Printer Friendly

100 anos de libre determinacion de los pueblos. La evolucion del principio.

100 years of self-determination of peoples. The evolution of the principle

I. INTRODUCCION

En marzo de 1916 Vladimir Ilich Lenin publicaba la revolucion socialista y el derecho de las naciones a la autodeterminacion, donde afirmaba la existencia y desarrollaba el contenido de un derecho de las naciones a la autodeterminacion (1). Hacia la misma fecha, el 27 de mayo de 1916, en un conocido discurso, el Presidente de los Estados Unidos de America, Thomas Woodrow Wilson, afirmaba que cada pueblo tiene el derecho de escoger la soberania bajo la cual ha de vivir, apuntado de este modo la esencia del principio de libre determinacion de los pueblos (2).

Un siglo mas tarde, el principio de libre determinacion de los pueblos es, segun la Corte Internacional de Justicia, <<uno de los principios esenciales del derecho internacional contemporaneo>> (3). Este principio aparece recogido en la Carta de las Naciones Unidas (art. 1.2), y mencionado con mayor detalle en la Resolucion 1514 (xv) de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 14 de diciembre de 1960, que incluye una Declaracion sobre la concesion de la independencia a los paises y pueblos coloniales, y en los Pactos Internacionales de Derechos Humanos de 1966, que senalan que <<Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinacion. En virtud de este derecho establecen libremente su condicion politica y proveen asimismo a su desarrollo economico, social y cultural>> (4). El principio figura tambien en la Declaracion relativa a los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperacion entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas incluida en la Resolucion 2625 (xxv), de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 24 de octubre de 1970. El principio de libre determinacion ha permitido a los pueblos coloniales acceder a su independencia, o bien a su asociacion o integracion en otros Estados (5). Fuera del ambito colonial, este principio ha sido tambien invocado por pueblos indigenas (6), y por pueblos no coloniales que viven en el seno de un Estado soberano e independiente (7), si bien su contenido, como se discutira infra, es distinto para estos pueblos no coloniales.

El presente trabajo tiene por objeto analizar la evolucion del principio de libre determinacion de los pueblos en el ultimo siglo (8), desde las formulaciones iniciales de Lenin y Wilson hasta la actualidad (9), y precisar como se ha transformado su contenido. Con ese fin, el estudio analiza, en primer lugar, los elementos fundamentales del principio de libre determinacion, tal y como fue concebido por Lenin, Wilson y durante la vigencia de la Sociedad de Naciones. A continuacion, el trabajo analiza la transformacion del principio originalmente politico en un instrumento juridico, el vehiculo elegido por la comunidad internacional para acabar con la colonizacion. En tercer lugar se analiza la aplicacion del principio de libre determinacion de los pueblos fuera del ambito de la colonizacion, es decir, a pueblos indigenas y nacionales a partir de la decada de los 70 del pasado siglo, y en concreto de la Resolucion 2625(XXV) de la Asamblea General de Naciones Unidas. Por ultimo, a la luz de manifestaciones recientes, como las resoluciones adoptadas por el Parlamento de Cataluna en los ultimos anos respecto de la posibilidad de acceder a la independencia de forma no consensuada con base en el denominado derecho a decidir, el estudio se plantea si puede atisbarse el inicio de una nueva etapa de evolucion del principio, basada en el derecho de los pueblos nacionales a optar por la independencia del Estado en el que viven, aun en ausencia de discriminacion o persecucion por parte del gobierno de dicho Estado.

II. Primera etapa: Lenin, wilson y la Liga de las Naciones

En marzo de 1916 se publicaba la revolucion socialista y el derecho de las naciones a la autodeterminacion de Vladimir Ilich Lenin. En opinion de Lenin, <<El derecho de las naciones a la autodeterminacion significa exclusivamente su derecho a la independencia en el sentido politico, el derecho a la libre separacion politica respecto de la nacion que la oprime. [...]. De modo que esta reivindicacion no equivale en absoluto a la de separacion, fragmentacion y formacion de pequenos Estados. Significa solo una manifestacion consecuente de lucha contra toda opresion nacional>> (10). Poco despues, el 27 de mayo de 1916, en un conocido discurso, el Presidente de los Estados Unidos de America, Thomas Woodrow Wilson, esbozaba la esencia de lo que hoy conocemos como principio de libre determinacion de los pueblos en los siguientes terminos <<Nosotros creemos en estas cosas fundamentales: Primero, que cada pueblo tiene el derecho de escoger la soberania bajo la cual ha de vivir>> (11). Lenin y Wilson llevaron el principio de la libre determinacion de los pueblos al ambito de las relaciones y la politica internacional. Sin embargo, los origenes de este principio suelen situarse en diversos documentos de los siglos xvii y xviii, en concreto en el <<Bill of Rights>> de 1669, el <<Habeas Corpus Act>> de 1679, la <<Virginia Bill of Rights>>, la Declaracion de Independencia de los Estados Unidos de America de 1776, la Constitucion americana de 1787 y la Declaracion de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 (12).

En efecto, particularmente las revoluciones americana y francesa contribuyeron, por distintas razones, al nacimiento del principio de autodeterminacion. La Declaracion de Independencia de los Estados Unidos de America, de 4 de julio de 1776, hace referencias a razones de necesidad y derecho natural al afirmar que <<Cuando en el curso de los acontecimientos humanos se hace necesario para un pueblo disolver los vinculos politicos que lo han ligado a otro y tomar entre las naciones de la tierra el puesto separado e igual a que las leyes de la naturaleza y el Dios de esa naturaleza le dan derecho, un justo respeto al juicio de la humanidad exige que declare las causas que lo impulsan a la separacion.>>

Por su parte, la revolucion francesa rechazaba la autoridad del monarca por encima de la de la nacion, expresada por el pueblo mediante plebiscito. A este respecto, la Declaracion de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 subrayaba que <<La fuente de toda soberania reside esencialmente en la Nacion; ningun individuo ni ninguna corporacion pueden ser revestidos de autoridad alguna que no emane directamente de ella>>. La revolucion francesa estaba notablemente influenciada a este respecto por las ideas de Rosseau y Locke respecto del contrato social, y de la necesidad de que el gobierno fuera representativo de la voluntad del pueblo. No obstante, como ha matizado RAIC, tanto la revolucion francesa como la americana estaban basadas en la ilustracion y en las ideas del liberalismo y del individualismo, mas que en la colectividad, por lo que seria un error equiparar la nocion individualista de libre determinacion de dichas revoluciones con la nocion moderna del principio que hace referencia claramente a un derecho de ciertos colectivos (13).

Por otro lado, el principio de libre determinacion de los pueblos defendido por los revolucionarios franceses, e incluido en el Titulo XIII del proyecto constitucional de 1793, fue inicialmente concebido para justificar la anexion a Francia de territorios pertenecientes a otros soberanos si la poblacion de dichos territorios asi lo expresaba mediante plebiscito, plebiscito que sin embargo solo se consideraba valido si el resultado era partidario de la anexion (14). No obstante, a pesar de esta utilizacion inicial, no se debe ignorar la gran contribucion que para el desarrollo posterior del principio tuvo la relacion entre voluntad popular y soberania introducida por la revolucion francesa. A este respecto, la revolucion francesa tuvo una gran influencia en la expansion del nacionalismo y del conocido como principio de las nacionalidades, segun el cual toda nacion, si es que quiere ejercer de manera efectiva su soberania, debe convertirse en Estado. El principio de las nacionalidades, al que tambien se referiria Rousseau, lleva pues al plano colectivo, al de las colectividades, el derecho individual a la libre determinacion que habian defendido los revolucionarios franceses y americanos en el siglo XVIII (15).

Con base en este principio (16), durante el siglo xix, tanto en Europa como fuera de ella, numeros Estados vieron la luz (17). De esta forma, Belgica se separo de Holanda en 1831 y Grecia del Imperio Otomano en 1832. Asimismo, Serbia, Rumania y Montenegro fueron tambien reconocidos como Estados independientes por el Imperio Otomano en 1878. Por ultimo, los dominios de Espana, Portugal y Gran Bretana en America alcanzaron la independencia como Estados soberanos durante las primeras decadas del siglo XVIII (18). Como afirmaba Stuart Mill <<it is in general a necessary condition of free institutions that the boundaries of governments should coincide in the main with those of nationalities>> (19). En este marco, Lenin defendia un concepto de libre determinacion de los pueblos que permitia a las minorias etnicas, a los grupos nacionales y a las colonias de las potencias europeas la secesion, si asi lo decidian los colectivos afectados, o a expresar su deseo de continuar en el seno de un Estado. En los terminos del Decreto sobre la Paz, adoptado por el Gobierno sovietico en 1917 siguiendo las tesis de Lenin <<Si una nacion cualquiera es mantenida por la fuerza dentro de los limites de un Estado; si, a pesar del deseo por ella expresado--bien sea a traves de la prensa, en las asambleas populares, en las decisiones de los partidos, o por medio de motines e insurrecciones contra la opresion nacional--, no se le concede el derecho a decidir mediante votacion libre, despues de la retirada completa de las tropas de la nacion conquistadora o que sea en terminos generales mas poderosa, de decidir sin la menor restriccion la cuestion de las formas politicas de su existencia, la incorporacion de esta nacion al Estado constituye una anexion, es decir, una conquista y un acto de violencia>> (20). Este ideal protector de las minorias nacionales y colectivos oprimidos tenia para Lenin un limite: el Socialismo. En caso de conflicto entre el principio de libre determinacion y el alcance de los postulados socialistas los segundos debian prevalecer (21). Lenin, como los lideres de la URSS posteriormente, hizo un uso estrategico, subordinado, del principio respecto de las minorias etnicas y nacionales, si bien el apoyo al principio fue mas coherente respecto de la descolonizacion.

Por su parte, la concepcion que el Presidente Wilson tenia del principio de libre determinacion de los pueblos experimento una evolucion. En los primeros anos, y antes del fin de la Primera Guerra Mundial, libre determinacion equivalia para el Presidente Wilson a auto--gobierno democratico, es decir, a la capacidad de las minorias y naciones existentes en Estados ya constituidos a estar representados de forma democratica en la gestion del gobierno de dichos Estados pero sin romper con ellos, algo similar a lo que hoy seria la version interna del principio de libre determinacion. Sin embargo, el Presidente Wilson estuvo de acuerdo con el desmembramiento de los imperios austrohungaro y otomano con base en las distintas naciones que los componian con posterioridad a la Gran Guerra. La motivacion principal para la separacion de los grandes imperios en naciones era la de evitar tensiones y con ello nuevas guerras, si bien resultaba tambien coherente con la idea de que el Gobierno debia ser aceptado de forma democratica por los gobernados. El Presidente Wilson evito tambien en su famoso discurso de los catorce puntos referirse de forma explicita a la libre determinacion de los pueblos, y mas aun equiparar el mismo a secesion incluso violenta, como si hacia Lenin, si bien hasta seis de los 14 puntos de dicho discurso guardaban relacion con el principio de libre determinacion (22). Del mismo modo, un mes despues, en su discurso de los cuatro principios, Wilson proclamaba la vigencia del principio de libre determinacion al tiempo que cautelosamente senalaba que las aspiraciones nacionales debian recibir la maxima satisfaccion pero de forma tal que no se introdujeran nuevos antagonismos o discordias ni perpetuar los ya existentes (23).

De hecho, en los anos que siguieron a la invocacion del principio de libre determinacion de los pueblos en la esfera internacional, tanto por Lenin como por Wilson, el mismo fue claramente ignorado, habida cuenta de que numerosos territorios cambiaron de soberania mediante tratados, algunos secretos, en ausencia de plebiscitos (24), y sin exigir que el nuevo gobierno adoptara una forma democratica coherente con la denominada autodeterminacion <<interna>>. En este contexto, la creacion de la Sociedad de Naciones por el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919, tampoco modifico esta situacion. El articulo 22 del Pacto de la Sociedad de Naciones establecia un sistema de mandatos mediante el cual las colonias de los perdedores de la Gran Guerra (Alemania y Turquia) se ponian bajo la tutela de algunos Estados (mandatarios) en nombre de la Sociedad de Naciones. No obstante, si bien algunos territorios consiguieron practicamente su independencia gracias a este sistema, el mismo no se basaba en el principio de libre determinacion de los pueblos, ademas de referirse exclusivamente a los territorios coloniales--no a minorias etnicas o nacionales--y de excluir cualquier derecho a la autodeterminacion o representacion interna. De hecho, durante esta primera fase de la evolucion del principio de libre determinacion, el mismo no adquirio rango juridico vinculante en Derecho internacional, quedando por tanto como un postulado politico. Asi lo concluyo una Comision de juristas de la Sociedad de Naciones, en el caso de las islas Aaland (1920), que habian manifestado su deseo de anexionarse a Suecia, dejando por tanto de ser finlandesas, en los siguientes terminos: <<Aunque el principio de libre determinacion de los pueblos ocupa un lugar importante en el pensamiento politico moderno, sobre todo desde la guerra mundial, conviene destacar que no figura recogido en el Pacto de la Sociedad de Naciones. Y la consagracion de este principio en cierto numero de tratados internacionales no basta para considerarlo como una de las reglas positivas del Derecho de Gentes ... El Derecho internacional positivo no reconoce, pues, a colectivos nacionales, como tales, el derecho a separarse por un simple acto de voluntad del Estado del que forman parte>> (25).

III. Segunda etapa: Naciones Unidas y la descolonizacion

La adopcion de la Carta de las Naciones Unidas en 1945, no supuso, por si misma, un cambio notable en la evolucion del principio de libre determinacion. El principio aparece en dos ocasiones en el articulado de la Carta, ambas referencias promovidas por la U.R.S.S. (26), que sin embargo tenian un caracter programatico y no fueron desarrolladas. Asi, el articulo 1.2 senala como uno de los propositos de la nueva organizacion el de fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio [...] de la libre determinacion de los pueblos. Asimismo, el articulo 55 dispone, en el marco de la cooperacion internacional economica y social, que la nueva organizacion promovera una serie de medidas con el <<proposito de crear las condiciones de estabilidad y bienestar necesarias para las relaciones pacificas y amistosas entre las naciones, basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinacion de los pueblos>>. Por ultimo, como senalo BROWNLIE, el articulo 76(b) de la Carta, relativo a la administracion fiduciaria, si bien no mencionaba el principio, hacia tambien referencia a <<los deseos libremente expresados de los pueblos interesados.>>

Tres anos mas tarde, la Declaracion Universal de Derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolucion 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948, no hacia mencion al principio de libre determinacion. De hecho, tanto la Carta como la Declaracion reconocian el hecho colonial, e incluso lo perpetuaban al regular la primera su funcionamiento (arts. 73-91) y solicitar la segunda, respecto de los derechos y libertades en ella reconocidos, su reconocimiento y aplicacion universales y efectivos, <<tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdiccion>> (27). Sin embargo, las continuas reclamaciones de los territorios coloniales, junto con el apoyo que a las mismas brindaban relevantes Estados de la nueva organizacion como la URSS, llevaron a la Asamblea General de la ONU a adoptar la resolucion 1514 (XV), de 14 de diciembre de 1960, y su Declaracion sobre la concesion de la independencia a los paises y pueblos coloniales, en la que se afirma con rotundidad que <<Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinacion; en virtud de este derecho, determinan libremente su condicion politica y persiguen libremente su desarrollo economico, social y cultural.[Ademas]En los territorios en fideicomiso y no autonomos y en todos los demas territorios que no han logrado aun su independencia deberan tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios, sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados, y sin distincion de raza, credo, ni color, para permitirles gozar de una libertad y una independencia absolutas>> (28).

Esta resolucion se referia ademas a las colonias (territorio no autonomos en terminos de la Carta) como territorios que estan separados geograficamente del pais que los administra y son distintos de este en sus aspectos etnicos o culturales (29), doctrina esta conocida como del agua azul (blue water) o agua salada, que requeria un espacio maritimo entre el territorio metropolitano y el territorio colonial y que habia sido propuesta por los Estados americanos para rechazar que el derecho de libre determinacion pudiera ser aplicado a poblaciones aborigenes de Estados ya existentes (30). De facto, la calificacion de territorio colonial la realizaria posteriormente el Comite de la Descolonizacion que creo la Asamblea General con su resolucion 1654 (XVI), de 27 de noviembre de 1961. La resolucion 1514 (XV) concluia con una referencia a la necesidad de respetar el principio de integridad territorial, tanto de los Estados ya existentes como de los nuevos Estados que surgieran de la descolonizacion (31). Un dia despues, mediante la resolucion 1541 (XV), la Asamblea General de las Naciones Unidas aclaro que el ejercicio del principio de la libre determinacion por un pueblo colonial no tenia que conllevar necesariamente la independencia, como se desprendia de la resolucion 1514(XV), sino que dicho pueblo podia tambien optar por la asociacion y la integracion en un Estado pre-existente, que podia ser el metropolitano u otro (32).

La concepcion del principio como un derecho de los pueblos coloniales a la independencia, asociacion o integracion, se mantuvo en la resolucion 2625(XXV) de la Asamblea General de Naciones Unidas, de 24 de octubre de 1970, que contiene la Declaracion relativa a los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperacion entre los estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas (33). Con base en este marco, entre 1945 y 2003, 70 territorios no autonomos segun el capitulo xi de la Carta optaron por la independencia, 14 se integraron en otro Estado y 4 eligieron un estatuto de asociacion con otro (34). El principio de libre determinacion se convirtio por tanto en el vehiculo elegido para llevar a cabo la descolonizacion (35).

IV. Tercera etapa: el principio de libre determinacion y los pueblos no coloniales

Desde finales de la decada de los sesenta del siglo XX, y definitivamente desde los anos setenta del pasado siglo, una nueva etapa comienza en la evolucion del derecho de libre determinacion de los pueblos. Encauzado el proceso descolonizador, y consolidado el derecho de los pueblos coloniales a la libre determinacion a nivel incluso de costumbre internacional (36), la atencion de la comunidad internacional relativa a este principio se gira hacia otros pueblos distintos de los coloniales, espoleada por el lenguaje de la Resolucion 2625(XXV) de 1970, que reconocia a todos los pueblos la posibilidad de adquirir, aparte de la independencia, la libre asociacion o la integracion reconocida por resoluciones anteriores a los pueblos coloniales, <<la adquisicion de cualquier otra condicion politica libremente decidida por un pueblo>> como una forma del ejercicio del derecho de libre determinacion de ese pueblo.

Dos tipos de <<pueblos>> no coloniales han protagonizado desde entonces el debate en torno al alcance del principio de libre determinacion, a saber, los pueblos indigenas y los pueblos nacionales. Respecto de los primeros, en el marco de Naciones Unidas se suele utilizar la definicion de pueblo indigena formulada por el Relator Especial de las Naciones Unidas de la Comision de Derechos Humanos sobre la situacion de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indigenas, el ecuatoriano Jose R. Martinez Cobo, a pesar de que existen otras incluidas en textos juridicos (37). Segun esta definicion

<<Son comunidades, pueblos y naciones indigenas los que, teniendo una continuidad historica con las sociedades anteriores a la invasion y precoloniales que se desarrollaron en sus territorios, se consideran distintos de otros sectores de las sociedades que ahora prevalecen en esos territorios o en partes de ellos. Constituyen ahora sectores no dominantes de la sociedad y tienen la determinacion de preservar, desarrollar y transmitir a futuras generaciones sus territorios ancestrales y su identidad etnica como base de su existencia continuada como pueblos, de acuerdo con sus propios patrones culturales, sus instituciones sociales y sistemas legales>> (38).

El Convenio 169 de lo Organizacion Internacional del Trabajo de 1989, del que Espana es parte, reconoce <<las aspiraciones de esos pueblos a asumir el control de sus propias instituciones y formas de vida y de su desarrollo economico y a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones [si bien] dentro del marco de los Estados en que viven>> (39). Mas recientemente, la Declaracion sobre los Derechos de los Pueblos Indigenas, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 13 de septiembre de 2007, tras mas de 20 anos de debates, reconoce el derecho de estos pueblos a la libre determinacion, en concreto a determinar libremente su condicion politica y perseguir libremente su desarrollo economico, social y cultural, conforme a su articulo 3. Sin embargo, la Declaracion niega con rotundidad que este derecho pueda menoscabar el principio de integridad territorial de los Estados en los que viven estos pueblos en su articulo 4640. En el mismo sentido, el Proyecto de Declaracion Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indigenas, elaborado en el marco de la Organizacion de Estados Americanos, estipula que <<Los pueblos indigenas tienen derecho a la libre determinacion. En virtud de ese derecho determinan libremente su condicion politica y persiguen libremente su desarrollo economico, social y cultural>> (41). El proyecto limita, en su articulo XX, el ejercicio de la libre determinacion de estos pueblos a la autonomia o al autogobierno en las cuestiones relacionadas con sus asuntos internos y locales, asi como a disponer de medios para financiar sus funciones autonomas, y excluye explicitamente cualquier afectacion con base en el mismo a la integridad territorial de los Estados en su articulo iv (42). En suma, la libre determinacion de los pueblos indigenas no incluye, como en el caso de los pueblos coloniales, el derecho a la secesion del Estado en el que viven (43).

Mas incierto es el estado de la cuestion respecto de los pueblos nacionales fuera del ambito colonial. En concreto, en esta tercera etapa se ha planteado si los mismos tienen tambien derecho a la libre determinacion y, en ese caso, si ese derecho es similar al de los pueblos coloniales en el sentido de que puede dar lugar, si asi lo desean, a la independencia. Respecto de estas minorias o pueblos nacionales, en el marco de Naciones Unidas se suele utilizar la clasica definicion dada en 1977 por Francesco Capotorti, Relator Especial de la Subcomision de Prevencion de Discriminaciones y Proteccion a las Minorias en el siguiente sentido: <<Un grupo numericamente inferior al resto de la poblacion de un Estado, que se encuentra en una posicion no dominante y cuyos miembros, que son nacionales del Estado, poseen caracteristicas etnicas, religiosas o linguisticas diferentes de las del resto de la poblacion y manifiestan, aunque solo sea implicitamente, un sentimiento de solidaridad para preservar su cultura, sus tradiciones, su religion o su idioma>> (44). A nivel regional se suele hacer tambien referencia a la definicion incluida en el articulo 1 de la Resolucion 1201 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa de 1 de febrero de 1993 (45).

Respecto de estos pueblos, Hannum ha constatado que a partir de la decada de los setenta del pasado siglo, en esta tercera etapa de evolucion del principio de libre determinacion, hay cierta confusion entre los postulados de las dos etapas anteriores, a saber, los relativos a la necesidad de un gobierno democratico y representativo para ejercer el principio que defendia el Presidente Wilson durante la primera etapa, con los del derecho de un pueblo a obtener la independencia del Estado del que forma parte, reconocido a los pueblos coloniales en la segunda etapa descrita en la seccion anterior (46). En efecto, una de las cuestiones mas debatidas en el Derecho internacional contemporaneo es la de si los pueblos nacionales pueden, con base en el derecho de libre determinacion, acceder a la independencia de los Estados de los que forman parte si asi lo expresan de forma democratica.

El punto de partida del debate doctrinal y practico sobre la autodeterminacion de los pueblos nacionales lo constituyen, por un lado, el articulo 1 comun del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Politicos y del Pacto Internacional de Derechos Economicos, Sociales y Culturales, que senala que <<Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinacion>> y, por otro, la Declaracion aneja a la resolucion 2625 (XXV), en concreto su parrafo septimo, en el que se incluye la denominada como clausula de salvaguardia. En primer lugar, en relacion con los Pactos, intensas negociaciones tuvieron lugar en la Comision de Derechos Humanos de Naciones Unidas y en la propia Asamblea General para elaborar un Pacto de derechos civiles, politicos, economicos, sociales y culturales en el que se reconoceria como derecho el de libre determinacion. Como es sabido, la distinta entidad que algunos miembros de Naciones Unidas otorgaban a unos derechos (los civiles y politicos) frente a otros (los economicos, sociales y culturales) determino que se tuvieran que adoptar dos pactos en diciembre de 1966, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Politicos y el Pacto Internacional de Derechos Economicos, Sociales y Culturales, que entraron en vigor en 1976, y que cuentan con mas de 110 ratificaciones. No obstante, el primer articulo de ambos Pactos es identico, y recoge el derecho de libre determinacion en los siguientes terminos:

<<1. Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinacion. En virtud de este derecho establecen libremente su condicion politica y proveen asimismo a su desarrollo economico, social y cultural.

2. Para el logro de sus fines, todos los pueblos pueden disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales, sin perjuicio de las obligaciones que derivan de la cooperacion economica internacional basada en el principio de beneficio reciproco, asi como del derecho internacional. En ningun caso podra privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia.

3. Los Estados Partes en el presente Pacto, incluso los que tienen la responsabilidad de administrar territorios no autonomos y territorios en fideicomiso, promoveran el ejercicio del derecho de libre determinacion, y respetaran este derecho de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas>>.

La mencion en el primer apartado del articulo a <<Todos los pueblos>> parece hacer referencia a pueblos coloniales y no coloniales, incluidos los nacionales. Sin embargo, del estudio de los trabajos preparatorios, de las votaciones de las distintas comisiones que se encargaron de redactar este articulo, y de los documentos publicados por algunos de los negociadores se desprende que la vision mayoritaria, al menos en el momento de la adopcion de los mencionados Pactos--no necesariamente en el momento de su entrada en vigor--era que el derecho de libre determinacion iba destinado exclusivamente a los pueblos coloniales, que podrian alcanzar la independencia con base en el mismo (47).

No obstante, la cuestion distaba de ser pacifica, como demostro la reserva que India formulo al articulo 1 de ambos Pactos, mediante la que senalaba que el derecho de libre determinacion se referia exclusivamente a los pueblos coloniales, y que fue objetada por los Paises Bajos, Alemania y Francia en el sentido de que dicho articulo se referia a todos los pueblos, y por tanto no solo a los coloniales (48).

Tambien a nivel regional el principio de libre determinacion se ha consolidado como un derecho. Asi, el Acta Final de Helsinki, un texto politico firmado por 35 Estados europeos en el marco de la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperacion en Europa de 1975, senalaba en su Principio VIII que <<En virtud del principio de la igualdad de derechos y libre determinacion de los pueblos, todos los pueblos tienen siempre el derecho, con plena libertad, a determinar cuando y como lo deseen, su condicion politica interna y externa, sin injerencia exterior, y a proseguir, como estimen oportuno, su desarrollo politico, economico, social y cultural>>. La lectura de este parrafo, y en particular la referencia a <<siempre>> y a la condicion politica <<interna y externa>> invita a pensar en un alcance mayor para el derecho de libre determinacion, despojado ya entonces de su limitacion al ambito colonial. Sin embargo, la lectura de otros principios incluidos en el mismo documento, en concreto el Principio III, relativo a la inviolabilidad de las fronteras (49), y del Principio IV, de integridad territorial de los Estados (50), asi como de los trabajos preparatorios de este documento y del Documento de Clausura de la reunion de Viena de 1989, que incluia de nuevo el texto del Principio VIII, descartan que el alcance del principio de libre determinacion en el marco de Estados ya constituidos fuera del ambito colonial pueda equivaler a un derecho a la secesion o independencia (51).

Del mismo modo, la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, aprobada el 27 de julio de 1981, durante la XVIII Asamblea de Jefes de Estado y Gobierno de la Organizacion de la Unidad Africana, reunida en Nairobi, Kenia, y que entro en vigor el 21 de octubre de 1986, reconoce tambien el derecho de libre determinacion de todos los pueblos:

<<1. Todos los pueblos tendran derecho a la existencia. Tendran el incuestionable e inalienable derecho a la autodeterminacion. Decidiran libremente su status politico y procuraran su desarrollo economico y social segun la politica que ellos mismos hayan escogido libremente.

2. Los pueblos colonizados u oprimidos tendran derecho a liberarse de las ataduras de la dominacion recurriendo a cualquier medio reconocido por la comunidad internacional.

3. Todos los pueblos tendran derecho a la ayuda de los Estados firmantes de la presente Carta en su lucha por la liberacion de la dominacion extranjera, ya sea politica, economica o cultural>>.

Como se ha observado, los Estados que surgieron de la descolonizacion, la mayor parte de ellos africanos, han mantenido una vision particularmente restrictiva del derecho a la libre determinacion desde su independencia, lo que cabe explicar en base a la heterogeneidad de los pueblos y etnias de Africa, y a la necesidad de reforzar las estructuras de Estado, las fronteras y la integridad territorial de los relativamente recientes Estados africanos (52). Lo mismo se ha afirmado mas recientemente respecto de Estados surgidos de declaraciones unilaterales de independencia realizadas por minorias nacionales (53).

En segundo lugar, la denominada clausula de salvaguardia incluida en la Resolucion 2625(XXV) establece lo siguiente: <<Ninguna de las disposiciones de los parrafos precedentes se entendera en el sentido de que autoriza o fomenta cualquier accion encaminada a quebrantar o menospreciar, total o parcialmente, la integridad territorial de Estados soberanos e independientes que se conduzcan de conformidad con el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinacion de los pueblos antes descritos y esten, por tanto dotados de un gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin distincion por motivo de raza, credo o color>>. Posteriormente, la Declaracion de Viena de 25 de junio de 1993, aprobada por consenso por representantes de 171 Estados recogia practicamente el mismo texto (54), como tambien haria la resolucion 50/6, de 24 de octubre de 1995, adoptada con motivo del cincuentenario de las Naciones Unidas (55). Esta clausula fue fruto de un compromiso entre potenciales occidentales como Estados Unidos, que pretendian extender el derecho de libre determinacion a todos los pueblos, y los paises americanos y africanos, muchos de ellos antiguas colonias, unidos a los socialistas, que se oponian a ello. El texto final, con base en una propuesta italiana y otra libanesa, restringe ese derecho a aquellos pueblos que esten sometidos por gobiernos que discriminen por motivos de raza, credo o color (56).

De la lectura de la clausula de salvaguardia parece desprenderse que el derecho de libre determinacion para los pueblos que no son coloniales exige que los Estados en los que habitan dichos pueblos no les discriminen, ni les persigan por motivos de raza, credo o color. Como se ha afirmado, se trata del derecho de un pueblo a elegir su propio regimen economico y politico (57), pero dentro de las fronteras del Estado del que el pueblo forma parte. No es un derecho, por tanto, a la independencia del Estado del que forma parte sino a participar en la res publica del mismo (58). A este respecto, como han sostenido Gutierrez Espada y Cervell Hortal (59), el articulo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Politicos recogeria la esencia, el alma, de la autodeterminacion interna. Segun este precepto

<<Todos los ciudadanos gozaran [...] sin restricciones indebidas, de los siguientes derechos y oportunidades:

a) Participar en la direccion de los asuntos publicos, directamente o por medio de representantes libremente elegidos;

b) Votar y ser elegidos en elecciones periodicas, autenticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresion de la voluntad de los electores;

c) Tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones publicas de su pais>> (60).

En este contexto, con base en la clausula de salvaguardia de la Resolucion 2625(XXV), si los gobiernos de dichos Estados se comportan de este modo, es decir, si se conducen de conformidad con el principio de libre determinacion asi entendido, entonces su integridad territorial estara protegida, o, en los terminos de la clausula, <<ninguna de las disposiciones de los parrafos precedentes se entendera en el sentido de que autoriza o fomenta cualquier accion encaminada a quebrantar o menospreciar, total o parcialmente, la integridad territorial de Estados soberanos e independientes>>. Por el contrario, en caso de que los Estados con minorias nacionales discriminen, persigan u opriman a estas, cabria entender de la lectura de la clausula que dejan de estar protegidos por el principio de integridad territorial (61).

Sin embargo, uno de los principales estudiosos del principio de libre determinacion, el profesor y juez Cassese anadia al estudio de los origenes de la clausula de salvaguardia que, con independencia de las vicisitudes que sufrio el texto de la misma, se desprendia con claridad de las posturas de los diferentes Estados, y especialmente de la practica estatal, que la clausula de salvaguardia no pretendia extender el derecho a la secesion a los pueblos nacionales (62). Esta opinion se veria reforzada por la propia Resolucion 2625(XXV) que anade despues de la clausula de salvaguardia una ultima frase destinada a reforzar el principio de integridad territorial:

<<Todo Estado se abstendra de cualquier accion dirigida al quebrantamiento parcial o total de la unidad nacional e integridad territorial de cualquier otro Estado o pais>>.

En el mismo sentido cabria entender tambien las famosas palabras del Secretario General de la Organizacion de las Naciones Unidas, U-THANT, en el ano de la adopcion de la Resolucion 2625(XXV):

<<En su calidad de Organizacion internacional, la ONU no ha aceptado nunca, no acepta y pienso que no aceptara jamas el principio de secesion de una parte de uno de sus Estados miembros>> (63).

Ahora bien, si el derecho a la secesion se excluye, incluso ante discriminaciones notables, persecucion u opresion de las minorias nacionales, resulta dificil determinar que consecuencia conllevaria el incumplimiento del principio de libre determinacion por parte de gobiernos que discriminen por motivos de raza, credo o color o, en los terminos de la clausula de salvaguardia en sus dos versiones mas recientes, por gobiernos dotados de un gobierno que no represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin distincion alguna.

Ante esta situacion, numerosos autores han concluido que, en casos extremos de discriminacion, persecucion u opresion de una minoria nacional por parte del gobierno del Estado en el que viven, la clausula de salvaguardia ampara la secesion de la minoria nacional objeto de la discriminacion o persecucion (64). Esta lectura de la clausula de salvaguardia, conocida como la de secesion como remedio (remedial secession), nos parece, como se ha expuesto anteriormente, que es la que mejor se ajusta al texto de la mencionada clausula, y asi lo sostiene gran parte de la doctrina mas autorizada (65). En este sentido, Soroeta Liceras llega a afirmar que la secesion como remedio es, esencialmente, un termino sinonimo al de clausula de salvaguardia (66).

Esta interpretacion, que se desprendia tambien del Informe de la Comision de Expertos nombrada por el Consejo de la Sociedad de Naciones en relacion con las Islas Aland (67), ha sido avalada por la conocida sentencia del Tribunal Supremo de Canada de 28 de agosto de 1998 sobre Quebec. En esta sentencia el Tribunal Supremo canadiense distingue entre libre determinacion interna y externa (68), y senala, tras constatar que el principio de libre determinacion ha sido reconocido en documentos que consistentemente subrayaban tambien la importancia del principio de integridad territorial, que un Estado cuyo gobierno representa a la totalidad del pueblo o pueblos residentes en su territorio, sobre una base de igualdad y sin discriminacion, y respetando los principios de la libre determinacion en sus propias disposiciones internas, tiene derecho a la proteccion en virtud del derecho internacional de su integridad territorial (69). Asimismo, el Tribunal Supremo canadiense admitio, si bien con reservas (70), la posibilidad de que el Derecho internacional acepte la secesion de pueblos no coloniales u oprimidos por una potencia extranjera, es decir de pueblos o minorias nacionales, como ultima ratio, en el caso de que dicha minoria no pueda ejercer su derecho a la libre determinacion interna (71).

El derecho a la libre determinacion interna, y la posibilidad de la secesion como ultimo remedio ha sido tambien reconocida en dos decisiones de la Comision Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, en concreto en los asuntos Katangese Peoples' Congress c. Zaire y Kevin Mgwanga Gunme c. Camerun (72). Tomuschat anade que la independencia y posterior reconocimiento de Bangladesh es un ejemplo de secesion como remedio (73). Sin embargo, otro reconocido sector doctrinal, entre los que se incluye el actual Secretario General del prestigioso Instituto de Derecho Internacional, el Profesor Kohen, rechaza que la clausula de salvaguardia pueda amparar la secesion de pueblos no coloniales. Segun estos autores, la clausula de salvaguardia fue redactada en el contexto de la situacion existente en Sudafrica y Rodesia, y sin pretension alguna de promover la secesion ni siquiera ante casos de regimenes racistas. Ademas, la secesion, argumentan, es una solucion que conlleva la perdida de territorio de un Estado de forma permanente, mientras que la discriminacion o la persecucion pueden haber sido temporales y, por tanto, la solucion deberia ser la de obligar al gobierno del Estado en cuestion a cesar la violacion de los derechos humanos de las minorias o pueblos afectados (74).

Estos autores se apoyan ademas en algunos documentos de Naciones Unidas en los que, en efecto, la Organizacion se muestra contraria a la fragmentacion del principio de integridad territorial de los Estados por parte de las minorias nacionales. Por ejemplo, en el Informe del Secretario General de 17 de junio de 1992, titulado: <<Un Programa de Paz, Diplomacia preventiva, establecimiento de la paz y mantenimiento de la paz>> se afirma con rotundidad que <<Las Naciones Unidas no han cerrado sus puertas, pero si cada grupa etnico, religioso o linguistico pretendiera formar un Estado, la fragmentacion no tendria fin, con lo que serian aun mas dificiles de alcanzar la paz, la seguridad y el bienestar economico para todos. [...] No puede permitirse que en el periodo que se avecina dos elementos de gran valor e importancia, a saber la soberania y la integridad territorial de los Estados dentro del sistema internacional establecido, por una parte, y el principio de libre determinacion de los pueblos, por la otra, actuen de manera antagonica.>>

En un sentido similar, el Comite para la Eliminacion de la Discriminacion Racial (<<CERD>> por sus siglas en ingles), organo de expertos independientes encargado de supervisar la aplicacion de la Convencion Internacional sobre la Eliminacion de todas las Formas de Discriminacion Racial concluyo, en su Recomendacion General 21, que <<el derecho internacional no ha reconocido el derecho general de los pueblos a declarar unilateralmente su secesion de un Estado>> (75). Mas recientemente, en un sentido similar, la Mision Internacional Independiente de Investigacion del Conflicto de Georgia, encargada por la Union Europea, concluyo que conforme al derecho internacional el derecho de autodeterminacion del que gozan las regiones de Osetia del Sur y Abjasia no equivale a la secesion fuera del contexto colonial (76). Se trataria, por tanto, de un derecho al ejercicio de la autodeterminacion interna (77). A este respecto, cabe preguntarse si la intencion original de la clausula de salvaguardia, tal y como ha sido interpretada con vigor doctrinal por Cassese, asi como la posicion sostenida en los documentos de Naciones Unidas de principios o mediados de los anos noventa del pasado siglo no se ha visto superada por la reaccion de la comunidad internacional y de la doctrina, e incluso de la propia Corte Internacional de Justicia, ante acontecimientos mas recientes, particularmente en relacion con la desintegracion de Yugoslavia, donde pueblos nacionales han accedido a la independencia y han sido reconocidos como tales por la comunidad internacional, siendo el ultimo de ellos el pueblo de Kosovo, y aun por otros ejemplos mas controvertidos en los que la poblacion de parte del territorio de un Estado, en concreto la poblacion que habita el territorio de Crimea en Ucrania, decidio anexionarse a Rusia.

La cuestion central del debate sobre la libre determinacion de los pueblos nacionales en los ultimos anos ha girado en torno a Kosovo. Como es sabido, Kosovo se declaro independiente de forma unilateral el 17 de febrero de 2008, a pesar la oposicion del Estado del que formaba parte, Serbia, y de la resolucion 1244 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de 10 de junio de 1999, en la que se exigia la apertura de un <<proceso politico dirigido al establecimiento de un acuerdo-marco politico interino, que prevea para Kosovo una autonomia considerable, que tenga en cuenta los acuerdos de Rambouillet y el principio de soberania e integridad territorial de Yugoslavia ...>>.

La Corte Internacional de Justicia se pronuncio en 2010 sobre la declaracion unilateral de independencia de Kosovo, afirmando que la misma no fue contraria al Derecho internacional. La Corte eludio no obstante pronunciarse sobre las cuestiones de fondo en dicho asunto (78), lo que ha sido muy criticado por la doctrina nacional e internacional (79). De hecho la Corte hizo caso omiso de los argumentos formulados por numerosas partes intervinientes, incluido el Reino de Espana, que afirmaban que la declaracion unilateral vulneraba, inter alia, el principio de soberania e integridad territorial, que dicho principio no podia considerarse inferior jerarquicamente al de libre determinacion de los pueblos a la luz de la Resolucion 2625 (XXV), que se aplica tanto a las relaciones de un Estado con terceros Estados como en el marco de las relaciones intraestatales, o que en la practica del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no se podian encontrar precedentes en los que se hubiera prescindido de dicho derecho, y de hecho que en el caso de Kosovo esto era especialmente patente con base en la Resolucion 1244 (1999) (80). En todo caso, desde su declaracion de independencia, mas de 100 Estados han reconocido a Kosovo como Estado, siendo los Estados Unidos de America uno de los primeros. Ademas, varias organizaciones internacionales han aceptado a Kosovo como miembro. Asi, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial lo hicieron en 2009, el Banco Europeo de Reconstruccion y Desarrollo lo hizo en 2012, y el Banco de Desarrollo del Consejo de Europea lo hizo en 2013. Por otro lado, Kosovo ha sido admitido como miembro por la Comision de Venecia del Consejo de Europa y por el Comite Olimpico Internacional en 2014.

Los partidarios del reconocimiento de Kosovo como Estado suelen subrayar que se trata de un caso de secesion como remedio debido a la persecucion que el pueblo kosovar sufrio por parte del regimen de Milosevic, y unico, debido a la intervencion armada de la OTAN y a la administracion internacional del territorio por varios anos, por lo que no debe ser considerado como un precedente para otros pueblos nacionales (81). En el mismo sentido se pronunciaba antes de la declaracion de independencia el Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas, Marthi Ahtisaari cuando defendia la independencia de Kosovo afirmando que <<Kosovo es un caso especial que requiere una solucion especial [y que] no crea un precedente para otros conflictos sin resolver>> (82). En el mismo sentido, el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de la Union Europea, en su sesion de 18 de febrero de 2008, tras recordar su adhesion a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Acta final de Helsinki, incluidos el principio de integridad territorial y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad, consideraron la declaracion unilateral de independencia de Kosovo como un caso sui generis que no debia ser interpretado como un precedente para otros casos (83). Esta posicion comun no permitio obviamente ocultar el profundo desacuerdo entre la mayoria de Estados Miembros de la UE, partidarios de la independencia de Kosovo, y la minoria representada por paises como Espana y Chipre frontalmente opuestos a dicha independencia (84). Sin embargo, como adelantaba el Juez Koroma en su opinion disidente (85), a pesar de todas estas declaraciones, el dictamen de la Corte en el asunto de Kosovo es percibido sin duda como un precedente por aquellos pueblos no coloniales que pretenden la independencia del Estado del que forman parte, y para los Estados que los apoyan. Lo anterior se puso de manifiesto el 26 de agosto de 2008 cuando Rusia reconocio como Estados independientes a los territorios georgianos de Abjasia y Osetia del Sur pese a la oposicion de Georgia. En el anuncio de la firma de los decretos presidenciales por los que se reconocia la independencia de las dos regiones separatistas, el presidente ruso Medvedev menciono el asunto de Kosovo como precedente (86), y con base en este justifico su decision en un articulo publicado en el diario Financial Times al dia siguiente (87). A este respecto, como ha sostenido Dugard, es improbable que Rusia hubiera intervenido de la forma en que lo hizo en el conflicto georgiano, y que hubiera reconocido la independencia de Abjasia y Osetia del Sur en ausencia del precedente de Kosovo (88). Asimismo, el caso de Kosovo habria obrado tambien como precedente para la anexion de Crimea por parte de Rusia (89), claramente contraria al Derecho internacional por vulnerar, inter alia, la integridad territorial de Ucrania (90). Asi lo reconocio el Presidente ruso Vladimir Putin al afirmar que Kosovo fue un precedente porque <<la situacion es completamente la misma que Crimea>>. Putin anadio tambien que Occidente sostuvo en el caso de Kosovo que <<no hacian falta las autoridades centrales para reconocer a un estado como soberano>> y la ONU y la Corte Internacional de Justicia se mostraron de acuerdo. <<Presionaron a todos para que reconocieran a Kosovo y ahora se indignan, ?por que?>> (91). Como concluyo Dugard en su Curso de la Academia de la Haya, el reconocimiento de Kosovo por mas de 100 Estados, incluyendo a Francia, Reino Unido, Estados Unidos o Alemania ha hecho que Kosovo sea percibido como un precedente para otras minorias y pueblos nacionales (92).

Este autor tambien senalo que el dictamen de la Corte, y no solo los reconocimientos, tambien debe ser considerado como un precedente, al menos en relacion con las siguientes afirmaciones realizadas por la Corte, a saber, que una declaracion unilateral de independencia que no viola una norma de ius cogens no es contraria al Derecho internacional, que el Derecho internacional prohibe declaraciones unilaterales de independencia que violan normas de ius cogens, que el principio de integridad territorial se limita a la esfera de las relaciones entre Estados, y que una minoria en un territorio, en el presente caso los albano-kosovares, puede constituir un <<pueblo>> a los efectos del Derecho internacional (93).

En suma, durante la tercera fase de evolucion, el derecho de libre determinacion se extiende a los pueblos indigenas y nacionales. En el caso de los primeros, se reconoce el derecho de estos pueblos a determinar libremente su condicion politica y perseguir libremente su desarrollo economico, social y cultural pero dentro de las fronteras del Estado en el que viven. En el caso de los pueblos nacionales que viven en un Estado soberano, <<si bien pendiente queda aun la concrecion ultima del principio [a ellos aplicable]>> (94), cabe afirmar que se les reconoce el derecho de autodeterminacion interna, es decir, a no ser discriminados ni perseguidos y a participar en la gestion de la res publica, por contraposicion a la autodeterminacion externa de los pueblos coloniales u ocupados que equivale a la independencia de estos (95). Por otro lado, durante esta etapa, la corriente doctrinal que consideraba la posibilidad de una secesion para los pueblos nacionales como ultimo remedio en caso de ser discriminados o perseguidos por parte del gobierno del Estado en el que viven se ha visto reforzada por la independencia de Bangladesh primero, y por el masivo reconocimiento de Kosovo como Estado independiente despues, asi como por los posicionamientos del Tribunal Supremo de Canada y de la Comision Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

V. ?Hacia una cuarta etapa basada en el derecho democratico de los pueblos nacionales a la independencia?

El 27 de septiembre de 2012 el Parlamento de Cataluna adopto la Resolucion 742/IX en la que <<proclama solemnemente, tal como ya ha hecho en otras ocasiones trascendentales, el derecho imprescriptible e inalienable de Cataluna a la autodeterminacion, como expresion democratica de su soberania como nacion>> (96). Posteriormente, el 23 de enero de 2013, el Parlamento de Cataluna aprobo la Resolucion 5/X, bajo el titulo <<Declaracion de soberania y del derecho a decidir del pueblo de Cataluna>>, y cuyo primer apartado afirmaba que <<[E]l pueblo de Cataluna tiene, por razones de legitimidad democratica, caracter de sujeto politico y juridico soberano>> (97). Mas recientemente, la Resolucion 1/XI sobre el inicio del proceso politico en Cataluna como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015, afirma, en su apartado segundo <<El Parlamento de Cataluna declara solemnemente el inicio del proceso de creacion de un estado catalan independiente en forma de republica>> (98).

El interrogante que plantean estas resoluciones de una institucion publica como el Parlamento de Cataluna, a los efectos del presente estudio, es si el Derecho internacional, y en concreto el de libre determinacion, podria amparar, en una cuarta fase de su evolucion, la secesion unilateral de pueblos nacionales si asi lo decide democraticamente su poblacion, en este caso representada por el Parlamento de Cataluna, en ausencia de discriminacion o persecucion en el sentido de la clausula de salvaguardia de la Resolucion 2625(XXV). A este respecto, si bien la poblacion de Cataluna puede ser considerada como una minoria nacional a los efectos de la Resolucion 1201 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa de 1 de febrero de 1993 mencionada anteriormente (99), y, como hemos visto, el Dictamen de la Corte Internacional de Justicia en el asunto de Kosovo avalaria que las minorias nacionales puedan ser consideradas como pueblos a los efectos del derecho de libre determinacion, el Derecho internacional actual reconoceria el derecho de libre determinacion interna al pueblo catalan, derecho que en nuestra opinion ya ejerce, pero no el derecho a la autodeterminacion externa o a la secesion unilateral.

Lo anterior obedece a que el Estado espanol se conduce conforme al principio de libre determinacion en el sentido de la Resolucion 2625(XXV), pues no puede afirmarse que la poblacion catalana este discriminada, excluida del gobierno o de la administracion publica o, menos aun, perseguida u oprimida, y esto hace que la integridad territorial del Estado espanol este protegida por lo dispuesto clausula de salvaguardia de la Resolucion 2625(XXV) asi como por otros textos como el Acta Final de Helsinki y en la Declaracion de Viena.

Esta opinion es ampliamente compartida por la doctrina, que senala que el denominado <<derecho a decidir>> al que se hace referencia con frecuencia desde ambitos politicos de Cataluna no existe en Derecho internacional. Estos autores distinguen tambien, acertadamente en mi opinion, el contexto que dio lugar al reconocimiento de Kosovo por parte de una gran parte de la comunidad internacional y al Dictamen de la Corte Internacional de Justicia en ese asunto, y concluyen por tanto que una declaracion unilateral de independencia por parte de Cataluna no estaria amparada por el Derecho internacional (100).

Mas recientemente, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Kimoon ha recordado, en relacion con la situacion en Cataluna y el derecho de libre determinacion, que Espana es un estado soberano y que Naciones Unidas respeta la integridad territorial y la soberania de los estados, anadiendo que, en su opinion, Cataluna no es un territorio sin autogobierno a los que sea de aplicacion el derecho de libre determinacion (101). Por otro lado, la mencionada Resolucion 1/XI del Parlamento de Cataluna sobre el inicio del proceso politico en Cataluna como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015, afirma, en su apartado sexto, que <<El Parlamento de Cataluna, como depositario de la soberania y como expresion del poder constituyente, reitera que esta camara y el proceso de desconexion democratica del Estado espanol no se supeditaran a las decisiones de las instituciones del Estado espanol, en particular del Tribunal Constitucional, que considera falto de legitimidad y de competencia a raiz de la sentencia de junio de 2010 sobre el Estatuto de autonomia de Cataluna, votado previamente por el pueblo en referendum, entre otras sentencias>> (102). A este respecto, conviene precisar que la ignorancia de las resoluciones del Tribunal Constitucional no estaria avalada por legalidad internacional. En este sentido cabe citar la reciente opinion de la Comision de Venecia relativa a las reformas adoptadas por el Parlamento Polaco a la Ley reguladora del Tribunal Constitucional de Polonia. En esta opinion, y con referencias a su practica anterior, la Comision de Venecia concluye que una mayoria parlamentaria no debe ignorar las resoluciones del Tribunal Constitucional, pues lo anterior vulnera el Estado de Derecho, y puede poner en peligro la democracia y los derechos humanos conforme a estandares nacionales, europeos e internacionales (103).

En suma, a tenor del contenido del derecho de libre determinacion aplicable a los pueblos nacionales descrito en las secciones anteriores, y de la postura adoptada por la doctrina internacionalista que ha estudiado el pretendido derecho a la secesion unilateral de Cataluna con arreglo a Derecho internacional, cabe concluir que en el momento presente el derecho a la libre determinacion de los pueblos en su dimension aplicable a los pueblos nacionales como Cataluna no ampararia una secesion no consensuada de este territorio con el Estado espanol.

VI. Conclusiones

A la luz de las consideraciones anteriores, podemos deducir las siguientes conclusiones. En primer lugar, durante la primera fase de evolucion del principio de libre determinacion, es decir, desde 1916 y hasta la creacion de las Naciones Unidas, a pesar de las referencias al mismo como un derecho, tanto por parte de Lenin como de Wilson, y antes otros como Stalin, el principio no adquirio rango juridico en Derecho internacional, quedando por tanto relegado a la categoria de postulado politico o idea-fuerza, utilizada ademas de forma estrategica y sesgada en funcion de los intereses de las distintas potencias. Este postulado politico inicial resulto, sin embargo, determinante para las siguientes etapas de evolucion del principio, debido en especial, al empeno que algunos actores, como la U.R.S.S. pusieron en incorporar el principio a la Carta de Naciones Unidas.

En segundo lugar, tras la creacion de la Organizacion de las Naciones Unidas, y en concreto en la decada de los 60 del siglo XX, el principio de libre determinacion experimenta una transformacion fundamental, a saber, la de su conversion en un derecho reconocido por el ordenamiento juridico internacional, tanto por resoluciones de la Asamblea General, en las que se aceptaba la secesion de las colonias con base en el mismo, como por los Pactos internacionales firmados en 1966, que desarrollaban la dimension democratica del mismo. Se trataba, no obstante, de un derecho limitado al ambito colonial, no desplegando efectos juridicos fuera del mismo. Con base en este marco, la mayoria de territorios no autonomos segun el capitulo XI de la Carta alcanzaron la independencia, y otros optaron por la asociacion con el Estado que habitaban.

En tercer lugar, a partir de 1970, con la Resolucion 2625(XXV) de la Asamblea General y la entrada en vigor de los Pactos Internacionales de derechos humanos en 1976, el derecho de libre determinacion se extiende a los pueblos indigenas y nacionales. En el caso de los primeros, diversos instrumentos internacionales reconocen el derecho de estos pueblos a determinar libremente su condicion politica y a perseguir libremente su desarrollo economico, social y cultural pero dentro de las fronteras del Estado en el que viven, es decir, excluyendo de su alcance la independencia o secesion unilateral. Por otro lado, en el caso de los pueblos nacionales que viven en un Estado soberano, con base en la clausula de salvaguardia de la Resolucion 2625(XXV) y la interpretacion de <<todos los pueblos>> que se hace a partir de este momento de los Pactos Internacionales, se reconoce el derecho de estos pueblos a no ser discriminados ni perseguidos y a participar en la gestion de la res publica. Ademas, durante esta etapa, una corriente doctrinal muy numerosa--que este autor suscribe--ha aceptado la posibilidad de que los pueblos nacionales puedan acceder a la secesion no consensuada como ultimo remedio en caso de ser discriminados o perseguidos por parte del gobierno del Estado en el que viven, tesis que ha sido apoyada en los ultimos anos por diversas resoluciones de instituciones nacionales e internacionales.

En cuarto lugar, el derecho a la libre determinacion de los pueblos, en su dimension aplicable a los pueblos nacionales como Cataluna, no ampara secesiones no consensuadas basadas exclusivamente en el deseo de independencia manifestado de forma pacifica y democratica por una minoria o pueblo nacional, en ausencia de discriminacion o persecucion previa por parte del Estado en el que habita dicha minoria en el sentido de la clausula de salvaguardia de la Resolucion 2625(XXV).

Por ultimo, casi 50 anos despues de la adopcion de la Resolucion 2625(XXV), y a sabiendas de que se trata de una propuesta de lege ferenda con escasos visos de ver la luz, seria quiza conveniente que la Asamblea General se volviera a pronunciar sobre el principio de libre determinacion de los pueblos en un contexto ahora si claramente post-colonial, clarificando en concreto su contenido en relacion con los pueblos nacionales, y posiblemente tambien respecto de los pueblos indigenas. Lo anterior podria llevarse a cabo, de forma similar a como propuso Crawford en 1996 respecto del reconocimiento de Estados (104), a traves de una declaracion preparada por la Comision de Derecho Internacional que precisara en que situaciones y bajo que premisas un pueblo nacional podria considerarse discriminado o excluido en el sentido de las Resoluciones 2625(XXV) de 1970 y 50/6 de 1995, y que consecuencias tendria dicha situacion, es decir, si como sugiere parte de la doctrina, la comunidad internacional deberia obligar al Estado que discrimina o excluye a dejar de hacerlo o, como sugiere otra parte de la doctrina y este autor suscribe, si ante ciertos casos extremos de discriminacion o persecucion cabria la secesion no consensuada.

Ademas, y para reducir el riesgo que para el principio de integridad territorial podria conllevar una declaracion como la propuesta, seria conveniente que el Consejo de Seguridad tuviera que pronunciarse sobre el cumplimento por parte de un pueblo nacional de los requisitos mencionados, habida cuenta especialmente de que el Consejo de Seguridad tendra que pronunciarse eventualmente sobre la admisibilidad del nuevo Estado surgido de la secesion no consensuada en la Organizacion de las Naciones Unidas conforme al articulo 4.2 de la Carta.

Una resolucion de este tipo no parece en la actualidad probable a tenor, inter alia, de la reciente Declaracion conjunta de la Federacion Rusa y la Republica Popular China sobre la promocion del Derecho internacional, de 25 de junio de 2016 (105), en la que resulta muy llamativo que ambas potencias, al mencionar los principios basicos del Derecho internacional, no hagan referencia explicitamente al de libre determinacion, como si hacen respecto de otros como el de la igualdad soberana, si bien mencionan genericamente los principios incluidos en la Resolucion 2625 (XXV), entre los que esta el de libre determinacion de los pueblos. De hecho, ambas potencias afirman que se guiaran tambien por los conocidos Cinco Principios de Coexistencia Pacifica formulados por China, India y Myanmar en 1954, entre los que no figura el de libre determinacion de los pueblos, pero si <<el respeto a la soberania e integridad territorial de cada pais>> (106).

RECIBIDO: 20 DE SEPTIEMBRE DE 2016 / ACERADO: 29 DE SEPTIEMBRE DE 2016

DOI: 10.15581/010.32.259-295

Juan Jorge Piernas Lopez

Profesor Contratado Doctor de Derecho internacional Publico

Universidad de Murcia

jjpiernas@um.es

(1) Lenin, V I., Obras Escogidas, Lawrence and Wishart, Londres, 1969, Tomo V (1913-1916), p. 152.

(2) Discurso del Presidente Wilson ante la primera Asamblea Anual de la Liga para fomentar la Paz, Washington, D. C., 27 de mayo de 1916. En su version original el Presidente Wilson afirmo <<We believe these fundamental things: First, that every people has a right to choose the sovereignty under which they shall live>>. En el mismo acto se produjo el levantamiento de Pascua irlandes contra la autoridad del Reino Unido.

(3) Sentencia de 30 de junio de 1995, Asunto de Timor Oriental (Portugal c. Australia), CIJ Recueil 1995, 102, parrafo 29.

(4) Pacto internacional de Derechos civiles y politicos y Pacto internacional de Derechos economicos, sociales y culturales. Adoptados y abiertos a la firma, ratificacion y adhesion por la Asamblea General en su Resolucion 2200 A (xxi), de 16 de diciembre de 1966, entraron en vigor el 23 de marzo de 1976, vease su articulo comun 1.1.

(5) Vease a este respecto, e,g., Kreijen, G., State Failure, Sovereignty And Effectiveness: Legal Lessons from the Decolonization of Sub-Saharan Africa, Martinus Nijhoff Publishers, Leiden-Boston, 2004, especialmente en pp. 127-141.

(6) Vease sobre estos pueblos y su derecho a la libre determinacion, de contenido distinto, y mas reducido que el de los pueblos coloniales, Castellino, J., <<International Law and Self-determination Peoples, Indigenous Peoples and Minorities>>, en Walter, C.; Ungern-Sternberg, A. y Abushov, K. (eds.), Self-Determination and Secession in International Law, Oxford University Press, Oxford, 2014; Torrecuadrada Garcia-Lozano, S., Los pueblos indigenas en el orden internacional, Dykinson, Madrid, 2001; o Meijknecht, A., Towards International Personality: The Position of Minorities and Indigenous Peoples in International Law, Antwerpen/Groningen, Intersentia, 2001.

(7) Asi, entre otras obras pueden citarse las siguientes Marino Menendez, F. M., <<Naciones Unidas y el derecho de autodeterminacion>>, en Marino Menendez, F. M. (ed.), Balance y perspectivas de Naciones Unidas en el cincuentenario de su creacion, Universidad Carlos III de Madrid-BOE, Madrid, p. 105; Gutierrez Espada, C, <<El derecho de libre determinacion de los pueblos>>, en Ansuategui Roig, F.; De Asis Roig, F.,; Rodriguez uribes, J. M.; Peces-Barba, G. y Fernandez Garcia, E. (dirs.), y Iglesias Garzon, A. (coord.), Historia de los derechos fundamentales, vol. 3, tomo 4, Dykinson, Madrid, 2013, pp. 635-685; y Gutierrez Espada, C. y Bermejo Garcia, R., <<El derecho de libre determinacion de los pueblos no coloniales a la luz del Derecho Internacional>>, en Solozabal, J.J., La autodeterminacion a debate, Fundacion Pablo Iglesias, Madrid, 2014, pp. 93-118.

(8) Para un analisis de la invocacion de este principio antes de 1916 vease, e.g., Fabry, M., Recognizing States. International Society and the Establishment of New States Since 1776, Oxford University Press, Oxford-New York 2010, i.e. p. 9: <<State recognition can be said to have (a) emerged over two centuries ago as a full-fledged practice in response to the idea of self- determination of peoples and (b) altered with changes in its understanding that occurred since that time>>.

(9) Vease para un analisis desde los origenes del principio con el principio de las nacionalidades en el siglo XVIII, Gutierrez Espada, C., <<El derecho de libre determinacion de los pueblos>>, op. cit.

(10) Lenin, V.I., Obras Escogidas, Lawrence and Wishart, Londres, 1969, Tomo V (1913-1916), p. 152.

(11) Discurso del Presidente Wilson ante la primera Asamblea Anual de la Liga para fomentar la Paz, Washington, D. C., 27 de mayo de 1916. En su version original el Presidente Wilson afirmo <<We believe these fundamental things: First, that every people has a right to choose the sovereignty under which they shall live>>.

(12) Vease a este respecto, por ejemplo, Seara Vazquez, M., Derecho Internacional Publico, Porrua, Mexico DF, 203 [20a ed.], p. 81.

(13) Raic, D., Statehood and the Law of Self-Determination, Martinus Nijhoff Publishers, Leiden, Boston, 2002, p. 175.

(14) Cassese, A., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., pp. 12-13.

(15) Como ha sintetizado Raic, <<Thus, within the framework of the ideology of nationalism <<the conception of individual self-determination as a corollary of democracy>> as expressed in the American and the French Revolution shifted, in the words of Carr, <<to the conception of nationality as an objective right to independent statehood>>, Raic, D., Statehood and the Law of Self-Determination, Martinus Nijhoff Publishers, Leiden, Boston, 2002, p. 176.

(16) En este contexto, como afirmaba Mazzini, <<The Countries of the People will rise, defined by the voice of the free, upon the ruins of the countries of the Kings and privileged castes. Between these Countries there will be harmony and brotherhood>>. Vease esta cita de Mazzini, G., recogida por Beales, D.E.D., Mazzini and the Revolutionary Nationalism, en Thomson, D. (ed.), Political Ideas, Penguin, Londres, 1969, citado por CASSESE, A., Self- determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., p. 13.

(17) Vease a este respecto Brownlie, I., 43.1. Brownlie, <<An Essay in the History of the Principle of Self-Determination>>, Grotius Society Papers, 1968, p. 93-94.

(18) Sobre el diferente contexto en el que las colonias britanicas, espanolas y portuguesas vease Medina Ortega, M., El derecho de secesion en la Union Europea, Ed. Marcial Pons, Madrid, 2014, pp. 143-147.

(19) Cita de Stuart Mill, J., recogida por Hannum, H., <<Rethinking Self- Determination>>, Virginia Journal of International Law, 34, no. 1 (1993), p. 3.

(20) Reed, J., Diez dias que estremecieron al mundo (Ten days that shook the world), ed. Txalaparta, Tafalla, 2006 (original 1919), p. 118.

(21) Como acertadamente cita Cassese <<Which should be put first, the right of nations to self-determination, or socialism? [Lenin] asked rethorically. His answer was <<Socialism>>. Cassese, A., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., p. 18.

(22) Discurso pronunciado el 8 de enero de 1918 en sesion conjunta del Congreso de los Estados Unidos de America. En concreto, los siguientes puntos estan relacionados estrechamente con el principio de libre determinacion: Punto V: <<Reajuste, absolutamente imparcial, de las reclamaciones coloniales, de tal manera que los intereses de los pueblos merezcan igual consideracion que las aspiraciones de los gobiernos, cuyo fundamento habra de ser determinado>>; Punto IX <<Reajuste de las fronteras italianas de acuerdo con el principio de la nacionalidad>>; Punto X: <<Oportunidad para un desarrollo autonomo de los pueblos del Imperio Austrohungaro>>; Punto XI: <<Evacuacion de Rumania, Serbia y Montenegro, concesion de un acceso al mar a Serbia y arreglo de las relaciones entre los estados balcanicos de acuerdo con sus sentimientos y el principio de nacionalidad>>; Punto xiI: <<Seguridad de desarrollo autonomo de las nacionalidades no turcas del Imperio otomano, y el Estrecho de los Dardanelos libres para toda clase de barcos>>, y Punto XIII <<Declarar a Polonia como un estado independiente, que ademas tenga acceso al mar>>. Vease a este respecto Raic, D., Statehood and the Law of Self- Determination, op. cit., p. 181.

(23) Discurso del Presidente Wilson al Congreso, en sesion conjunta, de 11 de febrero de 1918: <<[...] peoples and provinces are not to be bartered about from sovereignty to sovereignty as if they were mere chattels and pawns in a game, even the great game, now forever discredited, of the balance of power; [...] all well defined national aspirations shall be accorded the utmost satisfaction that can be accorded them without introducing new or perpetuating old elements of discord and antagonism that would be likely in time to break the peace of Europe and consequently of the world.>> (cursiva anadida).

(24) Hannum senala que algunos plebiscitos si se organizaron, pero fueron minoria y no afectaron a los territorios mas significativos de la situacion de posguerra. Vease a este respecto Hannum, H., <<Rethinking Self-Determination>>, op. cit., p. 5.

(25) Dictamen consultivo de 5 de septiembre de 1920, Journal Officiel de la Sociedad de Naciones, suplemento especial no. 3, octubre 1920, 5. Vease a este respecto tambien Gutierrez Espada, C. y Cervell Hortal, M. J., El Derecho Internacional en la encrucijada. Curso General de Derecho Internacional Publico, Trotta, Madrid, 2012 [3a ed.], p. 601. No obstante, la Comision de juristas nombrada por la Sociedad de Naciones adelanto una nocion que anos mas tarde cobraria mucho protagonismo en el desarrollo del principio de libre determinacion al concluir que <<the separation of a minority from the State of which it forms a part and its incorporation in another State can only be considered as an altogether exceptional solution, a last resort when the State lacks either the will or the power to enact and apply just and effective guarantees>>. Idem, 28.

(26) Brownlie, I., 43.1. Brownlie, <<An Essay in the History of the Principle of Self-Determination>>, Grotius Society Papers, 1968, p. 98 <<The fact remains that amendments were proposed jointly by the United States, U.S.S.R., United Kingdom and China on 5 May 1945 which introduced the provisions now embodied as Article 1, paragraph 2, and Article 55 of the Charter. Both amendments referred to relations among nations "based on respect for the principle of equal rights and self-determination of peoples". The amendments were instigated by the U.S.S.R.>>.

(27) Declaracion Universal de Derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolucion 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948, preambulo.

(28) Declaracion sobre la concesion de la independencia a los paises y pueblos coloniales, aprobada por la resolucion 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 14 de diciembre de 1960, 947a sesion plenaria.

(29) Resolucion 1541 (XV), principio IV.

(30) Vease a este respecto, por ejemplo, CLAVERO, B., Derecho indigena y cultura constitucional en America, Siglo XXI, Mexico, 1994, p. 62.

(31) Declaracion sobre la concesion de la independencia a los paises y pueblos coloniales, aprobada por la resolucion 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 14 de diciembre de 1960, 947a sesion plenaria, apartados 4, 6 y 7.

(32) Resolucion 1541 (XV), anexo, principios VII, VIII y IX.

(33) En el marco de la aplicacion del principio de la igualdad soberana de derechos y de la libre determinacion de los pueblos la Declaracion relativa a los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperacion entre los estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas estipulaba que <<El establecimiento de un Estado soberano e independiente, la libre asociacion o integracion con un Estado independiente o la adquisicion de cualquier otra condicion politica libremente decidida por un pueblo constituyen formas del ejercicio del derecho de libre determinacion de ese pueblo.>>

(34) Crawford, J., The creation of States, Oxford University Press, Oxford, 2006.

(35) Castellino, J., <<International Law and Self-determination Peoples, Indigenous Peoples and Minorities>>, en waiter, C., ungern-Sternberg, A. y Abushov, K. (eds.), Self-Determination and Secession in International Law, Oxford University Press, Oxford, 2014, p. 30, o Rigo Sureda, A., The evolution of the right of self-determination: A study of United Nations practice, Sijthoff, Leiden, 1973.

(36) Vease por ejemplo a este respecto la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia sobre Timor oriental (Portugal c. Australia) de 30 de junio de 1995.

(37) Como la definicion que da el Convenio relativo a la proteccion e integracion de las poblaciones indigenas y de otras poblaciones tribuales y semitribales en los paises independientes: <<Poblaciones tribales o semitribales que habitan en territorios de paises independientes contemplados como indigenas por descender directamente de los habitantes que moraban el pais o region geografica a la que pertenece el pais en el tiempo de conquista o colonizacion, y que, independientemente del regimen legal, siguen viviendo mas en conformidad con las instituciones sociales, economicas y culturales de sus ancestros que con las actuales del pais al que pertenecen>>. C107 Organizacion Internacional del Trabajo, Convenio sobre poblaciones indigenas y tribuales, 1957 (no. 107). (Entrada en vigor: 02 junio 1959).

(38) Estudio del Problema de la Discriminacion contra las Poblaciones Indigenas, del Relator Especial de la Subcomision de Prevencion de Discriminaciones y Proteccion a las Minorias (UN Doc. E/CN.4/Sub.2/1986/7/Add.4 (1986)).

(39) Parrafo quinto de su Preambulo (Convenio numero 169 de la OIT, hecho en Ginebra el 27 de junio de 1989, y ratificado por Espana el 29 de enero de 2007, BOE de 8 de marzo).

(40) Articulos 46.1: <<Nada de lo contenido en la presente Declaracion se interpretara en el sentido de que confiere a un Estado, pueblo, grupo o persona derecho alguno a participar en una actividad o realizar un acto contrarios a la Carta de las Naciones Unidas, ni se entendera en el sentido de que autoriza o alienta accion alguna encaminada a quebrantar o menoscabar, total o parcialmente, la integridad territorial o la unidad politica de Estados soberanos e independientes.>>

(41) Articulo III del Proyecto, aprobado el 10 de febrero de 2015--Decimoquinta Reunion de Negociaciones para la Busqueda de Consensos y el 17 y 18 de mayo de 2016--Decimonovena Reunion de Negociaciones para la Busqueda de Consensos.

(42) Articulo xx del Proyecto, aprobado el 9 de marzo de 2015--Decimosexta Reunion de Negociaciones para la Busqueda de Consensos. El articulo Iv, aprobado el 18 de mayo de 2016-- Decimonovena Reunion de Negociaciones para la Busqueda de Consensos, establece lo siguiente: <<Nada de lo contenido en la presente Declaracion se interpretara en el sentido de que confiere a un Estado, pueblo, grupo o persona derecho alguno a participar en una actividad o realizar un acto contrarios a la Carta de la Organizacion de los Estados Americanos y a la Carta de las Naciones Unidas, ni se entendera en el sentido de que autoriza o alienta accion alguna encaminada a quebrantar o menoscabar, total o parcialmente, la integridad territorial o la unidad politica de Estados soberanos e independientes.

(43) Vease tambien a este respecto Gutierrez Espada, C. y Cervell Hortal, M. J., El Derecho Internacional en la encrucijada. Curso General de Derecho Internacional Publico, op. cit., p. 596 y Torrecuadrada Garcia-Lozano, S., Los pueblos indigenas en el orden internacional, Dykinson, Madrid, 2001.

(44) E/CN.4/Sub.2/384/Rev.1, parr. 568.

(45) Resolucion 1201 (1993) de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, art. 1: en el siguiente sentido <<La expresion 'minoria nacional' se refiere a un grupo de personas dentro de un Estado que: a. residen en el territorio de ese Estado y son sus ciudadanos; b. mantienen vinculos antiguos, firmes y duraderos con ese Estado; c. muestran caracteristicas distintivas etnicas, culturales, religiosas o linguisticas; d. son suficientemente representativas, aunque menores en numero que el resto de la poblacion de ese Estado o de una region de ese Estado; e. se encuentran motivadas por el deseo de preservar en su conjunto aquello que constituye su identidad comun, incluyendo su cultura, sus tradiciones, su religion y su lengua.>>

(46) Hannum, H., <<Rethinking Self-Determination>>, Virginia Journal of International Law, op. cit., p. 32.

(47) Vease a este respecto la opinion de un alto funcionario de los Estados Unidos de America que participo activamente en las negociaciones: <<[a pesar de la amplia formulacion del articulo 1 de los pactos el derecho de libre determinacion] would be understood in United Nations doctrine as a right belonging only to colonial peoples, which once it had been successfully exercised could not be invoked again, and it would not include a right of secession except for colonies>>. La cita aparece recogida por Hannum, H., <<Rethinking Self-Determination>>, op. cit., p. 5. Vease tambien Remiro Brotons, A., <<Desvertebracion del Derecho internacional en la sociedad globalizada>>, Cursos Euromediterraneos Bancaja de Derecho internacional, vol. V, 2001, p. 110 y Gutierrez Espada, C., <<El derecho de libre determinacion de los pueblos>>, op. cit., p. 655.

(48) Ibidem.

(49) Segun este principio <<Los Estados participantes consideran mutuamente como inviolables todas sus fronteras, asi como las fronteras de todos los Estados en Europa y en consecuencia se abstendran ahora y en el futuro de atacar dichas fronteras. En consecuencia, se abstendran tambien de toda exigencia o de todo acto encaminado a apoderarse y usurpar todo o parte del territorio de cualquier Estado participante.>>

(50) Segun este principio <<Los Estados participantes respetaran la integridad territorial de cada uno de los Estados participantes. Por consiguiente, se abstendran de toda accion incompatible con los propositos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, contra la integridad territorial, la independencia politica o la unidad de cualquier Estado participante, y en particular de cualquier accion semejante que constituya una amenaza o uso de la fuerza. Los Estados participantes se abstendran asimismo de hacer del territorio de cualquiera de ellos objeto de ocupacion militar o de otras medidas de fuerza directas o indirectas que contravengan el derecho internacional, u objeto de adquisicion mediante tales medidas o la amenaza de ellas. Ninguna de tales ocupacion o adquisicion se reconocera como legal.>>

(51) Documento de clausura de la reunion de Viena de 1986 de los representantes de los estados participantes en la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperacion en Europa, convocada sobre la base de las disposiciones del acta final relativas a la continuidad de la conferencia, Viena, 1989. Vease a este respecto tambien CASSESE, A., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., p. 287.

(52) Vease a este respecto, entre otros, Hannum, H., <<Rethinking Self- Determination>>, op. cit., p. 30 que recoge ademas la siguiente cita del profesor tanzano I. G. ShivjI: <<[E]xisting state practice in Africa ... has isolated one element in the principle [of self- determination], the element of anti-colonialism, and absolutised it. It has also raised the derivative elements, state sovereignty and territorial integrity ... to the level of the main principle.>>

(53) Vease en concreto, respecto de la declaracion de independencia de Kosovo, que no reconoce el derecho de autodeterminacion a las minorias que habitan ese territorio, Gutierrez Espada, C. y Bermejo Garcia, R., <<Kosovo de nuevo: apuntes criticos sobre su declaracion de independencia, su constitucion y otras reflexiones>>, Real Instituto Elcano, documento de trabajo no. 41/2008, Madrid, 2008, p. 11.

(54) Declaracion y Programa de Accion de Viena de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Naciones Unidas de 25 de junio de 1993 (1993), apartado I.2., <<[...] nada de lo anterior se entendera en el sentido de que autoriza o fomenta accion alguna encaminada a quebrantar o menoscabar, total o parcialmente, la integridad territorial o la unidad politica de Estados soberanos e independientes que se conduzcan de conformidad con el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinacion de los pueblos y esten, por tanto, dotados de un gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin distincion alguna.>>

(55) Resolucion 50/6, de 9 de noviembre de 1995, que incluye la Declaracion con motivo del cincuentenario de las Naciones Unidas: <<[nos comprometemos a] Seguir reafirmando el derecho de todos los pueblos a la libre determinacion, teniendo en cuenta la situacion particular de los pueblos sometidos a dominacion colonial o a otras formas de dominacion u ocupacion extranjeras, y reconociendo el derecho de los pueblos a tomar medidas legitimas, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, encaminadas a realizar su derecho inalienable a la libre determinacion. Nada de lo anterior se entendera en el sentido de que autoriza o fomenta accion alguna encaminada a quebrantar o menoscabar, total o parcialmente, la integridad territorial o la unidad politica de Estados soberanos e independientes que se conduzcan de conformidad con el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinacion de los pueblos y esten, por tanto, dotados de un gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin distincion alguna.>>

(56) Veanse a este respecto, Cassese, A., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., pp. 109-117; Tancredi, A., <<Secessione e Diritto Internazionale>>, Rivista di Diritto Internazionale, vol. LXXXI (1998), fasc. 3, p. 690. Vease tambien entre la doctrina Espanola Perea Unceta, J. A., <<El secesionismo catalan en el contexto del derecho internacional>>, Foro, Nueva epoca, vol. 17, no. 2 (2014), pp. 126-127.

(57) Cassese, C., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., especialmente p. 101.

(58) Vease sobre el principio de libre determinacion aplicable a los pueblos nacionales no coloniales, entre otros, Vease tambien Marino Menendez, F., <<Naciones Unidas y el derecho de autodeterminacion>>, en Marino Menendez, F. (ed.), Balance y perspectivas de naciones Unidas en el cincuentenario de su creacion, Univ. Carlos III-BOE, Madrid, 1996, pp. 77-110, especialmente pp. 85-86; Buchanan, A., Secesion, Causas y consecuencias del divorcio politico, Ariel, Barcelona, 2013 (edicion en espanol del libro publicado en 1991 con un interesante prologo sobre la situacion de Cataluna), Gutierrez Espada, C. y Cervell Hortal, M. J., El Derecho Internacional en la encrucijada. Curso General de Derecho Internacional Publico, Trotta, Madrid, 2012 [3a ed.], pp. 596-601; Cassese, A., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., especialmente pp. 346-59; Saenz DE Santamaria, P.A., <<La libre determinacion de los pueblos en la nueva sociedad internacional>>, en Cardona Llorens (coord.) Cursos euromediterraneos Bancaja de Derecho Internacional, Castellon de la Plana, 1997, pp. 113-204, especialmente pp. 152- 159; Thornberry, P., <<The Democratic or Internal Aspect of Self-Determination with Some Remarks on Federalism>>, en Tomuschat, C. (ed.), Modern Law of Self-Determination, Dordrecht, Nijhoff, 1993, pp. 101-138; o Rosas, A., <<Internal Self-Determination>>, en Tomuschat, C. (ed.), Modern Law of Self-Determination, op. cit., pp. 225-251.

(59) Vease a este respecto Gutierrez Espada, C. y Cervell Hortal, M. J., El Derecho Internacional en la encrucijada. Curso General de Derecho Internacional Publico, Trotta, Madrid, 2012 [3a ed.], p. 601.

(60) Adoptado y abierto a la firma, ratificacion y adhesion por la Asamblea General en su Resolucion 2200 A (xxi), de 16 de diciembre de 1966, entro en vigor el 23 de marzo de 1976, articulo 25.

(61) Tancredi, A., <<Secessione e Diritto Internazionale>>, op. cit., p. 690.

(62) Cassese, A., Self-determination of peoples. A legal reappraisal, op. cit., en especial en pp. 120-122 <<Whatever the intentions of the draftsmen and the result of their negotiations, and whatever the proper interpretation of the clause under discussion, it cannot be denied that State practice and the overwhelming view of States remain opposed to secession. Indeed, it seems that this is one of the few areas on which full agreement exists among all States.>>

(63) Conference de presse su Secretaire General, ONU. Chronique mensuelle, 7 (1970), no. 2,

(64) Vease a este respecto, por ejemplo, Crawford, J., The creation of States, Oxford University Press, Oxford, 2006, p. 119: <<At least it is arguable that, in extreme cases of oppression, international allows remedial secession to discrete peoples within a State, and that the <<safeguard clauses>> in the Friendly Relations and the Vienna Declaration recognize this, even if indirectly.>>; Tomuschat, C. <<Secession and Self-Determination>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), p. 177 <<International law, therefore, would recognize 'a continuum of remedies ranging from the protection of individual rights to minority rights, and ending with secession as the ultimate remedy', vease tambien en relacion con la cita BuchheiT, L.C., Secession, The Legitimacy of Self-Determination, Yale, New Haven, 1978, p. 222; Doehring, K., <<Self-Determination>>, en Simma, B. (ed.), The Charter of the United Nations: A Commentary, Oxford University Press, Oxford, 2nd ed., 2002, p. 58; o the right to unilateral secession 'arises only in the most extreme of cases and, even then, under carefully defined circumstances'. Shaw, M., International Law, Cambridge University Press, Cambridge, 6a ed., 2008. <<The only arguable exception to this rule that the right to external self-determination applies only to colonial situations (and arguably situations of occupation) might be where the group in question is subject to 'extreme and unremitting persecution' coupled with the 'lack of any reasonable prospect for reasonable challenge' [...]>> o Gutierrez Espada, C, <<El derecho de libre determinacion de los pueblos>>, op. cit., p. 672: <<el Derecho debe ser comprensivo con los pueblos a los que el Estado en el que viven arrinconan y maltratan.>>

(65) Vease en este sentido tambien la posicion de Dugard, J. y Raic, D., <<The role of recognition in the law and practice of secession>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 94 y ss.; Ouguergouz, F. y Tehindra-Zanariveio, D.L., <<The question of secession in Africa>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 257 y ss.; y Thio, L.A., <<International law and secession in the Asia and Pacific regions>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 297 y ss.

(66) Soroeta Liceras, J., <<La opinion consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre Kosovo de 22 de julio de 2010: Una interpretacion judicial sui generis para un caso que no lo es. Aplicabilidad de la clausula de salvaguardia de la Resolucion 2625 (xxv) o de la "secesion como remedio">>, Revista Electronica de Estudios Internacionales, no. 25 (2013), p. 28.

(67) League of Nations 'The Aaland Island Question: Report Submitted to the Council of the League of Nations by the Commission of Rapporteurs 16 April 1921' League of Nations Council Doc B.7 21/68/106, 28: <<The separation of a minority from the State of which it forms a part and its incorporation in another State can only be considered as an altogether exceptional solution, a last resort when the State lacks either the will or the power to enact and apply just and effective guarantees.>>

(68) Tribunal Supremo de Canada, Reference re Secession of Quebec, [1998] 2 SCR 217, 25506, apartado 126: <<The recognized sources of international law establish that the right to self-determination of a people is normally fulfilled through internal self-determination--a people's pursuit of its political, economic, social and cultural development within the framework of an existing state. A right to external self-determination (which in this case potentially takes the form of the assertion of a right to unilateral secession) arises in only the most extreme of cases and, even then, under carefully defined circumstances [...]>>.

(69) Id. 130: <<There is no necessary incompatibility between the maintenance of the territorial integrity of existing states, including Canada, and the right of a "people" to achieve a full measure of self-determination. A state whose government represents the whole of the people or peoples resident within its territory, on a basis of equality and without discrimination, and respects the principles of self-determination in its own internal arrangements, is entitled to the protection under international law of its territorial integrity.>>

(70) Id. Apartado 135: El Tribunal afirmo que resulta <<poco claro que esta <<tercera propuesta refleje actualmente un estandar bien establecido de Derecho internacional [...]>>

(71) Id., apartados 134-135: <<[...] the underlying proposition is that, when a people is blocked from the meaningful exercise of its right to self-determination internally, it is entitled, as a last resort, to exercise it by secession. The Vienna Declaration requirement that governments represent "the whole people belonging to the territory without distinction of any kind" adds credence to the assertion that such a complete blockage may potentially give rise to a right of secession. [...] Clearly, such a circumstance parallels the other two recognized situations in that the ability of a people to exercise its right to self-determination internally is somehow being totally frustrated. While it remains unclear whether this third proposition actually reflects an established international law standard, it is unnecessary for present purposes to make that determination.>>

(72) Katangese Peoples' Congress v. Zaire, Comm. No. 75/92 (2000) AHRLR 72 (ACHPR, 1995) (8 Ann. Activity Rep.); Kevin Mgwanga Gunme v. Cameroon, Comm. No. 266/2003, ACHPR, 26 Ann. Activity Rep. (2008-2009). En los terminos utilizados por la Comision en el segundo de los asuntos, con referencia al primero: <<It is the view of the Commission, however that, in order for such violations to constitute the basis for the exercise of the right to self-determination under the African Charter, they must meet the test set out in the Katanga case, that is, there must be: <<concrete evidence of violations of human rights to the point that the territorial integrity of the State Party should be called to question, coupled with the denial of the people, their right to participate in the government as guaranteed by Article 13.1>>. Veanse en relacion con estos casos ShelTON, D. <<Self-Determintaion in Regional Human Rights Law: From Kosovo to Cameroon>>, 105 AJIL (2011), 67; y Dugard, J., The Secession of States and Their Recognition in the Wake of Kosovo (Hague Academy of International Law), Martinus Nijhoff/Brill, Holanda, 2013, p. 87-88 y 214.

(73) Tomuschat, C., <<Seccesion and Self-determination>>, en Kohen, M. (ed.), Secession International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006, p. 42: <<as pointed out, the events leading to the establishment of Bangladesh and the events giving rise to Kosovo as an autonomous entity under international administration can both be classified as coming within the purview of remedial secession.>>

(74) Castellino, J., International Law and Self-determination, M. Nijhoff, La Haya-Boston-Londres, 2000, p. 40; Kohen, M.G. <<L'emploi de la force et la crise de Kosovo: Vers un nouveau desordre juridique international>>, Revue Belge de Droit International, XXXII, no. 1 (1999), pp. 127-129 y Kohen, M. G., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 10-11; ChrisTAKIS, T., <<The State as a 'primary fact': some thoughts on the principle of effectiveness>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 138 y ss.; Tancredi, A., <<A normative 'due process' in the creation of States through secession>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 171 y ss.; Corten, O., <<A propos d'un desormais 'classique': Le droit a l'autodetermination en dehors des situations de decolonisation, de Theodore Christakis>>, Revue Belge de Droit International, XXXII (1999), 1, pp. 329-349; y Corten, O., <<Are there gaps in the international law of secession?>>, en Kohen, M., Secession: International Law Perspectives, Cambridge University Press, Cambridge, 2006), pp. 231 y ss.; Kaczorowska, A., Public International Law, Fourth edition, Routledge, 2010, p. 607, o mas recientemente en Espana Medina Ortega, M., El derecho de secesion en la Union Europea, Marcial Pons, Madrid, 2014, p. 168.

(75) Recomendacion General XXI del Comite CERD (Sesion 48a), 23/08/1996 sobre el derecho de libre determinacion <<El Comite toma nota de que los grupos o minorias etnicos o religiosos hacen referencia frecuente al derecho a la libre determinacion como base de un presunto derecho a la secesion. A este respecto el Comite desea expresar las opiniones siguientes [...] El Comite subraya que, de conformidad con la Declaracion sobre las relaciones de amistad, ninguna de las medidas que adopte debera entenderse en el sentido de que autoriza o promueve la realizacion de accion alguna encaminada a quebrantar, total o parcialmente, la integridad territorial o la unidad politica de Estados soberanos e independientes que se comporten de conformidad con el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinacion de los pueblos, y cuenten con un gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin discriminacion por motivos de raza, creencia o color. A juicio del Comite, el derecho internacional no ha reconocido el derecho general de los pueblos a declarar unilateralmente su secesion de un Estado.>>

(76) Vease el resumen a este respecto del Informe de la Mision Internacional Independiente de Investigacion del Conflicto de Georgia, op. cit., vol. I, p. 17.

(77) Informe de la Mision Internacional Independiente de Investigacion del Conflicto de Georgia, encargado por la Union Europea bajo la direccion de la embajadora Dna. Heidi Tagliavini, publicado en septiembre de 2009, vol. I, p. 17.

(78) Esencialmente <<si un pueblo que forma parte, aun estando administrado internacionalmente, de un Estado soberano puede separarse del mismo unilateralmente; y, la otra, si en tales casos es conforme a Derecho o no el reconocimiento de la entidad secesionista>>. Gutierrez Espada, C. y Cervell Hortal, M. J., El Derecho Internacional en la encrucijada. Curso General de Derecho Internacional Publico, Trotta, Madrid, 2012 [3a ed.], p. 600.

(79) Adecuacion al Derecho internacional de la Declaracion Unilateral de Independencia en Kosovo de 22 de julio de 2010, ICJ Reports 2010. Vease sobre esta opinion, entre otros, Dugard, J., The Secession of States and Their Recognition in the Wake of Kosovo (Hague Academy of International Law), op. cit.; Hilpold, P. (ed.), Kosovo and International Law The ICJ Advisory Opinion of 22 July 2010, Brill, Leiden, 2012; y, entre nosotros, e.g. Gutierrez Espada, C. y Bermejo Garcia, R., <<De la Opinion consultiva de la Corte Internacional de Justicia, de 22 de julio de 2010, sobre Kosovo>>, Documento de Trabajo 35/2010, 10/11/2010, 1-13; Bermejo Garcia, R. y Gutierrez Espada, C. <<La declaracion unilateral de independencia de Kosovo a la luz de la opinion consultiva de la Corte Internacional de Justicia de 22 de julio de 2010 y de las declaraciones, opiniones individuales y disidentes a la misma>>, Anuario espanol de Derecho Internacional, vol. 26, 2010, pp. 7-59; EsposiTO, C., <<El discreto ejercicio de la funcion consultiva de la corte internacional de justicia en el asunto Kosovo>>, REDI, vol. LXIII (2011), 1 o LOPEZ-Jurado Romero DE LA Cruz, C., <<La secesion de territorios no coloniales y el soberanismo catalan>>, op. cit.

(80) Los convincentes argumentos del Reino de Espana pueden consultarse en el Written Statement of the Kingdom of Spain, de abril de 2009. Puede descargarse de la pagina web de la Corte Internacional de Justicia en el siguiente enlace <www.icj- cij.org/docket/index.php?p1=3&p2 = 1&k=21&case=141&code=kos&p3 = 1>. Un resumen de los argumentos principales relativos a los principios de integridad territorial y libre determinacion de los pueblos, elaborado por la directora del equipo que preparo la representacion de Espana y representante ante la Corte en dicho asunto, puede consultarse en Escobar Hernandez, C., <<La posicion del Reino de Espana en el procedimiento consultivo: una aproximacion general>>, REDI, no. 1 (2011), pp. 11-27, especialmente en pp. 16-21.

(81) Veanse, por ejemplo, a este respecto las declaraciones de la Secretaria de Estado de Estados Unidos Condoleezza Rice al anunciar el reconocimiento de Kosovo como Estado soberano e independiente por parte de Estados Unidos: <<The unusual combination of factors found in the Kosovo situation--including the context of Yugoslavia's breakup, the history of ethnic cleansing and crimes against civilians in Kosovo, and the extended period of UN administration--are not found elsewhere and therefore make Kosovo a special case. Kosovo cannot be seen as a precedent for any other situation in the world today>>. El discurso puede consultarse en el siguiente enlace: http://2001-2009.state.gov/secretary/rm/2008/02/100973.htm

(82) Informe del Enviado Especial del Secretario General sobre el estatuto futuro de Kosovo. Recomendacion: El estatuto de Kosovo debe ser la independencia, supervisada por la comunidad internacional, 5 (parrafo 15) (S/2007/168, 26 de marzo de 2007).

(83) Conclusiones del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores, Sesion 2851 del Consejo, de 18 de febrero de 2008: <<El Consejo reitera la adhesion de la UE a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Acta final de Helsinki, incluidos el principio de la integridad territorial y todas las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El Consejo subraya su conviccion de que ante el conflicto de la decada de los anos noventa, y el prolongado periodo de administracion internacional con arreglo a la RCSNU 1244, Kosovo constituye un caso sui generis que no pone en tela de juicio estos principios y resoluciones.>>. Sobre la reaccion de la UE a la declaracion de independencia de Kosovo veanse, entre otros, Tzifakis, N, <<The European Union in Kosovo Reflecting on the Credibility and Efficiency Deficit>>, Problems of Post-Communism, vol. 60, no. 1 (January- February 2013), pp. 43-54, especialmente en pp. 45-46 y Hughes, J, <<Paying for Peace: Comparing the EU's Role in the Conflicts in Northern Ireland and Kosovo>>, Ethnopolitics, vol. 8, nos 3-4 (2009), pp. 287-306, especialmente en pp. 297-302.

(84) Sobre los argumentos esgrimidos por los estados que han reconocido a Kosovo vease Bolton, G. y visoka, G, <<Recognizing Kosovo's independence: Remedial secession or earned sovereignty?>>, South East European Studies at Oxford, Occasional Paper No. 11/10, 2010.

(85) Opinion disidente, Juez Koroma, parr. 4, el Juez hablaba de un precedente muy peligroso: <<To accept otherwise, to allow any ethnic, linguistic or religious group to declare independence and break away from the territory of the State of which it forms part, outside the context of decolonization, creates a very dangerous precedent. Indeed, it amounts to nothing less than announcing to any and all dissident groups around the world that they are free to circumvent international law simply by acting in a certain way and crafting a unilateral declaration of independence, using certain terms.>>

(86) El anuncio puede consultarse en el siguiente enlace del gobierno ruso <http://archive.kremlin. ru/eng/speeches/2008/08/26/1543_type82912_205752.shtml>.

(87) El articulo del Presidente Medvedev puede aun consultarse en el siguiente enlace: <www.ft.com/ cms/s/0/9c7ad792-7395-11dd-8a66-0000779fd18c.html#axzz3MKMGANh1>.

(88) Dugard, J., The Secession of States and Their Recognition in the Wake of Kosovo (Hague Academy of International Law), Martinus Nijhoff/Brill, Holanda, 2013, p. 199-200. Vease tambien Ghazaryan, N., <<The ENP and the Southern Caucasus: Meeting the Expectations?>>, en Whitman, R. G. y Wolff, S. (eds.), The European Neighbourhood Policy in Perspective Context, Implementation and Impact, op. cit., p. 228, quien anade que la promesa de la OTAN de incluir a Georgia y Ucrania como miembros fue el desencadenante definitivo de la reaccion rusa para <<manipular>> la region.

(89) Bermejo Garcia, R., <<De Kosovo a Crimea: la revancha rusa>>, Revista Espanola de Derecho Internacional, 66, no. 2 (2014), pp. 307-312.

(90) Vease a este respecto, por ejemplo, la reaccion de la Union Europea negandose a reconocer la anexion de Crimea por parte de Rusia al tiempo que ha impuesto sucesivas sanciones a este pais y a las autoridades de Crimea por vulnerar el Derecho internacional. La Union Europea prorrogo las sanciones el pasado 15 de septiembre de 2016.

(91) Las declaraciones de Putin pueden consultarse en el siguiente enlace a la noticia de Europapress, publicada el 18/03/2014, <www.europapress.es/internacional/ noticia-putin-defiendecrimea-siempre-sido-rusa-equipara-caso-kosovo- 20140318140316.html>.

(92) Dugard, J., The Secession of States and Their Recognition in the Wake of Kosovo (Hague Academy of International Law), Martinus Nijhoff/Brill, Holanda, 2013, p. 199.

(93) Id., p. 200-201.

(94) Gutierrez Espada, C, <<El derecho de libre determinacion de los pueblos>>, op. cit., p. 679.

(95) Cancado Trindade, A. A., International Law for Humankind Towards a New Jus Gentium, Martinus Nijhoff Publishers, Leiden-Boston, 2010, p. 83: <<Recent developments in contemporary International Law disclose the dimensions both external and internal of the right of self-determination of peoples: the former means the right of every people to be free from any form of foreign domination, and the latter refers to the right of every people to choose their destiny and to affirm their own will, if necessary against their own government.>>

(96) Resolucion 742/IX del Parlamento de Cataluna, de 27 de septiembre de 2012, Parrafo 3 del apartado relativo al denominado derecho a decidir.

(97) Resolucion 5/X del Parlamento de Cataluna, de 23 de enero de 2013, apartado primero.

(98) Resolucion 1/XI del Parlamento de Cataluna, sobre el inicio del proceso politico en Cataluna como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015, apartado segundo. Otra resolucion de 6 de octubre de 2016 convoca un referendum unilateral de independencia para antes de finales de septiembre de 2017

(99) Vease en este sentido PEREA UNCETA, J.A., <<El secesionismo catalan en el contexto del derecho internacional>>, op. cit., p. 142.

(100) En este sentido destaca el detallado analisis de Pons Rafois, F.X., <<Legalidad internacional y derecho a decidir>>, Revista electronica de estudios internacionales, no. 27 (2014) y especialmente Cataluna: Derecho a decidir y Derecho internacional, Reus, Madrid, 2015. En el mismo sentido vease Martin Y Perez DE Nanclares, J., <<Reflexiones juridicas a proposito de una eventual declaracion unilateral de independencia de Cataluna: un escenario politico juridicamente inviable>>, Real Instituto Elcano, 2015; Carrillo Salcedo, J.A. <<Sobre el pretendido 'derecho a decidir' en el Derecho Internacional contemporaneo>>, El Cronista del Estado Social y Democratico de Derecho, no. 33 (enero de 2013), pp. 20-22, Perea Unceta, J.A., <<El secesionismo catalan en el contexto del derecho internacional>>, op. cit.; Lopez-Jurado Romero De La Cruz, C., <<La secesion de territorios no coloniales y el soberanismo catalan>>, op. cit.; Medina Ortega, M., El derecho de secesion en la Union Europea, Ed. Marcial Pons, Madrid, 2014; o Buchanan, S., Secesion, Ariel, Barcelona, 2013. Este ultimo autor considera precipitado el derecho a decidir defendido por los partidarios de la secesion en Cataluna, si bien considera que el Estado espanol deberia renegociar la autonomia de Cataluna pues, de lo contrario, se incrementarian los argumentos a favor de un derecho a la secesion no consensuada.

(101) Vease a este respecto la entrevista concedida a cuatro medios el 30 de octubre de 2015. La entrevista puede consultarse en el siguiente enlace <www.elmundo.es/espana/2015/10/30/5633b1 4cca4741b21d8b4614.html>.

(102) Resolucion 1/XI del Parlamento de Cataluna, sobre el inicio del proceso politico en Cataluna como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015, apartado sexto.

(103) Opinion no. 833/2015, European Commission for Democracy through Law (Venice Commission), Venecia, 11 de marzo de 2016. Vease por ejemplo el apartado 143: <<Not only the Polish Constitution but also European and international standards require that the judgments of a Constitutional Court be respected.>>

(104) Crawford, J., The creation of States, Oxford University Press, Oxford, 2006, pp. 757-759. En aquel momento el hoy Juez de la Corte Internacional de Justicia propuso, respecto de la secesion de Estados, a declaratory instrument (not in treaty form) setting out the intrinsic factors relevant to the decision whether an entity qualifies to be treated as a State, and eventually, a full member of the international community, and having full regard to modern State practice. Such an instrument might take the form of a General Assembly Resolution, or alternatively the Assembly might take note of the Commission's own conclusion in the matter.>>

(105) La Declaracion puede consultarse en ingles en la pagina web del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federacion Rusa: <www.mid.ru/en/foreign_policy/news/- /asset_publisher/cKNonkJE02Bw/content/id/2331698>.

(106) Los cinco principios son: respeto mutuo por la soberania y la integridad territorial, la no agresion mutua, la no interferencia en los asuntos internos de otros paises, igualdad y beneficio mutuo, y la coexistencia pacifica.
COPYRIGHT 2016 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Piernas Lopez, Juan Jorge
Publication:Anuario Espanol de Derecho Internacional
Date:Jan 1, 2016
Words:18906
Previous Article:La proteccion de los derechos humanos en el sistema interamericano: su evolucion y una vision actual.
Next Article:La respuesta del sistema de Naciones Unidas ante la situacion de crisis prolongada en Haiti.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters