Printer Friendly

Absceso cerebral en lactante. Caso clinico y revision de la literatura.

Introduccion

El absceso cerebral concierne a una coleccion de pus localizada en el parenquima cerebral. Es una patologia infrecuente de una evolucion prolongada que solo ocasionalmente, produce la muerte (1). Aparece aproximadamente en 1 de cada 100.000 personas, es mas frecuente en personas jovenes o de mediana edad, y un 25% ocurre en ninos menores de 15 anos (1-3).

Dentro de los agentes etiologicos mas frecuentes podemos encontrar el Staphylococcus aureus (4) y Staphylococcus coagulasa negativa (1) como uno de los mas comunes tambien se pueden ver secundarios a sepsis por Klebsiella sp., Bacteroides fragilis, Peptoestreptococcus sp., Serratia marcenses, Pseudomonas aeruginosa, Enterobacter cloacae, Enterobacter aerogenes, Acinetobacter wolfii, Citrobacter diversus, Fusobacterium sp. (4) E. coli (1).

En un estudio publicado por Fica y col. (1) donde se estudiaron 30 casos de absceso cerebral, se pudo comprobar que el 23,3% de los casos fueron secundarios a un foco septico en el oido, seguido del 16,7% en relacion a un proceder neuroquirurgico (1).

Los Bacteroides spp. la Porphyromonas spp. Prevotella spp. y la Fusobacterium spp. Pueden provocar abscesos necroticos en el SNC y las regiones de la cabeza. Estas bacterias invaden los tejidos dermicos o mucosas danadas y pueden provocar infecciones purulentas subagudas. Tales infecciones se localizan en la cabeza (absceso cerebral, otitis media, mastoiditis, sinusitis) o el tracto respiratorio bajo (pneumonia necrotizante, absceso pulmonar o empiema) otros gemenes tambien pueden causar de manera directa o indirecta un absceso cerebral como: La nocardiosis sistemica, Hemophilus aphrophilus, la Prevotella melaninogenica y la P. intermedia, tambien el Streptococcus milleri y Staphylococcus aureus. Gram-negativos anaerobicos como el Enterobacteriaceae (7). Existen ademas muy pocos casos publicados de absceso cerebral en ninos pequenos secundarios a abscesos molares sin haber sido intervenidos quirurgicamente (8). Otros estudios publican abscesos secundarios a Scedosporium apiospermum y Phaeoacremonium parasiticum despues de realizar trasplante renal (9), Listeria monocytogenes (10), Aspergillus (11), y Salmonella Typhimurium (12). Las manifestaciones clinicas son variadas, a veces de instalacion violenta, y no siempre se encuentra presente la triada caracteristica de fiebre, cefalea y signos focales. El diagnostico diferencial es amplio y la sospecha clinica debe ser precoz para lograr un tratamiento oportuno, multidisciplinario y que asegure un buen pronostico (1).

El diagnostico se basa en el cuadro clinico que por lo general esta precedido de un foco septico cercano o a distancia y el concerniente cuadro de hipertension endocraneana o irritacion del sistema nervioso central (11). Al cuadro clinico se complementa con la imagenologia, tanto la tomografia contrastada como la resonancia magnetica (11,12).

El tratamiento que se impone es el clinico y quirurgico, este se adecua al estadio en el que se encuentre la lesion inflamatoria, el germen que la produzca, el tamano de la lesion y la condicion neurologica del paciente. Se han utilizado tratamientos con cefalosporinas, aminoglucosidos, penicilinas etc (9). Tambien se han usado como tratamiento y diagnostico los metodos de cirugia estereotaxica (12).

Presentacion del caso

Se trata de un paciente lactante de 4 meses de edad con antecedentes de haber tenido una infeccion respiratoria alta tres meses previos a su ingreso, un mes despues de esta enfermedad el nino comenzo a presentar fiebre de 3839[grados] C y posteriormente se le asocio gran irritabilidad y fontanela anterior ocupada, fue valorado y mal diagnosticado como un tumor cerebral, debido a que en el estudio tomografico simple se observaba una masa hipodensa de 6 x 7 cm en region frontal izquierda con gran efecto de masa y desplazamiento de las estructuras de la linea media de 11 mm, al ser recibido en nuestro centro se identifico por el interrogatorio y el examen fisico que el nino tenia un sindrome de hipertension endocraneana, con antecedentes de un proceso septico y una macrocranea asociada (Figura 1). Se le hizo una RMN de craneo donde se confirmo nuestro diagnostico (Figura 2 y 3), se le realizo un proceder quirurgico inicial con puncion transfontanelar izquierda y evacuacion de 81 ml de pus amarillento (Figura 4), al siguiente dia se volvio a puncionar extrayendole 80 ml mas de pus de iguales caracteristicas y al 4to dia se decidio intervenir quirurgicamente con craneotomia frontotemporal izquierda y lobectomia frontal ipsilateral ya que toda esa area del encefalo se encontraba invadida por una capsula de paredes gruesas con multiples trabeculaciones y contenido purulento en su interior. Despues de retirado el material se procedio a irrigar con abundante solucion salina con vancomicina diluida y cierre hermetico de la cavidad craneana. Luego se mantuvo el tratamiento antibiotico tipo vancomicina y Ceftriaxona por 3 semanas ya que se le aislo un Staphylococcus aureus y en el control con resonancia magnetica postoperatoria a las dos semanas se pudo evidenciar la desaparicion de los signos inflamatorios del encefalo (Figura 5 y 6), su evolucion posterior ha sido satisfactoria aunque sabemos que tendra en el futuro cierto grado de retardo del desarrollo psicomotor.

[FIGURA 1 OMITIR]

[FIGURA 2 OMITIR]

Conclusiones

A pesar del error diagnostico con este paciente, fue posible tratarlo, curarlo y dejarlo con una calidad de vida aceptable, no obstante no es la primera vez que se confunde un absceso cerebral con un tumor pues han sido reportados otros casos (13). La mortalidad en general oscila entre un 30 y 40% de los casos. Aproximadamente un 50-60% de los casos tiene una buena recuperacion. Existen factores predictivos para el pronostico que guardan relacion con: la edad del paciente, el nivel de consciencia, la presencia de multiples abscesos, cultivos polibacterianos, asi como los de etiologia hematogena. Sin embargo, el tamano no es una variable muy significativa en algunos trabajos14. Lo mas importante es que siempre debemos tener presente que nuestra mejor arma diagnostica es el uso adecuado del metodo clinico para hacer diagnosticos y trata mientos ya que ningun examen complementario puede reemplazarlo.

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

[FIGURA 6 OMITIR]

Recibido: 5 de noviembre de 2013

Aceptado: 5 de enero de 2014

Bibliografia

(1.) Fica C Alberto, Bustos G Patricio, Miranda C Gonzalo. Absceso cerebral. A proposito de una serie de 30 casos. Rev Chil Infect 2006; 23 (2): 140-149.

(2.) Rivera Fernandez V, Flores Cordero JM. Capitulo 4.1. Infecciones agudas del Sistema Nervioso Central. Absceso Cerebral. 2002.

(3.) Garcia Ruiz, Absceso cerebral otogeno. otorrinoweb.com. Disponible en: http://www.otorrinoweb.com/glosario/ar/250-112o-05-abscesocerebral-otogeno.html

(4.) Goyo-Rivas Jose J, Garcia Castillo Eudy, Correa Magdalena. Absceso cerebral en ninos. Rev Cubana Pediatr 1999; 71(1): 13-22 disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ped/vol71_1_99/ped02199.pdf

(5.) Fritz H Kayser MD, Kurt A Bienz Ph.D, Johannes Eckert DVM, Rolf M Zinkernagel MD. Medical Microbiology. Thieme. New York; 2005: 251672.

(6.) Moskovitz M, Birenboim R, Katz-Sagi H, Perles Z, Averbuch D. A brain abscess of probable odontogenic origin in a child with cyanotic heart disease.Pediatr Dent. 2012 Sep-Oct; 34(5): 403-406.

(7.) Larbcharoensub N, Chongtrakool P, Wirojtananugoon C, Watcharananan SP, Sumethkul V, Boongird A, Jirasiritham S. Treatment of a brain abscess caused by Scedosporium apiospermum and Phaeoacremonium parasiticum in a renal transplant recipient. Southeast Asian J Trop Med Public Health. 2013 May; 44(3): 484-489.

(8.) Limmahakhun S, Chayakulkeeree M. Listeria monocytogenes brain abscess: two cases and review of the literature. Southeast Asian J Trop Med Public Health. 2013 May; 44(3): 468-478.

(9.) Bhaskar N, Mohammad K, Kaur V. Aspergillus brain abscess. J Ark Med Soc. 2013 Aug; 110(2): 41-42.

(10.) Mohindra S, Savardekar A, Tripathi M, Raj A.Br Enlarging head size as the only presentation of Salmonella Typhimurium brain abscess in an infant: a short report. J Neurosurg. 2013 Aug 19.

(11.) Slazinski T. Brain abscess.Crit Care Nurs Clin North Am. 2013 Sep; 25(3): 381-. doi: 10.1016/j.ccell.2013.04.001. Epub 2013 Jun 5.

(12.) Meshkini A, Shahzadi S, Alikhah H, Naghavi-Behzad M. Role of stereotactic biopsy in histological diagnosis of multiple brain lesions. Asian J Neurosurg. 2013 Apr; 8(2): 69-73. doi: 10.4103/1793-5482.116374.

(13.) Narayanan M, Mookherjee S, Spector TB, White AA. MSSA brain abscess and pyomyositis presenting as brain tumor and DVT. BMJ Case Rep. 2013 Aug 30; 2013. doi:pii: bcr2013009380. 10.1136/bcr-2013-009380.

(14.) Berlit P, Fedel C, Tornow K, Schmiedek P.Fortschr Bacterial brain abscess- experiences with 67 patients. Neurol Psychiatr. 1996 Aug; 64(8): 297-306.

Correspondencia a:

Reinel Junco Martin

E-mail: reineljunco@infomed.sld.cu

Reinel Alcides Junco Martin [1], Curby Dwaine Sydney [2], Loretta Paredes Leon [3]

[1] Especialista de II grado en neurocirugia. Hospital Pediatrico Juan Manuel Marquez.

[2] Residente de IV ano en neurocirugia. Hospital Clinico Quirurgico Calixto Garcia.

[3] Especialista de I grado en neurocirugia. Hospital Pediatrico Juan Manuel Marquez.
COPYRIGHT 2014 Sociedad de Neurocirugia de Chile
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Reporte de Casos
Author:Junco Martin, Reinel Alcides; Dwaine Sydney, Curby; Paredes Leon, Loretta
Publication:Revista Chilena de Neurocirugia
Date:Jul 1, 2014
Words:1569
Previous Article:Fistula de liquido cefalorraquideo: una rara complicacion secundaria a una miasis naso-etmoidal.
Next Article:Angioma capilar espinal intradural: reporte de un caso y revision de la literatura.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters