Printer Friendly

AUGUSTO SAMANIEGO: Unidad sindical desde la base. La Central Unica de Trabajadores de Chile 1953-1973.

AUGUSTO SAMANIEGO

Unidad sindical desde la base. La Central Unica de Trabajadores de Chile 1953-1973.

Ariadna Ediciones, Santiago, 2016, 286 pp. ISBN 978-956-8416-44-7

Desde el retorno de la democracia, la historiografia social y politica chilena descuido la investigacion del movimiento sindical agrupado en las centrales historicas. En este sentido, ha resultado evidente el olvido en que por decadas estuvo la Central Unica de Trabajadores (CUT). Jorge Barria fue el primer historiador que estudio la trayectoria de este organismo, publicando su obra en los albores de 1970 (1). Sin embargo, tal esfuerzo no tuvo legado. Aunque la central ha sido mencionada en multiples estudios, ninguno de ellos ha tenido como objeto su investigacion, lo que ha significado que se reproduzcan juicios de valor, entrampando su trayectoria en la critica politica; incluso, ha sido envuelta en un mito.

Al pensar en un balance historiografico, se distinguen matices sobre diversas facetas de la Central Unica, pero en terminos generales, resulta notable que la aproximacion hacia su historia ha transitado por dos grandes tendencias interpretativas: desde la autonomia y combatividad de sus origenes bajo la presidencia de Clotario Blest (1953-1962), hasta la subordinacion a la izquierda gradualista que culmino en la integracion de la Unidad Popular (2).

Tras cuatro decadas de descuido historiografico, resulta imprescindible para el debate academico la publicacion del libro del historiador Augusto Samaniego Unidad Sindical desde la Base. La Central Unica de Trabajadores de Chile 1953-1973. En primer lugar, debemos destacar que en este trabajo se utilizan documentos ineditos de la CUT, lo cual es una contribucion importante, pues parte de las fuentes para reconstruir la historia sindical se encuentra en el extranjero o no esta disponible en los archivos del pais.

En esta obra, se propone una interpretacion que trata un aspecto clave: los vinculos entre la CUT y los proyectos de cambio global. Este eje articulador nos permite comprender desde una dimension mas realista la trayectoria de la central. Tambien, representa una contribucion para la discusion vigente en nuestra historiografia sobre lo social y lo politico.

En la introduccion, el autor reconoce que escribir sobre la historia de la CUT conlleva riesgos, pues deja entrever que un organismo tan complejo no puede conocerse del todo. Dar cuenta de esta dificultad es un gesto noble al presentar un trabajo historiografico, ya que no se pretende imponer una verdad, sino que una interpretacion sobre el movimiento sindical que busca insertarse en un dialogo con otras historias.

Desde el eje articulador de la propuesta, Augusto Samaniego busca demostrar que la trayectoria de la central estuvo marcada por la accion sindical con perspectiva politica. La CUT en esta historia no es una organizacion sindical mas que defendia las demandas corporativas del mundo del trabajo, sino que su lucha se oriento por el cambio global. Precisamente en la hipotesis reside la importancia de este estudio, pues nos permite comprender como la historia politica de Chile tambien fue construida por los trabajadores organizados en una de las centrales sindicales mas importantes del siglo XX.

Uno de los hilos conductores del libro es la reivindicacion de la CUT como un organismo sindical que tenia un proposito fundamental: defender y desarrollar la unidad de los trabajadores. Se sostiene que bajo tal objetivo resguardo la diversidad de creencias, pues valoro el pluralismo del movimiento sindical. Desde este argumento, el autor sostiene que la central respeto las distintas ideologias y los acuerdos se generaron por consensos entre las tendencias prevalecientes en su interior, demostrando un funcionamiento democratico.

La estrategia por la unidad habria constituido una de las fortalezas de la central, pues agrupo las culturas que eran parte del mundo del trabajo, descubriendo sus intereses en comun. Mas aun, se plantea que la CUT, sin poner en riesgo la unidad sindical, opto por la politica estrategica del cambio social. En sintesis, Samaniego sostiene que la defensa de la unidad sindical resulto exitosa en la decada de 1960 y fue portadora del cambio estructural.

El autor, al destacar la capacidad unitaria de la central, no presenta resultados en base a comprobacion empirica. De cierta forma, envuelve la historia sindical bajo el mito de la unidad de clase. Sin embargo, todo indica que la pluralidad ideologica no se ejercio en la CUT desde fines de la decada de 1950 y que precisamente la lucha por un proyecto politico no solo implico tensiones, sino tambien exclusiones. La obra de Samaniego omite las luchas por la orientacion de la central. No considero las pugnas entre las distintas tendencias, tampoco, los graves problemas entre los sindicalistas militantes del Partido Democrata Cristiano (PDC) y del Frente de Accion Popular (FRAP). En definitiva, omitio las dificultades y limites de la unidad real mas alla del discurso ideal.

La historia de la CUT de Samaniego se orienta por una relectura del vinculo entre lo social y lo politico. Sostiene que este organismo sindical no se formo por la astucia de los partidos, y sus objetivos politicos tampoco fueron impuestos por estos. Para el autor, los sindicalistas tenian sus propias ideas politicas, fruto de sus experiencias y luchas. Esta interpretacion es una valoracion de la autonomia sindical, que no constituye una novedad, pues existe consenso historiografico sobre la independencia de la CUT y los limites que ejercio ante lo politico en sus origenes.

Cabe precisar que en este trabajo no se presentan resultados de investigacion sobre la Central Unica en la decada de 1950. Es un periodo que es tratado con cierta superficialidad. Aunque se otorga una opinion diferente, se tiende a distorsionar la historia desde un juicio politico. Samaniego critica la conduccion de Clotario Blest, destaca que durante su presidencia no hubo vision estrategica, pues el dilema era la huelga general definida o indefinida. Mas aun, se deja entrever que responsabiliza a este dirigente de los fracasos de la CUT, tambien, que su conduccion habria incidido en el estancamiento de la sindicalizacion. Por otro lado, Samaniego dice que el sector radicalizado integrado por Blest rechazaba la participacion de los sindicalistas de la Democracia Cristiana en la conduccion de la central. Todo ello no obedece a un resultado de investigacion, tampoco, da muestra de la compleja historia de la CUT en la decada de 1950. De cierta forma, prolonga una mitificacion.

Desde la preocupacion por lo sindical en conexion con el cambio global, el autor valora la historia de la central desde el tercer congreso nacional de 1962, en que esta adhiere al proyecto de cambio estructural. Esta idea adquiere mayor profundidad desde la trayectoria de la central en relacion con el Estado; sin embargo, no se realizo una investigacion de lo sindical en vinculo con los partidos politicos. En este trabajo no se resuelve cual fue la historia de la CUT con la izquierda. Solo se termina por reconocer la identificacion de la central con el programa de la Unidad Popular hacia 1969-1970. En el fondo, no se soluciona una problematica clave: ?como derivo la CUT de la autonomia fundacional a la adhesion del cambio global impulsado desde la izquierda gradualista?

Al considerar el conjunto de la obra, la historia de la Central Unica durante la Unidad Popular es el periodo historico que representa un mayor aporte para el debate academico. Mas alla del relato de la lucha sindical por un ideal, el autor reconoce la crisis por la cual atraveso la central ante la emergencia de los Cordones Industriales. Por otro lado, analiza los limites que enfrento al perder su autonomia por transformarse en incondicional del gobierno. Augusto Samaniego, mediante una lectura critica, reconoce que durante la presidencia de Salvador Allende primo la politizacion partidista en desmedro de la autonomia relativa de los movimientos sociales. Mas aun, que la central, al identificar su estrategia con la Unidad Popular, perjudico la unidad, pues no resguardo su politica por la pluralidad.

El autor formula una reflexion interesante para repensar la relacion entre sindicalismo y partidos politicos, ilustrado con un inedito documento que incluyo en la conclusion de su obra. Nos referimos al discurso que Luis Figueroa (presidente CUT, 1965-1973) pronuncio durante su exilio. El dirigente sindical, tras la experiencia de la Unidad Popular, planteo el limite con lo politico, reivindicando la autonomia y rechazando la imposicion de los partidos en la orientacion de la central. De este modo, el autor concluye el libro dando a conocer el pensamiento de uno de los dirigentes sindicales mas importantes de la epoca, tambien, uno de los grandes olvidados. Por ultimo, la leccion post 1973 de Samaniego, fue la siguiente: lo sindical no debe ser una correa de transmision de los partidos, pues lo ideal es la autonomia relativa.

Finalmente, a modo de balance, el libro ofrece una interpretacion que constituye un aporte para conocer la trayectoria de la central. Nos invita a pensar esta historia mediante un analisis de sus fortalezas y debilidades, tambien establece cuales fueron sus propositos: la lucha por la unidad y por el cambio de sociedad. Un merito de la obra es que nos recuerda el trascendente rol que durante dos decadas ejercio la Central Unica. Sin embargo, esta historia presenta confusiones, incluso, mitificaciones. Mas aun, al ser trazada desde la autonomia hasta la identificacion con la Unidad Popular, prolonga el consenso historiografico, formando parte de una interpretacion tradicional sobre la conexion entre lo sindical y lo politico. Por todo ello, es necesario continuar discutiendo e investigando sobre la trayectoria de la CUT, para llegar mas alla del conocimiento establecido, en honor a la memoria historica sindical.

GILDA PAOLA ORELLANA VALENZUELA

Programa Doctorado en Historia

Universidad de Chile

(1) Jorge Barria, Historia de la CUT, Santiago, Ediciones Prensa Latinoamericana, 1971.

(2) Vease: Alan Angell, Partidos politicos y movimiento obrero en Chile, Mexico, Ediciones Era, 1974; Hugo Cancino Troncoso, La problematica del Poder Popular en el Proceso de la Via Chilena al Socialismo, Dinamarca, Aarhus University Press, 1988; Monica Echeverria, Antihistoria de un luchador, Santiago, Lom Ediciones, 1991; Miguel Silva, Los partidos, los sindicatos y Clotario Blest. La CUT del 53, Santiago, Mosquito Editores, 2000; Franck Gaudichaud, Poder Popular y Cordones Industriales. Testimonios sobre el movimiento popular urbano, 1970-1973, Santiago, Lom Ediciones, 2004.
COPYRIGHT 2019 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Orellana Valenzuela, Gilda Paola
Publication:Cuadernos de Historia
Article Type:Resena de libro
Date:Jun 1, 2019
Words:1843
Previous Article:Margarita Fernandez, Viviana Uribe, Teresa Valdes y Patricia Flores: Mujeres en el MIR: des-armando la memoria.
Next Article:FERNANDO VENEGAS ESPINOZA: Violeta Parra en Concepcion y la frontera del Biobio: 1957-1960. Recopilacion, difusion del folklore y desborde creativo.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters