Printer Friendly

... Y para los arabes: solo incertidumbre.

Las naciones de lo que podria llamarse "Mundo Arabe" siempre han sido un rompecabezas para la Casa Blanca. Los mandatarios estadunidenses suelen andar por ahi con pies de plomo, aunque sin dejar de intervenir para tratar de conservar la hegemonia occidental en esas tierras. Ahora, con el gobierno de Donald Trump, quien alardeaba en campana de que apaciguaria la zona a punta de bombardeos, todo mundo esta a la expectativa. Nadie sabe--ni el mismo--lo que hara el nuevo presidente de Estados Unidos.

Desde el punto de vista de sus seguidores, Donald Trump sera el presidente estadunidense que pondra orden en el Mundo Arabe o por lo menos asegurara una estabilidad que permita reducir al minimo la presencia ahi de tropas de su pais y los gastos que ello genera.

Esto significaria--segun los propositos declarados por Trump en su campana--: maniatar a Iran, destruir al Estado Islamico (El) y a Al Qaeda (AQ), neutralizar definitivamente a los palestinos, recuperar el control de Irak y su petroleo, terminar la guerra en Siria y Libia, darle la victoria a la faccion prosaudita en Yemen, regresar al presidente turco Recep Erdogan al rebano y reforzar al atosigado gobierno de Abdel Fatah Al Sisi en Egipto, ademas de pactar con el presidente ruso, Vladimir Putin, un reordenamiento de las hegemonias en la region.

Pero los detractores de Trump temen el desastre, el caos sobre el caos: el rompimiento del acuerdo nuclear con Iran, la caida de su gobierno reformista y una posible guerra; un segundo aire para las milicias yihadistas; una agudizacion del conflicto palestino-israeli con la aniquilacion del plan de biestatalidad; la balcanizacion de Irak, Siria, Libia y Yemen; una confrontacion creciente con Erdogan y la caida de Egipto en la guerra civil, ademas de un retroceso geoestrategico que seria aprovechado por Rusia.

Los primeros movimientos de Trump, sin embargo, no han servido para aclarar cuales seran sus ejes centrales de accion: si se apegara a sus multiples y a veces contradictorias declaraciones de campana, si matizara algunas y se desviara de otras para ajustarse a la realidad del Mundo Arabe, ni si tiene algun tipo de idea sobre lo que verdaderamente quiere o puede hacer.

Lo expreso con claridad Dennis Ross --enviado de los gobiernos de Bill Clinton y George Bush para la paz en Medio Oriente--cuando, como orador en una conferencia organizada por la comunidad judia de Londres, el pasado 29 de noviembre, fue invitado a pronosticar que hara Trump: "Deberia empezar por decir que !no tengo la menor idea! La idea de que hay alguien que sepa exactamente que va a hacer en Medio Oriente, como presidente, refleja cierta arrogancia, cuando lo que hace falta es cierta humildad".

Mas intervencionismo

Como sus antecesores, Trump se dara cuenta de que su capacidad de maniobra en esa region--bastante mas descompuesta que la que enfrentaron Bill Clinton, los Bush o Barack Obama--es limitada.

En octubre, Chatham House, el thinfe tank del britanico Royal Institute of International Affairs, publico el informe Politica hacia Medio Oriente despues de 2016, en el cual concluyo que, independientemente de que ganara Hillary Clinton o Trump, cualquiera de los dos dispondria de pocas opciones para ampliar o reducir su intervencion regional y tendria que responder a los retos de cada caso y cada momento.

Si bien el gobierno de Obama anuncio un rediseno estrategico global de su politica exterior--el llamado "pivote a Asia" que reconocia que los equilibrios mercantiles y militares se movian del Mundo Arabe al Mar del Sur de China y, por lo tanto, imponia el traslado de la mayor parte de las fuerzas estadunidenses en el extranjero de la primera region a la segunda--, en realidad le fue imposible escapar de esa zona, que "siguio dominando la politica exterior de la administracion y seguira demandando atencion y recursos significativos de su sucesor", asienta el documento.

Obama no logro resolver la cuestion de si "la lucha de Estados Unidos por la primacia" en la zona "era deseable". Responder esa cuestion sera una primerisima tarea para Trump.

Para la administracion de Clinton si era necesario renovar su posicion hegemonica, en tanto que Trump--segun Chatham House--en ese momento cuestionaba que esto fuera en interes de Estados Unidos. De todas formas, continua el informe, "la politica hacia Medio Oriente tendera a volverse mas intervencionista y confrontacional que en el segundo gobierno de Obama".

De la cascada de decisiones que tomo Trump en sus primeras dos semanas como presidente--utilizando ordenes ejecutivas para saltarse al Congreso--, la mas repudiada fue la de prohibir durante 120 dias el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de Irak, Iran, Libia, Somalia, Sudan, Siria y Yemen. La cancelacion de decenas de miles de visas, la detencion y rechazo de miles de viajeros, la separacion de familias y la destruccion de proyectos ocuparon las primeras planas.

Un juez federal revoco la orden a partir, entre otros, de un argumento que el gobierno de Trump fue incapaz de rebatir: la base de la medida es combatir el terrorismo, pero ?cuantos ciudadanos de esos siete paises han sido detenidos por cargos de terrorismo desde 2001? Ninguno. Los atacantes de las Torres Gemelas eran sauditas y Arabia Saudita no fue incluida en la orden. Tampoco las naciones de origen de otros presuntos terroristas que si fueron arrestados: la misma Saudiarabia, los Emiratos Arabes Unidos, Libano y Egipto.

La Casa Blanca no ha sido capaz de comunicar con claridad en que se baso para castigar a ciertas nacionalidades y no a otras. Aunque el El y AQ son organizaciones que luchan por la vision sunita del Islam, cuatro de los paises afectados tienen poblaciones chiitas mayoritarias o significativas, por lo que algunos afirman que la intencion tiene primordialmente un sesgo antichiita.

El hecho de que los gobiernos sunitas de Egipto y de los Emiratos Arabes Unidos hayan defendido la orden de Trump, pese a que se origina en su promesa de campana de impedir el ingreso de los musulmanes de cualquier lugar, fortalece esa impresion y contribuye a ahondar las divisiones sectarias.

Mas aun, el miercoles 15 The Wall Street Journal revelo que el gobierno de Trump esta en platicas con los de Arabia Saudita, los Emiratos Arabes Unidos, Egipto y Jordania para construir una alianza militar contra Iran, al estilo de la que los sauditas intentaron crear hace un ano, sin exito.

Y el primer ataque militar ordenado bajo la autoridad del nuevo presidente tambien provoco enconos, pero en su propio pais: fuerzas especiales estadunidenses perdieron a un soldado y mataron a una nina de ocho anos el 29 de enero, en una operacion contra una base fortificada de la oposicion yemenita, una faccion que, segun Washington, es parte de AQ.

Altos oficiales del ejercito estadunidense, consultados por la agencia Reuters, dijeron que la maniobra fue "un manual de lo que no debe hacerse", pues se carecia de informacion basica, apoyo de tierra y preparativos de respaldo.

En respuesta a la orden ejecutiva sobre el rechazo a ciudadanos de los siete paises, Yemen--uno de ellos--anuncio el miercoles 8 que revocaba el permiso a las tropas estadunidenses para realizar operaciones en su territorio. El Parlamento de Irak, donde hay 5 mil soldados estadunidenses, habia pasado una resolucion en el mismo sentido, que fue bloqueada por el primer ministro.

Lo que mas inquieto fue que, pese a que el ataque fue ejecutado en horas habiles, Trump prefirio permanecer en su residencia, en cama y listo para dormir, en lugar de acudir a la "Sala de Situaciones", ese lugar donde los presidentes son informados en tiempo real de lo que ocurre, discuten los eventos con sus secretarios y consejeros, y toman las decisiones delicadas.

"Durante la campana soliamos cansarnos de todas las veces en que Hillary Clinton repetia historias de tensas noches en la Sala de Situaciones, donde esperaba noticias de alguna accion militar en algun lugar del mundo", asento el influyente blog conservador Daily Kos. "Nadie se va a cansar de escuchar esas historias de Donald Trump porque, para la primera accion militar que lanzo como comandante en jefe, no le dio la gana presentarse".

Bendicion para el El

El 13 de enero, 25 democratas de la Camara de Representantes le pidieron a Obama, en una misiva, que "haga lo correcto antes de dejar el cargo y detenga" la participacion de sus fuerzas en Yemen. Temian que Trump provocara todavia mas danos.

Sin embargo, no es el unico sitio donde el nuevo presidente puede impactar. Las Fuerzas Democraticas Sirias, una coalicion armada en la cual los kurdos son predominantes, por primera vez recibieron tanques artillados de parte de Estados Unidos. Esto provoco indignacion en Turquia, que esta en guerra con los kurdos (el miercoles 8, en su primera conversacion telefonica, Erdogan le pidio a Trump que dejara de apoyarlos en Siria), y tambien en el gobierno sirio de Bashar al Assad--que habia declarado ver "buenos signos" en las posturas de Trump sobre la guerra--, que preferiria que los estadunidenses simplemente dejaran de intervenir.

Trump no ha reiterado sus intenciones pero, como declaro en un acto en Iowa en noviembre de 2015, su tactica contra el El seria hacerlo volar junto con los pozos petroleros que controla: "Tienen algunos en Siria, algunos en Irak. Yo los haria pedazos a bombazos. Simplemente bombardearia a esos estupidos. Volaria cada pulgada. No quedaria nada".

Y en una ceremonia en la Casa Blanca el pasado jueves 9, Trump insistio en lo que considera un agravio insoportable: "Hemos gastado 6 billones de dolares en Medio Oriente. No obtuvimos nada. No retuvimos ni un pequeno pozo de petroleo", afirmo. "Si nos hubieramos quedado con el petroleo, probablemente no existiria el Estado Islamico, porque de ahi sacan ellos su dinero".

Segun el, por el simple derecho de conquista, en 2003 Washington debio quedarse con los hidrocarburos de Irak. "Bueno, tal vez tengamos otra oportunidad", anadio.

Durante el ultimo ano el El ha sufrido un debilitamiento considerable a causa de derrotas militares; de la perdida de territorio en Siria, Irak y Libia; del sitio que resiste a duras penas en la ciudad iraqui de Mosul y de la caida tanto en sus recursos financieros como en el numero de sus tropas.

No obstante, en los foros yihadistas se han registrado muestras de alegria tras la victoria de Trump y a raiz de algunas de sus decisiones, especialmente la prohibicion de ingreso a Estados Unidos: si Obama trato de combatir la propaganda extremista explicando que no hay razones para que las personas de diferentes religiones se odien, la nueva ola de expresiones racistas y antimusulmanas puede convencer a muchos fieles de que existe una ofensiva cristiana contra el Islam, como aseguran el El y AQ, y la orden ejecutiva de Trump les sirve de prueba.

"Es una bendicion de Dios para los musulmanes que perdieron su lealtad y su fe, y escogieron la vida mundana con todos los lujos que existen en las tierras apostatas, en lugar de la tierra de la creencia", escribio uno de los usuarios yihadistas del sitio web Al Minbar.

Amenazas de novatos

En todo caso, el mayor rival--desde la perspectiva del nuevo presidente--es Iran. El acuerdo alcanzado con ese pais por el grupo 5 + 1 (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretana, Francia y Alemania), por el cual suspendia su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones comerciales y financieras en su contra, fue utilizado por Trump durante su campana como ariete contra Obama y Clinton: "Es uno de los peores pactos ja mas hechos, uno de los pactos mas tontos jamas hechos", aseguro.

Su velocidad para comprobar que sostenia su intencion de destruir el acuerdo, sin embargo, no fue tan rapida como la que tuvo para ordenar la construccion del muro en su frontera sur. En lo que fue interpretado como una maniobra para sondear las intenciones de Washington, Iran realizo una prueba con un misil balistico de mediano alcance el 29 de enero.

La Casa Blanca se manifesto de inmediato. El miercoles 1, en conferencia de prensa, el general retirado Michael Flynn, asesor de seguridad nacional de Trump, critico al gobierno de Obama por "no haber respondido adecuadamente a las acciones malignas de Teheran", gracias a lo cual "Iran se ha envalentonado". Pero a partir de ahora, continuo, "ponemos a Iran bajo advertencia". Ni el ni otros tres funcionarios que hablaron con periodistas ese dia, sin embargo, quisieron adelantar que medidas tomarian si los iranies proseguian con su actitud.

Cuestionados sobre si romperian el pacto nuclear, los iranies explicaron que el texto no prohibe pruebas con cohetes como el lanzado, que no tiene capacidad para llevar una carga nuclear, por lo que "las preocupaciones sobre estos misiles son un asunto separado de ese acuerdo".

Trump tampoco hizo precisiones y se limito a asegurar que nada, ni una accion militar, estaba "fuera de consideracion".

"No es la primera vez que nos amenazan lideres sin experiencia", contesto ese mismo dia el aya tola Ali Jamenei, lider supremo de Iran.

Leyenda: Rouhani. Iran, el mayor rival

Leyenda: Siria. El riesgo de la balcanizacion
COPYRIGHT 2017 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Grecko, Temoris
Publication:Proceso
Date:Feb 19, 2017
Words:2353
Previous Article:Trump envalentona a Netanyahu ...
Next Article:Los monstruos sobrevivieron al Tratado de Tlatelolco.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters