Printer Friendly

?Por que las radios libres invadieron nuestro dial? Reflexiones sobre el concepto de anomia comunicacional como origen de proyectos de comunicacion alternativa (1976-1989).

Resumen. A finales de la decada de los setenta y durante la de los ochenta surgieron en Espana cientos de radios libres. Proyectos cuyo objetivo era cambiar el modelo comunicativo vigente por uno mas horizontal, participativo, democratico e inclusivo. ?Donde podria situarse el origen de este tipo de practica? A esta pregunta se pretende responder en este trabajo con el desarrollo del concepto de anomia comunicacional, pues parece que este tipo de emisoras nacieron como respuesta a una tension existente entre valores de la cultura dominante socialmente deseables y los medios normalizados para acceder a ellos.

Palabras clave: Anomia comunicacional; radios libres; comunicacion alternativa.

[en] Why did free radios invaded our dial? Reflections on the communicational anomy concept as the origin of alternative communication projects (1976-1989)

Abstract. During the late 1970's and the 1980's hundreds of free radios appeared in Spain. The main goal of these projects was to challenge the hegemonic communicative model and change it for a new one more horizontal, participatory, democratic and inclusive. Where could we place the origin of this practice? This paper aims to answer this question using the concept of communicational anomy, as it seems that these radios stations emerged in response to to a tension between some dominant culture's values which were socially desirable and the normalized means to reach them.

Keywords: Communicational anomy; free radio; alternative communication.

Sumario. 1. Introduccion. 2. ?Que es una radio libre? Concepto y marco cronologico. 3. La anomia comunicacional. 4. Matices a la anomia comunicacional. 5. Conclusiones. 6. Referencias bibliograficas.

Como citar: Perez Martinez, Jose Emilio (2017): "?Por que las radios libres invadieron nuestro dial? Reflexiones sobre el concepto de anomia comunicacional como origen de proyectos de comunicacion alternativa (1976-1989)", en Estudios sobre el Mensaje Periodistico 23 (1), 519-534.

1. Introduccion

En el transcurso de una investigacion sobre los origenes del movimiento de la radio libre en la Comunidad de Madrid (1976-1989), ante la necesidad de explicar el porque de este tipo de emisoras, tuve que localizar que propicio su aparicion, llegando a la conclusion de que nacieron como respuesta a una situacion de anomia comunicacional presente en las democracias europeas del momento. Esto ultimo ha de tenerse muy en cuenta pues nos encontramos ante un objeto de estudio de caracter transnacional, ya que es posible encontrar ejemplos de esta practica en casi toda Europa.

Por lo tanto, lo que se pretende en estas paginas es explicar en que consiste esta anomia comunicacional a partir del analisis de las situaciones de Italia y Francia, referentes inmediatos para las emisoras estatales, y de Espana, y matizarla con una serie de apuntes sobre sus limitaciones.

Para ello partiremos de una definicion general de que es una radio libre, para pasar a explicar en que consiste esta anomia comunicacional y valorar su impacto, asi como la validez de las radios libres como respuesta a la misma.

2. ?Que es una radio libre? Concepto y marco cronologico

La radio libre surge en Espana a finales de los setenta, en pleno proceso de construccion de un nuevo Estado democratico, muy influenciada por las emisoras italianas y francesas, alcanzando su apogeo en la decada siguiente y convirtiendose en un movimiento socio-cultural imprescindible para comprender las luchas sociales de aquellos anos.

Entonces, ?que es una radio libre? Teniendo en consideracion que estas emisoras sobreviven a dia de hoy, con modificaciones propias del paso del tiempo, lo mas apropiado es remitirse a la definicion que estas consensuaron en 1983 durante el VI Encuentro Estatal de Radios Libres en el Ateneo Libertario de Villaverde y que quedo recogida en el Manifiesto de Villaverde, documento de referencia durante los anos que abarca este estudio, y que define en sus caracteristicas basicas que es una radio libre:
[...] las RADIOS LIBRES surgen ante la necesidad y el derecho de toda
persona individual o colectiva a expresar libremente sus opiniones y
criticar y ofrecer alternativas en todo aquello que le afecta directa o
indirectamente. Las radios libres nos caracterizamos por:

--Un caracter no profesional, entendiendo que la comunicacion no debe
ser un medio de lucro.

--Un funcionamiento autogestionario [...].

--[...] La radio libre se constituye al margen de todo grupo de
presion politico o economico [...] y, obviamente, rechazamos cualquier
tipo de publicidad directa o indirecta.

--La radio libre es participativa [...].

--Las radios libres surgen como necesidad de llevar la comunicacion al
marco cotidiano y como lucha contra el monopolio y la centralizacion de
la comunicacion.

--[...] nos definimos como radios libres de todo compromiso que no sea
el de difundir la realidad sin cortapisas y las opiniones sin
limitacion (Coordinadora, 1983).


Estas emisoras compartiran el eter durante estos anos con otras formas de hacer y entender la radiodifusion. Por un lado con emisoras legales, con licencia, como serian las publicas (RNE) y las privadas (Cadena SER, COPE, etc.), que evidentemente perseguian objetivos muy distintos a los de nuestras protagonistas. Y, por otro, con otras modalidades de emisoras sin licencia como las radios piratas y las municipales. Las primeras serian emisoras comerciales, con espacios publicitarios, es decir, proyectos que perseguian el lucro. Las segundas son puestas en marcha durante los ochenta por algunos consistorios, con un marcado caracter propagandistico. Resulta evidente, por lo tanto, que ninguno de estos dos modelos cumpliria con las aspiraciones de autonomia, tanto economica como politica, de nuestras protagonistas.

Debemos entender tambien que cuando hablamos de radios libres hacemos referencia a una realidad heterogenea y que, a pesar de existir un sustrato comun, la personalidad y caracteristicas de estas emisoras variaba de un proyecto a otro. Asi, es posible identificar tres tipos de radios libres en Espana, adaptando un modelo clasificatorio previo desarrollado por Aguilera (1985: 129-131) para Italia: las emisoras sociales, las politicas y las epicureas. Las primeras eran emisoras con una vocacion social y conscientes de su pertenencia a un movimiento mas o menos organizado: el de la lucha por la democratizacion de las comunicaciones. Las politicas serian aquellas dependientes de partidos o sindicatos, una categoria empleada normalmente como arma arrojadiza cuando se producian conflictos entre emisoras ya que no parece que, en principio, hubiera radios libres con dependencia organica de organizaciones politicas. Finalmente, las epicureas serian aquellas que emitian tan solo por el placer de emitir, aparentemente sin conciencia social, pero que a traves de su praxis cotidiana consiguieron, muchas veces, cumplir con las expectativas del movimiento organizado.

En cuanto al marco cronologico en el que se inserta este trabajo, se trata de lo que podria ser la primera epoca del movimiento, la que va de 1976, aparicion de las primeras (proto)emisoras libres (La Voz del Pobre en Madrid y Radio Maduixa en Granollers), a 1989, momento en el que se produce, a nivel estatal, un paron en la actividad derivado del concurso de licencias ligado a la Ley de Ordenacion de las Telecomunicaciones. Durante estos anos se puede observar un progresivo crecimiento y expansion de estas emisoras que desde Cataluna y el Pais Vasco se fueron implantando por toda Espana. Comenzaron los intentos de coordinacion (los Encuentros Estatales de la Coordinadora de Radios Libres, como el ya mentado de Villaverde), se sufrieron cierres y sanciones, las emisoras participaron activamente en la campana anti-OTAN y el referendum de 1986, se organizaron en instancias internacionales como la Federacion Europea de Radios Libres, vivieron con terror la aprobacion, en 1987, de la Ley de Ordenacion de las Telecomunicaciones (LOT) e intentaron organizarse para combatirla y, finalmente, en 1989, todas tuvieron que cerrar temporalmente para poder participar en un concurso de licencias que tan solo concedio dos licencias a radios libres: Radio Klara en Valencia, todavia en activo, y la Federacion de Radios Libres de la Comunidad de Madrid (FERA-LICOMA), que agrupaba a ocho emisoras de la Comunidad de Madrid. El resto de emisoras o desaparecio o retomo su actividad a los meses del concurso, con lo que parece evidente que puede situarse el final de esta primera epoca en 1989. La decada de 1990 fue dura para este tipo de emisoras y parece que con la llegada de los 2000 resurgiria, siendo interesante senalar que todavia se mantienen en activo emisoras nacidas en esta primera etapa, lo que las situa como verdaderas decanas de la comunicacion alternativa.

3. La anomia comunicacional

Habiendo visto que es una radio libre y como se desarrollan durante la decada de 1980, es el momento de profundizar en el concepto de anomia comunicacional, causa ultima de su existencia. Para ello, como dijimos anteriormente, habremos de fijarnos en los casos italiano, frances y espanol. ?Que tienen en comun en el campo de las comunicaciones estos paises? En primer lugar que, al igual que en el resto de sociedades democraticas occidentales, el derecho a la informacion y a la libertad de expresion son considerados como objetivos deseables y beneficiosos segun la ideologia dominante. De hecho, estos se encuentran dentro del corpus de lo que consideramos "derecho natural", es decir, aquellos "derechos subjetivos validos para toda clase de naciones, lenguas, razas y mentalidades y aun religiones" (Fernandez Areal, 1977: 38). La aspiracion a la libertad de expresion nace con la Declaracion de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en 1789 (Asamblea Nacional, 1789) y en su sentido mas autentico hace referencia a la exposicion libre y responsable del pensamiento a traves de cualquiera de los medios de expresion, de difusion de ideas e informaciones. Otro hito en la formulacion de estos derechos como universales seria el articulo 19 de la Declaracion Universal de los Derechos del Hombre, promulgada el 10 de Diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, segun el cual:
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinion y de expresion;
este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones,
el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de
difundirlas, sin limitacion de fronteras, por cualquier medio de
expresion (Asamblea General, 1948).


Este organo recomendo a todos los estados miembros la publicacion y difusion del texto, pidiendo tambien su divulgacion y comentario en las escuelas. Los principios expuestos en este articulo seran recogidos en las constituciones de las democracias occidentales, incluidas las de los paises que nos ocupan, Francia, Italia y Espana, vigentes en el los anos en los que se inserta esta investigacion, contienen estos principios entre su articulado.

La Constitucion italiana, en vigor desde enero de 1948, afirma en su articulo 21 que "todos [los ciudadanos] tendran derecho a manifestar libremente su pensamiento de palabra, por escrito y por cualquier otro medio de difusion", un derecho reconocido que, sin embargo estaria sujeto a la "ley de prensa" y a "las buenas costumbres" (Asamblea Constituyente, 1947: 5), unas limitaciones habituales. En Francia, la Constitucion, aprobada en 1958, proclama la adhesion a "los derechos humanos y a los principios de la soberania nacional tal y como fueron definidos por la Declaracion de 1789" (Asamblea Nacional, 1958: 4), texto que ya recogia este derecho en su articulo 11. Por su parte, Espana recoge este legado en la constitucion de 1978, cuyo articulo 20 reconoce y protege estos derechos a la vez que afirma que el Estado debe garantizar el acceso a los medios de comunicacion social de los grupos sociales, respetando el pluralismo de la sociedad (Cortes Generales, 1978: web).

Resulta evidente, por tanto, la universalidad de estos principios y su lugar de maxima importancia dentro de los esquemas de valores reinantes en el occidente democratico. Y sin embargo es precisamente en este punto donde se produce la no correspondencia entre dichos valores y los medios que establecen, a traves del estado, los grupos dominantes, para que la poblacion los alcance. Los estados han reconocido, regulado, protegido y recortado el derecho a la informacion, implantando en ocasiones "la direccion de la Informacion desde organismos publicos", al tiempo que "ha ido cerrando numerosas fuentes informativas propias, negando por lo tanto tal derecho y desconociendolo en la practica", lo que ha derivado en una generalizada dificultad de acceso a la informacion y en que garantizar dicho derecho sea imposible, pues este no consistiria tan solo en que la poblacion pueda recibir noticias, sino que debiera poder actuar tambien como parte activa en el proceso y generar informaciones (Fernandez Areal, 1977: 43). Igualmente la profesionalizacion de los medios y su progresiva concentracion en manos de monopolios estatales o de conglomerados empresariales constituirian un impedimento claro y grave del acceso de los ciudadanos a los medios normalizados para alcanzar el ejercicio pleno del derecho a la informacion.

Un ultimo revulsivo internacional de la defensa del ejercicio pleno del derecho a la informacion y de la libertad de expresion seria la publicacion en 1980 del "informe MacBride", con el titulo de Un solo mundo, voces multiples. Comunicacion e informacion en nuestro tiempo (MacBride, 1980). En 1977, Sean MacBride, politico irlandes muy implicado en la defensa de los derechos humanos, hizo hincapie, durante una intervencion en la UNESCO, en el estado en el que se encontraban los medios de comunicacion y el papel que estos deberian jugar en las sociedades contemporaneas, senalando su fragilidad, su vulnerabilidad y su sometimiento a presiones politicas y financieras. Como resultado de esta intervencion se le encargo la presidencia de una comision internacional de estudio de los problemas de la comunicacion, compuesta, entre otros especialistas, por Gabriel Garcia Marquez o Marshall MacLuhan (Anonimo, 1980: web). Su trabajo comenzo el mismo ano de 1977 y se prolongo durante los tres siguiente. El informe termino constituyendo:
el mas ambicioso intento de sintesis de su tiempo para abordar los
grandes retos que presentaba, a una escala mundial, el proceso de
concentracion empresarial de los medios y las industrias editoriales y
audiovisuales; la adopcion de las nuevas tecnologias e infraestructuras
de la comunicacion, y el control de la generacion de los flujos
informativos y los contenidos culturales. Un intento que puso el acento
en la necesidad de corregir la desigualdad y los desequilibrios en
terminos de comunicacion, informacion y cultura, entre un mundo rico e
influyente y un mundo pobre y progresivamente irrelevante. Proclamando
que la libertad de informacion--de emision y de recepcion--no podia
reducirse a la libertad del mercado informativo y hacia necesarios y
exigibles el pluralismo y la diversidad. Afirmando el derecho de todas
las comunidades y culturas a proyectar su propia voz en un "nuevo
orden" ("un solo mundo, voces multiples") (Tresseras, 2005: 2).


De entre todos los puntos tratados por la comision, son especialmente relevantes sus formulaciones sobre la democratizacion de las comunicaciones. De acuerdo con MacBride y su equipo, el nivel de democracia en el campo de las comunicaciones suele estar directamente relacionado con el existente en las sociedades de referencia, aunque pueden darse dos excepciones: por un lado, "se han conocido casos de prensa relativamente libre--gracias a la agitacion popular y a la iniciativa de individuos decididos--en paises que no tenian un sistema politico democratico"; y por otro, es posible encontrar, en paises democraticos, un sistema de administracion "rigido, centralizado y burocratico, que tiende a moldear al sistema de comunicacion a su imagen y semejanza", es decir, un sistema "impermeable a las innovaciones", con un marcado "espiritu jerarquico", "incapaz de atender las necesidades del publico", con un lenguaje esterilizado por la burocracia y con unos profesionales constituidos en "una casta regida por unas normas apartadas del resto del mundo" (MacBride, 1980: 290). El obstaculo mas comun para alcanzar la democratizacion de las comunicaciones seria la estructura de la comunicacion vertical: aquella en la que la circulacion de la informacion se hace en sentido descendente y un pequeno numero de personas se dirigen a una mayoria, siendo estos pocos los que conciben la agenda de los medios. La posibilidad, por parte de cada uno de los individuos que conforma una sociedad, de escoger el contenido de la comunicacion es una necesidad, aunque por si sola no garantice la democratizacion de la misma. Sin embargo, este deseado pluralismo es, muy a menudo, victima de esos fenomenos de concentracion, bien estatal o bien empresarial, de los medios de comunicacion que ya hemos mentado con anterioridad.

Otro problema capital dentro de este campo es la exclusion de los grupos subordinados. Estos grupos variaran dependiendo de la sociedad a la que se haga referencia, pero como se senala en el informe "existen en todo el mundo". Se estaria hablando de los pobres, deficientes mentales, personas en riesgo de exclusion social, minorias etnicas, linguisticas, religiosas, mujeres, ninos, jovenes, etc.

Una vez localizadas y expuestas estas barreras, existirian cuatro tipos de iniciativas que ayudarian a derribar estos muros y avanzar hacia la democratizacion de los medios:
a) un mayor acceso popular a los organos de informacion y al sistema
global de comunicacion, gracias a la afirmacion del derecho de
respuesta y de critica, a diversas formas de retroinformacion y a
contactos constantes entre los responsables de la comunicacion y el
publico; b) la participacion de profanos en la produccion y en la
emision de programas [...]; c) el establecimiento de 'comunicaciones de
sustitucion' [...]; d) la participacion de la colectividad y de los
usuarios de los medios de comunicacion social en la gestion y en la
adopcion de decisiones [...]. La autogestion es la forma mas radical de
participacion, ya que presupone que un gran numero de individuos
desempena un papel activo [...] en la adopcion de decisiones sobre los
asuntos generales (MacBride, 1980: 294).


Aprovechando estas cuatro vias surgieron, han surgido y surgen, "comunicaciones de sustitucion" y proyectos de contrainformacion, es decir, iniciativas con la clara vocacion de oponerse y ofrecer una alternativa a la comunicacion oficial, institucionalizada, controlada e interesada. El objetivo de dichas practicas no seria solucionar una ausencia de comunicacion sino, con una nueva concepcion de su importancia y utilidad social, intentar extender las comunicaciones al maximo de poblacion posible. Por supuesto, la radio libre ha de considerarse una practica de comunicacion de sustitucion y de contrainformacion. La importancia de estos medios alternativos es, obviamente, relativa. Cuantitativamente su repercusion no puede competir con los medios ya establecidos aunque el repudio radical de la corriente vertical dominante, el fortalecimiento de la cohesion de ciertos grupos y la capacidad que ofrecen para el desarrollo de las redes horizontales constituirian la base del prestigio de estas experiencias.

La Comision Internacional para el Estudio de los Problemas de la Comunicacion finalizaba su incursion en el debate sobre la democratizacion de la comunicacion con esta formulacion del derecho a la comunicacion:
Todo el mundo tiene derecho a comunicar. Los elementos que integran
este derecho fundamental del hombre son los siguientes, sin que sean en
modo alguno limitativos: a) el derecho de reunion, de discusion, de
participacion y otros derechos de asociacion; b) el derecho de hacer
preguntas, a ser informado, a informar y a otros derechos de
informacion; y c) el derecho a la cultura, el derecho a escoger, el
derecho a la proteccion de la vida privada y otros derechos relativos
al desarrollo del individuo. Para garantizar el derecho a comunicar
seria preciso dedicar todos los recursos tecnologicos de comunicacion a
atender las necesidades de la humanidad al respecto (MacBride, 1980:
301 y 302).


Podemos apreciar como los derechos a la libre expresion y a la informacion, asi como la necesidad de democratizar las comunicaciones, ganan peso dentro del acervo cultural e ideologico dominante en occidente, reforzando su identidad de objetivos socialmente deseables.

Acompanando a estos impulsos culturales debemos contemplar tambien, a nivel estructural, que en estos anos se produce un abaratamiento de los equipos necesarios para construir una emisora y una democratizacion del acceso a los conocimientos que posibilitan la construccion y manejo de dichos aparatos. Se hizo notar en este aspecto, en Espana, el influjo de la franquista Ley General de Educacion (1970) que facilito el acceso a los estudios de telecomunicaciones. De este modo, a la altura de 1975 el numero de estudiantes matriculados habia superado el medio millon, 350.000 en facultades, 50.000 en escuelas tecnicas superiores y 150.000 en escuelas universitarias (Molinero e Ysas, 2007: 193-201). Este aumento del numero de estudiantes habria puesto en circulacion dichos conocimientos haciendo mas sencillo el manejo y construccion de aparatos emisores.

En cuanto a la tecnologia, se produce un descenso en los costes de los materiales asi como una mayor facilidad a la hora de conseguirlos. En este aspecto se convertirian en referente los kits que facilitaba por componentes la revista Nueva Electronica, que llegaria a publicar un numero especial para radios libres (Anonimo, 1983). Estos equipos "modestos y caseros" costarian normalmente entre 100.000 y 200.000 pesetas (Beaumont, 1983: web), aunque la cantidad en realidad oscilaria entre 20.000 y el millon de pesetas, teniendo en cuenta que "seria consecuencia de las caracteristicas tecnicas (pensemos sobre todo en la potencia) de la emisora" (Anonimo, 1978: 50). Ademas de la autoconstruccion, se conocian direcciones donde poder comprar los aparatos ya construidos y funcionales en Italia e introducirlos en Espana, aunque en ocasiones hubiera que hacerlo de contrabando (Gas y Perez, 2010: web). Finalmente llego a darse el caso de miembros de radios libres que, teniendo amplios conocimientos en el campo de las telecomunicaciones, comercializaron ellos mismos aparatos emisores ya montados y funcionando, encargandose tambien de su mantenimiento.

Nos encontramos, por lo tanto, una situacion en la que a traves de los diferentes Aparatos Ideologicos Estatales--prensa, sistema educativo, etc. (Althusser, 1974: 27) (2)-los grupos dominantes en cada una de estas sociedades, apoyandose en instancias e impulsos transnacionales, situan el derecho a la informacion y la libertad de expresion como "objetivos [...] culturalmente definidos, sustentados como [...] legitimos por todos los individuos de la sociedad, o por individuos situados en ella en una posicion diferente", elementos por los que "vale la pena esforzarse" (Merton, 1965: 141).

En paralelo habria un segundo elemento de la estructura sociocultural, tambien dependiente de los grupos dominantes, que define, regula y controla los modos admisibles de alcanzar esos objetivos. Es decir, los objetivos culturales estarian relacionados, casi acoplados, a unas normas arraigadas en las costumbres, o en este caso, las instituciones existentes en cada sociedad. Es interesante tener en cuenta que en muchas ocasiones, como seria el caso de las emisoras libres, los procedimientos no permitidos facilitarian enormemente el alcance de dichos objetivos, no siendo empleados porque el criterio de admisibilidad o no de los procedimientos no tiene que ver con principios de eficacia tecnica. Cuando esto sucede, cuando no hay una correspondencia entre los "objetivos culturalmente definidos" y los "medios institucionalizados" la sociedad se vuelve inestable y se produce lo que Durkheim denomino anomia (o falta de norma).

Para el sociologo frances Emile Durkheim la anomia seria "la sensacion de falta de sentido o desesperacion que provoca la vida social moderna", y originariamente el concepto iba unido en su trabajo a una modalidad de suicidio (el "suicidio anomico") que se produciria por la "falta de regulacion social" debido a un "rapido cambio en la sociedad o a la inestabilidad de esta" (Giddens, 2002: 37-39). El funcionalista norteamericano Robert K. Merton, que reelabora este concepto, senala "el proceso mediante el cual la exaltacion del fin [del objetivo culturalmente definido] engendra [...] una desinstitucionalizacion de los medios". Ello ocurre en muchos grupos y sectores de la sociedad "en que los dos componentes de la estructura social no estan muy integrados" (Merton, 1965: 144 y 145).

Llegados a este punto parece evidente que en la sociedad espanola de aquel tiempo (1976-1989), al igual que en Francia e Italia, se habia producido una evidente fractura entre la importancia concedida al derecho a la informacion y la libertad de expresion, y los medios institucionalizados para conseguirlos, esto es, unos medios de comunicacion con una evidente tendencia a la concentracion, bien en monopolios publicos, bien en torno a una serie de conglomerados empresariales, creando una situacion oligopolistica en la que el control de los medios de comunicacion se limita a un reducido numero de personas.

En el caso de Francia el control estatal y la centralizacion de los media fueron considerados esenciales ya desde la segunda posguerra. Desde ese momento la radio, y posteriormente la television, "fueron mayoritariamente de propiedad estatal" mientras que algunas emisoras comerciales de renombre como Europe 1 "parecian ser privadas, pero en realidad estaban indirectamente controladas por el estado, a traves de companias como Sofirad" (Bradley, 1991: 35).

Bastante similar es el caso de Italia, donde los medios informativos se encontraban igualmente en la decada de 1970 concentrados en muy pocas manos. La Democrazia Cristiana, por ejemplo, controlaba el 90% de las cabeceras de prensa. El ambito radiotelevisivo era el "feudo absoluto" de la Democrazia Cristiana, ya que el nuevo gobierno heredo el fascista Ente Italiano di Audizione Radiofoniche (EIAR) convirtiendolo en la Radio Audizione Italiana (RAI), de la que hizo un uso claramente partidista hasta que a mediados de los anos 1970, tras anos de abuso mono-polistico, "se declara anticonstitucional la gestion antipluralista de la informacion de Estado" (Prado, 1983: 32-36).

En Espana la situacion no es, desde luego, muy diferente. Desde la posguerra la radio permanecio integrada "plenamente en el aparato gubernamental a traves de diversos ministerios [...] hasta aterrizar en el Ministerio de Informacion y Turismo", con una estructura productiva y laboral marcada por "el centralismo extremo de la epoca". La estrecha conexion entre el medio publico y el gobierno, tanto durante el tardofranquismo como en los primeros anos de la Transicion, se hizo evidente en que los puestos de maxima responsabilidad de RTVE se convirtieron en "un autentico escaparate del poder [...], evidenciando la mantenida e intima conexion de la radiotelevision estatal con el aparato del Estado" (Bustamante, 2009: 308-310). En el plano radiofonico se profundizo durante estos anos en la estructura generada tras la Guerra Civil. En 1958 se establecio la simultaneidad en las emisiones locales de onda media y frecuencia modulada. El Plan Transitorio de Ondas Medias, de 1964, mantuvo este modelo, y la renovacion de las licencias privadas en 1972 y 1975 culmino con la cesion obligada al Estado del 25 por 100 de las acciones de las cadenas comerciales, lo que "reforzaba el control gubernamental pero al mismo tiempo consolidaba la estructura clientelar anterior" (Bustamante, 2009: 311) (3). Durante los anos de la Transicion Radio Nacional incorporaria las cadenas REM-CAR y CES, mientras que, a pesar de la discreta "democratizacion" que supone el cese de las obligadas conexiones con el parte de RNE, la aplicacion de planes tecnicos de onda media y frecuencia modulada consagraron "la discrecionalidad y el clientelismo politico en el reparto de concesiones", mientras que reforzaban las cadenas preexistentes y creaban otras nuevas (Antena 3 y Radio 80) siguiendo "los mismos criterios partidistas indisimulados" (Bustamante, 2009: 314). Parece evidente que el acceso a los medios de comunicacion, y mas en concreto al radiofonico, era tarea imposible para el ciudadano espanol medio, maxime cuando las iniciativas "democratizadoras" incluian ejemplos tan tibios como "Pido la palabra", programa realizado por Inaki Gabilondo para la Cadena Ser (1976), o el "Sermometro" (1985) (4).

Para determinados grupos de la sociedad que habrian asumido con vehemencia dichos objetivos sociales, se produce una situacion de anomia comunicacional a la que responderian de diferentes maneras, colectiva o individualmente. En este sentido, Merton considero cinco tipos diferentes de adaptacion ante una situacion de anomia que organizo en una tabla en la que (+) significa "aceptacion", (-) significa "rechazo", y (+/-) "rechazo de los valores vigentes y su sustitucion por valores nuevos"(Merton, 1965: 1949):

?A que modalidad de respuesta podria asociarse el fenomeno de la radio libre? Serian un ejemplo de adaptacion a traves de la innovacion. Segun Merton:
una gran importancia cultural concedida a la meta-exito invita a este
modo de adaptacion mediante el uso de medios institucionalmente
proscritos, pero con frecuencia eficaces, de alcanzar por lo menos el
simulacro del exito [...]. Tiene lugar esta reaccion cuando el
individuo asimilo la importancia cultural de la meta sin interiorizar
igualmente las normas institucionales que gobiernan los modos y medios
para alcanzarla (Merton, 1965: 150).


En este caso concreto no se trata tanto de que no se "interiorizaran" los modos y medios institucionalizados sino mas bien de una imposibilidad de acceso a los mismos lo que actuaria como detonante para incurrir en lo que para los grupos dominantes seria una conducta "desviada".

Recapitulando, el movimiento de la radio libre, visto desde esta perspectiva sociologica, seria la respuesta de un sector concreto de la sociedad a un sentimiento de anomia comunicacional provocado por los siguientes factores:

1. Ubicacion de las aspiraciones democraticas como un objetivo socialmente deseable por parte de la ideologia dominante y como elemento referencial dentro del discurso hegemonico de la Transicion, tal y como constata la Constitucion nacida de este proceso, al igual que a nivel internacional, como se ha visto anteriormente (5). A este hecho hay que sumarle las aspiraciones democraticas esgrimidas por la oposicion antifranquista durante anos, que influirian enormemente en el ideario de aquellos colectivos que dieron vida a la radio libre, nutridos de personas con contactos con los movimientos sociales y los partidos de extrema izquierda. Nos encontramos, por lo tanto, en un contexto en el que ideologicamente la libertad de expresion y el derecho a la informacion habrian pasado de ser aspiraciones deseables a convertirse en objetivos especificos del nuevo modelo de sociedad, al menos dentro del sector social que promueve las radios libres.

2. Una democratizacion en el acceso a los medios tecnologicos y cognitivos que posibilitarian el poner en marcha pequenas estaciones radiofonicas a bajo precio y manipularlas con exito.

3. La imposibilidad creada por el nuevo regimen politico y social de alcanzar finalmente dichas aspiraciones y objetivos democratizadores, pues los medios de comunicacion pronto fueron dependientes del Estado--medios publicos--o de corporaciones privadas serviles a diversos intereses tanto economicos como politicos. En palabras de Mario Pedro Diaz Barrado: "[en el periodo que nos ocupa] la cuota mas importante del mercado [radiofonico] sera controlada por tres o cuatro grupos como SER, RNE, COPE y algo despues, Onda Cero" (Barrado, 2006: 191).

Esta respuesta a la anomia comunicacional no implica en ningun momento una negacion de la agencia de cada uno de los individuos, aunque si que es posible afirmar que hay sectores sociales ideologicamente predispuestos a un tipo de respuesta antes que a otro.

Que no se democratizo totalmente la comunicacion parece un hecho evidente tanto por las caracteristicas adoptadas por el modelo de los mass-media espanoles, como por las declaraciones emitidas desde las propias radios libres. Los documentos emanados de estas emisoras recogen evidencias del descontento generalizado de las personas que las sustentaba con el modelo comunicativo existente. En este sentido, en un manifiesto firmado en junio de 1979, por Ona Lliure, Contrarradio y La Campana de Gracia--emisoras catalanas pioneras del movimiento de la radio libre a nivel estatal--, se exigia "la creacion de un registro de frecuencias que impida que la libertad de emision quede reducida a la libertad de posesion de los medios tecnicos mas potentes [...]" (Chaves, 2010: web), declaracion que denuncio claramente el estado en el que se encontraban los medios de comunicacion a finales de la decada de los 70, y que no variara excesivamente en la decada siguiente.

En el manifiesto "Radios libres frente al sistema", Ona Lliure afirma que las radios libres deben desarrollar "la capacidad y necesidad de informar por parte de todo el mundo, de todos los sectores en lucha, de todo el movimiento, potenciando la capacidad de EMITIR, TRANSFORMAR Y CRITICAR" hasta que las radios libres se conviertan en "vehiculos de expresion de realidades de base" (Irola Irratia, 2000: 6). Es decir, constituir una alternativa a la comunicacion vertical, desde las elites a los grupos subalternos, que no incluia a los individuos en los procesos comunicativos. Por otro lado, en el Manifiesto de Villaverde se dejaba claro que "las RADIOS LIBRES surgen ante la necesidad y el derecho de toda persona individual o colectiva a expresar libremente sus opiniones y criticar y ofrecer alternativas en todo aquello que le afecta directa e indirectamente" (Coordinadora, 1983), supliendo una labor que tendria que ser desarrollada por los medios de comunicacion de masas. Las citas anteriores son solo una pequena demostracion de como se percibia, desde el movimiento de la radio libre, la fractura entre los "caminos socialmente estructurados" y las "aspiraciones culturales prescritas" y como estas emisoras suponian un medio propicio para superar dicha fractura y alcanzar, aun incurriendo en una conducta desviada, tanto el derecho a la informacion como la libertad de expresion.

4. Matices a la anomia comunicacional

Habria que hacer, despues de habernos acercado al concepto de anomia comunicacional, algunas matizaciones al mismo. En primer lugar, debemos tener en cuenta la heterogeneidad de las radios libres para entender que existieron diferentes formas de solucionar esta tension. Dependiendo de cada emisora apreciamos la existencia de diferentes niveles de compromiso con solucionar la anomia comunicacional. Todas las radios libres tienen implicito en su practica cotidiana el democratizar el acceso a los medios de comunicacion. Sin embargo existen diferentes acercamientos a este compromiso, con lo que se detectan diferentes niveles de solucion a la anomia.

El modelo mas generalizado seria el del libre acceso a traves de la participacion directa a traves del telefono o mediante la puesta en marcha de un programa dentro de una radio libre. El oyente, normalmente fan de la emisora, participa del medio y con su presencia crea un nuevo programa. Este hecho presenta una doble dimension: democratica por un lado (se fija la imagen de radio abierta, democratica, participativa), y creativa por otro, ya que este "crear programas" va mucho mas alla de un mero estandar de contenido. Es cierto que existirian algunos elementos "restrictivos" dentro de estos mecanismos de participacion, como el filtro que constituyen los grupos encargados, dentro de cada emisora (comisiones o departamentos de programacion, o asambleas generales), de revisar y aprobar las nuevas propuestas de programa, o la obligatoriedad de presentar guiones o maquetas (programas pilotos) para comprobar la tematica y "calidad" de un espacio antes de ponerlo en antena. Aunque parecen filtros "reales", en la practica no serian complicados de pasar, como demostraria la existencia en las parrillas de las radios libres de programas "complicados", con poca calidad o que utilizarian un lenguaje incendiario y violento, como le sucedio a la madrilena Onda Sur (Garcia Menendez, 2008). Otra forma de participacion seria a traves del feedback que se establece con el oyente gracias al telefono. Una relacion que dependeria directamente del personal de los programas o del planteamiento las emisoras. Asi vemos como Radio Actividad, de Alcala de Henares, controlaba las llamadas telefonicas, para no interrumpir el desarrollo de los programas, o espacios como el realizado por Javier Ortiz dentro de Radio Cero, que al ser pregrabado impedia la relacion entre el emisor y el receptor. Salvo excepciones, la linea general fue la de facilitar la implicacion de la comunidad con la emisora. Crear publicaciones propias, normalmente fanzines, constituyo tambien una via de participacion directa, pues solian recoger colaboraciones de los oyentes y publicaban cartas, comics o articulos. Igualmente, la celebracion de concursos o certamenes seria otra forma de conectar a los oyentes con la radio, motivandolos con premios y regalos (Garcia Menendez, 2008). Hubo emisoras que presentaron cierta singularidad, como La Cadena del Water. Al estar formada por un grupo cerrado de individuos con relaciones personales preexistentes, y querer mantener este caracter de grupo de amigos, la emisora no se abrio a nuevos participantes activos que presentaran proyectos de programas. Sin embargo, esta imposibilidad se superaba a traves de dos vias diferentes: la participacion a traves de la revista de la emisora y el acceso sin cortapisas a la emision por el telefono. Este feedback directo, total y sin traba alguna se convertiria en caracteristico de la emisora y superaria el hecho de que el oyente se convirtiera en locutor (Perez Martinez, 2015).

Se constata de esta forma que la heterogeneidad del movimiento de la radio libre no atenderia tan solo a un nivel conceptual y de categorizacion (sociales, politicas o epicureas) sino que dentro de cada una de las distintas categorias encontrariamos matices en la praxis de una emisora a otra.

En segundo lugar me gustaria senalar que la anomia comunicacional hace referencia mas al acceso directo a los media que al contenido de los mismos. Dentro de los medios generalistas existirian espacios de expresion de calidad que escaparian a los estandares del resto de la programacion. Habria momentos en los que, a pesar de la titularidad publica o privada, se daria cabida a toda una serie de contenidos alternativos. Ejemplos de esto serian las noticias que aparecen en la prensa diaria sobre los movimientos socioculturales alternativos o la programacion de Radio Nacional de Espana 3 (RNE3). Sin embargo, la existencia de este tipo de contenidos dentro de un medio generalista no asegura, en ningun caso, la democratizacion de la comunicacion. Los medios publicos y privados responden a principios politicos y economicos, con lo que la pluralidad en los contenidos queda relegada en muchas ocasiones a un segundo plano. El caso de RNE3 evidencia que la programacion esta siempre condicionada a decisiones de indole politica. Los ceses de directivas y los despidos trabajadores emblematicos han sido una constante historica. Uno de los primeros casos de cese de programas fue el de "A ciento veinte", dirigido por Eduardo Sotillos, que acabo fuera de la programacion en 1979. El programa se convirtio en "intermediario directo de todos aquellos que no tenian la oportunidad de acceder a los canales convencionales de comunicacion", y puede que por ese mismo motivo, solucionar la anomia comunicacional dentro de los limites de lo normativo, los gestores de la emisora perdieran el interes por mantenerlo en antena (Perez Ornia, 1979: web).

Estas acciones despertaron el rechazo de la audiencia, como ejemplifica una carta publicada en El Pais con motivo del cese de "Caravana de hormigas" en 1989, donde se denuncian los despidos de profesionales no "adictos a la PSOEina", a la vez que se acusa al gobierno socialista de haber perseguido a la emisora desde los prolegomenos del referendum de la OTAN. La misiva dice en sus lineas finales:
"senor Solana--senor Gonzalez: la idiotizacion del ciudadano a traves
de los medios de comunicacion no se recoge en nuestra Constitucion, y
la pretension de fosilizar a la opinion ciudadana desde la radio y la
television publicas puede ser constitutivo de delito. ?Hasta cuando?"
(Dacuna Bermejo, 1989: web).


A pesar de que los directores de la emisora habrian remarcado en ocasiones su caracter cultural, defendiendo el papel de la radio como fenomeno de vital importancia en Espana, estas declaraciones vendrian siempre matizadas de alguna forma con afirmaciones como: "Es verdad que la radio abierta, llevada hasta sus ultimas consecuencias, puede llegar a ser hasta subversiva, pero que no se preocupen quienes temen que el diablo se haga con las ondas" (Bedoya, 1981: web). Por lo tanto, y sin menospreciar su labor, puede entenderse que estos espacios dentro de los medios de comunicacion generalistas no serian suficientes para superar la anomia comunicacional, ni constituirian una via adecuada para solucionar este desequilibrio entre metas culturales y medios institucionalizados. Es mas, la existencia de este tipo de espacios se puede llegar a entender como una concesion de los grupos dominantes para mantener su hegemonia social, dar un espacio "liberado"--que no es tal pues depende directamente del gobierno (y el gobierno hace y deshace a su antojo)--para satisfacer las posibles querencias de contenidos "alternativos" en el medio radiofonico. Aparece como mas rentable para los grupos dominantes cobijar un espacio de estas caracteristicas controlado dentro de la programacion de sus medios que no tenerlo y que proliferaran proyectos ajenos a las esferas de poder.

5. Conclusiones

Despues de lo expuesto en las paginas anteriores, parece razonable afirmar que las radios libres nacen, a nivel europeo, como respuesta innovadora a una situacion de anomia comunicacional, es decir, como solucion a una desconexion entre objetivos socialmente deseables y medios normalizados para conseguirlos derivada de la concepcion de las comunicaciones dominante en el occidente democratico. Su aparicion en el Estado espanol responde a unas condiciones concretas, tanto materiales como ideologicas, consecuencia de la propia situacion del pais, inmerso en un proceso de transicion democratica. A este respecto es interesante ver que, teniendo en cuenta las implicaciones del concepto de anomia, la fijacion de esta como origen de las radios libres apunta hacia una necesaria revision del "espiritu de consenso" atribuido a la Transicion. La propia existencia de este tipo de proyectos implica un desacuerdo con el rumbo que estaba tomando la sociedad espanola. Igualmente, cuestionaria los procesos y cotas de democratizacion comunmente atribuidas a dicho periodo, haciendose necesaria una revision cualitativa del papel jugado por los medios de comunicacion en el mismo.

Las personas y colectivos detras de estas emisoras acogieron esos valores y derechos. El "informe MacBride" justifico su actividad y teniendo en consideracion el articulo 20 de la Constitucion se consideraron "alegales" mas que ilegales, y entendieron que, como hemos visto, los medios normalizados para satisfacerlos eran completamente insuficientes, con lo que pusieron en marcha los suyos propios. Estos constituyeron una respuesta efectiva a esta tension ya que permitieron a aquellos que se acercaron a ellas satisfacer, a traves de la ocupacion de la FM, la necesidad de comunicar e informar libremente derivada de la firme creencia en unos derechos que formaban, y forman, parte de la ideologia dominante en las democracias occidentales. Una solucion eminentemente politica y critica con la forma en la que se estructuraron las comunicaciones en el Estado, de forma vertical, controlada y excluyente con los grupos subalternos. Las radios libres facilitarian a estos grupos el acceso a los medios, dotandoles de capacidad para generar discursos y de medios desde los que informar y generar y proyectar ideologia.

Por todo esto, y a pesar de las limitaciones que hemos senalado en el articulo, podemos afirmar que las radios libres constituyeron una solucion real a la anomia comunicacional, permitiendo salvar la brecha existente entre derechos socialmente deseables y medios normalizados para alcanzarlos, visibilizando lo injusto de la forma en que se organizaron las comunicaciones y cuestionando la centralidad de la libertad de expresion y el derecho a informar en una Espana que salia de cuarenta anos de dictadura y ausencia de derechos y libertades.

6. Referencias bibliograficas.

Althusser, Louis (1974): Ideologia y aparatos ideologicos de Estado, Buenos Aires, Ediciones Nueva Vision.

Anonimo (1980): "El senegales M'Bow, reelegido director general de la UNESCO", en El Pais, 30 de septiembre, en: http://elpais.com/diario/1980/09/30/sociedad/339116402_850215.html. [Consulta: 11 de enero de 2015]

Anonimo (1983): Nueva electronica. Especial radios libres, 6. Madrid, Hobby Press.

Anonimo (1987): "Radios libres", Alfalfa, Extra, 50. Barcelona.

Asamblea Constituyente: Constitucion Italiana, http://www.ces.es/TRESMED/docum/ita-cttn-esp.pdf. [Consulta: 20 de julio de 2011]

Asamblea General (1948): "Declaracion Universal de Derechos Humanos", en Naciones Unidas, http://www.un.org/es/documents/udhr/. [Consulta: 18 de enero de 2012]

Asamblea Nacional (1789): "Declaracion de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, 1789", en Recursos Academicos, en: http://www.recursosacademicos.net/web/2011/06/25/declaracion-de-los-derechos-del-hombre-y-del-ciudadano-1789/. [Consulta: 18 de enero de 2012]

Asamblea Nacional (1958): Constitucion Francesa, en http://www.conseil-constitutionnel.fr/conseil-constitutionnel/root/bank_mm/espagnol/constitution-espagnol_juillet2008.pdf. [Consulta: 20 de julio de 2011]

Balsebre, Armand (2002): Historia de la radio en Espana, vol.2 (1939-1985), Madrid, Catedra.

Beaumont, Jose F. (1983): "Las radios libres emitiran a pesar de los avisos de cierre", en El Pais, 22 de mayo, http://elpais.com/diario/1983/05/22/radiotv/422402401_850215.html. [Consulta: 11 de enero de 2016]

Bedoya, Juan G. (1981): "El director de Radio 3 defiende la cultura libre a traves de las ondas", en El Pais, 23 de agosto, en: http://elpais.com/diario/1981/08/23/radiotv/367365606_850215.html. [Consulta: 11 de enero de 2016]

Bradley, Paul (1991): "French Free Radio", en French Cultural Studies, 2, 35-50.

Bustamante Ramirez, Enrique (2009): "Radiotelevision en Espana: entre el franquismo y la democracia", en Quirosa-Cheyrouze y Munoez Rafael (ed.): Prensa y democracia. Los medios de comunicacion en la Transicion. Madrid, Biblioteca Nueva, pp.307-316.

Chaves, Oscar (2010): "Radio libres: 30 anos de lucha por la frecuencia", en Diagonal, 26 de febrero, www.diagonalperiodico.net. [Consulta: 28 de diciembre de 2010]

Coordinadora de Radios Libres (1983): Manifiesto de Villaverde, original mecanografiado. Archivo del autor.

Cortes Generales (1978): Constitucion Espanola de 1978, en: http://www.congieso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=15&fin=29&tipo=2 [Consulta: 20 de julio de 2011]

Dacuna Bermejo, Pilar et al. (1989): "Radio apaleada", en El Pais, 8 de octubre, en: http://elpais.com/diario/1989/10/08/opinion/623804406_850215.html. [Consulta: 11 de enero de 016]

Fernandez Areal, Manuel (1977): Introduccion al derecho de la informacion, Barcelona, A.T.E.

Garcia Menendez, Antonio (2008): Entrevista personal realizada por el autor, Madrid, 7 de mayo.

Gas, Julia y Perez, Javier (2010): "Hay que seguir luchando por la FM, ya que es accesible a todo el mundo", en Diagonal, 26 de febrero, https://www.diagonalperiodico.net/movimientos/hay-seguir-luchando-por-la-fm-ya-es-accesible-todo-mundo.html [Consulta: 11 de enero de 2015]

Giddens, Anthony (2002): Sociologia. Madrid, Alianza.

Irola Irratia (2000): Radios Libres. Utopia Comunicativa. Bilbao, Irola Irratia.

MacBride, Sean et al (1980): Un solo mundo, voces multiples. Comunicacion e informacion en nuestro tiempo. Mexico D.F., Fondo de Cultura Economica.

Merton, Robert K. (1965): Teoria y estructura sociales. Mexico D.F., Fondo de Cultura Economica.

Molinero, Carme e Ysas, Pere (2007): "Una epoca de cambios sociales", en Martinez Martin, Jesus A.: Historia de Espana Silgo XX. 1939-1996. Madrid, Catedra, pp. 193-201.

Perez Martinez, Jose Emilio (2013): "Mujeres en la radio libre espanola (de 1976 a nuestros dias): un altavoz de las sin voz", en Capel Rosa Maria (ed.): Presencia y visibilidad de las mujeres: recuperando historia. Madrid, Editorial Abada, pp. 359-384.

Perez Ornia, Jose Ramon (1982): "Cambios en RNE: Radio Tres", en El Pais, 3 de julio, http://elpais.com/diario/1979/07/03/agenda/299800801_850215.html. [Consulta: 11 de enero de 2016]

Prado, Emilio (1983): Las radios libres. Barcelona, Mitre.

Tresserras, Jordi (2005): "Presentacion: 25 anos del informe MacBride. Un diagnostico audaz y controvertido sobre la comunicacion". Quaderns del CAC, 21. Barcelona, Consell de l'Audiovisual de Catalunya.

Jose Emilio Perez Martinez (1)

Recibido: 18 de enero de 2016 / Aceptado: 26 de abril de 2016

(1) Universidad Complutense de Madrid.

E-mail: joseempe@ucm.es

(2) El propio Merton, en cuya teoria sobre la anomia se apoya este trabajo, contempla en sus desarrollos teoricos el papel de instituciones como "la familia, la escuela y el lugar de trabajo", consideradas en sus palabras como "principales agencias que moldean la estructura de la personalidad y la formacion de metas" de los ciudadanos (Merton, 1965: 144).

(3) En 1955 se habian hecho concesiones oficiales a emisoras privadas como la SER (antigua Union Radio), la Rueda de Emisoras Rato, la Compania Intercontinental de Radio (creada por Serrano Suner) y la Compania Aragonesa de Radiodifusion, entre otras. En 1958, de acuerdo con el Concordato con el Vaticano se establece la COPE, con alrededor de doscientas emisoras parroquiales. Estas emisoras tenian censura previa, conexion obligatoria con los partes de RNE, un canon obligado del 5 por 100 de los ingresos y la obligacion de adherirse al Movimiento Nacional (Balsebre, 2002: 215-236).

(4) "Pido la palabra" fue el primer programa radiofonico en incluir un sistema telefonico de consulta de opinion, mientras que el "Sermometro" permitio "por primera vez en la historia de la radio espanola la transmision en un breve periodo de tiempo de la opinion de miles de oyentes sobre un asunto de actualidad". Sin embargo, la importancia concedida a dicho programa ha de ser matizada. Por un lado la opinion del publico se recogia "de manera muy esquematica y bipolar (opcion 1, opcion 2)", sistema que condiciona a priori el rango de respuesta del publico lo que restaria potencial al supuesto "valor cualitativo" de los datos arrojados por el programa. Por otro lado, su tardia fecha de aparicion, cuando las radios libres espanolas ya estaban funcionando al 100 por 100 con su planteamiento de comunicacion horizontal y su politica de microfonos abiertos, invita a ver el "Sermo-metro" como una iniciativa desplegada por los grupos dominantes con la intencion de no perder su hegemonia. Esto es, una maniobra de incorporacion de algunos de los valores y formas de actuar de las radios libres con vistas a no perder prestigio social y permanecer como medio legitimo (Balsebre, 2002: 438 y 439).

(5) La aceptacion y participacion del sistema de valores internacional de las democracias occidentales, al menos nominalmente, seria un requisito indispensable para el buen funcionamiento y la integracion del nuevo regimen democratico a un nivel supranacional.

Jose Emilio Perez Martinez es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid (2008). Master en Historia Contemporanea por la UCM (2009). Master en Estudios Textuales y Culturales en Lengua Inglesa por la Universidad de Zaragoza (2011). Doctor en Historia Contemporanea por la Universidad Complutense de Madrid. Investigador (Departamento de Historia Contemporanea, Facultad de Geografia e Historia, Universidad Complutense de Madrid).
Tabla 1. Tipologia de los Medios de Adaptacion Individual (Merton,
1965: 149)

Modos de adaptacion   Metas culturales   Medios institucionalizados

  I.  Conformidad           +                        +
 II.  Innovacion            +                        -
III.  Ritualismo            -                        +
 IV.  Retraimiento          -                        -
  V.  Rebelion             +/-                      +/-
COPYRIGHT 2017 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:INVESTIGACIONES Y DOCUMENTOS
Author:Martinez, Jose Emilio Perez
Publication:Estudios sobre el Mensaje Periodistico
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2017
Words:9006
Previous Article:La formacion de la critica literaria chilena. Prensa, cultura y poder.
Next Article:Del retrato de la Dama de Hierro a la fotografia de Mutti Angela: la representacion iconica de la canciller alemana Angela Merkel.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |