agricultor" en las unidades familiares ecologistas; ello es indicado por jovenes como factor para la permanencia en el campo.

(18) El Programa de Adquisicion de Alimentos (PAA) fue creado en 2003 y el Programa Nacional de Alimentacion Escolar (PNAE), en 2009. Ambos fueron creados por el Gobierno Federal y posibilitan que el Estado realice la adquisicion de generos alimenticios de la agricultura familiar.

(19) Ver Oliveira 2014.
COPYRIGHT 2016 Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Sede Ecudar (FLACSO-Ecuador)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Charao Marques, Flavia; Oliveira, Daniela
Publication:Iconos
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2016
Words:9542
Previous Article:Mundos equivocados: cuando la "abundancia" y la "carencia" se encuentran en la Amazonia colombiana.
Next Article:Paro Nacional Agrario: paradojas de la accion politica para el cambio social.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters