Printer Friendly

Actores y ritual civico durante el porfiriato: la celebracion del dia de la independencia en Sinaloa, Mexico, 1888-1910.

Actores y ritual civico durante el porfiriato: la celebracion del dia de la inde pendencia en Sinaloa, Mexico, 1888-1910

Actors and civic ritual during the Porfiriato: the celebration of Independence Day in Sinaloa, Mexico, 1888-1910

Atores e rito civico durante o porfiriato: a comemoracao do dia da independencia em Sinaloa, no Mexico, 1888-1910

Acteurs et rituels civiques pendant le Porfiriato: la celebration du Jour de llndependance a Sinaloa, Mexique, 1888-1910

INTRODUCCION

Este articulo analiza el proceso historico de las festividades civicas como la celebracion del dia de la independencia (1) a traves de la lente de dos generaciones, una que experimento el ascenso a la gubernatura de Francisco Canedo, y fue la encargada de escenificar el poder por medio de rituales civicos; la otra le toco vivir el relajamiento del fervor patriotico y el esplendor del Centenario de la Independencia.

La festividad y el ritual civico en Mexico y America Latina es un tema muy estudiado por historiadores, sociologos y antropologos, sobre todo en 1910, estimulado por los bicentenarios de las independencias--y el centenario de la Revolucion mexicana--en los paises latinoamericanos. Los enfoques y analisis varian, se estudio tambien el arte, los museos, la arquitectura, el urbanismo, los monumentos, las plazas y las calles (2); la funcion politica de las conmemoraciones, mitos, heroes, discurso, nacionalismo, valores patrioticos, memoria historica, memoria colectiva, discurso, identidad nacional, modernidad, turismo, historia anticuaria, critica y de bronce (3); los rituales y su simbolismo, indigenismo, educacion y civismo e iconografia (4); etapas y procesos de las celebraciones a lo largo de la historia (5); asimismo, se han producido trabajos sobre rituales religiosos como Semana Santa y santos patronos (6).

El trabajo que aqui se presenta se limita a dos ejes de analisis. Los actores y promotores de la organizacion de las festividades civicas, aunados al cambio como elemento central en el estudio del dia de la independencia de 1888 a 1910. Metodologicamente para observar a los actores se recurrio al concepto de generacion, que implico definir dos fases, una que domino de 1888 a 1903, integrada por una elite intelectual--acuerpada en el Colegio Civil Rosales, eran catedraticos, estudiantes, periodistas, escritores, poetas y politicos--que se intereso por escenificar y legitimar el poder a traves de rituales y oraciones civicas, desfiles, tertulias, circulos literarios, fiestas populares y relaciones de sociabilidad. Una caracteristica principal de esta generacion es que les toco vivir el ascenso al poder de Francisco Canedo como gobernador de Sinaloa y de Porfirio Diaz como presidente de Mexico. La segunda generacion--nacio en la epoca de estabilidad politica y prosperidad economica--se limita al periodo de 1904 a 1910, lapso en el que se relajo el fervor patriotico, aunque luego vino la ostentacion del Centenario de la Independencia. Muchos de estos jovenes se sumaron a la oposicion politica del regimen porfirista y despues se lanzaron a la Revolucion mexicana.

En cuanto a la celebracion del dia de la independencia, se analiza en dos fases. La primera se circunscribe de 1888 a 1903, caracterizada por el auge del fervor patriotico escenificado a traves de desfiles de carros alegoricos, caminatas, procesiones y discursos civicos, tertulias, bailes populares, lecturas del acta de independencia, creacion de monumentos en honor a los heroes de la independencia. La segunda etapa va de 1904 a 1910, considerada como el periodo del relajamiento del fervor nacionalista, lo cual se debio a que el pais se encontraba pacificado y el regimen envejecia, y los jovenes se inclinaron mas por fundar escuelas, realizar rituales y festividades escolares, al mismo tiempo aparecieron otros espectaculos y diversiones publicas como el cinematografo, acrobacia, circos y carnavales modernos que atrajeron la atencion de la poblacion. Hacia el Centenario de la Independencia en 1910, el ritual civico adquirio nuevos brios, pero ya fue al final del porfiriato.

La investigacion sobre la conmemoracion del dia de la independencia durante el porfiriato se centra en las dos ciudades mas importantes de Sinaloa: la primera es Culiacan, la capital del estado, ubicada en el centro de la entidad; y la segunda se refiere a Mazatlan, localizada en el sur del Estado, con un intenso dinamismo social, economico y politico. En ese sentido el trabajo se inscribe dentro de la historia regional, para eso fue necesario entender la region como una construccion social e historica (7)--es una realidad cambiante, producto de la dinamica socioeconomica y a la vez integra espacios sociales y lugares vividos con una especificidad que le otorga una estructura propia--ubicada en un espacio con sus caracteristicas propias y, que sus limites/fronteras no tienen que ver con division politica o administrativa de los estados nacionales, mas bien esta sujeta en el tiempo a la capacidad de territorializacion de las elites regionales y los grupos sociales dominantes, asi como a los efectos provocados por los movimientos de poblacion y las logicas particulares nacidas de procesos economicos internos (8).

1. Celebracion del dia de la Patria en Mexico

El regimen porfirista para pacificar y estabilizar el pais recurrio al consenso popular, borro los frentes entre liberales y conservadores, se reconcilio con la Iglesia, permitio a los caudillos gozar de sus feudos a cambio de lealtad y centralizo el poder en torno a su persona (9). Este sistema resulto tan eficaz que la reeleccion de Diaz no causo ningun problema y para legitimar el poder se opto por la ficcion democratica (10). Producto de la prosperidad economica en algunas ciudades de Mexico proliferaron organizaciones corporativas de obreros (11) que se fundieron en el mutualismo, los gremios, cofradias y sindicatos catolicos. Su objetivo fue ayuda mutua, educacion, reuniones, organizacion de veladas y de fiestas con el fin de salvaguardar o recrear los vinculos personales en una sociedad amenazada por el crecimiento de la industria moderna (12).

El regimen de Diaz para legitimar el poder recurrio a la teatralidad, seleccionando un pasado colectivo, reserva de imagenes, de simbolos, de modelos de accion, historia idealizada y mitos de heroes (13). La historia (14) sirvio para crear una conciencia historica que buscaba forjar un patriotismo de los ciudadanos, alimentar el orgullo nacional, cultivar el espiritu de sacrificio y esfuerzo por la patria y, generar la conciencia de que la epoca presente es feliz desenlace de una evolucion historica.

Lo nacional y lo patriotico se representan en las figuras de los caudillos. El proceso de la sacralizacion del poder de Diaz culmino con la construccion, en 1910, del Hemiciclo a Juarez en la Alameda, que significaba el mito y el simbolo del liberalismo triunfante (15). La historia y la creacion de mitos y heroes fueron utilizadas por el regimen para nutrir el patriotismo y como instrumento de glorificacion de Diaz.

Durante el porfiriato, la escenificacion del poder era representada en la celebracion del dia de la independencia, con el fin de buscar los origenes de la patria en el movimiento insurgente y en la figura de Miguel Hidalgo. La independencia se festejo junto con el movimiento de Reforma, porque era interpretada como la Segunda Independencia. Los fundadores de la patria fueron visualizados mediante pinturas, esculturas y monumentos, emision de medallas, fotografias en los periodicos, artes que en este tiempo ayudaron a configurar la imagen del heroe (16). Aunado a esto se efectuaron procesiones civicas, discursos, cantos y loas. Asi fue como se construyo una Religion de la Patria (17).

La celebracion de los dias festivos significaron declaraciones espectaculares de la cultura dominante, ya que mostraban una expresion de gobernabilidad: "Orden y Progreso, el eslogan e ideal de los positivistas comteanos de la nacion que animaba las politicas administrativas e inspiraba los despliegues gubernamentales durante los anos del regimen porfirista (18). Los rituales de la patria (19) durante el regimen de Diaz tienen diferentes etapas (20). De 1877 a 1882, surgio la junta patriotica y los festejos civicos de corte aristocratico, ya que la celebracion se reducia a un grupo muy selecto que se reunia en espacios cerrados donde hacia gala de banquetes, brindis y discursos (21).

En 1883, en la ciudad de Mexico y otras partes del pais irrumpio el espectaculo moderno, en los rituales civicos participaron masivamente obreros, grupos mutualistas, estudiantes, clubes y autoridades civiles y religiosas; hubo procesiones y paseos civicos, gallos, bailes y banquetes, sumado a la lectura del acta de independencia emanada de Chilpancingo--no el de Iturbide-en la noche del grito. Para este momento se comenzo a institucionalizar el onomastico de Porfirio Diaz, para no confundirlo con las patrioticas fiestas del 15, se eligio el 18 de septiembre. Pero, para 1885, el natalicio de Diaz--el 15 de septiembre--paso a formar parte del ritual civico de la nacion. En ese sentido, la imagen de Diaz--como la patria sustantivada- fue equiparada a los proceres de la independencia como Hidalgo, Morelos, Mina, Matamoros, Guerrero e Iturbide (22). Asi fue como surgio la lujosa celebracion de la alta sociedad, donde se fundieron las ideas del liberalismo porfirista con la victoria de la independencia, que sirvio para dictar el modelo de comportamiento para el resto de la poblacion (23).

De 1901 a 1910 se escenifico la preparacion y la celebracion del Primer Centenario de la Independencia. El ritual del dia de la patria realizado en la capital mexicana y en los Estados se organizo con derroches y exoticos arreglos que trataban de venerar y adorar al gran representante de la patria, Diaz. Los provincianos replicaron el ritual con fastuosidad: las calles, las plazas y los edificios publicos fueron adornados pormenorizadamente; hubo desfile de carros alegoricos, procesiones, bailes, oracion civica, lectura del acta de independencia y la comida ofrecida a los asistentes.

2. Protagonistas de la organizacion del ritual civico: los Jacobinos

En Sinaloa, la Junta Patriotica fue la comision encargada de organizar las festividades civicas del 5 de febrero, dia de la promulgacion de la Constitucion Politica; el 2 de abril, Batalla de Tuxtepec, protagonizada por Porfirio Diaz; el 5 de mayo, la Batalla de Puebla; el 22 de diciembre, Batalla de San Pedro, encabezada por el general sinaloense Antonio Rosales contra los franceses; y el 15 y 16 de septiembre se conmemoraba el dia de la independencia (24). La junta era nombrada por el gobernador o por el presidente del ayuntamiento, cuyos integrantes conformaban la elite canedista (25). Ellos recaudaban recursos por medio de funciones teatrales, corrida de toros, bailes y, colectas entre empleados municipales y estatales, y entre comerciantes e industriales, sociedades y organizaciones obreras.

De 1888 a 1910 miembros de dos generaciones (26) de la elite intelectual (27) y politica canedista--integrada por periodistas, poetas, profesores, abogados e ingenieros--dominaron las juntas patrioticas en el distrito de Culiacan. Una generacion se entiende como un sujeto colectivo que vive en el mismo tiempo, que comparte las mismas historias de amor y odio, influencia social y politica, conflictos generacionales, marcados por los mismos acontecimientos y cambios. Aunado, a las propensiones de obrar, sentir y pensar de cierta manera, asi como a una mision o proyecto historico, lo que da formalmente una conciencia historica. La combinacion entre influencias recibidas e influencias ejercidas explica el concepto de sucesion de generaciones. Es un encadenamiento derivado del cruce entre la transmision de la experiencia y la apertura de nuevas posibilidades (28).

La primera generacion de la elite cientifico-intelectual domino de 1888 a 1903, en su mayoria fungian como catedraticos y funcionarios del Colegio Nacional Rosales--luego Colegio Civil Rosales--asi como editores y directores de periodicos y revistas literarias de circulacion regional, aunque tambien los estudiantes jugaron un papel preponderante. Esta generacion creo clubes y sociedades literario-cientificas donde establecieron sociabilidades, con posiciones e intereses divergentes, y en cada uno de ellos estos vinculos se asociaban al conjunto de multiples y contradictorias pertenencias de los actores. Los mas conocidos fueron los clubes electorales, donde se ponia de manifiesto un conjunto de recursos organizativos, relacionales e indentitarios para el ejercicio de la soberania (29).

Los cientificos de la era canedista fue un grupo de letrados cercanos al poder que compartieron intereses, negocios, amistades, lealtades, compadrazgos, patronazgos, relaciones clientelares y aficiones, con una clara ambicion politica; ademas, esos letrados estrecharon relaciones sociales con instituciones cientificas y culturales desde donde organizaron veladas literarias y tertulias por cualquier motivo: homenajes, inauguraciones de diferentes recintos, oraciones funebres, panegirico, certamenes; convivieron cotidianamente en fiestas y diversiones (30).

En los inicios del gobierno de Canedo se crearon diferentes sociedades cientifico-literarias. En 1877, los profesores del Colegio Rosales, licenciados Gomez Flores, Evaristo Paredes, el doctor Ramon Ponce de Leon y Ruperto L. Paliza (31), y los estudiantes Jose A. Ortiz, Bernardo Vazquez, Mariano Peimbertm, Florentino Arciniega y Ledezma fundaron la Sociedad Rio de la Loza y, para 1887 crearon la Asociacion Cientifica Rosales--que difundia nuevos conocimientos de todas las areas del saber por medio de un periodico--cuyo director fue Sosa y Avila, quien fue destituido por sus ideas pro-liberales (32). En 1888, Rafael Canedo Batiz (hijo del gobernador), Juan Francisco Vidales y Ramon Ponce de Leon Jr. formaron la Sociedad Juvenil "Juarez", que estuvo orientada a la creacion literaria que se consolido con el nacimiento del semanario El Progreso. Por ultimo, en 1899, surgio la Sociedad de Ciencias y Letras Gabino Barreda, que fue presidida por el licenciado Ignacio Noris como presidente, Eutimio B. Gomez como vicepresidente, Jesus M. Cuen como secretario y Luis Monzon como te sorero (33).

El Colegio Civil Rosales (34) fue por excelencia el espacio donde se aposto ese grupo de cientificos sinaloenses y desde ahi crearon sociedades cientifico- literarias, que les sirvio para organizar certamenes, al mismo tiempo realizaron homenajes y oraciones funebres a los destacados politicos del canedismo. Los cientificos crearon semanarios y periodicos para difundir conocimientos sobre el positivismo, la ciencia y la politica. En esta primera etapa, el grupo cientifico mostro dispersion, ya que dieron nacimiento a varias agrupaciones, pero una vez que se consolido el regimen canedista, en 1898, surgio en el Colegio Civil una asociacion moderna: el club Jacobinos. En compaginacion con lo nacional, hay que resaltar que el porfiriato fue la epoca de las asociaciones modernas, el club fue una de ellas, que funcionaba con un club central, concentrando en su seccion permanente su red de correspondencia, sus decisiones se imponia a todos (35). El papel de los clubes era organizar las elecciones de diputados, de gobernadores, de presidente de la republica; asi como de realizar fiestas en honor al onomastico de uno de sus miembros o agasajar un personaje de la politica.

El club Jacobinos se constituyo por los siguientes integrantes: los doctores Ruperto L. Paliza (director del Colegio), Ramon Ponce de Leon, Cipriano Hernandez Leon, licenciados Heriberto Zazueta, Manuel Barrantes, Manuel Gonzalez Soto, Francisco Verdugo Falquez e ingenieros Manuel Bonilla, Luis F. Molina (36), el farmaceutico Antonio H. Moreno, el profesor Carlos Filio y los editores Julio G. Arce, Faustino Diaz y Esteban Flores. Las reuniones se efectuaban en el local del club, en las oficinas del periodico de Diaz, El Monitor Sinaloense, y en La Botica del comercio de los farmaceuticos Moreno y su yerno Arce (37).

El club Jacobinos funciono como una asociacion de hombres organizados para practicar una actividad comun (38), como la organizacion de eventos literarios, celebracion de onomasticos de sus integrantes y de personajes de la politica local y nacional, asi como los rituales y festividades civicas. En 1904, por ejemplo, los jacobinos ofrecieron un concierto vocal e instrumental protagonizado por la compania artistica Herrera Moro, a la cual asistieron los miembros de los clanes familiares (39), hijas, esposas e hijos de los circulos intelectuales y politicos del regimen canedista. En ese mismo ano, en el onomastico de Eriberto Zazueta hubo orquesta, cena, discursos y felicitaciones (40).

Los jacobinos sirvieron un banquete al gobernador Canedo, en el edificio Toma de Agua (41). El lugar fue adornado con palmas, flores, festones de colores, cortinas de punto y espejos. A cada lado de la puerta se colocaron los retratos de los bustos de Porfirio Diaz y Francisco Canedo. A la hora de la reunion, Francisco Sanchez Velazquez, Enrique Morten Milley--representante de la colonia extranjera--e Ignacio Noris--en nombre de los jacobinos--elogiaron y exaltaron la administracion de Diaz y Canedo (42). En el aniversario del club, el edificio de los jacobinos se adornaba artisticamente, por ejemplo, en el sexto aniversario, en los portales se colocaron guias de flores, cortinas, espejos y cuadros. El lugar se ilumino con focos incandescentes, lamparas de gasolina y un foco de arco que se instalo en el jardin (43). Asistieron a la celebracion, los clanes familiares cercanos al regimen como los Paredes, Salazar, Retes, Peiro, Zazueta, Batiz, Almada, Paliza, entre otros (44).

De 1886 a 1903, la elite intelectual canedista agrupada alrededor del Colegio Civil y club Jacobinos domino en la organizacion de las festividades y rituales civicos en Sinaloa. Esa primera generacion vivio el esplendor de la era canedista, pues participaron activamente en la reeleccion de Canedo como gobernador; fundaron centros artistico-literarios, organizaron y le imprimieron una vision positivista a las festividades civicas, jerarquizaron los desfiles, bailes y fiestas en clases sociales. Los jacobinos de esa primera generacion crearon periodicos afines al regimen canedista, por ejemplo, Julio G. Arce en 1898 fundo El Mefistofeles (45), diario de informacion que permanecio hasta 1908; Faustino Diaz creo en 1892 El Monitor Sinaloense, cuyo director fue Herlindo Elenes Gaxiola, semanario de informacion que clausuraron los revolucionarios en 1911 (46).

Los jacobinos eran ingenieros, periodistas, abogados, arquitectos y quimicos. Su centro de ejercicio intelectual fue el Colegio Civil, lugar donde construyeron relaciones de sociabilidad a traves de circulos cientificos y literarios, tertulias y festividades. Los jacobinos ocuparon un lugar en el gobierno de Canedo, Eriberto Zazueta fue secretario de gobierno y diputado; Julio G. Arce en 1897 se desempeno como alcalde suplente y alcalde primero de Culiacan; Manuel Bonilla formo parte del Supremo Tribunal de Justicia y se desempeno como regidor del ayuntamiento; en 1900 Faustino Diaz fungio como edil de Culiacan (47); Rafael Canedo, Ponce de Leon, Antonio T. Izabal, Juan B. Rojo, Ignacio M. Gastelum, Felipe Sotomayor, Manuel M. Batiz y Manuel L. Choza se mantuvieron como diputados en la Legislatura del Estado; y para cerrar, de 1906 a 1910, fungieron como magistrados del Tribunal de Justicia del Estado Francisco Sanchez Velazquez, Ignacio Noris y Luis Urrea Haas.

Esta generacion le toco presidir la era dorada de los rituales civicos en Sinaloa, para tal fin recolectaban recursos entre empleados de gobierno, comerciantes y obreros, asimismo, organizaban tertulias, obras de teatro y corridas de toros.

3. Viejos y nuevos actores en la organizacion de las festividades civicas

A partir de 1904 el fervor y los sentimientos patrioticos disminuyeron, sobre ello, la siguiente nota sostiene:

"Nadie, ni se forman juntas particulares, ni se levantan entusiasmos, ni se procura llenar con la iniciativa individual un numero siquiera de la celebracion de la fiesta. Hemos llegado a pensar que los unicos obligados a trabajar para conmemorar una fecha gloriosa, son las once generosas personas que integran la Junta Patriotica, y si ellas nada hacen, los demas, los particulares, el pueblo, tampoco deben hacer nada. Ni siquiera secundamos con un ligero esfuerzo, los esfuerzos de nuestra Junta Patriotica sino que, por el contrario, parece que nos empenamos en poner a su actividad cuantos obstaculos estan a nuestro alcance, y que todas nuestras tendencias miran a hacer deslucir los actos que las Juntas preparan. Por todas partes levantamos tropiezos; por todas partes hacemos surgir dificultades, y no es raro ver que las personas que abandonan sus negocios para dedicarse a la tarea patriotica [...] con una clase media tan inerme que necesitaria de una poderosa maquina para moverla y darle impulso; con una clase alta indispuesta siempre para el esfuerzo patriotico y dispuesta siempre para la censura [...]" (48).

Entre la generacion de la etapa dorada del ritual civico y de la generacion de la decadencia, no hay una ruptura, sino continuidad. Lo distintivo de esta nueva etapa, es que hay un contexto historico-cultural que influyo en la definicion de la primera y segunda generacion de intelectuales.

El club Jacobino despues de 1904 se diluyo, se reactivo nuevamente en 1909, con la eleccion a gobernador. Los jacobinos optaron por construir otros espacios de sociabilidad, Manuel Bonilla en 1904 fundo la Sociedad de Artesanos de Occidente; Ildefonso D. Velasco y Ponciano Verdugo organizaron la Sociedad de Artesanos "Bernardo Vazquez", integrada por veinte obreros (49). Carlos Filio creo escuelas de nivel basico, fungiendo como director de la escuela modelo del Distrito, sus auxiliares fueron Nabor Tapia jr., Julian Chavez y senorita Dolores Vega. En esta etapa proliferaron escuelas en Sinaloa, en el distrito de Culiacan para 1907 se contabilizaron cientos de varones como de mujeres (50). En 1905, Gabriel F. Pelaez reactivo el Centro Artistico-literario, se integro con miembros (51) de la primera y segunda generacion.

La primera y la segunda generacion compartian el fervor por la organizacion y, la realizacion de las festividades patrias. Sin embargo, a principios del siglo XX al interior de ambas generaciones se fueron gestando corrientes disidentes politicas que cuestionaron al gobierno canedista. Por un lado, aparecieron los estudiantes del Colegio Civil, vastagos de familias de antiguos liberales juaristas marginados del poder. En la eleccion de 1909, donde contendieron para la gubernatura el porfirista Alejandro Redo y el opositor Jose Ferrel con su epicentro en Mazatlan, el estudiante del Colegio Rafael Buelna, sobrino del liberal juarista Eustaquio Buelna, encabezo un grupo de companeros en favor de Ferrel y en contra de Redo. Esa actitud le costo ser expulsado del Colegio y como consecuencia fue perseguido por el gobierno local, orillandole a sumarse en 1910 a la Revolucion maderista.

La otra vena disidente provino de algunos miembros de la primera generacion, el ingeniero Manuel Bonilla (52), fundador de la Sociedad Mutualista de Occidente (SMO), se convirtio en dirigente de los agremiados (53) entre los que destacaban obreros, gente con varios oficios y profesionistas. Bonilla opto por la oposicion al regimen porfirista, participo en los clubes disidentes del lado de Ferrel, para 1910 junto con el comerciante Amado Zazueta se sumo a los clubes antirreleccionistas y cuando Francisco I. Madero llego al poder, Bonilla se convirtio en jefe supremo de la Revolucion en Sinaloa. Los principios de la SMO se sintetizaban en esfuerzo, honradez, lealtad, buena fe, progreso, union y fraternidad (54); la organizacion para cubrir los gastos de sus agremiados--por fallecimiento o enfermedad--realizaba corridas de toros y obras de teatro para allegarse de recursos monetarios (55). Para educar a sus miembros, la SMO tenia una escuela y una biblioteca "bien organizada, dotada de buenas publicaciones periodicas del pais y extranjeras", al mismo tiempo, se impartian conferencias con temas referentes a los diferentes oficios del trabajador y sobre el alcoholismo (56). Los aniversarios de la Sociedad iniciaban con una obertura de Marina, ejecutada por la orquesta de Florencio Limon, luego se pasaba lista, se instalaba la nueva directiva y se entregaban diplomas a sus socios por su adhesion y honradez y, amor al estudio y al trabajo. En 1907, agremiados distinguidos (57) recibieron diplomas con letras de oro y artisticas alegorias con la siguiente leyenda: 1904, Cumplimiento, Unidos y Progreso--1907--.

Hay dos elementos que destacar de estas dos corrientes contrarias al regimen canedista. El primero tiene que ver con la familia Buelna, Rafael y su generacion experimentaron en 1900 el desafio que lanzo su tio Eustaquio, quien contendio por la gubernatura contra Canedo, lo cual provoco que este ultimo mostrara enojo hasta cuando el primero murio en 1907 (58). El segundo, se refiere a las sociedades mutualistas encabezadas por Bonilla, quien imprimio a sus agremiados estudio y lectura, ademas se habia educado en la Union Americana donde seguramente se nutrio de ideas progresistas.

Mazatlan fue la otra ciudad sinaloense--de desarrollo economico y cultural- que se configuro aparte e incluso contra Culiacan, ya que al inicio de su gobierno, Canedo encontro fuerte oposicion en los circulos letrados mazatlecos y comerciantes, y con la consolidacion de regimen se disciplinaron, pero siempre estuvo latente la chispa de la disconformidad.

Durante la era canedista en Mazatlan los actores sociales y politicos construyeron redes de sociabilidad a traves de circulos literarios, la prensa, casinos, circulos comerciales, teatros, clubes y sociedades mutualistas. Estos actores participaron en el poder politico y disfrutaron del progreso economico porfirista en la region, asimismo, organizaron y promovieron los rituales civicos, espectaculos y diversiones publicas. Existieron dos generaciones, una--agrupada en clubes integrados por familiares y amigos--que vio nacer el regimen de Diaz-Canedo que incluso se opuso a ese poder. La segunda generacion reorganizo y dio continuidad a esos clubes, pero con intencion de discutir sobre temas politicos, literarios, realizar tertulias, bailes y organizar festividades y rituales civicos. La diferencia con Culiacan, fue que en Mazatlan la primera y segunda generacion al ver la oportunidad politica--muerte de Canedo--se organizo y postulo a Jose Ferrel como candidato a gobernador y, posteriormente se sumaron a la lucha antirreleccionalista encabezada por Madero.

El club Aurora fue una de esas asociaciones decimononicas, creada por grupos liberales juaristas como Jose C. Valades y Antonio Diaz de Leon, quienes se opusieron al regimen canedista. Esa situacion provoco que Valades fuera asesinado por ordenes de Canedo en 1879 y, Diaz de Leon en 1898 fue procesado y acusado de injuriar al gobernador. La vena disidente no desaparecio, el hermano de Jose, el medico Juan Jacobo, y su primo, el periodista y escritor, Jose Ferrel reorganizaron en 1895 la Sociedad Literaria club Aurora (59). Las reuniones se efectuaban en el traspatio de Drogueria Central, negocio de la familia Valades. Las actividades eran discusiones sobre literatura, temas sociales y politica, ya que muchos de sus miembros gozaban de poder en el ayuntamiento mazatleco. Los miembros del club participaron en la organizacion de las festividades civicas y de los carnavales. En 1909, los miembros del club con Ferrel a la cabeza configuraron un movimiento politico en contra del candidato oficial Alejandro Redo, aunque fueron derrotados electoralmente, sentaron las bases del movimiento maderista en Mazatlan.

Surgieron otras sociedades como el club Amistad, formado por mexicanos e individuos de diferentes procedencias--alemana, francesa, espanola, belgas y americanos radicados en el puerto--cuyo escudo eran dos manos que se estrechaban y una serpiente erguida en forma de triangulo que las rodeaba, bajo el lema: todos para uno. Mientras que el club Aguila Negra nacio con el objetivo de especializarse en las actividades de la caza y la pesca, cuyos integrantes fueron los miembros de la elite mazatleca del ambito politico y empresarial, su principal promotor fue Bernardo Vazquez, asi como los empresarios Jesus Escovar, Lauro Muro, el dueno de la Fundicion de Sinaloa, Alejandro Loubet, Ramon Gomez Pena, Paulino Garcia, Carlos Ramirez y el licenciado Antonio Iriarte. La funcion del club ademas de sus fines recreativos organizaba banquetes para sus miembros, por ejemplo, en 1848 festejaron el onomastico de Bernardo Vazquez (60). En 1861, aparecio club Union o Aleman que celebraba los bailes mas fastuosos de la colonia alemana. El club se sumaba a las fiestas civicas y tradiciones mexicanas, pero tambien recordaba sus celebraciones y sus triunfos. El 2 de septiembre de 1894, treinta miembros de la colonia alemana celebraron el triunfo de Sedan en la guerra franco-prusiana (61).

Las sociedades mutualistas mazatlecas tambien jugaron un papel protagonico en la organizacion y escenificacion de las festividades civicas. Existia la Sociedad de Artesanos Unidos (que nacio en 1875), integrada por obreros textiles, tabaqueros, peluqueros, sastres, zapateros, tipografos y trabajadores de las obras del puerto como cargadores, fogoneros, estibadores, carpinteros y albaniles. Sus postulados eran fomentar la instruccion, ilustracion y moralidad entre sus socios; estimular a los socios con el buen ejemplo para que cumplan con sus deberes en el trabajo; conciliar el interes de cada empleado con los de la empresa; revisar de comun acuerdo los sueldos para dar una retribucion justa (62).

En 1909, las sociedades mutualistas se sumaron a la campana de Ferrel y al movimiento antirreleccionista encabezado por Francisco I. Madero. Entre las agrupaciones figuraban: Artesanos Unidos que tenia como presidente a Isabel Campa; Mutualista de Zapateros, presidente Javier Maxemin; Ignacio Zaragoza, presidente Juan Ibarra; Juan Escutia, presidente Manuel Manzo; Benito Juarez, presidente Feliz Castillo; y Gremio de Abastecedores, presidente Alejandro Gil (63).

Un punto importante a destacar es que las raices del descontento contra el regimen de Canedo pueden encontrarse en los inicios y durante la consolidacion del gobierno. La primera se refiere a las viejas familias liberales juaristas, que como criticos del gobierno de Canedo fueron acallados, pero posteriormente sus descendientes agrupados en clubes y sociedades mutualistas se volcaron contra los herederos del dictador. La segunda tiene que ver con una nueva generacion de comerciantes, profesionistas y obreros que disfrutaron de la bonanza economica porfirista, pero al ver la oportunidad se rebelaron.

4. El esplendor de la escenificacion del poder

El espectaculo moderno a nivel nacional comenzo el 2 de septiembre de 1883, momento cuando participaron obreros, grupos mutualistas, estudiantes, arzobispado de Mexico, el gobernador de la capital del pais, el circulo frances, el club aleman, los americanos, la sociedad italiana, el club ingles y el club Albion. La ciudad festejo dos dias de iluminacion; las casas del comercio adornaron sus fachadas; hubo procesiones y paseos civicos, peleas de gallos, bailes y banquetes y, por primera se leyo el acta de independencia. Las funciones de las festividades patrioticas reflejaban la estructura social, presentar normas de interaccion social en el espacio publico y dar cuenta de la relacion entre individuos y el gobierno. Asimismo, el ceremonial promovio la idea de un nuevo orden a traves de desfiles civicos y militares, la ceremonia principal, las inauguraciones publicas y las estatuas de los hombres ilustres (64).

En Culiacan, Sinaloa, los festejos civicos de los dias 15 y 16 de septiembre de 1888 inscritos dentro de la era moderna fueron organizados por la junta patriotica, que diseno un programa de actividades civicas (65). El dia 15 inicio con salvas, fuegos artificiales, repiques a vuelo de campanas, silbatos de las maquinas de vapor de las fabricas El Coloso, Casa de Moneda, Empresa de Agua y locomotoras de ferrocarril. La plaza de Armas y Rosales, los edificios comerciales, la fachada del palacio de gobierno, la Casa de Moneda, cuarteles del quinto regimiento y, algunas casas particulares fueron adornados con banderas y faroles de multiples colores. El pabellon nacional se izo en los edificios de gobierno estatal de la federacion. En las calles del centro se realizo una procesion integrada por funcionarios, corporaciones, gremios con estandartes, jefes y oficiales del quinto regimiento, alumnos del colegio Rosales y escuelas municipales y, pueblo en general. El punto de llegada fue la plaza Rosales lugar donde el teniente coronel Francisco Ramirez y el doctor Pablo M. Parra pronunciaron la oracion civica, el presidente municipal leyo el acta de independencia y el gobernador Mariano Martinez de Castro termino vitoreando a los heroes nacionales de 1810.

Para el 16 de septiembre, se replico una nueva procesion y pronunciaron un discurso los oradores Ignacio M. Gastelum y el estudiante Jose Maria Pastor. El presidente de la Junta Patriotica entrego como obsequio cincuenta pesos a una senora que "era contemporanea de Hidalgo y que se dice haber sido bautizada por aquel gran caudillo" (66). Desfilaron carros alegoricos, uno conducido por once ninas y otro repartia actas de la independencia. El ritual cerro con una serenata en la plaza de Armas donde asistieron las diferentes clases sociales.

La celebracion del dia de la independencia tenia dos significados. Primero, el poder porfirista comenzo a utilizar medios espectaculares para senalar su asuncion en la historia (conmemoraciones, exponer los valores que exaltaban la manifestacion) y afirmar su energia (ejecuciones) (67). Segundo, mostrar los logros de la modernidad, como el ferrocarril, la industria, la paz, el orden (68), la educacion y, las clases sociales que se definieron en los teatros y los rituales civicos. Esta tesis se confirma, en 1891 cuando en la ciudad de Mexico como en Culiacan las multitudes inundaron las calles y las plazas (69). En la capital sinaloense el 15 y 16 de septiembre fue el pretexto para hacer coincidir el fervor patriotico con la inauguracion de la escuela Miguel Hidalgo. En lo que respecta al ritual civico, las autoridades, los empleados y los alumnos del colegio Rosales realizaron una procesion que partio del palacio de gobierno y termino en la plaza Rosales, lugar donde vitorearon a los heroes de la patria y la banda del Estado toco la obertura Anahuac en honor a la nacion (70). El 16, hubo cabalgata, se leyo el acta de independencia y en la plaza de Armas se ofrecio un baile a los artesanos de la ciudad; mientras que la elite celebraba en los casinos y en los teatros.

La configuracion regional de Culiacan y Mazatlan historicamente evolucionaron de manera diferenciada. La elite mazatleca siempre rivalizo cultural, politica y economicamente con el grupo de poder de Culiacan. Los rituales civicos no fueron la excepcion, el 15 de septiembre de 1891, la Junta Patriotica, autoridades civiles y militares, ayuntamiento, cuerpo consular, representantes de las naciones extranjeras y alumnos de escuelas municipales y particulares, realizaron una procesion que partio de Olas Altas y termino en la plaza Hidalgo, lugar donde cien ninas entonaron el himno nacional y el prefecto de distrito leyo el acta de independencia (71). Mas tarde se celebro un concierto en el teatro Rubio, luego se organizo una procesion encabezada por dos ninas con trompetas, seguidas por los carros de los clubes Benito Juarez (dedicado a la musica), Aguila Negra (72), Amistad (73), y Union o Aleman (74); y en un ultimo lugar avanzaban la comitiva oficial, el cuerpo consular, la Junta Patriotica y el presidente del ayuntamiento (75).

El espectaculo civico mazatleco hace imaginar las procesiones del Estado-teatro en el Bali, que se integraban en primer lugar por el cuerpo de lanceros intercalados con musica, seguidamente de un gran numero de hombres y mujeres llevando ofrendas, finalmente un caballo del difunto alegremente engualdrapado. A estos los seguia el joven rey con un gran sequito de principes y nobles. Tras de ellos, venia el pandita o sumo sacerdote, llevado en una silla abierta, alrededor de la cual se envolvia uno de sus extremos de un rollo de ropa que queria representar una enorme serpiente (76).

En Mazatlan, las procesiones civicas simbolizaban una verdadera religion de la patria. El 16 de septiembre, por ejemplo se construyeron cinco altares, el primero se instalo en el club Benito Juarez dedicado a los heroes nacionales, el segundo en el club Aurora, el tercero en la Sociedad Mutualista alusivo a Hidalgo, el cuarto en el club Amistad referido a la patria y, el ultimo se establecio en la plaza Hidalgo, lugar donde se leyo el acta y el vicepresidente interino Miguel Gaxiola dio el grito de independencia (77). Este espectaculo publico era puesto en escena por la elite mazatleca, quienes interaccionaban entre ellos, ya sea en brindis, en el teatro Rubio, en el Casino o en las procesiones. Mientras que la clase obrera se replegaba a la plaza Machado y en el edificio de Sociedad Mutualista de Zapateria, lugar donde se les ofrecia comida y un baile.

De 1888 a 1903, la teatralizacion del poder se manifesto a traves de fastuosas decoraciones e iluminaciones de las fachadas de los edificios publicos, de las casas particulares y de las plazas publicas. Aunado, a las procesiones, desfile de carros alegoricos, serenatas, bailes, altares a los heroes, oraciones civicas y concentraciones multitudinarias. Esto se relaciona con la insercion de Diaz como parte del ceremonial de la patria y el culto a la figura presidencial. Diaz es concebido como el padre de la gran familia mexicana, juez y heroe nacional equiparable a Juarez, Cuauhtemoc e Ignacio Zaragoza. Las ascension de Diaz al panteon heroico corresponde al reconocimiento de sus meritos en la lid y como "adalid de la paz" y la incorporacion de Mexico al concierto mundial de las naciones civilizadas (78).

5. Entre la decadencia y revitalizacion del ritual civico

A partir de 1904, el contexto social y cultural sinaloense se modifico. Aparecio el cinematografo, la matinee musical y literaria, y en Mazatlan se modernizo el carnaval. El ritual civico tambien se transformo, el 15 y 16 de septiembre fue un pretexto para el ocio y la diversion. Ademas el fervor patriotico se relajo, pues la festividad civica en Culiacan se redujo a una velada musical y literaria en el teatro Apolo (79), que abrio con una pieza de oratoria, para despues seguir con recitaciones de poemas musicales, popurri de opera y, por ultimo la velada cerro con la oracion civica y la entonacion del himno nacional (80). Esta actividad estaba reservada para la elite de Culiacan (81), entre los que destacaban miembros del circulo oligarquico (82) y notables que pertenecian a los profesionistas con prestigio social y economico (83).

Los rituales civicos como parte de la religion de la patria dejaron de tener mayor importancia, al grado de ser sustituidos por la celebracion de la reeleccion y onomastico del gobernador Francisco Canedo, que se efectuaba el 27 de septiembre y 5 de octubre respectivamente. Para tal efecto se organizo un comite y los culiacanenses adornaron las fachadas de sus casas, las calles y la plaza Rosales fue iluminada; las campanas repiquetearon, sonaron los silbatos de la fabrica El Coloso; la elite industrial y politica asi como las sociedades mutualistas felicitaron al gobernador, por ultimo desfilaron ochenta carros alegoricos y, la festividad cerro con los combates de flores y confeti (84).

Para el 15 de septiembre de 1905, solamente la Sociedad Mutualista de Occidente desfilo por las calles de Culiacan, y finalizo en el palacio de gobierno, lugar donde el secretario de gobierno Eriberto Zazueta emulo a Hidalgo y, el secretario del ayuntamiento Manuel Hernandez leyo el acta de independencia y se entono el himno nacional. Al final hubo una fiesta en el local Los Canarios. El 16, solo desfilaron los guardias municipales rurales y, para culminar Enrique O'Farril emitio un discurso y Digna Torres recito una poesia. La celebracion del dia de la independencia definio las clases sociales: por un lado, la Sociedad de Artesanos "Bernardo Vazquez", la Sociedad Mutualista de Obreros y la Iglesia metodista disfrutaron de un baile (85); por otro, la elite canedista se volco al teatro Apolo (86) para degustar la matinee artistica y literaria (87).

De 1904 a 1904, la principal protagonista de la organizacion del ritual civico estuvo presidida por la Sociedad Mutualista de Occidente, encabezada por Manuel Bonilla. Esa agrupacion realizo un baile en el patio del ayuntamiento y, algunos de sus miembros hicieron declamaciones, al tiempo que lanzaron discursos exhortando a sus socios a luchar por el progreso.

La celebracion del dia de la independencia se revitalizo a partir de 1907, ya que se acercaba el Centenario de la Independencia. Para ello, a nivel nacional se creo la Comision Nacional del Centenario de la Independencia (CNCI), y en Sinaloa surgio la Junta Central del Centenario. Para ese entonces, en Culiacan, la plaza de Armas fue iluminada con incandescentes focos y adornada con guias florales, banderas y farolillos. El quiosco se decoro con cortinas, lienzos y banderines multicolores (88). El escenario fue inaugurado por una banda musical que atrajo una inmensa multitud. El 15 de septiembre, la escuela industrial, la Junta Patriotica, la Sociedad Mutualista, los empleados publicos y pueblo en general desfilaron hasta llegar al palacio de gobierno, punto donde el secretario del ayuntamiento Manuel Hernandez Leon leyo el acta de independencia, el licenciado Zazueta levanto la bandera vitoreando a la patria y los heroes de la independencia. Al final se canto el himno nacional y se ofrecieron cerveza y sandwiches.

El 16, hubo salvas, repiques, musica y en el teatro Apolo (89), se organizo la matinee musical y literaria. La elite y la comitiva oficial disfrutaron de un programa (90) que inicio con el himno nacional, para seguir con la cancion Las Alegres Comadres de Windsor. Luego, Bernardo Gastelum vocifero la oracion civica, y el delegado de la CNCI instalo la Junta Central de las Fiestas del Centenario de Sinaloa (91). El espectaculo se desgrano en desfiles, oraciones civicas, musica de banda en la plaza Constitucion.

El punto de inflexion fue 1907, porque la Sociedad Mutualista y la Junta del Centenario reactivaron la celebracion del dia de la independencia. La Junta Patriotica realzo el dia de la patria entregando tres premios (92) a las casas mejores adornadas de la calle Miguel Hidalgo.

El Centenario de la Independencia en 1910, fue celebrado ostentosa y fastuosamente en las ciudades y los poblados de Sinaloa. En Villa Union, distrito de Mazatlan, las plazas, los edificios publicos y las casas particulares fueron adornados. Los pobladores crearon un parque que bautizaron con el nombre de Hidalgo; en la plaza Bernardo Vazquez--adornada con palapas, banderolas y festones, globos y focos incandescentes--se llevo a cabo un baile (93). Se leyo el acta de independencia, se vociferaron oraciones civicas y se desarrollaron desfiles de carros alegoricos (94). En los pueblos de Siqueros y Copala, se agrego la corrida de toros y quema de castillos, asi como la reparacion de la plaza Juarez y de la banqueta de la calle Independencia (95).

El Centenario represento el triunfo del republicanismo liberal y la culminacion del proyecto liberal de construccion nacional. Proyecto fructifero bajo la administracion de la figura patriarcal de Diaz, quien fue el centro del escenario de las fiestas de Centenario, ya que compartia el altar de la patria como el artifice de la paz y el progreso alcanzado por el pais. Esos avances mostrados fueron las calles pavimentadas, bulevares, parques con grandes jardines y los servicios publicos como drenaje, electricidad, gas y telefono; asi como hospitales, escuelas y carceles (96).

CONCLUSION

Despues del analisis de las dos generaciones de intelectuales y de los rituales civicos se llego a dos resultados. El primero tiene que ver con las raices de la disidencia politica y revolucionaria de 1910 en Sinaloa. Esa vena se configuro al interior de las dos generaciones, en Culiacan por ejemplo, la familia Buelna de corte liberal juarista siempre se opuso al gobierno de Canedo, pero su principal representante Eustaquio Buelna fue derrotado en la contienda electoral en 1900 y murio en 1907 odiado por el dictador. No termino ahi la oposicion, su sobrino Rafael Buelna y otros estudiantes del colegio Rosales al morir Canedo y al saber de la candidatura del opositor Jose Ferrel, se sumaron a su campana y, luego terminaron en las filas maderistas. La otra linea de disidencia provino de las sociedades mutualistas encabezadas por Manuel Bonilla, quien impulso el estudio, la lectura y la cooperacion dentro de las agrupaciones obreras, pero ademas sus integrantes se politizaron, pues habia al interior de esa agrupacion abogados, ingenieros, periodistas y profesores.

En cuanto a Mazatlan, historicamente se configuro en oposicion a Culiacan; desde la decada de 1830, la elite mazatleca integrada por comerciantes extranjeros se enfrentaron abiertamente contra el grupo de la Vega que controlaba la capital sinaloense. Una vez que Francisco Canedo arribo al poder, los clanes liberales juaristas como los Valades, los Rete y los Avedano se volvieron los principales criticos del gobernador. A estos opositores tambien se sumaron los comerciantes, poetas y periodistas, pero una vez que se consolido el regimen canedista, nos tuvieron otra opcion que disciplinarse, sin embargo, el descontento quedo latente; aunque algunas voces como la de los periodistas Jose Ferrel y Heriberto Frias, asi como la de los editores Andres Avedano y Francisco Valades a traves del periodico El Correo de la Tarde, no cesaban en sus criticas contra la politica canedista. Finalmente, en 1909, despues de la muerte del patriarca, los comerciantes agrupados alrededor del Circulo Comercial Benito Juarez, los clubes y las sociedades mutualistas perfilaron la candidatura de Jose Ferrel, quien se lanzo a la campana contra el heredero de Canedo, Diego Redo.

Un segundo resultado, alude a los rituales civicos que dibujaban claramente el proyecto de la modernidad porfirista. El espectaculo mostraba el progreso a traves del ferrocarril, las fabricas, la ciudad--con sus calles y avenidas trazadas por el ingeniero Molina, asi como las plazuelas y sus respectivos quioscos y jardines--y las escuelas. Mientras que el orden era representado por medio de los desfiles, caminatas, procesiones, discursos, lectura del acta de independencia. Ademas, esas festividades marcaban muy nitidamente las clases sociales, por un lado, los obreros realizaban sus bailes en las plazas, calles y patios del ayuntamiento; por otra parte, las elites disfrutaban de bailes, tertulias y matinee musical en casinos, teatros y domicilios privados.

DOI: http://dx.doi.org/10.15648/hc.34.2019.2

Recibido: 01 de diciembre de 2017

Aprobado: 8 de junio de 2018

Modificado: 14 de junio de 2018

BIBLIOGRAFIA

Fuentes primarias

Archivo Historico del Ayuntamiento de Mazatlan (AHAM).

Archivo Historico de la Universidad Autonoma de Sinaloa (AHUAS).

Hemerografia

El Correo de la Tarde, Mazatlan, 1891-1904, 1910.

El Correo de Occidente, Culiacan, 1888.

Mefistofeles, Culiacan, 1904-1906.

El Monitor Sinaloense, Culiacan, 1900-1907.

El Monitor Republicano, Mexico, 1891.

Fuentes secundarias

Anonimo. "Despues de las fiestas. Tristes reflexiones". Mefistofeles, Culiacan, septiembre 19 de 1904.

Alvarado Fuentes, Leticia. "El viejo Mazatlan ... donde todo comienza. Identidad, representaciones e historia". (Tesis de doctorado en Ciencias Sociales, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2010).

Angel Palou, Pedro. "Intelectuales y poder en Mexico". America Latina Hoy No. 47 (2007): 78-80.

Alan, Knight. La Revolucion mexicana. Del porfiriato al nuevo regimen constitucional. Mexico: Fondo de Cultura Economica, 2010.

Annino, Antonio y Francois-Xavier Guerra (Coods.). Inventando la nacion. Iberoamerica. Siglo XIX. Mexico: Fondo de Cultura Economica, 2003.

Alzaga Sanchez, Oscar. "Del bicentenario de la Independencia, el centenario de la Revolucion y la historia". Alegatos No. 75 (2010): 629-638.

Balandier, Georges. El poder en escenas. De la representacion del poder al poder de la representacion. Barcelona: Ediciones Paidos, 1994.

Berrelleza Fonseca, Marco Antonio. De Liceo a Universidad. La institucion rosalina: 1872-1922. Culiacan: Universidad Autonoma de Sinaloa, 1998.

Bustos Lozano, Guillermo. "Del primer centenario de la independencia ecuatoriana: los sentidos divergentes de la memoria nacional". Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 473-524.

Brezzo, Liliana M. "Reparar la nacion' discursos historicos y responsabilidades nacionalistas en Paraguay". Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 197-242.

Brenes Tencio, Guillermo. "Heroes y liturgias del poder: la ceremonia de la apoteosis". Revista de Ciencias Sociales Vol. IV, No. 106 (2004): 107-121.

Beezley, William H. La identidad nacional mexicana: la memoria, la insinuacion y la cultura popular en el siglo XIX. Mexico: El Colegio de la Frontera, El Colegio de San Luis y El Colegio de Michoacan, 2008.

Campos Perez, Lara. "La republica personificada. La fiesta porfiriana del 2 de abril (1900-1911)". Estudios de Historia Moderna y Contemporanea de Mexico No. 51 (2016): 53-71.

Correa Ramirez, John Jaime. "El discurso del civismo en Pereira o la 'sacralidad' de lo publico durante el siglo XX". Historielo No. 2 (2009): 7-31.

Cid, Gabriel. "Ritos para una nueva legitimidad: ceremoniales constitucionales y republicanismo en Chile (1812-1833)". Historia Critica No. 47 (2012): 17-43.

Chapman Quevedo, William Alfredo. "El concepto de sociabilidad como referente del analisis historico". Investigacion y Desarrollo Vol. 23, No. 1 (2015): 1-37.

Davila, Luis Ricardo. "Centenario e inventario de los problemas venezolanos". Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 243-299.

Escovar Wilson-White, Alberto. "Bogota en tiempos de la celebracion del primer centenario de la independencia". Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 525-559.

Fernandez Poncela, Ana M. "Conmemoraciones, lugares de la memoria y turismo: Queretaro". Alegatos No. 73 (2009): 532-554.

Florescano, Enrique. "Patria y nacion en la epoca de Porfirio Diaz". Signos Historicos No. 13 (2005): 152-157.

Garcia Santana, Adalberto. "Las letras sinaloenses en lo ocaso del porfiriato: La Bohemia sinaloense (1897-1899) y arte (1907-1909)". (Tesis de maestria en Historia, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2010).

Guerra, Francois-Xavier. Mexico: del Antiguo Regimen a la Revolucion. Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1988.

Geertz, Clifford. Negara. El Estado-teatro en el Bali del siglo XIX. Barcelona: Paidos, 2000.

Gonzalez-Reyes, Gerardo. "Celebrar y festejar, que la nacion se va a inventar. Breve arqueologia de la construccion del calendario y la memoria civica en Mexico y sus expresiones populares". Contribuciones desde Coatepec No. 25 (2013): 41-66.

Gonzalez, Luis. Pueblo en Vilo. Zamora: El Colegio de Michoacan, 1995.

Gonzalez Bernardo Quiroz, Pilar. "La 'sociabilidad' y la historia politica". En Conceptualizando lo que se ve. Francois-Xavier Guerra historiado homenaje, coordinado por Erika Pani y Alicia Salmeron. Mexico: Instituto Mora, 2004, 441-448.

Jorquera Nunez, Cinthia Guadalupe. "La transformacion de la vida cotidiana en Culiacan durante la epoca del canedismo (1877-1909)". (Tesis de licenciatura ..., Universidad Autonoma de Sinaloa, 2017).

Jimenez Castillo, Jesus. "El discurso politico de la modernizacion. Un estudio de las ideas politicas en el porfiriato y su repercusion en el Estado de Veracruz". (Tesis de doctorado en Historia y Estudios Regionales, Universidad Veracruzana, 2007).

Koselleck, Reinhar. Los estratos del tiempo: estudios sobre historia. Barcelona: Ediciones Paidos, 2001.

Leal Camacho, Hector Carlos. "El papel de las sociedades politico-culturales sinaloenses en la Revolucion". Clio No. 27 (2002): 27-52.

Lemperiere, Annick. "Los dos centenarios de la independencia mexicana (1910-1921): de la historia patria a la antropologia cultural". Historia Mexicana Vol. 45, No. 2 (1995): 327-328.

Leach, E. R. Sistemas politicos de la alta Birmania. Estudios sobre la estructura social Kachin. Barcelona: Editorial Anagrama, 1975.

Lopez Gallegos, Alejandra y Aquiles Amparan. "Simbolos, lenguaje y espectaculos en la democracia: el escepticismo politico de Murray Edelman". Espiral No. 50 (2011): 101-139.

Llanes Gutierrez, Rene A. y Luis F. Molina. El arquitecto de Culiacan. Culiacan: Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa y La Cronica de Culiacan, 2002.

Marias, Julian. El metodo historico de las generaciones. Madrid: Revista de Occidente, 1949.

Marques del Castillo, Daniela. "La fiesta del Cinco de Mayo en San Luis Potosi, 1862-1867". (Tesis de licenciatura en historia, Universidad Autonoma de San Luis Potosi, 2009).

Malosetti Costa, Laura. "Arte e historia en los festejos del centenario de la revolucion de mayo en Buenos Aires". Historia mexicana, Vol. LX, No. 1 (2010): 439-470.

Marta Mailhe, Alejandra. "Discursos e independencia en America Latina: reflexiones criticas". Revista de Filosofia y Teoria Politica No. 41 (2010): 157-175.

Moya Gutierrez, Arnaldo. "Los festejos civicos septembrinos durante el porfiriato, 1877-1910". En Modernidad, tradicion y alteridad, la ciudad de Mexico en el cambio del siglo (XIX-XX), editado por Claudia Agostini y Elisa Epeckman. Mexico: Instituto de Investigaciones Historicas-UNAM, 2001.

Ortega Noriega, Sergio. Breve historia de Sinaloa. Mexico: El Colegio de Mexico y Fondo de Cultura Economica, 1999.

Perez Montfort, Ricardo. "El pueblo y la cultura. Del porfiriato a la revolucion". En La identidad nacional mexicana como problema politico y cultural. Nuevas miradas, coordinado por Raul Bejar y Hector Rosales. Cuernavaca: Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 2005, 60-61.

Pereyra Chavez, Nelson E. "Historia, Memoria, identidad y performance en una fiesta: la Semana Santa de Ayacucho". Dialogia Vol. 4 (2009): 222-263.

Ramirez, Benito. "El movimiento obrero sinaloense de sus anos de formacion al inicio de la etapa cardenista". Clio No. 82 (1992): 80-85.

Rabotnikof, Nora. "El Bicentenario en Mexico: la historia desde la politica". Revista de sociologia No. 24 (2010): 221-242.

Rajchenber, Enrique y Aleida Garcia Aguirre. "Memoria e historia en los cumpleanos de la Patria". Bajo el Volcan Vol. 10, No. 16 (2011): 17-36.

Rodrigo Moreno, Jose. "La experiencia del orden en las fiestas de la Independencia porfiriana de la ciudad de Mexico (1887-1900)". Historia No. 84 (2013): 59-88.

Rodriguez Avila, Sandra Patricia. "Construccion de la memoria oficial en el Centenario de la Independencia: el Compendio de Historia de Colombia de Henao y Arrubla". Folio No. 32 (2010): 23-42.

Rodriguez, Maria de las Nieves y Mendez de Lozada. "La Celebracion del Centenario de la Independencia de Mexico en 1910 a traves de algunos grabados de Jose Guadalupe Posadas". Takwa No. 11-12 (2017): 157-172.

Roldan, Diego P. "Imagenes, juegos, rituales y espacios. Las interacciones socioculturales entre la elite y sectores populares durante las entreguerras. La incultura en Rosario (Argentina)". Historia No. 28 (2009): 683-714.

Ricoeur, Paul. Tiempo y narracion III. El tiempo narrado. Espana: Siglo XXI, 1996.

Rios Trevino, Juan Luis. "Sociabilidad y cultura politica en Mazatlan, 1877-1909". (Tesis de maestria en Historia, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2015), 106-107.

Saez-Arance, Antonio. "Entre la autocomplacencia y la crisis: discursos de chilenidad en el Primer Centenario". Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 369-396.

Sanchez-Prieto, Juan Maria. "Historia y generaciones: la cultura politica de 1978 en cuestion". Mediterraneo Economico No. 14 (2008): 143167.

Serrano Alvarez, Pablo. Porfirio Diaz y el porfiriato. Cronologia (18301915). Mexico: Instituto Nacional de Estudios Historicos de la Revolucion Mexicana, 2012.

Vargas Alvarez, Sebastian. "Monumento Estela de Luz: disputa en torno a los usos publicos de la historia en el Mexico del Bi/Centenario". Tempo e Argumento No. 19 (2016): 130-161.

Valencia Sanchez, Mabel. "Una mirada sociocultural a la prensa de Sinaloa (1885-1910)". (Tesis de maestria en historia, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2007).

Zarate Toscano, Veronica. "Los hitos de la memoria o los monumentos en el centenario de la independencia de Mexico. Opera imaginaria en una obertura". Historia mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 85-135.

Rafael Santos Cenobio

Profesor de la Universidad Autonoma de Sinaloa (Mexico). Correo electronico: rafaelsantos921@gmail. com. El autor es doctor en Ciencias Sociales de la Universidad de Guadalajara (Mexico). Entre sus publicaciones recientes tenemos: "Los maestros rurales en Sinaloa: pedagogos, promotores de la salud y activistas politico-sociales", Ra Ximhai Vol. 13 No. 2 (2017). Entre sus temas de interes estan: Historia politica, Vida cotidiana, Movimientos sociales e Historia de la educacion.

* Este articulo forma parte del proyecto: "Espectaculos, diversiones y carnavales en Sinaloa, 1888-1913" financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Mexico).

(1) La conmemoracion del dia de la independencia de Mexico, se ha celebrado el 15 y 16 de septiembre en relacion a los acontecimientos que se sucedieron en 1810, ano en el que el cura Miguel Hidalgo y Costilla llamo a la rebelion una madrugada de finales del verano desde la puerta de la iglesia parroquial de Dolores, pueblo cercano a Celaya. La conspiracion provinciana de salon que culmino once anos despues con la independencia tenia como figura central al padre Hidalgo y otros jovenes militares como Ignacio Allende y Juan Aldama. El plan para separar la Colonia del dominio espanol se habia programado para diciembre de 1810, pero al ser descubierto por las autoridades reales, obligo a Hidalgo y sus acompanantes a levantarse en armas prematuramente del 15 al 16 de septiembre. El ejercito insurgente numeroso pero mal armado fue derrotado en enero y para julio de 1811, Hidalgo y sus generales fueron capturados y ejecutados; aun asi la insurgencia pervivio en el centro y sur del pais bajo la guerra de guerrillas. Muerto Hidalgo, la lucha fue seguida por el parroco Jose Maria Morelos quien tambien fue ejecutado por los realistas a fines de 1815, y los rescoldos de la insurgencia pervivieron como guerra de guerrillas, bandidaje politico y los levantamientos locales. Finalmente, en 1821 Agustin de Iturbide fraguo una alianza politica y militar con algunos elementos de la vieja dirigencia insurgente; y como derivacion realizo un tratado de negociacion con el ultimo Virrey declarando la independencia de Mexico. Eric Van Young, La otra Rebelion. La lucha por la independencia de Mexico, 1810-1821. (Mexico: Fondo de Cultura Economica, 2006), 89-92.

(2) Laura Malosetti Costa, "Arte e historia en los festejos del centenario de la revolucion de mayo en Buenos Aires", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 439-470; Sebastian Vargas Alvarez, "Monumento Estela de Luz: disputa en torno a los usos publicos de la historia en el Mexico del Bi/Centenario", Tempo e Argumento No. 19 (2016): 130-161; Veronica Zarate Toscano, "Los hitos de la memoria o los monumentos en el centenario de la independencia de Mexico. Opera imaginaria en una obertura", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 85-135.

(3) Nora Rabotnikof, "El Bicentenario en Mexico: la historia desde la politica", Revista de sociologia, No. 24 (2010): 221-222; Alberto Escovar Wilson-White, "Bogota en tiempos de la celebracion del primer centenario de la independencia", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 525-559; Luis Ricardo Davila, "Centenario e inventario de los problemas venezolanos", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 243-249; Ana M. Fernandez Poncela, "Conmemoraciones, lugares de la memoria y turismo: Queretaro", Alegatos No. 73 (2009): 532-554; Sandra Patricia Rodriguez Avila, "Construccion de la memoria oficial en el Centenario de la Independencia: el Compendio de Historia de Colombia de Henao y Arrubla", Folio No. 32 (2010): 23-42; Oscar Alzaga Sanchez, "Del bicentenario de la Independencia, el centenario de la Revolucion y la historia", Alegatos No. 75 (2010): 629-638; Alejandra Marta Mailhe, "Discursos e independencia en America Latina: reflexiones criticas", Revista de Filosofia y Teoria Politica No. 41 (2010): 157-175; John Jaime Correa Ramirez, "El discurso del civismo en Pereira o la 'sacralidad' de lo publico durante el siglo XX", Historielo No. 2 (2009): 7-31; Liliana M. Brezzo, "Reparar la nacion' discursos historicos y responsabilidades nacionalistas en Paraguay", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1(2010): 197-242; Guillermo Bustos Lozano, "Del primer centenario de la independencia ecuatoriana: los sentidos divergentes de la memoria nacional", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 473-524; Antonio Annino y Francois-Xavier Guerra (Coods.), Inventando la nacion. Iberoamerica. Siglo XIX (Mexico: Fondo de Cultura Economica, 2003).

(4) Antonio Saez-Arance, "Entre la autocomplacencia y la crisis: discursos de chilenidad en el Primer Centenario", Historia Mexicana Vol. LX, No. 1 (2010): 369-396; Gabriel Cid, "Ritos para una nueva legitimidad: ceremoniales constitucionales y republicanismo en Chile (1812- 1833)", Historia Critica No. 47 (2012): 17-43; Daniela Marques del Castillo, "La fiesta del Cinco de Mayo en San Luis Potosi, 1862-1867" (tesis de licenciatura en Historia, Universidad Autonoma de San Luis Potosi, 2009); Alejandra Lopez Gallegos y Aquiles Amparan, "Simbolos, lenguaje y espectaculos en la democracia: el escepticismo politico de Murray Edelman", Espiral No. 50 (2011): 101-139; Diego P Roldan, "Imagenes, juegos, rituales y espacios. Las interacciones socioculturales entre la elite y sectores populares durante las entreguerras. La incultura en Rosario (Argentina)", Historia No. 28 (2009): 683-714.

(5) Sandra Patricia Rodriguez Avila, "Conmemoraciones del cuarto y quinto centenario del '12 de octubre de 1492': debates sobre la identidad americana", Revista de Estudios Sociales No. 38 (2009): 64-75.

(6) Nelson E. Pereyra Chavez, "Historia, Memoria, identidad y performance en una fiesta: la Semana Santa de Ayacucho", Dialogia Vol. 4 (2009): 222-263.

(7) Ronny J. Viales Hurtado, "La region como construccion social, espacial, politica, historica y subjetiva. Hacia un modelo conceptual/relacional de historia regional en America Latina", Geopolitica (s) Revista de estudios sobre espacio y poder Vol. 1, No. 1 (2010): 160.

(8) Arturo Taracena Arriola, "Propuesta de definicion historica para region", Estudios de historia moderna y contemporanea de Mexico No. 35 (2008): 188-189; Eric Van Young, "Haciendo historia regional. Consideraciones metodologicas y teoricas", Anuario No. 2 (1987): 262; Maria Silvia Leoni, "Historia y region: la historia regional de cara al siglo XXI", Folia Historica del nordeste No. 24 (2015): 172.

(9) Knight Alan, La Revolucion mexicana. Del porfiriato al nuevo regimen constitucional (Mexico: Fondo de Cultura Economica, 2010), 41-42.

(10) Francois-Xavier Guerra, Mexico: del Antiguo Regimen a la Revolucion (Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1988), 236 y 211.

(11) En el seno de esas organizaciones obreras--Sociedad de Artesanos de Puebla- integradas por abogados, medicos y funcionarios fue donde germino la oposicion a Diaz.

(12) Francois-Xavier Guerra, Mexico ..., 176.

(13) Georges Balandier, El poder en escenas. De la representacion del poder al poder de la representacion (Barcelona: Ediciones Paidos, 1994), 18-19.

(14) La historia practicada en el porfiriato. Historia patria o monumental, se refiere a lo escrito y a la arquitectura publica, los monumentos, la puntura historica y las estatuas. Un ejemplo, el libro de Justo Sierra, la Evolucion politica del pueblo mexicano, selecciona heroes nacionales, jefes indigenas que luchan contra Cortes, los de la Reforma y los de la guerra de intervencion. Sobre las pinturas estan La fundacion de Mexico de Joaquin Ramirez (1889) o Moctezuma II visita en Chapultepec los retratos de sus antecedentes (1895) de Daniel del Valle. Historia critica, su representante Bulnes ataco los mitos de la historia patria, en uno de sus libros, El Verdadero Juarez critica al heroe de la Reforma. Annick Lemperiere, "Los dos centenarios de la independencia mexicana (1910- 1921): de la historia patria a la antropologia cultural", Historia Mexicana Vol. 45, No. 2 (1995): 327-328; Enrique Florescano, "Patria y nacion en la epoca de Porfirio Diaz", Signos Historicos No. 13 (2005): 169.

(15) Lara Campos Perez, "La republica personificada. La fiesta porfiriana del 2 de abril (1900-1911)", Estudios de Historia Moderna y Contemporanea de Mexico No. 51 (2016): 55.

(16) Enrique Florescano, "Patria y nacion en la epoca de Porfirio Diaz", 155.

(17) Guillermo Brenes Tencio, "Heroes y liturgias del poder: la ceremonia de la apoteosis", Revista de Ciencias Sociales No. 106 (2004): 110.

(18) William H. Beezley, La identidad nacional mexicana: la memoria, la insinuacion y la cultura popular en el siglo XIX (Mexico: El Colegio de la Frontera, El Colegio de San Luis y El Colegio de Michoa can, 2008), 87-88.

(19) Los insurgentes se preocuparon por mantener la memoria de los heroes patrios que iniciaron la guerra de independencia en 1810. Ignacio Lopez Rayon, en 1812 creo los primeros festejos patrios: el de los onomasticos de Allende e Hidalgo (31 de julio y 29 de septiembre) y 16 de septiembre. En 1822, la conmemoracion nacional del 16 de septiembre fue celebrada por antiguos insurgentes y simpatizantes, lo cual contrastaba con la Consumacion, el Plan de Iguala y con la coronacion de Iturbide. Al ser derribado el emperador Iturbide, el gobierno republicano trato de borrar la memoria del primer emperador mexicano, y realzo la gesta independentista y sus heroes. Para 1823, se establecio como festejo oficial el 16 de septiembre, Hidalgo fue nombrado Padre de la Patria y, los restos de Morelos se trasladaron a la capital de la Republica. Despues de la guerra de reforma tras el triunfo de la Republica, las conmemoraciones de la gesta independentista dependieron de los logros del gobierno en turno: el 16 de septiembre se resumio en la inauguracion del ferrocarril que conectaba Puebla con la ciudad de Mexico y el primer recorrido fue presidido por el presidente Benito Juarez. Enrique Rajchenber y Aleida Garcia Aguirre, "Memoria e historia en los cumpleanos de la Patria", Bajo el Volcan Vol. 10, No. 16 (2011): 21-22.

(20) Arnaldo Moya Gutierrez, "Los festejos civicos septembrinos durante el porfiriato, 1877-1910", en Modernidad, tradicion y alteridad, la ciudad de Mexico en el cambio del siglo (XIX-XX), eds. Claudia Agostini y Elisa Epeckman (Mexico: Instituto de Investigaciones Historicas-UNAM, 2001), 51; Pablo Serrano Alvarez, Porfirio Diaz y el porfiriato. Cronologia (1830-1915) (Mexico: Instituto Nacional de Estudios Historicos de la Revolucion Mexicana, 2012), 11.

(21) Lara Campos Perez, "La republica personificada. La fiesta porfiriana del 2 de abril (1900-1911)", 56.

(22) Arnaldo Moya Gutierrez, "Los festejos civicos septembrinos durante el porfiriato, 1877-1910", 6063.

(23) William H. Beezley, La identidad nacional, 103.

(24) Cinthia Guadalupe Jorquera Nunez, "La transformacion de la vida cotidiana en Culiacan durante la epoca del canedismo (1877-1909)" (tesis de licenciatura en historia, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2017), 155.

(25) En Sinaloa la era de Francisco Canedo se inicio con el triunfo de la revuelta de Tuxtepec encabezada por el general Diaz en 1877, y termino con la muerte del general Canedo en 1909. Esta etapa de la historia nacional corresponde a la denominada el porfiriato, momento que muestra mayor integracion de Sinaloa a la sociedad nacional. Sergio Ortega Noriega, Breve historia de Sinaloa (Mexico: El Colegio de Mexico y Fondo de Cultura Economica, 1999), 241.

(26) Para profundizar en el tema de las series de las generaciones vease en Julian Marias, El metodo historico de las generaciones (Madrid: Revista de Occidente, 1949), 151-185; Luis Gonzalez, Pueblo en Vilo (Zamora: El Colegio de Michoacan, 1995).

(27) El intelectual protagoniza el tiempo historico en el que vive, explicando su mundo por medio de la inteligencia y convirtiendose en el intelectual politico que influye en la justificacion del poder, por parte de la elite que toma decisiones. La definicion de intelectual incluye el perfil y posicion de estos frente al poder, siendo estas mismas enunciaciones la justificacion del propio perfil y carrera. En el porfiriato la elite intelectual se situo en el partido cientifico, un grupo cercano al control financiero encabezado por Jose Ives Limantour, atrayendo la inversion y la influencia ideologica europea hacia el pais. Los cientificos adoptaron como filosofia el positivismo evolucionista de Comte y Spencer, mientras que en lo economico se acercaron a la teoria de Adam Smith. Pedro Angel Palou, "Intelectuales y poder en Mexico", America Latina Hoy No. 47 (2007): 78-80.

(28) Reinhar Koselleck, Los estratos del tiempo: estudios sobre historia (Barcelona: Ediciones Paidos, 2001), 39-40; Juan Maria Sanchez-Prieto, "Historia y generaciones: la cultura politica de 1978 en cuestion", Mediterraneo Economico No. 14 (2008): 144; Paul Ricoeur, Tiempo y narracion III. El tiempo narrado (Espana: Siglo XXI, 1996), 794-795.

(29) Pilar Gonzalez Bernardo Quiroz, "La 'sociabilidad' y la historia politica", en Conceptualizando lo que se ve. Francois-Xavier Guerra historiado homenaje, Coods. Erika Pani y Alicia Salmeron (Mexico: Instituto Mora, 2004), 441-448.

(30) Jaime Manuel Alvarez Garibay, "Letrados de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Los cientificos" (tesis de doctorado en Historia, Universidad Iberoamericana, 2011), 383, 393.

(31) Fue director del Colegio Rosales, ademas estudio en la Escuela Nacional Preparatoria de Mexico y fue discipulo de Gabino Barreda. El Monitor Sinaloense, Culiacan, 27 de mayo de 1900, 2.

(32) Hector Carlos Leal Camacho, "El papel de las sociedades politico-culturales sinaloenses en la Revolucion", Clio No. 27 (2002): 31-32.

(33) Marco Antonio Berrelleza Fonseca, De Liceo a Universidad. La institucion rosalina: 1872-1922 (Culiacan: Universidad Autonoma de Sinaloa, 1998), 207-209.

(34) El Colegio fue un espacio donde confluian intereses comunes como el ocio, la politica y las escenas literarias. En 1904 en reconocimiento a la trayectoria del profesor Ruperto L. Paliza, alumnos y maestros organizaron una fiesta y entregaron un fotograbado al festejado. Al evento concurrieron el gobernador Canedo, el secretario de gobierno Eriberto Zazueta; Ignacio M. Gastelum, Ponce de Leon, los licenciados Sanchez Velazquez, Evaristo Paredes, Verdugo Falquez, Jose Tames, Blas Inguanzo, Ignacio Noris; ingenieros Luis F. Molina, Antonio Moreno; Enrique Pena, profesor Julio G. Arce, Epitacio Osuna, Francisco G. Valenzuela y Quintil Tenorio. El aniversario de la Constitucion tambien fue conmemorado por los alumnos rosalinos, para ello, efectuaron manifestaciones publicas, recorrieron las calles Rosales hasta llegar al quiosco de la plaza Constitucion donde el profesor Carlos Cota y el estudiante Carlos Echeverria, representantes del Club Central de Estudiantes Sinaloenses pronunciaron los discursos expresando los ideales liberales y progresistas. El Monitor Sinaloense, Culiacan, 7 de febrero de 1904, 2; 28 de marzo de 1904, 4.

(35) Francois-Xavier Guerra, Mexico, 169.

(36) Rene A. Llanes Gutierrez y Luis F. Molina, El arquitecto de Culiacan (Culiacan: Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa y La Cronica de Culiacan, 2002), 122-123.

(37) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de junio de 1900, 3; 22 de abril de 1900, 2.

(38) William Alfredo Chapman Quevedo, "El concepto de sociabilidad como referente del analisis historico", Investigacion y Desarrollo No. 1 (2015): 15-16.

(39) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 28 de enero de 1904, 2.

(40) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de marzo de 1904, 3; 12 de marzo de 1905, 2.

(41) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 7 de abril de 1904, 3.

(42) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 10 de abril de 1904, 2.

(43) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 7 de abril de 1904, 2.

(44) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de abril de 1904, 2.

(45) Su director fue Julio G. Arce y su jefe de redaccion Esteban Flores y los colaboradores-redactores eran Jose Renteria, doctor Enrique Gonzalez Martinez, Francisco Medina, ingeniero Antonio Moreno, Jesus Andrade, Juan L. Paliza, Carlos Filio y Sixto Osuna.

(46) Mabel Valencia Sanchez, "Una mirada sociocultural a la prensa de Sinaloa (1885-1910)", (tesis de maestria en Historia, Universidad Autonoma de Sinaloa), 11-12.

(47) Adalberto Garcia Santana, "Las letras sinaloenses en lo ocaso del porfiriato: La Bohemia sinaloense (1897-1899) y arte (1907-1909)", (tesis de maestria en Historia, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2010), 102-103.

(48) Anonimo, "Despues de las fiestas. Tristes reflexiones", Mefistofeles, Culiacan, 19 de septiembre de 1904, 1.

(49) Fungieron Ildefonso D. Velasco como presidente; Francisco Grijalba como vicepresidente, Anastasio Yuriar como prosecretario; y Ponciano Verdugo como tesorero. Mefistofeles, Culiacan, 2 de agosto de 1904, 2.

(50) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 14 de octubre de 1907, 3.

(51) Muchos de ellos eran miembros del club Jacobinos y catedraticos del Colegio Civil Rosales como: Abelardo Medica, Carlos Filio, Francisco Verdugo Falquez, Francisco Medina, Gabriel F. Pelaez, Genaro Estrada, Herlindo Elenes Gaxiola, Ignacio M. Gastelum, Ildefonso D. Velasco, Jesus G. Andrade, Juan L. Paliza, Julio G. Arce, Luis F. Molina, Manuel Bonilla, doctor Ruperto L. Paliza y Samuel Hijar. El Monitor Sinaloense, Culiacan, 2 de febrero de 1905, 2.

(52) Manuel Bonilla nacio en 1867 en San Ignacio, Sinaloa. Estudio para ingeniero topografo en los Estados Unidos y a su regreso se establecio en Culiacan donde fue regidor del ayuntamiento, director del Periodico Oficial del Gobierno del Estado, miembro supernumerario del Supremo Tribunal de Justicia. Bonilla, en 1904 organizo la fundacion de la Sociedad Mutualista de Occidente, de donde fue presidente para el periodo 1907-1908, sus acompanantes en la mesa directiva aparecian: tesorero, Ignacio Bermudez; Jesus J. Garcia, prosecretario; Francisco Grijalva, contador; vocales, Gumersindo Lopez, Ignacio V. Lopez, Francisco Esceverri, Ramon Moreno; suplentes, Ignacio Herrera y Cairo, Jose Palazuelos. Al asumir el gobierno provisional de Ciudad Juarez y en reconocimiento a que desde enero de 1910 Bonilla habia formado en Mazatlan el club Antirreleccionista de Sinaloa, Madero lo nombro ministro de comunicaciones, cargo que le ratifico Francisco Leon de la Barra en marzo de 1911. Ya con Madero en el ejecutivo federal, ocupo la misma cartera del 6 de noviembre de 1911 al 27 de noviembre de 1912. Al momento de la decena Tragica, Bonilla ocupo la Secretaria de Fomento. Adalberto Garcia Santana, "Las letras sinaloenses en lo ocaso del porfiriato", 105-106; El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de septiembre de 1907, 3.

(53) Algunos de ellos eran Jose F. Vega, Martin Ochoa, Francisco A. Sandoval, Prisciliano Flores, Nicolas Aldana, Mauricio Leyva, Manuel Cota, Manuel C. Prieto y Loreto Rodriguez, Ignacio Bermudez, Jesus J. Garcia, Francisco Grijalva, Gumersindo Lopez, Ignacio V. Lopez, Francisco Esceverri, Ramon Moreno, Ignacio Herrera y Cairo, Jose Palazuelos y el ingeniero Manuel Bonilla. El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de septiembre de 1904, 2.

(54) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 18 de octubre de 1907, 3.

(55) En 1907, la Sociedad se encargo de cubrir los gastos funerales de Ascension L. Acosta. El Monitor Sinaloense, Culiacan, 24 septiembre de 1907, 2.

(56) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 31 de octubre de 1907, 3; 25 de abril de 1907, 3.

(57) Recibieron diploma: Jose F. Vega, Martin Ochoa, Francisco A. Sandoval, Prisciliano Flores, Nicolas Aldana, Mauricio Leyva, Manuel Cota, Manuel C. Prieto y Loreto Rodriguez. El joven Vega recibio ademas una banda con la siguiente inscripcion: Sociedad Mutualista de Occidente- -tercer aniversario-Premio a la Constancia y Aplicacion.

(58) Marco Antonio Berrelleza Fonseca, Culiacan. Cronica de una ciudad, 1878- 1912 (Culiacan: Ayuntamiento de Culiacan, 2010), 192-196.

(59) Ademas de la familia Valades y Ferrel se sumaron--los interesados por la literatura y el liberalismo el ingeniero Manuel Bonilla, el periodista Esteban Flores, el empresario Jose Berumen, el doctor e intelectual Martiniano Carvajal, el periodista y poeta Amado Nervo, el poeta Angel Beltran, Juan Sarabia, Jesus Gomez Flores, Manuel Manzo, Manuel del Rio, el director del diario El Correo de la Tarde, Carlos F. Galan y el presbitero Damaso Sotomayor. Leticia Alvarado Fuentes, "El viejo Mazatlan ... donde todo comienza. Identidad, representaciones e historia", (tesis de doctorado en Ciencias Sociales, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2010), 160.

(60) Juan Luis Rios Trevino, "Sociabilidad y cultura politica en Mazatlan, 1877- 1909", (tesis de maestria en Historia, Universidad Autonoma de Sinaloa, 2015), 106-107.

(61) Leticia Alvarado Fuentes, "El viejo Mazatlan ... donde todo comienza", 161- 164.

(62) Benito Ramirez, "El movimiento obrero sinaloense de sus anos de formacion al inicio de la etapa cardenista", Clio No. 82 (1992): 81-82.

(63) Archivo Historico de la Universidad Autonoma de Sinaloa (AHUAS), Fondo Jose Ferrel, "Acta de instalacion de clubes", Mazatlan, 9 de junio de 1909.

(64) Jose Rodrigo Moreno, "La experiencia del orden en las fiestas de la Independencia porfiriana de la ciudad de Mexico (1887-1900)", Historia No. 84 (2013): 67.

(65) El Correo de Occidente, Culiacan, 20 de septiembre de 1888, 2.

(66) El Correo de Occidente, Culiacan, 20 de septiembre de 1888, 3.

(67) Georges Balandier, "El poder en escenas, 24.

(68) Jesus Jimenez Castillo, "El discurso politico de la modernizacion. Un estudio de las ideas politicas en el porfiriato y su repercusion en el Estado de Veracruz" (tesis de doctorado en Historia y Estudios Regionales, Universidad Veracruzana, 2007), 384.

(69) El espacio se adornaba pomposamente, en la esquina del Portal de Mercaderes fue instalado un arco de musgos y de flores, y en las pilastras se colocaron grandes cuadros de rosas blancas y rojas, la parte superior estaba tapizada de flores. En la mayoria de los balcones se colocaron cortinas y banderas, y los edificios particulares estaban adornados y la fachada de la Concordia y la zapateria de la Profesa fueron cubiertas de flores. El Monitor Republicano, Mexico, 16 de septiembre de 1891, 3.

(70) El Correo de la Tarde, Mazatlan, 21 de septiembre de 1891, 1.

(71) El Correo de la Tarde, Mazatlan, 14 de septiembre de 1891, 1 y 2.

(72) Decorado con una Minerva rodeada de los atributos de la ciencia y, Diana Cazadora que habiendo sorprendido un venado en un bosque, lo tenia sentenciado a muerte y parecia disponerse a ejecutar la sentencia dejando escapar del arco puesta en combate la flecha voladora. Y no muy lejos, un jovencito recogia sus redes como satisfecho de la pesca. El Correo de la Tarde, Mazatlan, 17 de septiembre de 1891, 2.

(73) Adornado por seis columnas doradas, unidas por una cadena de flores artificiales, bajo un dosel se colocaba el escudo de la sociedad, que eran dos manos que se estrechaban, rodeaba el escudo una serpiente, simbolo de la union universal y al final un lema rezaba: Todos para Uno. A los costados del dosel estaban colocadas las banderas mexicana, espanola y alemana, belga, francesa y americana; al pie del dosel se situaban dos angeles que representaban la Fama y la Gloria; estos angeles eran Victoria Tapia y Virginia Goosties. El carro fue adornado por las senoritas Elodia Tapia, Ermila Lopez y Rosa Gonzalez.

(74) Adornado artisticamente y con una bandera, que enorgullecia a los miembros de la colonia alemana, al mismo tiempo entonaban el himno aleman.

(75) El Correo de la Tarde, Mazatlan, 18 de septiembre de 1891, 1.

(76) Clifford Geertz, Negara. El Estado-teatro en el Bali del siglo XIX (Barcelona: Paidos, 2000), 178-179.

(77) El Correo de la Tarde, Mazatlan, 17 de septiembre de 1891, 2.

(78) Arnaldo Moya Gutierrez, "Los festejos civicos septembrinos, 66.

(79) El lugar fue decorado con festones, banderas, escudos y cortinajes. El foro se ostentaba, bajo artisticos doseles, un buen retrato del cura de Dolores; a los lados del cuadro se colocaron dos grandes estatuas, y completaban la ornamentacion, pabellones de armas, cortinajes y banderolas de armas, dispuestos convencionalmente. Mefistofeles, Culiacan, septiembre 14 de 1904, 1.

(80) Mefistofeles, Culiacan, 17 de septiembre de 1904, 1.

(81) Las plateas y los proscenios eran para los notables de Culiacan. Los sectores medios y las agrupaciones obreras se instalaban en las demas localidades. Mefistofeles, Culiacan, 11 de septiembre de 1904, 2.

(82) Apellidos mas representativos eran Almada, Andrade, Batiz, Blancarte, Diez Martinez, Esqueda, Martinez de Castro, Ramos, Redo, Rojo, Uriarte, Urrea y Vega.

(83) Victor Hugo Aguilar Gaxiola, Las familias poderosas del Cabildo de Culiacan, 1872-1910 (Culiacan: Universidad Autonoma de Sinaloa y H. Ayuntamiento de Culiacan, 2004), 98-99.

(84) Mefistofeles, Culiacan, 28 de septiembre de 1904, 3; 29 de septiembre de 1904, 2.

(85) Mefistofeles, Culiacan, 18 de septiembre de 1905, 2.

(86) Fue adornado con cortinajes, festones, flores y banderolas, se colocaron grandes escudos en la primera serie de palcos con nombres de los heroes.

(87) Mefistofeles, Culiacan, 18 de septiembre de 1905, 2.

(88) El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de septiembre de 1907, 2.

(89) En el foro se ubicaba un gran trofeo formado con fusiles, banderas, metrallas, cornetas, tambores, mochilas y cascos. En la parte superior del trofeo, estaba el dosel del cortinaje rojo y oro, que abrigaba el retrato de Miguel Hidalgo. El plafon del teatro estaba cubierto por su gran sombrilla de festones con minusculas banderas. Los antepechos de los palcos ostentaban lienzos azules, rojos y tricolores, soles dorados, con los nombres de los heroes, aguilas, festones multicolores con polvo de oro y guias florales.

(90) Entre las actividades artisticas mas importantes estaban la fantasia Magdalena ejecutada por Florencio Limon; la nina Concepcion Ramirez recito la poesia a Hidalgo escrita por Tablada; la Banda del Estado deleito a la concurrencia con El Beso, vals de Siracusa; la orquesta integrada por Angel Viderique, Manuel Larios, Alberto Paredes, Alfredo Calderon, Juan Solano, Alfredo Calderon, Juan Solano Jr., Arturo Calderon y el nino Pascual Viderique deleitaron la obertura Cavalleria.

(91) Cuyos integrantes fueron Manuel Clouthier, doctores Ruperto L. Paliza y Ramon Ponce de Leon, Severiano Tamayo, Tomas Salmon, licenciado Ignacio M. Gastelum, Faustino Diaz, Jose Crisoforo Avedano y Jose Maria Cabanilla. El proposito de la comision era organizar los festejos del primer centenario del grito de dolores en todos los pueblos de Sinaloa. El Monitor Sinaloense, Culiacan, 17 de septiembre de 1907, 3.

(92) Los tres primeros recibieron quince, diez y cinco pesos, en moneda de oro, que se adhirieron a tarjetas con artisticas alegorias conmemorativas pintadas en acuarela por el senor Ildefonso D. Velasco. Las tarjetas llevaban como inscripcion "premio A, recompensa de la Junta Patriotica de Culiacan por el adorno de la calle Miguel Hidalgo en el 97 aniversario de la Independencia".

(93) El Correo de la Tarde, Mazatlan, 20 de septiembre de 1910, 1.

(94) La Patria fue ocupado por la senorita Elisa Gonzalez y sus acompanantes los ninos Jesus Tostados y Roberto Ramirez; La Industria portaba telares, maquinas, operarios y, maquinas en movimiento simulando trabajar; y La Agricultura se registro a ultima hora. Por la noche, no falto la serenata y el baile, que fue aprovechado por las notables senoritas del lugar, para vender refrescos, cerveza helada, nieve y flores, con el fin de aportar recursos para la construccion de la iglesia.

(95) El Correo de la Tarde, Mazatlan, 21 de septiembre de 1910, 1.

(96) Maria de las Nieves Rodriguez y Mendez de Lozada, "La Celebracion del Centenario de la Independencia de Mexico en 1910 a traves de algunos grabados de Jose Guadalupe Posadas", Takwa No. 11-12 (2017): 162; Maria Eugenia Ponce Alcocer, "La conmemoracion de 1910, la celebracion del progreso", en Los Centenarios de la independencia. Representacion de la historia patria entre la continuidad y el cambio, eds. Stephan Scheuzger y Sven Schuster (Eichstatt, 2013), 38, 43, 28-29.
COPYRIGHT 2019 Universidad del Atlantico (Colombia)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Santos Cenobio, Rafael
Publication:Historia Caribe
Date:Jan 1, 2019
Words:14543
Previous Article:Criticos y rebeldes en America del Sur. Prensa, redes de interaccion y debate politico en la formacion de la opinion publica moderna en tiempos de la...
Next Article:Mens sana in sano: incorporacion de la higiene mental en la salud publica en la primera mitad del siglo XX en Colombia.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters