Printer Friendly

"CIUDAD DE PAPEL ZIG-ZAG": CHILENIZANDO LA FRONTERA NORTE: ARICA 1910-1930.

"ZIG-ZAG PAPER CITY": CHILENIZING THE NORTH BORDER: ARICA 1910-1930

Introduccion

La chilenizacion de los primeros dias del ano 1910 en Tarapaca marca un punto de inflexion historico con los paises vecinos. Porque no solo se da la gestacion de una accion violenta tras el exito chileno en la Guerra del Pacifico, sino que, a la vez, se cristalizan de manera simbolica discursos que funcionaban como catalizadores de identidades enaltecidas y otras silenciadas.

Ahora bien, su historia comienza con la firma del Tratado de Ancon en 1883, y la accion de soberania que Chile ejercio en las provincias ocupadas de Tacna y Arica despues de la Guerra del Pacifico. Mas tarde se amplio a Tarapaca y la accion violenta de grupos nacionalistas contra la poblacion peruana, y por ultimo, a la cobertura escolar como politica publica en la zona (1).

De este modo, se entiende que la chilenizacion se refiere a un proceso gradual de transculturacion (2) de las provincias de Tacna y Arica, ocupadas por Chile tras la Guerra del Pacifico, como un proceso sociopolitico y cultural progresivo en la zona por parte de la entidad estatal. Es decir, al finalizar la Guerra del Pacifico en 1883, ambas naciones firmaron el Tratado de Ancon, en el cual se definia la posesion chilena de las provincias de Tarapaca hasta por un plazo de diez anos. Una vez expirada dicha fecha, la soberania se resolveria a traves de un plebiscito (3). Durante este transcurso de tiempo, Chile se encargaria de chilenizar Tacna y Arica (4), mientras que Peru se esforzaba en mantener sus tradiciones y cultura en dichas provincias a traves de diferentes dispositivos (5).

Entre estos mecanismos se contaban las escuelas de caracter privado, los desfiles militares, los sacerdotes peruanos y los periodicos. Que la prensa fuera un medio para realizar este proceso demostraba que Peru comprendia que esta funcionaba como un importante aparato de difusion de identidades, por lo que se preocupaba de mantener en aquellos territorios las imprentas para una masiva produccion de periodicos, que difundian la cultura y tradicion peruanas.

Por su parte, el Estado chileno intentaba chilenizar la zona a partir de la instalacion de instituciones y autoridades educacionales, religiosas, militares, administrativas y judiciales. Ademas, realizaba ceremonias civicas y establecia simbolos en la zona. Por otro lado, la intervencion de agentes privados encargados de la produccion de la prensa--en particular la revista y editorial Zig-Zag (19051964), cuya edicion se realizaba en la ciudad de Santiago y era la unica que circulaba a nivel nacional--, participaba a partir de la difusion de contenidos e imagenes externas y privadas de la incipiente configuracion de un imaginario social de chilenidad en Arica.

Con la circulacion de Zig-Zag en Arica (6), tambien se comienzan a instalar imprentas en Arica y en todo el norte salitrero, cuyo objetivo era editar revistas con caracteristicas locales (7). Estas acciones estatales y privadas se emprendieron con el fin de consolidar la soberania chilena en la frontera norte del pais, para lo cual era necesario obtener la mayoria de los votos de la poblacion peruana en el plebiscito, pendiente desde 1894, que resolveria la cuestion limitrofe.

En efecto, la hipotesis de trabajo que sustenta esta investigacion es que el discurso visual y textual de la revista Zig-Zag referente a la ciudad de Arica colabora en una politica propagandista de chilenizacion entre 1910 y 1930: en lo textual, especialmente en las noticias de Arica, construye representaciones sociales despectivas y ofensivas hacia la poblacion peruana, cimentando un periodo de violencia sistematica en la zona. Asimismo, en lo visual configura una invisibilizacion de la poblacion aimara, peruana y boliviana profundizando la violencia en sus habitantes, mientras que se desarrolla e incrementa la aparicion del Estado chileno como ejecutor de diversas acciones u obras materiales, administrativas y politicas en la zona y sobre todo integrador con Bolivia. Por ultimo, se potencia una fuerza militar chilena preparada y con la mayor fuerza violenta de Latinoamerica.

En este sentido, el presente articulo se encamina por la senda de analizar el discurso chilenizador de la revista Zig-Zag, especialmente la parte textual de las informaciones y noticias relativas a Arica, decretado por el Estado chileno, funcionando como un acto performativo (8), es decir, como un acto colectivo donde se lleva a cabo la expulsion de todos los peruanos residentes en Arica y Tacna, expulsion que fue llevada a la practica sobre todo por las Ligas Patrioticas. Asimismo, se fusiona con el analisis visual de la revista con el fin de extraer el significado que subyace en esas imagenes fotograficas y el vinculo que tiene con la chilenizacion.

Un acercamiento al proceso de chilenizacion en la frontera norte

El proceso de la chilenizacion ha sido clasificado en etapas. Oscar Panty (9) senala que, entre 1884 y 1901, se llevo a cabo la llamada "chilenizacion conciliadora", que destaco por el protocolo Billinghurst-Latorre, con el fin de la realizacion del plebiscito de las provincias cautivas. En este periodo Chile se destaca por utilizar medios persuasivos y beneficios para la poblacion, con el fin de ganarse la adhesion de los habitantes de la zona para cuando llegase el plebiscito pendiente de 1894. Dicho referendum resolveria la situacion de Tacna y Arica, que estaban bajo el dominio chileno, pero sin soberania (10), es decir, dominio sin soberania, y se desprendia de la ratificacion por parte de ambos paises del Tratado de Ancon en 1884. Sin embargo, esta "chilenizacion pacifica" no produciria los efectos deseados. Por ello, Chile intenta el metodo de la fuerza y toma una actitud intransigente hacia sus vecinos del norte (11).

La llamada "chilenizacion violenta" se desarrolla desde 1902 hasta 1929. Algunas de las medidas adoptadas en este proceso fueron: "Clausura de las escuelas regidas por peruanos y reemplazadas por chilenos, aplicacion de leyes colonizadoras, entre otras" (12).

En este sentido, el hito mas representativo es cuando se lleva a cabo la expulsion de los sacerdotes peruanos en 1910, sumado a una serie de actos violentos, tanto fisicos, psicologicos como estructurales, de tal modo que se transforma en "chilenizacion compulsiva" y en la "ruptura de las relaciones diplomaticas entre ambos paises" (13).

Con este acontecimiento, comienza la violencia hacia la poblacion peruana residente en Tarapaca, que se vio obligada a huir de una tierra que la habia visto nacer, se da "una historia forzada, una partida forzada, una expulsion punitiva, precisamente de aquellos que eran los hijos de esta tierra" (14). Asi, dicha expulsion se fue transformando paulatinamente en un terror sostenido, llevado a la practica por las llamadas Ligas Patrioticas. "Mas de veinte mil compatriotas residentes en Valparaiso, Antofagasta, Iquique, Tacna y Arica sufren los rigores de esa barbara proscripcion decretada en masa" (15).

En Chile, las Ligas Patrioticas tenian adherentes en Iquique, tambien en Antofagasta y Valparaiso. Se caracterizaron por ser un grupo de personas que se reunian a celebrar las victorias del pais y festividades relevantes, como la del Centenario. Tambien practicaban algunos deportes, lo que las hacia parecer una convencion que reunia a un circulo de respetables senores. Sin embargo, estas organizaciones se transformaron en un organo que aplicaba violencia material a todo lo que representara la poblacion peruana, la boliviana, y a toda persona que los denunciara o impidiera su accionar xenofobo. Algunas de las proposiciones de las Ligas Patrioticas en Chile fueron: "Cierre de las escuelas y periodicos peruanos, prohibicion para que peruanos fueran maestros, empleados publicos, empleados de aduanas, de la marina mercante, de los puertos, entre otras" (16). La violencia de las Ligas hacia la poblacion peruana se llevo a cabo a traves de la destruccion de casas, imprenta y otras construcciones, vulnerando domicilios y marcando las puertas de las casas de los peruanos (17). En consecuencia, entre 1911 y 1922 esta poblacion se vio obligada a huir de Tarapaca y a volver al Peru en barcos como el Chancay, Mapocho, Arcona, Vikinga, Tata y Oropesa (18).

Por su parte, las autoridades peruanas estaban al tanto de estos acontecimientos, y empezaban a tener odio hacia Chile (19). Con estos hechos, se marco un periodo cargado de terror que convertia a las autoridades chilenas en encubridoras por su ineficiencia para detener esos hechos de violencia, pues tendian a minimizar los delitos, complaciendo implicitamente a los violentistas, o negaban los sucesos.

Este periodo se destaca por un contexto violento y beligerante caracterizado por conflictos de identidades en la espera de un polemico plebiscito que nunca llegaria. Tacna y Arica son las provincias en disputa y el punto de estallido de violencia politica, fisica y psicologica para sus habitantes (20). Hay que recordar que el censo de 1917 indica que la provincia de Arica tiene 5.308 (41,23%) chilenos; 5.627 (43,71%) peruanos; 1.374 (10,67%) bolivianos, y 562 (4,36%) de otras nacionalidades, con un total de poblacion de 12.871 (21). De lo cual se puede deducir que al Estado chileno no le convenia realizar el plebiscito ante un posible empate con el pueblo peruano, u obtener un resultado desfavorable para Chile ante las insignificantes diferencias censales entre poblacion chilena y peruana en la provincia de Arica.

En particular la ciudad de Arica comienza un proceso de integracion al Estado chileno tras la victoria obtenida en el Morro el 7 de junio de 1880 (22). Ya en 1885 comienza la subdivision en subdelegaciones, distritos y el envio de autoridades chilenas a la zona en diversas instalaciones de caracter administrativas, tales como notarias, procuradores y martilleros para el poder judicial, asimismo, se facilita todo un sistema administrativo, judicial, de urbanizacion y comercio para facilitar la incorporacion y el acercamiento de la poblacion peruana de Arica a la chilena ante la realizacion del polemico plebiscito y obtener la adherencia peruana a favor de Chile (23).

En Arica se desarrolla un espiritu nacional a partir de la cohesion social (el escudo patrio, la bandera chilena izada en el Morro de Arica, las danzas de la cueca, por ejemplo). Tambien la institucionalidad (autoridades de administracion estatal en la zona) y la inoculacion de valores (iglesia, escuela y prensa) (24), donde el principal mecanismo desocializacion de la identidad fue la escuela, pues este espacio es donde se populariza el discurso historico y politico. De modo que la construccion de identidad en Arica esta influenciada por el exito logrado en la Guerra del Pacifico, y por la obtencion de un "botin" material y simbolico en Tarapaca.

En definitiva, en el Norte Grande, y especialmente en la ciudad de Arica, la chilenizacion fue emprendida desde el centro del pais. Sin embargo, este proceso presenta matices tanto en lo local como en lo nacional a partir de una diferenciacion con el peruano, que represento lo tradicional frente a un Estado moderno chileno. Tal mirada exponia lo siguiente: el poder central chileno y el peruano "no solo pueden entremezclarse y coexistir, sino tambien pueden reforzarse mutuamente. Lo nuevo a veces se mezcla con lo antiguo, y la tradicion puede incorporar y aun estimular la modernizacion" (25). Esta oposicion de lo "viejo"--peruano y boliviano--con lo moderno--el Estado chileno--se fue construyendo culturalmente a traves de determinados dispositivos, como la educacion, la identificacion con la nacion y la exaltacion de la figura del patriota.

Resistencia al proceso de la chilenizacion

La chilenizacion contiene dos miradas; por una parte, la esfera estatal a traves de las escuelas e instituciones del Estado chileno y, por otra parte, agentes resistentes o reactivos de parte de la poblacion local (26). En este sentido, el foco es la poblacion andina fronteriza, y su interaccion con estructuras estatales y culturales (27). Asi, en virtud de ello, son las comunidades aimaras las que, durante el conflicto sociopolitico en la zona desarrollaron acciones de resistencias en diferentes localidades como Copa, Belen, Camina, Pitre, entre otras. Lo anterior transformo a este pueblo en un importante agente participativo y dinamico en los asuntos politicos nacionales tanto del Estado peruano como del chileno (28). Un ejemplo es el caso del lider comunal de Pitre, Antonio Molo, quien en 1905 izo una bandera del Peru en la puerta de su casa con la finalidad de mostrar su desobediencia hacia la autoridad chilena, deslegitimando su poder y control en la zona. La respuesta a dicha accion fue la violencia de la guarnicion chilena. Asimismo, se observa el compromiso sociopolitico de los aimaras con Peru reflejado en los rituales y tambien en festividades, como, por ejemplo, cantar el himno peruano el 28 de julio e insertar cintas de rojo y blanco en lo estandartes de alferez (29).

Relacionado con lo anterior, en 1910 ocurrio un punto algido de la violencia desplegada por las autoridades chilenas hacia la poblacion peruana. Veinticuatro comuneros aimaras liderados por Antonio Molo decidieron inscribir la "localidad de Pitre como una propiedad comunitaria" (30). Estos terrenos se extendian hasta tierras actualmente chilenas. La accion se llevo a cabo en respuesta a la instalacion por parte de Chile, a partir de 1885, de registros conservatorios en Arica declarando tierras fiscales todas las propiedades que no figuraban inscritas, poniendo fin de esta manera a las costumbres y tradiciones comunitarias. De esta forma, los comuneros procuraron preservar sus titulos de propietarios unicos e intransferibles, a excepcion de su descendencia, oponiendose al arriendo que pretendia hacer el Estado chileno con dichas tierras. Esto presento una marcada lealtad hacia la nacion peruana y, sobre todo, a los deseos genuinos de volver a la antigua tutela del Peru, sin dejar de lado la anhelada conservacion de sus tradiciones con continuidad en el tiempo y mutables al mismo tiempo debido a los procesos cambiantes de la sociedad (31).

El caso de Antonio Molo es tan significativo, que participo de forma activa en varios momentos del conflicto sociopolitico entre Peru y Chile. Finalmente, cuando, tras ser expulsado de Pitre en 1922, retorno en 1926 en visperas del plebiscito para hacer propaganda en la zona en pro de la causa peruana, encontro la muerte en un enfrentamiento con carabineros.

Es importante destacar que los peruanos residentes en el territorio en conflicto asumieron lealtades con la nacionalidad peruana, asi como un espiritu de desobediencia y oposicion a la presencia de los agentes estatales chilenos (32). Los indigenas aimaras mostraron su lealtad y filiacion politica hacia la nacion peruana, lo cual se evidencio en el polemico plebiscito y su manifestacion a traves del voto, no siendo igual al momento de participar y aprovechar los beneficios que tenian los ciudadanos integrados a la nueva nacionalidad. Estos dispositivos fueron: la escuela, administracion publica, infraestructura publica y reclutamiento militar (33). En efecto, Chile no promulgo una politica especial para chilenizar a los aimaras sino, mas bien, intento politizarlos en favor de Chile a traves de la ciudadania, la inoculacion de valores, conductas y costumbres que no fueran en contra de la nacion chilena.

No obstante, el despliegue estatal chileno en la zona se desenvuelve bajo una optica creativa o inventiva, es decir, Arica y Tarapaca se convertiria en un "nuevo territorio" (34). En este, no solamente se instalo de forma taxativa la chilenizacion, sino la confluencia de un crisol de identidades. Por ejemplo, uno de los bailes religiosos del norte, la tirana, produce el sentimiento de "somos chilenos", donde el relato nacionalista confluye con su significado andino. De manera que el proceso chilenizador no pudo superar la mixtura de su resultado, pero si la instalacion heterogenea de la chilenizacion. Es decir, la zona andina no fue penetrada por los dispositivos chilenizadores con la misma intensidad que la pampa y la costa nortina donde se encontraba la riqueza salitrera, la cual se constituye como el area privilegiada del aparataje estatal (35). Esta heterogeneidad se produce por los intereses economicos que Chile tenia en la zona salitrera, cuya representacion simbolica es lo chileno, a excepcion de los obreros de las salitreras que se caracterizaban por sus vicios alcoholicos, constantes huelgas y adscripciones ideologicas socialistas, mientras que en la zona andina los aimaras representaron lo flojo y carente de racionalidad. Asi, cuando el indio baja a la pampa salitrera, lugar de la modernidad, se convierte en menos indio, en oposicion a sus origenes altiplanicos como esfera de la barbarie (36).

Tanto las transformaciones modernizadoras como las chilenizadoras en la zona altiplanica y precordillerana no estuvieron libres de roces entre los agentes estatales y, en especifico, con los sacerdotes chilenos. Por ejemplo, un caso de resistencia eclesiastica peruana fue la influencia del padre peruano, Juan Italiano Berroa, en la diocesis de Arequipa, en la que defendio la jurisdiccion eclesiastica de la diocesis que tenia a su cargo en territorio disputado. Se enfrento a las autoridades chilenas por medio de los tribunales en distintas causas defendiendo sus derechos y los de la iglesia peruana en zona anexada. Uno de los conflictos que se cita es la exigencia de un pase constitucional chileno para ejercer la administracion religiosa en la parroquia de Belen a cargo del padre peruano, Benedicto Rosado, el cual estaba bajo la autoridad del padre Italiano Berroa (Vicario de Arica). Este ultimo indica a Rosado que continue ejerciendo su funcion religiosa en la zona sin el pase solicitado, pues obedecer a la peticion chilena es una forma de aceptar la autoridad chilena sobre la jurisdiccion eclesiastica de la zona que aun esta en disputa, y tambien podia ocurrir que el pase no fuera aprobado y la zona quedara sin sacerdotes peruanos. Finalmente, el padre Rosado es detenido por la policia chilena y despues de un proceso judicial de cuatro meses ambos padres fueron absueltos y sin la exigencia de un pase constitucional (37).

Otro ejemplo es el caso del juez Sedal y el cura catolico Saldias; este ultimo acusaba al funcionario de evangelico porque contradecia su mision civilizadora al propagar entre los feligreses andinos la no celebracion de la fiesta del Santo Patrono en Mamina. Tambien son pertinentes los roces de dichos curas con la localidad andina en cuanto a su "irreligiosidad" (38), sumado a que los pocos recursos con los que contaban los curas de la zona los imposibilitaban para realizar las visitas periodicas a los feligreses de las zonas aisladas (39). Lo que, en definitiva, llevo a un cuestionamiento de la legitimidad de su autoridad, su escasa insercion evangelizadora y chilenizadora en la zona, intensificandose en la epoca la poca comprension de lo andino (40). En conclusion, todo esto derivo en una historia nacional donde los indigenas desaparecen como sujetos historicos del presente (41).

La revista Zig-Zag: un gigante de papel que inaugura la industria cultural en Chile

En este contexto, la prensa y las revistas van a encargarse de propagar la conciencia nacional, apelando a sentimientos patrioticos con el fin de instaurar un imaginario nacionalista. Este proceso se vio posibilitado por la metamorfosis de los medios informativos nacionales de la esfera publica de finales del siglo diecinueve y principios del veinte, con el nacimiento de un incipiente periodismo que comenzara a asimilarse a una prensa de canon moderno.

Esta transformacion del campo permitio una mayor diversificacion, integrando nuevos formatos y generos (42), principalmente las revistas ilustradas y magazinescas (del frances Magasin, que significa almacen). Este nuevo genero se caracteriza por contener un formato flexible en cuanto a sus contenidos y tematicas, que segun Ossandon y Santa Cruz "es capaz de albergar en su interior en forma entremezclada cronicas, entrevistas, reportajes de actualidad, ilustraciones, avisos publicitarios, cuentos y novelas por entrega, notas de la vida social, caricaturas, poemas, entre otros" (43).

Dentro de este marco y de manera global, la revista y editorial Zig-Zag (1905-1964) se fue transformando en una precursora de esta nueva manera de comunicar. Fundada por Agustin Edwards Mac-Clure, circulo junto a una serie de otras revistas ilustradas tales como Corre y Vuela, El Peneca y Selecta, ademas de los periodicos El Mercurio de Santiago y de Valparaiso. "Imaginada como el suplemento del periodico El Mercurio, de a poco fue adquiriendo vida independiente y autonoma" (44).

Su publicacion semanal comenzo a circular por todo el pais el dia 19 de enero de 1905 y concluyo el 18 de septiembre de 1964, con informacion de diferentes ciudades del pais y del mundo, tuvo un tiraje exitoso, pues edito 3.102 numeros (45). Su capital simbolico estaba compuesto por los lectores y escritores del periodico El Mercurio, los cuales fueron traspasados a Zig-Zag como un capital heredado.

Esta revista inauguro la industria cultural en Chile (46), y se intento parecer a editoriales estadounidenses como Magazine y National Geographic, que fueron creadas a partir de una alta tecnologia y un avanzado diseno grafico. La misma estaba constituida con un formato de tipo estandar, cuyas dimensiones giraban en torno a los 17 cm de ancho y 24,5 cm de largo, con una diagramacion de dos o tres columnas, y llevaba fotografias, avisos publicitarios, ilustraciones y escritura. Este nuevo espacio comunicativo y su diseno grafico permitio un cambio drastico en el repertorio estetico de las revistas, desde su portada con colores variados y atractivos, formas esteticas novedosas y entretenidas, que buscaban la mirada curiosa de su publico, sobre todo con el sinnumero de imagenes fotograficas en todo su repertorio (47). Estas caracteristicas trajeron una revolucion dentro de los medios de comunicacion, porque favorecieron una mayor rapidez en la circulacion de la informacion (escrita y visual), y permitieron masificar su contenido a sectores populares de la sociedad (48). Tambien su nombre "Ilustrada" manifiesta una distincion social, de acuerdo con lo que explica Angel Rama, que "aquellos medios periodisticos dirigidos al publico culto o semiculto (intelectual) intentaron resguardar la antigua "ciudad letrada" (49). Es decir, durante sus primeros anos de edicion estuvo dirigida a una elite social ilustrada y a sectores medios emergentes. Asimismo, sus avisos publicitarios mostraban "personas elegantes y en un espacio confortable; es gente distinguida y de buen gusto" (50). Ademas, durante el periodo del salitre, el salario promedio de un jornal de salitrero era de 5,50 pesos en 1909 (51), lo cual hacia que el acceso a la revista fuera limitado, ya que el precio de esta era un medio peso. Por lo cual, los estratos socioeconomicos bajos tenian escasas posibilidades de acceder a ella. Por ende, operaba, en general como un mensaje chilenizador destinado a estratos sociales altos y medios.

Ademas, se encargo de satisfacer "el gusto a sus lectores y no tanto [las] convicciones o ideas" (52), puesto que tendia a amenizar sus informaciones y a su publico. Por ultimo, esta manera antigua de los medios de comunicacion de informar y al mismo tiempo de entretener daba a entender una linea editorial especifica. Algunos medios expresaban abiertamente su ideologia o adherencia a algun partido politico, mientras que otros intentaban no plantearlo de manera explicita. Sin embargo, la editorial y revista Zig-Zag se preocupo de expandir ideas ligadas a la derecha (53), dado que su fundador, Edwards, como una tradicion familiar militaba en el Partido Nacional. Entonces se observa una tendencia liberal conservadora que influyo en el imaginario nacional.

Representaciones despectivas y ofensivas hacia la poblacion peruana

Considerando la colaboracion de Zig-Zag como una politica de chilenizacion efectuada a traves de la elaboracion y transmision de contenidos seductores, esta no estara ajena a la difusion de ideologias desde su discurso. En esta linea, la nocion de discurso se comprende como una forma especifica del lenguaje, del uso y de la interaccion social, en cuyo significado no solo se consideran elementos verbales y no verbales, sino tambien las representaciones cognitivas que intervienen como estrategias durante la produccion o comprension del discurso (54). En este sentido, el analisis de un discurso permite distinguir no solo los efectos buscados por el autor, sino las "jerarquias y relaciones de poder" que una subjetividad construye a traves de la palabra (55).

Ahora bien, la metodologia utilizada es la manipulacion discursiva de Van Dijk, el cual permite analizar el discurso de la revista Zig-Zag referente a los sucesos que ocurrian en la ciudad de Arica durante el proceso pendiente de la cuestion peruana, en la que utilizaba de manera constante estrategias discursivas que configuraban representaciones sociales acerca del chileno y del peruano. Estas estrategias se identificaron a partir de algunos mecanismos generales de la nocion de manipulacion trabajadas por Van Dijk.

De esta forma, se entiende que la manipulacion se lleva a cabo por medio del discurso, es decir, se construye un discurso que toma ciertas caracteristicas sociales y cognitivas de los receptores, con la finalidad de hacerlos mas vulnerables y propensos a aceptar determinadas creencias que los lleva a ser sometidos (56). En tanto, las representaciones sociales se comprenderan como los conocimientos socioculturales formados por creencias o por ideologias sociales compartidas, que nos van a permitir comunicarnos con otros miembros de una misma cultura.

En tanto, las nociones de discurso manipulativo utilizadas son: estrategias generales de interaccion (auto-presentacion positiva y presentacion negativa de los otros), macro-actos de habla que implican nuestras buenas obras y sus malos actos, macro-estructuras semanticas (des/enfatizar topicos negativos/ positivos acerca de ellos/nosotros), figuras retoricas (metonimias y metaforas que enfatizan nuestras/sus propiedades positivas/negativas), expresiones sonoras y visuales (enfatizar fuerte, negrita) y emocionalizacion del discurso (57).

A continuacion, se dara cuenta de algunos aspectos de la manipulacion discursiva en determinados articulos de la revista Zig-Zag sobre la ciudad de Arica.

"La soberania de Chile" (21 de diciembre de 1920): En este numero destacaba un articulo escrito por Juan Ignacio Galves. Este escritor, periodista, politico y poeta colombiano radicado en Chile escribia recurrentemente para la revista sobre temas que giraban en torno al conflicto peruano-chileno, debido a su continuo estudio de las problematicas entre Peru y otros paises latinoamericanos. Su articulo se titulaba "La soberania de Chile" (58), y se presentaba con letras de gran tamano, casi la mitad de la pagina, negritas, curvilineas bien definidas, dispuestas en un cuadro similar a la portada de un libro, en el espacio superior izquierdo de la revista. Tales caracteristicas tenian el objetivo de destacar entre el resto de la informacion. A traves de su estrategia visual, el articulo senalaba a sus lectores la importancia que otorgaba a la cuestion limitrofe como un significado positivo hacia Chile, pues transmitia la vision optimista del dominio que tenia el pais sobre estas provincias. En el nivel textual, su contenido intentaba desplegar estrategias generales de "presentacion negativa del otro peruano", con expresiones del tipo "el inquieto canciller peruano ... de lenguaje violento y agresivo" (59).

Del mismo modo, intentaba establecer "creencias a partir de la entrega de conocimientos" de algunas de las disposiciones del Tratado de Ancon, defendiendo la vision chilena con argumentos claros y concisos ante las acusaciones del canciller peruano. Esta estrategia buscaba que esas "creencias" fueran admisibles para los lectores. Asimismo, Galves enfatizaba los "topicos negativos" de las antiguas provincias que estaban bajo el dominio peruano, que calificaba como "rios sin agua, bosque sin lenas" (60), con la finalidad de plantear que nunca hubiesen firmado un tratado mediante el cual, cumplido el plazo de los diez anos sin realizar el plebiscito, se daria paso a la reincorporacion de las provincias al Peru.

Ademas, decia, habia que considerar los esfuerzos materiales que el Estado chileno habia tenido que realizar, con el unico fin de conseguir la seguridad de su frontera. Otro topico referido a los peruanos alude a una supuesta "carencia intelectiva y poco racional" de estos vecinos, al expresar que "la argumentacion peruana siempre conduce al absurdo" (61), afirmacion mediante la cual el autor intentaba desacreditar las pruebas de los otros. Luego compara de manera despectiva a la Cancilleria peruana con la Academia de la Lengua, al intentar otorgar significados distintos a las palabras contenidas en el Tratado de Ancon, con el objetivo de colocar en duda la credibilidad peruana. A ello se adiciona el hecho de seleccionar una denominacion polarizada recurrente con "topicos positivos" para los chilenos, "los vencedores", y "negativos", para los peruanos, "los vencidos".

Considerando a Castell, Zig-Zag se convirtio en un espacio comunicacional que congregaba solo la mirada politica chilena del conflicto publico, en escandalos, en mensajes negativos que influyeron en la opinion publica y en la imagen o en la percepcion del peruano (62), "al que se le otorgaron atributos negativos como el atraso, la cobardia, la flojera, lo ridiculo y lo exotico" (63).

En concordancia con lo anterior, este texto utiliza la "metafora" como figura retorica para enfatizar las propiedades negativas de los peruanos. En la afirmacion "hay gallos de peleas que tienen la espuelas tan largas que se enredan en ellas y se hieren con sus propias armas (64)", la estrategia discursiva radicaba en mostrar que los peruanos estarian utilizando sus propios argumentos para perjudicarse. Al mismo tiempo, funcionaba como una estrategia chilena para librarse de las responsabilidades del no cumplimiento del plebiscito pendiente del ano 1894, y asi dilatar la consecucion del mismo.

Al "enfatizar el poder y la autoridad" que Chile seguia teniendo en la zona, cuando senala que "dichos territorios estan bajo el dominio y la soberania de Chile" (65), es una estrategia para intensificar las rivalidades entre ambas naciones. Con ello mantiene tranquilos a sus lectores en Chile al sostener que el pais tiene el amparo legislativo y jurisdiccional hasta que no se decida lo contrario por medio de un plebiscito.

Finalmente, el hecho de que su escritor sea de nacionalidad colombiana funcionaba tambien como una estrategia de Zig-Zag para entregar una mirada latinoamericana que favorecia a Chile.

"El Conflicto Peruano Chileno": Se publica en la revista Zig-Zag la nota sin firma titulada "El Conflicto Peruano Chileno", que senala, en sus primeras lineas, la reciente ruptura de las relaciones entre ambas naciones. El texto comienza con una "presentacion negativa" de los peruanos, pues senala que esta situacion de ruptura de las relaciones "ha sido creada por la intransigencia del Peru para dilucidar el debatido problema de Tacna y Arica" (66).

El desarrollo del texto prosigue con una mencion a las "normas o leyes" (67) que no se pueden ignorar, al senalar que "la medida tomada por el gobierno de Chile [...] de decretar el retiro de los sacerdotes peruanos [...] ha tenido por objeto unico respetar las leyes de la Republica" (68). El documento tambien manifiesta en forma recurrente calificaciones maniqueas que ubican a Chile y a Peru en los polos opuestos, en particular al referirse a la disposicion de ambos paises respecto de la realizacion del referendum pendiente: "Chile ha pretendido por todos los medios posibles arribar a algun acuerdo con Peru [...] Mientras que Peru no ha correspondido" (69).

Este texto continua con la "emocionalizacion del argumento", pues apela a los sentimientos de hermandad de Chile hacia los peruanos vencidos en la guerra, al sostener que Chile ofrenda "una corona de bronce para que fuera colocada en la tumba de los valientes soldados peruanos ... que sucumbieron defendiendo su bandera" (70). Y la nota finaliza con el "descredito al oponente", pues es "violento, poco leal, y lleno de odios y rencores" (71).

Revista Zig-Zag No. 1258, ano 1929

Uno de los titulares de esta revista de 1929 rezaba "La solucion definitiva del problema del Norte" (72), y es publicado bajo el contexto de la resolucion del Tratado de 1929. El texto empleaba dos estrategias. La primera ponia enfasis en el poder chileno, que resolvio el tema de la cuestion peruana como un acto unilateral, donde las soluciones estaban solo bajo el poder de las eficientes autoridades chilenas. Aqui se apelaba a la "auto-presentacion positiva por superioridad moral y patriotica", sustentada en la forma honrosa en que el actuar chileno era conocido a nivel internacional, razon que le merecia todos los halagos, lo que se observa en el siguiente texto:
   Entra el Excmo. Senor Ibanez y su habil Canciller Gallardo a ocupar
   un sitio de honor en la historia, cuyas paginas brillantes habran
   de aprender las nuevas generaciones con justo orgullo, ya que ellas
   simbolizaran eternamente los altos ideales y el patriotismo
   desplegados en resguardo caros y sagrados intereses de la patria
   (73).


Esta retorica tenia la finalidad de instaurar un gobierno fuerte que ayudaria a la solucion del conflicto, a diferencia de la ineficiente politica que el gobierno de Alessandri demostro. Este gobierno energico tenia como presidente a Carlos Ibanez del Campo, que dejaba atras el antiguo arbitraje para comenzar uno nuevo, en el cual se olvido el tan polemico plebiscito. "La reanudacion de las relaciones diplomaticas entre ambos paises trajo como consecuencia directa el olvido del plebiscito con todas sus pasiones [...] y los llevo a todos hacia un entendimiento cordial y amistoso" (74).

Como se puede leer en el texto citado, al parecer la dilatacion de las conversaciones que Chile habia estado tramando para evitar a la brevedad la realizacion del plebiscito habia surtido sus frutos, hasta el punto de quebrar y luego retomar las relaciones diplomaticas entre ambos paises, proponiendo una nueva salida que favorecia a Chile. En consecuencia, las representaciones sociales se configuraban dentro de un contexto de polemica y discusion entre dos naciones. En ellas aparece una relacion "nosotros/ellos" que instaura representaciones socialmente compartidas que terminaron por instalar un imaginario chilenizador y, al mismo tiempo, se dio la cristalizacion de representaciones sociales negativas sobre la elite politica peruana. Por ejemplo, frases como las siguientes corroboran lo dicho: "es agresiva", "hostil" y "rencorosa" (75). Como contraparte, en el espacio territorial de Arica, las representaciones sociales asociadas a los chilenos se relacionaron con etiquetas positivas, se consideraba que existia una elite politica ilustrada, con buen juicio, que conocia e interpretaba con experticia los asuntos legales; ademas, en la autoridad chilena se identificaban valores como la superioridad moral, el honor y el patriotismo.

Por su parte, la ciudad de Arica se consideraba como una localidad en pleno proceso de asentamiento moderno en todas sus dimensiones, donde la poblacion peruana era extirpada de la escena urbana, con el fin de minimizar la importante presencia peruana en la zona, y de expresar mayor oportunidad para ganar el plebiscito popular. En este sentido, la directiva de Zig-Zag estaba consciente de que sus lectores primero iban a dirigir su mirada hacia el contenido visual, que era esencialmente chileno (76), y luego al textual, que funcionaba como la representacion positiva hacia lo chileno, y negativa hacia lo peruano.

En el ambito de la legislacion, particularmente el Tratado de Ancon, firmado el ano 1884, se vislumbraba como un problema para el Estado chileno, debido a las diversas interpretaciones que este tenia de parte de las cancillerias peruana y chilena; una de ellas, por ejemplo, proponia que la elite politica del Peru eludia las posibles conversaciones en vias de soluciones, mientras que Chile siempre estaba dispuesto a proponer y a dialogar con Peru. Asimismo, para la mirada del Estado chileno, la poblacion peruana residente en la zona norte del pais primero se constituye un mero problema geopolitico. Mas tarde esta se transformara en un problema social y politico, justamente cuando comienza la expulsion de los parrocos, fenomeno que se extendera luego hacia la poblacion residente en la zona. Esto desencadenara la ruptura de las relaciones diplomaticas entre ambas naciones. Al respecto, la revista atizo la discordia entre paises, pues mencionaba la presencia de cierto patriotismo peruano infiltrado a traves de la ensenanza religiosa que impartian los curas peruanos en Tarapaca, ensenanza que se oponia fervientemente al discurso religioso de la republica chilena. De manera que esta situacion nuevamente es vista como un generador de conflicto.

Ahora bien, la revista Zig-Zag es marcadamente despectiva y ofensiva hacia los peruanos, por lo que no pretende la integracion de la poblacion peruana, ni mucho menos la convivencia con los chilenos. Ello queda en evidencia al plantear que "Chile con el arreglo de la cuestion de Tacna y Arica quedara en condiciones de poder desenvolver sus progresos en forma que no admite dudas" (77). Aqui se senala que la poblacion peruana se constituia como el pasado, y tradicional Estado que alteraba de alguna manera el progreso y la modernidad del Estado chileno. Con ello se conseguia afirmar la continuidad del conflicto y del rechazo hacia la poblacion peruana al reproducir y justificar la xenofobia y las practicas violentas. De igual forma, se dificultaba el acercamiento entre el nuevo Estado moderno chileno, que se asentaba en Arica, y el tradicional Estado peruano que estaba representado por la poblacion originaria de esas tierras.

Lo anterior se fundamenta en ideas instaladas en el centro de Chile y que cristalizan en la celebracion del centenario de la Independencia. Naturalizando en la construccion discursiva elementos desde la propia experiencia nacional chilena o desde desconocimiento de los nuevos habitantes andinos (78), cuya funcion es materializar una violencia constante tenida de un pasado oscuro y borrable (peruano), cuyo presente conserva la esperanza de construir paulinamente un futuro plenamente moderno (chileno). De este modo, los topicos analizados apelan a sostener la diferenciacion entre peruanos-chilenos, instaurando valores particulares a cada uno de ellos, manipulando un discurso subrepticiamente (19).

En definitiva, la revista Zig-Zag construia discursos basados en determinadas representaciones sociales como forma de reproduccion del poder de la elite politica chilena, en contra de los intereses de los grupos dominados--peruanos y bolivianos--reproduciendo la desigualdad social y etnica (80) en Tarapaca.

El discurso visual chilenizador de la revista Zig-Zag

La metodologia visual utilizada es: la categoria de documento historico y algunas nociones del frances Roland Barthes. En la primera se otorga a la fotografia un estatus de documento que representa una "realidad". Dicha verdad esta construida por la capacidad de conviccion del operador fotografico, puesto que la fotografia contiene una manipulacion desde el momento en que se selecciona una situacion/momento, y unos objetos. Debido a este procedimiento, la fotografia registra una huella metalica/historica que se constituye como una conciencia documental (81). Se considera el rol de la fotografia con sus capacidades y limitaciones de la epoca, limitaciones como el referente de la imagen o la pertenencia a un soporte comunicacional periodistico o de revista que determina la retorica de la imagen. Por ello, se considera el condicionante editorial (ideologia) de la revista al momento de su interpretacion. Asimismo, la fotografia, como construccion cultural, desde su origen se encuentra cargada de subjetividad, ya que participa en ella el fotografo, que tiene intenciones y que editara lo que mostrara de la realidad. Ademas, es importante considerar la situacion, entendiendo a esta como el espacio y el tiempo donde sucede el hecho que se fotografia.

Por otra parte, Barthes, propone que la retorica visual es el mensaje de las imagenes y las formas. Segun el autor, hay tres mensajes: el mensaje linguistico, que consiste en "la leyenda y las etiquetas insertadas en la naturalidad de la escena" (82), o sea, el texto escrito que acompana al repertorio figurativo. Las funciones del mensaje linguistico respecto al mensaje iconico son dos: "anclaje y de relevo" (83). La funcion de anclaje es ofrecer un lenguaje de elucidacion, un metalenguaje aplicado a algunos de los signos del mensaje iconico, una especie de control frente al poder proyectivo de las figuras. Por lo tanto, la imagen es analogica y posee una carga informativa cuando conlleva la funcion de anclaje. Dicha funcion linguistica es usada constantemente por los medios de prensa, y en la publicidad. El segundo mensaje es el iconico codificado (denotativo), cuya funcion es "naturalizar el mensaje simbolico, vuelve inocente el artificio semantico muy denso de la connotacion" (84). Se requiere la percepcion para identificar la relacion de los elementos entre significante y significado. Por ultimo, el mensaje iconico no codificado (connotativo) "es un signo separado de los otros, es un significante aislado del lenguaje" (85). Este hace mencion al codigo cultural, por lo tanto requiere de la interpretacion del destinatario. Vale decir que por connotacion entendemos la idea o los sentidos asociados a un concepto.

Entonces, a partir de 1910 se pueden observar dispositivos culturales desplegados en la ciudad de Arica, que consistian en medios de comunicacion escritos que permitieron implementar un discurso textual y visual, donde se usaba un repertorio de imagenes, con el fin de participar en la contribucion y propaganda de la chilenizacion. En este caso especifico, el Estado y todo su aparato institucional habria contado con imagenes externas y medios de informacion privados, que participaron o se adhirieron a su proyecto, permitiendo internalizar la chilenizacion a traves de la lectura visual. De esta manera el Estado como red societal (86) influye en determinar el locus estetico (87) de la nacion chilena (88).

La revista Zig-Zag en la esfera visual y simbolica instauraba un discurso chilenizador que se establecia como contenido politico. Partiendo de este discurso visual, se pueden identificar algunos mecanismos retoricos en las fotografias, como la uniformidad de la composicion y un repertorio figurativo reiterado: militares en instrucciones, centros educativos, autoridades publicas, edificios, simbolos-ritos patrios y monumentos naturales caracteristicos de la zona. En tales espacios destaco la ausencia de poblacion peruana y boliviana, lo cual "convierte a lo visual en mediacion y reconocimiento social de grupos historicos negados" (89). O bien la invisibilizacion de las comunidades andinas (90).

Mientras, los fondos planos, expresados en edificios publicos asi como la presencia de militares y autoridades civiles, fueron una forma de visualizar la presencia estatal en la zona y de mostrar el desarrollo de la ciudad en sus distintos ambitos. En este sentido, la revista construyo un discurso visual que se encargaba de difundir una politica propagandista de chilenizacion compulsiva, que operaba como una apologia del progreso y la violencia.

Por una parte, se encargaba de mostrar el progreso de Arica como una ciudad que se estaba modernizando en todos sus ambitos: desde la instalacion de instituciones educacionales, autoridades judiciales, imprentas de prensa escrita, desfiles civiles, celebraciones publicas de festividades nacionales y educacionales, hasta la construccion de obras ferreas que los unia a los chilenos con Bolivia y presentacion de personas de estatus social. Tal como senala Ruz, el imaginario nacional instaurado en Arica a traves de los magazines a principios del siglo fue el progreso y la modernidad en todos sus ambitos (91). Lo que implico la instalacion de una red politica, administrativa y de ingenieria central en la provincia de Arica, opacando la cultura local peruana ligada a la barbarie.

La estrategia persuasiva principal era doble. Primero, se intentaba mostrar y decir que Chile era un pais moderno, por lo tanto, Arica, bajo su dominio no era ajena a este proceso. No obstante, esta ciudad comenzaba recien a urbanizarse, por lo cual ofrecia una nueva experiencia moderna para sus habitantes centricos; en ella se trastocaban tradiciones peruanas y ancestrales de origen aimara, con el fin de imponer el imaginario de una "sociedad perfecta" con lujos, bienestar, entretencion y felicidad, dando, asi, satisfaccion a sus lectores.

En segundo lugar, intentaba representar a Chile como un pais diplomatico y pacifico que no solamente se preocupaba de modernizar a su nacion, sino que tambien integraba a su antiguo adversario en la guerra, Bolivia, construyendo lineas ferreas desde Arica a la Paz--esta construccion quedo establecida en el Tratado de Ancon para indemnizar a Bolivia despues de la Guerra del Pacifico junto al pago de una suma de dinero--, con el objetivo de que Chile se preocupara de incentivar el intercambio y potenciar prosperas relaciones internacionales con sus antiguos adversarios, como una politica transfronteriza fundamentada en la integracion y la cooperacion. Asimismo, dichas fotografias del ferrocarril entregaban la mirada de un "paisaje industrial" en un espacio extenso e ilimitado como el desierto, donde las personas desaparecen por la captura en tamano pequeno (92) (ver Fig. 1).

Por otra parte, la politica propagandista de Zig-Zag se basaba en la violencia visual y simbolica al exceptuar y silenciar en sus imagenes a la poblacion peruana, boliviana y andina. En este sentido, se conforma un imaginario de ausencia visual del sujeto andino (93). De igual manera, al exponer los simbolos patrios chilenos (Ver figura 2), y recurrir con frecuencia a imagenes de militares en desfiles y en ceremonias, formados al estilo prusiano, en instrucciones y entrenamiento, equipados con armamento moderno--en particular, tanques de guerra, trincheras, artilleria fusil-ametrallador y canones Krupp--y conocedores de tacticas actuales. Todo este aparataje militar estaba continuamente acompanado de la bandera chilena (ver Fig. 3, 4 y 5).

El orden y el poderio militar (94) se hacian presentes en cada uno de los eventos observados en sus imagenes, desde la frecuente saturacion de simbolos patrios, los valores propios del militar como el orden, control y disciplina, hasta la saturacion de armamento militar. Valores militarizados que se extendian a los eventos civiles (Boy Scouts).

En 1910, en "El Centenario en Arica" (Fig. 3), el protagonismo de un nuevo sujeto social de importancia cristalizo en la esfera publica: el militar, que congregaba a numerosos espectadores del ambito civil, pues, con gran curiosidad, la gente se acercaba a las calles para observar los magnificos desfiles organizados por el ejercito. Asi, calles de tierra reunian a personas de alto estatus social que hacian gala de sus atuendos mientras observaban las largas filas de caminantes uniformados y pulcros en su andar, o tambien a los militares, montados en sus caballos de forma delicada y elegante, que cabalgaban por el largo recorrido de la localidad, bajo un penetrante sol que chocaba contra sus cascos con orejeras. Entonces, la ciudad de paredes grises y ventanas con barrotes mostraba un desamparo y una soledad, que si no fuera por la felicidad y expectacion que producian las largas filas de ejercito, estaria muy lejos de convertirse en una apoteosis. Se trataba de una fiesta civico-militar que intentaba extirpar de sus paredes y tierra las huellas de su poblacion originaria (peruana), y ancestral (aimara).

El efecto positivo que producia la marcha del ejercito sobre un camino liso, polvoroso y abandonado no solamente se debia a la precision y coordinacion de los movimientos, sino tambien a las fascinantes ametralladoras Krupp que cada uno de sus miembros sostenia sobre sus hombros, como senal de que el poder del fuego estaba en sus manos. Paradigma aleman que comenzaba a dominar desde la Guerra franco-prusiana de 1870, en contraposicion a la tactica de choque y a la bayoneta que habia dominado en las guerras francesas y en la Guerra Civil americana, esta ultima, donde la ineficiencia de sus armas los habia obligado a resguardarse en trincheras.

En Chile, tras la Guerra del Pacifico, donde este pais participo con un batallon de 2.440 (95) hombres, el ejercito quedo en pauperrimas condiciones economicas, a lo que habia que anadirle la consciencia de los militares sobre su inadecuada actuacion en la guerra, que dejaba de manifiesto su desorganizacion, desconocimiento de tacticas modernas de combate y su desfase en la industria armamentista (96). Las cabezas del Ejercito sabian que ya no importaba tanto la valentia demostrada por el ejercito, sino la profesionalizacion en el campo de batalla (97). Es decir, la profesionalizacion militar era entendida como una forma de vida que exigia compromiso y lealtad hacia el poder institucional, y que requeria de un conjunto de conocimientos especializados referidos al arte de la guerra, donde interesaba el estudio de la "estrategia, la tactica, la organizacion de las tropas, la geografia, el manejo de armas [...] un entrenamiento para lograr un excelente estado fisico, la cohesion y solidaridad permanente y por ultimo, el cumplimiento del codigo de etica y sentido de responsabilidad" (98).

Por lo demas, Chile requeria estar resguardado y preparado ante un nuevo eventual conflicto belico, debido a los "problemas limitrofes con Peru y la mediterraneidad de Bolivia, la tension con Argentina, las necesidades militares con respecto a la Araucania y las relaciones diplomaticas con Inglaterra y Estados Unidos" (99).

En este contexto general de modernizacion, la exhibicion numerosa, repetitiva y simultanea de fusiles-ametralladoras los convertia en un ejercito moderno y potente, capaz de arrasar a sus oponentes con superioridad en la precision y velocidad del fuego, gracias al invento de la retrocarga, que permitia cargar y disparar sin levantarse del suelo.

De manera que este era un ejercito experto que no solamente sobresalia por su revolucionario armamento, sino tambien por usar la vestimenta moderna de los nuevos profesionales en periodos de paz y de guerra, que irradiaba la uniformidad y la unidad del ejercito. Los soldados mostraban parte de la estricta disciplina integra a la que estaban sometidos durante los desfiles publicos donde marchaban con una perfecta organizacion y coordinacion.

Mientras que, por otro lado, los militares y sus armas constituian un solo sujeto con el poder del fuego en sus manos. Estos, a diferencia de los jinetes, no tenian a la distancia como un impedimento para llegar al blanco, lo importante para ellos era realizar las tacticas de movimiento adecuadas y hacer un buen aprovechamiento del espacio y la dispersion, por lo que las armas se transformaron en las protagonistas del fuego rapido y arrasador.

Por ultimo, la estrategia fundamental de estas imagenes (Fig. 3, 4 y 5) consistia en transmitir la potencia del ejercito chileno ante la mirada internacional puesta en el pais por la cuestion pendiente con Peru, y, sobre todo, en mostrar a los paises vecinos la preparacion permanente que tenia el pais ante un eventual enfrentamiento belico. El mensaje se reforzaba con la actualizacion constante de tacticas y armamentos modernos venidos de Europa con militares prusianos que ensenaban sus nuevas estrategias de combate a modo de exhibir un ejercito moderno y profesional, que, ante las circunstancias de un latente conflicto belico, poseia la mayor fuerza violenta y moderna de Latinoamerica.

Conclusion

Zig-Zag inauguraba la industria periodistica cultural chilena y los inicios de una nueva experiencia activa en este ambito, que se retroalimentaba de la gestacion de un cambio de sensorium y una nueva manera de experimentar la vida cotidiana, donde la sensibilidad y la subjetividad tenian mayor protagonismo.

Asimismo, los contenidos visuales y los linguisticos de esta revista se preocuparon de instalar un prototipo de ciudadano ilustrado y estereotipado, enfatizando un imaginario chilenizador que hacia convivir a la ciudadania de estatus socioeconomico con la fuerza militar. En otras palabras, cohabitaban estrechamente los agentes de la sociedad civil con el poder publico militar en un mismo escenario. Incluso se podria deducir una alianza ideologica entre ambos.

Ahora bien, la revista Zig-Zag es marcadamente despectiva y ofensiva hacia los peruanos, por lo que no pretende la integracion de la poblacion peruana, ni mucho menos la convivencia con los chilenos. En efecto, aqui operaba un discurso escrito y visual violento hacia la poblacion peruana, dentro de un contexto sociopolitico y de polemica en que ambos paises tenian que prepararse para la firma del plebiscito que resolveria el problema limitrofe y de soberania.

En cuanto a su discurso, se observa una participacion de la revista Zig-Zag en la chilenizacion emprendida desde el poder central, que operaba como la conjugacion de un discurso chilenizador directo e indirecto. La chilenizacion funcionaba indirectamente como discurso cuando se dirigia hacia las diversas acciones emprendidas en la ciudad de Arica, fueran estas destinadas a las escuelas, los eventos sociales y los desfiles militares. Y, por otro lado, se transforma en un discurso chilenizador directo cuando el Estado promulga el decreto de expulsion de los curas parrocos peruanos de la zona.

En la ideologia de Zig-Zag se observa una afinidad politica con la cancilleria chilena de esos momentos, puesto que la revista emprende estrategias comunicacionales coherentes con la politica oficial. Ademas, construye un andamiaje conceptual que la identificaba con un nacionalismo exacerbado y moderno que buscaba instalar una sociedad letrada y culta, y, por otra parte, apelaba a los monumentos simbolicos de la guerra, al triunfo y al sacrificio de los heroes, instalando de ese modo un imaginario nacional.

Desarrolla una paradiplomacia comunicacional basada en el escandalo, en los debates legislativos y en las etiquetas negativas hacia el otro peruano, como "cholo", "negro". Estas actuaciones de alguna manera construyeron una identidad forjada en las dicotomias superior/inferior---civilizacion/barbarie. Igualmente, la negacion de los peruanos en Zig-Zag se convirtio en una violencia simbolica.

El caso de Arica frente a una politica de expansion tenia su especificidad: esta se hallaba en una condicion de ciudad incorporada "temporalmente" despues de un conflicto belico, lo que habitualmente se conoce como una ciudad bajo "Pax Castrense" (100), establecida bajo el Estado chileno, por lo tanto, bajo un Estado de Derecho que habia suscrito los tratados bilaterales e internacionales amparados por la legislacion. No obstante, tal legitimidad y autenticidad fueron debatidas por las partes por cerca de cuarenta y cinco anos, poniendo en duda y bajo recelo la bona fide (buena fe) contraida entre las partes, y llegando a interrumpir las relaciones diplomaticas por una larga data. Ademas, la violencia material y psicologica hacia la poblacion peruano-boliviana hacia mas dificil aun el entendimiento entre las partes.

El derecho le otorgaba al Estado chileno una plena confianza sobre la soberania de las provincias cautivas, sosteniendo que estaban bajo su dominio. Este argumento, junto con los debates que se estaban presentando continuamente en la prensa, se difundia en la revista Zig-Zag. Pero ?cuales eran los motivos, mas alla del derecho, de tener la soberania sobre las provincias cautivas? Para Peru, la finalidad era recuperar sus tierras arrebatadas despues de la guerra, a pesar de que sabia que no era facil despues de que Chile no ejecutara el plebiscito. En este punto, la desconfianza peruana en la politica chilena habia alcanzado un alto nivel, de manera que siempre busco un arbitro o mediador que velara por el cumplimiento y la buena fe. Mientras que para Chile, la region de Tarapaca y su riqueza salitrera significaban bonanza economica y estabilidad; ademas, Arica y Tacna eran territorios donde se podia interactuar y negociar con los paises vecinos. Por ultimo, conseguir estos territorios representaba el triunfo de la Guerra del Salitre, un "botin" belico.

Arica, bajo la "Pax Castrense" se desenvuelve en la creciente urbanizacion de la ciudad en tiempos modernos, que contemplaba la instalacion de un sistema de alcantarillado, pavimentacion de las calles, construccion de edificios publicos y privados, hospitales, escuelas, imprenta de prensa escrita, tribunales, agencias de correo, aduana, municipios, intendentes, y la llegada de autoridades del ambito publico y politico a la zona. Tambien Arica se comienza a transformar en un importante centro o nucleo de seguridad, politico y militar.

El nucleo de seguridad se refiere a la fuerza publica representada por la policia chilena. Investida de coercion, esta estaba encargada de mantener y conservar la paz interior de la ciudad. Comunmente, los policias hacian guardia en las principales calles, resguardaban los eventos sociales y las construcciones publicas, como una manifestacion del poder que se ejercia en la zona, siendo la seguridad un factor que permitia aumentar las migraciones hacia Tacna y Arica. El aumento de poblacion no solamente beneficiaria un posible plebiscito, sino que se sabia que el poder solo aumenta cuando se lo ejerce in situ, y no simplemente en un documento o legislacion. Es decir, Chile requeria aumentar el numero de su poblacion chilena en estas provincias, porque necesitaba de mas nacionales para desplegar toda su soberania. Incluso Arica se estaba convirtiendo en un nucleo politico que congregaba continuamente a diversos politicos en carreras que tomaban el conflicto de las provincias como campanas electorales, sin olvidar las constantes visitas del senor Edwards, que era recibido con honores por parte de las Fuerzas Armadas y publicas de la zona, el cual estuvo once meses residiendo en Arica, trabajando como Representante del Plebiscito. Edwards entendia que, para defender a Chile, necesitaba estar en el lugar del conflicto, aunque eso significara desvirtuar la realidad de las provincias y aplicar una violencia desmedida de parte de civiles chilenos.

Por ultimo, el nucleo militar constituido en Arica, como provincia bajo la "Pax Castrense" poseia una ideologia que estaba cargada de un excesivo nacionalismo. El militar, investido del poder que le otorga el control de fuego, tenia la capacidad de expandirlo a todo al que considere un enemigo de la patria. Por eso, el militar tiene poder, porque puede controlar su propio fuego para ser admirado y respetado en los propios desfiles, como tambien para intimidar y violentar simbolicamente a todo aquel que considere un enemigo, sobre todo si se encuentra en ruina material y espiritual. En este sentido, la revista Zig-Zag transmitio mediante sus fotografias la constitucion de un ejercito moderno en sus diversos aspectos, con la finalidad de actualizar a sus lectores sobre el quehacer militar, y, por supuesto, para demostrar que las Fuerzas Armadas, en Arica, estaban a la vanguardia de los tiempos, incluso, que eran superiores a todos los ejercitos de Latinoamerica.

Por anadidura, Arica se convirtio en un nucleo donde se difunde un nacionalismo exacerbado. Los simbolos patrios se podian observar en los desfiles militares, en los desfiles civiles, en las escuelas privadas de la zona y en celebraciones patrioticas. De modo que la cotidianeidad publica de Arica giraba en torno a la bandera, el escudo patrio y, por supuesto, en un tributo desmedido a los valores militares.

Sin embargo, este nacionalismo o proceso de chilenizacion se puede observar como una manera de ocultar superficialmente la cultura peruana y aimara. Sin embargo, las exploraciones que se hacen desde la historia o la antropologia han removido una perpetua huella que se niega a desaparecer. A pesar de que las tormentas arenosas del desierto han revuelto los cimientos de cada una de ellas, estas estan asentadas eternamente, son el vestigio de un crisol de identidades que se halla bajo el amparo de las capas terrestres.

Recibido: agosto 2017 Aceptado: marzo 2019

FUENTES CONSULTADAS

Museo Historico Nacional, Santiago, Chile. Zig-Zag 1910-1930.

Archivo Vicente Dagnino, Arica, Chile. Documento oficiales sobre el cumplimiento del Laudo Arbitral en la cuestion de Tacna y Arica. 1926 Ministerios de Relaciones Exteriores, Chile.

Biblioteca Nacional de Chile. El Ferrocarril, Arica, 11 de enero de 1911, ano IV, No. 122-460, microfilms.

Bibliografia

ALVARADO, MARGARITA, "Zig-Zag y la irrupcion editorial", Literatura y Linguistica, No 23, Santiago, 2011, pp. 81-93.

--"Sujetos, paisaje e imaginarios de frontera en el norte de Chile. Construccion visual/fotografica del indigena del desierto y el altiplano", Dialogo Andino, No 50, Arica, 2016, pp. 21-43.

ARANCIBIA, CLAVEL, La influencia del ejercito chileno en America Latina 1990-1950, Editorial Cesim, 2002, Santiago, Chile.

AUSTIN, JOHN, Como hacer cosas con las palabras, Barcelona, 1996.

BARTHES, ROLAND, Lo obvio y lo obtuso. Imagenes, gestos y voces, Ediciones Paidos, Barcelona, Espana, 2009, pp. 39-60.

BRAHM, ENRIQUE, "El ejercito chileno y la industrializacion de la guerra, 1885-1930. Revolucion de la Tactica de acuerdo a los paradigmas europeos", Historia. Pontificia Universidad Catolica de Chile, Santiago, 2001, vol. 34, pp. 5-38, Santiago, Chile [s.n].

--"Del soldado romantico al soldado profesional. Revolucion en el pensamiento militar chileno 1885-1940". Historia, Pontificia Universidad Catolica de Chile. 1990, Numero 25, pp. 5-37. Santiago, Chile [s.n].

BURKE, PETER, Visto y no Visto. El uso de la imagen como documento historico. Barcelona, Editorial Critica, 2001, p. 83.

CADIZ, FRANCISCO, "La chilenizacion en el norte y el sur de Chile: una necesaria revision", Cuadernos Interculturales, No 11, Vina del Mar, 2013, pp. 11-43.

CASTELL, MANUEL, La era de la informacion: economia, sociedad y cultura. El poder de la identidad, 2013. Madrid, Espana, editorial Alianza.

CASTILLO, CLAUDIA, "El Estado chileno y la construccion de la identidad nacional: la controversia por Tacna y Arica (1883-1929)". Tesis para optar al titulo de Profesora de Historia y Ciencias Sociales. Santiago, 2012, Universidad de Chile.

CASTRO, LUIS, "Imaginarios y chilenizacion: los agentes fiscales chilenos y su vision del espacio y la poblacion andina de la provincia de Tarapaca, norte de Chile 18801918", Anuario de Estudios Americanos, No 71, Sevilla, 2014, pp. 661-690.

CASTRO, LUIS; Carolina Figueroa y Hector Hernandez, "Parrocos, agentes fiscales y comunidades andinas: conflictos e imaginarios (Tarapaca, norte de Chile 18931914)", Cuadernos de Historia, No 41, Santiago, 2014, pp. 83-105.

CHIAPPE, CARLOS MARIA, "?Transculturacion o acultura? Matices conceptuales en Juan van Kessel y Alejandro Lipschutz", Revista de Ciencias Sociales, No35, Tarapaca, 2015, pp. 47-57.

CORNEJO, TOMAS, "La fotografia como factor de modernidad: territorio, trabajo y trabajadores en el cambio de siglo", Historia, No 1, Santiago, 2012, pp.5-48.

--"Notas para comprender las imagenes de la Lira Popular", Aisthesis, No 59, Santiago, 2016, pp. 179-202.

CUBAS, RICARDO, "El presbiterio Juan Vitaliano Berroa frente a la chilenizacion de Tacna y Arica (1904-1926): un caso de resistencia civil". En Patricio Ibarra y German Morong (ed.), Relecturas de la Guerra del Pacifico avances y perspectivas, 2018, pp. 215-254, Santiago, Chile: Ediciones Universidad Bernardo O'Higgins.

DIAZ, ALBERTO, "Aymaras, peruanos y chilenos en los andes ariquenos: Resistencia y conflicto frente a la chienizacion del norte de Chile", Revista de Antropologia Iberoamericana, No 1, Madrid, 2006, pp. 296-310.

DIAZ, ALBERTO; LUIS GALDAMES Y RODRIGO RUZ, "Aymaras y plebiscitarios, Los indigenas andinos, la chilenizacion y las identidades en la frontera cultural (Putre 1920-1929)", Si Somos americanos, revista de estudios transfronterizos, No 13, Iquique, 2013, pp. 81-111.

DIAZ, ALBERTO Y MARCELA TAPIA, "Los aymaras del norte de Chile entre los siglos XIX y XX. Un recuento historico", Atenea, No 507, Concepcion, 2013, pp.181-196.

DIAZ, ALBERTO; CARLOS MONDACA; CLAUDIO AGUIRRE Y JORGE SAID, "Nacion y ritualidad en el desierto chileno. Representaciones y discursos nacionales en Iquique". Revista Latinoamericana Polis, No 31, Santiago, 2012, pp. 01-42.

DIAZ, ALBERTO; ALFONSO DIAZ Y ELIAS PIZARRO, Arica Siglo XX. Historia y sociedad en el extremo norte de Chile. Ediciones Universidad de Tarapaca. Chile, 2010, pp.9-35.

DIAZ, ALBERTO; LUIS GALDAMES Y RODRIGO RUZ, Nacion e identidad en los Andes, Edicion Universidad de Tarapaca, Arica, 2010, pp. 16-17.

FERREIRA, ELIZABETH, "Configuracion de elementos de chilenidad en Arica 1910-1930. A partir del estudio de imagenes de la revista Zig-Zag", Tesis para optar al titulo de licenciada en historia con mencion en estudios culturales, Santiago, 2012, Universidad Academia Humanismo Cristiano.

FONTCUBERTA, JOAN, El beso de Judas. Fotografia y verdad. Editorial Gustavo Gili S.A., Barcelona, Espana, 1997, p. 27.161.

GALDAMES, LUIS; RODRIGO RUZ Y MICHEL MEZA, "Imaginario nacional en revistas de la frontera norte de Chile Post Guerra del Pacifico: Ariquena (Arica, 1923) y Torbellino (Tacna, 1924)". Interciencia, No 7, 2014, pp. 490-494.

GALDAMES, LUIS Y ALBERTO DIAZ, "La construccion de la identidad ariqueno-chilena durante las primeras decadas del siglo XX", Dialogo Andino, No29, Arica, 2007, pp. 20-28.

GALVES, J. I., "La Soberania de Chile". Zig-Zag No. 783, 1920. Museo Historico Nacional. Santiago, Chile.

GIMENEZ, GILBERTO, "Modernizacion, Cultura e Identidades tradicionales en Mexico", revista Mexicana de Sociologia, No 4, Mexico D.F., 1994, pp. 255-272.

GIORDANO, MARIANA, "Perfomatividad, reliquia y visibilidad. Apariciones de lo andino en la fotografia indigena argentina", Dialogo Andino, No 50, Arica, 2016, pp. 7-19.

GONZALEZ, SERGIO, Chilenizando a Tunupa. La Escuela Publica en el Tarapaca Andino 1880-1990. Santiago, Ediciones de la Direccion de Bibliotecas Archivos y Museos, 2000, p. 249.

--El Dios Cautivo. Las ligas patrioticas en la chilenizacion compulsiva de Tarapaca (1910-1922). Santiago, LOM Ediciones, 2004, pp. 14-29.

--La llave y el candado. El conflicto entre Peru y Chile por Tacna y Arica (1883-1929), Santiago, LOM Ediciones, 2008, p. 46.

GUERRERO, BERNARDO, "Chile, aqui tienes a tu madre. Chilenizacion y religiosidad popular en el norte grande", Persona y Sociedad, No 3, Santiago, 2013, pp. 101-124.

HENRIQUEZ, MARIA, "Oferta comercial, publicidad e imagenes en torno a la elite", Valparaiso, 1900-1940", Universum, No 28, Talca, 2013, pp. 149-172.

MAQUET, JACQUES, La experiencia estetica: la mirada de un antropologo sobre el arte, Madrid, Celeste Ediciones, 1999.

MARRERO, ERELIS, "Transculturacion y estudios culturales. Breve aproximacion al pensamiento de Fernando Ortiz", Tabula Rasa, No19, Bogota, Colombia, 2013, pp. 101-117.

MARTINEZ, JORGE ELIECER, "El dispositivo: Una grilla de analisis en la visibilizacion de las subjetividades", Tabula Rasa, No19, Bogota, Colombia, 2013, pp. 81-99.

MATUS, MARIO, "Precios y salarios reales en Chile durante el ciclo salitrero, 1880-1930", Tesis doctoral. Espana, 2009, Universidad de Barcelona.

MEERSOHN, CYNTHIA, "Introduccion a Teun Van Dijk: analisis del discurso", Cinta de Moebio. Revista de Epistemologia de Ciencias Sociales, No 24, Santiago, 2005, pp. 2-16.

MORONG, GERMAN Y EDUARDO TELLEZ, "De escrituras globales a proyectos locales: la historiografia nacional en el contexto de la chilenizacion de Tarapaca", Universum, No 30, Talca, 2015, pp. 197-217.

OSSA, CARLOS, "El soberano optico: la formacion visual del poder", Revista Chilena de Literatura, No 89, Santiago, 2015, pp. 213-230.

OSSANDON, CARLOS Y EDUARDO SANTA CRUZ, El estallido de las formas. Chile en los albores de la cultura de masas. Santiago, LOM Ediciones, 2005, Chile.

--"Zig-Zag o la imagen como gozo", Mapocho, No 51, Santiago, 2002, pp. 219-234.

PALACIOS, RAUL, La chilenizacion de Tacna y Arica 1883.1929, Lima, Coleccion Peru Historia Editorial Juridica S.A., 1974, p. 16.

PANTY, OSCAR, Historia de la prensa escrita en Tacna. Tacna, Editorial Javier Flores Arocutipa, 1999, pp. 70-85.

RUZ, RODRIGO Y LUIS GALDAMES, Editorial: "Imagen y representacion de fronteras y pueblos indigenas andinos. Historia, antropologia y nuevos enfoques", Dialogo Andino, No 50, Arica, 2016, pp. 3-5.

RUZ, RODRIGO; LUIS GALDAMES Y ALBERTO, DIAZ, "Alterizacion del Peru en magazines chilenos: Corre-Vuela 1910-1930", Interciencia, No 11, Vol. 40, 2015, pp. 799-806.

RUZ, RODRIGO; LUIS GALDAMES; MICHEL MEZA Y ALBERTO DIAZ, "Caricaturas del Peru negro en magazines chilenos. Referentes iconograficos y alteridad (1902-1932)", Chungara, Arica, 2017, pp.1-13.

RUZ, RODRIGO; LUIS GALDAMES; ALBERTO DIAZ Y MICHEL MEZA, "Relatos visuales de una Arica Chilena. Los magazines de la editorial Zig-Zag (1902-1930), revista Dialogo Andino, Arica, 2016, pp. 116-131.

SANTA CRUZ, EDUARDO, "El campo periodistico en Chile a principios del siglo XX. En Comunicacion y medios", Revista del Instituto de Estudios de la Comunicacion e Imagen, No 14, Santiago, 2003, pp. 1-13.

SCHECHNER, RICHARD, Performance. Teoria y practicas interculturales, Buenos Aires, 2000, Editorial Libros del Rojas.

SILVA, RAUL, Prensa y periodismo en Chile 1812-1956, Santiago, Chile, Editorial del Pacifico, 1958, p. 353.

STEINER, MARA, "Comprender las imagenes. Entre las formas simbolicas y los procesos culturales", Cuadernos del Centro de Estudios en diseno y comunicacion, No 39, Buenos Aires, 2012, pp. 71-85.

SUBERCASEAUX, BERNARDO, "Editoriales y circulos intelectuales en Chile 1930-1950", Revista Chilena de Literatura, No 72, Santiago, 2008, pp. 221-233.

VAN DIJK, TEUN, La ciencia del texto. Un enfoque interdisciplinario, Buenos Aires, Ediciones Paidos, 1992, p. 21.

--"Discurso y manipulacion: Discusion teorica y algunas aplicaciones", Signos, No 39, Valparaiso, 2006, pp. 49-74.

ZAMORANO, PEDRO; PATRICIA HERRERA; ALBERTO MADRID Y CLAUDIO CORTES, "Circulacion de la informacion y la reflexion artistica en Chile: Panorama de las revistas desde 1900 hasta la decada del sesenta", revista Universum, No2, Talca, 2014, pp. 291-309.

* Este trabajo es producto de la tesis de Magister en Historia de Elizabeth Ferreira Martinez y ha sido financiado por el Proyecto Anillos SOC 1109. "Relaciones transfronterizas entre Bolivia y Chile: paradiplomacia y practicas sociales 1904-2004, dirigido por el Dr. Sergio Gonzalez Miranda, y desarrollado por academicos del Instituto de Estudios Internacionales (INTE) y del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la USACH.

(1) Gonzalez, 2000, p. 249.

(2) Segun Fernando Ortiz, entiende por transculturacion "un proceso que no radica en una gradual modificacion de los factores culturales ya existentes, a partir de los cuales se origina un nuevo universo cultural. Sino la influencia de condiciones historicas diferentes que condicionan similares factores culturales originarios que generen resultados diferentes", Marrero, 2013. Es decir, es un encuentro entre diversas identidades penetrables cimentadas por varios entrecruzamientos. Contrario a los acercamientos de Van Kessel, que lo explica como "un proceso de descomposicion o destruccion de la cultura originaria", Chiappe, 2015. En este sentido, las comunidades andinas y peruanas de la zona participaron proactivamente (Diaz y Tapia, 2013), y en ocasiones emplearon acciones de resistencia a los diferentes dispositivos desplegados por el Estado chileno cuando este trastocaba su cultura.

(3) Castillo, 2012, p. 23.

(4) Castro, 2014-a, p. 666.

(5) Por dispositivo, Michel Foucault entiende el "conjunto de practicas y mecanismos (discursivos y no discursivos, juridicos, tecnicos, reglamentos, leyes militares) que tienen por objeto, enfrentar una urgencia para obtener un efecto inmediato"... "e inscrito en una relacion de poder y situado en un espacio y tiempo determinado" (Martinez, 2013). De este modo, el dispositivo es la trama o red que se establece entre estos elementos. Por su parte, Deleuze leyendo a Foucault: "un dispositivo es una forma o red de poder-saber y subjetividad", Martinez, 2013. Es decir, el dispositivo esta compuesto por una red de procesos variables en desequilibrio, y cada dispositivo tiene un componente de visibilidad o enunciacion que hace accionar lo no visible con subjetividades que se entrecruzan. El dispositivo en Arica permite comprender elementos simbolicos puestos por el poder central en la zona como una manera de identificacion y cohesion de sus habitantes, entre ellos, marchas, emblemas, conmemoraciones pasadas, seran utilizadas por instituciones publicas y medios de comunicacion con el fin de instalar creencias y valores chilenos anulando una historia peruana y andina. Ademas, dichos dispositivos solamente funcionan cuando tienen la capacidad de ser significativos y apropiados en la subjetividad de su poblacion (Galdames y Diaz, 2007).

(6) La circulacion de la revista Zig-Zag en Arica se constata por su distribucion en la Libreria de Arica. "A esta libreria que esta situada en la calle 28 de julio No63, al lado de la botica peruana, ha llegado un buen surtido de libros de los mejores autores. Se reciben constantemente revistas ilustradas, entre las que figura todas las editadas por la empresa 'Zig-Zag', 'Sucesos', 'La Semana', 'Variedades', tambien se vende 'El Pacifico', 'El Ferrocarril', 'El Diario Ilustrado' y 'La Voz del Sur'" (El Ferrocarril, Arica, Seccion Avisos del 11 de enero de 1911).

(7) Cornejo, 2016, p. 183.

(8) Se entiende por acto performativo todo acto ritual que esta destinado a instaurar un acto colectivo de "hacer, hacer" a partir del caracter institucionalizador del enunciador. Ver Austin, 1996. Tambien a Schechner, 2000.

(9) Panty, 1999, pp. 70-85.

(10) Palacios, 1974, p. 16.

(11) Ibid., p. 63.

(12) Ibid., pp. 66-67.

(13) Gonzalez, 2008, p. 46.

(14) Gonzalez, 2004, p. 18.

(15) Documentos oficiales sobre el cumplimiento del LAUDO ARBITRAL en la cuestion de Tacna y Arica. 1926, Ministerios de Relaciones Exteriores, Chile, p. 63.

(16) Gonzalez, 2004, p. 48.

(17) Ibid., p. 19.

(18) Ibid., p. 14.

(19) Ibid., p. 14.

(20) Diaz et al., 2010, p. 16.

(21) Ibid., p. 14.

(22) Diaz et al., 2010, p. 22.

(23) Ibid, pp. 25-26.

(24) Diaz et al., 2010, pp. 16-17.

(25) Gimenez, 1994, pp. 47-48.

(26) Cadiz, 2013, p. 17.

(27) Ruz y Galdames, 2016, p. 4.

(28) Diaz, 2006, p. 308.

(29) Diaz y Tapia, 2013, p. 186.

(30) Diaz, 2006, p. 306.

(31) Diaz et al., 2012, p. 5.

(32) Diaz et al., 2013-b, p. 84.

(33) Ibid., p. 106.

(34) Guerrero, 2013, p. 118.

(35) Castro, 2014-a, p. 675.

(36) Ibid., p. 685.

(37) Cubas, 2018, pp. 234-236.

(38) Ibid., p. 94.

(39) Ibid., p. 89.

(40) Castro et al., 2014-b, pp. 103-104.

(41) Morong y Tellez, 2015, p. 201.

(42) Santa Cruz, 2003, p. 44.

(43) Ossandon y Santa Cruz, 2005, p. 62.

(44) Silva, 1958, p. 353.

(45) Zamorano et al., 2014, p. 294.

(46) Ossandon, 2002, p. 219.

(47) Ferreira, 2012, p. 64.

(48) Burke, 2001, p. 20.

(49) Alvarado, 2011, p. 86.

(50) Henriquez, 2013, p. 164.

(51) Matus, 2009, p. 213.

(52) Ossandon, 2002, p. 166.

(53) Subercaseaux, 2008, p. 225.

(54) Meersohn, 2005, p. 2-16.

(55) Van Dijk, 1992, p. 21.

(56) Van Dijk, 2006, p. 52.

(57) Ibid, p. 60.

(58) Galves, J. I. (1920), "La soberania de Chile", Zig-Zag, num. 783.

(59) Ibid., parr. 1.

(60) Ibid., parr. 11.

(61) Ibid., parr. 9.

(62) Castell, 2013, p. 371.

(63) Ruz et al., 2017, p. 2.

(64) Galves, J. I. (1920), "La soberania de Chile", Zig-Zag, num. 783, parr. 9.

(65) Ibid., parr. 33.

(66) Anonimo, "El conflicto peruano chileno", Zig-Zag, num. 266, 26 de marzo de 1910, parr. 2.

(67) Se refiere a los articulos del Tratado de Ancon de 1883.

(68) Ibid., parr. 3.

(69) Ibid., parr. 4.

(70) Ibid., parr. 5.

(71) Ibid., parr. 6.

(72) Anonimo (1929). "La solucion definitiva del problema del norte", Zig-Zag, num. 1258.

(73) Ibid., parr. 4.

(74) Ibid, parr. 10.

(75) Galves, J. I. (1920). "La soberania de Chile", Zig-Zag, num. 783, parr. 1.

(76) La visualidad esencialmente chilena se refiere a que en todas las fotografias de este periodo en Zig-Zag aparecen chilenos, o por lo menos no se reconoce en ninguna de ellas un componente peruano o boliviano. Todos sus personajes son politicos chilenos, sectores sociales acomodados, y, en pocos casos, se muestra al huaso chileno.

(77) Anonimo (1929), "La solucion Definitiva del Problema del Norte", Zig-Zag, num. 1258, parr. 3.

(78) Ruz et al., 2015, pp. 802-803.

(79) Galdames et al., 2014, p. 492.

(80) Van Dijk, 2006, p. 54.

(81) Fontcuberta, 1997, pp. 27-161.

(82) Barthes, 2009, p. 39.

(83) Ibid., p. 40.

(84) Ibid., p. 44.

(85) Ibid., p. 47.

(86) Red societal hace referencia a "grupos que adhieren a ciertos criterios o convenciones". Estas pueden ser de dos tipos: el gobierno y la jerarquia adinerada. Ver Jacques Maquet. "La experiencia estetica: la mirada de un antropologo sobre el arte". Madrid, 1999.

(87) Se entiende por locus estetico todas las practicas y objetos que un grupo social determinado por un tiempo y espacio determinado establece como esteticamente deseables. Ver Jacques Maquet, "La experiencia estetica: la mirada de un antropologo sobre el arte", Madrid, 1999.

(88) Steiner, 2012, p. 79.

(89) Ossa, 2015, p. 219.

(90) Giordano, 2016, pp. 8-9.

(91) Ruz et al., 2016, pp. 122-123.

(92) Cornejo, 2012, p. 14.

(93) Alvarado, 2016, p. 26.

(94) Ruz et al., 2016, pp. 118-120.

(95) Arancibia Clavel, 2002.

(96) Ver Brahm G., 2001.

(97) Ver Brahm G., 1990.

(98) Arancibia, 2002, p. 43.

(99) Ibid., p. 119.

(100) Gonzalez, 2004, pp. 28-57.

Leyenda: Figura 1. "El Ferrocarril de Arica a la Paz" (Zig-Zag, 1910)

Leyenda: Figura 2: "El instituto comercial de Arica" (Zig-Zag, 1910)

Leyenda: Figura 3: "El centenario en Arica" (Zig-Zag, 1910)

Leyenda: Figura 4: "A las maniobras" (Zig-Zag, 1913)

Leyenda: Figura 5: "De Arica" (Zig-Zag, 1913)
COPYRIGHT 2019 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ferreira Martinez, Elizabeth; Aranda Bustamante, Gilberto
Publication:Cuadernos de Historia
Date:Jun 1, 2019
Words:13432
Previous Article:IN MEMORIAM: OSVALDO SILVA GALDAMES (1940-2019).
Next Article:COMO UNA GUERRA CONTRA SANTIAGO. LAS LICENCIAS INVERNALES DE LOS SOLDADOS DEL REAL EJERCITO DE LA FRONTERA Y SU IMPACTO EN CHILE CENTRAL, 1602-1655.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters