Printer Friendly

ANALISIS ECOTURISTICO DE LA ACTIVIDAD DE SNORKELLING EN MAJAYURA (CARTAGENA, COLOMBIA).

SNORKELLING ACTIVITY ANALYSIS FROM THE ECOTOURISM PERSPECTIVE IN MAJAYURA MARINE TRAIL (CARTAGENA, COLOMBIA)

1. Introduccion

El turismo en areas protegidas aprovecha economicamente el estado de conservacion de los ecosistemas y genera beneficios a los habitantes mediante la creacion de oportunidades de trabajo e ingresos (Pineda, Martinez, Bedoya, Caparroso y Rojas, 2006; Rangel, Pita, Goncalves, Oliveira, Costa y Erzini, 2015). Sin embargo, el aumento de la demanda y la oferta turistica puede llevar a problemas entre los usos y las vocaciones de estos territorios, y amenazar tanto los atributos de conservacion como la viabilidad de la actividad (Cubillos, Gonzalez, Diaz, Ruiz y Jimenez, 2013; Davis y Tisdell, 1995; Lucrezi, Milanese, Markantonatou, Cerrano, Sara, Palma y Saayman,2017).

Para el caso de algunas actividades turisticas marinas, como el buceo o el snorkelling, la diversidad de los ecosistemas bentonicos se aprovecha para el disfrute por parte de turistas, donde los arrecifes de coral tienen un papel protagonico por su diversidad de especies y belleza estetica (Hawkins y Roberts, 1992; Rangel et al., 2015). Estas actividades forman parte del turismo de vida silvestre, pues el atractivo principal esta dado por el encuentro entre los visitantes y la fauna en su habitat natural, en este caso, los corales, peces y otros organismos marinos (Higginbottom, 2004; Reynolds y Braithwaite, 2001). Sin embargo, se ha registrado que estos pueden verse afectados por el comportamiento de los turistas durante la actividad, pues el pisoteo o el contacto pueden danar los tejidos y generar estres biotico, en particular, en las colonias de coral (Davis y Tisdell, 1995; Gil, Renfro, Figueroa-Zavala, Penie y Dunton, 2015; Rouphael e Inglis, 1997; Zakai y Chadwick-Furman, 2002). Para la mitigacion de esta amenaza, el acompanamiento de los guias puede resultar clave, pues, en la medida en que se sensibilice a los visitantes brindandoles informacion pertinente durante los "briefings" y la interpretacion ambiental, se puede influenciar su comportamiento en la actividad (Barker y Roberts, 2004; Hannak, Kompatscher, Stachowitsch y Herler, 2011; Medio, Ormond y Pearson, 1997; Plathong, Inglis y Huber, 2000).

La importancia yace en que, si los impactos por la afluencia turistica son constantes y sistematicos, la composicion de las especies puede cambiar y modificar el regimen del sistema (Henry y Hart, 2005; Lyons et al., 2015). Ademas, el turismo puede entrar en sinergia con otros factores de estres para los arrecifes (McClanahan, Graham y Darling, 2014), resultando en un cambio de los beneficios que pueden generar los arrecifes de coral (Hawkins, Roberts, Van't Hof, De Meyer, Tratalos y Aldam, 1999; Zakai y Chadwick-Furman, 2002). Asi, la regulacion del aprovechamiento de ecosistemas benticos --tambien denominados de fondo marino--como atractivos del turismo submarino resulta fundamental para su conservacion y la viabilidad de la actividad.

El area protegida Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo (PNNCRSB) representa el 82% de la cobertura de arrecife de coral del Caribe continental colombiano y el 20% del pais (Pineda et al., 2006). En esta area se involucra el turismo en areas protegidas, que consiste en la visita a estos espacios, dedicados a la conservacion, para el aprovechamiento de bienes y servicios ecosistemicos culturales: esteticos, recreacionales y educacionales (Cubillos et al., 2013; Millennium Ecosystem-Assessment, 2005). De acuerdo con la Oficina de Estudios Economicos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el PNNCRSB tuvo el 58% de las visitas totales a parques nacionales (PNN) en 2016 (Torres-Martinez, 2017). En la oferta turistica de la region, el snorkelling--llamado tambien "careteo" o buceo con equipo basico--es de gran importancia, pues requiere de una baja inversion economica y menor experiencia por parte de los turistas (Garrod y Gossling, 2008; Rangel et al., 2015). Durante el snorkelling, el turista recorre los ecosistemas marinos someros con el uso de mascara, snorkel y aletas (equipo basico) a traves de senderos submarinos que transita, generalmente, acompanado de un guia (Rangel et al., 2015).

Las lanchas provenientes de la ciudad de Cartagena en la modalidad de "pasa dia", la cual consiste en visitar el area protegida sin pernoctar, representan la mayor parte de la afluencia del turismo submarino en el PNNCRSB (Castro, Mendoza y Herron, 2011b).

La mayoria de las embarcaciones son operadas por habitantes de la isla de Tierra Bomba (bahia de Cartagena, Colombia), quienes han estado al margen del manejo propuesto por Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN) al residir fuera del area protegida (Camargo, Maldonado, Alvarado, Moreno-Sanchez, Mendoza, Manrique, Mogollon, Osorio, Grajales y Sanchez, 2009). Hasta el momento, esta actividad no ha sido regulada, lo que ha obstaculizado el dialogo entre la institucion de parques, los operadores y los turistas que visitan diariamente los senderos submarinos; esto ademas dificulta la valoracion de los ecosistemas aprovechados, la evaluacion de los cambios y la coordinacion de estrategias de manejo (Camargo et al., 2009).

Como actividad economica realizada en el area protegida, el snorkelling requiere de un dialogo y de una coordinacion entre los diferentes actores para que el manejo sea exitoso, pues la gran biodiversidad de estos espacios puede llevar a que los intereses se traslapen (Lopes, Pacheco, Clauzet, Silvano y Begossi, 2015; Ramirez, 2016). En este contexto, el comanejo se plantea como una estrategia de manejo de recursos en areas protegidas, donde las instituciones estatales se articulan con los usuarios y los actores locales para la planeacion, toma de decisiones, implementacion y aplicacion de los acuerdos (Pinto da Silva, 2004). Para llegar a este escenario de comanejo es necesario identificar a los actores, sus necesidades, practicas y posiciones, para negociar y lograr acuerdos duraderos.

El objetivo de este trabajo es indagar sobre la dinamica de la actividad de snorkelling en el sendero de alta afluencia "Majayura", dentro del PNNCRSB, por medio de la descripcion del ecosistema aprovechado y de la identificacion de las practicas de los operadores turisticos durante la actividad, analizando como estas pueden influir sobre fondos marinos. La integracion de estos aspectos permite abordar la actividad desde varios ambitos para resaltar oportunidades y aportar a la sostenibilidad de la actividad turistica submarina del area protegida.

2. Metodos

Area de estudio

El archipielago del Rosario, en el Caribe colombiano, es parte del departamento de Bolivar y de la ciudad de Cartagena, y esta compuesto por 31 islas e islotes. Junto con el archipielago de San Bernardo, conforma el area protegida Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo (PNNCRSB), declarada asi en 1977 (Pineda et al., 2006), cuya ubicacion se muestra en la figura 1. El archipielago del Rosario incluye arrecifes de coral franjeante, praderas de pastos marinos, lagunas costeras, litorales rocosos y arenosos, bosque seco tropical y manglares, los cuales, a su vez, son los ecosistemas priorizados como valor objeto de conservacion por parte de Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN) (Diaz, 2000; Pineda et al., 2006).

En el area de influencia del PNNCRSB esta la poblacion de Bocachica, en la isla de Tierra Bomba, ubicada en la bahia de Cartagena, la cual esta compuesta por alrededor de 8.000 habitantes (Pineda et al., 2006). Dada la diversidad marina que alberga el area protegida adyacente y la importancia como destino turistico de Cartagena, las principales actividades economicas y fuente laboral para la region son aquellas derivadas del turismo y de la pesca (Duque-Rico y Torres-Gomez, 2011; Pineda et al., 2006).

En el archipielago se identifican doce senderos submarinos, de los cuales seis estan en el costado norte o barlovento y siete se ubican en el costado de sotavento (Castro et al., 2011b). En cuanto a la dinamica turistica, hay tres modalidades de ingreso y aprovechamiento del area: primero, los planes de "pasadia", que son visitas de un dia en las que los turistas llegan desde Cartagena en lanchas para visitar el "Oceanario" (es decir, el acuario del archipielago), Playa Blanca y con opcion de practicar snorkelling. Segundo, actividades exclusivamente submarinas, en las cuales se hace buceo con equipo autonomo o basico por medio de empresas en Cartagena. Finalmente, estan los planes turisticos ofrecidos por hoteles o restaurantes con infraestructura en el area protegida, los cuales prestan servicios de hospedaje, snorkelling, guianzas y visita al acuario (Castro et al., 2011b).

Para el desarrollo de esta investigacion, el trabajo de campo se realizo entre el 12 de julio y el 20 de agosto de 2017, y tomo lugar en el sendero de Majayura, ubicado al costado norte o barlovento del archipielago del Rosario, en el PNNCRSB, sendero dedicado predominantemente a la actividad de snorkelling en la modalidad de pasadia, y el cual se muestra en la figura 2. En esta misma figura se aprecia el sitio de control, un punto cercano sin presencia historica de actividades de turismo submarino, segun afirmaron habitantes de la zona y trabajadores del Oceanario consultados. La estructura geomorfologica y las profundidades de ambos sitios son similares. En cuanto a la pesca en el sitio de control, los pescadores afirmaron no frecuentarlo debido a las mismas razones por las que no se visita el sendero, es decir, escasez de peces de interes y langostas.

Observacion de la actividad y de turistas

Tras una visita exploratoria, se establecio contacto con pilotos de embarcaciones y guias de snorkelling, y con su consentimiento se realizaron 18 observaciones participantes de la actividad de snorkelling en diferentes embarcaciones, cada una con duracion de entre 40 minutos y 1 hora (Bonilla-Castro y Rodriguez-Sehk, 1997; Wiener, Needham y Wilkinson, 2009). La observacion fue guiada por categorias previamente definidas y registradas en tabla acrilica durante la actividad.

En la tabla 1 se muestran las categorias utilizadas durante la observacion participante: se registro el numero de contactos de los turistas con el fondo del sendero, el sustrato de contacto, con que parte del cuerpo se tocaba, el momento de la actividad en que se observo (inicio, mitad o final), si usaban chaleco salvavidas y si estaban sujetos al aro salvavidas. Para ello, se eligieron aleatoriamente turistas de cada embarcacion, quienes fueron observados durante diez minutos sin notificacion previa (Rouphael e Inglis, 1997; Zakai y Chadwick-Furman, 2002). Por cada embarcacion se observaron alrededor de tres turistas, sin mayor discriminacion de rasgos, dado que el centro de esta investigacion eran las practicas de los tripulantes durante la actividad, mas que los atributos de los turistas.

Caracterizacion de los guias y su percepcion

Se hicieron entrevistas estructuradas (Bonilla-Castro y Rodriguez-Sehk, 1997) a 29 guias y/o pilotos de las embarcaciones que permitieron las observaciones participantes descritas arriba, todas con consentimiento informado. Con las entrevistas se buscaba describir la percepcion de dichos actores con respecto a sus practicas, cambios en el ecosistema de Majayura y factores de impacto de la actividad sobre los fondos marinos (Wiener et al., 2009). A la fecha no hay un control o listado de los guias o pilotos que visitan el sendero, pero si hay una lista por embarcacion de un piloto y copiloto registrados en la Autoridad Portuaria colombiana (Gallo Martinez, 2017).

La informacion se organizo en matrices y categorias para hacer un analisis cualitativo, y se contabilizaron las respuestas para identificar tendencias. Ademas, toda la informacion cualitativa recabada en las observaciones y entrevistas fue triangulada con los datos cuantitativos del sendero y documentacion (Bonilla-Castro y Rodriguez-Sehk, 1997).

Composicion y cambios en la comunidad bentica o de fondo marino

En el transecto lineal del control y otro identico en Majayura se ubicaron y marcaron 20 cuadrantes benticos (es decir, en el sustrato) de 1 [m.sup.2] distribuidos aleatoriamente a lo largo de un transecto de alrededor de 200 m de longitud en cada sitio, tomando coordenadas de inicio y final, como se muestra en la figura 2. Una vez marcados, se tomaron fotografias de la comunidad bentica de cada cuadrante antes de empezar el periodo de las observaciones participantes y al finalizarlo, con el fin de tener un antes y un despues para comparar y entender como podia cambiar por las practicas observadas.

Analisis de datos

Descripcion de las practicas de los operadores

A partir de la observacion de la actividad y partiendo de las categorias planteadas en la tabla 1, se identificaron otras inductivas para las respuestas, las cuales surgieron a partir de los datos mismos. Una vez categorizada la informacion, se realizaron matrices y una jerarquizacion de los resultados, y se identificaron cuales son las mas comunes y cuales son casos aislados (Bonilla-Castro y Rodriguez-Sehk, 1997).

Comportamiento de los turistas

Se calcularon promedios y desviaciones estandar del numero de contactos de turistas con el fondo cada 10 minutos dependiendo (1) de la parte del cuerpo con que hiciera contacto y (2) del sustrato tocado. Para evaluar la influencia de herramientas de flotabilidad (chaleco y aro salvavidas), se realizaron pruebas de Kruskal-Wallis para comparar el numero de contactos con o sin ellas. Adicionalmente, se hicieron regresiones lineales para describir el numero de contactos en funcion del numero de turistas en el agua y del momento de la actividad de snorkelling (primeros 10 minutos y a los 20 o 30 minutos luego de iniciada la actividad).

Composicion bentica y cambios del sustrato

Para ello, se agruparon los componentes en categorias funcionales basadas en Acevedo-Valencia (2010) y Zakai y Chadwick-Furman (2002): corales (especies y formas de crecimiento) y zoantidos, esponjas, macroalgas y sustrato muerto. Estas categorias permiten describir a grandes rasgos los fondos en el sendero. De estas categorias se midio el area ocupada en los cuadrantes por medio del programa ImageJ [R], en el que, a partir de una escala definida del fotocuadrante (2), es posible calcular la superficie de un area delineada, en este caso, cada categoria de la cobertura. Con los datos de area se calcularon las proporciones de cobertura para cada una de las categorias, con las que se realizaron pruebas no parametricas de Kruskal-Wallis en el programa R [R] para describir la variacion en funcion de los dos momentos y sitios de muestreo de las categorias y subcategorias.

3. Resultados

Practicas en uso

Briefing y herramientas de flotabilidad

El briefing o informacion que los tripulantes dan a los turistas antes de entrar al agua se registro en 17 de las 18 observaciones participantes. El 72% de las veces su contenido incluyo informacion sobre el uso de los equipos, como mascaras, snorkel, aros o chalecos salvavidas. Al preguntar en las entrevistas a los tripulantes por el contenido del briefing (respuestas ilustradas en la figura 3), en el 67% de los casos se hizo alusion a las instrucciones para el uso del equipo. En cuanto a la alimentacion de los peces, su promocion e informacion al respecto en el briefing se observo en el 33% de los casos, y solo un 11% de los entrevistados la nombraron en sus respuestas. En lo que respecta a la informacion sobre la biodiversidad que encontrarian en el sitio, durante el 39% de los briefings se registro este contenido, frecuencia similar a lo respondido en las entrevistas, en las que el 33% de los tripulantes dijeron dar nombres de peces y corales del sendero.

Las recomendaciones relativas a reglas de comportamiento durante la actividad identificadas, como no pisar o no coger nada, se registraron en el 11% de los briefings, mucho menos de lo afirmado por los guias, de los cuales 61% expresaron incluir pautas de etiqueta submarina:

Bueno, primero se les hace la induccion de como usar el equipo y siempre se trata de decirles que no se pongan de pie sobre los corales, que no los toquen, como hay gente que los quiere llevar, o que dicen 'no, pero escondido, yo te lo compro', o es una estrella, entonces nosotros les decimos que no, que solo es el recuerdo, pero mas no [...]. (John Medina, guia, 44 anos).

En cuanto a las herramientas de flotabilidad utilizadas durante la actividad, en todas las observaciones se registro el uso de los aros salvavidas, los cuales cumplen la funcion de reunir a los turistas. El 89% de las veces los guias o pilotos recomendaron emplear los chalecos salvavidas por seguridad antes de entrar al agua.

Acompanamiento e interpretacion ambiental

En cuanto al numero de acompanantes en las lanchas, solia haber un promedio de 4 tripulantes, y dentro del agua acompanando la actividad oscilaban entre 1 y 3, dependiendo del numero de turistas por embarcacion, que en promedio se registraron 18.

Sus intervenciones fueron mayormente para hacer seguimiento del grupo, gritando el nombre de la lancha para evitar la dispersion de los turistas (56% de las veces). En el 11% de las observaciones, los guias dieron recomendaciones de comportamiento, como que los turistas levantaran los pies y evitaran golpearse con los fondos cuando la profundidad fuera muy baja. Los guias ademas se refirieron en el 72% de las ocasiones a la biodiversidad con nombres comunes ("pez loro", "pez cebra", "pez nemo", "pez dory"). En el 18% de las observaciones se reseno por parte del guia algo en relacion con la problematica ambiental, como, por ejemplo, el blanqueamiento de corales y problemas de contaminacion por basuras, como se muestra en la figura 4.

Por otro lado, la manipulacion de fauna marina, como erizos (Diadema antillarum, Echinometra vidris), estrellas de mar (Oreaster reticulatus) y pepinos de mar (Holothuria mexicana) se observo el 33% de las veces, mientras que la actividad dominante fue la alimentacion de peces, registrada en todas las observaciones, como se muestra en la figura 4. El alimento principal que llevaban los guias era pan o galletas (89% de las observaciones), algunas veces mezclado con algas tomadas del fondo (11% de las observaciones). La conglomeracion de peces durante la alimentacion se utilizo para mostrar las diferentes especies y decir nombres comunes.

Perfil de guias y pilotos

Datos demograficos

Se entrevisto a 29 tripulantes de las embarcaciones en las que se hicieron las observaciones participantes, todos hombres. El grupo de edad mas representado fue entre 18 y 35 anos (19 personas), en el cual la subcategoria de 26-35 anos fue la mas abundante, con 11 personas. De 36 anos en adelante fue mas numeroso el grupo entre 36 y 50 anos (7 personas), mientras que solo 3 personas estuvieron en el rango de 51 a 60 anos.

La mayoria de los entrevistados nacieron en Bocachica, bahia de Cartagena (20 personas), 7 eran oriundos en Cartagena y otros 2 provenian de poblaciones costeras cercanas. El nivel de educacion estuvo dominado por bachilleres (12 personas), seguido de 6 con bachillerato no completo, 4 con tecnicos incompletos, 4 con primaria y 3 con nivel universitario no completo.

Al indagar acerca de las actividades a las que se dedican, la mayor parte afirmo que sus actividades principales eran el turismo y el snorkelling (55% de las respuestas, n = 29). Le siguieron el turismo y viajes en lancha (31% de las respuestas, n = 29) y el restante 14% dijo dedicarse a varias actividades, entre las cuales se mencionaron el turismo y la pesca. En general, para el grupo entrevistado, el turismo es una actividad economica de sosten, la cual es complementada con otras, dependiendo del flujo de turistas: "Aqui a la lancha [...] O sea, de recorridos turisticos y tambien para llevar paisanos al pueblo" (Jeninson, guia y copiloto, 30 anos).

Experiencia en el snorkelling

Referente al rol desempenado en la embarcacion, se encontraron tres autorreconocidos: piloto, guia y copiloto. Algunas personas se identificaron claramente con una de estas categorias, mientras que otros afirmaron ser parte de mas de una: "Copiloto y si se requiere guia, pues tambien se guiar" (Jeninson, 30 anos); "[...] de todo un poquito, ayudo a subir, a bajar, ando pendiente si necesitan algo, alguna pregunta, ayuda si es necesario [...] O sea, nos turnamos en guianza; por decir, el companero guia en una parte, yo guio en otra parte ..." (Guia 10, 20 anos).

En cuanto a los anos de experiencia de los tripulantes en la actividad de snorkelling, 11 personas dijeron tener entre 1 y 5 anos de estar haciendo esta actividad; 11, entre 6 y 10 anos; y 7 personas, mas de 10 anos, como muestra la figura 5.

Por otro lado, sobre la formacion para el acompanamiento de la actividad, 18 personas afirmaron haber recibido capacitacion a lo largo de su trayectoria por parte de diferentes instituciones: PNN, Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje), Guardacostas u Oceanario de las Islas del Rosario. Entre los temas que recuerdan estan biologia de corales y recomendaciones para la proteccion de corales: "Y a cada uno nos decian que no, ?que clase de coral es este? ?Como se llama el pez? Todo eso ... [...] Por eso es que [sic] debemos cuidar los corales ... No dejar que buceen con [aletas] [...]" (Guia 7, 30 anos). Las respuestas indican asimismo que el tiempo desde la ultima capacitacion lo consideran demasiado largo: "Hace rato ... Ponle dos anos, que debieran hacerlo mas frecuente" (John Medina, guia, 44 anos). Entre los que afirmaron no haber recibido capacitacion, algunos dijeron no creer que les corresponda recibirla, por su rol en la embarcacion:

No, porque yo soy el copiloto, yo uso mi licencia para navegacion. En cosas de guias yo no me meto, porque yo tengo mi licencia para copiloto. Aqui se hicieron unos cursos, de los muchachos que podian ser como guias alla. (Eder, copiloto y guia, 50 anos).

Comportamiento de los turistas

Demanda de uso y contactos con el sustrato del sendero

Se contabilizaron en promedio 18 turistas (desv. est. +/- 5) por embarcacion en el agua haciendo la actividad de snorkelling, lo que equivale a un 49% promedio de visitantes (desv. est. 16%). Durante las observaciones, solo en dos casos los guias tenian aletas, mientras que ninguno de los turistas uso este equipo, solamente snorkel y mascara. Se registro el comportamiento de 49 turistas de 18 diferentes embarcaciones con base en las capacidades de observacion simultanea de los investigadores, 16 de los cuales no tocaron los fondos (33%), mientras que el resto presentaron contacto por lo menos una vez con el sustrato. Los contactos fueron, en su mayoria, pasos (promedio de contactos en 10 minutos [+ o -] desviacion estandar: 74[+ o -]72), y en menor proporcion, contactos con la mano (0,54[+ o -]1,9). Como muestra la figura 6, los pasos se registraron principalmente sobre sustrato muerto (72[+ o -]71 pasos/10 minutos), seguido por corales (1,6[+ o -]1,9 pasos/10 minutos), arena (0,15[+ o -]0,6 pasos/10 minutos) y, en ultimo lugar, esponjas (0,15[+ o -]0,6 pasos/10 minutos). En promedio, se realizaron 4,9 pasos por minuto y 5,01 contactos (mano o pie) por minuto. Tal como lo indica la figura 7, la frecuencia de pasos fue mayor en los primeros diez minutos de la actividad, cuando los turistas entraron al agua ([R.sup.2] ajustado: 0,35; P< 0,0001), entonces se encontro la menor profundidad (aunque la profundidad del sendero estuvo entre 1,20 y 3 m). Finalmente, no se hallo una relacion significativa entre el numero de turistas en el agua y el promedio de los contactos de los turistas ([R.sup.2] ajustado= 0,06; P= 0,41), de modo que la densidad por si sola no influye en los contactos de los turistas individualmente sobre el sustrato, como lo muestra la figura 8.

En cuanto a las herramientas de flotabilidad, el 67% de los turistas observados hicieron uso de chaleco salvavidas, y el 12% usaron aro salvavidas. Sin embargo, al analizar los datos de contactos en funcion del uso de estas herramientas, no se encontraron diferencias entre el numero de contactos de quienes las usaron y quienes no lo hicieron (chaleco: Kruskal Wallis; P=0,069; df=1; aro salvavidas: Kruskal Wallis, P=0,81; df=1).

Sendero

Descripcion y monitoreo de la composicion bentica

La composicion de corales y zoantidos fue diferente en el sendero de Majayura con respecto al sitio de control. En Majayura se identificaron seis especies, con diferentes tipos de crecimiento: una ramificada (Millepora complanata), tres masivas (Porites astreoides, Colpophyllia natans y Favia fragum) y dos incrustantes (Agaricia sp. y el zooantideo incrustante Palythoa caribbaeorum). En el control se identificaron siete especies: dos ramificadas (M. complanata y P. porites), dos masivas (P. astreoides y F. fragum) y tres incrustantes (Agaricia sp., P. caribbeaorum y Erythropodium caribbaeorum). Para ambos sitios, las dos especies mas abundantes fueron P. caribbaeorum (sendero, 34%; control, 73%) y P. astreoides (sendero, 41%; control, 20%).

La figura 9 muestra que la cobertura relativa de las diferentes formas de crecimiento de coral vario entre los sitios: en Majayura domino la forma de crecimiento masiva, mientras que en el sitio de control fueron mas abundantes los corales.

La composicion de la comunidad bentica de Majayura estuvo dominada por sustrato muerto, seguido por algas, corales y zoantidos, y en bajo porcentaje por arena y esponjas en los 20 fotocuadrantes, como muestra la tabla 2. Esta tendencia se mantuvo de inicio a fin del monitoreo (ver T1 y T2, tabla 2) y fue muy similar a la cobertura del sitio de control, donde el sustrato muerto domino, seguido de algas, corales y zoantidos, esponjas y, por ultimo, arena.

En la tabla 3 (T1) se aprecia la comparacion de las coberturas de las categorias benticas de ambos sitios al iniciar el estudio, donde no se hallaron diferencias en el sustrato muerto ni en arena (Kruskal Wallis, P=0,41, df=1 y Kruskal Wallis, P=0,43, df=1 respectivamente), pero si para el resto de las categorias benticas que, como se muestra en la tabla 4 (T1), fue mayor la cobertura viva en el sitio de control.

Por otro lado, en la tabla 3 (T2) se puede apreciar la comparacion de los lugares despues de la observacion de las actividades turisticas, donde, a las diferencias iniciales (T1) se suman las algas costrosas, las esponjas erectas y el sustrato muerto. Las primeras dos tuvieron mayor cobertura en el sitio de control, y el sustrato muerto fue mas abundante en el sendero, como se muestra en la tabla 4 (T2). Si se considera cada lugar independientemente, ni en el sendero ni en el sitio de control cambio la cobertura de ninguna de las categorias entre muestreos (T1 vs. T2) (ver Anexo 1).

Senderos turisticos utilizados para snorkelling

Majayura es el sendero predilecto para hacer la actividad (46% de las veces) en comparacion con otros conocidos, como Pavitos (36%), Punta Brava (12%) y otros (6%). Las motivaciones para esta seleccion fueron la abundancia de peces del sendero y la habituacion de los peces a la alimentacion suplementaria: "Pero el punto mas atractivo es por lo que uno les da de comer a los pescaditos y ellos vienen. En ningun punto mas, ningun punto, le dan de comer a los peces" (Yorki, piloto y guia, 36 anos).

?Por que van a Majayura? Por los peces, porque alla practicamente acostumbro a uno los peces. Anteriormente, cogiamos algas y llegaban a comer a la mano. Ya no, ya no coge uno el alga porque practicamente esta danando uno la comida. (Guia 6, 27 anos).

Cambios en el ecosistema y factores percibidos

En cuanto a las transformaciones del ecosistema, mas de la mitad de los guias (57%) apuntaron hacia una degradacion del ecosistema, por ejemplo: "O sea, cuando yo empece a viajar, el parque estaba mas reservado, mas bonito, mas adecuado. Pero hoy en dia, comparandolo con antes con lo de ahora, el parque esta un poco descuidado..." (Yorki, piloto, 36 anos).

En cuanto a los factores de cambio, los tripulantes identificaron, por un lado, el anclaje de las embarcaciones, pues el sendero no cuenta con estructuras para el amarre de las embarcaciones, ni a la entrada ni a la salida. Ademas, resaltaron el mal comportamiento de los turistas como un factor de degradacion:

Ahorita los corales estan muertos. ?Entonces que pasa? Que a veces hay turismo que uno le explica como utilizarlos, pero no lo hacen correctamente. ?Por que? Porque hay unos que cogen y comienzan a pisarlos al coral. Les da uno el chaleco de recomendacion y no lo quieren utilizar. Algunos que utilizan, pero con el transcurso del tiempo de la actividad ellos quieren ... se lo quitan porque quieren ... tocar cualquier coral [...] Exactamente, de igual manera, donde el sitio donde ahora lo estamos haciendo, el coral se esta muriendo. Lo estamos matando, no se esta muriendo, lo estamos matando ... Si hay muchos peces ahi, pero el coral lo estamos matando ... (Guia 6, 27 anos).

Tambien se encontro una percepcion de cambio del comportamiento de los peces dada la alimentacion suplementaria con pan y algas por parte de turistas y guias: "Ha cambiado mucho Majayura, especificamente es por los bancos de peces que estan llegandole a las manos a los turistas si tu quieres tocarlos" (Guia 3, 23 anos).

Cuando yo fui a Majayura, los peces no-si le cambiamos el comportamiento, eso si te lo [digo], porque antes los peces los veiamos y uno era uno mas en el agua, todo normalito. Le cambiamos el ... Como te diria, su comportamiento. (John, guia, 44 anos).

En la figura 10 se observa el analisis de las respuestas en funcion de los anos de experiencia de los tripulantes, donde se destaca el hecho de que todos los guias y pilotos mas veteranos perciben la degradacion del ecosistema del sendero. Cuanto mas reciente su vinculacion, con menor frecuencia perciben el cambio negativo. El cambio comportamental de los peces es notado por quienes tienen mas de 6 anos en la actividad (70%), y solo alrededor del 20% de los guias mas recientes lo mencionan. Llama la atencion como la mejoria en el sitio solamente es nombrada por los acompanantes de 6 anos en adelante, con un maximo de 18% de los mas veteranos.

En este sentido, hubo varios tripulantes que resaltaron el deseo de recibir formacion para el acompanamiento de la actividad de manera mas constante:

Entonces, eso es lo que yo quiero para que nosotros aprendamos como manejar ese ecosistema, y quiero que con esta ayuda, quiero que nos brinden las informaciones correctas para poder manejarla, porque si nosotros no tenemos un conocimiento en verdad, real, que es lo que se quiere con ese ecosistema en un futuro, pues nosotros no podemos cuidarlo como se quiere. (Jeninson, guia y copiloto, 30 anos).

4. Discusion

El monitoreo de las actividades desarrolladas en areas protegidas permite la construccion de una linea base para identificar sus contribuciones o no a la conservacion de los ecosistemas y poder ajustar las practicas para alinearlas con los objetivos de conservacion del parque (Castro et al., 2011b; Cubillos et al., 2013). Para el caso del snorkelling en el sendero de Majayura, en las Islas del Rosario, se encontro que casi la mitad del total de los turistas en cada embarcacion participa en la actividad de snorkelling, y que este numero es variable e impredecible.

Educacion al turista y a los guias

El briefing o explicacion de la actividad y de sus precauciones es un momento importante en la experiencia turistica, pues permite contextualizar la actividad, dar a conocer los objetivos de conservacion del parque y brindar informacion de los ecosistemas y sus amenazas (Wiener et al., 2009). Al tener esa informacion, los turistas reconocen la importancia de su comportamiento, por lo que es importante que antes de entrar al agua se den indicaciones precisas de cual es la conducta correcta en el sendero y dentro del area protegida, como evitar pisar los fondos, para que el ecosistema pueda regenerarse (Hawkins et al., 1999).

En este caso, se constato que en la mayoria de las embarcaciones se dieron briefings, contrario a lo hallado por Castro y Pereira (2016) para la misma zona. En cuanto al contenido de los briefings observado y percibido por los guias, ilustrado en la figura 3, la mayor parte incluyo recomendaciones de uso del equipo y logisticas, lo cual es similar a lo hallado por Wiener et al. (2009) en Hawaii. En cambio, recomendaciones de comportamiento y manejo para el snorkelling se observaron con menor frecuencia de lo reportado en las entrevistas, lo que refleja tanto una necesidad de fortalecer este componente en el discurso como una incongruencia con lo percibido por los tripulantes.

En el 39% de los briefings se dio informacion sobre la biodiversidad del sitio (ver figura 3), la cual no necesariamente correspondia a la realidad ecosistemica del sendero de Majayura (observacion personal.), sino que funciono mas como una estrategia de venta para llevar a los turistas a la actividad. En este sentido, para la construccion del discurso se recomienda apoyarse en informacion cientifica del sendero y complementarla con el conocimiento de los guias, para evitar que el contenido se elija mas en funcion de las expectativas de los turistas que de la realidad del ecosistema visitado (Cubillos et al., 2013; Wiener et al., 2009).

Ademas de las recomendaciones dadas en el briefing, el monitoreo y la correccion del comportamiento de los visitantes durante la actividad pueden contribuir a que el numero de contactos con el sustrato disminuya (Barker y Roberts, 2004; Medio et al., 1997). Para el caso de Majayura, se registro escaso monitoreo del comportamiento de los turistas durante la actividad (ver figura 4).

Incluso si la responsabilidad no es unica de los tripulantes, los guias y pilotos son el punto de contacto permanente con los turistas, por lo cual es crucial el tema de su capacitacion, tanto en conocimiento como en formas de comunicarlo (Cubillos et al., 2013). Las entrevistas muestran que la ultima capacitacion que los tripulantes recuerdan fue en 2012, por lo que guias y pilotos novatos no han recibido ninguna instruccion para el acompanamiento. Seria valioso recuperar la estrategia presentada en el ultimo Plan de Ordenamiento Turistico del Parque (2011) sobre la generacion de alianzas con instituciones educativas para las capacitaciones de careteros y agencias operadoras en el Muelle de la Bodeguita periodicamente (Castro et al., 2011b), de modo que quienes completen la capacitacion satisfactoriamente podrian mostrar un carne o certificado que garantice la calidad de la actividad y ser asi mas competitivos en el mercado. Se recomienda generar un plan a mediano plazo para las capacitaciones en torno al servicio al cliente y el manejo de grupos de turistas en el agua de la manera mas segura, en el cual se actualice ademas el contenido de la interpretacion ambiental y el briefing de acuerdo con los objetivos de conservacion del parque, y siguiendo los lineamientos para la planificacion del ecoturismo en los parques nacionales naturales del pais (Cubillos et al., 2013).

Por otro lado, puesto que la mayor parte del grupo de tripulantes entrevistados se dedica principalmente al turismo, del que dependen como medio de vida, es importante generar acuerdos y canales de participacion en la toma de medidas para el mantenimiento de la actividad y conservacion del sendero (Castro et al., 2011b; Ostrom, 1990). Para ello, conviene retomar los resultados de investigacion de juegos economicos en el area de estudio (Camargo et al., 2009), donde, a partir de ciertas recomendaciones de PNN y el dialogo entre los habitantes de Bocachica, se llega a estrategias para el manejo de los recursos de manera efectiva. Adicionalmente, se hace necesario definir el grupo de usuarios del sendero turistico, para lograr acuerdos y adjudicar responsabilidades (Ostrom, 1990; Pinto da Silva, 2004). A la fecha, el snorkelling es una actividad informal y, como se menciono, la lista oficial de embarcaciones de la Autoridad Portuaria de Cartagena incluye unicamente a dos tripulantes por embarcacion (Gallo Martinez, 2017), donde suelen ser mas y, por lo tanto, quedan al margen de las medidas que se tomen desde esta institucion formal y la de PNN.

Si bien no se evaluo directamente en este estudio, el anclaje resulta un elemento que impacta directamente el sustrato (Forrester, Flynn, Forrester y Jarecki, 2015; The State of Hawaii, 2010; Mendoza, Castro, Herron, Montano y Castro, 2011), pues, al no haber sistemas de amarre instalados en el sitio, se hace directamente sobre los fondos. Frente a esto, la mayoria de los pilotos y guias entrevistados se percatan del impacto que genera el anclaje sobre el ecosistema. Esto representa una oportunidad de reconocer y apoyar la iniciativa de los usuarios de los ecosistemas para su cuidado (Jentoft et al., 1998; Pinto da Silva, 2004), la cual se recomienda aprovechar prontamente con el apoyo economico privado. Se propone que el mantenimiento de estas se haga por parte de los guias y pilotos, estableciendo claramente cuales son las responsabilidades de la partes y que sanciones habra si no se cumplen los acuerdos (Ostrom, 1990).

Manejo de la alimentacion suplementaria

La viabilidad del turismo de snorkelling, al ser esencialmente turismo de vida silvestre, esta dada por las caracteristicas del ecosistema y de las especies, privilegiando ecosistemas donde haya mas probabilidad de encuentro y especies que toleren la visita de los humanos (Reynolds y Braithwaite, 2001). Dado que la principal cobertura del sendero es sustrato muerto, la actividad de snorkelling se esta centrando mas en la alimentacion suplementaria a peces, a lo cual la ictiofauna parece estar bastante habituada. De acuerdo con los testimonios de los entrevistados, hace unos anos era muy comun tomar algas del sustrato y deshacerlas para atraer peces, pero actualmente se utiliza pan que los guias llevan. Este cambio de alimento utilizado parece haber sido coocurrente con una disminucion de cobertura de algas de la cual los entrevistados hablaron, ademas de la recomendacion por parte de PNN de evitar tomar elementos del ecosistema (Yemenis Ordosgoitia, comunicacion telefonica, septiembre de 2017). Bajo este panorama de atraccion de fauna, se resalta la importancia de profundizar en el conocimiento de la alimentacion de peces y sus posibles consecuencias en la comunidad ictica, para evitar danos en la estructura y funcionamiento del ecosistema (Di Iulio-Ilarri, De Souza, De Medeiros, Grempel y De Lucena-Rosa, 2008). Sin embargo, la alimentacion complementaria puede ser util para la interpretacion ambiental, en la que la vinculacion de los guias en el monitoreo de la actividad es una oportunidad para incluirlos activamente en el manejo y empoderarlos de la extraccion de datos que se puede derivar de la actividad (Nursey-Bray y Rist, 2009; Pinto Da Silva, 2004).

Comportamiento de turistas y herramientas de flotabilidad

La tasa de contactos de los turistas con el ecosistema hallada fue mucho mayor a la reportada previamente para el snorkelling en el area protegida (Castro y Pereira, 2016) y en otras partes del mundo para la actividad de buceo (Barker y Roberts, 2004; Chung, Au y Qiu, 2013; Zakai y Chadwick-Furman, 2002), lo cual muestra la necesidad de estrategias de manejo urgentes. Estos valores pueden variar dependiendo de la experticia de los turistas, informacion que no fue obtenida en esta investigacion. Sin embargo, de acuerdo con los resultados de Castro y Pereira (2016), los turistas que visitan el area protegida no tienen mucha experiencia en snorkelling o en ecosistemas marinos, por lo que tampoco son muy exigentes del estado de conservacion de los ecosistemas, como indican los guias y los criterios de seleccion del sendero.

Si bien no se observo una diferencia en el numero de contactos con el uso de herramientas de flotabilidad, como sugiere Plathong et al. (2000), se resalta que el uso de estas herramientas no habia sido registrado anteriormente (Castro y Pereira, 2016), por lo cual se considera importante presentarlo a los tripulantes como una practica positiva. Este uso de aros y chalecos salvavidas permite transitar sitios de mayor profundidad disminuyendo de por si la probabilidad de contactos. Ademas, si se considera que la concentracion de contactos se da en los primeros 10 minutos, resulta importante la delimitacion de las zonas de inicio y finalizacion para localizar los impactos en el sendero (Barker y Roberts, 2004; The State of Hawaii, 2010; Zakai y Chadwick-Furman, 2002). El uso de herramientas de flotabilidad, ademas de ser fundamental para la seguridad de los turistas, tuvo otras ventajas en el manejo de la actividad, como manejo del grupo y comunicacion durante la interpretacion ambiental (Barker y Roberts, 2004; observacion personal).

Composicion bentica

En cuanto a la composicion de los fondos, los resultados se alinean con estudios anteriores realizados donde la cobertura dominante dentro y fuera del area protegida es coral muerto (Alvarado, Pizarro y Sarmiento-Segura, 2011; Camargo et al., 2009). Como principales motores de cambio en la region se han senalado las descargas fluviales del canal del Dique y la disminucion de herbivoros, esta ultima debido a la sobrepesca (Alvarado et al., 2011; Restrepo-Angel y Alvarado, 2011). Dado que en este estudio se registro la misma tendencia de composicion bentica en el sendero y en el sitio de control, es posible que estos factores regionales de contaminacion sean importantes, dejando el turismo de snorkelling como un proceso secundario, por lo menos para los sitios considerados, al igual que lo hallado en Bonaire (Hawkins et al., 1999). No deja de ser llamativa la baja cobertura de coral en ambos sitios, con un domino de corales incrustantes o masivos, opuesto a lo reportado en otras partes del Caribe donde los masivos fueron menos abundantes en zonas de turismo por dano con aletas de los turistas (Hawkins et al., 1999).

La falta de diferencias significativas entre coberturas de inicio y final de la investigacion en cada sitio puede estar dada por el tiempo de monitoreo, pues se hizo seguimiento de un mes, y los procesos ecosistemicos pueden darse en escalas temporales mas amplias (Henry y Hart, 2005). Esto es similar a lo hallado por Plathong et al. (2000) en la Gran Barrera de Coral; estos investigadores aplicaron la metodologia BACI y no encontraron variacion en las coberturas de los componentes benticos entre el inicio y el final de la investigacion, pero si registraron variacion en el numero de colonias de coral rotas o laceradas (Plathong et al., 2000). En Majayura, dado que el snorkelling se realiza sin aletas, las caracteristicas para la identificacion de heridas en corales generadas por el turismo propuestas en otras investigaciones no eran aplicables (Plathong et al., 2000; Riegl y Velimirov, 1991).

Las diferencias en la cobertura viva entre el control y el sendero de Majayura, donde la abundancia de algas articuladas y esponjas incrustantes fue mayor en el sitio de control que en el sendero turistico, podrian estar relacionadas con multiples aspectos, como la variacion de parametros fisicoquimicos en los puntos de muestreo, que genera condiciones especificas diferenciales, informacion que no fue recuperada en este estudio. Se recomienda en posteriores trabajos incluir mediciones de variables fisicoquimicas del agua en ambos sitios, ademas de plantear un modelo asimetrico con otro sitio de control, como sugiere Underwood (1994). En este estudio se busco llenar este vacio eligiendo sitios que fueran similares en profundidad, con ubicacion en barlovento del archipielago y guiados por el conocimiento de los guias y los pescadores.

Sin embargo, estas diferencias iniciales entre sitios podrian igualmente deberse al efecto del historial de uso del sendero Majayura, como se ha reportado en el mar Rojo (Hawkins y Roberts, 1992). Para el caso de Majayura, la trayectoria de uso se conoce formalmente por medio del Plan de Ordenamiento Turistico del Area Protegida, en el que se reconoce como sendero para snorkelling desde 2011 (Castro et al., 2011b). Adicionalmente, los tripulantes entrevistados mas veteranos datan de mas de 10 anos atras esta actividad (ver Resultados: experiencia en snorkelling).

Ademas, entre las observaciones realizadas se sugiere que algunas practicas pueden contribuir a la explicacion de estas diferencias tambien, como la alimentacion de peces con algas calcareas y la turbulencia generada por el caminar de los turistas o por el anclaje. No obstante, esta posibilidad debe ser corroborada con monitoreos a largo plazo y evaluar si los cambios se mantienen.

5. Conclusiones y recomendaciones

i. S e encontro una gran informalidad en los roles de los tripulantes en las embarcaciones y en la actividad, por varios factores. Por un lado, la dificultad para predecir el numero de turistas que llegan diariamente al sendero de Majayura y, por lo tanto, el numero de guias necesarios. Adicionalmente, los guias y tripulantes no siempre son los mismos, varian a diario, por lo que es un grupo abierto. En este sentido, se recomienda definir el grupo de guias y pilotos que acompanan la actividad por medio de una convocatoria o alguna estrategia para tener claridad frente a quienes son las personas con las cuales se establecen los acuerdos y las responsabilidades en la actividad. Dado que a la fecha no hay un control del numero de turistas que visitan el sendero, se sugiere que los guias y pilotos formen parte de este monitoreo y que se aclare cual es el beneficio de esa contribucion en la toma de datos.

ii. No se identificaron estructuras de anclaje, pero si recomendaciones constantes de los tripulantes para el uso de los aros y chalecos salvavidas por parte de los turistas. El contenido de los briefings registrados es, en su mayoria, logistico y en torno al uso de equipos; la informacion relativa al ecosistema es imprecisa y aquella del area protegida es muy escasa. Esto, ademas del escaso control del comportamiento de los turistas durante la actividad, resulta en una necesidad de fortalecer las capacitaciones impartidas, las cuales, se considera, deben incluir a todos los tripulantes de las embarcaciones, dada la informalidad de roles de los tripulantes en la embarcacion, los cuales varian entre las funciones de copiloto, guia o piloto.

iii. Se resalta que la alimentacion suplementaria a peces del sendero actualmente se hace con pan, en su mayoria, aunque anteriormente se hacia con algas tomadas del fondo. La generacion de informacion de esta actividad para su regulacion se resalta como una prioridad, pues los guias juegan un papel fundamental por ser conocedores del ecosistema y quienes aplicaran las recomendaciones tecnicas derivadas.

iv. No se registraron cambios en las coberturas relativas a los componentes del sustrato en la duracion de esta investigacion en el sendero ni en el sitio de control. Sin embargo, si se identificaron diferencias en las coberturas iniciales entre ambos lugares: la cobertura viva fue mayor en el sitio de control. Se sugiere que esta diferencia puede estar sesgada por la calidad del control, o bien puede ser resultado de una acumulacion del efecto de la actividad de snorkelling en el sendero. Estas posibilidades deben ser abordadas por medio de monitoreos a mediano y largo plazo, ademas de mediciones de parametros fisicoquimicos en ambos sitios.

v. La actividad es un importante atractivo del area protegida, de modo que, para lograr una valoracion por parte de los visitantes y darle el manejo deseado, se hacen necesarios el dialogo y la coordinacion entre acompanantes, turistas e instituciones. Se sugiere generar mecanismos para facilitar la comunicacion entre la institucion de parques y los operadores, junto con su participacion. De este modo, los tripulantes pueden ser parte de las estrategias de conservacion y monitoreo de los ecosistemas en los senderos. Se espera asi que la actividad de snorkelling se alinee con los objetivos del area protegida y se facilite la articulacion entre actores para fortalecer asi su caracter ecoturistico y aporte a la conservacion.

DOI: https://doi.org/10.18601/01207555.n24.09

Referencias bibliograficas

Acevedo-Valencia, D. (2010). Estado actual de las formaciones coralinas en la region de Santa Marta, bahia de Gaira y el Parque Nacional Natural Tayrona, Caribe colombiano (Tesis de pregrado). Universidad de Bogota Jorge Tadeo Lozano, Bogota. Recuperada de goo.gl/iey1GW

Alvarado, E. M., Pizarro, V. y Sarmiento-Segura, A. (2011). Formaciones arrecifales. En E. Zarza-Gonzalez (ed.), El entorno ambiental del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo (pp. 109-123). Cartagena, Colombia: Parques Nacionales Naturales de Colombia. Recuperado de http://observatorioirsb.org/web/wp-content/uploads/2015/11/el-entorno-ambientaldel-parque-nacional- natural-corales-delrosario-y-de-san-bernardo.pdf

Barker, N. H. L. y Roberts, C. M. (2004). Scuba diver behaviour and the management of diving impacts on coral reefs. Biological Conservation, 120(4), 481-489. DOI: 10.1016/j.biocon.2004.03.021

Bonilla-Castro, E. y Rodriguez-Sehk, P. (1997). Mas alla del dilema de los metodos: la investigacion en ciencias sociales. Bogota, Colombia: Grupo Editorial Norma.

Camargo, C., Maldonado, J. H., Alvarado, E. M., Moreno-Sanchez, R., Mendoza, S., Manrique, N., Mogollon, A., Osorio, J. D., Grajales, A. y Sanchez, J. A. (2009). Community involvement in management for maintaining coral reef resilience and biodiversity in southern Caribbean marine protected areas. Biodiversity and Conservation, 18(4), 935-956. DOI: 10.1007/s10531-008-9555-5

Castro, L. A., Mendoza, J. y Herron, P. (2011a). Determinacion de la capacidad de carga turistica de los sitios de alta visitacion del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo (Documento inedito).

Castro, L. A., Mendoza, J. y Herron, P. (2011b). Plan de Ordenamiento Turistico Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo (Documento inedito).

Castro, L. A. y Pereira, M. J. (2016). Impacto de la actividad turistica sobre los arrecifes coralinos del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo, Colombia. Cuaderno de Investigacion UNED, 8(1), 17-26. Recuperado de http://www.scielo.sa.cr/pdf/cinn/v8n1/1659-4266cinn-8-01-00013.pdf

Chung, S., Au, A. y Qiu, J. W. (2013). Understanding the underwater behaviour of scuba divers in Hong Kong. Environmental Management, 51(4), 824-837. DOI: 10.1007/s00267-013-0023-y

Cubillos, C., Gonzalez, C., Diaz, E., Ruiz, F. L. y Jimenez, Z. (2013). Guia para la planificacion del ecoturismo en parques nacionales naturales de Colombia. Bogota, Colombia: Parques Nacionales Naturales.

Davis, D. y Tisdell, C. (1995). Recreational scuba-diving and carrying capacity in marine protected areas. Ocean & Coastal Management, 26(1), 19-40. DOI: 10.1016/0964-5691(95)00004-L

Di Iulio-Ilarri, M., De Souza, A., De Medeiros, P. R., Grempel, R. y De Lucena-Rosa, I. M. (2008). Effects of tourist visitation and supplementary feeding on fish assemblage composition on a tropical reef in the Southwestern Atlantic. Neotropical Ichthyology, 6(4), 651-656. DOI: 10.1590/S1679-62252008000400014

Diaz, J. M. (ed). (2000). Areas coralinas de Colombia (Serie Publicaciones Especiales, no. 5). Santa Marta: Invemar. Recuperado de goo.gl/wjGrHQ

Duque-Rico, M.A. y. Torres-Gomez, L. (2011). Aspectos socioeconomicos de las principales comunidades de los archipielagos de san bernardo y Nuestra Senora del Rosario, y del sector de Baru. En E. Zarza-Gonzalez (ed.), El entorno ambiental del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo (pp. 26-37). Cartagena de Indias, Colombia. Parques Nacionales Naturalesde Colombia. Recuperado de http://observatorioirsb. org/web/wp-content/uploads/2015/11/el-entorno-ambiental-del-parque-nacional-natural-corales-del-rosario-y-de-san- bernardo.pdf

Forrester, G. E., Flynn, R. L., Forrester, L. M. y Jarecki, L. L. (2015). Episodic disturbance from boat anchoring is a major contributor to, but does not alter the trajectory of, long-term coral reef decline. PLOS ONE, 10(12), 1-15. DOI: 10.1371/journal.pone.0144498

Gallo Martinez, L. F. (2017). Anexos de respuesta a solicitud de informacion de embarcaciones del Muelle de la Bodeguita, actividad de snorkelling. Cartagena de Indias, Colombia.

Garrod, B. y Gossling, S. (Eds.). (2008). New frontiers in marine tourism: Diving experiencies, sustainability, management. Oxford, UK: Elsevier.

Gil, M. A., Renfro, B., Figueroa-Zavala, B., Penie, I. y Dunton, K. H. (2015). Rapid tourism growth and declining coral reefs in Akumal, Mexico. Marine Biology, 162(11), 2.225-2.233. DOI: 10.1007/s00227-015-2748-z

Hannak, J. S., Kompatscher, S., Stachowitsch, M. y Herler, J. (2011). Snorkelling and trampling in shallow-water fringing reefs: Risk assessment and proposed management strategy. Journal of Environmental Management, 92(10), 2.723-2.733. DOI: 10.1016/j.jenvman.2011.06.012

Hawkins, J. P. y Roberts, C. M. (1992). Effects of recreational scuba diving on fore-reef slope communities of coral reefs. Biological Conservation, 62(3), 171-178. Recuperado de https://www.sciencedirect.com/journal/biological-conservation/vol/62/issue/3

Hawkins, J. P., Roberts, C. M., Van't Hof, T., De Meyer, K., Tratalos, J. y Aldam, C. (1999). Effects of recreational scuba diving on Caribbean coral and fish communities. Conservation Biology, 13(4), 888-897. DOI: 10.1046/j.1523-1739.1999.97447.x

Henry, L-A. y Hart, M. (2005). Regeneration from injury and resource allocation in sponges and corals. International Review of Hidrobiology, 90(2), 125-158. DOI: 10.1002/iroh.200410759

Higginbottom, K. (2004). Wildlife tourism. Tourism management. Australia: Common Ground Publishing Pty Ltd. Recuperado de http://sustain.pata.org/wp-content/uploads/2014/12/WildlifeTourism-impacts.pdf

Jentoft, S., McCay, B. J. y Wilson, D. (1998). Social theory and fisheries co-management. Marine Policy, 22(4-5), 423-436. DOI: 10.1016/S0308-597X(97)00040-7

Lopes, P. F. M., Pacheco, S., Clauzet, M., Silvano, R. A. M. y Begossi, A. (2015). Fisheries, tourism, and marine protected areas: Conflicting or synergistic interactions? Ecosystem Services, 16, 333-340. DOI: 10.1016/j.ecoser.2014.12.003

Lucrezi, S., Milanese, M., Markantonatou, V., Cerrano, C., Sara, A., Palma, M. y Saayman, M. (2017). Scuba diving tourism systems and sustainability: Perceptions by the scuba diving industry in two marine protected areas. Tourism Management, 59, 385-403. DOI: 10.1016/j.tourman.2016.09.004

Lyons, P. J., Arboleda, E., Benkwitt, C. E., Davis, B., Gleason, M., Howe, C., Mathe, J., Middleton, J., Sikowitz, N., Untersteggaber, L. y Villalobos, S. (2015). The effect of recreational scuba divers on the structural complexity and benthic assemblage of a Caribbean coral reef. Biodiversity and Conservation, 24(14), 3.491-3.504. DOI: 10.1007/s10531-015-1009-2

McClanahan, T. R., Graham, N. A. J. y Darling, E. S. (2014). Coral reefs in a crystal ball: Predicting the future from the vulnerability of corals and reef fishes to multiple stressors. Current Opinion in Environmental Sustainability, 7, 59-64. DOI: 10.1016/j.cosust.2013.11.028

Medio, D., Ormond, R. F. G. y Pearson, M. (1997). Effect of briefing on rates of damage to corals by scuba divers. Biological Conservation, 79(1),9195. DOI: 10.1016/S0006-3207(96)00074-2

Mendoza, J., Castro, L. A., Herron, P., Montano, C. y Castro, F. (2011). Caracteristicas de la actividad turistica. En E. Zarza-Gonzalez (ed.), El entorno ambiental del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo (pp. 305-318). Cartagena, Colombia: Parques Nacionales Naturales de Colombia. Recuperado de http://observatorioirsb.org/web/wp-content/uploads/2015/11/ el-entorno-ambiental-del-parque-nacional-naturalcoralesdel-rosario-y-de-san-bernardo.pdf

Millennium Ecosystem Assessment. (2005). Ecosystems and human well-being: Synthesis. Washington: Island Press. Recuperado de goo. gl/ZKFMGZ

Nursey-Bray, M. y Rist, P. (2009). Co-management and protected area management: Achieving effective management of a contested site, lessons from the Great Barrier Reef World Heritage Area (GBRWHA). Marine Policy, 33(1), 118-127. DOI: 10.1016/j.marpol.2008.05.002

Ostrom, E. (1990). Governing the commons. The evolution of institutions for collective action. Cambridge: The Press Syndicate of the University of Cambridge.

Pineda, I. J., Martinez, L. A., Bedoya, D. M., Caparroso, P. y Rojas, J. A. (2006). Plan de Manejo del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo. Cartagena, Colombia: UAESPNN Territorial Costa Caribe. Recuperado de goo.gl/L5xkCz

Pinto da Silva, P. (2004). From common property to co-management: Lessons from Brazil's first maritime extractive reserve. Marine Policy, 28(5), 419-428. DOI: 10.1016/j.marpol.2003.10.017

Plathong, S., Inglis, G. y Huber, M. (2000). Corals in self-guided snorkelling trails of corals in a tropical marine park. Conservation Biology, 14(6), 1.821-1.830. DOI: 10.1111/j.15231739.2000.99301.x

Ramirez, L. F. (2016). Marine protected areas in Colombia: Advances in conservation and barriers for effective governance. Ocean & Coastal Management, 125, 49-62. DOI: 10.1016/j.ocecoaman.2016.03.005

Rangel, M. O., Pita, C. B., Goncalves, J. M. S., Oliveira, F., Costa, C. y Erzini, K. (2015). Eco-touristic snorkelling routes at Marinha beach (Algarve): Environmental education and human impacts. Marine Policy, 60, 62-69. DOI: 10.1016/j.marpol.2015.05.017

Restrepo-Angel, J. D. y Alvarado, E. M. (2011). Los sedimentos del rio Magdalena y su impacto sobre los arrecifes coralinos de las Islas del Rosario: una prioridad de investigacion nacional. En E. Zarza-Gonzalez (ed.), El entorno ambiental del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo (pp. 78-94). Cartagena, Colombia: Parques Nacionales Naturales. Recuperado de http://observatorioirsb.org/web/wp-content/uploads/2015/11/ el-entorno-ambiental-del-parque-nacional-naturalcoralesdel-rosario-y-de-san-bernardo.pdf

Reynolds, P. C. y Braithwaite, D. (2001). Towards a conceptual framework for wildlife tourism. Tourism Management, 22(1), 31-42. DOI: 10.1016/S0261-5177(00)00018-2

Riegl, B. y Velimirov, B. (1991). How many damaged corals in Red Sea reef systems? A quantitative survey. Hydrobiologia, 216(1), 249-256. DOI: 10.1007/BF00026471

Rouphael, A. B. e Inglis, G. J. (1997). Impacts of recreational scuba diving at sites with different reef topographies. Biological Conservation, 82(3), 329-336. DOI: 10.1016/S0006-3207(97)00047-5

The State of Hawaii. (2010). Hawai'i coral reef strategy: Priorities for management in the Main Hawaiian Islands 2010-2020. The State of Hawaii & NOAA Coral Reef Conservation Program.: Honolulu, HI. Recuperado de goo.gl/jfJTRk

Torres-Martinez, D. (2017). Historico de visitantes 2002-2016. Bogota, Colombia. Recuperado de http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/ecoturismo/asi-va-el-ecoturismo-en-parques/

Underwood, A. J. (1994). On beyond BACI: sampling design that might reliably detect environmental disturbances. Ecological Applications, 4(1), 3-15. DOI: 10.2307/1942110

Wiener, C. S., Needham, M. D. y Wilkinson, P. F. (2009). Hawaii's real life marine park: Interpretation and impacts of commercial marine tourism in the Hawaiian Islands. Current Issues in Tourism, 12(5-6), 489-504. DOI: 10.1080/13683500902736855

Zakai, D. y Chadwick-Furman, N. E. (2002). Impacts of intensive recreational diving on reef corals at Eilat, northern Red Sea. Biological Conservation, 105(2), 179-187. DOI: 10.1016/S0006-3207(01)00181-1
Anexos

Anexo 1. Resultados de cobertura bentica comparando
para cada sitio (sendero y control) los porcentajes de
cobertura del inicio (T1) y del final (T2)

Sitio      Subcategoria               Kruskall-Wallis     P-valor
                                      [ji al cuadrado]

Sendero    Sustrato vivo                    0,66            0,42
           Sustrato muerto                  0,08            0,77
           Algas costrosas                  0,34            0,92
           Algas articuladas               0,0009           0,98
           Esponjas incrustantes            0,43            0,51
           Esponjas erectas                  1              0,32
           Coral masivo                    0,034            0,85
           Coral ramificado                 0,18            0,67
           Coral incrustante               0,0005           0,98

Control    Sustrato vivo                   0,068            0,79
           Sustrato muerto                  1,6             0,20
           Algas costrosas                  0,92            0,34
           Algas articuladas                0,04            0,85
           Esponjas incrustantes            0,2             0,65
           Esponjas erectas                 0,14            0,71
           Coral masivo                     0,16            0,69
           Coral ramificado                0,065            0,80
           Coral incrustante               0,002            0,96


FLORINA JACOB-LOZANO

Ecologa de la Pontificia Universidad Javeriana

Colombia

[fjacob@javeriana.edu.co]

MARIA ANGELA ECHEVERRY-GALVIS

Doctora en Ecologia y Biologia Evolutiva por la Pontificia

Universidad Javeriana

Directora de la Maestria en Conservacion y Uso de la

Biodiversidad

Pontificia Universidad Javeriana

Colombia

[ma.echeverryg@javeriana.edu.co]

(1) Fecha de recepcion: 2 de abril de 2018

Fecha de modificacion: 15 de mayo de 2018

Fecha de aceptacion: 14 de junio de 2018

(2) Definida como la diagonal del cuadrante y calculada como la diagonal de un cuadrado d = [raiz cuadrada de [b.sup.2]] + [h.sup.2], donde la base (b) y la altura (h) del cuadrado son 1.

Leyenda: Figura 1. Ubicacion del area de estudio en Colombia

Leyenda: Figura 2. Area de estudio: sendero de Majayura y sitio de control

Leyenda: Figura 7. Regresion lineal del numero de pasos por 10 minutos en funcion de los minutos de la actividad (N = 33, ver nota figura 6)

Leyenda: Figura 8. Relacion entre la densidad de turistas y el promedio de contactos con el fondo (n = 49)

Leyenda: Figura 9. Promedio de porcentajes de cobertura de las formas de crecimiento de coral en (a) el sendero Majayura y (b) el sitio de control (numero de cuadrantes con cobertura de coral: SENDERO: n = 13; CONTROL: n = 20).

Leyenda: Figura 10. Porcentaje de cambios percibidos en el ecosistema del sendero en funcion de los anos de experiencia de guias y pilotos
Tabla 1. Categorias, subcategorias y variables utilizadas en
este estudio

Categoria        Subcategoria               Variables

Practicas    Briefing                * Presencia/
en uso                               ausencia (Medio et
                                     al., 1997)

                                     * Tipo de contenido
                                     (Wiener et al.,
                                     2009)

             Herramientas de         * Recomendacion de
             flotabilidad (a)        uso de aro y chaleco
                                     salvavidas (Hannak
                                     et al., 2011;
                                     Plathong et al.,
                                     2000)snorkellers and
                                     reef walkers but
                                     have largely been
                                     neglected in past
                                     studies. We selected
                                     a fringing reef
                                     along the lagoon of
                                     Dahab (Sinai, Egypt

             Acompanamiento e        * Numero de guias en
             interpretacion          agua
             ambiental
                                     * Intervenciones
                                     durante la actividad
                                     (Barker y Roberts,
                                     2004)

                                     * Manipulacion o
                                     alimentacion de
                                     fauna marina (a)

                                     * Contenido de la
                                     interpretacion
                                     ambiental

Perfil       Datos demograficos      * Edad
de guias
y pilotos                            * Lugar de origen

                                     * Nivel educativo

                                     * Actividades a las
                                     que se dedica

             Experiencia en          * Rol en la
             snorkelling             embarcacion

                                     * Capacitacion

                                     ** Tiempo

                                     ** Institucion

                                     ** Contenido

                                     * Anos de experiencia

Comporta-    Demanda de uso          * % pasajeros de
miento de                            lancha en
turistas                             snorkelling (Castro
                                     et al., 2011a)

             Contactos con           * Numero de
             sustrato del            contactos por
             sendero                 turista-10 minutos
                                     (Rouphael e Inglis,
                                     1997; Zakai y
                                     Chadwick-Furman,
                                     2002).

                                     * Superficie de
                                     contacto (Zakai y
                                     Chadwick-Furman,
                                     2002)

                                     * Momento de
                                     actividad

                                     * Uso de
                                     herramientas de
                                     flotabilidad (a)

Sendero      Descripcion y mo-       * % de cobertura de
             nitoreo de              categorias benticas
             composicion bentica     en sendero y
                                     control, antes y
                                     despues de la
                                     observacion
                                     participante (T1 y
                                     T2)

             Senderos turisticos     * Senderos
             utilizados para         utilizados (Castro
             snorkelling             et al., 2011b)

                                     * Motivaciones de
                                     eleccion

             Cambios en              * Cambios percibidos
             ecosistema y            en el ecosistema
             factores percibidos
                                     * Factores de cambio
                                     (Jentoft, McCay y
                                     Wilson, 1998; Pinto
                                     da silva, 2004

Categoria        Subcategoria            Metodo de
                                      recuperacion de
                                        informacion

Practicas    Briefing                Observacion
en uso                               participante y
                                     entrevistas

             Herramientas de         Observacion
             flotabilidad (a)        participante

             Acompanamiento e        Observacion
             interpretacion          participante
             ambiental

Perfil       Datos demograficos      Entrevistas
de guias
y pilotos

             Experiencia en          Entrevistas
             snorkelling

Comporta-    Demanda de uso          Observacion
miento de                            participante y
turistas                             bibliografia

             Contactos con           Observacion
             sustrato del            participante
             sendero

Sendero      Descripcion y mo-       Fotocuadrantes
             nitoreo de              fijos
             composicion bentica

             Senderos turisticos     Entrevistas
             utilizados para
             snorkelling

             Cambios en              Observacion
             ecosistema y            participante y
             factores percibidos     entrevista

Nota: se registraron los metodos de recoleccion de informacion
utilizados en esta investigacion, asi como las
referencias bibliograficas utilizadas para su inclusion.

(a) Categorias incluidas a partir de la visita exploratoria
de la actividad.

Fuente: Elaboracion propia.

Tabla 2. Resultados de la composicion de las
categorias benticas de la muestra para el sendero
Majayura y el sitio de control, antes (T1) y despues
(T2) de la observacion de turistas.

Categoria     Subcategoria                   Sendero

                                     T1                  T2

Sustrato     Sustrato           92 [+ o -] 9        91 [+ o -] 9
muerto       muerto

             Arena             0,5 [+ o -] 1,3      0,9 [+ o -] 2

Sustrato     Corales y           2 [+ o -] 3        2 [+ o -] 3,5
vivo         zoantidos

             Esponja           0,5 [+ o -] 0,5     0,8 [+ o -] 0,8

             Algas              4,7 [+ o -] 6        5 [+ o -] 5

Categoria     Subcategoria               Control

                                    T1              T2

Sustrato     Sustrato         79 [+ o -] 10    80 [+ o -] 9
muerto       muerto

             Arena             2 [+ o -] 6      2 [+ o -] 6

Sustrato     Corales y         4 [+ o -] 5      3 [+ o -] 5
vivo         zoantidos

             Esponja           3 [+ o -] 2      3 [+ o -] 2

             Algas             12 [+ o -] 9    12 [+ o -] 8

Nota: Los resultados estan dados en porcentaje de cobertura y
[+ o -]  porcentaje de desviacion estandar.

Fuente: Fotocuadrantes benticos.

Tabla 3. Resultados del analisis de Kruskal-Wallis
para comparar las categorias benticas entre sendero
Majayura y sitio control en cada tiempo (T1 o T2)

     Subcategoria                  T1                    T2

                              P-valor               P-valor

Sustrato vivo             [1,95.sup.-05]    *   [7,49.sup.-06]    *
Algas costrosas           0,942                 0,0316            *
Algas articuladas         [3.sup.-04]       *   [6,72.sup.-05]    *
Esponjas incrustantes     [4,62.sup.-07]    *   [2,47.sup.-07]    *
Esponjas erectas          0,129                 0,018             *
Corales masivos           0,216                 0,202
Corales ramificados       0,490                 0,499
Corales incrustantes      0,0016            *   0,002             *
Sustrato muerto           0,405                 0,001             *
Arena                     0,429                 0,698

Nota: Los datos utilizados son los de porcentaje de cobertura
(y) en funcion del sitio (x). En la columna contigua al p-valor se
marcan con un asterisco (*) las combinaciones que muestran un
cambio significativo (confiabilidad de 95 %%) (n = 40).

Fuente: Fotocuadrantes benticos.

Tabla 4. Resultados de la Prueba de Dunn
para evaluar sentido de las diferencias
en categorias de cobertura

Tiempo         Subcategoria            Direccion de         Z
                                        diferencia

T1        Sustrato vivo             Sendero < Control     4,27
T1        Algas articuladas         Sendero < Control     3,64
T1        Esponjas incrustantes     Sendero < Control     5,04
T1        Corales incrustantes      Sendero < Control     3,16
T2        Algas articuladas         Sendero < Control     3,98
T2        Esponjas incrustantes     Sendero < Control     4,59
T2        Esponjas erectas          Sendero < Control     2,36
T2        Corales incrustantes      Sendero < Control     3,04
T2        Sustrato muerto           Sendero > Control     -3,20

Tiempo        P

T1        0
T1        0,0001 *
T1        0
T1        0,0008 *
T2        0
T2        0
T2        0,0091 *
T2        0,0012 *
T2        0,0007 *

Nota: Se muestran solo las comparaciones que evidenciaron
diferencia significativa segun la Prueba de Kruskal Wallis para
T1 y T2 (tabla 3).

Fuente: Fotocuadrantes benticos.

Figura 3. Comparacion del contenido del briefing registrado en las
entrevistas a los guias de las embarcaciones y durante las
observaciones participantes

 % de                         Informacion de Briefing
registros    Biodiv.   Alim. peces   Equipos   Etiqueta   Logistica

Entr.          33%         11%          67%       61%        56%
Obs. Part.     39%         33%          72%       11%        33%

Entrevistas: Entr. (n = 18, solo guias). Observaciones participantes:
Obs. Part. (n = 17, solo aquellas con briefing). Biodiversidad
(Biodiv.) se refiere a informacion de animales que encontrarian en el
sendero. Alimentacion peces (Alim. peces) alude a la explicacion
y promocion de la actividad. Equipos hace referencia a la explicacion
de como utilizar el equipo basico y las herramientas de flotabilidad.
Etiqueta hace alusion a recomendaciones de buen comportamiento.
Logistica trata de informacion de duracion de la actividad, nombres
de los tripulantes y explicacion de la dinamica en general.

Fuente: Elaboracion propia a partir de observacion.

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 4. Registros de informacion y actividades de la
interpretacion ambiental durante las actividades observadas

Informacion de integracion ambiental   % de registros

Info. Biodiv.                                 72%
Amenazas                                       6%
Etiqueta                                      11%
Logistica                                     67%
Alim. peces                                  100%
Manipulacion fauna                            33%

N=18. Info. biodiv: nombres de peces u organismos. Amenazas: resena
de problematicas ambientales asociadas con ecosistemas marinos.
Etiqueta: recomendaciones de comportamiento. Logistica: aclaraciones
de tiempo estimado, de mantenerse juntos y seguir al guia, uso de
equipos. Alim. peces: presencia de alimentacion suplementaria y
precisiones para hacerlo. Manipulacion fauna: toma de organismos del
ecosistema para manipulacion de guias o turistas.

Fuente: Elaboracion propia a partir de observaciones participantes.

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 5. Respuestas de las entrevistas a tripulantes en lo relativo
a su participacion en capacitaciones para el acompanamiento del
snorkelling, en funcion del tiempo de experiencia en la actividad
(n 1-5 anos = 11; n 6-10 anos = 11; n 11-15 anos = 7)

       Tiempo en actividad
Capacitacion para el acompanamiento     Numero de personas

Si
1-5 anos                                         6
6-10 anos                                        6
11-15 anos                                       6

No
1-5 anos                                         5
6-10 anos                                        4
11-15 anos                                       2

Fuente: Elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 6. Promedio de frecuencias de contactos en 10 minutos por tipo
de sustrato: sustrato muerto cubierto de algas (SMA), corales, arena
y esponjas.

    Informacion de              Promedio de
integracion ambiental     contactos por 10 minutos

Pasos SMA                           72%
Pasos coral                        1,5%
Pasos arena                        0,1%
Pasos esponja                      0,09%

N = 33, es decir, quienes si hicieron contactos con el sustrato.

Fuente: Elaboracion propia a partir de observacion participante.

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.
COPYRIGHT 2019 Universidad Externado de Colombia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Jacob-Lozano, Florina; Echeverry-Galvis, Maria Angela
Publication:Anuario de Turismo y Sociedad
Date:Jan 1, 2019
Words:11849
Previous Article:?PUEDE EL TURISMO AYUDAR A LA VALORIZACION DEL DULCE TIPICO DE LECHE EN TOLUCA, ESTADO DE MEXICO? ANALISIS POR MEDIO DE LA CADENA DE VALOR.
Next Article:EVALUACION OPERACIONAL Y FINANCIERA APLICADA A LA INDUSTRIA HOTELERA.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters