Printer Friendly

<>. Activismos ciudadanos online y practicas popliticas en el Peru.

<<I Wanted to Prove that I Can Make Trend>>. Online Citizen Activisms and 'Poplitical' Practices in Peru

INTRODUCCION

El disgusto en America Latina por la calidad de sus instituciones politicas y por la corrupcion en la gestion de sus asuntos publicos ha venido creciendo de modo preocupante en la region (Carlin, Singer y Zeigmeister, 2015). Este estado de animo se ha visto reflejado en numerosas manifestaciones ciudadanas que, como se ha venido documentando, se expresan tanto en los tradicionales espacios urbanos de calles y plazas, tomados activamente, como en los nuevos escenarios de los medios sociales digitales, llamense Facebook, Twitter o YouTube. Asi, hemos visto movilizaciones masivas como las protestas estudiantiles de Chile (Scherman et al., 2013), las crisis sociales en Brasil en el contexto del mundial de futbol (Porto et al., 2015; Bastos et al., 2014) y las marchas contra una ley de empleo juvenil en el Peru (Fernandez-Maldonado, 2015), que han sido expresiones elocuentes de ello, mostrando tambien en su despliegue una marcada renovacion de los actores politicos, asi como consignas ineditas centradas en la defensa de valores y principios ciudadanos basicos como la transparencia, la honradez y la decencia.

Movilizaciones como estas se vienen dando con regularidad en el Peru y empiezan a ganar peso politico. Para abordar el tema, el presente articulo se focalizara en el analisis de dos movimientos en particular: el colectivo de activistas digitales de Meme No y el grupo Alerta contra policias con camaras de velocidad, asi como en las practicas de protesta y accion que desplegaron. Por un lado, el colectivo Meme No fue clave para evitar el proceso de revocatoria que afronto la entonces alcaldesa de Lima, Susana Villaran, en 2013. Por otro, la movilizacion de los activistas de Alerta contra policias con camaras de velocidad logro suspender un programa municipal de multas a conductores de autos, develando la corrupcion con la que esta se estuvo ejecutando.

En el analisis de estos casos, examinaremos en particular las historias de algunos activistas que animaron sus organizaciones y las formas en que emplearon sus recursos en los distintos entornos mediaticos en los que se desenvolvian. Toda vez que ambas cuestiones--un proceso de revocatoria turbio y un programa municipal corrupto--los afectaban en sus espacios mas personales, tambien apreciaremos la dimension cotidiana que su activismo cobro y el impacto que este tuvo en sus sentidos de orden social inmediato. Sostenemos que este es el campo de lapoplitica actual.

Consideramos la poplitica como la expresion de una forma de ejercer participacion ciudadana con las claves de la cultura pop propia de los medios de comunicacion, en particular, de los codigos y lenguajes del social media. Contempla visibles acciones publicas de sujetos sociales altamente empoderados --ciudadanos conscientes de la plenitud de sus derechos y deberes--y con mucha voluntad para comprometerse en causas especificas propiciatorias de renovados sentidos comunitarios. Este articulo explorara estos giros en la cultura politica de amplios sectores ciudadanos, recurriendo a testimonios de activistas cuyos intereses estan explicitamente alineados con las nuevas narrativas colectivas que estan surgiendo, y que comparten practicas mediaticas gracias al contagio que se propicia con la logica viral de los medios sociales.

DE LOS <<E-MOVIMIENTOS>> A LAS <<E-MOVILIZACIONES>>: UN ESTADO DE LA CUESTION

Desde marchas masivas que toman ciudades hasta movilizaciones barriales ante un conflicto residencial, los estudios destacan como el activismo en plataformas digitales juega un rol dinamizador en ellas, en especial cuando trascienden el clicktivismo (Karpf, 2010; Halupka, 2018) y propician manifestaciones en plazas y espacios publicos (Gerbaudo, 2012; Kavada, 2015; Yang, 2016). Se destaca, entonces, un cambio cualitativo y cuantitativo en el uso de estas nuevas herramientas: las movilizaciones son mas que una suma de miles de iniciativas y coincidencias. Las multitudinarias acciones de individuos y grupos sincronizan para configurar movimientos online cuyo trabajo de base se da sobre una ecologia continua que va del <<cara a cara>> local hasta los entornos digitales transnacionales. Es lo que Earl y Kimport establecen como el surgimiento de los e-movimientos (2011).

Los autores destacan tambien el lugar central que cobran las plataformas digitales como escenario y sistema de relacionamiento a la vez, lo que permite que la voluntad participativa de miles de ciudadanos autonomos se concrete mediante actividades en foros y operativos diversos. En estas condiciones, sus movilizaciones comparten rasgos comunes: una o varias causas de indole moral como fundamento principal, esteticas e iconos compartidos por diferentes movimientos en el mundo--algo que llama la atencion, dada la dispersion geografica y social de los participantes--, y el caracter repentino de sus acciones, asi como lo efimero de sus asociaciones. Con ello, destacan los mencionados motores tecnologicos por medio de los cuales los activistas transforman sus acciones colectivas en <<diagramas de contagio>> propalados con sus propias interacciones (Parikka, 2007).

Postill (2013, 2014), Kavada (2015) y Gerbaudo y Trere (2015), entre otros autores, coinciden al senalar que el ano 2011 marco un punto de inflexion para estas nuevas formas de movilizacion: tres grandes acciones en distintas partes del mundo senalaron el inicio del nuevo activismo politico ciudadano, con enorme poder de transformacion. Por un lado, en Egipto--como antes habia ocurrido en Tunez, y luego en Libia y Yemen--, la explosion social conocida como la Primavera Arabe fue generada por individuos y grupos interconectados que golpearon a regimenes dictatoriales de larga dominacion, articulando a activistas de distinta condicion y procedencia mediante un creciente uso de redes sociales (Castells, 2012). Para Monteverde et al. (2015), por otro lado, el denominado Movimiento 15Men Espana, tambien conocido como los indignados, se desencadeno el mismo ano como parte de una ola de nuevos grupos de presion conectados a traves de medios digitales que compartian similares reclamos de postergacion social. Segun Postill, estos grupos conforman un conjunto emergente de actores sociales que comparten la condicion de <<tecnologos de libertad>> (2018).

Los movimientos en Egipto y Espana fueron decisivos para sentar nuevas formas de movilizacion. Pero cuando la organizacion Occupy Wall Street tomo el parque Zuccotti en el centro de Manhattan, en Estados Unidos, en septiembre de 2011, y se expandio luego a 1000 ciudades de todo el mundo (Costanza-Chock, 2012, citado en Kavada, 2015), replicando consignas, esteticas y practicas, el fenomeno de las movilizaciones digitales escalo hasta ser ahora la condicion general de distintas acciones colectivas. Desde entonces, tambien, los investigadores consideran que estos despliegues estrategicos forman parte de nuevas culturas politicas compartidas a las que Gerbaudo llama <<movimientos de plazas (Gerbaudo, 2012). Son, por tanto, practicas reivindicatorias en las que sujetos convergen e inciden en nuevos balances de poder frente a las autoridades, y cuyas caracteristicas distintivas son <<la ocupacion del espacio publico, la falta de lideres reconocibles, un enfasis en la inclusion y la creencia en la democracia y la justicia>> (Kavada, 2015, citando a Castells, 2012 y Juris, 2012).

Los autores senalan que, tras la caida del radicalismo politico popular en la decada de 1970, lo que aparecio en su lugar ha sido una <<sociedad de movimientos sociales donde la protesta se ha hecho cada vez mas institucionalizada y civica, antes que perturbadora>> (Yang, 2016). Las demandas se han hecho paulatinamente cada vez mas pedestres y surgio con ello la politica de asuntos cotidianos y residenciales. Postill lo denomina el surgimiento de la <<politica banal>>, en el sentido de la politica de los asuntos de la vida diaria (Postill, 2013). En esta perspectiva, el activismo civico se <<rutiniza>>, y se hace parte del repertorio comun de los ciudadanos (Postill, 2013; Yang, 2016).

Hoy las asociaciones de vecinos o juntas de propietarios son habituales y forman parte de la vida diaria de los ciudadanos. Los reclamos por malos servicios, la denuncia de autoridades corruptas o el mal uso del espacio publico, registrados generalmente en imagenes de camaras del movil, son usos rutinarios de las potestades ciudadanas. Dichos actos encuentran canales de diseminacion, una vez mas, en las plataformas digitales, tanto como en espacios de relacion <<cara a cara>>.

Es este el espacio de la poplitica. Si entendemos la politica como el campo propio de las instituciones de gobierno y de los debates y conflictos alrededor de ellas (Miller et al., 2016; Sartori, 2002), cuyo proposito es acceder al poder o influir sobre el (Dahl, 1957; Naim, 2013), entonces la practica cotidiana de monitorear, retar o cuestionar a la autoridad institucional es igualmente politica, aun cuando se de en un terreno habitual y de asuntos comunes. Claro esta que los escenarios, escalas y fines son otros: ya no son solo--ni prioritariamente--los que se dan frente al Parlamento o a los organos de gobierno ejecutivo, sino los que se dan frente a los micropoderes instalados en la vida ordinaria.

Este es el regimen de la poplitica: el de la politica de la cultura popular. Es el activismo de todos los dias de causas ciudadanas, sean estas la indignacion por valores corroidos o acciones contra poderes que estan afectando a la persona de inmediato. Este activismo se expresa mediante despliegues performaticos, con frecuencia usando recursos artisticos, y con codigos y lenguajes propios de la cultura de medios de comunicacion que facilitan la proyeccion publica de sus malestares. Por eso, cada accion se entiende tambien como una actuacion codificada para sintonizar con grandes audiencias, representada conscientemente como un montaje narrativo de varias nanohistorias que, juntas, logran hacer tendencia.

TRAZANDO NARRATIVAS DIGITALES: PAUTAS METODOLOGICAS

Cuando Sarah Pink y John Postill plantean en Social Media Ethnography: The Digital Researcher in a Messy Web (2012) que un estudio etnografico hoy--en especial el que investiga la interaccion entre las personas y los medios de comunicacion--debe tambien analizar el comportamiento que registran estas personas en los medios digitales, estan estableciendo una nueva normalidad: el uso de redes sociales digitales como parte constitutiva de nuestra cotidianidad. Mas aun, constituyente de la nocion misma de realidad que experimentamos, en tanto forma parte de sistemas mas amplios de relaciones y entornos que ordenan nuestras experiencias en la vida diaria (Pink, Horst et al., 2016).

En este contexto, entendemos que las interacciones que efectuan las personas en los medios sociales no son aleatorias. Responden, por el contrario, a logicas personales coherentes y consistentes, en tanto expresan relatos plenos de sentidos expuestos, adrede, publicamente (Haynes, 2016). Por ello es que investigadores como Vivien (2016) o Barassi (2017) ponen atencion a las dimensiones personales y afectivas de las publicaciones online de los sujetos, focalizando sus analisis en los recursos narrativos que utilizan y en su capacidad para conformar relatos digitales de identidad articulados con otros como ellos.

Siendo asi, este articulo pondra atencion, precisamente, en las dimensiones emocionales de los relatos biograficos de los activistas bajo analisis. En tal sentido, se explorara en las distintas formas en que los medios sociales son usados por ellos y en como utilizan sus conocimientos profesionales y sus habilidades tecnologicas y sociales para impulsar las causas que promueven, asi como que sentido tiene todo esto para ellos. Con esa intencion, converse con cuatro activistas y repase con ellos sus historias de vida con la finalidad de identificar los trazos que vinculen sus trayectorias con los relatos generales de las causas que defienden.

Pongo particular atencion en su empleo de memes, es decir, en las vinetas o recursos graficos que los activistas utilizaron como un vehiculo clave de su comunicacion y expresion publica. En esa linea, realizo analisis de contenido de dichos recursos, observando no solo quien los publica y con que pretension, sino tambien identificando al personaje que los protagoniza, el guion que interpreta y los significados politicos, sociales y culturales que comprenden, en tanto los memes, a menudo, se animan con personajes populares y sus frases mas iconicas. Se tratara tambien de comprender la relacion entre la evocacion que suscitan estos personajes en la vida cotidiana de los activistas y lo que representan dentro de una reflexion mas general sobre el orden social en el que se desenvuelven.

Siguiendo el trabajo de Haynes (2016), indago en lo que los memes representan, en su relevancia sociologica y, sobre todo, en su rol como espacios reflexivos. Exploro el uso de la parodia que ejercen y en el sentido de identificacion y pertenencia que expanden en grupos de ciudadanos con quienes el mensaje sintoniza. El sentido moralista subyace con regularidad en estas movilizaciones, razon por la cual la indagacion se fija tambien en la voz que asume la representacion--es decir, el caracter del meme--y en el tipo de reflexion que encarna en particular, asi como en las distinciones que marca frente a otros a quienes alude por oposicion, sea esta ideologica, partidaria o de principios.

En el analisis de contenido, sigo pautas dadas por Shifman (2014) para el estudio de los memes en las culturas digitales. Implemento una heuristica sobre la base de las cuatro pautas que propone: (i) las politicas de participacion: quienes son los actores y que performances tienen, en entornos digitales y no digitales; (ii) el lenguaje que emplean: los niveles compositivos, sintacticos y semanticos que despliegan; (iii) el analisis de quehacer politico: acciones y discursos que contextualizan su difusion, y (iv) sus resultados comunicacionales, es decir, su grado de viralidad: el analisis de sus replicas y copiado.

Sobre la viralizacion, se recurre a Postill y a las pautas que establece en el analisis de fenomenos de movilizacion similares: a su propuesta de Media Epidemiography (2014). Vamos a emplear esta como una <<heuristica para explorar la rapida evolucion del campo tecno politico en el que se despliegan hoy las luchas populares>> (Postill, 2014). Esta definicion es fundamental para la comprension del activismo digital en el Peru de hoy, pues coloca en el centro del analisis la especial capacidad que tienen ahora las movilizaciones para propiciar debate y buscar el cambio social, gracias a su poder de propagacion (Nahom y Hemsley, 2013).

PRACTICAS POPLITICAS EN EL PERU: <<QUERIA PROBAR QUE PUEDO HACER TENDENCIA>>

Si 2011 fue un ano clave para el activismo ciudadano en el mundo, en el Peru ese ano fue 2013. Dos acontecimientos distintos: uno propio de hechos politicos generales, como fue el primer intento de revocatoria contra la alcaldesa de Lima mediante un referendum, y una rauda--y contundente--movilizacion de miles de ciudadanos indignados ante la corrupcion manifiesta en la Policia y la comuna de Lima durante la aplicacion de una nueva politica de multas por exceso de velocidad a los conductores de automoviles mostraron como tambien en el Peru las movilizaciones ciudadanas--ahora potenciadas con herramientas digitales--entraban en una nueva etapa y sintonizaban con el ambiente de activismo popular y masivo actualmente extendido.

En los casos tratados a continuacion, el protagonismo de activistas sin formacion politica previa ni experiencia partidaria fue preponderante. ?Que marco su poder de movilizacion? Principalmente, su manejo de herramientas de influencia sobre la opinion publica, tanto como su competencia en el uso de sistemas tecnosociales de movilizacion de medios digitales. En ambos casos, sus acciones motivaron tambien cambios considerables en el orden politico local del momento y en las formas en las que autoridades y clase politica en general entienden ahora lo que es rendir cuentas ante la ciudadania.

La plataforma Meme No

El caso Meme No es ilustrativo de estos nuevos procesos. Empezo como una cuenta de Facebook, creada por los publicistas Ricardo Solano y Henry Urrunaga en un intento deliberado de influir en la marcha de los acontecimientos que, segun propia confesion, los <<indignaban>> (entrevista personal, 21 de marzo de 2013). Al momento de activar la cuenta, ellos ejercian como escritor creativo y disenador grafico, respectivamente, en una importante agencia peruana. Y se puede considerar que fueron dos importantes maquinistas de un tren que, al final de la campana, logro descarrilar el proceso de revocatoria emprendido contra la alcaldesa de Lima de ese entonces, Susana Villaran, el ano 2013. Vale decir que, desde la conclusion de su mandato, en 2016, Villaran viene afrontando distintos procesos legales por presuntos aportes no declarados de constructoras brasilenas precisamente para financiar sus campanas, entre ellas la de la revocatoria en su contra (1).

La cuenta de Facebook Meme No fue creada en 2012 con el fin de <<crear tendencia>> (entrevista personal, 21 de marzo de 2013). La cuenta continua vigente, aunque tras la campana del No derivo en un sitio de humor politico y comentario de la coyuntura. Por definicion de sus creadores, surge como un proyecto de comunicacion politica creativa sustentado en la critica corrosiva, buscando capturar la complicidad de ciudadanos que se encontraban igualmente indignados con el intento de operadores politicos del partido perdedor de la justa electoral de 2012: Solidaridad Nacional, de echar a la alcaldesa. La justa fue ganada por Villaran en una disputa muy apretada.

Cuando la campana de revocatoria comenzo, en 2012, la opcion del Si (o sea, la revocacion del mandato de la alcaldesa) estaba casi treinta puntos por encima de la opcion del No. Entonces, el equipo de publicistas de la alcaldesa convoco a varias personalidades con influencia en la opinion publica: politicos, intelectuales y artistas, a apoyarla en su causa. Muchos de ellos asumieron el reto tomandose retratos sencillos para una campana de paneles publicitarios en la via publica junto a la palabra No. Tambien deportistas, chefs y otras celebridades, entre una vasta diversidad de adherentes, asumieron el llamado, y sus imagenes fueron distribuidas de forma muy visible por toda la ciudad. Los paneles eran esteticamente simples, y desde su diseno original ya adoptaban el formato estandar de los memes. Esto es: la imagen unica de un sujeto protagonista con fondo blanco, y un breve eslogan en destaque, y en el que, para el caso de esta campana, sobresalia la palabra No (2).

La alcaldesa no gozaba entonces de mucha simpatia. Era muy cuestionada por una supuesta inconsistencia entre sus discursos y sus acciones reales, lo cual le valio apelativos como <<Lady Vaga>> o <<Tia Lentejita>>, que apuntaban a mostrarla sin capacidad de resolucion. Sin embargo, para muchos otros ciudadanos, un referendum para revocarla a un ano de iniciado su gobierno era un exceso, pues no le permitiria concretar lo que habia anunciado. Sus defensores lo consideraban un mal mecanismo legal, pues jaqueaba prematuramente las gestiones y se prestaba a ser utilizado por grupos con intereses particulares. En esa linea, precisamente, la campana se convirtio en una serie de ataques personalistas y desagradables, con informaciones sesgadas e insultos para desprestigiar aun mas la ya desgastada imagen de la alcaldesa.

Es este contexto surge Meme No. Y no fue el unico: surge junto a otras cuentas similares, como Los rostros del No, Lima No Para, o 40 veces No, las que, entre todas, consiguieron masificar su mensaje y propiciar una ola que se expandio velozmente. En este contexto se inicio esta investigacion, para lo cual busque reunirme y conversar con los principales actores. Asi, una manana de marzo de 2013 me reuni con Ricki Solano y Henry Urrunaga en un cafe cercano a su centro de trabajo. Mi intencion era encontrar relevancia sociologica en sus narrativas de identidad personales y profesionales y entender con ellos como sus incursiones repentinas en el activismo ciudadano conformaban procesos mas amplios y generales de nuevas subjetividades politicas.

En la conversacion, Solano, uno de los dos gestores de la cuenta, anticipo dicha relevancia: su motivacion original para el lanzamiento de la campana fue el desafio profesional de hacer tendencia, buscando, al mismo tiempo, mitigar la indignacion despertada en ellos--y en lo que percibian de su entorno--mediante una campana manejada con los principios basicos de todos sus proyectos publicitarios: una campana de activacion digital. Segun comenta:
   Empezamos a hacer memes como una forma de burla a la situacion y
   los compartimos en nuestros muros. Era como hacer deporte, para
   demostrarnos a nosotros mismos que podiamos penetrar en internet,
   dejar huella en las redes y manipular la comunicacion. Queriamos
   probar que podiamos hacer tendencia>> (entrevista personal, 21 de
   marzo de 2013).


Solano y Urrunaga empezaron difundiendo los memes en la cuenta Meme No--lanzada el 1 de febrero de 2012--y de inmediato los rebotaban a traves de sus propias cuentas personales. Priorizaron el Facebook por tratarse de una red social donde la visualidad tiene un rol preponderante : <<El Facebook es el lugar del meme por excelencia>>, dice Urrunaga. Asi, aplicaron en su campana la estetica clasica del meme digital, usando basicamente imagen y texto, componiendolos con los tres elementos resaltantes: (i) la palabra No en color celeste; (ii) una frase celebre de alta recordacion en medios masivos, es decir, en peliculas, musica pop o programas de TV, y (iii) la imagen del personaje que hizo popular la frase sobre el fondo blanco. Todo ello parodiando la estetica de los paneles mencionados.

Asi, los mensajes de Meme No conformaron una campana protagonizada por personajes muy populares de las culturas mediaticas y por expresiones de alta recordacion para jovenes y adultos usuarios de dichos medios. Sobre ello, en una entrevista posterior, dijo Solano: <<Nos enfocamos en sus insights mas reconocibles>> (entrevista personal, 14 de noviembre de 2014). Por ejemplo, el meme con la imagen de Don Ramon--el celebre personaje de la serie El Chavo del Ocho--se exhibio junto a su popular frase <<NO te doy otra nomas>>. Fue uno de los mas populares, pero no el primero: Solano y Urrunaga recuerdan que el primero fue el de Darth Vader, el oscuro personaje de Star Wars, gritando <<NOOOOOO>> como en una de sus lineas de las peliculas. Otro meme inicial de convocatoria--digamos, un llamado generacional--fue el del popular Bebe Sinclair, personaje de la serie de TV para ninos Dinosaurios, vocalizando su cancion <<NO La Mama>>.

Solano y Urrunaga sostienen que ellos buscaban <<aligerar la campana, quitarle la seriedad y lo aburrido, e inyectarle algo de humor>> (entrevista personal, 14 de noviembre 2014). En ese ejercicio, eran conscientes de que estaban empleando sus conocimientos y habilidades mas probados, asi como los codigos y lenguajes mas recurrentes en medios de comunicacion, para conseguir la mayor eficiencia en sus propositos. Del mismo modo, sabian que sus activaciones digitales tambien tendrian consecuencias directas sobre las simpatias e intencion de voto. Describe Solano:
   Queriamos llamar la atencion y, luego, enviar un mensaje.
   Capitalizamos lo que ya existia en la conciencia colectiva de las
   personas y cambiamos la connotacion del No hacia algo positivo. De
   esta manera, mucha gente se intereso en el tema, que era un tema
   beligerante y de confrontacion pero que gradualmente se convirtio
   en algo mas coloquial, mas entretenido y que generaba debate
   (entrevista personal, 21 de abril de 2015).


Solano y Urrunaga son jovenes nacidos en los primeros anos de la decada de 1990, con formacion profesional en universidades privadas el Peru. Sus lugares de residencia: San Miguel y Surco, asi como su escolaridad en colegios de paga, son indicadores de su condicion de clase media. En los dias de Meme No ya eran profesionales solicitados que trabajaban en una de las principales agencias transnacionales de publicidad en Lima. Contaban ya con alguna actividad politica en la universidad, en acciones estudiantiles, pero nada mas despues de ello. Es recien con el malestar del referendum cuando deciden hacerse un tiempo en sus rutinas laborales para activar la cuenta, iniciar acciones y <<revisar los likes, viendo que publicacion pego mas, y la cantidad de fans>> (entrevista personal, abril de 2015). Es decir, lo que se hace con toda cuenta de publicidad corporativa. <<Cuando haces este tipo de pagina--explica Solano--estas a la expectativa de todo esto. Es el morbo de saber cuanto influyes en la gente>> (entrevista personal, abril de 2015).

Solano cree que su incursion en el activismo se incubo durante su epoca universitaria, <<en el gremio estudiantil, con las elecciones universitarias... Cuando formaba parte de algun movimiento, la gente debatia en blogs y me di cuenta de que eso era absurdo. Aqui la efervescencia politica te picaba la mano, y me di cuenta de que tenia que actuar con algo como Meme No, con la cabeza fria, mas tranquilo, sentado frente a una PC>> (entrevista personal, abril de 2015).

Las intuiciones de Solano fueron certeras en tanto la cuenta logro tener mas de 124 000 seguidores en muy poco tiempo de actividad. Su <<travesura>> logro establecer marcada empatia con los electores mas jovenes, particularmente entre los que estan inmersos en experiencias online y en la practica de contenido autoelaborado. Por ello sus seguidores no solo se identificaron con sus mensajes, sino que tambien se animaron a crear sus propios memes siguiendo la tendencia. Fue el caso de Pierre Castro, entonces tambien disenador grafico en otra importante agencia de publicidad, pero sin contacto ni conocimiento personal con Solano y Urrunaga. <<Es que ni bien sale elegida Susana, ya la empiezan a molestar>>, explicaba Pierre, por lo cual, confiesa, todo el proceso de revocatoria le producia <<una aversion muy fuerte>>:
   No es que haya estado comprometido en la campana a favor de Susana.
   Solo me parecio que habia que apoyarla. Confiaba en ella, asi que
   empece a hacer estos memes que se me iban ocurriendo, creo que hice
   como diez en un solo dia. Los iba subiendo a la red, y mis amigos,
   a la vez, tambien iban subiendo otros (entrevista personal, julio
   de 2017)


En ese contexto, el uso parodico de personajes locales e internacionales se hace intensivo. Pierre recuerda haber compuesto un meme con Manolito, el personaje de Mafalda, asi como los memes de iconicos baladistas espanoles como Nino Bravo o Julio Iglesias (compartidos centenares de veces). En especial recuerda el de una popular imagen de Batman, en la que el superheroe da una cachetada a Robin, con la frase: <<NO, carajo!>>. <<Fueron mis primeros memes>>, evoca. Anos despues, Pierre seria protagonista de la noticia como un profesor universitario reconocido por emplear, justamente, memes, y otros recursos digitales como recursos pedagogicos.

Pierre es comunicador publicitario egresado de una universidad privada de la capital. Si bien en esta universidad esta prohibida la actividad politica, se familiarizo con el activismo politico, como Solano, gracias a su padre. Su padre es ingeniero de la universidad publica de Trujillo, quien <<era muy comprometido con la politica, siempre con la radio prendida, siempre con periodicos en la mesa>> (entrevista personal, julio de 2017).

Como el, colegas y amigos se sumaron a la fuerza viral del Meme No, sin conocer o tener vinculo alguno con los administradores de la cuenta. Aparecieron entonces memes, por ejemplo, de John Lennon, diciendo: <<Imagina que NO hay revocatoria>> o Paul McCartney diciendo: <<You Say Yes, I Say NO>>. Imagenes de Luke Skywalker, Cesar del Planeta de los Simios, y Gandalf de El Senor de los Anillos tambien fueron empleadas usando la palabra NO en el contexto de las escenas mas conocidas de las peliculas. Incluso un busto del filosofo griego Socrates cobro vida con la frase <<Solo se que NO se nada>>.

Al final del proceso, en el recuento final de los votos, la alcaldesa se mantuvo en su puesto: subio mas treinta puntos entre las encuestas y logro remontar el resultado final en poco mas de un mes. Con ello gano la contienda por un estrecho margen, contra todo pronostico. El No derroto al Si gracias a la imparable epidemia de buen humor que se viralizo gracias a activistas utilizando referencias en clave pop de modo consciente y a sabiendas de su gran conexion emocional con otros ciudadanos de similares condiciones. Lo explica Pierre:
   Hice los memes sobre la base de mis propios repertorios
   emocionales, pero tambien yo se cuando algo va a tocar a alguien.
   Eso me lo ha dado la publicidad, supongo, Y recurri a ellos porque
   ya estaban ahi y los tome prestados. Me sume a la fuerza. Si creo
   que es un canal de comunicacion politica importante. Y esta en
   manos de gente como yo, a favor de una causa justa (entrevista
   personal, julio de 2017).


La plataforma <<Alerta contra policias con camaras de velocidad>>

La narrativa personal de Antonio Castro, y el storytelling digital que desarrollo en la plataforma de Facebook Alerta contra policias con camaras de seguridad convergieron para activar una fugaz y exitosa movilizacion ciudadana, resuelta con intensas acciones online apoyadas en ocasionales protestas en la calle. Estas protestas se dieron ante las instituciones que tuvieron a cargo la implementacion de un programa municipal de multas por excesiva velocidad de conductores de autos, y que, si bien estuvo impulsada por la gestion de la mencionada alcaldesa Villaran, en la practica fue en la Policia donde se encontraron las acciones ilicitas que precipitaron luego su anulacion y la devolucion el dinero que se recaudo con las multas.

Antonio cuenta con un pregrado en Ciencias de la Comunicacion y un MBA en el extranjero, y considera que el programa de multas fue <<disenado para recaudar dinero y no para proteger vidas>>. Asi lo expreso a la prensa, de forma publica, a las pocas horas de abrir la cuenta en Facebook, en 2013, y que, por su veloz impacto, concitaria no solo la adhesion de cientos de miles de activistas sino tambien la atencion de los medios de comunicacion, los que solicitaron permanentemente sus impresiones. Con todo ello, su campana se convirtio en una poderosa plataforma de movilizacion con gran capacidad de influencia.

Tambien conocido como El hombre de las fotopapeletas, Antonio inicio su campana denunciando la imposicion de multas por la Policia y la Municipalidad de Lima, quienes emplearon un cuestionado sistema de fotografias para registrar exceso de velocidad. Antonio estaba lejos en ese momento de querer hacer politica ni intervenir en asuntos municipales, pero la evidente ilegalidad de la situacion y el claro abuso de las autoridades lo llevaron de la indignacion a la accion. Lo explica en una entrevista personal: <<Los peruanos se quejan de todo, pero no toman acciones. '!Basta de siempre estar quejandonos; hay que hacer algo! !Hay que comprometerse!', me dije. Y eso fue lo que hice>> (entrevista personal, mayo de 2014).

Aun cuando sus labores profesionales no le permitian mucha atencion, Antonio creo la pagina en Facebook Alerta contra policias con camaras de velocidad <<porque estaba realmente enojado y ofendido>>. El objetivo de su accion era, inicialmente, el crear un mapa de camaras de velocidad en tiempo real y, tras la identificacion de esos puntos, advertir a los conductores sobre el fraude. Se concentro especificamente en las denominadas senales fantasmas, un termino acunado entre los que protestaban en Facebook y que se refiere a un sistema de multas basado en letreros con advertencias colocados solo por algunas horas de menor transito, y luego levantados, con lo que los conductores no tenian como saber que habia limites de velocidad. La Division de Investigacion Criminalistica de la Policia establecio que hubo mafias enquistadas en el Sistema de Administracion Tributaria (SAT) de la Municipalidad de Lima, que montaban estas farsas.

Antonio relata que, tras la apertura de su cuenta, paso dos horas en una cena identificando a amigos de Facebook que podrian estar interesados en su causa. Entre sus novecientos contactos, encontro aproximadamente cuatrocientos a los que invito. <<Cuando regrese de la cena, me sorprendi>>, dijo. La respuesta fue inmediata. Para la medianoche de ese mismo dia, tenia 4 200 seguidores. Poco despues, la pagina habia llegado a 45 800, grupo con el que a la postre realizo reuniones regulares y organizo manifestaciones frente a la municipalidad. Antonio evoca:
   Mi compromiso era enorme en ese momento. Queria tratar el problema
   de manera integral, para entender como estaba sucediendo, con quien
   estabamos tratando. Asi que decidi dejar mi negocio para dedicar mi
   tiempo completo a responder correos electronicos, a investigar y a
   reunirme con expertos que pudieran ayudar al grupo.
   Afortunadamente, soy empresario, asi que podia delegar mis deberes
   cotidianos (entrevista personal, 5 de mayo de 2014).


El activismo de Antonio y otros usuarios, mediante su cuenta de Facebook y otros sitios de internet, propicio que tambien se produjeran memes parodiando el sistema de cobros pernicioso. Uno de ellos, por ejemplo, empleo referencias locales como la de la Casa Matusita--un edificio comercial abandonado y supuestamente habitado por fantasmas--con el texto que decia: <<Nueva sede para el cobro de multas por velocidad>>, asi como inevitables referencias a la pelicula Los Cazafantasmas junto a la frase: <<Nuevo equipo contra las fotopapeletas>>. La ironia tambien se dirigio contra la alcaldesa en funciones--anecdoticamente, la misma que salvo la revocatoria con una campana de memes--, dedicandole un meme con su rostro sonriente y una frase que recordaba el proceso.

Antonio intento infructuosamente ponerse en contacto con funcionarios del SAT para presentar personalmente las quejas. Sin embargo, fue una nota publicada en un sitio web de noticias locales, Terra, lo que le permitio llamar la atencion. Tras ello fue contactado con frecuencia para ser entrevistado en radio y television.

Asi, le fue facil colocar en el diario El Comercio--el mas influyente en el Peru--una columna de opinion firmada sobre el tema. Fue entonces cuando personal de la oficina de la alcaldesa decidio suspender el programa, anulando mas de 20 000 papeletas y, finalmente, devolver mas de 2 millones de soles (mas de US$ 588 000) en multas a los conductores.

<<No robes: los politicos odian la competencia>>. Discusion sobre el uso de memes y el activismo de la politica

Los dos casos de estudio descritos evidencian fenomenos de movilizacion ciudadana que involucraron a decenas de miles de personas en Lima, a juzgar por las afiliaciones que tuvieron en cuentas de Facebook, los likes a sus publicaciones y la viralizacion de sus mensajes, gracias a que estas publicaciones--en su mayoria memes y esloganes de campana plenos de humor--fueron ampliamente compartidas por los activistas. Se puede apreciar tambien su influencia gracias a la cobertura que hicieron de ellos los medios de comunicacion masiva, como diarios, radios y canales de television de senal abierta.

Para el caso de Meme No, en los ultimos dias de la campana contra la revocatoria hubo decenas de miles de personas que salieron a las principales plazas de la ciudad, pronunciandose con las mismas consignas que se viralizaron en redes. En el caso de Alerta contra policias con camaras de velocidad, si bien su plataforma fue principalmente digital, con publicaciones y enunciados de protesta en Facebook, tambien hubo grupos especificos de activistas que optaron por protestar frente a los locales de las oficinas municipales. La calle se constituyo asi en la continuidad de lo que se propulso en medios digitales.

El recurso utilizado ampliamente en estas activaciones fue el meme. Este es un producto cultural que comenta, reflexiona y sienta posicion sobre distintos aspectos de coyuntura, segun la definicion de Tomlinson (2004). Anos antes de que los memes se convirtieran en un elemento cotidiano en la comunicacion de las personas, Tomlinson sostenia que estos han de entenderse como fuerzas aceleradoras en la arena publica de causas que se quieren hacer notar entre los ciudadanos, haciendolo desde una posicion inicialmente trivial, ciertamente, por lo gracioso y cotidiano de su formulacion, aunque sus mensajes comentan tambien, de forma aguda y corrosiva, aspectos criticos de la realidad politica y social.

El termino meme fue introducido por el biologo Richad Dawkins en su libro El gen egoista (1976). Shifman explica que Dawkins, como parte de su esfuerzo por aplicar la teoria evolutiva de las ciencias naturales al cambio cultural, define los memes como <<pequenas unidades de transmision cultural, analogas a los genes, que se propagan de una persona a otra mediante la copia o imitacion>> (Shifman, 2014). Ejemplos de memes en el ensayo pionero de Dawkins son artefactos culturales como melodias, consignas politicas, y ropa de moda, asi como creencias abstractas, como la misma idea de Dios.

La literatura mas reciente sobre memes acierta en enfatizar prioritariamente sus cualidades virales. Nahon y Hemsley, en esa linea, citan la velocidad y la capacidad de alcance de sus mensajes a miles de personas, en simultaneo, como sus principales atributos (Nahon y Hemsley, 2013). Al mismo tiempo, Shifman explica su funcionamiento en las practicas multimediaticas hoy en dia: <<Puede ser util mirar a los memes no como simples ideas o formulas que se propagan eficientemente, sino tambien como conjuntos articulados de contenido>> (Shifman, 2013).

Es lo que se puede encontrar en los despliegues virales de los dos casos peruanos. Los recursos de Meme No y de Alerta contra policias con camaras de seguridad comparten caracteristicas estructurales comunes que se pueden apreciar en su concepcion, formulacion y leguajes, asi como en su tono cotidiano y popular. Por supuesto, se formulan, replican y transforman por la agencia de usuarios con una competencia estandar en el manejo de herramientas digitales. Y acentuan su viralidad cuando, tras ser compartidos por otros cientos de miles de usuarios, los medios tradicionales los incorporan como parte de su contenido informativo. Lo que Chadwick llama <<procesos de hibridez mediatica>> (Chadwick, 2013). Un ejemplo: el meme de Alf, protagonista de la popular serie de television, con su frase caracteristica, <<No hay problema, Willy>>; y su posterior tratamiento en la prensa televisiva de senal abierta.

Vale decir que, si bien las investigaciones en memetica se han venido centrando en la comprension de su epidemiografia (Postill, 2014) o en el analisis de su contenido, <<comparando los memes, o buscando sus elementos comunes>> (Nahom y Hemsley, 2013), no se ha hecho analisis sobre el proceso de su constitucion, ni documentado su vida social como artefacto. Sobre ello, y partir de lo observado, se pueden proponer cuatro etapas en su vida social:
Conceptualization   Produccion         Mediacion       Viralizacion

Los activistas      Disenan los       El meme se        El meme se
tecno-sociales       elementos      publica en los        replica
identifican un       memeticos      medios sociales     masivamente
insight critico     utilizando        digitales,       mediante los
en los debates    herramientas o      priorizando      botones <<Me
ciudadanos y lo    dispositivos      aquellos que        gusta>> y
asocian a un        digitales,       convocan a la     <<Compartir>>
estado de animo   tales como los      mayor masa       por miles de
propiciado por       programas      critica de sus    usuarios que no
un popular          Photoshop,       comunidades.       se conocen
aforismo o        Illustrator, o                      entre si, pero
frase              compositores                        que comparten
mediatica.             como                            la causa o el
Luego, tienden    memegenerator.                         estado de
una conjuncion         com.                            indignacion.
emocional entre      Se guarda
ambos,               riguroso
concentrandola    respeto por la
en un meme.         imagen del
                     personaje
                     mediatico
                   referencial.


En contextos distintos, con otras circunstancias civicas y politicas condicionando la vida social, como en China, autores como Marcella Szablewicz encuentran que los memes son estructuras de sentimiento que promueven identidades alternativas, defendiendo las ideas principales de sus adherentes y divulgando sus valores intrinsecos. En su estudio sobre la red de relacionamiento social Weibo, ella considera que son los jovenes internautas, dados a llamarse <<perdedores>> (losers), quienes los usan para responder de manera creativa a los patrones normativos que circulan entre ellos, por ejemplo, los de los hombres exitosos, adinerados o guapos o los de las mujeres de rasgos anglosajones, delgadas y <<bien parecidas>>. Ante ello, los memes en China son usados por los que se asumen <<perdedores>> para resaltar su condicion de pobres, pequenos y feos, condiciones que reivindican como propias de su vida ordinaria. Asi, Szablewicz postula que los memes muestran una politica del potencial, creando formas de resistencia contra las normas imperantes (Szablewicz, 2015).

En circunstancias criticas como las expuestas en el Peru, podemos apreciar que acudimos, en efecto, a la misma logica de la <<politica del potencial>> que sugiere Szablewicz. Shifman es mas asertivo, pues sugiere que los memes <<representan una nueva forma de participacion politica>> (Shifman, 2013). E insiste, por lo demas, en que, si bien la ciencia politica tradicional se ha centrado en el estudio de la participacion y de practicas mas facilmente medibles--como el voto o la afiliacion a organizaciones--, una ciencia politica contemporanea tendria que abordar acciones mas cotidianas y rutinarias, sobre todo aquellas que levantan banderas de causas puntuales y de condena a la corrupcion sufrida en la vida diaria.

Vale considerar, finalmente, el modo en que la produccion y viralizacion de memes puede llevar tambien un caracter ritual. Burroughs descubrio, por ejemplo, que durante la campana de reeleccion de 2012 del presidente Obama en los Estados Unidos, trollearlo--accion de torpedear a una persona, plataforma o causa mediante contramensajes calumniosos o ridiculizantes--se convirtio en una practica que puede considerarse como una <<politica agonistica de la decepcion>> (Burrougs, 2013). Es evidente que, en los casos peruanos revisados, el trolleo fue una forma activa de transmitir desencanto y a la vez de politica de potencial, dadas las pretensiones de imposicion mercantilista en un caso, y de ramplon ejercicio de corrupcion en el otro.

CONCLUSION

En el Peru, la experiencia reciente de vivir en democracia y con politica parlamentaria esta representando duros cuadros de desencanto y decepcion. En este escenario surgen las movilizaciones y los movimientos que hemos presenciado en los ultimos anos. Se producen trasladando insatisfacciones en las plataformas digitales y en la movilizacion fisica, con resultados que muchas veces cambian el statu quo. Gerbaudo lo describe de esta manera: son sectores que tienen el proyecto de reapropiarse del espacio publico y elevar la voz con un liderazgo soft, gracias, entre otros recursos, a la <<coreografia emocional>> que sus organizaciones montan dramaticamente en distintos ambitos publicos (Gerbaudo, 2012).

El activismo ciudadano de hoy nos esta llevando por la senda de la politica de la cultura popular, o poplitica, en la que los elementos emocionales y performaticos que se desarrollan estan constituyendo nuevos rituales mediaticos con clara significacion social, haciendo posible, ademas, la visibilizacion de problematicas sociales que de otro modo podrian pasar desapercibidos, quedar pendientes o, incluso, impunes.

https://doi.org/10.18800/anthropologica.201901.008

REFERENCIAS

Barassi, Veronica (2017). Digital Citizens? Data Traces and Family Life. Contemporary Social Science, 12, 1-2. https://doi.org/10.1080/21582041.2017.1338353

Bastos, Marco, Raquel Recuero y Gabriela Zago (2014). Taking Tweets to the Streets. A Spatial Analysis of Vinegar Protest in Brasil. First Monday, 19(3). https://doi. org/10.5210/fm.v19i3.5227

Burroughs, Benjamin (2013). FJC-165: Obama Trolling. Fibreculture Journal, 22.

Carling, Ryan, Matthew Singer y Elizabeth Zeigmeister (2015). The Latin American Voter. Michigan: University of Michigan Press. https://doi.org/10.3998/ mpub.8402589

Castells, Manuel (2012). Networks of Outrage and Hope: Social movements in the internet age. Cambridge: Polity.

Chadwick, Andrew (2013). Hybrid Media Systems, Politics and Power. Oxford: Oxford University Press. https://doi.org/10.1093/acprof:oso/9780199759477.001.0001

Dahl, Robert (1957). The Concept of Power. Behavioral Sciences, 2. https://doi. org/10.1002/bs.3830020303

Dawkings, Richard (1976). The Selfish Gene. Oxford: Oxford University Press.

Earl, Jennifer y Katrina Kimport (2011). Digitally Enabled Social Change. Londres: MIT Press.

Etling, Bruce, Robert Faris y John Palfrey (2010). Political Change in the Digital Age. The Fragility and Promise of Online Organizing. SAIS Review, Summer-Fall.

Fernandez-Maldonado, Enrique (2015). La rebelion de los pulpines. Jovenes, trabajo y politica. Lima: Otra Mirada.

Gerbaudo, Paolo y Emiliano Trere (2015). In Search of the <<We>> of Social Media Activism: introduction to the special issue on social media and protest identities. Informacion, Comunicacion y Sociedad, 18(8), 865-871. https://doi.org/10.108 0/1369118X.2015.1043319

Halupka, Max (2018). The Legitimization of Clicktivism. Australian Journal of Political Science, 53(1), 130-141.

Haynes, Nell (2016). Social Media in Northern Chile. Posting the extraordinarily ordinary. Londres: UCL. https://doi.org/10.2307/j.ctt1g69xv2

Juris, Jeffrey (2008). Networking futures. The movements against corporate globalization. Durham: Duke University Press. https://doi.org/10.1215/9780822389170

Karpf, David (2010). Online Political Mobilization from the Advocacy Group's Perspective: Looking Beyond Clicktivism. Policy and Internet, 2(4), 7-41.

Kavada, Anastassia (2015). Creating the Collective: social media, the Occupy Movement and its constitution as a collective actor. Information, Communication & Society, 18(8), 872-886. https://doi.org/10.1080/1369118X.2015.1043318

Miller, Daniel, Elisabetta Costa, Nell Haynes, Tom McDonald, Razvan Nicolescu, Jolynna Sinnanan y Juliano Spyer (2016). How the World Changed Social Media. Londres: UCL. https://doi.org/10.2307/j.ctt1g69z35

Monteverde, Arnau, Antonio Calleja-Lopez, Miguel Aguilera, Xabier E. Barandarian y John Postill (2015). Multitudinous Identities: a qualitative and network analysis of the 15M collective identity. Information, Communication & Society, 18(8), 930-950. https://doi.org/10.1080/1369118X.2015.1043315

Nahon, Karine y Jeff Hemsley (2013). Going Viral. Cambridge: Polity Press.

Naim, Moises (2015). El fin del poder. Barcelona: Random House.

Parikka, Jussi (2007). Contagion and Repetition: On the Viral Logic of Network Culture. Ephermera: Theory & Politics in Organizations, 7(2), 287-308.

Pink, Sarah, Heather Horst, John Postill, Larissa Hjorth, Tania Lewis y Jo Tacchi (2016). Digital Ethnography. Principles and Practices. Londres: Sage.

Porto, Mauro y Joao Brant (2015). Social Media and the 2013 Protests in Brazil. The Contradictory Nature of Political Mobilization in the Digital Era. En Lina Dencik y Oliver Leistert (eds.), Critical Perspectives on Social Media and Protest. Between Control and Emancipation (pp. 181-200). Londres y Nueva York: Rowman and Littlefield.

Postill, John (2013). Digital Politics and Political Engagement. En Daniel Miller y Heather Horst (eds.), Digital Anthropology (pp. 165-184). Londres: Bloomsbury.

Postill, John (2014). Democracy in an Age of Viral Reality. A Media Epidemiography of Spain's Indignados Movement. Ethnography, 15(1), 50-68. https://doi. org/10.1177/1466138113502513

Postill, John (2018). The Rise of Nerd Politics. Digital Activism and Political Change. Chicago: Pluto Press. https://doi.org/10.2307/j.ctv4ncp67

Postill, John y Sarah Pink (2012). Social Media Ethnography: The Digital Researcher in a Messy Web. Media International Australia, 145, 123-134. https://doi. org/10.1177/1329878X1214500114

Sartori, Giovanni (2002). La politica. Logica y metodo en las ciencias sociales. Mexico: FCE.

Scherman, Andres, Arturo Arriagada y Sebastian Valenzuela (2013). La protesta en la era de las redes sociales. El caso chileno. En A. Arriagada y P. Navia, Intermedios: Medios de comunicacion y democracia en Chile (pp. 181-199). Santiago: UDP.

Shifman, Limor (2014). Memes in Digital Culture. Cambridge y Londres: The MIT Essential Knowledge Series.

Szablewicz, Marcella (2015). The losers of China's Internet. En Gouin Yang (ed.), China's Contested Internet. Copenhague: NIAS Press.

Tomlinson (2004). Memes and Metaculture: the Politics of Discourse Circulation in Fiji. The Australian Journal of Anthropology, 15(2), 185-197. https://doi. org/10.1111/j.1835-9310.2004.tb00251.x

Vivianne, Sonja (2016). Digital Identity and Everyday Activism. Sharing public stories with networked publics. Nueva York: Springer.

Yang, Goubin (2016). The Commercialization and Digitization of Social Movement Society. Contemporary Sociology, 45(2), 120-125. https://doi. org/10.1177/0094306116629409

Raul Castro Perez

Universidad Cientifica del Sur

ccastroperez@cientifica.edu.pe

Recibido: 2017-02-27. Aprobado: 2019-01-30.

(1) Susana Villaran esta siendo investigada desde 2017 por presunto desbalance no justificado en sus declaraciones de aportes a la campana electoral con la que gano las elecciones municipales de 2012, asi como por la mencionada campana en contra de su revocatoria, conocida como la campana del No. Segun el diario El Comercio, <<la fiscalia considera otros elementos, como un desbalance entre los aportes que declaro la campana del No y los ingresos y gastos reales que detecto el Ministerio Publico, asi como visitas de representantes de Odebrecht y OAS a la comuna durante el proceso de revocatoria>>. Consulta hecha en El Comercio: https://elcomercio.pe/politica/susana- villaran-situacion-allanamiento-fiscal-analisis-noticia-509888. La investigacion, por supuesto, causo profunda decepcion y deslinde entre quienes participaron en su campana.

(2) Los medios de comunicacion documentaron, en aquel momento, el arranque de la campana, con articulos y reportajes diversos. Dos medios online ofrecen buenos resumenes: el blog Anuncio, luego existo, de Alexander Chiu, con la entrada <<La campana por la revocatoria>>, en: http://blogs.gestion.pe/anunciasluegoexistes/2013/02/la-campana-por-la-revocatoria.html, y el informativo Terra, con la entrada <<Los cerebros de la campana del No en redes. Facebook y memes>>, en: https://noticias.terra.com.pe/peru/revocatoria-de-susana-villaran/los-cerebrosde-la-campana-del-no-en- redes-memes-y-facebook,0e5763a02338d310VgnVCM20000099c- ceb0aRCRD.html

Leyenda: Figura 1

Leyenda: Figura 2

Leyenda: Figura 3

Leyenda: Figura 4

Leyenda: Figura 5
COPYRIGHT 2019 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Castro Perez, Raul
Publication:Revista Anthropologica
Date:Jul 1, 2019
Words:8579
Previous Article:Documental social y nuevas plataformas para la justicia, reparaciones simbolicas y empoderamiento. Caso Esterilizaciones Forzadas en Huancabamba...
Next Article:Ayacucho: el uso de las tecnologias visuales como evocadoras de memoria y sentido de pertenencia.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters