Printer Friendly

ANTONIO CAJERO VAZQUEZ, Palimpsestos del joven Borges.

ANTONIO CAJERO VAZQUEZ, Palimpsestos del joven Borges. Escritura y reescrituras de "Fervor de Buenos Aires" (1923). El Colegio de San Luis, San Luis Potosi, 2013; 196 pp.

En el celebre texto "Borges y yo" (1957), el Borges a quien gustaban los mapas, la tipografia del siglo XVIII y la prosa de Stevenson dice respecto del otro Borges (quien convertia esas preferencias en los "atributos de un actor"): "Me reconozco menos en sus libros que en muchos otros". Quiza el Fervor de Buenos Aires de 1923 (Fervor, en adelante) fue uno de los libros en que Borges se veia menos reflejado. Si bien resulta complejo probar esta suposicion, no es exagerado decir que la obra en cuestion suscitaba una profunda inconformidad en su autor. Con base en el estudio Varianti a stampa nella poesia del primo Borges (1987), de Tomasso Scarano, Antonio Cajero observa que, entre 1943 y 1977, se suprimio "casi 40% de los versos de la edicion de 1923" y que 46% de los versos conservados fue objeto de "correcciones sustanciales" (p. 13). El insatisfecho Borges apenas dejo intacto 14% de los versos de la primera edicion.

Como Antonio Cajero indica en la introduccion de su estudio, el autor de Ficciones (1944) y El Aleph (1949) modifico paulatinamente "la imagen de sus inicios" (p. 12). Para llevar a cabo esta labor, Borges reescribio o suprimio algunos de sus libros. Con Fervor ocurrio lo primero. Segun Cajero, hay un "velo entre el Fervor de 1923 y la Obra poetica de 1977" (p. 11). Incluso el lector mas especializado corre el riesgo de "formarse una imagen falsa del joven Borges" (p. 17). Por lo tanto, Cajero senala que es necesario "un estudio profuso y profundo de Fervor" con base en la version de 1923 (p. 23).

Palimpsestos del joven Borges consta de dos partes. La primera tiene como objetivo establecer y describir la poetica y los estilos de Fervor. Para caracterizar aquello que Cajero denomina "poetica", recurre al prologo del libro en cuestion ("A quien leyere"). Segun el estudioso, Borges no solo era "capaz de ir en contra de la lirica vigente, sino de sus propias convicciones del pasado inmediato" (p. 32). El analisis detenido de "A quien leyere" demuestra que las concepciones del joven Borges sobre la poesia lo distanciaban no solo del modernismo y del sencillismo, sino tambien del ultraismo. En 1923, este escritor rechaza tanto el preciosismo de Leopoldo Lugones como el anecdotismo de Baldomero Fernandez Moreno (pp. 41-44). A lo anterior, anadase que Borges deja de postular la metafora como elemento primordial de toda composicion poetica.

Respecto de los estilos, Cajero identifica siete temas en el primer libro de Borges: metafisicos, amorosos, elegiacos, citadinos, paisajisticos, metapoeticos y miscelaneos. A cada tema quiza corresponda un estilo diferente. Sin embargo, el critico solo establece dos--el Barroco, usado para asuntos metafisicos, y el epistolar, usado para temas amorosos--e insinua otro--al cual me atrevere a denominar laudatorio, empleado en las composiciones elegiacas de Fervor. Me parece que la mayor virtud de esta clasificacion por temas radica en hacer visible la heterogeneidad del texto estudiado. Cajero explica que algunos criticos han tratado este libro desde perspectivas generalizadoras e imprecisas (pp. 56-57).

Excepto la septima categoria, el resto es funcional para establecer las tendencias tematicas mas importantes de Fervor. Vale la pena destacar el analisis de los poemas "citadinos". Cajero aclara que la relacion de Borges con Buenos Aires fue compleja. El estudioso cita algunas cartas del autor de Ficciones anteriores a su regreso a Argentina en 1921; a continuacion nota que "el tono de las alusiones a Buenos Aires es mas que despectivo" (p. 34). Por lo tanto, hay que matizar el "fervor" de Borges hacia la ciudad en que nacio. Poemas como "Las calles", "Calle desconocida", "Arrabal", "Un patio", "Villa Urquiza", "La pampa" y "La guitarra" permiten sostener a Cajero que este escritor se hallaba en la busqueda de un Buenos Aires anterior y perdido, pues no le interesaba "la ruidosa urbe en ascenso" (p. 95).

Desde mi perspectiva, el grupo de "poemas miscelaneos" es problematico. Esta clase de agrupamiento confirma el caracter "arbitrario" y "conjetural" que Borges advirtio en toda clasificacion ("El idioma analitico de John Wilkins", 1942). A grandes rasgos, podria decirse que los tres poemas de Fervor reunidos por Cajero bajo la denominacion de miscelaneos son aquellos que no entrarian en ninguna de las seis categorias restantes. Si toda clasificacion, no obstante su caracter arbitrario o conjetural, aspira a descubrir o atribuir un orden a una serie de objetos o fenomenos, quiza hubiera convenido proponer un rasgo compartido menos impreciso para los tres poemas en cuestion. Incluso pudo hacerse un esfuerzo para insertarlos en alguna de las otras categorias.

La segunda parte del libro se titula "Arqueologia textual de Fervor de Buenos Aires". Cajero se da a la tarea de establecer y explicar las variantes de doce de los cuarenta y siete poemas incluidos en la primera edicion de Fervor. Este meticuloso analisis permite observar que la inconformidad del autor argentino respecto a sus textos comenzo practicamente con su carrera literaria. Desde los primeros textos de Borges, es posible advertir "una voluntad correctora" que permanecera "durante el resto de su vida" (p. 137).

Cajero rastrea minuciosamente las versiones preliminares de esos doce poemas. Tal busqueda confirma las siguientes palabras del especialista, adelantadas en la primera parte de su trabajo: en Fervor "hay poemas hechos con versos recortados de poemas publicados previamente ..., poemas publicados y reescritos para la edicion de Fervor., poemas que se aglutinan para formar uno nuevo., poemas con versos entresacados de una prosa previa., poemas cuyo manuscrito se remonta a la adolescencia del poeta" (p. 56). Si bien el rastreo y la fijacion de las variantes son acuciosos, algunas explicaciones de los cambios introducidos por Borges dejan ciertas dudas. A continuacion refiero un ejemplo sucinto.

Cajero aclara que el poema "Ciudad" se publico originalmente en Irradiador (1923, num. 1), revista del Estridentismo. El especialista registra cinco variantes en total. Me parecen un poco problematicas--si bien, como se vera, son consecuentes--las explicaciones en torno a dos de esos cinco cambios. Las "atonitas ventanas" del cuarto verso de la version de Irradiador se volvieron "atonitas fachadas" en Fervor. Cajero sugiere que la "modificacion lexica puede deberse a una amplificacion de sentido: es mas grande y alta una fachada que una ventana" (p. 115). En seguida, el estudioso indica que el verso "ya es escarnio de sombras desatadas" (Irradiador) cambio a "es escarnio de sombras despenadas". Para Cajero, la modificacion provoca "una imagen que se corresponde con el cambio [del cuarto verso], pues las sombras se <<despenan>> mejor desde las <<fachadas>> que desde las <<ventanas>>" (p. 115). Sin embargo, tambien se podria decir que en "Ciudad" son "colores impetuosos y marciales" los que escalan las ventanas o fachadas, mientras que lo desatado o abismado son sombras.

No obstante ese tipo de detalles, el estudio de Cajero cumple satisfactoriamente con su objetivo principal: describir los procesos de "escritura y reescrituras" del Fervor de 1923. Este libro aclara diversos malentendidos y yerros sobre el primer libro de Borges. Cajero prueba, mediante variados y precisos ejemplos, que el lector y el estudioso de la obra en cuestion corren el riesgo constante de incurrir en anacronismos, juicios apresurados y tergiversaciones. Palimpsestos del joven Borges corrige y contribuye a evitar imprecisiones de esa indole. Esta investigacion pone en alerta al especialista sobre el cuidado que se requiere para tratar cualquier texto de Borges -escritor permanentemente inconforme con su obra y esceptico al hablar de "textos definitivos". Un trabajo como el de Cajero, minucioso y erudito, confirma la ya aneja necesidad de contar con una edicion critica de la obra borgesiana en sentido estricto.

JESUS DAVILA

El Colegio de Mexico
COPYRIGHT 2015 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Davila, Jesus
Publication:Nueva Revista de Filologia Hispanica
Date:Jul 1, 2015
Words:1384
Previous Article:VIRGINIA GIL AMATE, Suenos de unidad hispanica en el siglo xviii. Un estudio de "Tardes americanas" de Jose Joaquin Granados y Galvez.
Next Article:SONIA MATTALIA, Onetti: una etica de la angustia.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters