Printer Friendly

70 anos "secuestrado": "Retrato del Mexico actual", de Siqueiros la develacion del mural, el 20 de este mes.

SANTA BARBARA, CAL.-- Cuando el muralista y agitador comunista David Alfaro Siqueiros vino a Los Angeles en 1932, era un hombre con una sola mision. Su meta en Los Angeles, escribio en su cuaderno, era crear "la gran pintura mural descubierta al aire libre, de cara al sol, de cara a la lluvia para las masas".

No resulta menor la ironia de que entre los tres murales que Siqueiros pinto en los ocho meses de estancia en Los Angeles, solo Entrega de la burguesia mexicana surgida de la Revolucion en manos del imperialismo (tambien conocido como Retrato del Mexico actual, 1932) sobrevive intacto -- precisamente porque fue el unico que nunca enfrento el sol, la lluvia o a las masas.

Ahora, las masas se desquitaran. Despues de 70 anos secuestrado como propiedad privada, Retrato del Mexico actual tendra su encuentro con la gente en el Museo de Arte de Santa Barbara, no con una bala de salva revolucionaria, sino como una pieza maestra que ha costado cuatro anos y 1 millon de dolares adquirir, transportar, restaurar y mostrar.

"Yo creo que si Siqueiros estuviera vivo, le hubiera divertido la ironia de la supervivencia de su trabajo, que este guste y que sea legado al publico", dice la curadora de arte del museo, Diana Du Pont, quien esta a cargo del proyecto de Siqueiros. Sin embargo, agrega, "una cosa es adquirir una obra como esta, y otra mudarla de lugar. Valio la pena reunir a los mejores talentos del mundo para ver si podriamos hacerlo, en vez de decir `es muy dificil' y abandonar el proyecto".

La mudanza del gran mural comenzo a inicios de 1998, poco despues de que el Museo de Arte de Santa Barbara recibiera muy bien la exhibicion Retrato de una Decada: David Alfaro Siqueiros, 1930-1940. Du Pont, quien la trajo al museo, recibio una llamada telefonica a traves de la cual la invitaban a ver el mural de Siqueiros en el patio de Pacific Palisades, una residencia privada. Le dijeron que los propietarios estaban interesados en donar el mural si el museo se responsabilizaba de sacarlo de la propiedad.

"Fue como un sueno", dice Du Pont, quien sabia de la existencia del mural, pero nunca lo habia visto.

"Usted pasa por la puerta del frente, la casa principal esta mas abajo, y a la derecha, conectado a la puerta principal hay un jardin con un portico en el que Siqueiros pinto el mural."

Con 9.76 metros de longitud x 2.44 de altura, el mural pinta brillantemente a lideres corruptos y nobles campesinos envueltos, alrededor de las paredes interiores del patio semicerrado, coronado con una techo resquebrajado por el tiempo y completado con un piso de ladrillos que tiene manchas del pincel de Siqueiros.

"Segun se dice, Siqueiros enmarco el mural para que se viera desde la sala de la residencia --dice Du Pont--. Este era parte del ambiente de la casa. Se podia ver cuando se entraba por la puerta principal."

Con la bendicion del director del museo, Robert Frankel, Du Pont envio un equipo de conservadores, contratistas y estudiantes a la casa Pacific Palisades. ?Podria el mural ser movido sin sufrir danos? ?Que metodo daria resultado? ?Cuanto costaria? ?Donde lo pondrian? ?Valdria la pena? Llevo medio ano de locura mental y descubrimientos antes de que estuvieran listos para actuar.

"La debida diligencia fue fenomenal," dice Du Pont.

Segun el ojo de Du Pont, el mural hecho a finales del siglo estaba en condiciones impecables, pero bajo el microscopio y el escrutinio de los conservadores, de repente parecio estar en peligro inminente. El viejo techo podria romperse y soltarse cayendo sobre el frente del mural. La humedad del lugar estaba filtrandose por la parte exterior de la pared. La puerta principal enviaba vibraciones a la gran estructura. Y, por si fuera poco, en algunos lugares la superficie de la pintura se habia separado de la pared, y algunas partes se hallaban "polvorientas".

"La pintura original estaba alli --dice Perry Houston, el jefe de conservacion para el proyecto del mural en el museo Amon Carter y en el Museo de Santa Barbara--, pero la parte del medio habia desaparecido, asi que era solo como un gis."

Mover una obra tan grande presentaba un problema mayor. Primero, el equipo considero una tecnica muy comun: sacar la capa de pintura de la pared y fijarla a una base de apoyo.

"Hubiera sido la misma pintura que Siqueiros utilizo --dice Scott Haskins, el especialista en frescos italianos del Laboratorio de Conservacion de Artes en Santa Barbara--, pero hubiera destruido el mural."

La siguiente opcion era un metodo que databa del siglo XVI, cuando el artista escritor Giorgio Vasari lo uso para sacar un fresco de la iglesia de la Santa Cruz en Florencia. Vasari corto la pared que rodeaba al fresco, explica otro miembro del equipo, Andrea Rothe, principal conservador para los proyectos especiales en el museo Getty, "lo puso en un marco de madera y lo arranco todo".

Para el mural de Palisades, el metodo de Vasari significaba cortar el patio cercado en dos o tres piezas.

"Al final de la jornada, tu lo podias volver a juntar todo," explica Houston. Pero el Museo de Santa Barbara decidio que queria algo mas.

"Ellos estaban interesados en preservar esa pieza de historia con la mayor integridad posible --dice Haskins, lo cual significaba mantener la estructura completa intacta: lecho, ladrillo, pared y mural, y mostrarla tal y como estaba in situ.

El equipo penso que podia hacerse.

"Yo habia recortado varios fondos y hecho algunos ajustes raros --dice John Sullivan, uno de los administradores del Santa Barbara a quien trajeron para transportar la pesada carga con el ingeniero Gregory Van Sande--. Yo veia la mudanza como si fuera un pequeno terremoto."

Finalmente, para estabilizar la fragil superficie de la pintura deslizaron un nuevo cimiento de acero bajo las viejas paredes, serrucharon la estructura para dejarla libre, la revistieron y la metieron en un camion, la llevaron al norte y la instalaron delante del museo. Todo sin rajar las paredes ni perder ni una pizca de la pintura.

Du Pont y Frankel llevaron el plan a los administradores del Museo de Santa Barbara. De acuerdo con Mercedes Eichholz, presidente del consejo, ellos reunieron 1 millon de dolares para cubrir el presupuesto del proyecto.

"La administracion tuvo la vision de decir, vamos a hacerlo", dice Du Pont, y los propietarios del mural, Robert y Justine Bloomingdale, entregaron el mural al museo como un regalo anonimo.

En terminos de tiempo, de recursos y de expertos, esta seria la adquisicion mas ambiciosa del museo.

David Alfaro Siqueiros vino a Los Angeles en 1932 empujado por problemas politicos y legales.

Dos anos antes, su participacion en el Primero de Mayo termino con su arraigo domiciliario en Taxco. Mientras estuvo alli, el exhibio una serie de pinturas de sufridos campesinos que no mejoraron en nada su situacion legal. Los Estados Unidos, sin embargo, encantados con los muralistas mexicanos Diego Rivera y Jose Clemente Orozco, se mostraron dispuestos a recibirlo con los brazos abiertos. Al principio, la Escuela de Arte Chouinard, de Pasadena, le dio un boleto a Siqueiros para que saliera de Mexico, invitandolo a ensenar pintura mural. Con sus estudiantes, en una de las paredes exteriores de la escuela, el creo Mitin callejero. Cuando la composicion de los trabajadores asomados a la ventana y parados en la acera estuvo casi terminada, Siqueiros mando a los estudiantes a su casa. El se quedo toda la noche para terminar la figura central. Cuando se develo el mural, Siqueiros sorprendio a sus patrones politicamente conservadores con lo que el describio como "un orador vestido con una camisa roja" reunido frente a un "pueblo hambriento". Sin embargo, no hay un consenso claro sobre si el mural fue deliberadamente destruido o si este se deslavo bajo la accion de los elementos. Al ano, ya no estaba.

Luego, Siqueiros fue nombrado para pintar un mural en la Calle Olvera en el centro de Los Angeles. Para entonces, el estaba experimentando con la pistola de aire o aerografos sobre cemento humedo y pinturas industriales. La comision le habia pedido una version de un alegre paraiso tropical. Contrariamente, el pinto una piramide, una jungla y unos simbolos de los indigenas mexicanos rodeando a un indio crucificado que colgaba debajo de la garra de un aguila americana. En la esquina superior derecha, un revolucionario mexicano y un guardia rojo estan listos para la venganza. Nuevamente las reacciones negativas levantaron la curiosidad. El mural fue blanqueado y con el tiempo sus pigmentaciones experimentales y el material de su superficie se perdieron por la accion de los elementos.

El ultimo mural de Siqueiros debia complacer a un solo hombre. Dudley Murphy, el director del Emperador Jones y colaborador con Man Ray y Ferdinand Leger en el Ballet Mecanico, y propietario de una casa estilo espanol en Palisades en el Pacifico.

"Siqueiros y yo nos hicimos grandes amigos --escribiria Murphy en unas memorias ineditas-- y, para ayudarlo, yo saque todos los muebles de mi casa al jardin e hice una exposicion de tres dias de las pinturas de Siqueiros en mi casa. Siqueiros vendio aproximadamente 10 cuadros. Charles Laughton compro dos. Josef Von Sternberg compro uno. Como muestra de su gratitud, Siqueiros se ofrecio a hacer un mural para mi en el patio."

Murphy obtuvo el mural y un huesped de largas temporadas, Siqueiros, pues resulto que su visa se habia vencido y este enfrento de nuevo un asunto politico. El pinto la pared grande y negra al fondo del patio, la unica visible desde la sala, con dos mujeres enlutadas y un nino desnudo sobre las escaleras de otra piramide. Cercano, sento a Plutarco Ellas Calles, el presidente de Mexico del 1924 a 1928. Calles habia llegado al poder como un comunista y el pintor lo vistio como un revolucionario, pero su mascara roja estaba caida y bolsas de dinero yacian a sus pies.

En las paredes laterales del patio, dos campesinos asesinados estan envueltos en sarapes rojos, y un soldado de la Guardia Roja Sovietica llegaba para ayudar a la causa. En las dos paredes pequenas al fondo del pequeno jardin semiabierto, Siqueiros pinto una de un calido ambar, y en la otra, al lado de Elias Calles, "colgo" un retrato enmarcado con un cuadro dorado del financiero estadunidense J. P. Morgan.

"Morgan jugo un feo papel en subvertir la industria del petroleo en Mexico, Morgan fue la persona que le dio el oro a Calles", dice la historiadora de arte Shifra Goldman, asentada en Los Angeles.

(Ella fue invitada por su colega mexicana Raquel Tibol para participar en el libro Los murales de Siqueiros, editado en Mexico por Conaculta y Americo Arte Editores en 1998, y en el que ambas se refieren a Retrato del Mexico actual. De ese volumen fueron tomadas las fotografias para este reportaje).

A diferencia de otros patrones de Siqueiros, Murphy guardo su mural. Cuando el vendio su casa en 1946, a Minna y Willard Coe (ironicamente, Coe era sobrino de Morgan), estos amenazaron con pintarlo.

"Yo le dije la tragedia que seria destruir una obra de arte --recuerda Murphy--. Pero no fue sino hasta que Carlos Chavez, el famoso conductor mexicano se deshizo en elogios hacia el mural, que ellos decidieron no solo preservarlo, sino instalar una iluminacion especial y utilizarlo como escenografia para sus entretenimientos."

Los Bloomingdale, quienes se negaron a ser entrevistados para esta historia, adquirieron la casa y el mural en 1986.

"Cada ano sucesivo, la reputacion y la importancia de la obra de Siqueiros aumentaba --dice Du Pont hablando de la pareja--. Ellos tenian un sentimiento de ?que hace esto aqui? El mural no fue creado para un foro publico, pero pertenece a este ahora."

En 1991 los Bloomingdale ofrecieron el mural a la subasta de Christies, quien lo valoro aproximadamente de 1.5 millones a 2 millones de dolares con la estipulacion de que el comprador debia hacerse cargo de su traslado: No hubo compradores. Siete anos mas tarde, llego la llamada al Museo de Santa Barbara.

"La tarea de mudarlo fue tan grandiosa que solo un museo o una institucion podia hacerlo", dice Du Pont.

Fue en julio de 2001 cuando Huston, Sullivan & Brothers llegaron a Palisades para comenzar el traslado. Huston comenzo por fotografiar el mural pulgada por pulgada. Sacudio cuidadosamente la suciedad de la superficie, y donde habia polvo aplico una sustancia para estabilizar el color.

Entonces los conservadores golpearon sistematicamente la superficie, buscando huecos donde las capas de pintura pudieran estar separadas por debajo de la pared. Usando una jeringa de veterinario, Haskins inyecto un adhesivo detras de cada seccion en precario estado. Dice Hastkins:

"Los solventes para quitar mas polvo vinieron despues, un paso mucho mas complejo, porque Siqueiros habia experimentado con diferentes tipos de pinturas. Aunque, sobre todo, utilizo una resina sintetica de base para la pintura sobre el cemento Portland, pensando que si aplicaba esta humeda, podia penetrar mejor. Lo que paso es parecido a lo que pasa cuando se mezclan aceite y agua. Tuvo suerte de conseguir que se pegara despues de todo."

Mantenerlo pegado durante el traslado fue el mayor reto que enfrentaron los conservadores, y como Siqueiros, ellos decidieron experimentar. En 1995, los conservadores alemanes habian desarrollado una sustancia parecida a una parafina llamada cyclododecaina. "este es uno de los materiales mas extraordinarios de los tiempos modernos", dice Getty Rothe. Aplicado en pequenas cantidades sobre superficies fragiles de desmenuzarse, la cyclododecaina cubre y protege la pintura. Como la cyclododecaina se derrite solo a altas temperaturas de calor, esta puede aplicarse sin exponer a la obra de arte a cambios radicales de temperatura. Y posee una caracteristica espectacular: se evapora cuando se expone al aire, sin dejar residuos.

"Para el mural de Siqueiros, usamos cyclododecaina derretida, aplicando una fina capa con un pincel --dice Gary McGowan, quien vino de New Jersey por ser un experto en ese material--. Las gasas sellan las capas de cera como una superficie rigida, como una cola."

Cuando la cyclododecaina se "sublima", las gasas se caen. Hasta que el material no llego a las manos de McGowan solo se habia usado en pequenas dosis. McGowan fue el primero en emplearlo a escala industrial, protegiendo cuevas que habian sido hechas por esclavos bajo las lineas del ferrocarril durante la construccion de los cimientos de una iglesia. La aplicacion sobre Retrato del Mexico actual sextuplico su uso.

Luego, la superficie cubierta fue tapada con laminas de plastico pesado y madera laminada preparada con espuma. Entonces le toco el turno a Sullivan. Su equipo saco el techo del patio (despues se hizo una replica), y removio el piso ladrillo por ladrillo, haciendo el mapa y marcando cada pieza. Ellos tambien envolvieron la parte exterior de la estructura con una pelicula de libra de vidrio y Llenaron las lagunas para evitar que las paredes se rajaran. El momento mas peligroso vino luego. El equipo cavo una zanja de cuatro pies alrededor del patio, mientras Rothe, ansioso por la vibracion, puso sus manos sobre la protegida superficie del mural Para su asombro, las sierras generaban menos vibracion que la puerta principal.

El 10 de octubre de 2001, la estructura protegida fue supervisada. "Todo se checo dos y tres veces --dice Sullivan--. Yo me quede pensando: 'Se que sacamos todo', pero quiza no lo hicimos. Eso realmente me paralizo, yo estaba incomodo. Los muchachos se reian de mi".

Su temores estaban bien fundamentados. "El paquete entero pesa alrededor de 23 mil kilos ---dice Van Sande--. Cualquier pellizco o torcedura de la plataforma levantada podria haber destruido el mural. El yeso viejo es muy quebradizo."

La grua levanto su peso sobre el frente de la propiedad Palisades y la puso sobre un camion de remolque de mas de 12 me" tros de largo. Encadenada y fijada en su lugar, fue llevada a la carretera 101 y guardada toda la noche bajo la vigilancia de la policia. Antes de que amaneciera, con una taza de cafe, el grupo del museo, el equipo, los administradores, Justine Bloomingdale y el alcalde de Santa Barbara se congregaron en la Calle del Estado frente al museo. Al amanecer, la grua llego al lugar. Unos pocos minutos mas tarde, un mendigo que pasaba en una bicicleta grito "Aqui viene la novia" mientras el enorme camion se dirigia al medio de la calle.

La multitud miraba con las manos en la cabeza, las bocas abiertas, mientras el mural flotaba sobre la copa de los arboles, haciendo una delicada pirueta de 180 grados y permanecia inmovil en el aire unas pocas pulgadas por encima de sus nuevos cimientos cerca de la entrada principal del museo.

En este se habia planeado develar Retrato del Mexico actual en junio, pero en marzo estaba claro que no estaria listo porque un frio invierno habia retrasado la sublimacion de la cyclododecaina y el contorno del mural estaba empezando a desvanecerse en la superficie lechosa. Ya la pared de ladrillos habia sido puesta en su lugar y una replica del techo original coronaba al viejo patio cercado. Las paredes exteriores fueron estucadas y pintadas sobre la lamina de la fibra de vidrio.

Luego, un abril calido acelero la sublimacion, y en mayo el equipo de conservacion se reunio y volvieron al mural con un cepillo. ?El veredicto? Puro regocijo. Incluso Huston, caracterizado por uno de sus colegas como el "senor por favor" por su persistente cortesia y precauciones antinaturales, estaba emocionado. El mural lucia bien; pero aun mejor, no habia nuevas rajaduras. Segun Huston, incluso el polvo depositado en las rajaduras existentes habia hecho el viaje desde Palisades hasta Santa Barbara, intacto.

Rothe declaro que el traslado tuvo un exito sin precedentes:

"Absolutamente espectacular. Creo que tiene una puntuacion de 99.9% en la escala del exito, lo cual es imposible sin intervencion."

Du Pont estaba mas que lista para comenzar lo que ella denominaba como "la fase de la presentacion" del proyecto, una vez que la conservacion le cedio el paso a la restauracion.

"Menos es mas --dijo ella en mayo--. A mi no me gusta rehacer las obras de arte, ?que importa si Ted Turner si lo hace? Colorearlas. Este tiene una patina por el envejecimiento, eso es parte de su historia. Nosotros no vamos a darle un brillo de acabado. El mural nunca lo tuvo, y no vamos a aplicarselo."

Aun asi, el dano obvio fue reparado, como la parte debajo del sombrero de Calles y los ojos del nino, los cuales habian perdido el contorno y el color original debido a la oxidacion.

"Nosotros solo vamos a usar materiales reversibles, asi se podran retirar en el futuro sin amenazar la pintura original", dijo Huston.

A pesar de que nadie parecia lamentarlo, habia una perdida mayor e inevitable: la forma como Siqueiros relaciono su composicion original en el escenario del hogar. Rothe sabia del problema:

"De alguna manera, el museo destruyo el proposito de la obra de arte, pero la protegio y la hizo asequible. Este es un sitio apropiado para instalada, aunque no sea el lugar donde fue pintado exactamente."

Pero segun Du Pont, la obra tiene mucho que ganar en el nuevo lugar. Desde su punto de vista, los criticos y los historiadores han tenido una tendencia a menospreciar el Retrato del Mexico actual, poniendolo muy por debajo de America tropical, en la calle Olvera, una obra en la que el museo Getty gasto 4.5 millones para restaurarla y exponerla, a pesar de que la mayoria concuerda en que nunca volvera a ser vista como una obra de arte.

"Esto no es lo que podriamos llamar lo mejor de Siqueiros", dice el critico de Los Angeles Times, Christopher Knight, quien todavia no ha visto el mural en vivo. Su valor, desde su optica, es mas historico que artistico:

"Este es un justo ejemplo de los fundamentos politicos del artista."

Los expertos lo descartan "porque no han tenido la oportunidad de examinarlo --dice Du Pont--. Tiene tal belleza que solo esta bastaria para preservarlo. Se supone que si los murales son un arte publico, este trabajo en su monumentalidad y simplicidad esta alli. Nuestra esperanza es que este sea el comienzo de una investigacion sobre la significacion de la pieza."

ARTICULO RELACIONADO: La destruccion del mural de Rivera, en las Memorias de Rockefeller.

Roberto Ponce

SAN ANTONIO, TEXAS.-- Guadalupe Rivera Marin, hija del muralista Diego Rivera y Lupe Marin, anuncio la semana pasada en esta ciudad que emprendera con sus hijos una cruzada al frente de la Fundacion Diego Rivera, para hacer que en Mexico se respete el lugar artistico que merece su padre.

En conferencia ilustrada con diapositivas en el auditorio del San Antonio Museum of Art, la autora de Las fiestas de Frida exalto la figura de Diego por sobre la comercializacion de la "Fridomania" que comenzara la cantante Madonna. Y, a la vez, recordo como David y Anna Rockefeller (hermano e hija de Nelson Aldrich Rockefeller, respectivamente) habian manifestado tristeza por la destruccion del mural encargado a Diego para el Rockefeller Center de Nueva York, La encrucijada de la humanidad, durante sus visitas a San Miguel de Allende, Guanajuato (Proceso 1325).

Justo ahora aparecen las memorias de David Rockefeller (nacido el 12 de junio de 1915)/Memorias (Random House); en tanto, la revista Vanity Fair reprodujo en su edicion de octubre (con la portada de Madonna y el reportaje de Steven Daly en el que ella afirma que lleva siempre consigo el cuadro Mi nacimiento, de Frida Kahlo) algunos capitulos acerca de la destruccion del fresco de Rivera.

Eleccion equivocada

Cuenta David Rockefeller (sobrino del filantropo y "baron ladron" John D. Rockefeller, e hijo de John D. junior) que a finales de los anos veinte, su madre conocio y admiro el trabajo de Diego Rivera por Alfred Barr, el joven director del Mama (Modern Museum of Art).

Fue Barr quien propuso una exposicion exclusiva de Rivera en el Mama en diciembre de 1931; su madre le encargo una pintura y compro varias acuarelas que habia realizado en Moscu, en 1927. Con aquel dinero, Rivera pudo conocer Nueva York ("Rivera era una visita frecuente en la casa de mis padres, donde me lo encontre en muchas ocasiones. Era una figura imponente y carismatica, muy alto, y pesaba 1 37 kilos. Hablaba muy poco ingles, pero se expresaba en perfecto frances ... En una o dos ocasiones llevo con el a su esposa, la pintora Frida Kahlo ...").

La muestra del Mama establecio firmemente su reputacion en Estados Unidos y cuando llego la fecha para comisionar el mural para el lobby frontal del edificio de la Radio Corporation of America (RCA), "mi madre y Nelson argumentaron fuertemente a su favor". Rivera entrego un bosquejo que fue aprobado, y se acordo pagarle 21 mil 500 dolares para un proyecto que estimo, terminaria en tres meses. Tal eleccion por Rivera resulto "menos afortunada", en comparacion con el dorado Prometheus de Paul Manship, que aun flota en la plaza hundida del Rockefeller Center, segun David Rockefeller.

Rivera llego a Nueva York a comienzos de 1933 para trabajar en el fresco, tras los problemas en el Detroit Institute of Art, donde sus murales habian sido atacados por anti-cristianos y anti-norteamericanos:

"Parecia que Rivera habia decidido usar el mural del Rockefeller Center, La encrucijada de la humanidad, para hacer una fuerte aseveracion politica. El mural estaba lleno de imagenes contrastantes, dibujadas a partir de los canones marxistas: lucha de clases, opresion y guerra en el lado `capitalista' del fresco; paz, cooperacion y solidaridad humana, en el lado `comunista'. La solucion a dichos conflictos, al menos desde la vision de Rivera, llegaria por la aplicacion de la ciencia y la tecnologia para beneficio de todos ...

"Con el mural casi completo, agrego un prominente retrato que no dejaba lugar a dudas de que se trataba de Lenin estrechando las manos de los obreros del mundo. Este grupo idilico y, en cierto modo, extravagante quedo equilibrado con una escena diestramente elaborada del lado capitalista, con hombres y mujeres bien vestidos, bailando, jugando a las cartas y bebiendo martinis ... El telon de fondo era una escena de policias reprimiendo obreros, con sacerdotes catolicos y ministros protestantes mirando con aprobacion."

Para David Rockefeller, el mural estaba ejecutado maravillosamente, "pero no resultaba apropiado para el lobby del edificio RCA". Su hermano Nelson trato de persuadir a Rivera para que eliminara, cuando menos, la efigie de Lenin; pero el artista se rehuso "alegando que en vez de mutilar su gran obra, !preferia que todo el mural fuera destruido!" Nelson le hizo notar a Rivera que no habia sido comisionado para pintar propaganda comunista y que, con base en el boceto original mucho menos provocador, el mural no tenia razon para aceptarse tal y como estaba terminado. No pudo llegarse a ningun acuerdo, a Rivera se le pago hasta el ultimo centavo y fue despedido. ("Se hizo un intento por trasladar el fresco y preservarlo, pero resulto imposible y esta obra de arte debio ser destruida".)

A finales de la decada de los treinta, Rivera reprodujo el mural agregando "el retrato de mi padre bebiendo un martini con un grupo de damas maquilladas", fresco que adorna el Palacio de Bellas Artes. Rivera declaro en su momento: "El senor Rockefeller, o una de dos: o no supo lo que hizo, o creyo que con su dinero podia comprar mis opiniones y mis convicciones (Proceso 526)."

La critica de artes plasticas Raquel Tibol asegura que 30% del dinero pagado a Rivera fue para la senora Paine, contratista de trabajo; 8 mil dolares los gasto Diego en salarios y el resto, unos 7 mil dolares, los invirtio en realizar aquel mismo ano de 1933 los 21 tableros del Retrato de los Estados Unidos (sin aguantar las ganas de pintar en uno a John D. Rockefeller) para la New Workers School de los trotskiskas neoyorquinos (Proceso 32). A decir de Guadalupe Rivera Marin, los discipulos de Rivera en Estados Unidos siguen contandose por montones; pero luego del incidente del Rockefeller Center ("como puede demostrarse con los archivos del FBI"), el senador republicano Joseph McCarthy (1908-1957) impulso a traves de la CIA una guerra para mediatizar el arte social de los muralistas mexicanos, apoyando el surgimiento del pop art en los anos cincuenta.

Hacia 1965, luego de las excavaciones para levantar las Torres Gemelas del World Trade Center, los tabloides neoyorquinos bautizaron a ambos edificios "Nelson y David". Para el ano 2000, los Rockefeller y sus socios vendieron el Rockefeller Center en casi 2 mil millones de dolares.
COPYRIGHT 2002 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TA: art; TT: kiddnaped for 70 years: Siqueiros's "Portrait of Mexico" go on exhibition.; arte
Author:Emerling, Susan
Publication:Proceso
Geographic Code:1USA
Date:Oct 13, 2002
Words:4766
Previous Article:Una exposicion singular.
Next Article:Un hungaro poco valorado en su pais: Imre Kertesz, otra lengua para el Nobel. (Premio nobel).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters