Printer Friendly

"El artista anonimo".

Veterano en la venta de arte, Olavi (Heikki Nousiainen) tiene que retirarse.

Por el no lo haria, pero no hay remedio, las rentas suben en esa parte de Helsinki y ya poca gente se acerca a su galeria, el arte tradicional ya no se aprecia, dificil adaptarse a la nueva forma de hacer negocios. Una gran oportunidad llega cuando encuentra un cuadro posiblemente de un autor importante. A sus 72 anos, Olavi quiere hacer un ultimo gran trato: luego de anos de separacion, se ha reencontrado con Lea (Pirjo Lonka), su unica hija, y asi descubre la habilidad de Otto (Amus Brotherus), su nieto, para el comercio y la nueva tecnologia.

El realizador finlandes Klaus Haro se especializa en dramas con dilemas afectivos complicados. En El artista anonimo (Tuntematon mestari--, Finlandia, 2018) Olavi se sabe al punto de la derrota: envejecio y no supo mantenerse al dia; pero se agita y recupera la pasion frente a la promesa del filon de oro que representan el cuadro y tener que enfrentar a los lobos, los mercaderes del arte que buscan arrebatarselo. A la vez, debe dar cuentas de la relacion familiar que destruyo, y rescatar al nieto, o quiza dejarse rescatar por el.

Segun declara Haro en la entrevista de Columba Vertiz de la Fuente en Proceso, guion e idea provienen de su guionista de siempre, Anna Heinamaa, de quien respeta la demanda de tanta carga afectiva que imponen reencuentros familiares y heroismo de un abuelo, cosa poco comun en el cine finlandes donde la emocion se muestra contenida, y el estupendo trabajo de los actores les evita caer en la parabola ejemplar.

El retrato del cuadro es el rostro de un Cristo, del ruso llya Repin, pintor que en su tiempo fue tan famoso como Tolstoi en la escena literaria. La metafora del filme es obvia pero efectiva: un hombre que debe enfrentar su destino y trascenderlo. Y mas que el rostro del galerista, Haro supo retratar la relacion de familia, sobre todo la del abuelo y el nieto, el viejo y el joven, probar la autenticidad del cuadro (Un maestro desconocido)', recuperar la sustancia y el sabor de la vida es clave en la cinta.

La pintura se extiende al manejo de camara y color, empleo de luz natural, tonos azulados de estacion fria, la atmosfera del frio de afuera se filtra al interior por puertas y ventanas; en una escena, Olavi le muestra al nieto el cuadro de un viejo con un joven, y discute lo que la pintura puede ensenar sobre relaciones intergeneracionales. Tal obviedad pareceria redundante si no fuera porque (de manera inconsciente, por supuesto) el cuidado del realizador para apegarse al tema que propone su guionista, desarrollar y armonizar los motivos entre ese viejo y ese joven que construyen un puente, conectan con un arquetipo universal.

Aunque se alaba en resenas y comentarios, como el publico tiende a derramar algunas lagrimas con El artista anonimo, se le califica de tearjerker, algo asi como un producto destinado a explotar sentimientos. Pero el buen cine y la literatura tocan lo universal cuando se saben anclar en lo particular, y de acuerdo al controvertido James Hillman, el arquetipo que sostiene una expresion creativa como esta es el del Senex y el Puer (que no tiene que ver con el padre y el hijo): el viejo rejuvenece y acepta su destino gracias al contacto con el nino, y el joven se ancla en la realidad apoyado por la sabiduria del viejo de la tribu.

COPYRIGHT 2019 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Betancourt, Javier
Publication:Proceso
Date:Jun 9, 2019
Words:628
Previous Article:"A los 13", el musical.
Next Article:"Agenda Verde" y "Simbiosis".

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters