Printer Friendly

?America Latina: giro a la izquierda?

Latin America: A Swing to the Left?

Hace aproximadamente diez anos que empiezan a surgir interrogaciones sobre diversos gobiernos y fuerzas politicas latinoamericanos asi como sobre las politicas que quieren poner en obra. Dentro y fuera del subcontinente muchos pretenden que este, presentaria rasgos singulares que le significan un lugar aparte en el examen de una evolucion mundial que se caracterizaria por el predominio del capital financiero, procesos de apertura hacia un mercado global, reconstruccion de un estado menor en sus funciones y en sus instrumentos. Esta evolucion seria, a la vez, facilitada y facilitadora de un modelo democratico de gobierno entendido como la existencia y el respeto a normas y practicas de elecciones periodicas y pluralistas asi como reglas de buen gobierno y existencia de mecanismos eficaces de control. No faltan quienes abogan por una consolidacion del papel del ejecutivo en lo que seria, en una elipse atrevida, una democracia de mercado. Estas tendencias se consideran triunfantes en la mayor parte del mundo desde los Estados Unidos al Japon pasando por Europa occidental.

I. DE LAS DICTADURAS A LA TRANSICION DEMOCRATICA

Para America Latina, en los anos ochenta, empezo a describirse la generalizacion de una transicion democratica desde la Argentina al Peru, pasando por Brasil y luego Chile. Con sus normales diferencias de calendario o de cultura politica, muchos se plegaban a lo que debia ser el buen gobierno con incentivos de organismos, fundaciones y gobiernos de afuera. Con la vuelta a la familia democratica de la Nicaragua sandinista solo Cuba quedaba como un lunar o un anacronismo en estos esperanzadores anos. Las insurrecciones armadas, cada vez menos numerosas, eran anatematizadas como narcoguerrillas o contenidas en sus ambitos nacionales o regionales como en Colombia y Peru. Hasta se celebraba con alguna sorna la insurreccion zapatista en Chiapas que se enquistaba en su lejana selva. En otros casos, iniciaban su regreso al contexto de los regimenes existentes, como en El Salvador o en Guatemala, unos movimientos armados al aceptar algunas reglas de vivir si no mas pluralistas si mas sinceras.

La descripcion de esta transicion hacia la democracia era cuanto mas esperanzadora, pues sucedia a unos regimenes militares que se habian sostenido gracias a metodos que afectaron duramente los derechos humanos. De estos gobiernos calificados por Guillermo O'Donnell de burocratico-autoritarios (203) como un nuevo modelo, implacable de gobierno de las clases dominantes y a pesar de los milagros economicos que se les reconocia: "el milagro brasileno", "el milagro chileno", no se veia como podrian acabarse. Se discutian las virtudes de la transicion espanola, a la muerte de Franco, que se contraponia a la revolucion de los claveles portuguesa. Coyunturas economicas menos favorables para modelos represivos, pero de apertura economica, empezaron a generar movimientos y protestas sociales a la vez que un rechazo al uso del terror y a las limitaciones de las libertades y cierto repudio internacional. Los militares en el poder prefirieron organizar su retirada y pactar sus condiciones concretas con las fuerzas politicas moderadas como en Uruguay, Brasil o Chile, intentando protegerse personalmente y dibujar un modelo de relacion estado-fuerzas armadas que les significaba el mantenimiento de privilegios. En la Argentina, la guerra de las Malvinas termino en una catastrofe en la que se hundio el gobierno militar. El modelo economico solo sufrio modestas adaptaciones con la venia del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial que veian estas transiciones como legitimadoras de sus propuestas.

Los partidos y dirigentes politicos, de vuelta de un exilio interno o externo mas o menos largo, hicieron a un lado cualquier sentimiento revanchista o de simple justicia y su obligado tiempo libre fuera del poder les hizo mas permeables a la conciliacion, a la necesidad del perdon como prerrequisito de un gobierno sin sobresalto. Duramente escarmentados los pueblos entendian la necesidad de un respiro y las ventajas de las libertades publicas, aun frente a sus precarias condiciones de vida. Aceptaron, mal que bien, que las prioridades eran las de la modernizacion del aparato productivo, la promocion de las exportaciones, los incentivos a la inversion de capital extranjero, la lucha contra la inflacion, todo un modelo de ajuste antes de la letra. Nuevas generaciones de tecnicos, asesores con formacion y experiencia en el exterior, como un Gonzalo Sanchez de Losada en Bolivia, abogaron por la caducidad del modelo del Estado, actor economico tanto en su version socialista como en la que se derivaba de las experiencias de la CEPAL y de su modelo de reformas e industrializacion por sustitucion de importaciones.

A la vez llegaron los ecos del terremoto que afecto el mundo con la repentina e imprevista desaparicion del Estado sovietico y sus aliados, de su modelo economico, la desaparicion del sistema internacional socialista, formidable llamado a conformarse con la existencia de un sistema hegemonico mundial liderado por los Estados Unidos y solo con unas variantes en lo que iba a ser la Union Europea. Este derrumbe del modelo sovietico afecto no solo a los que formaban parte de el o se sostenian en el como, en la America Latina, Cuba que lo sufrio duramente sino que tambien a todo el conjunto de fuerzas innovadoras, para gran sorpresa de algunas de ellas, que perdieron sus impulsos de simple reforma o suavizacion del modelo.

Sin embargo, la transicion a la democracia y luego su consolidacion fueron presentadas y generalmente aceptadas como un hecho definitivo de la segunda mitad de los ochentas al final del siglo con profundas transformaciones economicas, consecuencias de la ampliacion del modelo mundial de mercado con sus imposiciones y sus eventuales variantes. En el caso de America Latina aparecio Espana como un actor economico nuevo, divulgador del modelo dominante, inversiones fuertes y presencia creciente, inicialmente difundidos por un gobierno socialista.

Una contradiccion de este momento se presento entre la determinacion de las mismas clases dirigentes agrarias, industriales, financieras (estas cada vez mas poderosas) de conservar y profundizar el mismo modelo economico considerado como obligatorio y las demandas, represadas durante el periodo anterior, de los sectores populares, campesinos, obreros, trabajadores informales, diferentes grupos de las capas medias bajas (como educadores, empleados de la salud ...), demandas que no se podian satisfacer o que se diluyeron con represion o control y subordinacion.

En todos los casos estos sectores eran actores dificiles de silenciar o frente a los cuales se necesitaba el uso de una gran agilidad politica para dividirlos, confundirlos, limitar su intervencion. Solo se logro parcialmente o momentaneamente. Aparecian, desaparecian o se consolidaban movimientos sociales con caracter explosivo pocas veces transformados en movimientos politicos estables, que pedian una modificacion radical del sistema politico, a menudo bajo la forma de coaliciones solidas como el Partido de los Trabajadores de Brasil o el Partido de la Revolucion Democratica de Mexico o menos cohesionados como el Frepaso de la Argentina o la Izquierda Unida que llego a la alcaldia de Lima con Alfonso Barrantes, entre 1984 y 1987; con caracter para politico o mas social que politico como en Ecuador, sin estabilidad alguna como en Venezuela mientras el Partido Accion Democratica y su red sindical lograban controlar la situacion. Paso lo mismo en Colombia con las profundas divisiones de la oposicion politica, el debilitamiento y el paso a manos liberales de la Confederacion Unica del Trabajo, el foso cada vez mayor entre la oposicion armada y sus metodos y la oposicion civil.

El modelo liberal imperaba por todas partes por presion de las fuerzas empresariales externas e internas, con las propuestas que se dieron a conocer como el Consenso de Washington (204), para sintetizar la linea dogmatica y unica senalada por el Fondo Monetario Internacional y se aplicaron con apenas diferencias locales o de ritmo en funcion de la situacion de las monedas (varios paises abandonaron o practicamente abandonaron las suyas en beneficio del dolar), de las caracteristicas de su insercion internacional, o de las resistencias internas como frente a las politicas energeticas, salariales, laborales, fiscales o de subsidios. Blancos privilegiados de las reformas fueron los sistemas de salud y de pension, cuya privatizacion y modificacion afecto a sectores bien organizados de la clase obrera y de la funcion publica pudiendo incluir, en ciertos casos, a parte de las fuerzas armadas y de la policia.

Al repasar las propuestas formuladas en estos anos es extraordinario el paralelismo que existia entre los diferentes paises no solo de America Latina sino tambien de Europa o Asia oriental ... como si fuera posible un molde unico para todos.

Los instrumentos de medicion en materia economica son dibujados para dar cuenta de otro tipo de crecimiento que el sentimiento de bienestar social; sin embargo, aparecieron otros indicadores como el de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo o los de pobreza y miseria, todos de fidelidad relativa; tienden a individualizar, atomizar los datos lo que solo muestra necesidades no satisfechas, pero no su ubicacion social fuera del contexto rural-urbano. Todos coinciden para mostrar que, en estos anos 1970-2000, de profunda modificacion de la estructura interna y de las inserciones externas de las economias latinoamericanas, persistieron o se agravaron las condiciones de vida de la mayoria de la poblacion de cada pais. Desde las esferas de decision y de reflexion se intento decir que estos frustrantes resultados se debian a un largo pasado de desigualdad y a una mala o demasiado timida aplicacion del modelo liberal contemporaneo y se invoco, ya en el presente decenio, casos asiaticos como China, Vietnam para defender esta argumentacion como si estos paises, su politica economica, su estilo de gobierno fueran parangones de dicho gobierno. Los mejores alumnos como Menem en la Argentina, Fujimori en el Peru, Zedillo, el ultimo presidente del PRI en Mexico, lejos de ser los mas exitosos tuvieron finales oprobiosos.

La violenta crisis de finales de los noventa, la menos pronunciada fase critica del ciclo economico mundial, en 2001-2003, puso a considerar, a nivel ya de diversas escuelas economicas, la necesidad de revisar o cambiar dicho modelo.

II. NUEVOS RUMBOS

Su aplicacion en America Latina no fue facil y siempre tropezo con oposiciones internas de tal o cual caracteristicas: tanto defensores como criticos de la politica economica de Fernando Henrique Cardoso, en el Brasil, en sus dos mandatos consecutivos, se negaron a aceptar que las caracteristicas del mayor pais del subcontinente, lo hacian bastante heterodoxo frente a las directrices del FMI. No es una novedad en este pais, pero si lo es frente al caracter de pliego imperativo que ellas tenian. El propio Mexico que escogio a traves del NAFTA su definitiva asociacion con sus vecinos del norte no se plego siempre a la ortodoxia a pesar de la voluntad de los gobernantes, los ultimos del PRI, los primeros del PAN, conservador. Ellos leian el NAFTA como un acuerdo de integracion economica mientras para los Estados Unidos es, sobre todo, un acuerdo de su seguridad nacional frente al sur latino. Las ventajas economicas las hubiera podido conseguir Washington, con o sin NAFTA pero esta frontera sur, la de la inmigracion, era, es y sera un gran objeto de preocupacion.

Las fuerzas pro-mercado globalizado que gobernaron en la mayor parte de los paises de America Latina siempre lo hicieron ganando dificilmente en las elecciones a las fuerzas de contestacion como en los casos de Mexico, Brasil, Ecuador etc ... o mediante el engano como en los casos de Argentina o de Peru donde se presentaron como opuestas a la linea liberal de un De la Rua o de un Vargas Llosa, respectivamente. En otros casos, diferentes entre si, como los de Chile, con la espada de Damocles militar; en Colombia, Venezuela, Uruguay el control de las maquinarias tradicionales era suficiente para derrotar oposiciones que no fueran de pura forma.

Las jovenes democracias de esta epoca empezaron a derivar en gobiernos de un estilo diferente como los de Menem, Fujimori, mas tarde Uribe en Colombia, para cambiar las condiciones de desempeno de las politicas economicas (205). Se alteraron las tradicionales reglas de juego acudiendo a la reeleccion, se redujo el papel de los parlamentos consolidando el presidencialismo, o se subordino el aparato judicial supremo para reescribir o reinterpretar las reglas constitucionales. En algunos casos, como en Peru, se asociaron estrechamente las Fuerzas Armadas al nuevo poder. Lejos de llamar tan solo al orden como lo habia hecho Pinochet en Chile, asociaron una mano dura contra la oposicion, aun la mas moderada, a un estilo de gobierno que se suele atribuir al populismo de antano: vestirse con trajes tradicionales, usar las lenguas indigenas o los modismos regionales, pasar una gran parte del tiempo en las provincias, mantener dialogos de letra menuda con la poblacion de los pequenos nucleos de poblacion, demostrar, por otro lado, amplios contactos internacionales con politicos, empresarios pero tambien con cantantes, artistas o, en su tiempo, con el papa Juan Pablo segundo.

A este estilo de hacer politica desde el poder, acudio tambien un Collor de Melo en Brasil, pero estuvieron muy distantes de ellos, un austero Cardoso o los primeros presidentes civiles de Chile. En su segundo mandato, tan dramatico, el presidente Carlos Andres Perez, de Venezuela, elegido con el recuerdo de la bonanza petrolera de los anos setenta y el derroche de dadivas que significo, de la nacionalizacion del petroleo, hubiera podido, por temperamento o por calculo adoptar el mismo estilo de un Fujimori. Su politica liberal de choque y la brutal reaccion de la poblacion pobre, no le dio esta oportunidad. En los veinte ultimos anos del siglo XX, el PIB venezolano bajo un 40% e hizo pasar el pais de una Venezuela saudita a un pais de empobrecimiento generalizado; frente al paquete economico se produjo un amotinamiento mas o menos espontaneo, el Caracazo de febrero de 1989, cuya represion brutal le hizo perder su legitimidad al presidente.

En otros paises, estertores de lo viejo o nuevos problemas de gobierno, la estabilidad democratica se volvio problematica: Bolivia, Ecuador en los cuales los presidentes en funciones no alcanzaron a terminar sus mandatos. Se atribuian estas dificultades a fallas en los mecanismos constitucionales: metodo de eleccion del presidente o del congreso; relaciones entre los dos poderes, etc. En el caso colombiano los cuatro anos de Ernesto Samper fueron marcados por permanentes esfuerzos para llevarlo a renunciar mientras su sucesor (y principal opositor) Andres Pastrana tuvo dificiles relaciones con el ejercito que lo presiono constantemente, en particular por su intento de negociar un fin del conflicto armado interno, negociacion que al final se frustro.

Varios son los paises en donde las nuevas conformaciones, ya con varios anos de existencia, aun precaria, hubieran podido conquistar la presidencia, por via de elecciones, mucho tiempo antes. Es el caso del Frente Amplio del Uruguay, coalicion ya antigua de partidos y movimientos como los ex guerrilleros Tupamaros, desde la retirada de los generales o el del PT, en Brasil, desde la primera candidatura de Lula contra Collor de Melo, quien gano, en 1989.

Las viejas coaliciones de partidos tradicionales con o sin renovacion de fachada, de estilo frentista, parecen desacreditadas y no ofrecen una real alternativa a las ansiedades de las masas. La conformacion de fuerzas de izquierda tiene por resolver varias tareas dificiles: como conciliar la contradiccion entre oposiciones legales o parlamentarias aun con programa radical y los ex guerrilleros que, al no conquistar el poder, se fragmentan entre lideres que aspiran a incorporarse al sistema, un Paz Zamora en Bolivia, un Teodoro PetkofF en Venezuela ... o se marginan rapidamente. Desde luego, no faltan quienes aspiran a ganar el poder con su mismo ideal del monte o el exilio, otros simplemente aspiran a abrirse un hueco a partir del cual, con una etiqueta u otra, participar del gobierno sea de naturaleza reformista o sea simplemente incluyente. Otra tarea dificil es que hacer con los comunistas, activos aun cuando poco numerosos en todos los paises, pero a menudo separados por un profundo foso de las demas fuerzas de izquierda; de parte y parte, persisten odios, excomuniones. Esto divide y limita las posibilidades de exito de estas izquierdas. La desaparicion de la Union Sovietica en 1991, en su distante lectura latinoamericana, obliga a revisiones dramaticas de las cuales unos concluyen que ya la revolucion, el socialismo no forman parte de la agenda y otros, que siguen vigentes, pero se deben alcanzar por vias nuevas, no trilladas. Una expresion de esta busqueda es la reivindicacion de Jose Marti en los comienzos de la revolucion cubana, pasando por la invocacion de Sandino en Nicaragua o ya la exaltacion de Simon Bolivar en varios paises. Una tercera tarea seria la de distinguir entre partidos politicos y movimientos sociales cada uno en su esfera, con sus formas de intervencion politica, los primeros apareciendo distantes y algo desconfiados de los segundos, a menudo espontaneos (pero manipulables), anarquicos, flor de un dia, imprevisibles, pero cercanos al sentir de la gente. Una interesante reflexion sobre la sociedad civil y su posible papel disimula mal una desconfianza, un pesimismo frente a los partidos politicos. ?Pero se sabe poner a funcionar una democracia sin una dinamica de partido?

III. LA CUESTION SOCIAL EN SUS ACTUALES TERMINOS

En terminos sociales se estaba iniciando un debate, que no ha concluido, entre las virtualidades de las agrupaciones sociales, sus aspiraciones, su posibilidad de coalicion y en ella, la problematica de la hegemonia. Es un debate salvaje donde hay cartas marcadas, donde no todos ponen en claro sus intenciones. Dos cuestiones son ya antiguas: la naturaleza, las virtualidades, aspiraciones de una clase obrera a menudo fragmentada geograficamente, dividida o aparentemente dividida por los duenos del capital extranjero, nacional, cada vez mas asociados, tentada por el reformismo sindical en las importantes cuestiones del empleo, el salario, la conquista social atacada en nombre de la flexibilidad y del progreso en detrimento de una accion a nivel del poder politico en todas sus expresiones de hoy.

La segunda reflexion gira, en un momento de fuertes migraciones internas e internacionales, de transformacion de la produccion en un contexto ya mundializado, en torno al papel y la misma existencia de un campesinado en varios casos asociado al resurgir de movimientos culturales indigenas, de formas nuevas de nativismo que pueden tener expresion religiosa: en la reivindicacion de la tierra, factor de produccion o mito fecundo de la madre tierra. Como involucrar en una sola reflexion (?es necesario?) la reivindicacion de los cultivadores o cosechadores de la coca con la agro industria ?sea la de la soya o de los citricos? Cual es el sentido de la tortilla de maiz, de la arepa frente a un Monsanto por un lado, ?a un Carrefour por otro? Hace tiempo que se sabe que hasta el indigena que recogia el latex en el Amazonas o el caficultor de las vertientes andinas estaban sujetos a los intereses de poderosas y lejanas (en cuanto a sus decisiones) multinacionales cuya existencia a menudo desconocen. Multiples movimientos con mayor o menor organizacion, mas o menos estables se consolidan entre capas diversas del campesinado, no homogeneas, llenas de contradicciones; uno de los mas conocidos es el movimiento de los sin tierra en Brasil, pero existen muchos otros. ?Estos movimientos tienen o no futuro en terminos historicos, en la lucha politica? El debate de los anos setenta sobre descampesinizacion o recampesinizacion se plantea en terminos nuevos, mucho mas globales, pero no esta lejos.

La tercera reflexion en torno a fuerzas sociales tiene que ver con algo muy mal definido por la expresion clase media, bajo cuya etiqueta unica se pretende incorporar desde el obrero del petroleo hasta el juez de la Corte Suprema, pasando por el maestro, el empleado bancario o el mayor del ejercito. En sus tiempos John J. Johnson le confirio a la clase media asi incluyente las virtudes de portadora de los valores de la democracia consolidada (206). Es una afirmacion que resurge periodicamente, en particular en los Estados Unidos.

La clase media como tal no existe, si bien aparecen ciertos valores que pueden aparecer como elementos de una ?cultura? comun a muchos sectores de la poblacion. La nocion mas proxima a su heterogeneidad seria la de capas medias por situarlos entre los poseedores del capital y su capacidad de decision y los poseedores de su sola fuerza de trabajo utilizada o no. Son varias las capas, unas mas proximas a los de abajo, otras a los de arriba. Son sectores en un permanente proceso de movilidad en el que todos aspiran a ascender, pero en el que, mientras que unos ascienden de verdad otros, los mas, pierden espacio. Estas fluctuaciones no son lineales, son sujetas a la coyuntura o a las fases del ciclo economico. En Colombia se consolido una capa media de muchas ambiciones en tiempos del presidente Cesar Gaviria, pero volvio a caer con Samper y Pastrana, retomando esperanza, en nuevas condiciones, que ayudo a consolidar, en tiempos de Uribe. Muchos tienen a la abuela lavando ropa en la quebrada y quieren ver a su hija de gerente en el Citybank para lo cual trabajan duro, se sacrifican, se endeudan y multiplican las frustraciones: de la nevera a la casa, del carro a la finca, la Universidad, la visa US que todos buscan, mas de lo que puede proporcionar la honestidad y el cabal cumplimiento de las leyes. Si el lema de esta sociedad es "hagase rico", para que reparar en el como; el ejemplo a menudo viene de arriba. En su expresion politica estas capas, que algunos califican de emergentes, de joven van a creer que "los Tupamaros me lo van a dar"; "manana, con canas, tras largo y tortuoso recorrer", "votare por Felipe Calderon o, aun cuando no creo en el, por un Alan Garcia porque mas miedo le tengo a un Lopez Obrador o un Humala": miedo a la confiscacion, a la tasa de cambio, a la inflacion ... Si hace falta buscare consejos o consuelo en la Biblia que reparten los hermanos evangelicos de la esquina.

Dentro de las capas medias un grupo, lo llamaremos los intelectuales, aun cuando no es homogeneo, del premio Nobel al teatrista de calle, aspira a un lugar particular: ser el consejero del principe: yo, del enemigo lo se todo porque parti el rancho con el en otros tiempos, y que hacer tambien lo se: cualquier cosa segun el humor del principe. En nombre de Peron, yo, adulador de Menem en su tiempo, aspiro a asesorar a Cristina Fernandez de Kirchner, para bien o para mal; tantos anos lejos del poder en un pais que tanto me necesita; tanto derroche juvenil, recorrer el monte con o sin fusil, recorrer los pasillos de la Sorbona o de la Autonoma de Barcelona, para desembocar, en lo que a bien tenga otorgarme el senor presidente. Hay que ser realista, vivir en su tiempo que es el de la globalizacion, del final de los privilegios obreros. Hagamonos ricos o, como dicen los primiparos en la Universidad: "?Yo? en diez anos me veo de gerente de una multinacional". Hay excepciones desde luego, y muchas y de peso, como en todo. Consejeros del principe es de cualquier principe: el principe Cardoso o el principe Lula, el principe Caldera o el principe Chavez. No escojo, me ofrecen.

Van primero hacia los nuevos principes, los nuevos dirigentes porque carecen de todo, en particular de maquinaria y se les supone credulos, como a menudo lo son; en casos de triunfar pueden repartir mas. Necesitan ideas y se dejan deslumbrar con las propuestas, recetas o discurso mas o menos novedoso. Pero si no hay perspectiva con ellos me dirigire a otros.

La ubicacion de estas capas medias en la cuestion del poder es un tema de importancia. Siempre aspiran a la hegemonia, la merecen, la necesitan, pero tienen la prudencia, no siempre, de no reclamarla. ?Quienes conforman la verdadera esfera de consulta, propuesta u decision en los organismos de direccion de los nuevos partidos, de sus jefes? ?Cuantos trabajadores del campo o de la ciudad en la cuspide del poder de Lula y del PT? ?Cuantos en el Movimiento V Republica y la cercania a Chavez? A veces curtidos, veteranos maestros, por fin con poder, a veces radicales convertidos en realistas, a veces curtidos economistas, sociologos o comunicadores que, por primera vez, ponen el pie en el estribo, pero pontifican sobre lo humano y lo divino. Compiten entre si, son leales hasta el dia en que, al darse cuenta que no son como parecen, se les aparta. Participan de capillas enfrentadas: circulos, tertulias, revistas donde se tejen los primeros contactos que pueden ser mas compadrazgos que reconocimiento de meritos.

Capas medias que aspiran a clase alta ya estan en otro juego. En cuanto a los mas, los que van para abajo, se proletarizan, pero conservan su individualismo, su "primero yo y yo solo", suenan con el paraiso entrevisto y la injusticia que se les hizo. Son un factor clave del analisis para el que sobran nombres y ejemplos.

IV. ?JUEGO DE ETIQUETAS? CON EL "NEO" POR DELANTE

El gobierno venezolano no se repuso del Caracazo y de su divorcio con las masas urbanas que habian creido en las capacidades milagrosas de un Carlos Andres Perez. En febrero de 1992, una sublevacion militar de oficiales jovenes casi acaba con el gobierno. Sus dirigentes, hasta entonces desconocidos, se inscriben en una tradicion sindical-nacionalista, con referencia a Simon Bolivar, que, desde los anos cuarenta, existe en las fuerzas armadas del pais en competicion con la red militar de Accion Democratica (que se involucra en el ejercito desde aquellos anos) y la red social cristiana del partido COPEI que compensa su inferioridad, cuando esta en el gobierno, con una alianza con los nacionalistas. Derrotada la insurreccion (y otra, unos meses despues) presos sus lideres, apenas le sobrevive un ano el presidente, obligado a entregar el poder a un gobierno de transicion que organiza elecciones. Estas las gana el ex presidente Rafael Caldera, pero ya separado del partido que habia fundado, COPEI, y a la cabeza de un gobierno de coalicion, Convergencia, que desplaza a los dos partidos del sistema. Salen de la carcel los militares presos y organizan el Movimiento Bolivariano Revolucionario. El mas notorio, Hugo Chavez, gana las elecciones de diciembre del 1998 con 56% de los votos frente al 40% de su principal contrincante. Pone por delante, como ideologia, el pensamiento de Bolivar, expresion local, sentida, del nacionalismo cultivado tanto por los conservadores como por los progresistas. Propone reorientar el modelo de uso por el Estado de la renta petrolera, instrumento clientelista de los gobiernos y de los partidos, con su sequito de corrupcion y su complacencia por los intereses extranjeros. Apoyado por un entusiasta, pero heterogeneo y confuso movimiento, el nuevo presidente se rodea de sus companeros de uniforme en problemas con su jerarquia y de personas significativas en diferentes movimientos de la izquierda o en fugaces apariciones electorales. El bipartidismo AD-COPEI que gobernaba desde 1958, no se repone de su derrota a pesar de permanecer enquistado en el aparato de Estado con capacidad y voluntad de dano.

Antes de su eleccion Chavez es caracterizado por la mayor parte de los periodistas y estudiosos como un populista demagogo y lo asemejan a Menem y a Fujimori. Se llega a ver en el un discipulo de los militares del cono sur de los anos setenta. Chavez trabaja en tres direcciones esenciales: consolidar la renta petrolera mermada por los bajos precios; intenta con cierto exito repotenciar la OPEP y abre un proceso de redefinicion de la relacion con las empresas extranjeras del sector. En segundo lugar abre varios programas de educacion basica, de salud de masas, financiados por el alza fuerte del petroleo y por tanto de los ingresos estatales. Por fin pretende reformar la estructura del Estado para crear una republica bolivariana. Un referendum (con participacion baja), lo autoriza a convocar una constituyente que, segun el, definiria una nueva forma de democracia. El nuevo proyecto de Constitucion es aprobado en diciembre de 1999 y, en julio del 2000, una mega-eleccion de todas las autoridades del Estado a todos los niveles, da a Chavez, de nuevo, el 60% de los votos frente a un ex companero de sublevacion, candidato de toda la oposicion con el 37,5%. Su coalicion con, en primer lugar, su Movimiento, controla el 56% de los escanos en la Asamblea Nacional.

Desde el inicio Chavez usa un estilo de gobierno que se quiere didactico, de amplia comunicacion, frente a la hostilidad creciente de la casi totalidad de los medios de comunicacion: prensa, radio, television. Se apoya mucho en la capacidad logistica del ejercito, tal vez sobreestimandola, al desconfiar de la lealtad de los empleados publicos. Rapidamente Chavez entra en relacion con paises del Tercer Mundo en particular con paises petroleros, miembros de la OPEP. Se acerca al gobierno cubano de Fidel Castro por el que no disimula su admiracion y no escatima su ayuda. Hoy, en America Latina, la relacion con Cuba sigue siendo como una piedra de toque. Se deterioran sus relaciones con Colombia que lo ve como un aliado de las guerrillas de este pais, tambien admiradoras de Simon Bolivar, el libertador y fundador.

En estos anos de la vuelta del milenio, el gobierno Chavez puede representar un vuelco en este pais petrolero, pero se ve bastante aislado en el sur del continente. En efecto, en Brasil, en octubre del 1998, el presidente Cardoso es reelegido por mayoria absoluta frente al candidato Lula, del PT, este con menos de un tercio de los votos.

En el Peru, el gobierno de Fujimori mezcla practicas populistas y arbitrariedades despues del verdadero golpe del 92 en el que recibe el apoyo de las Fuerzas Armadas. Practica una politica economica de duro ajuste y logra reelegirse en segunda vuelta en el 2000 con el aval de la OEA. Al poco tiempo, en un diluvio de espectaculares escandalos, Fujimori renuncia durante un viaje al Japon. Asume el presidente del Congreso y convoca elecciones para abril del 2001. El economista, de origen indigena, Alejandro Toledo, gana frente a la candidata conservadora Lourdes Flores y al candidato del APRA, Alan Garcia. Durante su opaco mandato representa una linea de estricta ortodoxia liberal.

El Ecuador va de tumbos en tumbos en medio de los avatares de su economia, del inconformismo creciente, de la mediocridad del personal politico y las divisiones regionales y etnicas. Destituido por el congreso el presidente Jamil Mahuad, en enero del 2001, bajo la presion callejera de los indigenas organizados y el inconformismo de un sector militar, se posesiona Gustavo Novoa. El lider de los militares reformistas, Lucio Gutierrez sera elegido en segunda vuelta, en noviembre 2002, pero su coalicion con los indigenas organizados dura poco tras haberlos dividido profundamente. Hasta 2005, la presencia de Gutierrez, convertido al liberalismo, en la presidencia, cierra las puertas al cambio. Sin embargo su eleccion, cierto paralelismo en el estilo y en las biografias, el desarrollo de los acontecimientos, justifican la pregunta que se formula entonces de si estariamos presenciando una ola de populismo o como se dice entonces de neo populismo en el subcontinente: Chavez, Lula, Gutierrez; Guy Hermet la caracterizaria como "una democracia encarnada" (207).

El cuadro adjunto lleva a la pregunta: ?son las coincidencias en las fechas la senal de una ola, de un movimiento profundo que recorre a Suramerica? Despues, cada eleccion, con las excepciones principales de Mexico y Colombia, era sentida como un concierto de goles, mas de una goleada: y tres, y cuatro, y cinco. Queda como una realidad que la voluntad de cambio ha recorrido el subcontinente bajo la forma de un voto popular sin precedente por algo diferente, aun cuando este algo pueda no significar lo mismo, entre el peronista Kirchner, el militar Humala, el sandinista Ortega. Pero, ?que es la izquierda hoy en America Latina cuando la misma pertinencia del termino es puesta en discusion? ?un estilo de gobierno? ?una forma de dirigirse a la gente? ?un contenido programatico claro? Y, teniendo en cuenta la historia concreta de cada pais: ?Es lo mismo la izquierda en Brasil que la izquierda en Venezuela? sin descartar la posibilidad de la influencia mutua, de la contaminacion de un pais a otro hasta de un efecto de moda que podria ser efimero.

V. DE DIRIGENTES Y PROGRAMAS

Todos estos cambios se producen por via de elecciones lo que ya es una novedad en la region, mas acostumbrada al golpe, a la asonada o al amotinamiento para romper el continuismo, en particular para una izquierda escarmentada por la historia de Salvador Allende en Chile. Bien es verdad que en ciertos casos, de Venezuela al Ecuador, estas elecciones se producen despues de una larga agonia del antiguo regimen, en situacion de crisis agudas pero mas o menos coyunturales: crisis de la moneda en Argentina, baja catastrofica del precio del principal producto de exportacion en Venezuela, pais donde la poblacion no ve parar su empobrecimiento. A veces crisis politica: agotamiento del sistema de partidos que ha creado la cultura politica y le da su estabilidad, crisis del presidencialismo o de sus relaciones con los demas poderes que llevaron a sectores conservadores, para resistir a lo que llaman el populismo, a proponer pasar al parlamentarismo; crisis de la relacion entre el capital nacional, o fracciones de el, el Estado y el capital internacional con la implementacion de los modelos liberales de insercion.

Estas crisis tuvieron sus desarrollos particulares como el que involucro a la poblacion urbana pobre de grandes ciudades bolivianas frente a una multinacional francesa en la guerra del agua, en 1999, y desemboco en la creacion de asociaciones de vecinos mas o menos politizadas. En otros casos, proceden sus protagonistas de antiguas luchas sindicales, de juntas de vecinos, ligas campesinas, que aparecen, desaparecen, resurgen, con vision parcial de los problemas por resolver y que resumen sus problemas en terminos generales, aun cuando pueden tener de ellos visiones muy concretas: reforma agraria, renacionalizacion de los recursos naturales, petroleo para el pueblo, defensa del medio ambiente ... Es dificil articularlas entre si como en Brasil los sin tierras, los sindicatos, las organizaciones de capas medias, decenas de pequenas o medianas organizaciones mas o menos proximas a la Iglesia Catolica, a los comunismos y los trotzkismos, mas recientemente a ciertas iglesias evangelicas con mas vocacion local o regional que nacional. En otros paises se juntan de manera mas o menos estable en torno a un dirigente, simbolo de lo nuevo como Lula en el que se reconocen por ser de su mismo origen, de su misma cultura y sigue pareciendose a ellos. En el caso de Venezuela la fragmentacion, tradicional, es peor. Los sindicatos bien controlados, con cultura clientelista, por Accion Democratica se oponen, la presencia campesina, por el grado de urbanizacion, es debil, las organizaciones del inconformismo politico se dividen en pro y anti Chavez quien les deja poco espacio; tambien por no coincidir sobre el espacio ocupado y el papel de los militares. El fenomeno no es inedito, se pudo conocer en Peru durante el gobierno del general Velasco Alvarado o en Panama durante el del general Omar Torrijos, en la decada de los setenta, hace treinta anos, recuerdo que relativiza en algo el caracter novedoso de lo que sucede hoy.

Uno de los aglutinantes de los seguidores de estos procesos es la determinacion del enemigo, los enemigos: el capital multinacional cuya presencia puede tener diferentes formas: norteamericano, aleman, espanol o frances, pero tambien mexicano o brasileno; el capital financiero nacional asociado al anterior, muy fuertemente simbolizado por apellidos o actividades determinadas, "los cacaos" dirian los colombianos; los organismos internacionales supuestamente vectores de las nuevas reglas del juego, sin la observacion de las cuales no hay salvacion. Williamson supo sintetizarlo ayer en el consenso de Washington, diez reglas que hoy no serian formuladas exactamente de la misma manera con las crisis del FMI y del Banco Mundial. Se denuncian los apologistas del nuevo decalogo tanto a nivel de divulgacion como de intentos de aplicacion, los ministros de hacienda desde los ya lejanos Lopez Murphy o Roberto Campos hasta los mas cercanos Domingo Cavallo en la Argentina o Agustin Carstens en Mexico. Desde luego tambien, los presidentes sucesivos elegidos en estos anos, con disimulo como Fujimori o sin el como Fox; son en cada pais y de manera a veces muy eliptica lo que vincula entre si a todos estos enemigos: los ya nombrados, Menem, Majuad, Uribe, Sanchez de Losada, sin diferenciarlos. Contra ellos se produce el llamado al pueblo a federarse y a votar, a veces a sublevarse.

1. ?Como caracterizar entonces a los que son capaces de lograr esta union tan improbable de elementos muy dispares? El retrato no es unico, los hay de uniforme y los hay del austero traje profesoral, los hay vestidos de indigenas con historia complicada o sin historia conocida. Una caracteristica comun es su pertenencia a una generacion nueva, proxima a los cuarenta pero Lula, Tabare, tienen mucho mas.

?Son personalidades excepcionales? No todos estos gobernantes tienen la misma notoriedad y el mismo brillante. La oleada no es militar si se considera que, tan solo en los casos de Venezuela, y de la candidatura de Humala en el Peru, quien perdio frente a Alan Garcia son oficiales retirados. Varios son politicos de segunda o tercera fila, de poca notoriedad, inclusive politicos que militaron en partidos tradicionales como Lopez Obrador en Mexico, o siguen militando en ellos como Kirchner en la Argentina. Otros lideran la oposicion desde hace muchos anos y como tal si son conocidos, como Daniel Ortega en Nicaragua, Tabare Vasquez o Cuhautemoc Cardenas en Mexico. Otros son sindicalistas de mucho tiempo como Lula o, en Colombia, el alcalde de Bogota, Luis Eduardo Garzon. Su historia los puede relacionar con varias ideologias como los ex comunistas Garzon o Shefik Handal, en el Salvador, ya muerto, o en los movimientos sociales como Evo Morales, de tiempo atras proximo al castrismo y al sandinismo. Una caracteristica comun es su extraccion popular o de la pequena burguesia intelectual o de provincia lo que permite que el pueblo se reconozca mas en ellos, factor de cierta importancia. Su marcha hacia la cuspide puede haber sido lenta como en el caso de Morales, Kirchner o incluso Chavez si se interpreta bien su participacion, desde hace treinta anos en el clandestino movimiento bolivariano en el seno del ejercito de su pais. Otros aparecen repentinamente (con el riesgo de opacarse rapido como Gutierrez) como Humala o Correa.

Son buenos usuarios de la comunicacion de masas moderna como Chavez o Lopez Obrador o usan de los simbolos identificadores de Bolivar a Tupac Katari pasando por Peron. A veces, el fenomeno no es nuevo, se sirven de la simbologia cristiana: la redencion, la pasion, desde Lula a Chavez, lejano recuerdo de la teologia de la liberacion rejuvenecida por ciertas iglesias protestantes. En el caso de Paraguay frente al todo poderoso partido Colorado, el del dictador Stroessner, la coalicion de oposicion para las elecciones por venir, Concentracion, se une detras de un obispo catolico que renuncio al episcopado. Se puede notar que la presencia femenina no es grande a pesar de las historias, muy peronistas de esposas como en el caso de Cristina Fernandez de Kirchner. En Chile, Michelle Bachelet, hija de un general asesinado por Pinochet, se inscribe en la historia del socialismo de este pais de la que intenta retomar sus referencias. Muchos se pueden reivindicar como victimas de los gobiernos anteriores que los encarcelaron, expulsaron, reprimieron en sus historias sindicales o militares. Como tales pueden presentarse como la otra cara de las democracias latinoamericanas: juego de elecciones, formalismos constitucionales y fraudes, manipulaciones, represion como en Uruguay, Chile, Argentina, Colombia. En el caso de Mexico es de notar la dificultad de la convergencia entre el movimiento indigena, la sublevacion indigena en Chiapas, varios movimientos guerrilleros y el PRD presentado por los primeros como el ultimo avatar del PRI. La biografia de Cardenas, Lopez Obrador les sirve para sustentar su argumentacion que tambien retoman intelectuales como Enrique Krauze o Jorge Castaneda.

2. Una caracteristica comun es la denuncia del enemigo al que dicen enfrentarse, pero si ya se profundiza en el aspecto programatico del movimiento tropezamos con serios problemas en parte derivados de su historia, corta o larga. Los episodios de cada historia local: vacio de poder aparente o real, elecciones improvisadas, etc., hacen que lo importante sea la personificacion del cambio propuesto mas que el detalle o siquiera las grandes lineas de lo que se propone hacer en el poder eventual. En la actual ola, cuatro temas se abren paso, con mayor o menor jerarquia, segun los paises, los momentos, las presiones.

En todos los casos, con excepcion de la Argentina donde el tema se expresa en otros terminos, aun siendo importante, la posesion y el uso de la tierra adquieren un caracter dramatico. La cuestion agraria, la propuesta de reforma agraria viene de lejos, desde la independencia y ha conocido dramaticos episodios como en Mexico, Guatemala, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Peru en los siglos XIX y XX, sin que se pueda considerar como resuelta. La consigna de "la tierra para quien la trabaja" es demasiado general para colmar las ansias de justicia social, a veces expresadas en terminos culturales, de la poblacion campesina y mas aun, campesino-indigena. El peso, las exigencias del mercado mundial como en el caso de la produccion de soya, de los precios y subsidios, la recien desarrollada problematica de los biocarburantes introduce dimensiones nuevas que no se podian prever hace treinta anos. La politica agricola no puede suponer resuelta o superada la apetencia por la tierra, pero modifica su comprension; la oposicion entre el occidente boliviano donde falta tierra y el oriente donde no se quieren campesinos es un ejemplo de ello, que bien se podria repetir en otros paises. El enriquecimiento de la tematica se observa en Brasil, en Mexico, pero a un nivel aun mas academico que politico. La tierra conserva su caracter explosivo como lo muestra la historia reciente de Colombia aun considerando el cultivo del arbol de coca como una produccion mas (lo que no es suficiente).

La propiedad o el control de los recursos naturales para darles el caracter de instrumentos del desarrollo nacional y social no es nuevo desde que se planteo en Mexico con la revolucion de 1910 y se resolvio parcialmente con Lazaro Cardenas o en Chile, no solo en tiempo de Salvador Allende sino tambien con su antecesor inmediato, Eduardo Frei, en el caso del cobre. En Venezuela, la nacionalizacion del petroleo (que se deberia discutir) en el primer mandato de Carlos Andres Perez ha planteado mas problemas cuando las bonanzas son de pocos anos y las destorcidas mucho mas largas con un empobrecimiento tanto a nivel de los sectores populares como de la pletorica y parcialmente parasitaria funcion publica, asi como de otras capas. En estas condiciones es normal que surja como tema programatico el del petroleo y del gas desde Venezuela hasta Bolivia pasando por Ecuador, Colombia o Mexico. Las politicas petroleras antiguas son criticadas en nombre de la apertura y la presion de las empresas multinacionales se ejerce de forma mas o menos sutil, pero insistente. La politica de recuperacion de recursos, principalmente energeticos, esta presente en todos los movimientos que surgen en los paises: su control y su uso con un gran potencial conflictivo internacional, pero es un tema que surge en terminos concretos y que, mas alla del uso de dichos recursos, posee, lo mismo que la tierra, un valor simbolico hasta, a menudo, para los militares que, en otros tiempos, crearon Petrobras, Yacimientos Fiscales o Petroperu.

Un tercer tema que no falta en los programas es la critica a la concepcion y al funcionamiento de las democracias, tal cual surgio en los anos ochenta y noventa y como hacerla mas autentica, menos simbolica, mas proxima a la gente para lo cual se critica el constitucionalismo, las practicas electorales, el funcionamiento de los congresos, la manipulacion por los partidos politicos, la lejania de la justicia, etc. Todos pretenden una democracia participativa como la que intento implementar el PT en Porto Alegre y Sao Paulo, que le funciono en pequenas comunidades o barrios, pero ya no respondio satisfactoriamente a un nivel mayor. Tambien fue una reivindicacion de los constituyentes colombianos de 1990-1991 y aparecio, sin mas que este homenaje virtuoso, en varias constituciones recientes.

Los movimientos actuales insisten sobre la necesidad de un proceso constituyente, como una refundacion que curiosamente puede entrar en conflicto con otra reivindicacion reciente, la de la descentralizacion u autonomia regional. Es dificil darle contenido a la nueva afirmacion de pluralismo cultural, diversidad etnica, a veces de autonomia cuando al conformarse como nuevo poder, el ejecutivo por sus propias debilidades tiene practicas centralizadoras: la concepcion militar de la jerarquia y la disciplina, la escasez de cuadros a nivel regional y local, la voluntad de impedir que la oposicion a menudo revanchista y conspiradora, logre incrustarse en las provincias como el Zulia venezolano o Santa Cruz boliviano, mas grave aun en la ciudad de Buenos Aires, en la Argentina, reconquistada por la oposicion conservadora (y futbolistica, a lo Berlusconi) en 2007. La apertura democratica se traduce, entonces, en el respeto a las obligaciones electorales, en una voluntad de los gobernantes de explicar prolijamente sus politicas, en tensiones con las aspiraciones contradictorias de sectores que soportan la coalicion. El control de los medios de comunicacion por los sectores de oposicion es interpretado como el instrumento de una conspiracion.

Las nuevas constituciones reflejan estos grandes principios, pero la organizacion de los poderes-que tiende a fortalecer el ejecutivo-es mas bien fruto de las preocupaciones del presente momento; son a menudo complicadas y dificiles de cumplir.

Una cuarta preocupacion aparece en muchos de los casos estudiados. Se trata de la afirmacion de la necesidad de la union de los latinoamericanos en torno a los mitos fundadores como pueden ser Bolivar o, sin explicitarlo siempre, Castro, tanto como referencia obligada como instrumento de una optimizacion de las posibilidades del subcontinente y de su mejor insercion en la economia mundial. La integracion como voluntad viene de muy atras, ha generado mucha decepcion y no es, hoy, la preocupacion mas sentida de la poblacion. Solo Mercosur parecio abrirse camino con resultados positivos entre sus cuatro paises fundadores: Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay; perdio dinamismo se multiplican los problemas como sucede entre Uruguay y Argentina y, en este orden de ideas, el primer mandato de Lula no deja resultados diferentes a la tradicional retorica diplomatica a pesar de grandes posibilidades.

En forma alterna la propuesta de Clinton, en la Cumbre Panamericana de Miami, de la creacion de una integracion de las Americas fue habilmente combatida por Brasil hasta ser abandonada a cambio de la creacion de una marana de acuerdos bilaterales entre Estados Unidos y Chile, America Central hasta complicarse con los paises andinos despues de la victoria democrata en las elecciones del 2006 para el Congreso de Washington. Las fuerzas que intentamos entender, combaten estos acuerdos de libre comercio por razones de principio y por sus modalidades concretas que les parecen lesivas para el interes nacional como se vio con varios sectores de la economia mexicana en particular para los campesinos.

Entre una propuesta global y acuerdos sectoriales existen dudas sobre cuales son los mas convenientes. Con la fuerza de su experiencia, Venezuela pone por delante acuerdos en materia energetica o en materia de banca regional de inversion. Existen muchos intereses asi como contradicciones a nivel subregional que pueden limitar el deseo de integracion. Se menciono Argentina-Uruguay no por lamentable menos real, Ecuador-Peru sin insistir aqui en las dificultades entre Colombia, principal punto de apoyo del gobierno de Bush en el sur, y todos sus vecinos, aun cuando existe la voluntad de preservar los vinculos economicos provechosos para este pais con Venezuela y Ecuador. De ahi numerosos incidentes y la suficiente flexibilidad para no dejarlos degenerar.

En esto hay tambien muchas diferencias entre estos regimenes. Brasil, con su diplomacia profesionalizada, su amplia y sofisticada vision del mundo, intenta maximizar sus posiciones: con los europeos, con la India y China, con los africanos y cuida su presencia en los organismos internacionales de la ONU, a la OMC con su capacidad de armar coaliciones, su intransigencia sin estridencias. Esto lleva a Brasilia a no adoptar una relacion exclusiva con los demas suramericanos y, a veces, a encontrarse con desconfianza o contradicciones en particular con Buenos Aires. Intenta manejar con habilidad las que aparecen con Caracas.

Menos profesionalizada, con inestabilidad en el ministerio, Caracas ha visto parte de sus diplomaticos abandonar sus puestos como en el caso del embajador en las Naciones Unidas a imagen de ciertos jefes militares. Su tradicion reposaba en buena parte sobre la petrolizacion de su politica exterior en particular gracias a una presencia activa en la OPEP. Es casi medio siglo de esta presencia, en el Medio Oriente, excepcional en America Latina. Otro ambito activo de su diplomacia es el Caribe, pues Venezuela se puede considerar como un pais profundamente caribeno. Hugo Chavez parece compartir la vision del mundo de Fidel Castro. En efecto, en todo lo que sucede en America Latina no se debe subestimar el papel, discreto pero experimentado de La Habana, que conserva un prestigio de hermano mayor, de resistencia heroica aun cuando, mucho tiempo, aislada. Los cubanos parecen convencer a muchos dirigentes de su vision del mundo a la vez que les aconsejan una gran prudencia y hasta discrecion. No faltan los casos en que Fidel Castro les recomienda no hacer lo que el mismo hizo en otros tiempos. Se traduce tambien esta relacion en colaboraciones practicas.

El quinto punto programatico, no es el menos importante, teniendo en cuenta las coaliciones de apoyo, gira en torno a la politica social. En esto existe mucho parentesco entre un pais y otro; los grandes temas son impuestos por la reivindicacion de la base social de apoyo, a la que no se puede defraudar, aun cuando satisfacerla no es facil. Esta reivindicacion va a contracorriente de las practicas economicas aconsejadas por las escuelas de hoy: esfuerzo individual, inversion de la empresa privada tanto la directamente productiva como la de los servicios. Superar el impacto de la ideologia dominante erigida en ciencia exacta no es facil. El reclamo popular, en estos momentos, va hacia la reduccion de las desigualdades (que crecieron fabulosamente), la generacion de empleo, un mejor acceso a la educacion y la ampliacion de los servicios de salud y de proteccion social, una mejor alimentacion. Despues de veinte y mas anos de liberalismo, el pueblo no cree en la voluntad y la capacidad de la empresa privada de satisfacer estas exigencias hasta en sus mas minimas expresiones. Se discute el reparto del vaso de leche a los ninos de las escuelas en nombre de la verdad de los precios, de la distorsion que generan los subsidios a la libre competencia, entonces que decir de la consolidacion del hospital publico o de la vivienda de interes social.

El ejemplo de Brasil, desde el primer mandato de Lula con su plan Hambre Cero, la merienda escolar o los programas, llamados misiones, de Chavez en Venezuela, sirven de ejemplo aun cuando existan bajo otras formas, menos sistematicas en otros paises como Mexico. En varios paises, buenas alcaldias, desde el punto de vista social, han sido precursores de estas ampliaciones a nivel nacional como en Porto Alegre, Sao Paulo, Mexico o Bogota actualmente, pero la hostilidad de los gobiernos centrales o su simple indiferencia cuando no es la voluntad de recuperarlos en beneficio propio, pueden reducir su impacto y limitar la popularidad de este estilo de gobierno al gran centro urbano (?incentivo para migraciones internas?) sin afectar a muchas provincias. Evidentemente, estas medidas no implican una gran reforma economica, pero si buena capacidad de gestion, y se pueden traducir en inmediatas y sentidas mejorias en la calidad de vida de la gente pobre y en un cambio de perspectiva sobre la realidad de la situacion social, un nuevo enfoque de prioridades, el fin de ciertas discriminaciones. Es, por ejemplo, el caso de las politicas de servicios publicos cada vez mas manejadas con criterios de rentabilidad economica: agua, luz, transporte colectivo y comunicaciones que tienen entonces un impacto negativo para las poblaciones pobres, siempre mas numerosas de lo que expresan las estadisticas. En todos los casos estudiados, pero particularmente en Venezuela, se pone el enfasis en la extension de la educacion basica y secundaria, a menudo sobre la escolarizacion de adultos.

Finalmente esta politica social genera nuevas expectativas que necesitarian complementarse con una politica de generacion de empleo productivo, una preocupacion por la productividad necesarias so pena de tropezar rapidamente con limites: los recursos y el costo, la capacidad de manejo, las posibilidades de desvios por corrupcion, etc ... Unos las implementan publicamente mientras otros lo hacen con mayor discrecion o a duras penas. Implican una redistribucion de los recursos del Estado, cambiar la politica fiscal hasta hoy complaciente con los mas capacitados para tributar, beneficiados por las multiples exenciones, la disimulacion o el fraude. Reforma tributaria con progresividad de los impuestos, la implemento Lula en Brasil, pais donde el nivel de tributacion era bajo. En Venezuela, la politica petrolera, al recuperar el control de esta rueda suelta que era PDVSA, libero recursos para el Estado que los usa con mayor o menor eficiencia, pero tambien busca extender la tributacion a otros sectores hasta hoy practicamente exentos.

Si bien una politica asistencial tiene inconvenientes, en particular el clientelizar a los beneficiarios que se acostumbran a esperarlo todo del Estado y de sus agentes, participo de un esfuerzo que se nota, en todos los casos considerados, de consolidar el sentimiento de dignidad ya despertado por la participacion politica y, a menudo, por una promocion cultural que exalta los valores nacionales, los valores de indo o afroamericanismo, con manifestaciones del arte, el teatro, la cancion en la calle o el uso de la radio y la television de barrio. Con mayor o menor exito, esta politica lleva a la exaltacion de valores colectivos como el cooperativismo, el trabajo comunitario. Por esta via, apenas en esbozo, se intenta desarrollar tambien una politica de seguridad que reposa sobre la prevencion de la delincuencia que afecta a todos los paises y que hasta entonces se trataba preferentemente por la represion policiva. Faltan por definir, en este orden de ideas, el nuevo papel de la justicia como una politica carcelaria que ponga fin a verdaderos desastres sociales.

Estas lineas programaticas no tienen una construccion sistematica. Los enfasis difieren de un pais a otro y su desarrollo o las propuestas de aplicacion o solucion son, a veces, esbozadas u, otras veces, apenas sugeridas. Hay momentos en que parecen olvidadas o postergadas por la dureza de la confrontacion politica, otros casos en que se presentan desarticuladas (208). Solo despues de su reeleccion en 2006, el presidente Chavez intento caracterizar un socialismo para el siglo XXI, retomando una etiqueta que pocos se atreven a usar por considerarse anticuada, producir miedo o estar anatematizada.

VI. ?GOBERNAR CON QUIEN?

En muchos casos el dirigente el candidato establecen un fuerte vinculo con su base de apoyo, en particular a traves de las campanas electorales. Necesita, sin embargo, apoyarse siempre sobre organizaciones por minimas que sean que consoliden, sistematicen esta relacion personal; son indispensables intermediarios entre el poder y el pueblo. En estos momentos se produce cierta politizacion o repolitizacion de la gente. Las practicas presidencialistas latinoamericanas, su crisis, la propuesta teorica de la sociedad civil y su papel necesitan una reconsideracion que desborda el marco de este articulo.

Por inspirado o prepotente que sea un jefe de Estado necesita gente para aconsejar, dibujar, poner en obra su politica como para hacer explicitos los deseos de la poblacion y explicarle, movilizarla a favor de las propuestas del poder (que corren el riesgo si no de ser sencillamente sus decisiones). Es lo que se ha venido en llamar los partidos politicos que sufren la existencia de varios modelos sucesivos o simultaneos. En los paises que conocen este giro a la izquierda que intentamos descifrar, hasta para saber si existe, tres situaciones se presentan: en la toma del poder, recordemos que siempre es por via de elecciones: participa un partido politico preexistente, solo o en una coalicion que domina, no existe una fuerza politica estable sino que esta surge en torno al candidato, durante la campana y con mayor o menor organizacion o consistencia, el candidato echa mano de organizaciones de la vida social cuya vocacion principal no es el poder como tal.

Entre los paises donde un partido politico asume el papel principal desde seleccionar el candidato, llevarlo a la victoria (o no) y participar en el gobierno, en el Congreso, se puede citar a Chile donde el partido socialista, en coalicion con la democracia cristiana, se sucede a si mismo en la eleccion de Michelle Bachelet. En Brasil, el partido de los trabajadores, con veinte anos de existencia, logra elegir y reelegir a Luis Inacio Lula Da Silva. En Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberacion Nacional, tras perder el poder en 1990, presenta a Daniel Ortega en todas las elecciones para ganar en 2006. En la Republica Argentina es en medio de las luchas y calculos de facciones del viejo partido justicialista creado por Peron, que surge la candidatura de un gobernador de la provincia mas lejana. En Mexico, el partido de la revolucion democratica lanza la candidatura del alcalde de la capital, Lopez Obrador hasta llevarlo al borde de la victoria. En Uruguay es una coalicion estable, el Frente Amplio, creado en 1971, la que lleva a la presidencia al alcalde de la capital. Hasta en Colombia, es despues de varios intentos el Polo Democratico Alternativo, coalicion de varias fuerzas, el que lleva a un magistrado de gran prestigio, Carlos Gaviria, a ser su candidato frente a la propuesta de reeleccion de Alvaro Uribe, superando a los historicos partidos liberal y conservador y a cualquier intento anterior de la izquierda.

El caso del movimiento ad hoc de mayor relieve es el venezolano. En la primera eleccion de Chavez este es apoyado por el Movimiento V Republica, heredero o avatar de su anterior y clandestino Movimiento Bolivariano Revolucionario. Solo en el 2007, despues de su reeleccion, propone a este y a otros aliados, en coalicion, transformarse en un partido socialista unificado de Venezuela. En el Peru, un oficial retirado Ollanta Humala se presenta a las elecciones con una bandera nacionalista y muestra una fuerza sorprendente; echa mano para tomar una etiqueta de un practicamente desaparecido movimiento que habia soportado anteriormente al ex secretario general de la ONU, Perez de Cuellar. Surgido de la nada se apoyara en esta organizacion poco efectiva y menos cohesionada.

El Movimiento al Socialismo que apoya a su principal dirigente Evo Morales es una aglutinacion de fuerzas con vocacion politica, de sindicatos obreros y campesinos, de organizaciones de vecinos, de intelectuales de izquierda, etc... El candidato viene de la direccion de los cocaleros de la region del Chapare. Mas improvisada aun es la fuerza de apoyo a la candidatura de Rafael Correa en Ecuador, el movimiento Pais, quien decide no presentar candidatos al Congreso.

En realidad, existe un continuum entre estos dos tipos de organizacion, a veces el partido es mas una coalicion, a veces el movimiento sindical o social tiende a asumir funciones o a transformarse en partido. Estamos lejos de la unidad y disciplina de organizacion, de una union de militantes en torno a un programa y una directiva legitima. La misma nocion de afiliados sufre definiciones varias hasta tener afiliaciones colectivas o no distinguir bien entre afiliados, simpatizantes, electores. Es verdad que la situacion de los partidos tradicionales no prepara un modelo de organizacion moderna. Desde partidos ayer solidos como AD y COPEI en Venezuela, hasta el PRI en Mexico, Colorados y Blancos en el Uruguay, etc.. no parecen capaces de superar la crisis profunda, incluso en materia de organizacion. Hasta un partido joven y dinamico como el social democrata de Brasil de Cardoso y Serra no parece funcionar sino en momentos de eleccion. Existe como una dificultad para articular partidos, sistemas de partidos con la actual cultura politica latinoamericana. En Brasil, el multifacetico PMDB, hoy aliado con Lula, como el partido democrata de los grandes intereses conservadores (hasta ayer partido de fuerzas liberales), parecen mas federaciones de intereses regionales o grupos de presion. En Europa se decia que, en el fondo la derecha no necesita partidos con organizacion moderna, estos solo son una necesidad historica de la izquierda. En el subcontinente, el comunismo pocas veces logro construir el modelo leninista de partido con su centralismo, su estricta disciplina, su programa unico que funciono, ayer, tan solo en Uruguay y en Chile. Esto puede relativizar en algo la debilidad organizativa, bien real, bien negativa, de las nuevas fuerzas en la oposicion y, si es el caso, en el poder donde el partido es mas importante aun que en la oposicion. Inicialmente, los dirigentes, los presidentes, no le prestan gran atencion a pesar de existir siempre voces que insistan sobre el tema.

El PT es como el mejor organizado y ha logrado construirse, lo que es poco comun en Brasil, como un partido nacional. Pero el grado de organizacion, a nivel de los estados, comarcal y local es muy variable, lo mismo que su actividad fuera de los periodos de eleccion. Hay ingresos y renuncias frecuentes que pueden ser expresion de problemas, desacuerdos o rivalidades personales. Los partidarios de radicalizar la politica, de apoyar con mas decision el movimiento de los sin tierras son un ejemplo de estas divisiones que, entonces, si son ideologicas. Todavia este partido se estructura en fracciones aun cuando no representan exactamente la variedad de organizaciones que contribuyeron a su creacion: partidos de la izquierda anterior, grupos vinculados a la actividad sindical, a las iglesias, circulos intelectuales. A veces se puede pensar que el aglutinante principal es la singular personalidad de Lula y el hecho de que el pueblo se reconozca en el y, para decirlo de algun modo, solo en el, aun cuando existan figuras populares en varios estados. Lula puede ser criticado por detras, pero sin el no habria PT y flota la pregunta de lo que podria pasar cuando se trate de buscarle un sucesor y hacerlo elegir. Se le acusa de ser temporizador, hasta indeciso, en los momentos de definicion, de inclinarse por las soluciones menos conflictivas, de ser sensible a los halagos, de fiarse excesivamente de grupos de asesores que serian los verdaderos gobernantes, de estar en manos de ciertos jerarcas de la iglesia catolica (hay quien, en Brasil, lo compara con el polaco Lech Walesa), pero Lula es la indispensable mascara de proa y puede apartar directivos, expulsar grupos sin mucha oposicion declarada. Esta caracteristica es conocida por los demas partidos que lo respaldan como el PMDB que algunos consideran, con su declarado clientelismo, como el principal beneficiario de la coalicion parlamentaria.

El PRD mexicano es mas discutible como partido y mas discutido en su pais entre la izquierda. En sus primeros anos se construyo como coalicion de ex miembros del PRI, de su izquierda, de comunistas, socialistas, intelectuales, sindicalistas, agraristas en torno a la popular figura de Cuhautemoc Cardenas que, desde hace unos anos, se ha hecho a un lado. El PRD ha perdido fuerza en el norte en beneficio del conservador PAN, pero domina el centro y el sur del pais, en particular la inmensa capital. Las divisiones internas, disidencias le han costado caro y probablemente la presidencia en la ultima eleccion. Hostiles al liberalismo economico, convencidos del necesario papel del Estado, sus miembros sin embargo, se dividen entre una linea moderada que, con precaucion, se podria calificar de Pri de izquierda y un ala socialista mas radical. Un punto delicado es el de la relacion con los Estados Unidos, tanto por el tratado NAFTA como por el dificil tema de las migraciones de poblacion pobre hacia este pais. Todos saben en el PRD que, aun sin esperar neutralidad de las fuerzas politicas, economicas y del gobierno de los Estados Unidos, no pueden jugar a desafiarlo.

Sus criticos le discuten al PRD la procedencia de muchos de sus dirigentes, su pasado. Es desconocer el papel que ellos intentaron hacer cumplir a este partido, las alas a las que pertenecian y el hecho de que un partido nace de un sistema politico caracterizado y hereda tanto sus vicios como pueden ser, en este caso, la corrupcion y el clientelismo, como sus virtudes.

Un caso totalmente diferente es el de Venezuela. Hugo Chavez, en su primera campana, lo hizo todo; su movimiento era apenas un comodin electoral. Supo rodearse de veteranos politicos de la izquierda como Luis Miquelena, medio siglo antes dirigente comunista de importancia o Jose Vicente Rangel, el mismo varias veces candidato presidencial por la izquierda. Elegido Chavez, su movimiento se infla tanto a nivel popular como a nivel de cuadros con entusiastas u oportunistas militantes, militares, dirigentes "prestados" de otros partidos hasta constituir una coalicion estable. Al lado de este movimiento, hegemonico pero fraccionado, figuran partidos mas antiguos como Podemos, creado en 2003 por antiguos miembros del Movimiento al Socialismo, Patria para Todos, creado en 1997 por militantes procedentes de Causa Radical, y tambien desprendimientos de la izquierda antigua como el Partido Comunista. Le han facilitado al presidente cuadros experimentados para el gobierno y la alta administracion, para el Banco Central, para la industria petrolera, en manos, hasta entonces, de los partidos tradicionales, en particular Accion Democratica. Desde este punto de vista representan mas que los menos de dos millones de votos que, juntos, depositaron para la reeleccion de Chavez en diciembre del 2006. Algo mas disciplinados, en ellos no faltan los que, con todas las buenas razones del mundo, aspiran a una parcela de poder con la que, antes, no hubieran podido sonar. Igual que los muchos militares que participan de la administracion (algunos empiezan a aparecer dentro del movimiento), antes que el pensamiento propio, que muchos si tienen en sus materias, prefieren interpretar los deseos, no siempre claros, del presidente. En torno a el, los relevos de personal son frecuentes y muchos, hasta ayer cercanos, caen en desgracia y empiezan a multiplicar las criticas.

Un esfuerzo de movilizacion y control social fue la creacion en los barrios, en las localidades, de los Circulos Bolivarianos claramente inspirados de los Comites cubanos de defensa de la revolucion, cuyo papel no es el de un partido aun cuando pueden ser un buen soporte para su creacion y su funcionamiento local. Desde finales del 2006, Hugo Chavez empieza a fijar como perspectiva el socialismo para el siglo XXI y, sorpresivamente, despues de su reeleccion propone a las fuerzas politicas que lo apoyan, fusionarse en un partido socialista unificado. Lo acepta sin restriccion el Movimiento V Republica, pero surgen dudas y preguntas sobre los fines, las condiciones de la fusion, la plataforma, los estatutos del nuevo partido que, en algo, recuerda el proceso cubano de union de las tres organizaciones revolucionarias en las organizaciones revolucionarias integradas y, mas tarde, el partido comunista de Cuba. En el caso de Venezuela la pregunta es: ?partido para que?, ?con quien?, ?con que lugar para los opositores o los escepticos? Venezuela muestra como, en cierto momento de la construccion, aun fragil, de un nuevo poder se impone la necesidad de un partido politico para consolidar el proceso. Otra pregunta es: ?despersonalizarlo en algo, tambien? Para ello se piensa en una reflexion de Chavez: "Fidel Castro me ha dicho que si yo muero esta revolucion se la lleva el viento" (209). ?Pero como se concilia cierta despersonalizacion del proceso con la propuesta, mas y mas insistente, de suprimir las restricciones a la reeleccion? Este partido el presidente Chavez lo ve "disciplinado, eficiente y comprometido", todo lo que su movimiento no es.

En los demas paises los procesos de institucionalizacion que pasarian por nuevas constituciones como en Bolivia y Ecuador, poco avanzan en la construccion de una fuerza politica solida. Son coaliciones ad hoc donde las partes constitutivas conservan sus propios fines y horizontes, sus propias organizaciones construidas en general para otro fin que el ejercicio del poder politico. No facilitan la tarea de los gobernantes los cuales se ven envueltos en un permanente y desgastante proceso de negociacion y regateo, de intentar armonizar intereses varios y hasta contradictorios. En esto un Morales tiene mas experiencia que un Correa. Saben que el adversario, mas que en los viejos partidos politicos, esta en manos del poder economico, de intereses regionales y conserva poderosos vinculos con ciertos miembros de la jerarquia militar. Disponen de ayudas internacionales no solo de los Estados Unidos sino tambien de Espana, Alemania y de otros paises de America Latina como Mexico y Colombia.

En Colombia aun cuando el Polo Democratico Alternativo (PDA) parezca distante del poder, tiene una historia en algo parecida. Al conocerse la antropofagia de la izquierda es un milagro que hayan logrado convivir en un solo partido, con una candidatura, un bloque parlamentario sobre todo con historias tan variadas, tan contradictorias como la de la alianza nacional popular creada por el general Rojas Pinilla a finales de los anos sesenta y hoy liderada por su nieto, Samuel Moreno, la Alianza Democratica M19, creada por ex guerrilleros de este movimiento, el partido comunista de Colombia, grupos socialistas, ciertos liberales de izquierda, sindicatos en los que el de los maestros es una fuerza por si sola, agrupaciones indigenas o de la negritud ... El verdadero problema, piedra de toque de su consolidacion, que enfrenta y tiene que resolver esta izquierda legal es su actitud frente a la existencia y las actuaciones de las fuerzas en armas como son las FARC y el ELN. Este ultimo, ya afirmo su intencion, en algun momento de integrarse al PDA. Es un tema que, aun puesto en reserva, puede dividirlo, en todo caso es aprovechado por el gobierno de Uribe. Eventualmente se podrian escuchar propuestas de las hoy organizaciones guerrilleras si son, de verdad, como lo dicen, politicas.

VII. TODO ESTA POR HACER

Sera el debate entonces entre moderados y radicales, los que aceptan el mercado y los socialistas, una piedra de toque del futuro de esta izquierda o sea la "izquierda mala", segun el hace tiempo guerrillero Teodoro Petkoff, hoy militante duro de la oposicion venezolana: "arcaica, conservadora, falsamente radical, autoritaria y mesianica", y la izquierda moderna, segun el, "reformismo avanzado, sensibilidad social, desarrollo economico equitativo y ampliacion de la democracia", de la cual se considera, probablemente el adalid (210).

De estos gobiernos o movimientos nuevos de izquierda varios tienen poco tiempo de existencia para ser juzgados en forma definitiva. Todos tienen la legitimidad de la eleccion popular aun cuando se enfrascan en tortuosos y largos procesos constituyentes para lo cual, de nuevo, tuvieron respaldo popular, por referendum o en nuevas elecciones como en Bolivia y Ecuador. La dificil, delicada elaboracion de nuevas constituciones distrae mucho a un nuevo poder que no tiene muchas fuerzas; le cuesta tiempo, esfuerzos e imprevistas confrontaciones. En ella se puede a la vez experimentar el espiritu juridico latinoamericano y tambien su vision de una constitucion que es un momento de la historia que refleja cierto proceso y puede o debe ser cambiada en otra fase, no se pretende a la estabilidad constitucional.

Brasil se puede ahorrar un proceso de este tipo, aun cuando existan problemas con las leyes electorales, por tener una constitucion, post dictadura, prolija pero considerada como progresista y socialmente avanzada. La derecha local, los organismos internacionales son los que pedian, en tiempo de Cardoso en particular, una revision que inclinara la Carta del pais mas hacia las orientaciones del mercado y de la globalizacion y menos hacia la intervencion del Estado o la preservacion de los derechos sociales.

Eleccion y reeleccion aun en medio o despues de crisis repetidas como en la Argentina, Ecuador, Bolivia son criterios del respeto por las formas de la democracia, dentro de la tradicion presidencial. Ayer se polemizaba sobre las vias de acceso a la revolucion, insurreccional o electoral, hoy no parece haber duda y es un hecho que hay que registrar.

?Cumplieron, a la fecha, los mandatarios, con mas tiempo en el poder, con las expectativas de los que los eligieron? Despues de sucesivas elecciones (o confirmaciones) las mayorias en Venezuela y Brasil, a pesar de solidas, bien respaldadas, nacional e internacionalmente fuerzas de oposicion, prefirieron reconducir a los mandatarios de izquierda. Tanto con los criterios, por insuficientes que sean, de reduccion de la pobreza como por cierta reduccion de las desigualdades, sus balances han sido positivos o sentidos como tales a pesar de un crecimiento mediocre en Brasil y de la grave huelga-sabotaje de PDVSA en Venezuela. En este ultimo caso el gobierno se vio favorecido por la fuerte alza de los precios del petroleo hasta hablarse de petro-socialismo (211). El final del ano 2007 y la eleccion presidencial en la Argentina donde la recuperacion y luego el crecimiento han sido importantes, permitiran sacar un balance del gobierno Kirchner sin olvidar insertarlo en su contexto peronista. Los otros procesos son mas recientes ya que Tabare Vasquez en el Uruguay se elige en octubre del 2004, Morales en enero del 2006, Correa en noviembre del mismo ano lo mismo que Daniel Ortega.

Estos ultimos dan mas la impresion de tener ciertas dificultades en definir sus metas como, por ejemplo, en la nacionalizacion del petroleo y del gas boliviano o en la redefinicion de las relaciones con las petroleras extranjeras, incluyendo a Petrobras. En este mismo pais, los movimientos regionales, con amenaza de secesion en el oriente, tienden mas a provocar una intervencion del ejercito en nombre de la unidad nacional que a crear un nuevo pais, pero el presidente parece dudar de la politica por seguir en estas regiones que mal conoce y donde tiene menos fuerzas.

Esta improvisacion o dificultad en aplicar medidas que afecten positivamente el desarrollo social, desde una politica monetaria hasta la integracion regional donde hay notorias diferencias entre los gobernantes, pasando por la politica agricola o el papel del Estado en la inversion no afectan, por el momento, a las bases de apoyo de los gobiernos mas sensibles a los programas de redistribucion y a determinados aspectos de la politica social. Dentro de una America Latina que ha conocido un buen crecimiento (5,6 % en el 2006 y se espera, tal vez, 5% en el 2007), las condiciones del mercado mundial parecen mas importantes que las politicas nacionales; crecio mas el Peru de Toledo que el Brasil de Lula, mas la Argentina de Kirchner que la Colombia de Uribe. Fue mediocre el crecimiento de Mexico durante el mandato de Fox (2,5 % de promedio anual del PIB corriente) y Venezuela estuvo mas afectada por los vaivenes del acontecer politico. Para muestra los datos por anos: 2000: ya con Chavez, 3,7%; 2001: 3,4%; 2002: con huelga general patronal y paro en PDVSA que tambien se sintio el siguiente ano: -8,9%; 2003: -7,7%; 2004: 17,9%; 2005: 9,3%; 2006: 10,3%; se preven 9% para 2007 (212). Pero para introducir la otra dimension de este crecimiento la pobreza se habria reducido de 55% de la poblacion en el 2002 al 34% en el 2006. Bien es verdad que Venezuela tiene tambien el mas alto nivel de inflacion con 17% oficial, en un subcontinente donde este problema puede volver a amenazar.

Nunca se ha votado tanto en esta America Latina, que con la presencia de las nuevas fuerzas politicas, y si se debe presentar observaciones sobre la pureza de las elecciones nunca han sido tan controladas con la asistencia de organismos internacionales, desde la OEA, la Union Europea, hasta de centros privados como la Fundacion Carter o American Watch. Si se acusa al gobierno Chavez de usar los recursos del Estado para reelegirse, se puede observar que siempre ha sido asi en este pais y que, frente a Chavez, sus opositores no han carecido de legiones de asesores y de recursos venidos de afuera, asi como del uso y del abuso de los medios de comunicaciones. Mejor que no sea asi desde luego y mejor que no sea como las ultimas elecciones en Colombia con presencia terrorista de paramilitares imponiendo a sus amigos. Existe, desde luego, una fuerte personalizacion que es la traduccion de la falta o debilidad de las estructuras politicas que serian las mas adecuadas.

Un aspecto nuevo aparecio en mayo del 2007 con la no renovacion del derecho de emitir a la principal y mas antigua empresa de television de Venezuela por canales publicos, caracterizada vocera de una oposicion de todos los instantes: RCTV. Es la denuncia, dentro y fuera de Venezuela, de un posible atropello y luego una restriccion a la libertad de expresion. Dos consideraciones y una inquietud: la suspension de emitir contra la principal emisora privada y una de las mas antiguas se ha hecho respetando los procedimientos legales previstos y en la fecha del fin de la concesion que no implica su renovacion sistematica. Este canal es desde antes de la primera eleccion de Chavez su mas vehemente opositor llamando permanentemente a derribarlo, instigando al golpe de Estado y apoyandolo cuando se produjo en abril del 2002. Su presidente Marcel Granier, se ha dedicado, fuera de su pais, a movilizar cuanta asociacion de prensa existe, desde la Organizacion Interamericana de Prensa hasta Reporteros sin Fronteras, para desacreditar al presidente de su pais. La violencia de tono de esta emisora no tiene igual en esta parte del mundo, no caracterizada por la moderacion de tono, desde hace muchos anos, era senalada como el ejemplo de lo que es una prensa amarilla. Pero tambien, su castigo por el Estado, que no afecta a otras empresas privadas, y no le impide emitir en otras redes como la television por pagar, no es una senal buena y existia otra manera de marcar reglas de informacion veraz, sin callarla. De ahi es posible, desde el Estado, que este manana considere esta solucion como facil y la vuelva a usar, lo que no ha hecho hasta el dia de hoy ni contra la prensa escrita. En otros paises existen presidentes que polemizan contra la prensa escrita, imponen su presencia en la radio o la television, intimidan a determinados periodistas, paises donde mueren asesinados muchos periodistas y otros deben exiliarse sin que se arme el mismo escandalo.

El episodio de mayo del 2007, en Caracas, deja un sabor amargo y permite que un Jose Maria Aznar, desde su Fundacion para el Analisis y los Estudios Sociales, compare al regimen de Caracas con el terrorismo islamista.

En las perspectivas, tal vez, las mayores reservas giren en torno a cuatro puntos: la excesiva o, por lo tanto, precaria personalizacion del poder en unas pocas personas-faros. Esto vale tanto en Venezuela por Chavez como en Brasil por Lula, pasando por Bolivia o por Ecuador. Que seria de estos movimientos, partidos, propuestas sin sus dirigentes, del PT sin Lula y lo que representa para la identificacion del pueblo, igual que como punto de convergencia de corrientes diferentes.

Como complemento de lo anterior, se debe apuntar la dificil y fragil construccion de un movimiento o partido que elabore colectivamente y participe, a todos los niveles, de la implementacion de su programa de gobierno. Es distinto estar en la oposicion (hasta se genera una cultura de la oposicion) y gobernar. No se han superado los proselitismos y monopolios de capilla con mutuas recriminaciones y, debido a las historias locales, buena parte de esta lucha por la hegemonia en lugar de la creacion de una nueva cohesion gira en torno a los comunistas. Muchos los denuncian o formulan exclusivismos en contra de ellos, pero son el mejor abastecedor de cuadros politicos o de tecnicos preparados y motivados de que se dispone en muchos paises. La cuestion del partido, como la vino a formular el presidente de Venezuela, en 2007, es como se vio, anteriormente en Mexico o Brasil, sin que sea definitivo, una tarea ineludible y dificil que no se resuelve por imposicion administrativa sino por persuasion y requiere tiempo. Sin ello, cualquier construccion sera sobre arena.

La elaboracion del programa de gobierno no es tarea facil y debe ser flexible por un lado, por tener en cuenta diferentes soluciones segun los paises que no tienen los mismos recursos, el mismo vecindario, la misma historia. Pero no se puede ir de improvisacion en improvisacion, dando tumbos y la asistencia social, siendo indispensable hasta para un Fox o un Calderon, no cumple con este papel. Bolivar o Tiradentes no sirven como programa, son antes que todo, banderas que dan un sentido colectivo, pero hay que construir paises donde quepan todos, en especial los que nunca pertenecieron de verdad. A menudo, el ascenso al poder ha precedido el programa y, se puede entender, pero varios meses, a veces anos despues, ya hay que saber lo que se hace.

Por fin, los paises que participan de esta orientacion deben saber en que mundo estan: la denuncia abstracta (o, a veces, con bases reales) del gobierno de Bush y su politica, o la confrontacion con tal o cual multinacional no son respuesta suficiente. Esto implica tener claridad sobre la actual organizacion del mundo y la actitud frente a sus principales actores: ?es necesaria la confrontacion, buscarla o es preferible mantener un nivel de relacion que se puede estimar correcto? Como, dentro de esta perspectiva, considerar el complejo sistema interamericano y mas alla de el, la ONU u organizaciones como la OEA, la OMC frente a las cuales tienen actitudes bien diferentes Brasil o Venezuela (que se retiro del FMI y del Banco Mundial en abril de 2007).

Mas fundamental, pero no mas facil, es considerar los avances y retrasos de la necesaria integracion subcontinental para sumar fuerzas: salirse de la Comunidad Andina o servirse de ella por poco dinamica que sea; trabajar dentro de Mercosur con todos sus socios, mas activa, pero que tambien conoce sus contradicciones, sus limitaciones, superponerle una organizacion nueva con el riesgo de enredar definitivamente la marana. Los dirigentes latinoamericanos han tenido muchas oportunidades de discutirlo en sus multiples reuniones; han alternado los periodos de reflexion y prudencia con las estridencias y las excomuniones. En esto, el verbalismo latinoamericano puede crear enredos inutiles, crear conflictos innecesarios, evitables aun cuando las contradicciones si existan.

El momento actual en America Latina, significa un repudio profundo y masivo de las politicas economicas liberales hasta hace poco hegemonicas. No nos dice aun como seria una nueva politica, apenas hay pistas. Marca tambien, a traves de la democratizacion, que va a ser dificil, de ahora en adelante, la expresion, intervencion de sectores populares hasta hoy marginados de la decision politica o puestas en situacion de clientela. Tienen algo que decir y parece que lo van a decir, a su manera, que posiblemente no sera siempre la de la gente de buena compania, de los clubmen que monopolizaban la politica, en su beneficio la mas de las veces.

Fuera de esto subsisten incognitas, incertidumbres que permiten prever muchas dificultades, tumultos y posibles retrocesos. Es un momento apasionante que exige bastante sangre fria, mucho espiritu de servicio, en particular de los intelectuales que deciden participar en el; no es un momento facil y habra probablemente golpes que recibir si no se usa la necesaria modestia.

Ni pesimismo, ni optimismo sino lucidez y tambien saber con quienes estar porque ?sera posible la torre de marfil cuando se trata de la arquitectura, de la construccion, de los materiales con que estaran hechos estos paises en su bicentenario de independencia?

BIBLIOGRAFIA SELECTIVA

Libros

Ahumada, Consuelo, Angarita T. (ed). La region andina entre los nuevos populismos y la movilizacion social, Universidad Javeriana, Bogota, 2003.

Collier, David (ed.). The new authoritarianism in Latin America, Princeton, Princeton University Press, 1979.

Dabene, Olivier (ed.). Atlas de l'AmeriqueLatine, Paris, Autrement, 2006.

De la Torre, Cristina. Alvaro Uribe o el neo populismo en Colombia, La Carreta, Bogota, 2005.

Elizalde, Rosa Miriam, Baez, Luis. Chavez nuestro, La Habana, Ed. Abril, sin fecha.

Germani, Gino. Politica y sociedad en una epoca de transicion, Buenos Aires, Paidos, 1965.

Johnson, John J. Continuity and change in Latin America, Stanford, Stanford University Press, 1969.

Ianni, Octavio. La formacion del Estado populista en America Latina, Mexico, Nueva Era, 1975.

Lancha, Charles. Histoire de l'Amerique hispanique de Bolivar a nos jours, Paris, l'Harmattan, 2006.

O'Donnell, Guillermo, Schmitter, Philipp, Whitehead, Lawrence. Transiciones desde un gobierno autoritario, Barcelona, Paidos, 1994.

Rodriguez Garavito, Cesar, Barreto, Patrick, Chavez, Daniel (ed.). La nueva izquierda en America Latina, Bogota, Norma, 2005.

Saint Upery, Marc. Le reve de Bolivar; le defi des gauches sud americaines, Paris, La Decouverte, 2007.

Articulos

Bailby, Edouard. "Gauche latino americaine", version Uruguay, Le Monde diplomatique, Paris, no 635, febrero 2007.

Basset, Yann. "Evoluciones recientes de los sistemas partidarios en America del Sur", Opera 20032004, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2003.

Basset, Yann. "Aproximacion a las nociones de populismo y gobernabilidad en los discursos contemporaneos sobre America Latina", Opera 2006-2007, Universidad Externado de Colombia, 2006.

Boerstner, Demetrio. "Gobiernos de izquierda en America Latina, tendencias y experiencias", Nueva Sociedad, Caracas, no 197, 2005.

Boron, Atilio, A. "Brasil 2005; ?los inicios de un nuevo ciclo historico?" Oasis 2003-2004, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2003.

Boyer, Jean Francois. "Une gauche mexicaine en desordre de bataille", Le Monde diplomatique, Paris, no 637, abril 2007.

Castaneda, Jorge. "Latin America's left turn", Foreign Affairs, New York, vol. 85, no 3, mayo-junio 2006.

Couffignal, Georges: "L'Amerique latine reve encore d' unite", L'Histoire, Paris, no 322, julio- agosto 2007.

Dabene, Olivier. "Lula, la esperanza", Oasis 2003-2004, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2003.

Dabene, Olivier. "Le siecle des populistes", L Histoire, Paris, no 322, julio- agosto 2007.

Delcas, Marie. "Venezuela, petro socialisme a la Chavez", Le Monde, Paris, 7 de julio 2007.

"Dreaming of glory, a special report on Brazil", The Economist, Londres, vol. 383, no 8524, 14 de abril 2007.

Fregosi, Renee. "La gauche, l'internationale socialiste et la troisieme voie en Amerique latine", Cahiers de I Amerique latine, IHEAL, Paris, no 46, 2005.

Hakim, Peter. "Is Washington losing Latin America?" Foreign Affairs, New York, vol. 85, no 1, enero febrero 2006.

Hermet, Guy. "L' Amerique Latine entre democratie et populisme", Ramses 2004, Paris, Dunod, 2003.

Krauze, Enrique. "Furthering democracy in Mexico", Foreign Affairs, New York, vol. 85, no 1, enero febrero 2006.

Meurisse, Francois. "Politique sociale, la methode Chavez", Alternatives Internationales, Paris, no 33, diciembre 2006.

Moreano, Hernan, Donoso, Claudia. "Populismo y neo populismo en Ecuador", Opera 2006- 2007, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2006.

O'Donnell, Guillermo. "Notas para el estudio de procesos de democratizacion politica a partir del Estado burocratico- autoritario", Desarrollo Economico, Buenos Aires, vol. 22, no 86, julio-septiembre 1982.

Olano, Aldo. "El renacer de la democracia en el Peru", Oasis 2001, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2002.

Olano, Aldo. "El Peru y las falacias del neo populismo", Opera 2006-2007, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2006.

Petkoff, Teodoro. "Las dos izquierdas", Nueva Sociedad, Bogota, no 197, 2005.

Pinto Ocampo, Maria Teresa. "Una base impermeabilizante del neo populismo", Opera 2006-2007, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2006.

Reyes, Andres y Garcia, John. "El debilitamiento del sistema democratico venezolano", Oasis 2002, Universidad Externado de Colombia, 2002.

Rosch, Michael. "Neo populismo, desestabilizacion sistemica o recuperacion de la estabilidad, la quinta republica en Venezuela", Opera 2006- 2007, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2006.

Saint Upery, Marc. "?Etre indien dans les Andes? D' abord un concept social", Ulysse, Paris, no 110, septiembre-octubre 2006.

Shifter, Michael. "In search of Hugo Chavez", Foreign Affairs, New York, vol.85, no 3, mayo-junio 2006.

Stefanoni, Pablo. "Siete preguntas y siete respuestas sobre la Bolivia de Evo Morales", Nueva Sociedad, Caracas, no 209, 2007.

"Time to wake up, a survey of Mexico", The Economist, Londres, vol. 381, no 8504, 18 de noviembre 2006

Toletti, Sandrine. "Nous sortons de l'ere democratique; entretien avec Guy Hermet et Marc Sadoun", Alternatives Internationales, Paris, hors serie no 4, noviembre 2006.

Vargas Llosa, Mario. "Le racisme a l'envers ne resoudra rien", Courrier International, Paris, Hors serie, junio-julio 2007.

"Venezuela, the opposition gagged", The Economist, Londres, vol. 383, no 8531, 2 de junio 2007.

(203) O'Donnell, Guillermo. Bureaucratic authoritarianism, Argentina 1966-73, Berkeley, Universidad de California Press, 1988.

(204) Formulado, a manera de sintesis, en 1989, por John Williamson.

(205) Olano, Aldo. "El Peru y las falacias del neo populismo", Opera 2006-2007, CIPE, Universidad Externado de Colombia, Bogota, 2006.

(206) Johnson, John J. Continuity and Change in Latin America, Stanford, Stanford University Press, 1969.

(207) Hermet, Guy. L'Amerique Latine entre democratie et populisme, Ramses 2004, Paris, Dunod, 2004.

(208) Para una vision norteamericana del actual gobierno de Venezuela: Shifter, Michael. "In search of Hugo Chavez", en Foreign Affairs, New York, vol. 85, no 3, mayo-junio 2006.

(209) El Pais, Madrid, 24 de junio 2007.

(210) Citado por Paraguana, Paulo A. "Amerique latine, a gauche toute ou presque". Le Monde, Paris, 12 de diciembre 2006. o, para una vision paralela: Castaneda, Jorge. "Latin America 's left turn", Foreign Affairs, New York, vol. 85, No. 3, mayo-junio 2006.

(211) Delcas, Marie. "Venezuela, petro socialisme a la Chavez", Le Monde, Paris, 7 de julio 2007.

(212) El Cuadro estadistico que se presenta al final del presente OASIS muestra el ingreso interno bruto por persona, tanto en dolares corrientes como a paridad de poder de compra, PPC, para el ano 2005, el ultimo disponible y permite, comparandolo con anos anteriores, ver los avances o retrocesos en si o comparados con otros paises, de los principales estados latinoamericanos.

Pierre Gilhodes *

Profesor Investigador Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia

Correo electronico: gilhodes.pierre@wanadoo.fr

* Fecha de entrega, 28 de julio de 2007. Fecha de aceptacion, 31 de agosto de 2007.
LAS ULTIMAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN ALGUNOS PAISES DE AMERICA
LATINA

    FECHAS                     PRESIDENTE ELEGIDO

Diciembre 1998        Hugo Chavez, presidente en Venezuela

  Julio 2000     Fox, candidato del PAN, presidente en Mexico,
                            derrota al PRI y al PRD

  Junio 2001     Toledo, presidente en el Peru, derrota a Alan
                                Garcia del APRA

  Mayo 2002        Uribe, presidente en Colombia, derrota al
                        candidato liberal Horacio Serpa

 Agosto 2002       Sanchez de Losada, del MNR, presidente en
                                    Bolivia

 Octubre 2002        Lucio Gutierrez, presidente en Ecuador

 Octubre 2002     Lula, candidato del PT, presidente en Brasil

  Mayo 2003           Kirchner, del partido justicialista,
                            presidente en Argentina

 Octubre 2004          Tabare Vasquez, del Frente Amplio,
                             presidente en Uruguay

Diciembre 2005     Evo Morales, del Movimiento al socialismo,
                             presidente en Bolivia

  Enero 2006      Bachelet, del partido socialista, presidente
                                    en Chile

Noviembre 2006        Rafael Correa, del Movimiento Pais,
                             presidente en Ecuador

Noviembre 2006       Daniel Ortega, del Frente Sandinista,
                            presidente en Nicaragua
COPYRIGHT 2008 Universidad Externado de Colombia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:AMERICA
Author:Gilhodes, Pierre
Publication:Observatorio de Analisis de los Sistemas Internacionales (OASIS)
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2008
Words:16514
Previous Article:El TLC es inconstitucional por legitimar la biopirateria en contra del interes nacional.
Next Article:Contexto historico y avances de la integracion en la Comunidad Andina.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters