Printer Friendly

Abuelas universitarias: Roles y funciones en la vida profesional y familiar.

Se informa un estudio cualitativo, cuyo objetivo fue valorar la funcion de abuela universitaria y profesionista, en la dinamica familiar, desde la propia subjetivad de mujer y explorar la transformacion de su identidad, configuraciones vinculares y el legado a las siguientes generaciones. Se hizo un estudio cualitativo exploratorio, transversal y no experimental en el que participaron 10 mujeres voluntarias, de 40 anos o mas, por inclusion continua por conveniencia, con entrevistas a profundidad y la aplicacion del Cuestionario Mi Envejecer (CME). La mayoria de la produccion academica en tematica relacionada sobre vida academica de las mujeres y su relacion con sus funciones en la familia apunta hacia estres laboral y a la no inclusion en las tareas domesticas del varon, asi como la superposicion de la mujer en funciones y roles que la sobrepasan, tratando de cumplir perfecta y exitosamente con los deberes laborales, sin faltar a las demandas de la maternidad. Pero sobre mujeres adultas mayores profesionistas y activas laboralmente, no existen referencias de investigaciones. Por ello es de importancia abordar el tema de la abuelidad desde lo femenino, familia, identidades y las configuraciones vinculares nuevas o alternas a las tradicionales. Reconocer la actividad de las abuelas puede motivar en la mejora de la imagen social de las mujeres mayores, contrarrestando la cultura del viejismo.

Palabras clave: Abuelidad; Funcion familiar; Envejecimiento femenino; Identidades y las configuraciones vinculares.

The following work is the result of an investigation which by its extension--to be a qualitative study--was necessary to be exposed in two parts. This first part presents the theoretical aspects that support the research as well as the methodology used. The second part will present the results and their analysis, derived from the categories that emerged from the in-depth interviews. It should be mentioned that most of the academic production related to the academic life of women and their relation to their functions in the family--although with a broad reflection and sharp analysis with a gender perspective --points to work stress and non-inclusion in the domestic tasks of the male, as well as the overlapping of the woman in roles and roles that pass her, trying to perfectly and successfully fulfill the labor duties and without missing the demands of motherhood. As well an investigation of mature women in aging processes but in relation to the body exploring from perspectives of pathological aging or with dyes towards active and satisfactory aging, being proposals in which the value of doing over the Being of the woman is emphasized. However, it should be noted that there are no references to research on specific adult work in the labor market in different contexts, but on what has happened to the family relationship of the role of the grandmother who is also inserted in the public world, there are no references. The education of women in Mexico, from the time before the arrival of Spain and until the mid-twentieth century, was marked by education for domestic tasks: maternity, home care, child care, and other activities Home care, the history of women's college education contains elements of exclusion and inclusion. Those who at that time gained access to the university developed strategies to overcome these setbacks. For women to enter the university, many struggles had to happen between opposing forces that did not conceive that there were different alternatives for women and not just being a mother and a wife. The first university students entered in careers and placed themselves in professional environments, which did not represent strong confrontations with the conceptions of gender of the time. Thus, their professional and academic achievements reflected the interplay between their desires and what they were allowed according to their socio-cultural context of the historical moment in which they lived. The education of women brought the discovery of their lives, questioning, reflecting, discussing and criticizing their status as women. However, a question arises: Does university life, the professionalization of women, have changed Roles that are played within the family? Are university grandmothers assuming themselves as women conscious of being grandmothers or mothers autonomously and independently of what society expects of them? It is therefore important to address the issues related to the grandparenthood from the feminine, family, identities and the new or alternate configurations to the traditional ones. Thus, the recognition of the activity of the grandmothers can motivate in the improvement of the social image of older women, against subtracting the culture of old. Thus, the purpose of this work was to evaluate the role of university and professional grandmother in family dynamics, from the subjectivity of women and explore the transformation of their identity, their configurations, and their legacy to the next generations. Through a qualitative exploratory, transverse and non-experimental study in which 10 volunteer women, aged 40 years and older, were evaluated by continuous inclusion for convenience, with in-depth interviews, and the ageold questionnaire (CME) was also applied.

Key words: Grandparenting; Grandparenthood; Family function; Female aging; Identities and binding configurations.

University grandmothers: Professional roles and functions in the family

Introduccion

Ser abuelo no es solamente un cambio importante en la persona que lo experimenta (con el cual necesitara redefinirse a si mismo, asi como su posicion en la familia), sino que tambien puede ser un factor de influencia de primer orden en el desarrollo de los nietos (Pinazo & Lluna, 2011).

En este contexto, las relaciones intergeneracionales en general y los vinculos que los abuelos entablan con los nietos, adquieren un interes entonces mayor, ya que en la actualidad el numero de personas que llegan a ser abuelos es mayor, asi como el tiempo (anos) que la convivencia de este vinculo es experimentada, por ello hace necesario realizar estudios, en gran medida de tipo cualitativo, que ayuden a profundizar en caracteristicas psicologicas que se presentan en esta dinamica relacional (Castaneda, Sanchez D., Sanchez A. & Blanc, 2004; Castro, 2007; Diale, Longobardi & Sclavo, 2008; Pinazo & Lluna, 2011; Rico, Serra & Viguer, 2001; Ruiz, Pineda & Valencia, 2009; Sims & Rofail, 2014; Triado, Martinez & Villar, 2000; Wellard, 2013).

Asi tambien, de manera comun la abuelidad ha sido asociada a lo femenino, ya que tanto los cuidados como el juego con los nietos suelen estar mas cerca de lo que se ha caracterizado como actividades femeninas. Sin embargo, estudios recientes muestran como los varones han ido acercandose a roles atribuidos a la mujer (Osuna, 2006).

Si se agrega ademas el hecho que en el Siglo XXI se disfrutan los logros que trajo el movimiento feminista, en donde la perspectiva de genero ha permitido tener una vision critica de las determinaciones sociales del rol impuesto y modificarlo, junto con las instituciones que lo propician (familia, escuela, iglesia, etc.) de manera que se ajuste a los intereses femeninos (Hierro, 1990), entonces interesa conocer como especificamente la educacion ha impactado estas nuevas formas de definir el ser mujer y a su vez esto ha modificado los modos de ser abuela y como esto implica transformaciones en el tipo de vinculo que se entabla con los nietos. Por tal razon el area que se explora en esta investigacion es como abuelas que son universitarias y profesionales experimentan esta etapa de la vida, como asi tambien sus interrelaciones generacionales.

La mujer y la educacion

En Mexico, la educacion de la mujer desde la epoca prehispanica hasta mediados del Siglo XX estuvo marcada por la educacion para las tareas domesticas: maternidad, atencion de la casa, el cuidado de los hijos y otras actividades de cuidado domestico (Hierro, 1990).

Las mujeres que nacieron en la etapa de la posrevolucion mexicana son quienes ven en el otorgamiento del derecho al voto. Las mujeres que se formaron para ser profesoras recibieron una formacion dentro de la escuela cardenista: la educacion socialista, por lo que la ensenanza en las escuelas rurales las habia identificado con el servicio a la comunidad. Sin embargo, aunque otras crecieron en un ambiente de ruptura con las ideas tradicionales aun asi, la mayoria de estas mujeres permanecia en el espacio privado, dedicadas a la casa, al cuidado de la familia; acostumbradas a esa exclusion de sus derechos ciudadanos, no vieron los beneficios que tendria con la obtencion del derecho al voto.

Para que la mujer pudiera incursionar en el ambito universitario, tuvieron que pasar muchas luchas entre fuerzas opositoras que no concebian la existencia de alternativas diferentes para la mujer y no solo el hecho de ser madre y esposa. Solo el movimiento del feminismo abrio la cultura a las mujeres, al concebir: "el descubrimiento, la creacion y la practica de la cultura femenina, que persigue el objetivo politico de realizar la revolucion de la vida cotidiana ... la creacion de una educacion sin distincion de generos" (Hierro, 1990, p. 15).

La historia de la educacion universitaria de las mujeres contiene elementos de exclusion e inclusion. Las que en ese momento lograron acceder a la universidad desarrollaron estrategias para sortear estos contratiempos.

Las primeras universitarias incursionaron en carreras y se colocaron en ambientes profesionales, que no representaban enfrentamientos fuertes con las concepciones de genero de la epoca. Siendo asi, sus logros profesionales y academicos reflejaban el inter juego entre sus deseos y lo que tenian permitido de acuerdo con su contexto sociocultural del momento historico en que vivieron.

Las mujeres que estudiaban y ejercian su carrera lo eran mayormente en escuelas altamente feminizadas, como enfermeria, profesoras, quimicas, secretarias, todo este ambiente planteaba siempre la disyuntiva: el matrimonio o la carrera. Aunque siempre existieron las audaces que percibieron claramente las discriminaciones hacia su genero y se preocuparon y lucharon de modo activo para cambiar esta situacion (Palermo, 2006). Ellas pudieron conciliar ambos territorios e incursionaron en lo privado y en lo publico, estos resultados tambien contribuyen a la memoria historica, difusion y reconocimiento de la vida de las academicas, sus habitos e intereses, su vida social, profesional y familiar y la dedicacion e interes que mantienen a lo largo de su trayectoria (Covarrubias & Brito, 2007).

La vida universitaria de las mujeres trajo por consiguiente la posibilidad de revertir la educacion tradicional que condicionaba o condiciona a la obediencia y a la repeticion de patrones acostumbrados de identidad de genero, les posibilito tambien conocer que existen ciclos de vida femenina y que cada uno de ellos requiere una vision de genero.

En palabras de Gonzalez Marin (2015), la educacion de las mujeres trajo el descubrimiento de sus vidas, el cuestionarse, reflexionar, discutir y hacer una critica de su condicion como mujeres, ?que las mueve en su accion?, ?cual es su funcion en esta sociedad?, ?que implica ser mujer?, ?que es ser madre?, ?cuantas etapas recorre la mujer en su vida?, entre otras. Incluso el ser madre, para Hierro (2000), es la posibilidad de construir conocimiento cientifico: la condicion de maternidad en la mujer, cuando se hace consciencia de lo que este momento significa, y se cuestiona y se observa, y no se siguen los patrones establecidos por la sociedad o lo familiar, puede convertirse en la expresion mas valiosa de la consciencia femenina.

Desde esta optica, Hierro propone que tanto la madre como la hija se trasforman en maestras y aprendices, en un intercambio dialectico de lo que se desea ser como mujer, tanto ser madre como ser hija como un acto consciente de ejercicio de libertad.

Siguiendo a Hierro, surge un interrogante: ?En realidad la vida universitaria, la profesionalizacion de la mujer, ha modificado los roles que se juegan dentro del ambito familiar? ?Las abuelas universitarias se asumen como mujeres conscientes de ser abuelas o madres de manera autonoma e independiente, de lo que la sociedad espera de ellas, llevando a cabo esa conciencia femenina de la que habla la autora? Por ello es de importancia abordar las tematicas con relacion a la abuelidad desde lo femenino, familia, identidades y las configuraciones vinculares nuevas o alternas a las tradicionales.

La configuracion vincular familiar de los adultos mayores

La nocion de configuracion vincular describe tanto el modo de relacionarse un sujeto con una persona, objeto, institucion o ideal, como la circunstancia de ese vinculo en las representaciones y significados sobre el sujeto (Iacub & Sabatini, s/f).

Las configuraciones vinculares repensadas desde esta compleja plataforma de relaciones y determinaciones, permiten discernir como los adultos mayores experimentan los cambios en los vinculos, tanto a nivel de la identidad como en las esferas de relaciones.

"Cada sujeto tiene un mundo interno poblado de relaciones vinculares donde cada uno tiene un papel a desempenar. Es a partir de estas relaciones vinculares internalizadas (grupo interno) que nos relacionamos con el mundo externo. Leemos el mundo externo desde nuestra experiencia y utilizamos esta para poder conectarnos con lo enigmatico de nuestra cotidianeidad" (Garber, 2006, p. 181).

Mead (1983) sustenta que cada individuo posee un mundo interno rico en representaciones de objetos en el que cada uno esta cumpliendo un rol, por lo que hace posible la prediccion de la conducta de los demas. En la actualidad con la incursion de la mujer en la vida profesional se esperan (tanto las propias mujeres como el contexto que las observa) ciertas maneras de actuar y modificaciones en funciones familiares especificas, tales como maternidad, vida conyugal, y para el tema que nos compete, formas de ejercer la abuelidad y vivir sus procesos de envejecimiento.

La familia como uno de esos diversos espacios de intercambio que promueven la configuracion de vinculos en los adultos mayores es una categoria de agrupacion social concebida de muy variadas y multiples formas segun las culturas y momentos historicos, en que se estudie. La familia tiene tambien diversos fines, lo que le otorga un dinamismo especifico y particular; sin em bargo, contiene fundamentalmente la funcion de proteccion, procreacion y desarrollo de sus miembros (Levi Strauss, 1987).

A su vez, en lo que respecta a las interacciones que se generan en el interior de familia, existen varios espacios de intercambio relacional que promueven la configuracion de vinculos intergeneracionales en los adultos mayores, que de acuerdo con lo que describe Mead (1970) pueden darse en tres modalidades, resumidas en la atribucion de dos esferas especificas (saber y conocimiento), y las modalidades son: la postfigurativa, la cofigurativa y la prefigurativa (ver Figura 1).

?Que implicaciones tienen estos modelos culturales en la relacion con el adulto mayor? ?Que importancia cobra ante la mujer universitaria y abuela? Esta tipologia revela cierto orden de creencias y de atributos de una sociedad frente a las edades del ser humano y lo que se espera en cada una de ellas. Asimismo, permite entender de que forma se producen modificaciones de cultura generacional, como se desarrollan las luchas por imponer saberes y consolidar espacios de poder al interior de un cierto grupo -como la familia- y comprender algunos aspectos de los vinculos: modos de intercambio e interrelaciones.

Los cambios sociales escabrosos pueden generar diferencias internas en los grupos etarios, intensificando las culturas distinguidas por generacion. Mead (1970) senala que la cultura postfigurativa, favorece la identidad donde los antepasados son reconocidos por las nuevas generaciones y tienen un alto nivel de determinacion sobre los jovenes. En la cofigurativa existe la connotacion de una transgresion real o simbolica de las formas culturas o conocimientos anteriores. Luego de cambios o procesos revolucionarios aparecen nuevos estilos culturales que dividen las diversas generaciones, provocando con ello un tipo de convivencia entre cohortes. Mientras que la cultura prefigurativa favorece la identidad cultural en construccion, es decir, donde el pasado se considera sin continuidad, los padres o antepasados dejan de ser guias, y el presente y el futuro resultan relevantes, por lo que hay que construirlo sin disminuciones.

Es de importancia dar cuenta de estos elementos ya que permite especificar ordenes de creencias que preceden el marco de los encuentros intergeneracionales y que tendran un alto nivel de determinacion, en cualquier encuentro interpersonal.

Asi tambien, las nuevas formas de ser mujer y por ende de ser abuela desde lo que describe Mead, posibilita la resignificacion de los vinculos, porque al cambiar los roles tradicionales y las funciones, aparecen nuevas relaciones intergeneracionales, quiza mas flexibles, alternas y creativas (Osuna, 2006).

En cuanto a los cambios que trae consigo el rol de abuelos se deben considerar algunos aspectos que menciona Perez (2007): la abuelidad es una contra transicion biologica, dado que no fue una decision del propio sujeto pasar a esta condicion social y rol familiar, sino que depende de otro (sus hijos/as) para llegar a serlo, y que implicara modificaciones en su vida cotidiana. Esta es una diferencia importante en cuanto a la toma de decisiones de la mujer puesto que, para ser madre o profesionista, sin duda ejercio su voluntad, pero para ser abuela no fue asi, por lo que esto le da una oportunidad singular para definir, significar y construir su propio modo de ser abuela; regresando con Hierro (2000), es una posibilidad para hacer conocimiento cientifico.

Este tipo de estudios relativos a la cuestion de la abuelidad (vejez y familia) posibilita comprender en que medida las modificaciones a los modelos de familia socialmente constituidos inciden en los significados otorgados a los roles de los adultos mayores y sus modos de relacion e intercambio (Salvarezza, 1998). Asi tambien el reconocimiento de la actividad de las abuelas puede motivar la mejoria de la imagen social de las mujeres mayores, contrarrestando la cultura del viejismo, en la medida en que demuestra que no son meras receptoras de ayudas y servicios por parte de las generaciones mas jovenes.

La abuelidad

La abuelidad desde una perspectiva gerontologica da lugar a las propias habilidades generativas, sirviendo de funcion reparadora para contrabalancear algunas de las perdidas que se producen con el envejecimiento.

El conocimiento generado por investigaciones sobre abuelidad y especialmente, la precision del vinculo y la importancia social de las relaciones entre abuelos y nietos constituye un fenomeno relativamente reciente, ligado al desarrollo de la Gerontologia y los derechos de los adultos mayores, asi como al fenomeno del incremento en la esperanza de vida (Gongora, 2012; Villalba, 2001; Yerro, 2013).

El rol del abuelo o abuela se sujeta con la transferencia del conocimiento generacional del pasado y de los origenes, a la vez que, al mantener una relacion con los nietos menos tensa por las relaciones de autoridad que ellos mantienen con sus padres, los abuelos se hallan en excelentes condiciones para atender a sus nietos ante la ausencia de los padres.

Esta relacion generacional tiene como principal funcion el proceso de la consecucion intergeneracional, el cual esta ligado de manera cercana al de la construccion de la identidad (Garber, 2006).

La palabra y concepto de abuelidad surgio por la necesidad de establecer un termino que incluyera en la estructuracion psiquica individual y familiar, la figura y rol del abuelo, siendo la medica argentina Paulina Redler (1986), quien lo acunara (Yerro, 2013).

El concepto abuelidad quedo confirmado posteriormente en las publicaciones en espanol que gradualmente comenzaron a referirse al tema desde el punto de vista historico social. A partir del ano 1996 aparece el termino abuelidad en la bibliografia de campos disciplinares en la produccion psicoanalitica, gerontologica, familiologica o sociologica en espanol.

El termino abuelidad en la actualidad engloba tambien un movimiento social, anclado a lo vivido en la sociedad argentina y las Abuelas de Plaza de Mayo. El peso simbolico, con notoriedad publica de la palabra abuelidad abarca conciencia social de busqueda de justicia, libertad hasta convertirse en simbolo de la resistencia popular contra el terrorismo de Estado. Asi, estas Abuelas, con sus acciones y normativas en pro de la infancia discriminada han llegado a erigirse en un modelo mundial que viene a echar por tierra el mito sobre la edad pasiva (Arditi, 1999; Herrera & Tenembaum, 2007).

Galeano (2015) menciona que en el Siglo XXI se ensalza la imagen de la mujer que sigue el juego de la postmodernidad, proponiendola como una mujer libre, de acuerdo a lo ganado en el movimiento feminista. Pero esta relacion se invierte cuando la mujer envejece, dado que a los ojos de la cultura occidental el envejecimiento, se aleja del estereotipo deseado. La imagen cambia y el peso de la mirada del otro es implacable. Persisten caracteristicas que tradicionalmente se le han otorgado a la mujer mayor: fragilidad, declive, pasividad, necesidad de proteccion. Ademas, la imagen y presion social demandante de la maternidad como sinonimo de feminidad, se traduce en la vejez, en ser abuela cuidadora, inactiva y dependiente; otra equiparacion riesgosa (Frexias, 2008; Holstein, 2006).

Como explica Zarebski (2005, 2008), se debe considerar un factor de riesgo psiquico el construir en un sentido univoco la identidad, pues esto tiene que ver con un yo ideal que no da lugar a una autentica realizacion personal. Es el pasaje a la primacia del ideal del yo lo que simboliza la falta que impulsa al sujeto al futuro. Es absolutamente contraproducente en este sentido, la idea de que la mujer luego de haber tenido hijos ha cumplido con su ciclo, asi como los viejos luego de haber llegado a determinada edad.

Por ello en este trabajo se abordara como estos constructos sociales siguen imperando en sociedades modernas y academicas. Y si son las mismas mujeres quienes reiteran este legado a las generaciones de mujeres mas jovenes, contraponiendose con el legado que facilito el origen al concepto de abuelidad sinonimo de activismo social critico.

La pertinencia de la tematica

Al hacer una revision de investigaciones previas sobre esta tematica especifica, aparecen tan solo en las indexaciones cientificas alrededor de 410.052 articulos cientificos cuantitativos o cualitativos que hacen referencia a profesoras academicas universitarias y sus vivencias o experiencias, tratando de conciliar su vida profesional y la familiar, asi como sus aportes al conocimiento, en los que se exponen evidentemente aun desigualdades pero tambien logros y avances (Red de Revistas Cientificas de America Latina y el Caribe, Espana y Portugal--Sistema de Informacion Cientifica Redalyc--consultado en enero de 2017).

Se destaca un articulo (Blanco, 2007), sobre la conciliacion del trabajo y la vida familiar de las profesoras academicas en Espana, sin embargo aunque con un analisis agudo y con fuerte perspectiva de genero, aborda la vida academica de mujeres jovenes en edad reproductiva. Asi tambien se encuentra la investigacion de Blazquez y Bustos (2013), en las que entrevista a academicas de Mexico y Cuba, con la intencion de conocer sus vivencia y experiencias en su ambito universitario y especificamente en puestos de gestion y jerarquia, a lo que concluyen que las mujeres que acceden al poder se reivindican como tales, hacen de su herencia cultural una ventaja y buscan armar sus equipos tanto con mujeres como con hombres. Sin embargo, ello no garantiza que ejerzan el poder con una consciencia de genero como para transformar las inequidades.

En estas entrevistas tambien se da cuenta de las condiciones de las profesoras universitarias en Latinoamerica y exponen las diferencias de oportunidades. La autora concluye que se debe indagar sobre las multiples formas en las cuales lo femenino no esta contenido en lo masculino, gracias a las producciones contra culturales y antihegemonicas de las mujeres en America Latina.

La mayoria de la produccion academica en esta vinculacion tematica, vida academica y familiar apunta hacia estres laboral y a la no inclusion en las tareas domesticas del varon, asi como la superposicion de la mujer en funciones y roles que la sobrepasan, tratando de cumplir de manera perfecta y exitosa los deberes laborales y sobre todo maternos (Galhardi de Pujalt, 2007).

Sin embargo, cabe destacar que sobre abuelas profesionistas y activas en la vida laboral, post movimiento feminista, no existen referencias de investigaciones especificamente en el mundo laboral en distintos contextos, pero sobre lo que ha sucedido con la vinculacion familiar del rol de la abuela que ademas esta inserta en el mundo publico, tampoco existen referencias.

Existen investigaciones acerca de la mujer madura en proceso de envejecimiento, sobre todo en lo relacionado con el cuerpo (Calasanti, 2004; Gullette, 1997, 2004; Twigg, 2004), pero desde planos de un envejecimiento patologico o con tintes del envejecimiento activo y satisfactorio que en palabras de Frexias (2008), son propuestas en las que prima el valor del hacer sobre el de ser. Por lo que justifica lo que se pretende explorar y describir aqui: la abuelidad transformadora en sus roles y funciones, y su valoracion en el ambito privado pero que a la vez modifica lo publico y viceversa. Y de lo cual no se encontraron aproximaciones empiricas por lo que abre una beta interesante a explorar.

Objetivo

El objetivo del estudio fue valorar la funcion de abuela en la actualidad, en la dinamica familiar, desde la propia subjetivad de la mujer a partir de los 40 anos y que a la par tiene un rol activo como docente universitaria y profesionista, en la ciudad de Tepic Nayarit (Mexico).

Metodo

La eleccion del enfoque fue a traves de la metodologia cualitativa, ya que tuvo como objetivo la descripcion de las cualidades de un fenomeno que pueda abarcar una parte de la realidad, y no se trata de probar o medir en que grado una cierta cualidad se encuentra en un cierto acontecimiento dado, sino de descubrir tantas cualidades como sea posible. Es decir, tratar de conocer los hechos, procesos estructuras y personas en su totalidad, y no a traves de la medicion de algunos de sus elementos. La misma estrategia indica ya el empleo de procedimientos que dan un caracter unico a las observaciones (Taylor & Bogdan, 1986).

Se realizaron entrevistas semi-estructuradas a profundidad tal como lo define Hernandez, Fernandez y Baptista (2006) para explorar la transformacion de la identidad de la abuela universitaria, sus configuraciones vinculares y su legado a las siguientes generaciones como mujer docente universitaria y profesionista, obteniendo asi datos que ofrecieron informacion para entender la perspectiva del fenomeno estudiado.

Por ello el metodo esta basado en lo etnografico. Dado el tema y objeto de estudio, que consistio en examinar los modos en que las personas aplican las reglas culturales abstractas y percepciones de sentido comun a situaciones concretas, para que las acciones aparezcan como rutinarias, explicables y carentes de ambiguedad. En consecuencia, los significados son un logro practico por parte de los miembros estudiados (Taylor & Bogdan, 1986).

El estudio tuvo un alcance de tipo exploratorio --descriptivo pues solo busca especificar las propiedades, las caracteristicas y los perfiles importantes de las personas o sujetos de la investigacion o fenomeno que se sometio al analisis. Ademas el proposito consiste como lo definen Hernandez, Fernandez & Baptista (2006), en describir situaciones, eventos y hechos, es decir, como es y como se manifiesta determinado feno meno y en su diseno el estudio fue de tipo transversal.

Instrumentos

Se administraron los siguientes instrumentos:

Entrevistas semiestructuradas a profundidad de acuerdo con el modelo de Patton (1990, citado en Rodriguez Gomez, 1996).

--El Cuestionario Mi Envejecer (CME Zarebski, 2011), Version Menores (Vm: menores de 60 anos) y version Mayores (VM: a partir de los 60 anos); para profundizar en la informacion recabada.

Muestra

Se propuso un estudio de casos y el metodo de muestreo fue no probabilistico (Hernandez, 2006), trabajando con sujetos voluntarios de inclusion continua por conveniencia, con la tecnica de bola de nieve.

Se trabajo con un total de 10 participantes divididos en dos grupos: uno compuesto por cinco mujeres, abuelas y docentes universitarias laboralmente activas de la Universidad Autonoma de Nayarit, y un grupo comparativo que estuvo formado por igual cantidad de mujeres, abuelas, con caracteristicas sociodemograficas homogeneas, dedicadas al ambito del hogar unicamente, no profesionales y residentes en la ciudad de Tepic Nayarit (ver Cuadro 1).

Criterios de inclusion.

Fueron evaluadas 5 profesoras con una edad de 40 anos y mas, que hubieran ejercido o se desempenaran aun en su profesion, con una antiguedad minima de 5 anos de labores, y que ademas ejercieran el rol de abuela con un tiempo minimo de abuelidad de un ano al momento de la investigacion.

El grupo comparativo estuvo conformado por 5 mujeres que no tuvieran formacion ni actividad profesional, que solo se hubieran dedicado al hogar y que tuvieran como minimo un ano de ser abuelas.

Unidad de estudio.

El contenido del discurso, para analizar el material simbolico total obtenido a traves de la entrevista a profundidad y los cuestionarios aplicados a los participantes.

Procedimiento

La investigacion consistio en entrevistar a 10 mujeres que se mostraron dispuestas a participar en la investigacion. Solo cinco de ellas eran profesionales. Primeramente, se explicaba en que consistiria, y posteriormente debian leer la carta de consentimiento informado. A continuacion, se llevaba a cabo la entrevista semi-estructurada en profundidad, en la camara Gesell del Programa de Psicologia de la Universidad Autonoma de Nayarit. Terminada esta sesion que llevaba alrededor de dos horas, se le entregaba el CME (Zarebski, 2011) segun la version que correspondia, para que pudieran contestarla individualmente y en la privacidad de su casa. Dos de estos cuestionarios fueron entregados via electronica porque asi lo decidieron esas profesoras dado que era mas facil para ellas, debido a los tiempos que requiere el ejercicio de la investigacion y la docencia dentro de la universidad.

En el caso de las mujeres que no eran profesoras de la universidad, se realizo la entrevista en su casa, pero de igual manera el CME, se les dejaba para ser contestado posteriormente.

Tratamiento de los datos.

La organizacion y analisis de la informacion se realizo a traves del analisis de contenido de lo dicho por cada participante, en la entrevista semiestructurada y las respuestas a las preguntas del CME. El CME engloba 25 dimensiones, pero para los fines de este estudio solo se tomaron en cuenta 10 dimensiones (ver Cuadro 2) que eran las mas relevantes para los objetivos propuestos y estarian en asociacion con las categorias de analisis.

La categorizacion se realizo a partir del marco teorico estableciendose los topicos o temas a explorar en la entrevista a profundidad. Cada categoria contemplo subcategorias que se correspondian congruentemente y se procedio a su definicion operacional, es decir a exponer como se encuentra la categoria definida en la realidad teorica, para posteriormente contrastarla con la realidad empirica (ver Cuadro 3).

Con el analisis se llevo a cabo la organizacion y procesamiento de los datos o codificacion de la siguiente manera (Hernandez et al., 2006; Strauss & Corbin, 2002; Taylor & Bodgan, 1986):

--Extraer los datos que son significativamente relevantes para el objeto de estudio.

--Establecer relaciones de analisis mas abstractas que den lugar a conceptos, proposiciones, modelos y teorias.

--Este proceso es un ejercicio interpretativo desde el inicio, cargado de abstracciones y subjetividad.

--Permite fragmentar los datos en unidades analizables.

--Permite llegar de los datos a ideas.

Analisis y discusion de los resultados.

Derivado del analisis del contenido de las entrevistas y de las respuestas del cuestionario CME surgieron siete categorias con sus correspondientes subcategorias de analisis. A continuacion, se describen y se contrastan a la luz de la teoria. Tambien se han agregado extractos de las narraciones de las entrevistas que se consideraron importantes en los que las mujeres participantes, develan la construccion de sus representaciones, creencias, configuraciones vinculares sobre la abuelidad y su contrastacion con los modos de ejercicios de abuelidad que se dan en lo cotidiano de sus practicas, las cuales son exploradas en el CME.

Primera categoria: configuraciones vinculares familiares.

Las configuraciones vinculares son el modo en que los adultos mayores experimentan los cambios en los vinculos, tanto a nivel de la identidad como en las esferas de relaciones. Esta categoria esta compuesta por las subcategorias: tipos de interaccion y lugar que ocupa la abuela en la familia, asimismo se relaciona con las dimensiones autonomia y dependencia, estrategias de afrontamiento y vinculacion intergeneracional del Cuestionario Mi Envejecer (CME).

Asi tambien este concepto se refiere a lo que se considera como un inconsciente familiar o vincular en donde las historias ancestrales trascienden generacionalmente; en este sentido, es posible observar un inconsciente que desborda los limites de lo planteado por Freud (1916) se pasa de un inconsciente individual a uno de parejas, familias o grupos (Berenstein, 1991).

Desde la teoria sistemica de la familia, la configuracion vincular familiar se refiere al tipo de interaccion que diferencia a un grupo familiar de otro. Segun Minuchin y Fishman (2001) y Minuchin, Nichols y Lee (2011), esta interaccion determina la configuracion familiar que puede ser rigida, flexible, difusa, o clara y ella esta basada en los subsistemas que conforman al sistema familiar. Minuchin y Fishman (2001) y Minuchin, Nichols y Lee (2011) establecen que, si las jerarquias estan distribuidas y claramente establecidas de acuerdo con el desarrollo de las competencias de cada integrante de la familia, la configuracion vincular sera saludable y adaptable a los cambios que el medio exterior le demande. Lo que significa que una configuracion vincular familiar saludable, seria en la que tanto la familia como los adultos mayores pueden y facilitan la adaptacion a los cambios, sean estos los correspondientes a ciclo vital o a la libertad de eleccion a como se desea vivir determinado rol familiar. Al respecto, en las entrevistas las participantes mencionan lo siguiente:

"La abuela es la matriarca, la que cuida, protege, orienta.... Cuenta historias, preserva el legado, que la historia familiar no se pierda." (Participante 1: Profesora universitaria).

Esta frase concuerda con lo que describen Sanz, Mula y Moril (2011) y a lo que denominan trascendencia intergeneracional. Este tipo de vinculacion familiar llevada a cabo por los abuelos -segun los hallazgos de la investigacion gerontologica- favorece la calidad de vida del adulto mayor, tal como lo describen Castaneda, Sanchez, D., Sanchez, A. y Blanc (2004) y Ruiz, Pineda y Valencia (2009). Asi tambien lo menciona Orosa (2014) ser abuela es un rol constituyente de identidad en la vejez. Sin embargo bajo la luz de la perspectiva de genero, esta frase abona en la representacion de significados de roles maternales en las mujeres adultas mayores, que si bien ya han dejado su ciclo reproductivo, es en el resguardo del legado familiar como subliman este acto de dar vida o preservarla (Freixas, 2007).

Continuando con lo referido por Freixas (2007), otro rasgo caracteristico de la maternidad extendida y sublimada a traves del ejercicio de ser abuela, es el cuidado y atencion de los nietos, que si bien es cierto, esta funcion se ejerce desde una postura mas flexible y ludica, favorece el bienestar subjetivo y la autoestima del adulto mayor al compensar las vivencias de perdidas sociales que suelen estar presentes en esta etapa de la vida (Gonzalez & De La Fuente, 2008; Sims & Rofail, 2014; Wellard, 2013). Tambien los estudios han mostrado que esta funcion de cuidado a tiempo completo conlleva agobio, insatisfaccion, estres, obligacion, exceso de trabajo, afectacion en el estilo de vida y limitando la vida privada, el cuidado de ellas mismas, las relaciones sociales y las actividades de recreacion y de ocio (Sanz et al., 2011). Lo descrito se puede apreciar en el siguiente extracto:

"Esta relacion considero que es muy importante ya que en la actualidad con la necesidad del trabajo de los padres, los abuelos participan activamente en las tareas escolares, ayudando a los nietos y en ocasiones hasta recogerlos de su escuela, de esta manera la abuela con su experiencia guia y corrige a los nietos, inculcandoles valores civiles que los padres y maestros, por falta de tiempo no lo hacen" (Participante 9: Abuela no universitaria).

Aunque la participante habla en tercera persona y en plural, es decir -asume que este rol lo ejerce en pareja, y no sola- su idealizacion es como una mujer abuela en un rol de madre y esposa a la vez. Al ejercer su funcion de abuela, educa a los nietos y educa aun a sus hijos, ser abuela pareciera ser la extension permisiva de seguir siendo madre (Freixas, 2007).

No obstante, en esta misma frase, se puede rescatar una vision positiva del ejercicio del cuidado y atencion -aun siendo una prolongacion de funciones maternalesel hecho de asumir las funciones de abuelidad en pareja, da cabida a una nueva representacion y significacion vincular con sus nietos, lo cual se constata en investigaciones realizadas por Triado, Martinez y Villar (2000a, 2000b), en la que ponen el enfasis en la implicacion en el cuidado de ambos abuelos, y realizan una diferenciacion en el ejercicio de esta funcion, ninguna menos importante que la otra, los abuelos proporcionan conocimiento de la vejez y del pasado familiar, las abuelas ejercen como cuidadoras y se encuentran mas cerca de la realidad cotidiana, concordando con investigaciones antecedentes como las de Van Rast, Verschueren y Marcoen (1995).

Asimismo se pueden ver resignificaciones de esta funcion cuidadora de los nietos, llevada mas alla de la mera disposicion de tiempo, y en la que queda claro que la etapa de ciclo vital en la que se encuentran estas abuelas, les brinda la oportunidad de autodefinirse como mujeres con un alto valor intrinseco, mas alla de los conferidos socialmente a su genero, Si bien se saben las portadoras del legado familiar, lo asumen desde una perspectiva activa, cargada de cultura y con un alto grado de autorreflexion critica de si mismas (Freixas, 2008; Hierro, 2000), asi se ve en los siguientes fragmentos seleccionados:

"La abuela ama incondicionalmente... su comunicacion es calida, ludica y dirigida a valores humanos que alimenten su espiritualidad." (Participante 2: Profesora universitaria).

"Considero que la abuela es uno de los vinculos familiares mas importantes en el desarrollo social de los ninos. Porque desempena un papel de "acompanamiento interesado", una especie de vinculo complicemaestro-admirador-cuidador que posibilita la integracion de los ninos al entorno familiar y social. Con mayor madurez a veces, que los padres, para afrontar el estres cotidiano, la abuela desarrolla el tipo de maternidad que desearia haber practicado con sus hijos, dice el dicho que uno aprende a ser padre cuando es abuelo..." (Participante 3: Profesora universitaria).

Estos dos comentarios presentan a esa mujer que hace consciente su labor de ser abuela, y se autoobserva y se autocorrige, en esa busqueda de significado que trascienda, pues se sabe que ella es una pieza importante en el entramado de relaciones en su vida familiar, y porque no decirlo en la vida de otras mujeres; otorgando de forma libre y gratuita, un valor agregado a esta funcion, denominado en la teoria gerontologica, socializacion inversa, la cual se refleja a traves de las relaciones con las generaciones mas jovenes, de tal manera que aprenden de ellas, descubren nuevas perspectivas y tendencias y las adoptan sin temor, incorporando a sus vidas nuevas ideas, gustos y valores (Briones & Tabernero, 2005). En definitiva, se hacen mas flexibles, tolerantes y diversas, lo cual enriquece, tambien, sus vinculos y contactos personales y promueve su disposicion a la aceptacion de los importantes cambios sociales y familiares con que frecuentemente se encuentran.

Esta nueva forma de asumirse como mujeres y ser abuelas impacta en su percepcion de calidad de vida, al apelar a recursos exclusivos que como mujeres han aprendido a generar, restringiendo su vulnerabilidad y convirtiendolas en personas productivas y activas, mas alla del imaginario esperado, de dependencia y pasividad, tal es el ejemplo con el siguiente comentario:

"Hacer ejercicio, procurar comer poco pero sano, leer y ahorrar" [Participante 1. Profesora universitaria (Diabetica desde hace 16 anos)].

La presencia de estrategias de afrontamiento adecuadas, por ejemplo el ahorro, la prevencion de salud: chequeos medicos periodicos, atender padecimientos cronicos (adherencia al tratamiento) y tambien la aceptacion de los cambios propios de esta etapa de vida (uso de anteojos y lo que sea necesario para seguir con su vida activa hasta donde sea posible), son una muestra de que la mayor longevidad de las mujeres no se resume en un mejor estado de salud en la vejez, opuestamente, su salud percibida es claramente peor que la de los hombres de la misma edad. Sin embargo, su actitud activa -sus recursos de afrontamiento- frente a la salud es un factor primordial cuando son mayores. A pesar de que la historia del cuerpo de la mujer ha vivido una historia de alienacion que regularmente las ha afectado en terminos de salud, las mujeres mayores tratan de mantenerse activas y saludables, otra vez contrastando con la creencia de la mujer mayor pasiva y dependiente tal como ya lo han descrito las investigaciones (Cruikshank, 2003; Tannenbaum, Cara, Nasmith & Mayo, 2008).

Segunda categoria: significaciones asociadas a la abuelidad.

Esta categoria se refiere a los atributos esperados y que la sociedad ha conferido a la mujer en el rol de ser abuela, los que prevalecen y los que han cambiado. La componen las subcategorias sobre significaciones asociadas a la abuelidad, y los roles sociales de genero relacionados con elser mujer y abuela, y estos a su vez se vinculan con las dimensiones Sensacion de vejez o sentirse viejo y las Expectativas de longevidad que evalua el CME.

Constructos subjetivos que han sido aceptados y se repiten de generacion en generacion o que por lo contrario la generacion mas joven los desafia y los resignifica en nuevos constructos. Tienen que ver con la experiencia emocional, con la interaccion cotidiana y un proceso grupal (Kahana, E. & Kahana, B., 1971). Al respecto, en las entrevistas las participantes relataron lo siguiente:

"En una sociedad en la que aun tienen gran importancia las abuelas, como una exaltacion del simbolismo asociado a la maternidad, pero tambien como un reconocimiento social al papel que las abuelas han adoptado en muchisimos casos como eje o ancla de la familia." (Participante 3: Profesora universitaria).

"Necesariamente la figura de la abuela ha ido cambiando, ya no es la abuelita de Cri-Cri, que habla del pasado, las abuelas de hoy hablamos del hoy, de nuestro presente; sabemos que somos fundamentales para que las generaciones de mujeres continuen; imaginate que mis historias de abuela son de mis tiempos cuando estuve en protestas, en movimientos estudiantiles, no puedo ser una abuela normal. Si es que normal es la abuela del reboso de bolitas [esta descripcion alude a una cancion popular del cantautor Gabilondo Soler, conocido como Cri-Cri y que forma parte del legado cultural contemporaneo mexicano]" (Participante1: Profesora universitaria).

Con estas porciones extraidas de las respuestas de las participantes se puede reflexionar que estas mujeres como profesoras universitarias se asumen como abuelas activas, resignificandose no solo ellas, sino todo un colectivo mayor de mujeres que han decidido de manera libre, la forma de ejercer los distintos roles y funciones que le atanen de acuerdo al momento historico que viven, (Hierro, 2000; Gonzalez, 2015).

Es decir, el significado intersubjetivo es ya el de una mujer que redefine sus fuentes de autoestima, extiende el cuidado principalmente a si misma a traves de la participacion educativa, reconoce su funcion de depositaria de conocimientos y habilidades, aprendidos muchos de ellos en el ejercicio del cuidado familiar, y encuentra su valor como transmisora de experiencia y sabiduria vital (Serdio, 2007, 2012).

Cuestionando de manera proactiva, el factor emocional participante durante decadas en el mantenimiento del sistema de genero, es decir, un sistema determinado por un modelo patriarcal que ha definido muy claramente lo masculino y lo femenino en lo que a roles y emociones se refiere, y donde se le otorgaba a la mujer mayor -en funciones de abuela- una responsabilidad con tintes milagrosos de conseguir la comodidad, armonia, belleza y el bienestar de todos los cohabitantes de la casa, mediante una entrega amorosa de si misma que habria de ser completa y sin cuestionamientos (Rodriguez, 2002). Y la muestra queda manifiesta en los siguientes fragmentos de entrevista:

"Definitivamente la figura de la abuela se esta transformando. La abuela ha pasado de ser una persona anciana, dedicada a las labores del hogar -que cocinaba mejor que nadie y que constituia una fuente inagotable de ternura y paciencia hacia toda la familia a la que dedicaba su vida entera- a la mujer con opciones a decidir ya sea para desarrollar una de dos opciones:

--Ser una mujer profesional, con sus propias metas e intereses que no asume el control, ni es el centro de la familia, mas una companera de vida para su pareja, hijos y nietos.

--Constituirse en un accesorio util para el cuidado de los ninos y algo obligatorio que atender.

Si bien persiste en nuestra sociedad el modelo idealizado de la abuela, se puede identificar claramente la emergencia de las otras dos modalidades. Considero que se han presentado porque nuestra sociedad actual ha desmitificado y des-institucionalizado todo, y una de esas cosas es la familia. Con la existencia de familias monoparentales, homosexuales, o por asociacion, los familiares han tenido tambien que cambiar. La figura de la mujer como jefe de familia, que emerge en el Siglo XX se ha consolidado como una entidad aceptada socialmente, lo que requirio desarrollar nuevas funciones y romper el mito de la madre sumisa y dedicada al hogar. Hemos aprendido a vivir sin cuidado de hombre ni proteccion de marido, como decia una querida amiga mia ..." (Participante 3: Profesora universitaria).

"... el significado de la abuela, cambia porque el ser humano es historico y cambiante, la realidad de ahora no es la misma del Siglo 20. Antes el ropero de la abuela estaba lleno de recuerdos, ahora las abuelas trabajan fuera del hogar, la abuela debe estar actualizada para entender los cambios que viven ahora los ninos." (Participante 2: Profesora universitaria).

De lo anterior, entonces surge una nueva pregunta ?estas nuevas significaciones y redefiniciones que tienen estas mujeres, tienen un impacto en la sensacion de vejez o de sentirse viejas? Al respecto, se pueden encontrar diferencias marcadas entre los grupos, si bien las profesoras universitarias, a la pregunta de ?Te sientes vieja? Sus respuestas fueron en el plano de la actividad intelectual, y muy pocas a lo referente a lo fisico, las mujeres no profesoras universitarias, fue en lo que mayor enfasis hicieron.

"Al mirarme al espejo veo que ya tengo dientes postizos, uso lentes para ver y algunas canas. Siento que ya no soy la misma" (Participante 7: Abuela no universitaria).

"Si, me siento vieja, despues de una operacion de matriz [esta respuesta hace alusion el hecho que posterior a esa intervencion quirurgica, se desencadeno un envejecimiento en sus funciones sexuales femeninas]" (Participante 8: Abuela no universitaria).

"Si, ahora me dicen que lloro por todo, que por lo tanto ya estoy viejita" (Participante 10: Abuela no universitaria).

"Veo que estan llegando los anos" (Participante 9: Abuela no universitaria).

Estas respuestas concuerdan con la idealizacion y significacion de la abuelidad en un estado de minusvalia, disminucion del componente de belleza fisica y con la imagen oscura a favor de los modelos que priman la vision del envejecer como el viaje ineludible hacia la enfermedad y el deterioro (Freixas, 2008). Asi parece que en estas mujeres especificamente existen situaciones que les generan dificultad en su reconocimiento de la imagen que van viendo aparecer conforme transcurre la edad y pueden notarse factores de riesgo para una percepcion de envejecimiento patologico.

"La vivencia de un envejecimiento normal o patologico, esta dada en relacion a la existencia de mecanismos psiquicos que se ponen en juego en este proceso (Zarebski, 2005), es decir, la construccion que se hace de la identidad misma, de la significacion que se hace en relacion a la fragmentacion del Yo, situado inicialmente en el cuerpo, al mirarlo en el otro; ese otro reflejo de la propia vejez anticipada: en el que se construye un proyecto de vejez o se cae en la angustia al vivirlo y experimentarlo como amenaza. Sin duda alguna la vejez cuestiona de manera directa al Yo en lo relativo al proceso identificatorio" (Perez, Oropeza, Lopez & Colunga, 2014, p. 5).

En cambio, en las abuelas universitarias existe la posibilidad de construir la identidad a partir de los cambios que van viniendo con esta etapa, se reconocen como parte de un proceso.

"Si, si me siento vieja, aunque eso lo percibo en mi cuerpo, como decia mi abuela: Todo por servir se acaba", pero hay una cosa que no envejece si la mantenemos activa y esa es el alma, a mi nadie me quita el gusto de disfrutar una buena lectura, una rica compania con mis amigas, una conversacion de un tema social o politico, incluso de discutir sobre como se da mejor una clase que otra. el cerebro no se muere si lo trabajas." (Participante 1: Profesora universitaria).

En esta frase queda reflejadas las expectativas y condiciones de longevidad, que no tienen que ver con el elemento biomedico, sino que concuerdan con lo que la investigacion en Gerontologia critica feminista valoriza: la cercana interrelacion entre bienestar fisico y psicologico y la insistencia en la importancia de la salud como elemento predictor basico del bienestar en las personas mayores, asi como en la funcion que juegan los ideales positivos en el la vida de las mujeres adultas mayores, como factores de sostenimiento animico y vital (Gannon, 1999).

Tercera categoria: Identificacion con abuelas y legados de la familia.

A esta categoria corresponden los modos con que las mujeres se identifican con mujeres de su linaje y que permiten configurar una identidad que las diferencia como grupo familiar. Es la forma en que se transmite la cultura familiar de manera objetiva (Garzon & Mendoza, 2007). Las subcategorias que corresponden estan relacionadas con la identificacion que hicieron las mujeres evaluadas con las abuelas de sus familias, asi como el legado que recibieron de las mujeres mayores que les antecedieron, y tambien con respecto a los aprendizajes que se derivan de la relacion con sus nietas. Por su parte, las dimensiones continuidad identitaria y modelos y grados de identificacion del CME son las que corresponden de forma congruente para su analisis.

Desde la teoria sistemica, cuando se observa a los individuos que tienen un pasado y un futuro gregario, se puede ver que se tratan entre si de acuerdo con formas organizadas de conducta. Si hay una generalizacion aplicable al ser humano y demas animales, es el ser capaces de aprender a organizarse. Estar organizados significa seguir modos de conducta estandarizados y redundantes y existir dentro de una jerarquia. Las criaturas que se organizan gregariamente forman una escala de estatus o poder en la que cada una ocupa un lugar en la jerarquia, con alguien por encima y por debajo (Minuchin & Fishman, 2001; Minuchin, Nichols & Lee, 2011), de esta manera se aprenden o se desaprenden formas de interaccion. Al respecto en las entrevistas se puede constatar lo descrito:

"Por supuesto que aprendi a ser abuela, por todas mis abuelas, ellas fueron y son parte de lo hoy soy, no se si soy una abuela como ellas lo fueron, porque pues si, a mi me toco que me cuidaran, eran mamas en todas las areas de su vida, era lo que se esperaba de las mujeres, los tiempos cambian a mi me toco ya ir a la universidad, y si algo recuerdo es la mirada de mis abuelas, era como si a traves de mi, ellas estuvieran alli conmigo en la universidad. no claro, no soy igual, yo no cocino como ellas, es mas no me gusta o si pero no tengo tiempo para dedicarle horas a un guiso soy mas practica.. Ahora que lo pienso, no se si soy una abuela como ellas, pero bueno que le vamos hacer, esta es la abuela que intento ser para mis nietos.. Mis hijos corrieron por estos jardines [Senala el exterior, la zona verde que se ve por la ventana], y tambien mis nietos corren ahora; en lo que soy igual a ellas, es que mis nietos son mi sol, yo fui el sol de mis abuelas...." (Participante 5: Profesora universitaria).

Si bien es cierto que el proceso de envejecimiento femenino no solo viene marcado por la continuidad en el rol tradicional de ama de casa y cuidadora, en la actualidad estan apareciendo otros formas y escenarios de ser abuela, que conceden a las mujeres mayores el medio para disfrutar de mayor independencia, desarrollo y realizacion personal. Estas mujeres universitarias que junto con mujeres en nuestro pais que se desenvuelven como politicas, lideres sociales y religiosas de edad avanzada pueden dar cuenta de los cambios que se estan produciendo paulatinamente, en un andamiaje que relaciona tanto modelos de identificacion con figuras de abuelidad, asi como aprendizajes en la interaccion con las generaciones mas jovenes, tal como lo expresa Ruiz-Alberti:

"Se debe reconocer que los contenidos culturales cambian; por lo tanto nos anima a romper con una idea inmovilista de la edad, que fundamentalmente transmite resignacion a las personas, y por el contrario, hay que motivar a las mujeres mayores a que sigan enriqueciendose social y culturalmente" (2010, p. 21).

Pareciera que la lucha de la mujer comenzara a tener fruto en la generacion que hoy le toca ser abuela, como si el linaje femenino a traves de estas mujeres abuelas y universitarias pudieran ver a traves de sus ojos, lo que ellas por mucho tiempo vinieron sembrando, como lo refiere Hierro (2000) y Frexias (2008), facilitando imaginarios para las nuevas generaciones donde la presencia de la mujer deja de tener un signo de excepcionalidad.

"Si de lo que se trata es de construir nuevas pautas de convivencia, recurramos a nuestras abuelas. Hay una gran cantidad de aprendizaje social que podemos realizar a partir de nuestra experiencia de mujeres y como mujeres. Una experiencia que esta poco recogida, que esta fragmentada" (Juliano, 2005, p. 30).

Sin embargo, al igual que en otros ambitos hay que ser conscientes de que el hecho de que haya mas mujeres en sitios que no eran comunes, para las abuelas antecesoras de estas mujeres, en ningun caso garantiza cambios de agenda o practicas desde perspectivas feministas, si estas no se hacen en consciencia e incluso se les estudia, por eso es necesario combinar la existencia de una reflexion critica que posibilite el cambio en las nuevas generaciones, aun persiste una memoria colectiva en lo que es aceptado y delegado por las mujeres de generacion en generacion (Muller & Bermejo, 2016), por lo que a pesar de los grandes cambios, muchas de ellas siguen en la lucha constante de resistir y ser valiente para manifestar lo que si y lo que no desean ser.

"Mi abuela siempre fue muy autosuficiente, sabia, dicharachera, alegre, platicona, sociable. Y solo fue a la escuela hasta cuarto ano de primaria, pero nunca hubo nada que lo convirtiera en una mujer dependiente economicamente, ni de mi abuelo si quiera" (Participante 1: Profesora universitaria).

"A mi abuela paterna no la conoci. De mi abuela materna, los recuerdos que tengo son ya de una mujer mayor, con una gran trenza que se enrollaba en la cabeza como una corona, a la manera de Josefa Ortiz de Dominguez, que tenia dentadura postiza, la cual se quitaba por las noches y me daba un poco de miedito-asquito-fascinacion. Cocinaba de-li-cio-so, no muchas cosas pero los frijoles y la sopa de fideo, jamas me han parecido tan sabrosos como lo que ella hacia. No era una mujer muy afectuosa. Viuda joven, fue cabeza de familia y administradora de sus tierras. Decia que era de caracter fuerte y seca en su trato. Para mi fue una figura luminosa porque siempre veia que le brillaban los ojos de emocion al vernos a mis hermanas y a mi, que viviamos a 8 horas de distancia y solo pasabamos todas las vacaciones con ella. A su manera era carinosa con nosotros. Pero sobre todo recuerdo que me decia Marga-rosa, porque decia que yo parecia una rosa, que le encantaba platicar conmigo y contarme historias de cuando era joven y andaba de novia, siento que conmigo como con nadie, volvia a sentirse muchacha. Nunca me reganaba, tal vez porque era poco el tiempo que pasabamos con ella, pero nunca la vi como una mujer dura. Recuerdo tambien que la cuide en sus ultimos dias, que la cargaba en brazos y la cambiaba y le daba de comer, y recuerdo que un dia antes de morir me reconocio y me vio con ese amor que siempre me hizo sentir. Mi madre fue muy dura y nada afectuosa con nosotros, por lo que el amor de una madre lo senti de mi abuela." (Participante 3: Profesora universitaria).

"Creo estoy aprendiendo a ser abuela, conforme voy conociendo mas a mi nieta, ella me invita a ser abuela. Claro que mis abuelas me ensenaron, sobre todo lo que no quiero ser, ellas fueron muy frias en sus emociones, creo no es que quisieran serlo, sino que asi aprendieron a serlo tambien, por ello yo no quiero ser asi, yo sere muy carinosa, juguetona, y si mi nieta es poco expresiva, yo la hare bastante expresiva" (Participante 4: Abuela no universitaria).

Es decir, de lo anterior se puede inferir, que asi como ellas se identificaron con sus abuelas, aprendiendo de ellas e incorporando estilos y formas a su quehacer de abuela, asi ellas se visualizan en una interaccion reciproca de continuidad identitaria con sus nietos, tratando de ensenar maneras mas flexibles y acordes a este momento social, historico y cultural que viven, incluyendo a mujeres que no conviven en la vida profesional y academica de la docencia universitaria (Miralles, 2010).

cuarta categoria: Nuevas formas de ser abuela.

Las nuevas formas de ser abuela son los modos concretos con los cuales las nuevas abuelidades se manifiestan en una sociedad cambiante, pero tambien son modos con los que las mujeres deciden perpetuar de manera libre roles especificos atribuidos a la figura de la abuela. A partir de lo cual se derivan las subcategorias sobre la identificacion particular que la abuela hace de su propio legado que ha decidido dejar a la siguiente generacion, es decir, los modos elegidos de manera libre y voluntaria de ser abuela. Las dimensiones del CME que corresponden a esta categoria son las que evaluan la flexibilidad ante los cambios y las trasformaciones, asi como actitud reflexiva y expresiva.

Es la vinculacion con la consciencia social de que se vive en una epoca de trasformacion, que supone un corte radical con el pasado y es la consciencia de ruptura y discontinuidad la que estimula la aparicion de una cultura de preservacion, de memoria del pasado comun, que se convierte en referencia cultural de la propia sociedad moderna (Ross, 1999). Como puede verse en lo compartido por las entrevistadas en los siguientes fragmentos:

"... Yo como abuela. No me dedico a cuidarlo [refiriendose a su nieto], me dedico a acompanarlo y disfrutar su compania. Le enseno muchas cosas, palabras, juegos, a ser ordenado, a ser afectuoso, a respetar, pero no de una manera impositiva. Soy una abuela muy alegre. y muy platicadora. Creo que la mayor diferencia es que me pongo mas al nivel de mi nieto ..." (Participante 3: Profesora universitaria).

"Creo que lo que convivimos hace la diferencia, hablo con mis nietos sobre la vida, dudas, me preguntan sobre lo que hago en mi profesion, ellos han convivido en mi lugar de trabajo, conocen mi oficina, mis companeros, platican con ellos, eso creo es lo diferente, hay mucha confianza entre nosotros, incluso me corrigen en como menciono algunos terminos modernos, que si el WiFi, el whatsapp, etc. Y no me molesta, hay intercambio eso es, hay intercambio entre nuestras platicas siempre aprendemos algo. y aunque es diferente a como a mi toco vivir con mis abuelas, al final esto es lo importante la abuela transmite un legado a sus nietos, y que los amo tanto [se llenan sus ojos de lagrimas]" (Participante 5: profesora universitaria).

"Juego, brinco, corro con ella, creo que esto no lo hubieran hecho las abuelas de antes. me canso mucho si, pero me llena de energia sus visitas" (Participante 2: Profesora universitaria).

"Bueno creo que soy diferente, no me siento vieja, no me siento abuelita, de chongo y reboso, me mantengo en contacto siempre, a diferencia de mis abuelas en las que la relacion fue algo distante y fria, bueno mas bien muy solemne, muy de reverencia, de hablar de usted, nunca se me ocurriria que podia hablarle por su nombre a mis abuelas, y sin embargo conmigo mis nietos me tienen confianza y hasta me hablan y me dicen por mi nombre; como amigos... Esa es la diferencia mayor que encuentro, no hay tanta solemnidad en mi relacion con mis nietos" (Participante 7: Abuela no universitaria).

Ya en el siglo pasado, Neugarten y Weinstein (1964) realizaron una tipologia de estilos de ser abuelo/a, y que hasta la fecha sigue siendo uno de los estudios mas referenciados, los autores senalaron que existen los abuelos divertidos, formales, distantes, cuidadores sustitutos y portadores de reserva de conocimiento. Esta clasificacion la realizaron en base a la valoracion de factores que inciden en el estilo que se ejerce y se desempena en este nuevo rol, y en donde la variable genero, ha sido una de las mas investigadas y sobre las que mas informacion se posee. Desde entonces numerosas han sido las investigaciones que intentaron clarificar la topografia de la diada abuelo/a nieto/a y las repercusiones psicoafectivas y de desarrollo que tienen para ambos.

Sin embargo, los estudios desde una perspectiva de genero--sobre las nuevas formas de ser abuela--concluyen que estas modificaciones son un reflejo de la creciente participacion de las mujeres en las instituciones de educacion superior, asi como su participacion en el mercado de trabajo y que por lo tanto, permite la presencia de nuevas identidades genericas. Cuestionando el rol tradicional, la educacion que recibieron fue un instrumento fundamental de toma de conciencia de su propia identidad y con el que conseguir autonomia, individualidad y, por lo tanto, libertad (Serdio, 2012).

Como puede apreciarse en las descripciones elegidas que hacen las abuelas participantes, hay una marcada diferenciacion en las formas de relacionarse con sus nietos, se asumen que estas formas son decididas por ellas de ser abuela -el estilo propio- es la contribucion a un legado familiar.

Asi tambien se puede apreciar como las abuelas se perciben como fuente de amor incondicional, companeras de juegos, diferenciando el cuidado tradicional con el que ellas han elegido, esto coincide con lo que, Triado, Martinez y Villar (2000) ya mencionan, en relacion con la forma de establecer el vinculo de abuela y la edad de esta. Los abuelos mas mayores se perciben en mayor porcentaje como modelo de envejecimiento y ocupaciones, y fuente de comprension de sus nietos (Gonzalez et al., 2010).

Manifestando asi entonces actitudes y posturas de flexibilidad ante los cambios y las transformaciones que misma etapa de vida les demanda, asi como tambien una actitud reflexiva y expresiva, acentuando la capacidad de adaptacion; es decir en algunos casos son respuestas ambivalentes, tanto para el grupo de universitarias como para el de no universitarias; pero fueron mas constantes las narraciones a procesos adaptativos y de saberse distintas en algun grado con sus abuelas o mujeres predecesoras.

Quinta categoria: Relaciones intergeneracionales familiares.

Las relaciones intergeneracionales familiares son las que se establecen entre personas de distintas generaciones, que conviven en un mismo tiempo, y que benefician al desarrollo integral. Asi, la subcategoria pertinente para el analisis fue la que tenia relacion con los modos de interaccion con los nietos de las mujeres que fueron entrevistadas, asi como con las dimensiones del CME que evaluan lo concerniente a la diversificacion de apoyos e ideales y las relaciones intergeneracionales que desarrollan las mujeres en esta etapa del ciclo de vida en la que se encuentran.

Diversos estudios dan constancia que los cambios estructurales en la epoca moderna, han contribuido al llamado fenomeno de la verticalizacion familiar, es decir, hoy mas que nunca diferentes generaciones conviviran juntas (Perez et al., 2014). Esto brinda la oportunidad para resignificar los modos de coexistencia; siendo asi que los abuelos por primera vez en la historia pueden convivir con hijos, nietos y hasta bisnietos.

"Los cambios que la estructura familiar occidental ha ido experimentando durante las ultimas decadas (un menor numero de miembros por generacion por el descenso de la natalidad y una mayor coincidencia de multiples generaciones dentro de una misma familia debido al aumento de la esperanza de vida), han contribuido a que las relaciones intergeneracionales y, entre ellas, las que se establecen entre abuelos y nietos, hayan tomado una especial relevancia dentro del mundo cientifico" (Celdran, 2004, p. 252).

Aunado a ello, Montpetit, Nelson y Tiberio (2016) sostienen que el tipo de relacion intergeneracional que se genere dentro o fuera de la familia favorece la mejoria del bienestar subjetivo de las personas mayores y a protegerlas de los sentimientos de soledad (De Jong Gierveld, Dykstra & Schenk, 2012), por lo que establecer lazos cercanos y que ademas permitan la diversificacion de recursos, apoyos y de ideales o valores, tanto para las futuras generaciones, como para las pasadas resulta importantisimo para el impacto e influencia en un afrontamiento hacia el envejecimiento de tipo saludable.

En las narraciones de las participantes esto queda manifiesto, al detallar como es su tipo de relacion tanto con sus nietos como con generaciones mas jovenes:

"Mi relacion con mis nietos es muy buena como te he venido diciendo, es de amigos, no me cuesta trabajo relacionarme, me ha sido mas facil que cuando fui madre, no se por que razon, creo ahora mi rol es mas de apapachar, cuidar, proteger, pero sin esa carga de los padres. somos complices, aunque nunca le resto autoridad a sus papas, para eso estan ... Me encanta que salgamos a pasear, o que vengan a visitarme, pero tambien en ocasiones les digo, hoy no puedo, voy a salir con mis amigas, o tengo un compromiso en la universidad, o simplemente en ocasiones tambien me atrevo a decirles, no puedo estoy cansada fue un dia o una semana pesada (esto pasa siempre a finales de semestre. ellos ya saben, como me pongo) ... te digo tengo mucha confianza con ellos y no pasa nada ..." (Participante 5: Profesora universitaria).

"Lo cuido formalmente--en forma compartida con su abuelo y su otra abuela, dos o tres tardes por semana. Pero ademas siempre que puedo me lo llevo de compras, a fiestas familiares o a la playa (dos veces por semana por lo regular). Lo que hacemos todo el tiempo es que jugamos (ya tengo una tendinitis rotuliana por andar tanto a gatas y en cuclillas), leemos libros, aprende a usar mi iPad y mi computadora, le damos de comer a sus gatos, lo pongo en la banera a jugar con agua, vamos al parque, corremos, nos escondemos, en fin, paso unas tres horas super divertida ... y agotada! Bueno, tambien le doy de comer y lo acuesto a dormir, porque mi hija no vuelve hasta las nueve de la noche" (Participante 3: Profesora universitaria).

"Sere sincera, no quiero ser la abuela ruda y que le tengan miedo, o que sea la abuelita que siempre esta trabajando y de prisas, no, es mi responsabilidad acercarme a ellos, yo soy quien debe propiciar la relacion, ellos son chiquitos, aprenden de los adultos" (Participante 7: Abuela no universitaria).

"Disfruto su compania, tengo dos nietas mujeres y un nieto hombre, este fue el primero ... Son tan diferentes cada uno, que debo ser diferente tambien como abuela. Pero a todos los amos, de manera diferente, pero los amo. cada uno tambien conmigo tiene una relacion distinta. No se como explicarte, bueno si eres madre me entiendes, cada persona es distinta por eso no puedo decirte con exactitud como es mi relacion con mis nietos, porque con cada uno es particular ... Si algo agradezco a la vida es esto, ser abuela es hermoso." (Participante 9: Abuela no universitaria).

"Me gusta hablar con ellos, que me platiquen sus alegrias, sus preocupaciones, sus deseos, y solo quiero complacerlos en todo" (Participante 1: Profesora universitaria).

"No, mi vida no es monotona, por el contrario, hoy en la noche me voy a reunir con unos amigos para celebrar el gusto de estar juntos y planear unas actividades ... Mi vida no gira en ser solo abuela o madre, o profesora, tengo muchas maneras de ser" (Participante 6: Profesora universitaria).

De igual manera los comentarios destacados, tambien tienen una coincidencia con los estudios que se describen en las pasadas categorias, en donde se enfatiza que las nuevas abuelas estan resignificando sus formas de establecer su relacion con los nietos, y esto se vive no solo en la intimidad de la vida familiar, sino que tambien se hace presente en otras esferas sociales de estas mujeres entrevistadas, poniendo el acento en el como experimentan este momento de su vida: ser abuela, estar en proceso de envejecimiento, ser mujer, entre otras.

"No se trata de romper con el pasado, segun he podido deducir de lo que manifiestan las mujeres, sino de reconducirlo, de aprovechar la experiencia y potenciar lo positivo en un nuevo espiritu amplio, generoso, capaz, entusiasta, lucido". Esta mirada tiene en cuenta, por ejemplo, que: "Nuestro presente es un conglomerado de cosas excelentes y cosas tremendas, en el que todas suceden a la vez y configuran una enriquecedora complejidad" (Riviere, 2000, p. 35).

En resumen, a la hora de valorar el proceso de envejecimiento femenino la vivencia personal y la manera de afrontarlo son factores decisivos que van a incidir en la formula personal con que cada mujer lo enfrentar. En este sentido, los factores educativos, las experiencias de aprendizaje, el entrenamiento personal, la relacion intergeneracional y con el entorno, las motivaciones vitales, el estado de salud y economico van a ser variables mucho mas decisivas que la edad (Freixas, 2005).

sexta categoria: Relaciones con otras mujeres contemporaneas (Familia y ambito profesional).

Las relaciones con otras mujeres contemporaneas se refiere a como se organizan, se apoyan, propician el intercambio de experiencias, con el proposito de generar vinculos que les provean conocimientos que ayudan a trasformar modos especificos de convivencia. Las subcategorias correspondientes son las que permiten explorar el tipo de redes de apoyo que se generan entre mujeres y como lo vivencian las entrevistadas. Asi tambien, en el analisis de las dimensiones del CME se identifico su relacion con la diversidad de apoyos y la actitud reflexiva expresiva de cada participante.

Esta categoria se refiere al concepto de sororidad, concepto que alude a la posibilidad de resignificacion y coexistencia entre mujeres. Nace en el seno de los movimientos feministas y es un aporte de una figura academica referencial del feminismo contemporaneo como lo es Lagarde (1997, 2006). Y no se suscribe solo al ambito familiar, sino a todo escenario en donde las mujeres tengan convivencia o interrelaciones.

"Desde la perspectiva feminista surge el termino sororidad. Esta palabra se deriva del latin soror, hermana, e -idad, relativo a la relacion paritaria entre mujeres. Es decir, se trata de una alianza entre mujeres que propicia la confianza, el reconocimiento reciproco y el apoyo" (Martinez, 2014. s.pp).

Las mujeres por naturaleza han desarrollado recursos que en la edad mayor se convierten en poderosas fuentes que limitan su vulnerabilidad, estas fortalezas son las redes de amistad, vecindad y comunidad que se presentan como espacios de apoyo y solidaridad --o mejor dicho de sororidad--con el cual pueden dar o resignificar su sentido de vida, en un tiempo--como es el proceso de envejecer--en el que se hace necesario reorganizar y diversificar la escala de valores, de ideales (Coria, Freixas & Covas, 2005).

"... la mayoria de la mujeres de mi familia, es decir, mis companeras de generacion: primas y hermanas fuimos universitarias, en mi familia no hubo eso de "como mujer debes casarte y tener hijos". afortunadamente siempre se nos insistio en que a traves de la educacion es como la gente se supera, aunque no todas decidimos lo mismo, unas se casaron y se dedicaron al hogar, yo no, no me esforce tanto para acabar partiendo cebollas y limpiando una casa; pero aun asi nos respetamos y queremos mucho, siempre creo nos mostramos solidarias ante cualquier problema familiar ..." (Participante 5: (Profesora universitaria).

Una de las caracteristicas de la sororidad es que agrupa a las mujeres, no importa cuales sean sus historias o sus formas de asumirse, la sororidad genera esa union comprensiva y de acompanamiento solidario de genero, aun cuando sea totalmente antagonico la manera de enfrentar la vida. La socializacion de genero ha facilitado las conductas de cuidado y atencion, cuestiones claves para una vivencia positiva en la etapa de la vejez (Freixas, 2008).

"Bueno, esa es una pregunta dificil, de mi edad solo primas tengo, soy la hija mayor; y mi relacion con ellas es buena pero distante cada quien esta muy concentrado en sus cosas, su familia, convivimos en eventos familiares, y si siempre tienes mas afinidad con algunas y con otras es mas educacion que vinculo, pero creo que de mi parte si ocuparan algo por supuesto que apoyo, somos mujeres, es nuestra naturaleza creo ..." (Participante 7: Abuela no universitaria).

Estos vinculos con otras mujeres proveen conjuntamente, una gran actividad e implicacion, tanto en la propia vida personal como en el cuidado de la comunidad creada con otras mujeres. Por ello para las teoricas de los estudios de genero, la sororidad constituye la esencia de la etica femenina --a la par de ser un proceso de empoderamiento--porque favorece la critica reflexiva de la construccion social y cultural de ser mujer, sea nina, joven o en nuestro caso mujer grande, como lo diria Hierro (2000), llegar a ser una mujer mayor en este tiempo historico, social y cultural, es llegar al tiempo que ofrece esperanza, pues por primera vez en la historia de la mujeres mayores se vinculan y se expresan como sujetas de su propia historia, protagonistas y agentes activas de su madurez, de su vejez e incluso de su muerte (Witt, 2005).

"Definitivamente esto es mas facil [hace referencia a su convivencia en la universidad con colegas], casi se puede decir que veo mas a ellas como mi familia, convivo todos los dias, conozco sus problemas, crisis por las que han atravesado, y en la medida que puedo ayudo, aunque sea solo escuchandolas; aunque no quiero pintar un panorama fantasioso, hay tambien mucha competencia, pero creo no somos nosotras, es el sistema en el que estamos inmersas lo que hace que entremos en esa dinamica, la cuestion es que pasa desapercibido, yo me he dado cuenta, me observo, me veo y si es doloroso confesarlo, tambien no he sido solidaria con otras mujeres, porque no me conviene o porque no encuentro nada que me identifique; sin embargo con otras no ha sido asi." (Participante 5: Profesora universitaria).

"En una ocasion me dijeron que en los trabajos no hay amigas, si es verdad debes cuidarte, pero si tengo amigas, si si tengo amigas, pero la familia es diferente, creo ser mas leal a las mujeres de mi familia ..." (Participante 1: Profesora universitaria).

"Si soy muy activa socialmente con otras mujeres, participo en actividades grupales: grupo de ejercicio, de natacion, de literatura, amigas, siempre amigas y hermanas. Si fuera necesario, buscaria apoyo en otras personas y en mis companeras, de hecho, lo busco, tengo distintas redes de apoyo (Participante 6: Profesora universitaria).

Esta categoria revela una gran capacidad reflexiva de las participantes entrevistadas sobre sus propios procesos que como mujeres estan viviendo, y pone de manifiesto la necesidad de dar a conocer la complejidad que conlleva envejecer, y envejecer siendo mujer, esto constituye uno de los retos de la Psicogerontologia en el plano de la investigacion, puesto que muchos de los factores que hasta el dia de hoy han caracterizado a la mujer mayor, se estan modificando sustancialmente y esto sera mayor en las siguientes generaciones (Freixas, 2008), tal como lo expresa esta profesora universitaria:

"Muchas preguntas las habia reflexionado ya, sin embargo escribirlas y narrarlas junto con otra mujer, me genero mayor objetividad en lo que esta siendo vivir este proceso de envejecimiento ... te agradezco que hayas pensado en mi para participar en esta investigacion" (Participante 5: Profesora universitaria).

Septima categoria: creatividad y generosidad.

Creatividad y generosidad son los sentimientos de amor y gratitud por lo vivido, y el deseo de trascender dejando un legado en la siguiente generacion. Esta categoria se refiere a la trascendencia simbolica, es decir, el permitir a las generaciones siguientes la continuidad de las tareas, pasar la estafeta, sensacion de satisfaccion con lo alcanzado, y es uno de los rasgos a valorar para determinar si existe un envejecimiento patologico o saludable, desde la perspectiva de la Psicogerontologia (Zarebski, 2005). Por ello, la subcategoria congruente a esto fue lo relacionado con los modos con que las mujeres evaluadas visualizan la manera en que la siguiente generacion vivira y aprendera de lo que ellas dejan como legado, y como esto se relaciona con las dimensiones expectativas y condiciones de longevidad, autonomia y dependencia, y con la actitud reflexiva y expresiva, evaluadas en el CME.

En referencia al envejecimiento y las nuevas formas de ser mujer, esto querra decir una manera distinta de asumirse, identificarse con otras mujeres, que ayude a que las siguientes generaciones cosechen lo que con gran esfuerzo estas nuevas abuelas trabajaron, mujeres que vivieron la era de surgimiento del movimiento feminista, la pildora anticonceptiva y la leche maternizada, factores que propiciaron el escenario para grandes cambios sobre el ideal reduccionista de la mujer maternal (Freixas, 2007).

"Bueno algo que tengo claro es que no sere eterna, pero que cada momento de la vida, es una oportunidad para aprender algo, y eso es lo que me sucede en esta etapa, la sensacion es de volver a ser nina, y realizar con mis nietos lo que me quedo pendiente.... Ves, la vida te da siempre la oportunidad ..." (Participante 7: Abuela no universitaria).

"Considerando que mi hija ve como interactuo con su hijo y le gustan mucho las cosas que hago con el, creo que esta tambien aprendiendo a ser una abuela como yo. Que ante todo ve a los nietos como una fuente de regocijo" (Participante 3: Profesora universitaria).

"Cuando voy con mi madre, le doy la mano para ella baje los escalones. Cuando voy con mis hijas, ellas me dan la mano para que yo baje los escalones" (Participante 6: Profesora universitaria).

"Me retirare en un tiempo proximo, amo lo que hago en mi profesion, pero se que debo retirarme, no porque me asuma vieja, no me siento asi [aqui hace referencia a perder capacidades cognitivas]; pero creo que ya es tiempo de hacer cosas diferentes, quiero disfrutar de viajar, escribir por escribir, platicar con mis amigas. Quiero salir de mi vida rutinaria con lo que respecta a mi profesion." (Participante 5: Profesora universitaria).

"Ver a mi familia, lo que se quieren y lo unidos que son, sera mi balance y diria 'Que bonita familia me toco' y me siento muy orgullosa de ellos" (Participante 9: Abuela no universitaria).

Los comentarios destacados confirman lo que expone Burin (2000, p. 3):

"Entre las abuelas transicionales y las innovadoras tambien podemos hallar los asi llamados deseos nomades deseos variados, diversos, que incluyen experiencias a partir de representaciones genericas variadas, no dicotomizadas femeninas o masculinas; asi como deseos que habran de ser desplegados mediante representaciones no solo en el ambito privado, como en las abuelidades tradicionales, sino tambien en el ambito publico, no en un unico espacio subjetivo y social, sino en todos aquellos que enriquezcan el vinculo entre abuelas y nietos. Son deseos sin un centramiento, sin una focalizacion estricta, que fluctuan entre diversos objetos".

Las mujeres de hoy se perciben como una generacion de trasformacion, radicalmente diferente de sus propias madres, pero tambien de sus hijas cuyo futuro culminara, estableciendo, el camino que ellas iniciaron, lo que puede valorarse como una actitud reflexiva y expresiva, asi como de generosidad ante el propio proceso de envejecer.

Muchas de ellas son las iniciadoras de un nuevo linaje femenino, por lo que las hijas y las nietas son las depositarias de ese deseo de continuidad en un futuro que solo podran realizar a traves de lo que alcancen la generacion mas joven de mujeres que vienen caminando atras y a lado de estas nuevas abuelas (Sontag, 1982).

De igual forma en lo concerniente a los sentimientos de vejez, expectativas de longevidad, de autonomia o dependencia, en sus relatos puede percibirse la sensacion de satisfaccion y de gratitud por el momento que a ellas les toca contemplar, es decir, recoger el fruto de un trabajo arduo. La idea central que transmite esta generacion de mujeres a la siguiente -a sus hijas y nietases que lo principal, por lo que ellas tanto trabajaron, es su propia autonomia individual concretada en su capacidad para mantenerse a si mismas.

Esto no es algo menor, se trata de un proceso de resignificacion colectiva del que se sienten y son parte y que vincula a las mujeres de ahora con las de otras epocas que iniciaron el camino y tambien con las generaciones mas jovenes, abonando nuevamente a la idea o concepto de sororidad descrito con anterioridad (Tobio, 2002).

En resumen, el analisis y discusion de los resultados de las categorias descritas anteriormente, muestran que si bien las abuelas de hoy en dia sean universitarias o no universitarias, estan vivenciando trasformaciones en sus modos de ser y de asumirse como mujer en funcion de abuela, sin embargo puede notarse una diferencia en las mujeres universitarias por su acercamiento a la formacion educativa superior y el desempeno profesional, el cual les ha brindado mayores recursos y oportunidades de reflexion critica de su condicion de ser mujer y por ende su ser mujer mayor en funciones de abuela.

Asi tambien el ambito academico les brinda a estas abuelas universitarias, el campo propicio para el cultivo de una imagen de mujer mayor mas alla del plano del cuerpo fisico, generando una resignificacion del propio proceso de envejecer. Sin embargo, esto no es el comun mayoritario del colectivo femenino, por lo que inspira a la investigacion como a la reflexion teorica empirica sobre la necesidad de llevar estas tematicas a la conversacion, al dialogo, a la reflexion en conjunto de las mujeres (sean universitarias o no), en aras de la construccion conjunta de un entramado de experiencias y saberes y asi enriquezcan su legado generacional, construyendo una cultura de la sororidad (Kubissa, 1995).

Conclusiones finales

Las abuelas universitarias ejercen un tipo de configuracion vincular tradicional al de la mujer maternal, sin embargo es clara la existencia y la disposicion a construir la propia identidad en continuidad a traves de los cambios obvios de la edad, es decir, se alejan del significado de abuelidad sinonimo de pasividad y dependencia, se asumen como abuelas activas y en constante autorreflexion de sus funciones y roles con los nietos, en concordancia con los momentos historicos que como mujeres les toco vivir.

Las abuelas universitarias son las mujeres que tuvieron la oportunidad historica de cuestionar y romper paradigmas, y esto se ve reflejado en su identificacion con el linaje femenino de sus familias, tienen claro lo que no desean repetir, pero tambien tienen claro lo que si quieren y que deciden elegir como suyo, por ende darle su acento personal en el entramando familiar, haciendolo manifiesto en las nuevas formas que han encontrado de relacionarse con sus nietos.

En las abuelas universitarias puede observarse un cambio en el significado intersubjetivo de ser abuela y que se ve reflejado en sus sensaciones de ser vieja asi como sus expectativas y condiciones de longevidad, su funcion de abuela se ve enmarcada por lo que han ido construyendo con el paso de los anos en su ambito profesional y docente, quiza el estar en un contexto academico favorece la germinacion de esta manera de verse y de reflexionarse a si mismas, y de alguna manera la facultad al desarrollar mas plenamente una especie de competencias socioemocionales, que permiten que puedan experimentar esta etapa de vida con mayores recursos (Mikulic, Radusky & Crespi, 2015).

No asi en las abuelas no universitarias en donde aun persisten los sentimientos de minusvalia y perdidas ante el paso del tiempo, es decir a estas mujeres les cuenta mas trabajo desfigurar ideas heredadas de otras generaciones en donde ser viejo es sinonimo de pasividad.

En las abuelas no universitarias, los cambios son menos notorios sin embargo, pueden apreciar cambios en sus formas de asumir su funcion de abuela. Se observa su vinculacion intergeneracional, no como una responsabilidad solo de ellas sino en conjunto con la familia y la pareja, y con intercambio en los roles especificos de su genero, es decir la mujer puede ser mas competitiva y activa y el hombre puede experimentar funciones de cuidado y de acercamiento emocional con los nietos.

Las modalidades diversas y de trasformacion de asumir la forma de ser abuela, son un reflejo de los cambios que se han vivido en esta epoca posmoderna, la insercion en el escenario publico de la mujer ha provocado que puedan resignificar y contribuir con estilos nuevos, si bien es cierto nuevamente aqui queda claro que el acceso a la educacion superior y al mercado laboral ha roto paradigmas tradicionales en el rol que desempena la mujer en la sociedad, aun en las mujeres que no tuvieron la oportunidad de ir a la universidad se puede ver una ruptura en los patrones acostumbrados a ver en una abuela.

Ambos grupos de mujeres entrevistadas rescatan los modos tradicionales aprendidos de sus propias abuelas, pero haciendo cambios acordes al tiempo que viven. El rasgo mas destacado es en cuanto a su cercania y libertad de expresar sus sentimientos, reduciendo la percepcion de la figura de la abuela lejana, altamente reverenciada y en ocasiones, temida.

De tal forma ambos grupos vivencian y propician sus relaciones con sus nietos de formas mas igualitarias y democraticas, sin el halo de solemnidad que ellas vivieron con sus abuelas. Esta manera de asumirse como abuelas posibilita formas protectoras antes las perdidas que se viven en esta etapa de vida, es decir, la posibilidad de vincularse con las generaciones mas jovenes, de manera mas flexibles y diversas, propicia el campo fertil para contar con diversidad de apoyos y recursos intergeneracionales.

Asi tambien, para las abuelas universitarias, como para las no universitarias, el apoyo de otras mujeres en su vida es muy importante, y un recurso con el cual se limita su vulnerabilidad de genero, pueden existir desacuerdos en como se vive y se enfrenta la vida, pero el hecho de ser mujeres las hace unirse y pensarse en colectivo. Por ello, este es el hallazgo mas importante que se subraya de esta investigacion, ya que aunque se saben solidarias, y han implementado diversas formas de manifestarla, es necesario el reconocimiento de estas formas, dialogarlas y llevarlas al plano de la re flexion, hacerlas visibles a ellas mismas no como cualidades naturales e intrinsecas femeninas sino como un acto altamente etico politico de empoderamiento y resignificacion profunda de la mujer, y sobre todo de la mujer en el proceso de envejecimiento.

Finalmente, tanto en un grupo de abuelas como en el otro, se aprecian similitudes, ambos grupos asumen que tiene un legado que dejar a la siguiente generacion. Aunque ciertamente, las mujeres universitarias tienen mayores recursos y capacidades de reflexion critica sobre como desean hacer esa trasferencia, y lo que ellas haran al salir del escenario y dar paso a la nueva generacion, en una muestra de alta capacidad creativa y de generosidad.

Por lo que, al finalizar esta aproximacion exploratoria del tema, queda claro que figura un espacio para abrir una reflexion mas profunda. A anos de logros en derechos e igualdades en el plano publico de la vida de las mujeres, aun queda por trabajar y es tudiar el ambito privado de ellas y sus experiencias de vida con otras mujeres.

Al respecto, y continuando con esta investigacion, se esta trabajando ya desde un diseno socioconstruccionista, basado en los modelos de la narrativa de Michael White y el modelo colaborativo de Tom Anderson, un proyecto denominado Sororidad en los procesos de envejecimiento, y que hasta este momento lleva ya trabajados dos conversatorios dialogicos colaborativos.

El objetivo general de los conversatorios con mujeres (academicas y no academicas) es realizar un ejercicio de auto-reflexion con sentido critico sobre la experiencia de ser mujer en proceso de envejecimiento. De tal manera que se generen nuevas formas de comprension de la experiencia que estan viviendo, y que todo ello contribuyera a generar una ampliacion de alternativas que resulten en trasformaciones de su realidad con un impacto favorable y beneficioso en sus vidas.
Leyenda: Figura 1. Tipologia de culturas de acuerdo con la atribucion
de saber y conocimiento.

[Texto ilegible en fuente original.]


Referencias bibliograficas

Arditi, R. (1999). Searching for life. The grandmothers of the Plaza de Mayo and the disappeared children of Argentina. University of California Press.

Berenstein, I. (1991). Reconsideracion del concepto de vinculo [Reconsideration of the concept of bond]. psicoanalisis, 13(2), 219235.

Blanco Garcia, A. I. (2007). ?Con que suena una feminista? Sobre conciliacion de vida laboral y familiar [What does a feminist dream about? On reconciliation of work and family life]. Revista Internacional de ciencias sociales y Humanidades, sOciOTAM, XVII(1), 47-65. Recuperado el 8 de abril 2015 de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=65417103

Blazquez, G.N. & Bustos, R.O. (2013). saber y poder. Testimonios de directoras de la UNAM [Knowledge and power. Testimonies of directors of the UNAM]. Mexico: Editorial UNAM.

Briones, E. & Tabernero, C. (2005). Formacion cooperativa en grupos heterogeneos [Cooperative formation in heterogeneous groups]. psicothema, 17, 396-403. Recuperado el 17 de marzo de 2015 de http:// www.psicothema.com/pdf/3119.pdf.

Burin, M. (2000). Reinventar abuelidades [Reinventing grandparents]. Foro de psicoanalisis y genero. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://dspace.uces.edu.ar:8 180/xmlui/bitstream/handle/123456789/ 1519/Burin_2000_Foro_Reinventar.pdf?sequence=1

Calasanti, T. (2004). New directions in feminist gerontology: An introduction. Journal of Aging studies, 18, 1-8. Recuperado el 20 de abril de 2015 de http://journals.sagepub. com/doi/abs/10.1177/0891243204267958

Castaneda, P., Sanchez, D., Sanchez, A. & Blanc S. (2004). Como perciben los nietos adultos las relaciones con sus abuelos [How adult grandchildren perceive relationships with their grandparents]. Anuario de psicologia, 35(1), 107-123. Recuperado el 18 de abril de 2015 de http://www.raco.cat/ index.php/anuariopsicologia/article/viewFil e/61781/88565

Castro, M. (2007). Relaciones intergeneracionales y bienestar de las personas mayores [Intergenerational relations and well-being of the elderly]. Tesis Doctoral. Editorial de la Universidad de Granada. Recuperado el 8 de abril de 2015 de http://digibug.ugr. es/bitstream/10481/1634/1/1684256x.pdf.

Celdran, M. (2004). Relaciones intergeneracionales no normativas: La relacion de los nietos con los abuelos afectados por una enfermedad neurodegenerativa [Non-normative intergenerational relationships: The relationship of grandchildren to grandparents affected by a neurodegenerative disease]. Revista Multidisciplinar de Gerontologia, 14(5), 262-268. Recuperado el 17 de marzo de 2015 de https://www.researchgate.net/publication/ 28080494_Relaciones_ intergeneracionales_no_normativas_la_relacion_de_los_nietos_con_sus_abuelos_afe ctados_por_una_enfermedad_neurodegenerativa.

Coria, C., Freixas, A. & Covas, S. (2005). Los cambios en la vida de las mujeres. Temores, mitos y estrategias [Changes in the lives of women. Fears, myths and strategies]. Barcelona: Paidos.

Covarrubias, V.F. & Brito, T.O. (2007). Una palida sobra: La identidad del profesor mexicano [A pale leftover: The identity of the Mexican professor]. Mexico: Universidad Pedagogica Nacional. Recuperado el 18 de marzo de 2015 de www.upn.mx/.../librosversion-digital%3Fdownload%3 D108%253Auna-palida-sombra

Cruikshank, M. (2003). Learning to be old. Gender, culture, and aging. Lanham: Rowman & Littlefield. Recuperado el 17 de marzo de 2015 de https://gerontologist.oxfordjournals.org/content/43/3/420.full.pdf

De Jong Gierveld, J., Dykstra, P. A. & Schenk, N. (2012). Living arrangements, intergenerational support types and older adult loneliness in Eastern and Western Europe. Demographic Research, 27. Recuperado el 11 de abril de 2015 de https://www.demographic-research. org/volumes/vol27/7/277.pdf

Diale, A., Longobardi, C. & Sclavo, E. (2008). La relacion abuelo-nieto: La percepcion de los ninos de la escuela primaria Universita di Torino [The grandfather-grandson relationship: the perception of the children of the primary school Universita di Torino]. International Journal of Developmental and Educational psychology, (358), 357-366. Recuperado el 20 de abril de 2015 de http://infad.eu/RevistaINFAD/2008/n1/volumen1ANFAD_010120_357-366.pdf http://doi.org/10.1016/joaging.2003.09.001

Fernandez, C. M. R. A. (2010). El pensamiento feminista de Edith Stein: Sus conferencias sobre la mujer (Alemania 1930) y nuestras mujeres mayores (Espana 2006-2007) [Edith Stein's Feminist Thinking: Her conferences on woman (Germany 1930) and our elderly women (Spain 2006-2007)]. Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid, Espana. Recuperado el 17 de enero de 2017 de http://eprints.ucm.es/10816/1 /T30884.pdf

Freixas, A. (2005). Abuelas, madres, hijas. La transmision sociocultural del arte de envejecer [Grandmothers, mothers, daughters. Sociocultural transmission of the art of aging]. Cordoba: Universidad de Cordoba. Icaria.

Freixas, F. A. (2007). Nuestra menopausia. Una version no oficial [Our menopause. An unofficial version]. Barcelona: Paidos.

Freixas, F.A. (2008). La vida de las mujeres mayores a la luz de la investigacion geron tologica feminista [The life of older women in the light of feminist gerontological research]. Anuario de psicologia, 39(1), 41-57. Recuperado el 17 de enero de 2017 de http://revistes.ub.edu/index.php/Anuariopsicologia/article/view/8393/10357

Freud, S. (1916). Lo inconsciente [The unconscious]. Obras completas (Tomo 14). Buenos Aires: Amorrortu.

Galeano, E. (2015). Mujeres [Women]. Mexico: Siglo XXI.

Galhardi de Pujalt, R.M.A. (2007). Conciliacion entre la vida familiar y la vida laboral [Reconciliation of family and working life]. Revista Latinoamericana de Derecho social, 4, 77-93. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://www.redalyc. org/articulo.oa?id=429640259004

Gannon, L. (1999). Women and aging. Transcending the myths. London: Routledge.

Garber, M.P. (2006). El rol desde una perspectiva vincular [Role from a linking perspective]. Reflexiones, 85(1), 2. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=72920817012.

Garzon, M.M.T. & Mendoza, N.C. (2007). Mundos en disputa. Intervenciones en estudios culturales [Worlds in dispute. Interventions in cultural studies]. Bogota: Editorial Javeriana.

Gongora, C. E. (2012). La abuelidad en el contexto de crianza [Abuelity in the parenting context]. Revista crianza y salud, 10(3), 812. Recuperado el 12 de marzo de 2015 de http://crianzaysalud.com.co/wpcontent/uploads/201 3/10/crianza 103_baja.pdf

Gonzalez, B.J., Gonzalez S.J., De la Fuente A.R, Marquinez, M.S. & Gonzalez, B.N. (2010). Funciones que desempenan los abuelos [Functions performed by grandparents], International Journal of Developmental and Educational psychology INFAD Revista de Psicologia, 2, 625-633. Recupe rado el 18 de enero de 2017 de http:// dehesa.unex.es/bitstream/handle/10662/ 3144/0214-9877_2010_1_2_625.pdf?sequence=1

Gonzalez, J. & De La Fuente, R. (2008). Relevancia psicosocio-educativa de las relaciones generacionales abuelo-nieto [Psychosocial and educational relevance of generational relationships grandfather-grandson]. Revista Espanola de pedagogia, (239), 103-118. Recuperado el 2 de junio de 2015 de http://revistadepedagogia. org/.../3-relevancia-psico-socio-educativa-de-las-rela- ciones.

Gonzalez, M.M.L. (2015). Graciela Hierro. Historia de una feminista, abriendo camino a la educacion de las mujeres [Graciela Hierro. History of a feminist, paving the way for women's education], Mujeres, Derecho y sociedad, 11(21), 108-119. Recuperado el 13 de enero de 2017 de www.femumex.org/docs/revistaDigital/ Revista_Segunda_Edicion_Especial 2015. pdf

Gullette, M.M. (1997). Declining to decline: cultural combat and the politics of the midlife. Charlottesville, VA: University of Virginia.

Hemilse Acevedo, M. (2011). El proceso de codificacion en investigacion cualitativa [The coding process in qualitative research], contribuciones a las ciencias sociales, 12. Recuperado el 11 de enero de 2017 de www.eumed.net/rev/cccss/12/

Hernandez S.R., Fernandez C.C. & Baptista L.P. (2006). Metodologia de la investigacion [Investigation methodology] (4a ed.). Mexico: McGraw Hill.

Herrera, M. & Tenembaum, E. (2007). Identidad despojo y restitucion [Identity dispossess and restitution]. Buenos Aires: Abuelas de Plaza de Mayo.

Hierro, G. (1990). De la domesticacion a la educacion de las mujeres [From domestica tion to women's education]. Mexico: Editorial Torres Asociados. Hierro, G. (2000). Gracias a la vida [Thanks to life]. Mexico: Premios DEMAC.

Holstein, M. B. (2006). On being an aging woman. En T. Calasanti (Ed.), Age matters. Realigning feminist thinking (pp. 313-334). New York: Routledge.

Iacub, R. & Sabatini, B. (s/f). Modulo 3: psicologia de la mediana edad y vejez [Module 3: Psychology of middle age and old age]. Mar de la Plata: Universidad de Mar de la Plata. Recuperado el 11 de abril de 2015 de https://www.desarrollosocial. gob.ar/wp-content/uploads/201 5/05/ Gerontolog--a-Comunitaria-Modulo-31.pdf

Juliano, D. (2005). El saber de las mujeres [The knowledge of women]. En A. Freixas Abuelas, madres, hijas. La transmision sociocultural del arte de envejecer [Grand mothers, mothers, daughters. Sociocultural transmission of the art of aging]. Barcelona: Icaria/Universidad de Cordoba. Recuperado el 17 de enero de 2017 de https://dialnet.unirioja.es/servlet/libro? codigo=6768

Kahana, E. & Kahana, B. (1971). Theoretical and research perspediveson grand parenthood. Aging and Human Development, 1(2), 261-268. http://journals.sagepub.com/ doi/ abs/10.2190/ AG.2.4.c

Kubissa, L.P. (1995). Pactos entre mujeres [Covenants between women]. En 10 palabras clave sobre mujer (pp. 331-365). Verbo Divino. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://www.mujeresenred.net/IMG/pdf/ pactos_mujeres.pdf

Lagarde, M. (1997). Los cautiverios de las mujeres: Madresposas, monjas, presas, putas y locas [The captives of women: Mothers, nuns, prey, whores and crazy]. Mexico, DF: UNAM.

Lagarde, M. (2006). Pacto entre mujeres. Sororidad [Covenant between women. Sorority]. Aportes para El Debate, 123-135. Recuperado el 18 de abril de 2015 de http://www.asociacionag. org.ar/pdfaportes/25/09.pdf

Levi-Strauss, C. (1987). polemica sobre el origen y la universalidad de la familia [Controversy over the origin and universality of family]. Barcelona: Anagrama.

Martinez, D.V. (2014). sororidad [Sorority]. Folleto conmemorativo del Dia Internacional de la Mujer: Departamento de Impulso Social y Empresarial de la Univer- sidad Intercontinental, 8-11. Mexico: Direc- cion de General de Formacion Continua de la Universidad Intercontinental.

Mead, G.H. (1983). Espiritu, persona y sociedad [Spirit, person and society]. Buenos Aires, Argentina: Paidos.

Mead, M. (1970). cultura y compromiso [Culture and commitment]. Madrid: Gedisa.

Mikulic, I.M., Radusky, P. & Crespi, M. (2015). Construccion y validacion del inventario de competencias socioemocionales para adultos (icse) [Construction and validation of the inventory of socio-emotional competences for adults (ICSE)]. Interdisciplinaria, 32(2) 307-329. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://www.redalyc. org/articulo.oa?id =18043528007

Minuchin, S. & Fishman, H.C. (2001). Tecnicas de terapia familiar [Family therapy techniques]. Mexico: Paidos.

Minuchin, S., Nichols, M.P. & Lee, W. (2011). Evaluacion de familias y parejas. Del sintoma al sistema [Evaluation of families and couples. From symptom to system]. Mexico: Paidos.

Miralles. I. (2010). Vejez productiva. El reconocimiento de las personas mayores como un recurso indispensable en la sociedad [Productive old age. Recognition of older people as an indispensable resource in society]. Revista de Temas sociales Kairos, 14(26), 1-14. Recuperado el 17 de enero de 2017 de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo? codigo=3702472

Montpetit, M.A., Nelson, N.A. & Tiberio, S. S. (2016). Daily interactions and affect in older adulthood: Family, friends, and perceived support. Journal of Happiness studies, 18(2), 1-16. http://dx.doi.org/10.1007/ s10902-016-9730-4

Muller, F.J. & Bermejo, F. (2016). Los temas de la memoria colectiva del golpe de estado de 1976 en Argentina en funcion de la ideologia y las generaciones [The themes of the collective memory of the 1976 coup d'etat in Argentina in terms of ideology and generations]. Interdisciplinaria, 33(1), 41-63. Recuperado el 11 de enero de 2017, de http://www.scielo.org.ar/scielo. php?script=sci_arttext&pid=S166 870272016000100003&lng=es&tlng=es. scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pi d=S1668-70272016000100003&lng= es&tlng=es.

Neugarten, B. (1999). Los significados de la edad [The meanings of age]. Barcelona: Herder.

Neugarten, B. & Weistein, K. (1964). The changing American grandparent. Journal of Marriage and Family, 26(2), 199-204. http://dx.doi.org/10.2307/349727

Orosa, T. (Ed.). (2014). Temas de psicogerontologia [Topics of Psychogeron- tology]. La Habana: Universidad de la Habana.

Osuna, M. J. (2006). Relaciones familiares en la vejez: vinculos de los abuelos y de las abuelas con sus nietos y nietas en la infancia [Family relations in old age: Links between grandparents and grandmothers with their grandchildren in childhood]. Revista Multidisciplinar Gerontologia, 16(1), 16-25. Recuperado el 12 de enero de 2017 de https://www.researchgate.net/publication/28111378.

Palermo, A. I. (2006). El acceso de las mujeres a la educacion universitaria [Women's access to university education]. Revista Argentina de sociologia, 4(7), 11-46. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://www.scielo. org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1 669-32482006000200002&lng=es&tlng=es.

Patton, M.Q. (1990). Qualitative evaluation and research methods (2da. ed.). Newbury Park, CA: Sage.

Perez, O.L. (2007). las abuelas como recurso de conciliacion entre la vida familiar y laboral. presente y futuro [Informe de investigacion]. Madrid: Instituto de la Mujer, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://189.209.180.187/bibliotecageriatria/acervo/pdf/perez-abuelas.pdf.

Perez. S.L., Oropeza. T.R., Lopez, P.J. & Colunga, R.C. (2014). Psicogerontologia y trabajo anticipado del envejecer [Psychogerontology and early work of aging]. revista Iberoamericana de ciencias, 1(2), 3-11. Recuperado el 15 de enero de 2017 de http://www.reibci.org/publicados/2014/julio /2200123.pdf

Pinazo, S. & Lluna, J. (2011). Menores criados por sus abuelas. Mejora de la pautas de cuidado a menores en acogimiento familiar en familia extensa a traves de un programa de intervencion psicoeducativo [Minors raised by their grandmothers. Improvement of care guidelines for children in foster care in the extended family through a psychoeducational intervention program]. revista sobre la Infancia y la adolescencia, (1), 14-34. Recuperado el 18 de marzo de 2015 de http://dx.doi.org/10.4995/reinad.2011.834.

Redler. P. (1986). abuelidad. Mas alla de la paternidad [Grandparents. Beyond paternity]. Buenos Aires: Legasa.

Rico, C., Serra, E. & Viguer, P. (2001). abuelos y nietos. abuelo favorito, abuelo util [Grandparents and grandchildren. Favorite grandfather, useful grandfather]. Madrid: Piramide.

Riviere, M. (2000). Ei mundo segun las mujeres [The world according to women]. Madrid: Aguilar.

Rodriguez Gomez, G. (1996). Metodologia de la investigacion cualitativa [Methodology of qualitative research]. Archidona, Malaga: Ed. Aljibe.

Rodriguez, R.P. (2002). Mujeres mayores, genero y proteccion social (o adonde conduce el amor) [Older women, gender and social protection (or where love leads)]. En V. Maquieira (Ed.), Mujeres mayores en el siglo XXI. de la invisibilidad al protagonismo [Older women in the 21st century. From invisibility to protagonism]. Madrid: IMSERSO.

Ross, M. (1999). planning and the heritage. Londres: E.F.N. Spon.

Ruiz-Alberti, C. (2010). El pensamiento feminista de Edith Stein: Sus conferencias sobre la mujer (Alemania 1930) y nuestras mujeres mayores (Espana 2006-2007) [Edith Stein's Feminist Thinking: Her conferences on woman (Germany 1930) and our elderly women (Spain 2006-2007)]. Tesis Doctoral no publicada. Universidad Complutense de Madrid, Espana. Recuperado el 10 de enero de 2017 de http://eprints.ucm.es/10816/1/T 30884.pdf

Ruiz, M., Pineda, O. & Valencia, S. (2009). Los abuelos favoritos desde la percepcion de preadolescentes de la ciudad de Armenia. Los abuelos favoritos desde la percepcion de preadolescentes de la ciudad de Armenia [The favorite grandparents from the perception of preadolescents of the city of Armenia. The favorite grandparents from the perception of pre-adolescents of the city of Armenia]. revista Investigativa, Universidad de Quindio, (19), 28-41. Armenia-Colombia. Recuperado el 13 de marzo de 2015 de http://es.scribd.com/doc/ 69020398/Revista-Universidad-DelQuindio-2009-1.

Salvarezza, L. (1998). la vejez, una mirada gerontologica actual [The old age, a current gerontological view]. Buenos Aires: Paidos.

Sanz, P., Mula, J. & Moril, R. (2011). La relacion abuelos-nietos-escuela: Una excusa o una necesidad [The grandparent-grandchildschool relationship: An excuse or a need]. Trabajo presentado en el XII Congreso Internacional de Teoria de la Educacion. Universidad de Barcelona. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://www.cite2011. com/Comunicaciones/Familias/142.pdf.

Serdio. S. C. (2007). El ejercicio femenino del cuidado: Del escenario familiar al escenario educativo [The female exercise of care: From the family stage to the educational scenario]. papeles salmantinos de Educacion, 9, 231-254. Recuperado el 11 de enero de 2017 de https://dialnet.unirioja. es/servlet/autor?codigo=851860.

Serdio. S.C. (2012). Mujeres y educacion: Transformacion y saberes femeninos [Women and education: Transformation and feminine knowledge]. papeles salmantinos de Educacion, 16, 45-65. Recuperado el 12 de enero de 2017 de http://summa.upsa.es/viewer.vm?id=0000030886&page=1&se-arch=&lang=es&view=main

Sims, M. & Rofail, M. (2014). Grandparents with little or no contact with grandchildrenimpact on grandparents. Aging sci, 2(117), 2-7. Recuperado el 23 de enero de 2017 de http://dx.doi.org/1 0.41 72/2 3 298847.1000117.

Sontag, S. (1982). Mujeres: Un doble patron para envejecer [Women: A double standard for aging.]. Revista Femenismo, 38(24).

Strauss, A. & Corbin, J. (2002). Codificacion abierta [Open coding]. En Bases de la investigacion cualitativa. Tecnicas y procedimientos para desarrollar la teoria fundamentada (Cap. 8). Medellin: Editorial Universidad de Antioquia.

Strauss, A. & Corbin, J. (2002). Codificacion selectiva [Selective coding]. En Bases de la investigacion cualitativa. Tecnicas y procedimientos para desarrollar la teoria funda mentada (Cap. 10). Medellin: Editorial Universidad de Antioquia.

Tannenbaum, Cara B., Nasmith, L. & Mayo, N. (2003). Understanding older women's health care concerns: A qualitative study. Journal of Women & Aging, 15(4), 103-116. http://dx.doi.org/10.1300/J074v15n04_09

Taylor, S. & Bodgan, R. (1986). El trabajo con los datos. Analisis de los datos en la investigacion cualitativa [Working with data. Analysis of data in qualitative research]. En Introduccion a los metodos cualitativos de investigacion (Cap. 6). Buenos Aires: Paidos.

Tobio, C. (2002). Cambio social y solidaridad entre generaciones de mujeres [Social change and solidarity between generations of women]. En D. Maquiera (Comp.), Mujeres mayores en el siglo XXI (pp. 207-229). Madrid: Ministerio de Trabajo y Asunto Sociales. Recuperado el 12 de enero de 2017 de http://envejecimiento.csic.es/documentos/documentos/maquieira-mujeres-01.pdf

Triado, C., Martinez, G. & Villar, F. (2000a). El rol del abuelo: Como perciben los abuelos las relaciones con sus nietos [The role of grandfather: How grandparents perceive relationships with their grandchildren]. Revista Espanola de Geriatria y Gerontologia, 35(52), 30-36. Recuperado el 11 de marzo de 2015 de http://www.infogerontologia.com/documents/ gerontologia/ articulos/ll_congreso_geront_geriat_cataluna/2000c_rol_de_abuelo.pdf

Triado, C., Martinez, G. & Villar, F. (2000b). El rol y la importancia de los abuelos para sus nietos adolescentes [The role and importance of grandparents for their teenage grandchildren]. Anuario de psicologia, 31(2), 107-118. Recuperado el 11 de marzo de 2015 de http://www.raco.cat/index.php/ AnuarioPsicologia/article/view/61547/88402

Twigg, J. (2004). The body, gender, and age: Feminist insights in social gerontology. Journal of Aging studies, 18(1), 59-73. Recuperado el 18 de enero de 2017 de https://www.researchgate.net/publication/222062808_The_Body_Gender_and_Ag e_Feminist_Insights_in_Social_Gerontology

Van Rast, N., Verschueren, K. & Marcoen, A. (1995). The meaning of grandparents as viewed by adolescent grandchildren: An empirical study in Belgium. International Journal of Aging and Human Development, 41, 311-324. https://doi.org/10.2190/PPLVDWG7-HV9R-6LVB

Villalba, C. (2001). Analisis de la poblacion de abuelas cuidadoras en la provincia de Sevilla. Contextos sociofamiliares, redes de apoyo social y riesgos psicosociales. [Analysis of the grandmothers of caregivers in the Province of Seville. Social-family contexts, social support networks and psychosocial risks]. Tesis doctoral. Universidad de Sevilla. Recuperado el 11 de enero de 2017 de http://fondosdigitales.us.es/tesis/tesis/561/ analisis-de-abuelas-cuidadoras-en-la-provi/.

Wellard, S. (2013). Policy briefing 04 grandparents and childcare. Grandparents plus. Recuperado el 20 de enero de 2017 de http:// www. grandp arentsplus.org. uk/wpcontent/up loads/2013/05/Briefing-paper-on-grandparental-childcare.pdf

Witt, K. (2005). Las reinas. Protagonistas y agentes activas de su madurez [The queens. Protagonists and active agents of their maturity]. La Jornada UNAM. Nota de prensa. Recuperado el 20 de enero de 2017 de http://www.jornada.unam.mx/2005/07/04/in formacion/83_reinas.htm.

Yerro, T. (2013). Abuelas y abuelos espanoles de hoy: ?Imprescindibles? [Spanish grandmothers and grandparents today: essential?]. cuadernos Gerontologicos, (15). Recuperado el 11 de enero de 2017 de https:// www.unav.edu/documents/2903 2/ 472618/cuadernos-gerontologicos-15.pdf.

Zarebski, G. (2005). Hacia un buen envejecer [Towards a good old age]. Buenos Aires: Universidad Maimonides.

Zarebski, G. (2008). padre de mis hijos. ?padre de mis padres? [Father of my children. Father of my parents?]. Buenos Aires: Paidos.

Zarebski, G. (2011). cuestionario Mi Envejecer [My Aging Questionnaire]. Buenos Aires: Paidos.

Fecha de recepcion: 15 de junio de 2016

Fecha de aceptacion: 30 de agosto de 2017

Lucia Perez Sanchez **

* Investigacion realizada para la obtencion del titulo de grado de Psicogerontologia.

** Doctora en Psicologia, Licenciada en Psicologia Educativa, Maestra en Terapia Familiar Sistemica y especialista en estudios de genero y Psicogerontologia. Profesora de Tiempo Completo en el Programa Academico de Psicologia del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autonoma de Nayarit (UAN), Mexico. E-Mail: lucia@systemica.com.mx

Universidad Autonoma de Nayarit (UAN--Mexico).

La autora agradece a la Dra. Graciela Zarebski y a la Maestra Araceli Marconi, de la Universidad Maimonides (Buenos Aires--Argentina), su orientacion, asesoria y direccion en este proyecto.
Cuadro 1

Datos sociodemograficos de las participantes

[Texto ilegible en     [Texto ilegible en     [Texto ilegible en
fuente original.]      fuente original.]      fuente original.]

Cuadro 2 Dimensiones elegidas del CME (Zarebski, 2011)

[Texto ilegible en fuente   [Texto ilegible en fuente
original.]                  original.]

Cuadro 3 Clasificacion de categorias de analisis

[Texto ilegible en fuente   [Texto ilegible en fuente
original.]                  original.]
COPYRIGHT 2018 CIIPCA-CONICET
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Perez Sanchez, Lucia
Publication:Interdisciplinaria
Date:Jul 1, 2018
Words:19445
Previous Article:Modelacion con teoria de grafos para la unidimensionalidad de un instrumento de evaluacion.
Next Article:Manifestaciones afectivas en jovenes con discapacidad intelectual.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters