Printer Friendly

"Los indios estaban cabreros". Historia, sociedad y politicas de la historia en los cambios del relato escolar sobre la conquista de America.

'The Indians were cabreros' (1). History, society and politics of history in the changes of the school narrative about conquest of America.

Introduccion

Agustin Cuzzani fue un dramaturgo argentino de gran exito en los anos 50 y 60 que utilizaba la satira y el sentido del humor como instrumento de su critica a nuestra sociedad. Decia: "Escribo farsa porque existe el ridiculo en la sociedad; en cualquier estructura argentina hay una enorme cantidad de ridiculo". En "Los indios estaban cabreros" (estrenada en 1958), Cuzzani hace gala de ese espiritu en una obra donde se invertia el sentido del "descubrimiento" de America. En ella se ocupaba de una imaginaria expedicion naval que emprendian tres aztecas desde Mexico hacia Occidente, quienes se lanzan al mar con el proposito de encontrar al Rey Sol. El naufragio de su precaria nave se produce cerca de las costas de Espana y alli son llevados cuando se los rescata, en los prolegomenos de la partida de la primera expedicion de Colon, en 1492. Por lo tanto, serian los aztecas quienes descubren Europa, aunque ese hallazgo no los libra de correr una suerte desdichada en esa tierra "nueva". Casi sesenta anos despues me sirvo del titulo de esa obra para describir el drastico cambio de perspectiva que el estudio de la conquista ha sufrido en nuestras escuelas.

El cambio de sentido en el relato de la conquista de America

Una antigua broma sobre los origenes de la poblacion hispanoamericana--atribuida a Octavio Paz--sostiene que los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los argentinos de los barcos. Esta humorada no tardo en considerarse como un sintoma expresivo de la negacion del pasado aborigen de nuestro pais, una percepcion que puede asociarse a las politicas de Estado durante el ultimo cuarto del siglo XIX cuando, en 1879, el general Roca, termino definitivamente con el poder de los indigenas con una cruel campana sobre esas poblaciones en la Patagonia. Como consecuencia de la popularidad que Roca consiguio de este modo en una sociedad que--como todas en el siglo XIX--consideraba que los "indios" eran solo un problema militar, el general resulto elegido presidente en 1880, ano en que comenzo la etapa de masiva inmigracion europea y asi resulto como para el sentido comun los argentinos comenzaron a descender de los barcos.

El desinteres por los pueblos originarios fue tambien intelectual. Raul Mandrini sostiene que los historiadores locales--ya sea por razones ideologicas o historiograficas--no se ocuparon de su estudio hasta hace muy poco y delegaron esa preocupacion en los arqueologos y los antropologos. Este desapego lo atribuye sobre todo al prejuicio acerca de que constituian sociedades "estaticas" y que su organizacion economica, social y politica era simple. Contrariamente a esas creencias, sostiene el autor, estos pueblos presentaron una gran diversidad, constituyendo sociedades y culturas complejas que presentaron a lo largo del tiempo grandes cambios (Mandrini, 2008:12).

La indiferencia por el pasado indigena se complementaba con otra caracteristica de nuestra sociedad: la alta valoracion de la herencia hispanica que se forja desde la segunda mitad del siglo XIX. Los reclamos de la comunidad espanola por la eliminacion de las estrofas del Himno Nacional que condenaban una sangrienta tirania de la Corona desde las guerras de la Independencia arreciaron con motivo del Cuarto Centenario del Descubrimiento de America, en 1892, y finalmente fueron eliminadas en 1900 por el mismo Roca, en su segunda presidencia. Poco a poco, la representacion de Espana en el imaginario colectivo se fue dulcificando hasta transformarse en la Madre Patria. Esta afinidad fue consagrada oficialmente en 1917, cuando el Presidente Hipolito Yrigoyen instauro al 12 de octubre como "Dia de la Raza", una expresion que no aparecia en el decreto oficial pero que se impuso enseguida en la opinion publica. La conmemoracion de esta fecha tenia un proposito en la politica internacional de Yrigoyen: oponerse a la politica panamericanista de los Estados Unidos, de cuyos propositos el presidente desconfiaba desde la guerra hispanoamericana de 1898 y la invasion de Panama en 1903. Un dia que resaltara la hermandad de las naciones que compartian su idioma y su cultura, pretendia promover la union entre esos paises para obstaculizar las intenciones hegemonicas norteamericanas. Pero la medida tenia tambien una finalidad interna. La comunidad espanola residente en la Argentina era en la epoca la segunda mas numerosa despues de la italiana y constituia el diez por ciento del total de la poblacion. Por lo tanto, con esta efemeride se reconocia tambien su importancia social y economica.

Alrededor de 1930 el significado del hispanoamericanismo cambio al extenderse el concepto de "hispanidad". El pasado argentino fue siempre un campo de disputa entre el liberalismo, que reivindicaba como modelos a Inglaterra, Francia y los EEUU por un lado y, por el otro, una interpretacion nacionalista de la historia (Shumway, 1993). Pero los nacionalistas locales tenian un problema: a diferencia de sus correligionarios europeos no reconocian un pueblo ancestral al cual filiar los valores constituyentes del "ser nacional". Los indios no les parecian apropiados para tal fin y por ese motivo encontraron esas caracteristicas en la unidad linguistica y religiosa que rescataban de la herencia hispanica. La crisis economica de 1929 facilito que los grupos catolicos de derecha que despreciaban a la democracia "formal" respetuosa del parlamentarismo y la division de poderes, y exaltaban una democracia "sustancial" que entendia a la nacion como unidad homogenea y monolitica--se volvieran hegemonicos dentro del nacionalismo y a ellos se debe la identificacion de la conquista de America con una mision evangelizadora.

La influencia de la Iglesia aliada a los militares--que desde 1930 tomaron periodicamente el poder--favorecio que la asociacion entre la cruz y la espada se transformara tambien en un lugar comun que perduro por mas de cincuenta anos en los manuales para la escuela y tambien en numerosos libros de historia, sobre todo en los dirigidos a un publico universitario no especializado. Durante muchos anos, los estudiantes de derecho de las universidades argentinas se ocuparon de los aborigenes con textos como este:

Despues de exponerse doctrinas y opiniones controvertidas, se admitio como mas aceptable la tesis que propugnaba la predicacion pacifica, aunque sin desdenar el empleo de la fuerza si ella era necesaria para defender y posibilitar la ensenanza religiosa. Reconocida la libertad del indigena y su capacidad juridica y mental, no se le podia imponer por la fuerza el cristianismo ni bautizarlo compulsivamente, aunque cabia obligarlo a escuchar la predicacion del Evangelio. Se admitio, sin embargo, como licita la utilizacion de medios indirectos destinados a orientar al indigena hacia la nueva religion. Asi se persiguio la idolatria, se destruyeron los templos e idolos, se prohibieron los sacrificios humanos, se persiguio a los magos y hechiceros y se restringio el consumo de bebidas y la practica de ciertos bailes indigenas. (Tau Anzoategui y Martire, 1980:253-254)

Un manual secundario nacionalista de los anos 70 sintetiza esta vision: "El fin primordial de la ocupacion de las Indias [...] fue la evangelizacion de los indios, su conversion al cristianismo, su incorporacion a la Iglesia mediante los sacramentos y la vida parroquial y a la sociedad mediante el trabajo y las buenas costumbres" (Ocon, 1974:51). Esa interpretacion se instalo como natural y otros autores de textos para la escuela--aun sin ser nacionalistas--sostuvieron explicaciones similares. Pero lo mas curioso es que en los textos de historia argentina de los anos 60, 70 y hasta los 80, la narracion esta monopolizada por la presencia espanola y los pueblos originarios practicamente eran omitidos de la narracion historica, que se centraba en los blancos. Esta indiferencia contrastaba con la creciente inquietud por la cuestion en otros paises como Mexico, Peru, Ecuador y Bolivia, la que adquirio relevancia a partir de 1940 con el I Congreso Indigenista Interamericano realizado en Mexico, un movimiento que continuo cada vez mas activo en las decadas siguientes.

En 1992, el revitalizado iberoamericanismo espanol--que buscaba diferenciarse del hispanismo franquista eliminando el tema de la religion pero manteniendo la valoracion de la unidad cultural y linguistica heredada de la conquista--promovio la conmemoracion del Quinto Centenario del descubrimiento. En ese mismo ano, el Premio Nobel de la Paz otorgado a la guatemalteca Rigoberta Menchu, defensora de los derechos de los aborigenes, sirvio para fortalecer los argumentos de los indigenistas contra la conmemoracion. Sin embargo las consecuencias de esta querella no fueron demasiado importantes en la Argentina, donde los festejos por los Quinientos Anos se realizaron con protestas menos significativas que las realizadas en otros lugares.

Sin embargo, desde 1980 algo estaba cambiando en el nacionalismo argentino y una vision mas indigenista comenzo a aparecer, a medida que este sentimiento se fortalecia en America Latina (Goebel, 2013). Una muestra de este nuevo espiritu se encuentra en las constituciones multiculturales de Colombia y, luego, de Bolivia, que tuvieron una expresion analoga en Argentina con la reforma constitucional de 1994, que en su articulo 75, inciso 17 dispone que le corresponde al Congreso:

Reconocer la preexistencia etnica y cultural de los pueblos indigenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educacion bilingue e intercultural; reconocer la personeria juridica de sus comunidades, y la posesion y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas sera enajenable, transmisible, ni susceptible de gravamenes o embargos. Asegurar su participacion en la gestion referida a sus recursos naturales y a los demas intereses que los afectan. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones. (Constitucion de la Nacion Argentina, 1994; edicion de 1995:24)

Paralelamente, comenzo a tomar fuerza una suerte de justicia retrospectiva y la figura del general Roca comenzo a calificarse no ya como el conquistador que habia asegurado la soberania nacional en la Patagonia sino como un genocida sanguinario.

Finalmente, en 2007, las Naciones Unidas aprobaron una declaracion sobre los derechos de los indigenas. En ella se reconocian tambien sus aspiraciones sobre las tierras que ocupaban, sus bienes naturales, la preservacion del medio ambiente y la participacion en todos los asuntos que les concernian. Ademas, la declaracion les aseguraba sus derechos individuales y colectivos, cultura, identidad, educacion, salud, empleo e idioma.

Estos cambios de perspectiva comenzaron a contaminar tambien las relaciones entre los gobiernos latinoamericanos y el de sus antiguas metropolis y una manifestacion inequivoca de ello se produjo en la Cumbre Iberoamericana de 2011. Anualmente, los jefes de Estado de los paises incluidos en la Organizacion de Estados Iberoamericanos se reunian para tratar temas de interes comun en todas esas naciones, tanto del ambito educativo como del cultural, el economico o el social. Pero en 2011, en la reunion que se haria en Asuncion, diez primeros mandatarios de la region (incluidos los tres del Mercosur que no eran locales) faltaron al encuentro, a pesar de las llamadas personales que les hiciera el rey de Espana, Juan Carlos I, para asegurar su presencia. El presidente de Bolivia, Evo Morales, puso en palabras la nueva situacion: "Siento que esta en decadencia esta cumbre de jefes de Estado de Iberoamerica. Es como decir que cada ano hay que rendir cuentas al rey, en presencia del rey. ?Que mensaje da eso en Latinoamerica?" Sostuvo, ademas, que la Cumbre "esta en agonia" y sirve unicamente para reunirse "los paises colonizadores con los paises colonizados. Tal vez con motivo de 500 anos de resistencia indigena popular han creado, han fundado, esta Cumbre Iberoamericana [...] Creo que va pasando su tiempo y tal vez a eso se deba la ausencia de muchos presidentes". (2)

Como consecuencia de estos setenta anos de defensa de los derechos de los pueblos originarios en otros paises de America, su valoracion se fue modificando poco a poco tambien en Argentina. Continuar ignorandolos resultaba dificil a principios del siglo XXI y, como un resultado de ese nuevo sentimiento, a partir de 2011, la conmemoracion del 12 de octubre invirtio diametralmente su sentido original cuando un nuevo decreto presidencial transformo al "Dia de la Raza" en el "Dia del Respeto de la Diversidad Cultural Americana" y se paso a exaltar a las culturas existentes antes de la llegada de los europeos.

Nuevos textos escolares y disenos curriculares

Pero esa reivindicacion no alcanzo a todos por igual en las aulas. A pesar de estos cambios en la estimacion de los nativos americanos en general, en el caso particular de los indigenas que habitaban el actual territorio argentino el interes que les dedicaron en la escuela los nuevos manuales escolares no fue mucho mayor. En algunos de ellos se los omitia, saltando de la conquista de Mexico y Peru a la fundacion de ciudades en el Rio de la Plata sin referencias a los aborigenes locales. En otros casos solo se realizan descripciones muy sumarias de estos pueblos, a pesar de que varios libros consignan la importancia numerica de su poblacion. La desilusion por las poblaciones locales se manifiesta a veces en forma explicita, como cuando--luego de un capitulo dedicado a describir a los aztecas e incas--un manual comienza asi el apartado que les dedica: "Las culturas aborigenes del actual territorio argentino no alcanzaron los logros culturales de las grandes civilizaciones antes descriptas" (Lopez, 2004:139).

El interes de los nuevos textos esta centrado en las "grandes sociedades" (3). Por ese motivo, la catastrofe demografica del siglo XVI en Mexico y Peru--un tema de la historiografia que estuvo ausente en los compendios anteriores a la reforma educativa de los anos 90--pasa a ocupar un lugar central cuando se tratan las consecuencias de la conquista. En muchos libros la dimension cultural del exterminio adquiere una importancia tan grande como la material:

Al aniquilamiento fisico por la violencia, los trabajos forzados y las nuevas enfermedades, se agregaba la destruccion de la estructura social a la que los indigenas estaban acostumbrados y consideraban propias. Ademas de las formas religiosas y otras practicas culturales, esta estructura comprendia un modo complejo de concebir el tiempo y la vida.

La destruccion del orden social indigena fue seguida, a su vez, por la liquidacion psicologica. La situacion de dominio completo impuesto por los blancos dejaba muy poco lugar para la practica de aquel modo de vida propio, reprimido por los europeos, y para la esperanza de un retorno a los tiempos antiguos, con el que los indigenas sonaron, en vano, por mucho tiempo luego de la conquista. (Burucua, 2006:63. Negritas en el original)

Como puede verse, una vision muy cercana al trauma y la desestructuracion de la sociedad presentada por Nathan Wachtel para los aborigenes de Peru en Los vencidos (Wachtel, 1971). La popularizacion de esta perspectiva cambio drasticamente la valoracion tradicional acerca de la propagacion del catolicismo, que ahora pasa a considerarse como una de las causas de la crisis demografica:

Uno de los mayores impactos provocados por la presencia europea en suelo americano fue la demonizacion de las religiones indigenas. Para los evangelizadores cristianos, los antiguos dioses locales no eran sino demonios, y sus rituales, manifestacion de practicas diabolicas o idolatria. Estas cosmologias milenarias, que otorgaban sentido a la totalidad de los aspectos vitales de los indigenas americanos, fueron reemplazadas brutalmente por nuevos parametros religiosos. Muchos individuos no lograron adaptarse a una transformacion ideologica tan repentina y perdieron el sentido de la existencia. (Souto et al, 2001:167. Negritas en el original)

La accion de los jesuitas, que habia sido siempre enaltecida en los manuales argentinos como protectora de los aborigenes, resulta tambien reinterpretada: "Una de las experiencias de aculturacion mas originales en America colonial fueron las misiones jesuiticas (...)" (Lopez et al, 2004:143).

Este espiritu se incorporo tambien a los disenos curriculares actuales, como es el caso del de segundo ano de la escuela secundaria de la Provincia de Buenos Aires que lo trata especificamente en "America y Europa: vinculos coloniales a partir del siglo XV". El proposito del estudio de la conquista se plantea asi en el documento oficial:

En sintesis los estudiantes deben comenzar a revisar sistematicamente las condiciones del proceso historico de organizacion de la sociedad americana, de la colonia temprana, las primeras relaciones de apropiacion de los recursos, los problemas suscitados a partir del contacto entre poblaciones en terminos demograficos e ideologicos, el impacto de la tecnologia en la conquista y el sometimiento, el quebranto de las cosmovisiones americanas, los resultados del intento de imposicion de una nueva fe para los pueblos originarios. (DGCyE, 2007:151)

Los contenidos a ensenar son por su parte los siguientes:

* La incorporacion de America al sistema economico capitalista mundial. * Las distintas visiones puestas en juego ante la presencia de los pueblos americanos: debates sobre la verdadera condicion del aborigen, su explotacion o su exterminio. * Justificacion del sometimiento de los indigenas como sujetos de explotacion. * Encomenderos, comerciantes, mineros sujetos de cambio en los modos de acumulacion (siglo XVI): transformaciones en la tenencia de la tierra, las luchas por el control maritimo del trafico comercial y las companias comerciales. * Comerciantes, Mineros, componentes estructurales de la <<oligarquia indiana>>. (Idem:152)

La percepcion de los alumnos

Muchos cambios se han registrado en los disenos curriculares y los manuales pero, sin embargo, buena parte de ellos tuvieron un bajo impacto en las aulas. Por ese motivo es pertinente hacerse una pregunta: ?Como ha influido realmente este nuevo enfoque de la conquista en la percepcion de los alumnos? Para ello tomaremos informacion de nuestra investigacion "Los jovenes y la Historia en el Mercosur" (4). Los datos utilizados se obtuvieron mediante la aplicacion de una encuesta de cuarenta y tres items en alumnos entre 15 y 16 anos de edad y otra dirigida a docentes de esas mismas escuelas, realizada entre agosto de 2012 y mayo de 2013.

Con esta indagacion hemos elaborado una muestra no-probabilistica de los conocimientos historicos, las representaciones politicas y socioculturales y la conciencia historica de alumnos y profesores de los paises involucrados. No se trata, en consecuencia, de resultados estadisticamente representativos, pero, a pesar de ello, dadas sus dimensiones (cerca de 4000 cuestionarios de alumnos--casi 1000 en Argentina--y 300 de profesores) consideramos bastante probable que nuestros resultados puedan considerarse como posiblemente similares a los que se obtendrian si aplicaramos una muestra probabilistica. (5)

22.a--Un periodo de grandes aventureros (Colon, Solis, Magallanes, etc.).

22.b--Una mision cristiana fuera de Europa.

22.c--Grandes imperios de algunas naciones europeas.

22.d--El comienzo de un periodo de exploracion.

22.e--Un esfuerzo europeo para el progreso en otros paises.

22.f--Desprecio y prejuicio hacia otras culturas (indigenas, negros, etc.).

Un analisis del grafico permite identificar algunos aspectos importantes referidos al aprendizaje y a las ideas de los alumnos referidas a la colonizacion. La media argentina para la afirmacion 22.a sugiere una presencia mas fuerte que en otros paises de una lectura esceptica, en el sentido de menos romantica y personalista del papel de los grandes hombres en el proceso de los descubrimientos. En la afirmacion 22.b, la argentina es la media mas baja de todas, indicando una mayor negacion del objetivo religioso como finalidad del proceso colonizador. Esto resulta un dato interesante ya que la predica acerca del objetivo evangelizador, como dijimos, fue insistente y persistio explicitamente en los manuales hasta la decada del 80. Solo en un periodo que abarca en forma aproximada los ultimos quince anos comienza a aparecer en los textos escolares la asimilacion de la obra de los misioneros a politicas de "aculturacion". En la encuesta, la respuesta 22.e implica la idea de la colonizacion como una "carga del hombre blanco" para civilizar y llevar sus adelantos a los pueblos menos desarrollados, y la media indica que las opiniones contrarias y favorables a este argumento son equivalentes (en verdad, verificando el histograma de ese resultado, se advierte una distribucion normal, o sea, una mayoria en la respuesta 0, dos grupos de tamano intermedio en las respuestas en acuerdo y en desacuerdo y dos pequenos grupos en las respuestas extremas, con un leve predominio de las respuestas contrarias a la afirmacion. Finalmente, la media mas alta es la referida a la frase 22.f, en la que se denuncia los prejuicios y el desprecio de los europeos por las culturas de los pueblos originarios.

Estos mismos datos podriamos desagregarlos y verlos expresando las respuestas de los alumnos en porcentajes de las distintas elecciones en las dos preguntas clave para el problema:

Podriamos afirmar que la encuesta muestra un brusco cambio de sentido en las interpretaciones de la conquista de America que se puede verificar en representaciones en el imaginario de los alumnos. Resta comprobar si esas convicciones se proyectan a la situacion presente de los pueblos originarios o si se trata solo de la conmiseracion con las "victimas" del pasado. En este sentido, puede darnos una pista la pregunta 34 referida a quienes deberian hacerse cargo de los perjuicios que sufrieran las poblaciones originarias en el pasado, si estas presentaran una solicitud de reparacion economica por esos danos. De las respuestas registradas para Argentina, el 26,42 por ciento de los alumnos (poco mas de uno de cada cuatro) considera justo que los gobiernos actuales --y toda la poblacion mediante el pago de sus impuestos--se hiciera cargo de la reparacion de ese dano historico. Sin embargo, el resto de las respuestas pone los costos del hipotetico pago de indemnizaciones bajo la responsabilidad de otros--los mas ricos del pais (21,55%) o las naciones colonizadoras (34, 92%)--, mientras que una minoria (9,12%) considera que un reclamo de esa naturaleza no tendria sentido alguno y no se deberia pagar. Estos resultados son similares a los del resto de las encuestas de Brasil, Chile y Uruguay, aunque la respuesta acerca de asumir como propia la responsabilidad de las reparaciones a los aborigenes se encuentra en Argentina por debajo de los mismos resultados en Brasil (30,66%), son levemente inferiores a los de Chile (27,08%) y solo superan a los de Uruguay (22, 47%).

Un balance final: luces y sombras del indigenismo escolar

Uno de los problemas que usualmente se plantea para explicar el bajo impacto que frecuentemente tienen las innovaciones educativas es la resistencia que interponen las tradiciones instituidas en la misma escuela, las que usualmente resisten con eficacia los intentos de cambio. En los terminos de Raimundo Cuesta, la persistencia del "codigo disciplinar", o sea, del conjunto de agentes sociales que filtran, resignifican y recontextualizan esos cambios en la logica de las rutinas generadas y consideradas provechosas por la escuela misma (Cuesta, 1997). En este sentido, pareceria ser que en el caso que nos ocupa la "historia reglamentada" llegaria a la "historia ensenada" sin mayores inconvenientes y que el "codigo disciplinar" no jugo en el caso un papel importante. Sin embargo, esto puede resultar excesivamente optimista.

No cabe duda acerca de que esta nueva vision escolar sobre los aborigenes es mas justa que la exaltacion de los conquistadores predominante hasta la decada de 1980. Sin embargo, la inversion de las interpretaciones preserva un defecto original que deberia ser considerado: la ausencia de problematizacion. Si la escuela debe promover la reflexion y el pensamiento critico, las nuevas perspectivas de la conquista solo sirven para desarrollar un sentimiento de conmiseracion por la dura suerte de los pueblos originarios. Se eliminan asi casi todos los elementos que serian utiles para promover el debate. La conquista paso de presentarse con un hispanismo acritico a una vision indigenista ingenua cada vez mas enfatica, especialmente en relacion con la "catastrofe demografica" del siglo XVI. Esta nueva interpretacion preserva la forma de la anterior, en el sentido que se trata tambien de una division sin matices entre "buenos"--todos los indigenas--y "malos" todos los espanoles--. En este sentido, el "codigo disciplinar" mantiene una de sus caracteristicas fundamentales. Tal vez, estas explicaciones maniqueas que interpretan el pasado exclusivamente como resultado de las acciones intencionales de los actores, tan arraigadas en las aulas, podrian enriquecerse. La "catastrofe demografica" alcanzo a los grandes imperios, que fueron vencidos por los espanoles con el apoyo de pueblos indigenas dominados por aquellos o por la habil explotacion de los conquistadores de sus divisiones internas. ?Por que habia indios que apoyaron a los blancos contra sus anteriores dominadores, tambien indios? Ademas, no todos los pueblos originarios fueron vencidos. Los menos "civilizados"--aquellos que no preocupan a los manuales argentinos-resistieron en la selva, las praderas de America del Norte y la Patagonia. Esta preferencia tiene tambien resonancias con el sentido comun historico de la epoca. Como sostiene Enzo Traverso acerca del Holocausto, un comunista judio que hubiera luchado como partisano contra los nazis y que fuera tomado prisionero y confinado en un campo de concentracion, en los anos sesenta exaltaria de su pasado haber sido luchador de la resistencia pero desde los 90 probablemente reivindicaria su experiencia en los campos (Traverso, 2007). Los tiempos han cambiado y la sociedad entre victimas y rebeldes prefiere a las victimas. Algo similar ocurrio con los aborigenes y la buena conciencia de hoy en dia nos limita a conmovernos con estas victimas lejanas en el tiempo, de la que luego de manifestar nuestros buenos sentimientos podemos desentendernos. Los rebeldes, a su vez, se transformaron en un problema para los blancos, quienes tuvieron que organizar en la segunda mitad del siglo XIX verdaderas campanas de exterminio para terminar con su poderio. ?Como se explica este fenomeno? ?Cuando termino la conquista? Pero ademas, muchas poblaciones originarias se han extinguido y otras van en el mismo camino. Entonces, ?la catastrofe demografica se debio exclusivamente a la crueldad intencional de los espanoles? ?O los blancos siguen exterminando a los aborigenes, aun cuando quieren beneficiarlos con las ventajas del "progreso" como plantea, por ejemplo, Ruggiero Romano (1978)? Estas son algunas de las inquietudes que se podrian incorporar para promover una "conciencia historica" mas compleja en los jovenes.

Sin embargo, no deja de ser llamativo que este cambio tan rapido y, en apariencia, tan profundo se haya producido en un tema tan tradicional como el descubrimiento y conquista de America y no en otros igualmente arraigados como, por ejemplo, las guerras de la Independencia. Tal vez esto tenga que ver tambien con peculiaridades de la formacion en el campo de la historia americana, tanto de los docentes como de los redactores de los disenos curriculares y de los autores de manuales. Josefina Perez y Viviana Vega estudiaron como se ensena el pasado latinoamericano en la educacion superior de Sudamerica mediante el relevamiento de los planes de estudio de las carreras de Historia de universidades y profesorados terciarios del Cono Sur. Estas autoras subrayan que, aun hoy, los estudios de historia americana juegan un papel marginal en la articulacion de las carreras: "La historiografia de los paises que integran el MERCOSUR ha estado determinada por el contexto historiografico nacional y las corrientes europeas". Estas areas--sostienen las autorasmantienen una importancia mayor que los estudios sobre Latinoamerica, a los que se dedica menos tiempo y en asignaturas que aparecen mas tardiamente en el curriculum universitario. Remarcan tambien la debilidad de la formacion en los temas correspondientes a las culturas aborigenes: "Notamos [...] una ausencia casi generalizada sobre el tema etnico; solo una universidad y un profesorado de los analizados considera la cuestion indigena" (Perez y Vega, 2007:70-71). Esta falencia puede explicar en parte los enfoques poco problematizados del tema y la atencion privilegiada de los manuales argentinos hacia los imperios inca y azteca, "civilizaciones urbanas" mucho mas proximas a las de Egipto y Mesopotamia que los "modestos" aborigenes locales.

Algo parecido sostiene Juan Manuel Palacio cuando se ocupa del rapido desarrollo de los estudios historicos argentinos a partir de 1983, avances que para el autor no incluyen el area de America Latina:

En el caso de los estudios latinoamericanos, es evidente que la historiografia argentina de la vuelta a la democracia los ha descuidado. [...]. Como resultado, la historia latinoamericana no solo tiene una debil presencia en los planes de estudio de las carreras universitarias en la Argentina, sino que ademas esa presencia--donde ha perdurado--quedo presa de concepciones ya pasadas de moda. A esto se suma la notoria falta de especialistas en el medio local, con lo que su escueta presencia en la formacion historica de los argentinos esta garantizada por un largo tiempo. (Palacio, 2002:39)

En conclusion, los nuevos enfoques escolares no responden tanto a una renovacion historiografica--siempre invocada por los reformadores--como a los cambios en el clima social, a las necesidades politico-ideologicas de los distintos gobiernos y, en consecuencia, a una logica que se genera en la escuela para satisfacer esas exigencias. Esta particularidad no puede sorprendernos. Como sostiene Audigier, la ensenanza de las ciencias sociales no depende solo de las disciplinas referentes sino que, ademas, "(...) entran muchas otras cosas, muchos saberes sociales, mucho sentido comun (...) debemos pensar nuestras ensenanzas, considerando tambien los usos sociales (...)" (Audigier, 2001:128-129). Sin embargo, es necesario tener en cuenta que para que los cambios propuestos tengan impacto real en las aulas es significativo tambien cual es la fortaleza o la debilidad de esos conocimientos en la formacion docente y en el ambito academico.

Bibliografia

Audigier, F. (2001). InvEstigacionEs En didacticas de la historia, de la geografia, de la Educacion civica y la formacion dE los docentes. En Arrondo, C. & S. Bembo (comps.). La formacion decanta en el Profesorado da Historia (113-137). Rosario: Homo Sapiens.

Constitucion de la Nacion Argentina (1995). Buenos Aires: Valleta.

Cuesta, R. (1997). Sociogenesis de una disciplina escolar: la Historia. Barcelona: Pomares-Corredor.

Direccion General de Cultura y Educacion (2007). Diseno Curricular para la Provincia de Buenos Aires. 2 ano (SB). Recuperado de: http://sErvicios2.abc.gov.ar/lainstitucion/organismos/consejogEneral/disEnioscurriculares/documentosdescarga/s ecundaria2.pdf

Dicroce, C. & M. C. Garriga (2011). Los textos y contextos En la Ensenanza de la historia latinoamericana, 1983-2009. En Bohoslavsky, E.; Geoghegan, E. & M. P. Gonzalez (coords.). Los desafios de investigar, ensenar y divulgar sobre America latina. Actas de tallar de reflexion TRAMA (s/d). Los Polvorines: Universidad Nacional de General Sarmiento.

Goebel, M. (2013). La Argentina partida. Nacionalismos y politicas de la historia. Buenos Aires: Prometeo.

Johnson, A. (1997). Dicionario de Sociologia. Rio de Janeiro: Zahar.

Mandrini, R. (2008). La Argentina aborigen. De los primeros pobladores a 1910. Buenos Aires: Siglo XXI.

Palacio, J. M. (2002). Una deriva necesaria. Notas sobre la historiografia argentina de las ultimas decadas. Punto de vista, 74, 37-42.

Perez, J. & V. Vega (2007). La ensenanza de la historia contemporanea de America Latina en las universidades de Cono Sur. Rosario: Prohistoria.

Romano, R. (1978). Los conquistadores. Buenos Aires: Huemul.

Shumway, N. (1993). La invencion de la Argentina. Buenos Aires: Emece.

Traverso, E. (2007). Historia y Memoria. Notas sobre un debate. En Franco, M. & F. Levin. Historia reciente. Perspectivas y desafios para un campo en construccion. Buenos Aires: Paidos.

Wachtel, N. (1971). Los vencidos. Los indios de Peru frente a la conquista espanola 1530--1570. Madrid: Alianza.

Tau Anzoategui, V. & E. Martire (1980). Manual de Historia de las instituciones Argentinas. Buenos Aires: Macchi.

Libros escolares

Burucua, J. E. (coord.) (2006). Historia moderna. Europa y America (1450-1850). Buenos Aires: Tinta Fresca.

De Privitellio, L. et al (2001). Santiiiana 8 E.G.B. Buenos Aires: Santillana.

Lopez, L. E. et al (2004). Equipo K Ciencias Sociales 8 Buenos Aires: Kapelusz.

Ocon, J. A. (1974). Historia argentina. Buenos Aires: Coliseo.

Souto, P. et al (2001). Recorridos. Ciencias Sociales 8 Buenos Aires: Kapelusz.

Notas

(1) Colloquial expression used in Argentina referring to those who are moody, aggressive or irritated.

(2) Cfr. Diario Perfil, 5/11/2011.

(3) Termino con que se diferencia a los imperios de los pueblos originarios que no constituyeron organizaciones estatales similares en De Privitellio, 2001.

(4) Para un panorama de las caracteristicas y resultados de esta indagacion, cfr. www.proyectozorzal.org/investigacion

(5) Los cuestionarios incluyeron temas sobre los cuales los encuestados se manifestaron senalando el nivel de su concordancia con las afirmaciones propuestas segun la escala de Likert. Esta escala, tambien denominada escala de actitudes, es "(...) una manera de medir como las personas perciben alguna cosa, sea un grupo de personas, una cuestion social o una experiencia de vida [...] los investigadores elaboran una escala haciendo a los encuestados cierto numero de preguntas, todas ellas relacionadas con la cuestion pautada y que los invita a acordar o a no estar de acuerdo con las afirmaciones (...) (Johnson, 1997:87). En el caso en cuestion elaboramos cinco niveles de concordancia que variaron de pesimo a optimo, desacuerdo totalmente a acuerdo totalmente y asi en mas, a partir de lo cual se atribuyeron valores numericos a cada respuesta (de--2 para la respuesta mas negativa, pasando por 0 para las respuestas neutras y 2 para la respuesta mas positiva), siendo que el tratamiento es la produccion de medias que permiten inferir la concordancia media con cada afirmacion, y la definicion del desvio del patron, que permite conocer la media de la variacion de las respuestas. El grafico de la pregunta 22 muestra las medias confeccionadas con esos valores.

por Gonzalo de Amezola

Universidad Nacional de La Plata/ CONICET

gonzalodeamezola@gmail.com

Recibido: 16/05/2017--Aceptado: 05/06/2017

Leyenda: Figura 2. Respuestas al item 22.b--Una mision cristiana fuera de Europa.

Leyenda: Figura 3. Respuestas al item 22.f--Desprecio y prejuicio hacia otras culturas (indigenas, negros, etc.).
Figura 1. Respuestas a la pregunta 22--?Con que asocias
el periodo de la colonizacion?

    Brasil   Argentina   Uruguay   Chile   Paraguay

a                          ,77      ,63
b                         -,13      ,13
c                          ,69      ,71
d                          ,44      ,95
e                         -.21     -,04
f                          ,76     1,04

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 4. Respuestas a la pregunta 34--Imagina que un dia, en el
futuro, las poblaciones indigenas y/o los descendientes de esclavos
reclamaran una indemnizacion por los perjuicios que sufrieron en la
construccion de nuestro pais. ?Quien deberia pagarla?

34. a--El gobierno con los impuestos
pagados por todos.                       26,42%

34. b--Los mas ricos del pais que se
beneficiaron con la exploracion.         21,55%

34. c--Los paises colonizadores que se
beneficiaron con la exploracion.         34,92%

34. d--Nadie. No se debe reconocer el
derecho a esa indemnizacion.              9,12%

Datos perdidos en la realizacion de
la prueba:                                7,98%

Pais: Argentina

Nota: Tabla derivada de grafico segmento.
COPYRIGHT 2017 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:de Amezola, Gonzalo
Publication:Clio & Asociados: La historia ensenada
Date:Jan 1, 2017
Words:6281
Previous Article:Almacenar o construir memoria? La educacion patrimonial y el pensamiento critico.
Next Article:El modelo agroexportador en los manuales de Historia. Algunas reflexiones sobre la ensenanza de la nueva Historia Regional en las escuelas de Santa...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters