Printer Friendly

"2 de octubre no se olvida".

Cuarenta anos de impunidad

Senor director:

Este ano se cumplen 40 anos de impunidad para los culpables de la masacre del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco.

Como miembro del "Comite 68-2008" del Instituto Politecnico Nacional, denuncio la absoluta ceguera, sordera y cinismo de las autoridades mexicanas, pues hasta ahora no ha habido responsables materiales e intelectuales de uno de los actos mas viles del Estado mexicano y uno de los mayores crimenes de lesa humanidad del siglo XX. Mientras tanto, el Poder Judicial inclina la cerviz y continua avalando una de las peores bajezas: la impunidad.

El movimiento del 68 ha sido el motor del Mexico moderno. A partir de esa frontera, la conciencia y la accion ciudadanas tienen una voz mas fuerte y un puno mas alto. No se pueden explicar todos los movimientos sociales posteriores y los cambios habidos, sin el influjo del movimiento del 68.

Las protestas de los companeros del 68 eran por un Mexico mejor, y siguen vigentes: ampliacion de las libertades democraticas; libertad de los presos politicos; desaparicion de los cuerpos policiacos represivas; indemnizacion a los familiares de los companeros desaparecidas y heridos victimas de la represion, y derogacion de las trampas legales para criminalizar la protesta.

La intolerancia, la sinrazon, la ilegalidad y la mano dura del gobierno de Gustavo Diaz Ordaz pusieron a temblar a la clase politica toda, y sobrevino la unica respuesta que conoce la oligarquia cuando tiene miedo a ceder al menos una parte de sus privilegios: la represion brutal.

Ahora es necesario izar las banderas nuevamente y advertir al mundo que el estado de cosas en Mexico cada dia es empujado hacia la vereda sin retorno del autoritarismo, del terrorismo de Estado, de la "mano dura" que no lleva mas que a incendiar la pradera. Mano dura y abuso del poder, terror e impunidad, esos eran los signos caracteristicos del fascismo y la falange franquista. Y el neofranquismo es esencia de la clase politica que hoy gobierna a Mexico.

Antes y ahora, la "mano dura" del gobierno no ha sido sinonimo de firmeza por el respeto a las leyes y a la Constitucion, que ha sido mancillada sin ambages, y prevalecen los intereses de los poderes facticos sobre los de la colectividad. Hoy, el uso de las fuerzas armadas es el soporte del Poder Ejecutivo para legitimarse despues de unas elecciones oscuras y altamente cuestionadas. Al sacar a las calles al Ejercito para justificar el binomio legitimacion-lucha contra el narcotrafico, se ha roto el orden constitucional y se esta provocando un estado de excepcion creciente y de miedo en la ciudadania por los abusos del Ejercito y la policia.

Ahora, nuevamente, la protesta social se ha criminalizado con las reformas al articulo 139 del Codigo Penal Federal por delitos que produzcan "alarma, terror o temor a la poblacion, (...) para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad para que tome una determinacion". Con estas reformas, se retrocede hasta 1968 y se prepara todo para criminalizar cualquier tipo de disidencia social. Por eso no debe extranar que las baterias se lancen contra el EZLN como ya se hizo contra Atenco.

Ahora y una vez que la clase politica ya "oficializo" la existencia del terrorismo debido a los condenables hechos del 15 de septiembre en Morelia, pareciera que ya no existen trabas y que es la misma sociedad la que exige al gobierno que deje caer esa "mano dura". Con ello se tendria (!al fin!) via libre al combate al terrorismo a la mexicana, a la adopcion de la politica del miedo de Bush y, probablemente, a la inclusion del pais en el perimetro de seguridad de Estados Unidos. Al respecto, se hace un llamado a la sensatez y a la cordura a los gobernantes mexicanos, por el bien de la nacion.

Como miembro del "Comite 68-2008" del IPN, una vez mas exijo el esclarecimiento de la masacre de Tlatelolco, castigo a los culpables e indemnizacion a los familiares de los companeros caidos y desaparecidas, asi como el compromiso gubernamental de restanar las heridas del pasado para construir un Mexico sustentado en la verdad y la confianza, donde desaparezcan para siempre la represion y la impunidad. Chile y Argentina asi lo han hecho y debemos seguir sus ejemplos para construir un Mexico sin heridas ni resabios.

El Mexico de ahora requiere de cambios urgentes, comenzando por una reforma de Estado que elimine el presidencialismo obsoleta y el regimen de partidos autocratico y antidemocratico, ademas de impulsar una verdadera independencia del Poder Judicial. Nuestra sociedad reclama politicas publicas verdaderamente participativas que terminen con el terrorismo de la pobreza extrema, la ignominiosa desigualdad social, el hambre y el desempleo, la violencia y la impunidad, asi como el cese de la venta del pais en un ambiente donde campean la mentira y la simulacion.

La descomposicion creciente de nuestro sistema politico-social sigue abonando la unidad entre la sociedad civil y los movimientos progresistas no supeditados a la izquierda oficialista con el fin de construir otro Mexico donde se sirva y responda a quien manda: el ciudadano.

Atentamente OMAR SIERRA PAREDES Miembro del "Comite 68-2008" del Instituto Politecnico Nacional "2 de octubre no se olvida"
COPYRIGHT 2008 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sierra Paredes, Omar
Publication:Proceso
Article Type:Carta al editor
Date:Sep 28, 2008
Words:947
Previous Article:Una millonada a "El Tibio": a pesar de encontrarse inhabilitado por la Secretaria de la Funcion Publica, Felipe El Tibio Munoz, recibio dinero del...
Next Article:De Juan Antonio Garcia Chable.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters