Printer Friendly

"A rio revuelto ganancia de pescadores": Responsabilidad Social Confusa y vanaglorias gerenciales.

Despues de mas de medio siglo que fue publicado el primer libro sobre el tema (H.R. Bowen, 1953), la responsabilidad social de las organizaciones sigue siendo un concepto muy confuso en el mundo empresarial, e incluso en el mundo academico en general. A primera vista, parece ser un concepto facil que permite a todo el mundo opinar y dar su parecer, al igual que los temas de "etica" o "educacion". Esta aparente facilidad constituye toda la dificultad de pensar y hacer pensar un concepto que nadie quiere profundizar, porque juzga que ya lo entiende. Pero si del error se puede sacar mucho provecho, de la confusion no se puede sacar nada, puesto que nadie sabe distinguir el camino correcto de los callejones sin salida.

El valioso esfuerzo de clarificacion de la guia de responsabilidad social ISO 26000 (2010), al parecer, no ha logrado despejar las dudas, puesto que cada uno busca y encuentra en su definicion lo que le interesa para predicar en su respectiva capilla:

"Responsabilidad de una organizacion por los impactos de sus decisiones y actividades sobre la sociedad y el medio ambiente, a traves de un comportamiento etico y transparente que:

> sea consistente con el desarrollo sostenible y el bienestar de la sociedad;

> tome en cuenta las expectativas de las partes interesadas (stakeholders);

> este en conformidad con la legislacion vigente y congruente con las normas de conducta internacionales; y

> sea integrada en toda la organizacion y practicada en todas sus relaciones."

Frente a esta nocion, los mas cautelosos y renuentes resaltan el "comportamiento etico", luego la dimension voluntaria de la responsabilidad social, y el dialogo con los stakeholders. Los mas impacientes reclaman un cambio de rumbo economico hacia la sostenibilidad social y ambiental, luego insisten en la necesidad de un marco normativo internacional coactivo. Y como la RSE se ha vuelto un negocio para consultoras empresariales, el mainstream del "mercado de la virtud" (Vogel, 2005) tiende a consensuar alrededor de algunos temas como "Buen Gobierno", "medioambiente", "Derechos Humanos en la cadena de proveedores", etc. Las herramientas de gestion y reporte vienen a apoyar el management de la RSE, a fin de que cada empresa pueda mejorar su puntaje en los indicadores y comprarse la buena conciencia de ser una "empresa socialmente responsable".

Mientras tanto, siguen incrementandose los problemas ambientales y sociales, la destruccion, sobreexplotacion, mala redistribucion y hasta esclavizacion ... El mismo ex Director ejecutivo del Pacto Mundial lo confesaba en conferencia de prensa en 2012: "Estamos decepcionados con el hecho que el movimiento [de la RSE] no esta creciendo mas rapido. Por supuesto, es un gran movimiento, pero no es transformador todavia." (George Kell, director del Pacto Global, ComunicaRSE: 29/02/2012). ?Entonces que no funciona en la RSE si no logra transformar la economia hacia la sostenibilidad y el bienestar social?

Sobre un plano conceptual, la sempiterna confusion entre responsabilidad moral por los actos (de cada uno) y responsabilidad social por los impactos (de todos) hace que cada gerencia piense que la RSE se trata de "actuar bien". Sobre un plano practico, cada quien ejerce "su" responsabilidad social en "su" organizacion, con "sus" grupos de interes. Es lo que podemos llamar la "Responsabilidad Social Solitaria" (Vallaeys, 2013), en la que cada organizacion benevolente trata de cumplir con los estandares y realizar su reporte de buenas practicas por su propia cuenta.

Desgraciadamente los impactos sociales y ambientales frente a los cuales debemos responsabilizarnos no son el mero agregado de los actos de cada actor social, sino los efectos sistemicos colaterales de la actividad social total. Desde luego, tienen una inercia propia y una resiliencia sistemica que no pueden ser controladas mediante acciones generosas de un conjunto de organizaciones bien intencionadas (y obviamos aqui el problema de la RSE cosmetica y mentirosa: greenwashing). Pensemos en el cambio climatico, o las redes de evasion fiscal: se trata de un conjunto de fenomenos cronicos sistemicos del tipo de la "tragedia de los comunes" (Hardin, 1968) que son, mas alla de malas practicas de ciertos actores, los impactos negativos de nuestros anodinos actos cotidianos de compra y produccion.

La responsabilidad social es "social" porque nos enreda todos como inter-actores de un sistema social que producimos sin querer y que nos regresa en patologias sistemicas dificiles de controlar nuestras propias decisiones. Es la razon por la cual solo una gran alianza mundial entre cientificos, Estados, empresas, ONGs y sociedad civil activa puede abordar el espinoso tema del cambio climatico, por ejemplo, con alguna posibilidad de control eficaz. La batalla no esta ganada, pero ?quien no ve que el problema requiere una articulacion entre leyes internacionales y nacionales, innovaciones tecnologicas y empresariales, sistemas de alertas cientificas y ciudadanas, movimientos politicos amplios, cambios culturales? Si este conjunto de fuerzas no se logra, no se detendra el cambio climatico, ni ningun impacto social negativo. Es obvio que los reportes GRI y la politica RSE de algunas o muchas empresas no seran transformadores como tal.

Entonces, si el problema va mas alla del comportamiento empresarial, ?que le toca a cada empresa en particular?: (1) Asociarse en grandes confederaciones de empresas siguiendo estandares de responsabilidad capaces de pesar sobre el mercado con buenas practicas (local, nacional, regional); (2) aliarse con los aparentes "enemigos" que son las ONGs militantes y los sindicatos para encontrar juntos soluciones eficaces a los impactos negativos generados por la industria; (3) juntarse con los Estados para emprender politicas publicas con apoyo de los sectores privados y la sociedad civil, y exigir (si!) leyes mas duras para recompensar el buen comportamiento empresarial y castigar a los pasajeros clandestinos; (4) innovar en temas como la eco-concepcion, la economia circular que pide crear alianzas industriales ecologicas, la economia de funcionalidad, las cadenas de comercio justo, la transicion energetica hacia los renovables, etc. Mil metodos sostenibles existen ya, pero nadie invierte en ellos por seguir con los viejos paradigmas del business as usual. Es tiempo de atreverse a lo nuevo, porque el desarrollo industrial, hasta ahora, nunca fue ni muy humano, ni muy sostenible, desgraciadamente. Pero los caminos nuevos no se descubren haciendo lo mismo de siempre.

Referencias

Bowen H.R. (1953) The Social Responsibilities of the Businessman, New York, Harper & Row.

Hardin G. (1968) "The Tragedy of the Commons", Science, n 162, p. 1243-1248.

Vallaeys F. (2013) Pour une vraie responsabilite sociale. Clarifications, Propositions, Paris, PUF.

Vogel D. (2005) The Market for Virtue. The potential and limits of Corporate Social Responsibility, Washington DC, Brookings Institution Press.

Francois Vallaeys, PhD

Escuela de Postgrado, Universidad del Pacifico, Lima Peru

Miembro Comite Cientifico Internacional:

Cuadernos Latinoamericanos de Administracion

f.vallaeys@up.edu.pe
COPYRIGHT 2016 Universidad El Bosque
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Editorial
Author:Vallaeys, Francois
Publication:Cuadernos Latinoamericanos de Administracion
Date:Jan 1, 2016
Words:1175
Previous Article:Corporate social responsibility as an expression of advancement knowledge of man from organizational culture/Responsabilidad social empresarial como...
Next Article:Comparacion entre dos modelos de valoracion de empresas mediante descuento de flujos de caja.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters