Printer Friendly

"La dieta" como camino para asegurar un hijo sano: una mirada desde el mundo urbano de las adolescentes.

RESUMEN

Objetivos: Esta investigacion tuvo como proposito comprender el significado del cuidado que la madre adolescente procura al bebe durante el puerperio.

Metodologia: Se realizo en Cali, Colombia, utilizando como metodologia la etnografia focalizada. Los datos se recolectaron mediante entrevistas no estructuradas, previo consentimiento informado. En el estudio participaron ocho adolescentes con igual numero de recien nacidos. En promedio se hicieron cuatro entrevistas por informante. Se utilizo el criterio de saturacion de los datos para determinar el numero de adolescentes participantes. Para confirmar la validez de la informacion se llevaron a cabo entrevistas grupales con parteras tradicionales y un curandero. Para el analisis de los datos se utilizo el metodo etnografico de Spradley, que incluye la identificacion de dominios, taxonomias y temas.

Hallazgos: Los hallazgos muestran que las adolescentes realizan practicas cotidianas con los recien nacidos para asegurar que sean sanos y fuertes. Estas practicas se centran en mantener un ambiente de limpieza, conservar el equilibrio calor-frio en el cuerpo y proteger al bebe de deformidades.

Conclusion: Enfermeria debe apropiarse de este conocimiento para cuidar la salud de las adolescentes puerperas y su familia de manera congruente con la cultura.

Palabras clave: Cuidado cultural; Madres adolescentes; Creencias del cuidado del nino.

"The diet" a way to get a healthy child: a look from the adolescent urban world

SUMMARY

Objectives: The purpose of the study was to understand the meaning of the care provided by adolescent mothers give to their babies during the postpartum period.

Methodology: The study was carried out in Cali, Colombia using the focalized ethnography approach. Data were collected through unstructured interviews previous informed consent from the participants. Eight adolescents with their newborns were engaged in the study. An average of four interviews was done with each adolecent according to data saturation criteria. Group interviews with lay midwives and a traditional healer were done to validate the data. Spradley's approach was used to analyze the data.

Findings: Adolescent mothers perform everyday practices in order to be sure they have a healthy and strong baby. These practices are focused on keeping a clean environment, keeping hot-cold balance within the baby's body and protecting the baby from deformities.

Conclusion: Nursing should take into account this knowledge when caring for the adolescent mother's health and her family in order to provide them a culturally congruent care.

Key word: Cultural care; Adolescent mothers; Baby care beliefs.

Comprender las creencias y practicas de cuidado que, durante el puerperio, las madres adolescentes brindan a sus hijos recien nacidos contribuye a la profundizacion del conocimiento en torno a la diversidad cultural inmersa en ese modo particular de cuidar.

En ese sentido, el profesional de Enfermeria puede apoyarse en la teoria del Cuidado Cultural, pues le permite ofrecer el cuidado de una manera congruente y competente con la subcultura de las adolescentes puerperas.

La teoria del Cuidado Cultural se inicio desde 1978, cuando su creadora, Madeleine Leininger (1), planteo que era importante visualizar el cuidado desde la perspectiva cultural pues asi lo condicionan aspectos como la religion, la politica, la economia, la vision del mundo, el ambiente, la historia, el lenguaje y el genero entre otros.

De acuerdo con Leininger (2), los profesionales de enfermeria deben conocer las semejanzas y diversidades del cuidado de las personas en las comunidades en las que trabajan para ofrecer a los usuarios de diversas o similares culturas, un cuidado congruente y oportuno. Los cuidados que las adolescentes dan a sus bebes durante el puerperio, forman parte de un sistema popular de cuidado- que se ha transmitido de generacion en generacion como un conjunto de ideas, modelos cognitivos, expectativas y normas que guian las respuestas de las adolescentes, su familia y sus vecinos ante a un fenomeno tan especial como es el cuidado del recien nacido.

Con el proposito de comprender el significado del cuidado que las madres adolescentes procuran al bebe durante el puerperio, se llevo a cabo una investigacion colaborativa, denominada "Cuidado de si de la adolescente puerpera y de su recien nacido", entre la Facultad de Enfermeria de la Universidad Nacional de Colombia que desarrollo el estudio en Bogota y, la Escuela de Enfermeria de la Universidad del Valle que lo efectuo en Cali. Los hallazgos presentados en este articulo corresponden al estudio realizado en Cali.

La construccion de conceptos que componen este marco se fundamenta en los principios de la teoria de Leininger (2), que presupone la profesion de Enfermeria como un fenomeno transcultural, cuya meta es acompanar a las personas de diversas orientaciones culturales y estilos de vida especificos, con el fin de ofrecer un cuidado que sea acorde con la cultura.

Para promover la salud de los recien nacidos, es importante reconocer la dimension cultural. En esta dimension hay oportunidades y amenazas; las primeras se pueden preservar, asi como es posible negociar o reestructurar las ultimas. Esta interaccion, sin duda se facilitara en la medida en que la enfermera(o), tenga un conocimiento profundo de la subcultura * y pueda tambien compararlas, pues se encuentran elementos comunes y diversos que propician un cuidado humano y universal, con el respeto a las diferencias y especificidades derivadas de la heterogeneidad etnica, socio-economica y de edad.

METODOLOGIA

Para desarrollar el estudio se utilizo la etnografia focalizada que admite describir la cultura mediante narraciones e interpretaciones del fenomeno cultural dentro del contexto en que ocurrio (3). En este caso Cali, con una tasa de fecundidad de 21.2, la cual es relativamente alta entre la poblacion adolescente.

El punto de vista del nativo o vision "emic" es importante cuando se estudian subculturas en las que se ha hecho poca investigacion, como es el caso del valor del cuidado que las adolescentes ofrecen a su hijo durante el puerperio. Como metodo para conseguir la informacion se utilizo la entrevista no estructurada, previa obtencion del consentimiento informado de las participantes. A fin de corroborar los hallazgos se efectuaron entrevistas en grupo a informantes generales (5).

Los datos de este estudio se obtuvieron a traves de entrevistas a profundidad. Como los partos de las adolescentes son atendidos en su mayoria en hospital de alta complejidad, la captacion de las informantes se llevo a cabo en el Hospital Universitario del Valle.

Las entrevistas fueron grabadas, transcritas y analizadas en su totalidad el mismo dia que se hicieron. Con base en ese analisis se preparaba la entrevista siguiente. A cada informante se le pidio describir su experiencia en el cuidado de su recien nacido.

En total se entrevistaron 8 adolescentes cuyas edades oscilaban entre 13 y 17 anos. En promedio se efectuaron 4 entrevistas por informante con una duracion aproximada de hora y media cada una. El criterio utilizado para determinar el numero de entrevistas fue el de saturacion de datos. Este criterio se refiere a buscar nuevos informantes hasta que dejen de aparecer conceptos nuevos. Como Leininger2 indica, la saturacion se alcanza cuando hay una redundancia en la informacion, en la que el investigador consigue una informacion igual o similar y los informantes no aportan nada distinto a lo dicho o hecho antes.

Con el proposito de mejorar la comprension de datos vagos y confirmar hallazgos significantes, obtenidos en las entrevistas individuales, se llevaron a cabo tres entrevistas grupales. participaron dos parteras tradicionales y un curandero de reconocida trayectoria de una de las comunas de la ciudad. Estas personas actuaron como informantes generales.

El estudio recibio la aprobacion del Comite de Etica Humana de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle. Toda la informacion se considero confidencial. Las identidades de las informantes se ocultaron a traves del uso de pseudonimos.

Analisis de datos. Para el analisis se utilizo el concepto de analisis etnografico de Spradley (3) donde se incluyen dominios, taxonomias y temas. Cada vez que se realizaba una entrevista, se transcribia, se leia varias veces para buscar categorias nativas y relaciones semanticas con lo cual se facilitaba el descubrimiento de dominios. En el presente trabajo se encontraron cuatro temas culturales. Para su configuracion se trato de dilucidar como se interconectaban los dominios y que patrones recurrentes habia entre ellos.

Identificacion y discusion de dominios y temas. Las creencias y las practicas de las adolescentes con sus recien nacidos presentaron un agudo contraste con las promovidas por la medicina occidental y el conocimiento profesional de Enfermeria o conocimiento "etic" que se basan en el modelo biomedico de la crianza. En este modelo el embarazo, el parto, la atencion del neonato y el puerperio, se ven como procesos que deben ser intervenidos; hay disturbios biologicos, es indispensable la medicalizacion y, por tanto, al recien nacido, mientras esta en la institucion, se le separa de su entorno social y familiar.

En el nivel hospitalario las creencias de las adolescentes son puestas a prueba, pues deben ajustarse al sistema de creencias imperante en esas instituciones. Ejemplo de esta divergencia se encontro en una sala de puerperio donde el bano del bebe en lugar de ser alrededor de las diez de la manana, como es la tradicion en el hogar de las jovenes, se hace aproximadamente a las ocho de la manana con el objeto de que el nino este aseado antes de la revista medica.

Con el recien nacido las madres adolescentes desarrollan otras practicas orientadas a preservar la salud de sus bebes. En esta responsabilidad incorporan sus experiencias de vida y, a pesar de su escasa edad, asumen con interes y madurez el nuevo reto, y estan alertas para satisfacer las necesidades de su nino. Mantenerlo en un ambiente de limpieza, de acuerdo con sus propias creencias, protegerlo a su manera, asi como evitar la entrada de frio y calor al cuerpo y favorecer el cierre de aberturas transitorias, son tareas basicas en el cuidado del recien nacido durante el periodo del puerperio y se convierten en el camino inicial para que el nino crezca sano.

EL PUERPERIO, CAMINO INICIAL PARA QUE EL NINO CREZCA SANO

Es preciso resaltar que el nacimiento, mas que un simple suceso biologico, implica la entrada a un camino por donde circulan ritos para el cuidado del recien nacido. Este acontecimiento es controlado por la adolescente y su grupo familiar (mama, suegra y hermanas) quienes se ocupan de que ese transito ocurra de modo correcto.

Algunas de las actividades para salvaguardar al recien nacido como protegerlo del frio y del calor, banarlo, alimentarlo, limpiarle el ombligo, acariciarlo, consentirlo y estimularlo son, entre otros cuidados, similares a los sugeridos por el personal del equipo de salud. Sin embargo, las adolescentes desarrollan estas actividades segun las tradiciones y experiencias familiares. El sentido de proteccion cubre esas practicas de cuidado pero la adolescente le imprime su toque personal que se basa en esas tradiciones de la familia. En el caso del bano, por ejemplo, la joven al practicarlo tiene en cuenta algunas indicaciones de sus allegados para asegurar que el bebe no vaya a padecer enfermedades.

Todas estas practicas se siguen de forma especial durante la dieta o cuarentena y gracias a ese tiempo, se logran ayudas y cuidados que en otras ocasiones se lograrian con dificultad, pues durante ese periodo se facilita la compenetracion de la madre con su hijo y la familia, sobre todo las mujeres, y se evita que la adolescente realice acciones que pongan en peligro la salud del nino.

MANTENER AL NINO EN UN AMBIENTE DE LIMPIEZA: UNA BUSQUEDA PERMANENTE DE LA JOVEN MADRE

Durante el periodo del encerramiento o dieta, una de las principales preocupaciones de la joven madre, es procurarle al nino un ambiente de limpieza. Al igual que para Florence Nightingale (6), para la adolescente y su familia un medio saludable incluye elementos como el agua pura, la luz solar, el calor y el aire, que influyen en su salud.

En la vision de Nightingale (6), el ser humano esta dotado de fuerzas curativas propias, que confieren el poder de autocuracion. En este sentido la joven, en su rutina de cuidado diario, dedica una buena parte del tiempo a realizar actividades orientadas a mantener el cuerpo del bebe y el ambiente que lo rodea limpios. Estas actividades incluyen: banar al nino, cuidar la ropa y evitar que las superficies sucias esten en contacto con el nino.

El bano es un suceso importante e implica una serie de preparativos: el agua debe estar tibia o calentada por el sol, muchas veces se le anade agua de manzanilla o hierbabuena; se realiza al interior del dormitorio con la puerta cerrada, para evitar las corrientes de aire frio. Esta practica reafirma la importancia que tiene, en el cuidado del bebe, mantener el equilibrio frio-calor a fin de conservar asi la armonia en el organismo. Una de las informantes lo expresa como sigue:

"El agua tibia se pone en la banera y ahi en la pieza que es una parte calientita para que no le vaya a dar frio, porque a mi me han dicho eso, que tiene que estar calientito para que no se vaya a enfermar. Primero le quito la ropita para que se refresque, le bano primero la cabecita y boca abajo para que no le caiga agua en el ombligo ni en los oidos y lo seco bien".

Como a las adolescentes entrevistadas les generaba tension banar al bebe por la fragilidad de su cuerpo y por la posibilidad de mojar el ombligo y, por cuenta de esto, enfermar, esta actividad era hecha por personas con experiencia, como las mujeres que conformaban la familia extensa. Ello indica como el cuidado tambien lo proporcionan los sistemas sociales de soporte y como estos funcionan al reducir el impacto y el estres producido por las nuevas tareas que las adolescentes asumen durante el postparto.

Asimismo, las adolescentes indicaron que mantener la ropa del nino limpia, y evitar que el bebe entre en contacto con superficies sucias favorece su crecimiento y ayuda a preservar el ambiente limpio. Este aspecto reafirma que el agua, el sol y el calor son elementos esenciales para prodigar cuidado al recien nacido.

PROTEGER AL BEBE: UNA MANERA DE CONSEGUIR QUE EL NINO SE CRIE FUERTE EN EL FUTURO

Otra practica de cuidado que las adolescentes prodigan al bebe durante la dieta se orienta hacia la proteccion de su recien nacido. Las jovenes manifestaron preocuparse por la responsabilidad que tenian para satisfacer esta necesidad; sentian que debian prodigarle atencion y afecto al destacar dos formas de proteccion: bloquear la mirada fuerte de ciertas personas y evitar deformidades. Las jovenes indicaron que si se siguen estos propositos, se puede garantizar que el nino se crie fuerte en el futuro.

Proteger al bebe de la mirada fuerte. Asi como tener el ambiente limpio es una practica que la adolescente desarrolla orientada hacia la proteccion de su hijo, bloquear la mirada fuerte de las personas para evitar el "mal de ojo" es algo que la joven madre aprende de sus familiares. Este "mal" ataca a los ninos despues del nacimiento. Se cree que algunas gentes con un extrano poder en su mirada, derivado de energias negativas o de la maldad, pueden enfermar a los ninos con solo verlos, acariciarlos o admirarlos. La mirada puede ser de manera intencional o accidental. El "mal de ojo" intencional se hace por celos o envidia; en cambio, el "mal de ojo" accidental tiene lugar cuando alguien, sin pronunciar palabra y sin deseo de hacer dano, le produce al bebe la enfermedad. El "mal de ojo", cualquiera que sea su origen, se caracteriza por su comienzo subito: el nino suele estar bien y de un momento a otro presenta fiebre, vomito, diarrea, sudoracion, insomnio y adelgazamiento hasta "secarse" en algunos casos o llenarse de agua o incluso "hincharse" en otros. Tambien el "mal de ojo" puede empeorar y aun llegar al retardo mental. En ese sentido el nino se comporta como si fuese "bobito". Esto lo corrobora una adolescente cuando dice:

"Ellos (los que tienen la "mirada fuerte") estan mirando asi, le comienzan a arder los ojos, tienen una mirada fuerte o lo miran a uno y a uno le arden los ojos. Esto le produce al nino enfermedad, le da dano de estomago, se ponen delgados, y les da fiebre. Es que hay dos ojos: el ojo secador y el ojo bobito. Con el ojo secador se ponen flaquitos y con el ojo bobo pues es asi, que no quieren hacer nada ..."

La madre adolescente percibe que su hijo ha sido "ojiado" porque los dedos del pie izquierdo comienzan a "encogerse" y de esta forma las madres, segun la tradicion, reconocen la enfermedad. Hay algunas medidas de proteccion contra el mal de ojo como proteger al nino de la mirada de los extranos, no dejar que el nino salga de la casa, cubrirle la cara y evitar que lo alcen.

La proteccion contra la enfermedad del mal de ojo, se deriva de los conceptos de Africa Occidental sobre el "bloqueo" por medio de objetos que obstruyen los pasajes por donde el mal puede fluir (7). Por tanto, los ninos se protegen de modo preferencial cuando llevan un talisman o amuleto porque, a decir de las madres, evitar que los ninos esten con otras personas, es una tarea dificil de cumplir. En este caso la adolescente para proteger a su hijo del "mal de ojo" le cuelga, despues del nacimiento, una pulserita elaborada con cuentas de color rojo y negro, atravesadas por un cordoncillo; a la pulserita que ha sido "rezada" por un indio, se le incorpora un amuleto o talisman de proteccion con la forma de la mano o del pie, segun el lugar del cuerpo donde se coloque. Cuando el cordoncillo que sostiene el amuleto se rompe, indica que el nino ha sido "ojiado" pero lo protege el amuleto que recibio "el mal de la mirada". La pulserita la pone el papa si el bebe es un nino, o la mama si es una nina; esto podria indicar la union de esfuerzos de los padres contra la maldad. Asi lo expresa una de las adolescentes:

"El hilito es de color rojo, porque como ese color es como fuerte, entonces la persona no le va a poder hacer el mal. El color negro no tiene ninguna importancia; alli el rojo es el importante, es el fuerte para que no le vayan a hacer la maldad con la mirada. El color rojo rechaza la mirada fuerte."

Como el "mal de ojo" es originado por una persona o un ser sobrenatural (el demonio o un espiritu malo), el tratamiento que se busca es muy distinto al de una enfermedad de origen natural o biologico y, por tanto, el medico no puede tratar a alguien que lo sufra (8). Ante esto, la madre cuando percibe que el nino a pesar del amuleto no mejora, acude donde el curandero o sanador que se ha ganado el prestigio de la comunidad por su poder de curacion. Este poder esta en sus manos y ha sido dado por su fe en Dios. Uno de los informantes generales lo expreso asi:

<< Somos pocos, para serle franco. Cuando a uno mi Dios le ha dado un poder, porque nadie es capaz sin la fuerza de Dios, Dios le ha dado el poder en las manos y dice uno tiene esto, o tiene esto la criatura. Cuando utilizo las plantas, porque pensamos que las plantas no trabajan, pero nosotros nos ponemos a trabajar porque ellas trabajan mejor que la droga, le pedimos a Dios que nos ayude adonde quiera que este y mire cuantos se han curado. Mire, ademas porque si uno trabaja con la fe en Dios, nosotros sabemos que la Luz, la Claridad nos da la fuerza y el poder para curar a los enfermos". Luego, en una ceremonia que incluye el rezo y el uso de plantas medicinales, al nino se le soba en el estomago. Este acto ceremonial se practica en tres oportunidades y el bebe se cura definitivamente del mal de ojo; es decir nunca mas se volvera a enfermar por esta misma causa.

Ademas del "mal de ojo", la madre debe estar atenta a otro problema que su hijo puede presentar como es la "voltiada del cuajo" o "descuajo". En este caso los intestinos, debido a un golpe o a "una caida de espaldas", cambian de posicion y el nino comienza a presentar diarrea, vomito o fiebre. Por esta razon la madre consulta al curandero para que "arregle" al nino. El curandero le pide ayuda a Dios, el cual como un Ser Superior que todo lo puede lo dota del "poder de las manos". Con el, con su ferrea voluntad de curacion y con el uso de sustancias que le transmiten calor a las manos como el alcohol, el tabaco o el aguardiente, procede a "arreglar al nino". La practica de curacion finaliza cuando le acomoda los intestinos al nino, lo faja y queda "arreglado" de su problema. Es importante resaltar que de nuevo aparece la relacion del frio como un factor negativo, que produce gases y empeora el estado del nino, y el calor como un agente que estabiliza. La creencia del "mal de ojo" y del "descuajo", indican que si el nino no se mejora despues de estas intervenciones es porque sufre de otro mal, posiblemente de origen natural (no por la intencion de alguien) y por tanto para su curacion debe consultar al medico. Durante el periodo de recuperacion, el nino es sometido a una dieta especial, donde la madre, de un lado, evita suministrarle leche o huevo y, de otro, se preocupa en darle abundante agua mezclada con algunas de las siguientes hierbas: manzanilla, tomillo, oregano, orozul, cascaras de badea. Estas plantas tienen la capacidad de contribuir a la curacion bien sea del "mal de ojo" o del "descuajo".

Proteger al bebe de las deformidades. Asi como con el uso del coralito, las adolescentes pretenden bloquear la mirada fuerte de las personas y proteger a su bebe, si al nino le cubren la cabeza con un gorro de nylon, le evitan deformidades. Ante todo desean que la cabecita de su bebe se conserve redonda y para ello le ponen un gorro que casi todas las veces, se confecciona con medias de nylon de mujer.

Otro cuidado para evitar deformidades es el del ombligo. Esto reviste gran importancia, pues previene la hernia o salida del ombligo. Para ello, las jovenes ademas de evitar que el nino llore mucho, le aplican sobre el ombligo y la cintura un fajero hecho en tela de algodon. De esta manera se presiona el ombligo para evitar que se salga y "reviente" sobre todo cuando el nino llora o hace fuerza. Esta practica de cuidado se realiza desde el primer dia de vida hasta que el ombligo se cae.

En algunas oportunidades, antes de poner el fajero, se presiona el ombligo con un boton grande, para proporcionar mayor fuerza y por ende disminuir las posibilidades de hernia. Es de resaltar que las madres no realizan esta practica de cuidado cuando llevan al nino al hospital para la vacunacion o para el control de crecimiento y desarrollo; evitan, de esta manera, contravenir las indicaciones que sobre el cuidado del ombligo les dieron las enfermeras.

Ademas del fajero y el boton para prevenir la hernia del ombligo, debe evitarse que el nino haga fuerza cuando se carga, por tanto, se le debe sostener por los brazos y no tirar de las manos.

Otra practica de proteccion de deformidades que realizan las jovenes es evitar que al nino se le tuerzan las piernas y para ello lo chumban. Esta posicion utilizada en las noches durante los tres primeros dias, mantiene al nino con las piernas juntas e inmoviles. Las adolescentes relatan que a pesar de que el nino se siente molesto y llora un poco, con esta practica logran que sus piernas sean firmes y puedan sostener su cuerpo con fortaleza.

FAVORECER EL CIERRE DE ABERTURAS TRANSITORIAS

El nino nace con algunos orificios transitoriamente permeables como la "mollerita" y el ombligo; por tanto, la madre debe orientar acciones para cerrarlos. La relacion simbolica de abrir y cerrar se da a traves de los orificios pues a traves de ellos entran elementos, como el frio y el polvo, que pueden ser perturbadores para la salud del nino. Al sellar el ombligo se previenen problemas de salud en el bebe.

El cordon umbilical hay que cuidarlo porque es una puerta de entrada para las infecciones. Por ello, uno de los cuidados es aplicarle alcohol yodado de acuerdo con las ensenanzas del personal de salud. Otros cuidados de orden tradicional que la madre efectua para acelerar la cicatrizacion del ombligo son evitar "le caiga agua" al munon umbilical y "quemarle junco" (se denomina "junco" al tallo de la cebolla).

Una vez se desprende el cordon umbilical se procede a "cerrar el estomago" lo cual impedira que en el futuro el nino sufra de problemas estomacales. En ese sentido, el ombligo se sella con canela molida y se le da al bebe, para que ingiera, un poco de tinta de frijol. Asi lo expreso una de las adolescentes:

"Tan pronto se le cae el ombligo se le coloca un poquito de canela en el ombligo. Eso se le coloca solo por dos o tres veces para que sea fuerte, para que sea cerrado del estomago que no le de ningun problema del estomago, que no le haga dano ninguna clase de comida. Tambien le dimos la tinta de frijol".

Una vez "cerrado el ombligo", las adolescentes se ocupan de guardar el munon umbilical seco pues este es considerado como simbolo de union de la madre con su hijo y conservarlo les asegura un crecimiento y desarrollo optimo para su hijo.

Otro de los cuidados que tienen las jovenes es evitar comer, en tanto se cae el ombligo, carne de cerdo, alimentos acidos y picantes pues estos alimentos podrian irritar el munon umbilical.

Cerrar la "mollerita". La fontanela anterior llamada casi siempre "mollerita", es de cuidado para las adolescentes debido a la creencia que por alli entra el aire a la cabeza y se distribuye al resto del cuerpo. A pesar de que a traves de la "mollerita" el nino puede respirar, se la debe cubrir con un gorro para evitar que al bebe le den enfermedades como la gripa. Asi lo confirma una de las adolescentes.

"Por la mollerita los recien nacidos respiran mas que por la naricita. Por ejemplo, hay poros para que ellos puedan respirar. No hay que dejarsela ni muy descubierta ni abrigarsela mucho porque les hace dano. Se puede decir que es una parte de las mas delicadas que tiene el".

MANTENER EL EQUILIBRIO ENTRE EL FRIO Y EL CALOR EN EL CUERPO DEL RECIEN NACIDO

El frio y el calor excesivos son considerados por las madres adolescentes, sus familias y las parteras como dos factores de cuidado, debido a la influencia que este puedan tener sobre el organismo del recien nacido.

Una de las creencias que tienen las parteras acerca de la entrada del frio al cuerpo de los ninos, consiste en que lo hace a traves del cordon umbilical en el momento en que nacen. Se cree que la sala de partos es muy fria y si las jovenes, permanecen mucho tiempo en ese lugar, recogen este frio. Algunas jovenes indican que el momento mas propicio en el que se puede adquirir es durante la expulsion de la placenta.

El frio que ha entrado al cuerpo de la madre afecta despues al nino. Para contrarrestar esta situacion la madre debe consumir infusiones con yerbas como la manzanilla o la hierbabuena que tienen la propiedad de "sacar el frio".

El bano del recien nacido se considera tambien como una fuente de frio; por tanto se debe realizar rapidamente. Algunas madres prefieren banar al nino cada tercer dia para no correr el riesgo de que se enferme. De igual manera durante la lactancia la madre debe cubrir muy bien sus senos, pues se cree que la leche materna puede enfriarse y, al pasar al nino con una temperatura baja, va a afectar el equilibrio del calor y el frio en su cuerpo.

De acuerdo con la busqueda del equilibrio calor-frio las adolescentes consideran que deben ingerir bebidas calientes, pues lo que comen tiene relacion directa con la salud del recien nacido. Si ingieren bebidas frias, la leche materna no se producira en grandes cantidades, y el nino va a sufrir de gases, resfriado y gripa. Por el contrario, las bebidas calientes aumentaran la produccion de leche.

Por otra parte, la entrada de frio al cuerpo del nino se relaciona con el numero de veces que orine y con la aparicion del hipo. Esto ultimo lo solucionan si aplican un algodon mojado o un poco de hilo en la frente del nino.

REFLEXIONES DE ENFERMERIA

Tener como referencia los resultados de este estudio, ayudara a mejorar la vision simplista y unilateral que a veces suele acompanarnos cuando ofrecemos el cuidado a los recien nacidos y a las madres jovenes. Tambien nos puede ayudar para que se incorpore, en el contexto cultural de las jovenes, el cuidado con un toque mas sensitivo y congruente, es decir, en una palabra, mas humano.

El gran desafio consiste entonces, en un cambio de actitud; cambio que debe comenzar con una evaluacion de nuestros propios valores y creencias. Este es un paso indispensable para que la comunicacion con las jovenes madres sea lo mas firme posible. Al aclarar nuestros valores, tendremos el camino mas expedito para reconocer la diferencia con los valores y creencias de los demas, a fin de respetar y entender esa diferencia.

De esta manera, conociendo la cultura en la cual estan inmersas las personas a las que se cuida, se pueden predecir las decisiones y acciones, para preservar, negociar o reestructurar el cuidado.

Entender, como profesionales de Enfermeria, el sentido de las costumbres, los valores y los mitos que se asocian con el cuidado de los recien nacidos, permite ofrecer acciones de cuidado sensitivo con la cultura a la que pertenecen estas familias.

Ganar conocimiento de la cultura de los otros facilita la interaccion para proporcionar el cuidado por cuanto la Enfermera, de este modo, puede concertar las acciones potenciales y las alternativas de cuidado que se basan en las creencias y valores de las personas y de las familias a quien cuida. Asi el plan de cuidado se determina conjuntamente y se le hace aceptable y acorde con la cultura.

REFERENCIAS

(1.) Leininger M. Transcultural nursing: concepts, theories, research and practice. New York: McGraw Hill, Inc; 1995

(2.) Leininger M. Cultures are diversity and universality: a theory of nursing. New York: National League for Nursing; 1991.

(3.) Spradley J. Participant observation. New York: Harcourt Brace Jovanovich College Publishers; 1980.

(4.) PROFAMILIA. Encuesta Nacional de Demografia y Salud Sexual y Reproductiva. Bogota: Printex Impresores Ltda; 2000.

(5.) Spradley J. The ethnographic interview. New York: Harcourt Brace Jovanovich CollegePublishers; 1979.

(6.) Da Silva Alcione L. O saber nightingaleano no cuidado: uma abordagem epistemologica en maneiras de cuidar, maneiras de ensinar. Porto Alegre: Artes Medicas; 1995.

(7.) Mac Cormack C. Ethnography of fertility and birth. New York: Academic Press; 1995.

(8.) Lipson J. Temas culturales en el cuidado de enfermeria. Inv Edu Enf; 2002; 20: 59-62.

(9.) Leuing C, Swiggum P, Wiegert H, McCullough-Zander. Proposed standards for transcultural nursing. JTN 2002; 13: 47-53.

* Se denomina subcultura a pequenos grupos de una cultura que tiene su propia identidad pero estan relacionados con la cultura total en determinados aspectos. Para el presente estudio las adolescentes de Cali, forman una subcultura dentro de la sociedad calena. Son jovenes que comparten un estilo de vida distinto, lo que hace que sean un grupo especial dentro de una cultura mas grande.

Recibido para publicacion noviembre 12, 2004 Aprobado para publicacion junio 27, 2005

Luz Angela Argote, Enf., Mag. Enf. (1), Martha Lucia Vasquez, Enf., Ph.D. (2)

(1.) Profesora Titular, Escuela de Enfermeria, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali. e-mail: luargote@univalle.edu.co

(2.) Profesora Titular, Escuela de Enfermeria, Universidad del Valle. e-mail: maluvasq@telesat.com.co
COPYRIGHT 2005 Facultad de Salud-Universidad de Valle
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2005 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Argote, Luz Angela; Vasquez, Martha Lucia
Publication:Colombia Medica
Date:Jul 1, 2005
Words:5735
Previous Article:Riesgo de VIH/SIDA en la mujer: no es cuestion de estrato socioeconomico.
Next Article:Estigmatizacion de las trabajadoras sexuales: influencias en la salud.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters