Printer Friendly

"... nadie nace rey (con la corona en la cabeza y el cetro en la mano) y nadie puede ser rey por si mismo, ni reinar sin un pueblo" Deslegitimacion de la monarquia hereditaria y sacra en la Vindiciae contra Tyrannos.

"... none were ever born with crowns on their heads, and sceptres in their hands, and [...] no man can be a king by himself, nor reign without people." Delegitimization of the sacred hereditary monarchy in "Vindiciae contra Tyrannos"

INTRODUCCION

La legitimidad de la monarquia francesa e inglesa, se sirvio a lo largo de la historia de los textos biblicos y de sus interpretaciones para sustentar su poder politico desde el medioevo. La nocion de la sacralidad de los reyes, es decir, que su titulo dependia de la divinidad y que gobernaban en virtud de la "gracia", se debio a la influencia delcristianismo, particularmente a los escritos de San Pablo (Ullmann, 1983). Desde la conversion de Constantino en el siglo IV la Iglesia habia proporcionado a los soberanos temporales esta legitimacion, aunque se denominaran a si mismos "reyes por la gracia de Dios" posteriormente hacia finales del siglo VI en el caso de los reyes lombardos y en el siglo VIII, los anglosajones (Ullmann, 1985) (1). Es a partir de la uncion del papa Esteban II a Pipino el Breve en el ano 754 que esta expresion se hizo comun entre todos los reyes del Occidente y el Mediodia europeo (Ullmann, 1985:53).

La aparicion del reino teocratico entre los siglos VI y VIII se modelo ademas gracias a las interpretaciones teoricas que planteo San Agustin, quien defendio la idea de que Dios otorgaba sus leyes por medio de los reyes. En el siglo XIII, Tomas de Aquino tambien sostuvo la misma doctrina, que implicaba que quien desempenara la dignidad real tenia responsabilidades solo ante Dios (Ullmann, 1985:15).. Al ser la dignidad del oficio de origen divino, no habia dentro de la estructura del reino teocratico medios legales para obligar al rey, solo le debia obediencia a Dios y no podia prescindir de la ley divina (Ullmann, 1985:128).

Esta concepcion descendente del poder que tenia como vertice al monarca, se veia fortalecida ademas por el juramento de fidelidad que los subditos le prestaban. Estos no podian resistirse a sus ordenes aunque las considerasen injustas o abusivas debido a que, como ya lo habia postulado San Pablo, al ser el rey vicario de Dios no existia derecho de resistencia (Ullmann, 1985:53) (2). Quienes osaban hacerlo se transformaban en sus enemigos, en sacrilegos. Esto fue asi, tanto que como nota Marc Bloch en el caso frances a pesar de los numerosos conflictos dinasticos del medioevo, el unico rey que murio de muerte violenta fue Roberto I, pero en el campo de batalla. En el caso ingles, Eduardo II fue asesinado en 1327, pero este hecho lo santifico (Bloch, 1988:47).

A partir del siglo XVI, debido a la Reforma protestante se produjo una ruptura en el proceso de consolidacion del poder real. El proceso que inicio Lutero, centrado en duras criticas sobre algunas practicas de las instituciones eclesiasticas, toco de lleno el poder temporal del papado. Su jurisdiccion fue cuestionada por quienes sostenian la autonomia de decision de los dominios monarquicos en asuntos relacionados con cuestiones de fe, sobre la administracion de los recursos y su incidencia con la politica exterior. En Francia, aunque la monarquia sostuvo la posicion papal, los reformistas tuvieron un importante grupo de seguidores que contribuyeron de manera significativa a un replanteo teologico. En especial los hugonotes intentaron sostener la necesidad de la tolerancia religiosa dentro del reino, aunque se radicalizaron a medida que la corona fue tomando medidas drasticas para frenar la propagacion de la nueva fe, como sucedio con la creacion de las "cortes ardientes" con Enrique II (1547-1559), medida que castigo con la muerte en la hoguera a los calvinistas.

Luego de la noche de San Bartolome (1572), los hugonotes representaron al rey como la bestia del Apocalipsis, y la teoria de la rebelion y del tiranicidio adquirio vigor en el plano teorico. En este sentido se puede aprecia un relajamiento del respeto hacia los reyes, fundamentalmente hacia la nocion de su sacralidad. La radicalizacion del pensamiento calvinista pego de lleno en la cuestion de la resistencia, problema que se habia presentado ambiguo en el propio Calvino (Matteucci, 1998:44) (3). Entre los principales autores contemporaneos que trataron esta cuestion nos encontramos con FrancoisHotman y su texto de la Franco-Gallia (1573) (4), Theodore de Beze y su de Jure magistratum (1574) (5) y el mas extremo StephanusJuniusBrutus y su Vindiciae contra Tyrannos publicada en Edimburgo en 1579.

Segun Skinner, la Vindiciae contra Tyrannos fue el sumario mas completo sobre la teoria calvinista de la resistencia (Skinner, 1986:314). Los motivos circunstanciales de la matanza de los hugonotes, llevaron a su autor a buscar un argumento que legitime la posibilidad de resistencia, y a sentar las bases para considerar a los reyes ya no con un matiz sagrado sino como meros portadores de la autoridad que emana de Dios, limitados por su ley y la de la sociedad. El dilema aparecio entonces entre la sacralizacion que venia sosteniendo la monarquia al abrigo de la Iglesia catolica, y las posturas de los calvinistas que sugerian unos limites precisos en relacion con el ejercicio del poder, considerandolo un cargo que porta un hombre, mortal como todos los demas.

"... no existe proporcion alguna entre Dios y un rey, entre el Todopoderoso y un simple mortal [...]" (6)

Philippe Duplessis Mornay (1549-1623) autor de la Vindiciae, publico la obra bajo el seudonimo Etienne JuniusBrutus (7). La Vindiciae se destaca de las otras obras antes citadas por haber sido muy difundida ya que, en los cien anos siguientes fue reimpresa y publicada en varios idiomas, como en ingles, en aleman y en latin. En Inglaterra aparecieron varias ediciones sucesivas, en los anos 1579, 1580, 1581, 1589, 1599 y 1622, lo cual remarca la importancia que tuvo en su epoca, asi como en el contexto politico del siglo XVII (Mc Laren, 2006:24).

Debemos recordar una vez mas que la misma fue producida en el contexto de las guerras religiosas, lo cual hizo que el tema teologico sea central, con argumentos politicos de gran relevancia. Los hugonotes insistieron en el caracter defensivo de su resistencia, en el derecho de profesar su confesion, y en la necesidad de preservar antiguas instituciones que la monarquia desestimaba, como los Estados Generales y los Parlamentos, particularmente el de Paris que habia sido desdenado con Francisco I. Otra de las cuestiones que venian siendo modificadas por la monarquia era la forma de acceso a los cargos publicos. La venalidad de los cargos permitio la participacion de mercaderes y plebeyos (conformando una noblesse de robe), lo cual produjo el rechazo de la nobleza que veia mermada su participacion en el gobierno (Skinner, 1986: 263). Los lideres hugonotes, como el caso de Duplessis Mornay que pertenecia a esta clase social, se empenaban en remarcar la necesidad de revalidar estasinstituciones para evitar ser desplazados del orden politico (Walzer, 2008: 85-88).

El argumento central de la Vindiciae tiene dos grandes ejes. El principal es su base canonica, que recurre a la tesis calvinista del hombre caido. Segun esta, el hombre cayo en pecado, motivo que provoco la expulsion de Adan y de Eva del paraiso, situacion que marco su naturaleza como fundamentalmente pecadora para la posteridad, sin posibilidad de redencion de su alma por las buenas obras (como sostenian los catolicos), sino solo por la gracia de Dios. Esta naturaleza del hombre marcada por el pecado original no excluye a los gobernantes ni a los principes. El rey tiene la misma condicion que todos los hombres, solo su cargo es sagrado, no asi su persona, distincion fundamental respecto a aquella que sostenia la monarquia sacra y la naturaleza especial de los reyes (Wolin, 2012: 225) (8). Para los hugonotes, los reyes son hombres constrenidos por las leyes de Dios y de la sociedad (Bezian de Busquets, 2002:161) Por lo tanto, este argumento que desacraliza o mas bien humaniza al propio rey, lo vuelve vulnerable para ejercer justicia sobre el.

En este sentido, la Vindiciae abandono la afirmacion ortodoxa paulina de no resistencia,que sostenia que como todos los poderes son ordenados por Dios, se debe tolerar a los malos gobernantes. En cambio la Vindiciae sugirio que la obediencia es hacia Dios, no hacia los gobernantes que no cumplen con la funcion que les fue encomendada por la divinidad:

"Algunos impios objetan que incluso en las cosas que afectan a la conciencia hay que obedecer a los reyes, y no vacilan en hacer pasar por autores de tan sacrilega opinion a los apostoles San Pedro y San Pablo. Concluyen de ello que hay que asentir a todo lo que el rey ordene, y abrazar sin replica cualquier supersticion que le plazca instituir. Pero no hay nadie [por muy grosero que sea] que no se de cuenta de tal ineptitud e impiedad. [...] ... San Pablo ordena a los siervos que sirvan a sus amos, no por temor a su mirada o a sus golpes, sino considerando que sirven al mismo Dios" (JuniusBrutus, 2008:40)

Para el autor, los reyes tienen funciones determinadas por su cargo, como administrar justicia, castigar los delitos, crimenes, vicios y maldades de los subditos, rechazar las incursiones de los enemigos, pero sobre todo, proteger y velar por el bien de todos sobre los que ejerce su mando. Reivindica ademas la idea paternalista del cuidado de los reyes hacia su pueblo, como lo harian los padres sobre sus hijos, cuestion ya desarrollada por San Agustin (JuniusBrutus, 2008:106-107). Es asi que "cuanto mas alto sea su cargo y cuanto mas altos honores les haya sido otorgados, mayores cuentas deberan rendir, con mayores cargas compareceran ante Dios" (JuniusBrutus, 2008:21). Puesto que los reyes solo ocupan el trono de Dios, deben ser ejemplares en el ejercicio de este cargo.

En principio, pareciera que la Vindiciae no se opone a la monarquia como institucion, sino que solo postula la desobediencia a los tiranos, incluso sosteniendo el tiranicidio en caso de que el rey conduzca a sus subditos a quebrantar la ley divina: "por muy atroz que sea el crimen de lesa majestad, va sin embargo, detras del sacrilegio, ofensa que afecta directamente al senor Dios y a las cosas divinas" (JuniusBrutus,2008:21). La resistencia es legitima en este caso, pues es preferible morir antes que obedecer (JuniusBrutus, 2008:36). Ahora bien, lo que va cobrando importancia detras de este argumento es la distincion entre los tipos de tiranias. Siguiendo la distincion de Bartolo, entre tirania de origen y de ejercicio, la Vindiciae sostiene principalmente esta ultima, ante la necesidad de legitimar la resistencia en el contexto de la epoca. Es decir, no importa tanto la forma como adquirio el cargo, sino mas bien, si cumple o no con su deber:

"Pero como el reino es mas un derecho que una propiedad, y una funcion mas que una posesion, quien cumpla mal con su deber parece merecer mas el nombre de tirano que quien no recibio su cargo en la forma debida. [...] Pues, dado que los reyes han sido establecidos para apacentar, juzgar y proteger al pueblo, prefiero sin duda que me alimente un ladron a ser devorado por el pastor; que un bandido me haga justicia a que el juez me haga violencia; que me sane uncurandero a que meenvenene un medico debidamente titulado; prefiero un falso tutor que administre mis bienes al tutor legitimo que los dilapide" (JuniusBrutus, 2008:158)

Podemos suponer la radicalidad de estas palabras para la epoca, ante una cupula del poder como la monarquica que se representaba y legitimaba por medio de la idea de una naturaleza especial y una esencia diferente al resto de la sociedad. La Vindiciae arremete de lleno contra la legitimidad del rey, pues postula no solo una monarquia limitada, sino que en algunos momentos roza la cuestion de una monarquia electiva.

Sobre los limites de la monarquia, existen en el tratado varios puntos que sostienen esta idea. En principio, se encuentran las restricciones establecidas por los preceptos o mandamientos de Dios, pero no solo remiten a los aspectos religiosos sino que recurreninsistentemente a varios ejemplos historicos, como el de las antiguas leyes romanas de las Doce Tablas (JuniusBrutus, 2008:36; Garnett, 2006:882). En muchos momentos el modelo a seguir es el caracter eforal del gobierno espartano o la republica romana como arquetipo de la distribucion del poder, reivindicando, como las demostraciones de Platon, Aristoteles y Ciceron, que el rey nunca esta por encima de la ley. (JuniusBrutus, 2008: 54 y 93) (9). Ademas de retomar los clasicos, plantea la existencia de un doble pacto con Dios y con el pueblo (Bart, 2005:48). Este consiste en realidad en dos alianzas: la primera entre Dios, el rey y el pueblo, y la segunda entre el rey y el pueblo, que obedeceria fielmente al monarca que gobernara con justica (JuniusBrutus, 2008:63). Los limites del poder del rey consisten entonces, en primer lugar, en el deber de obediencia a Dios y, como consecuencia, la exigencia de proteger a la comunidad, al pueblo de Dios. Pero cuando el monarca no cumple con su pacto, pecando contra Dios y contra el derecho de gentes, el pueblo, por invocacion de la alianza, debe hacer justicia por el bien publico y la religion cristiana:

"Puesto que el rey no se ocupa de su deber, es preciso que Israel cumpla el suyo; ni tumultuosamente, ni a la ligera, sino por autoridad publica, reunida en Asamblea, habiendose debatido ordenadamente la equidad de la causa y siendo esta bien conocida" (JuniusBrutus, 2008:50).

Pero tambien debemos tener en cuenta que esta idea de contrato tacito es propia del feudalismo europeo. Como senala Marc Bloch, el homenaje del vasallo a su senor era un contrato bilateral, si el senor faltaba a sus compromisos perdia sus derechos. En este sentido existia un principio que sostenia: "El hombre puede resistir a su rey y a su juez, cuando este actua contra el derecho [...] con ello no viola el deber de fidelidad" (Bloch, 1979:200). De esta falta deriva el derecho de resistencia, como tambien, la idea implicita de representatividad que surgira en diferentes instituciones, como el caso de los Estados Generales franceses y el Parlamento ingles (10). En relacion con el rey y sus limites en el medioevo, Clavero plantea:

"Su status se eleva, por encima de todo el resto, como maiestas, majestad del pueblo romano transferida al principe, pero, aunque hubiera a la larga intentos, esto no transciende a la posicion de la ley. La misma no solo conoce el limite de un ius, el derecho objetivo, sino tambien de unos iura, los derechos subjetivos. En esto se muestra muy clara y terminante la jurisprudencia de formacion medieval" (Clavero, 1992: 40).

En este sentido, tambien podria interpretarse la cuestion del pueblo participando de un pacto o acuerdo en la estructura politica, como lo plantearan los iusnaturalistas modernos (Grocio, Hobbes, Rosseau, etc). Pero debemos atender a la distincion hecha por Bobbio, entre el derecho natural moderno y el modelo tradicional aristotelico. El primero parte de una concepcion individualista, es decir, los individuos pactan para conformar el Estado. Todos estan en principio en un lugar de igualdad y libertad. En cambio, el aristotelico parte de la naturaleza, la familia, aldea, hasta llegar a la polis, y se establecen en todo momento las diferencias jerarquicas entre sus miembros, partiendo desde la que existe entre los padres y sus hijos. En el caso de la Vindiciae, el modelo coincidiria mas con este ultimo, en relacion con la cuestion jerarquica y social. Ademas si tenemos en cuenta la importancia de la teologia en su fundamentacion, donde todos los origenes y fines de la sociedad estan mediados por la gracia divina, el modelo natural estaria pensado dentro de las leyes divinas como se ve en Santo Tomas. (Bobbio, Bovero, 2003:60) (11).

Como senalabamos, el pueblo falta al pacto cuando tolera los pecados del rey. Por esto, es mas importante la falta de sacrilegio que la de rebelion. Pero esto no implica que la cometa cualquier integrante de la comunidad, sino que se convoque a los representantes del pueblo para deponer a los tiranos. El concepto de pueblo no es entendido aqui como el conjunto de la comunidad, sino que es propio de la distincion de la sociedad estamental del momento; se distingue entre la muchedumbre, "esa bestia de innumerables cabezas" (JuniusBrutus, 2008:54), y los representantes del reino (Bart, 2005: 50). Estos son aquellos que ejercen la autoridad, los magistrados inferiores al rey coparticipes del poder, como "los diputados de provincia, de asambleas ordinarias y extraordinarias, el Parlamento u otro congreso, los principes, los patricios, los grandes senores, los notables, los optimates ..." que en conjunto son superiores al rey. (JuniusBrutus, 2008:56) (12). Estos ultimos son los que le otorgan legalidad a la sedicion, desautorizando la posibilidad de rebelion general como ya habia sucedido con los anabaptistas de Munster en Alemania (JuniusBrutus, 2008:73). Como se comenta en la Vindiciae:

"La republica no esta encomendada a los individuos, sino que estos, como si fueran pupilos, estan confiados al cuidado de los notables y magistrados [...]. No estan obligados a proteger a la republica quienes no pueden protegerse a si mismos. Ni Dios ni el pueblo han puesto la espada en manos de los particulares, por lo cual, si la desenvainan sin orden previa, cometen sedicion, aunque la causa parezca justa" (JuniusBrutus, 2008:189).

Existe pues una especie de contrato donde el pueblo esta sujeto al principe bajo determinada condicion y este "al pueblo pura y simplemente"(JuniusBrutus, 2008: 178). Pero la idea que supone una subversion aun mayor, es la afirmacion de que el rey debe ser elegido por sus virtudes y no por su ascendencia. En este caso retoma los ejemplos de las monarquias electivas como en Polonia, el reino Aragones (13), el Imperio Germanico o el caso de los antiguos galos (JuniusBrutus, 2008:99). Modelos que recuerdan que el pueblo elige a los reyes, con la avenencia divina:

"Dios instituye a los reyes, quien les da los reinos, quien los elige. El pueblo es quien nombra a los reyes, quien les confia los reinos y quien, con sus sufragios aprueba su eleccion [...] Y para que los reyes no consideren que estan por encima de los demas hombres por alguna excelencia de su naturaleza, como los hombres por encima de los rebanos y el ganado ..." (JuniusBrutus, 2008:80).

En este sentido, aunque el poder permanezca en determinadas familias, es decir, sea por sucesion, lo que valida en ultima instancia la autoridad del principe no es su origen, sino el ejercicio del gobierno. Desempeno que vigila el pueblo y que legitima su deber de deponer al rey en los casos de tirania, como aparecen en los casos citados por el autor:

"Cabe concluir que el reino de Israel era ciertamente hereditario en lo que se refiere a la estirpe [de David], pero en cuanto a las personas era plenamente electivo [...] los reyes paganos han sido tambien nombrados por el pueblo. [...] a la muerte de Romulo se acordo que en adelante los reyes serian elegidos por los sufragios del pueblo y por la aprobacion del Senado. [...] Julio Cesar habia tomado el poder aunque parecia que habia recibido el poder del pueblo y del senado" (JuniusBrutus, 2008:85).

Notese que en este caso Cesar es considerado un tirano por intentar convertirse en rey a traves de la dictadura vitalicia, pues, "hay quienes han llegado por eleccion pero luego intentan convertirlo en hereditario", tambien son tiranos quienes con "alta traicion invaden su propia patria y, a imitacion de las viboras, sacan el mismo impulso de las entranas de quien les ha dado vida; tales son los jefes militares nombrados por el pueblo, que [despues] atacan al Estado" (JuniusBrutus, 2008:160). Como podemos observar la revalidacion de la historia cesariana opera de acuerdo al sentido atribuido por Ciceron, no solo en relacion con Cesar, sino fundamentalmente en la recuperacion de la lex tyrannicidis, utilizada por Bruto y Casio (JuniusBrutus, 2008:171). La ilegitimidad de Cesar proviene de haber intentado concentrar el poder en sus manos. A pesar de ser un funcionario de la republica, actuaba como un rey y por ese motivo se convirtio en tirano. Si analizamos la representacion de Bruto en el tratado, encontramos que su valoracion adquiere el valor ya otorgado por Ciceron, como un heroe que ha intentado salvar la republica, de igual modo que el Bruto de Tarquino el Soberbio. (JuniusBrutus, 2008: 181). Por este motivo creemos que el seudonimo elegido por el autor de la Vindiciae no ha sido una casualidad, sino que intenta colocarse como su continuador en la lucha contra la tirania.

En relacion con la discusion calvinista sobre la naturaleza de los principes, se pregunta que colocaria al rey en un lugar especial en relacion con los hombres si no difiere en nada de ellos, pues es solo un mortal y ademas su naturaleza esta radicalmente corrompida por el pecado original. Para el autor, como para otros calvinistas como Beze o Hotman, los reyes se destacan por la responsabilidad que ocupan, es decir, su cargo. No tiene nada sobrenatural en su esencia, como comenta una y otra vez: "los principes han nacido de hombres, ni es un dios que este por encima de los humanos" (JuniusBrutus, 2008:174) o tambien, disminuyendo la naturaleza especial de la monarquia

"... nadie nace rey (con la corona en la cabeza y el cetro en la mano) y nadie puede ser rey por si mismo, ni reinar sin un pueblo, y que por el contrario el pueblo puede ser pueblo por si mismo, y que es anterior al rey en el tiempo ..." (JuniusBrutus, 2008: 85).

Como senala Monod, los protestantes del siglo XVI amenazaron con esta idea la concepcion renacentista de la realeza, en parte porque redefinian al cuerpo humano:

"[...] (para los protestantes) la salvacion se lograba por obra de la gracia divina, tanto en la persona como en el yo... debido a que el protestantismo negaba la santidad fisica, podia chocar facilmente con una monarquia que sacralizaba el cuerpo del gobernante" (Monod, 2001: 66) (14)

El cargo es sagrado, no el rey (15). El rey cumple una funcion, que es la de gobernar a los subditos, pero ligado por un pacto con estos y con Dios (16). Por este motivo, no tiene autentica validez la estirpe como unica condicion para llegar al gobierno, sino que lo mas importante eran las condiciones para hacerlo, y el ejercicio de su gobierno, es decir, requiere el respeto a las condiciones de la alianza. Esto ultimo es lo que otorga dignidad a los reyes, por esto se insiste en que si aquellos tuvieran conciencia del lugar que ocupan entenderian que en realidad se trata de una dura carga. (JuniusBrutus, 2008: 89) (17). Como consecuencia de estos argumentos, la Vindiciae sostiene la necesidad de una monarquia electiva y con limites, ademas de una desacralizacion y/o humanizacion de los reyes en el sentido que lo unico sagrado es su cargo (Wolin, 2012:192). Como tambien dira John Milton en el siglo siguiente, "los gobernantes nunca deberian ser elevados sobre sus hermanos ... sino caminar por las calles como los otros hombres", quizas emulando el mismo argumento de la Vindiciae (Skinner, 2003:80).

Tambien Monod hace referencia a que se trata de una epoca en la cual se estaria gestando la idea de un cargo mas bien politico que personal (Monod, 2001:86). En lo que respecta a Calvino, por ejemplo, se puede comprender esto ultimo como un intento de humanizar a los reyes, es decir, a quienes detentan el cargo, pero no asi, como lo sugiere Garcia Alonso, a la politica.

"Calvino entiende que la politica es el unico medio para oponerse al desorden que amenaza a toda sociedad.... para el reformador la religion no se reducira a religion civil, como simple cooperante al sostenimiento del orden vigente, sino que sera el Estado el que haya de acomodarse a la Ley divina, pues solo asi podra justificarse positivamente el papel de la politica" (Garcia Alonso, 2008:212).

Tambien resulta interesante la siguiente reflexion "El magistrado calviniano no esta ungido, pero es santo en cuanto instituido por Dios y no por el pueblo" cuestion que resalta su tesis del origen divino del poder en Calvino, descartando caracteristicas constitucionalistas en el autor (Garcia Alonso, 2008:250)

En este sentido, tambien se podria mencionar la tesis sostenida por Skinner. Segun el autor, los hugonotes, al igual que los republicanos, "separaron la funcion de la persona del rey a fin de distinguir entre quienes tienen autoridad sobre las instituciones de una comunidad y esas mismas instituciones" (Skinner, 2003:53) (18). El autor considera que es un momento de importante reflexion que conducira a una idea mas abstracta del cargo publico (19). Ademas encuentra una devaluacion de los elementos carismaticos del liderazgo politico, que estaria tambien en consonancia con esta cuestion que resaltamos sobre la naturaleza de los reyes (Skinner, 2003:79).

Tambien podria entenderse esta problematica siguiendo a Max Weber y su definicion de dominacion carismatica. Segun este debe entenderse por carisma

"... la cualidad que pasa por extraordinaria (condicionada magicamente en su origen, lo mismo si se trata de profetas que de hechiceros, arbitros, jefes de caceria o caudillos militares), de una personalidad, por cuya virtud se la considera en posesion de fuerzas sobrenaturales o sobrehumanas ... o como enviados del dios, o como ejemplar, y en consecuencia, como jefe, caudillo, lider." (Weber, 2008:193).

La dominacion carismatica es irracional en el sentido de la extraneza a toda regla. Esta, a diferencia de la dominacion tradicional (ligada a precedentes y orientada por normas)subvierte el pasado y es en este sentido revolucionaria. Ahora bien por su caracter extraordinario (el carisma) tiene que variar esencialmente para permanecer y dominar, lo cual se plantea en el caso de la desaparicion de la persona y el problema de la sucesion. Esta puede resolverse de diversas maneras. Una es por la designacion del sucesor hecha por el portador actual del carisma y su reconocimiento por parte de la comunidad. En este caso la legitimidad se adquiere por designacion. Otra es la que toma la forma de adquisicion juridica, realizada con todas las cautelas de lo que la justicia exige y la mayor parte de las veces sujetandose a determinadas formalidades (entronizacion, etc.) y una tercera es por sucesion, el carisma hereditario.

"La fe no se apoya ahora en las cualidades carismaticas de la persona, sino en la adquisicion legitima en virtud del orden sucesorio ... El concepto por la gracia de Dios, varia por completo su sentido y significa que ahora que se es senor por derecho propio, no dependiente del reconocimiento de los dominados. El carisma personal puede faltar por completo." (Weber, 2008:199).

La legitimidad de la monarquia sustentada en el ejercicio del gobierno es la antesala a una concepcion mas abstracta del poder de los reyes en la arena politica, aunque aun no se plasme en la practica.La teoria politica hugonota segun el punto de vista reflejado en la Vindiciae, habia desempenado un papel clave para tratar de impedir la centralizacion del poder monarquico insistiendo en la resistencia y sugiriendo, una monarquia electiva y limitada (20). Estas teorias a pesar de lograr una fuerte impronta en su tiempo, se aquietaran en Francia a la luz de los posteriores acontecimientos. Particularmente con la llegada del rey Enrique IV, quien gracias a su politica de tolerancia hacia los calvinistas, logro que su rebelion acabara, pero ademas sento las bases de la centralizacion monarquica que dara sus frutos en el siglo siguiente (21).

Pero aunque la rebelion de los calvinistas acabara, la Vindiciae sento un importante precedente sobre la idea de resistencia, no solo a nivel teorico, sino ademas por sus consecuencias practicas. Recordemos que en la Francia posterior a San Bartolome se asistio al asesinato de dos reyes. El primero, Enrique III en 1589, muerto a manos de Jacques Clement un extremista dominico, quien es rapidamente ajusticiado al momento del tiranicidio por la guardia real. Luego, Enrique IV en 1610, a quien Francois Ravaillac hiere de muerte con dos punaladas. Este ultimo sufrira las consecuencias de la condena de los regicidas, pues la asociacion entre parricidio y rebelion ya era ampliamente aceptada (Villari, 1992:141) (22). Como senala Foucault el castigo de Ravaillac se transformo en la suma de todos los suplicios posibles, sufriendo un terrible tormento entre el 14 de mayo y su ejecucion el dia 27 de 1610 (Foucault, 1999:59). De esta manera, paradojicamente la figura del protestante rebelde renace en las predicaciones y en la practica del tiranicidio de los extremistas catolicos (23).

Una de las cuestiones mas interesantes de la Vindiciae, no es solo su base constitucionalista (si es que podemos denominarlo de esta manera), intentando mantener a raya las pretensiones del monarca dentro de la estructura politica de tipo corporativo, (justificada por ejemplo a traves de las argumentaciones de cuno ciceroniano a favor de Bruto como heroe de la republica), sino ademas, la valoracion del buen ejercicio del poder mas que la legitimidad de la sucesion dinastica, es decir, la de su origen (24). La cuestion del ejercicio, de como gobiernan los reyes, esta en relacion con el requerimiento de atender a las pautas de un contrato implicito con el pueblo, debido a que la herencia dinastica no podria garantizarlo. De ahi su argumentacion en favor de la eleccion de los reyes, aunque aun mediada por la intervencion divina, que debia ser legitimada y reconocida por el pueblo. Ademas esta negacion sobre la sucesion en el trono esta relacionada con uno de los valores fundamentales de la monarquia sacra, la del derecho divino de los reyes que se perpetua a traves de la sangre. Es asi que en la Francia de este periodo asistimos a un momento de crisis del criterio de legitimizacion monarquica entre los hugonotes, que significara un parentesis previo a los sucesos revolucionarios del siglo XVIII (Burke, 2003:125) (25). Por lo pronto, los escritores absolutistas como Du Moulin (1500-1566) o Bossuet (1627-1704), contribuiran al armado teorico del derecho divino de los reyes. El primero sostuvo la idea de la monarquia como unica cuspide de poder y el resto de los miembros de la sociedad como meros subditos, y Bossuet (su continuador) siguio refiriendose al rey como sagrado, manifestando su naturaleza especial, nocion fundamental a la hora de sostener la sucesion hereditaria (Skinner, 2003:280) 26 Pero quizas lo mas significativo es la continuacion de la creencia del poder curador de los reyes, como lo demuestra el caso de Luis XIV intentando aliviar a los escrofulosos (Burke, 2003:125).

De esta manera, la idea del tiranicidio se fue convirtiendo en un atentado a los valores de la comunidad politica (Villari, 1992:152). Pero aunque no se presento con la fuerza que tuvo con los hugonotes, lisa y llanamente como rebelion abierta, si impregno otros campos de la sociedad, por lo menos en el mundo de la representacion ficcional como la literatura oel teatro. En estos espacios la critica se permitia desprestigiar a los reyes, o por lo menos mostrarlos de manera grotesca, satirica o cinica, insinuandolo a traves de la representacion. Como muestra Burkeen su trabajo sobre la construccion de la imagen del Rey Sol, tambien existian lugares donde el arte permitia su reves, donde la acusacion de tirania, ambicion o falta de escrupulos, mirabade reojo al rey Borbon. Uno de los ejemplos mas significativos que senala, es la obra Les conquetesamoureuses du Grand Alcandre de 1685. En esta, la figura del Grand Alcandre (que representaria al rey) aparecia como el reverso de la imagen construida por la monarquia. Se decia de el, que "aunque exaltado por encima de los demas, no era, en cuanto a humor y temperamento, distinto del hombre comun". Valoracion subversiva para una epoca donde se intentaba presentar a Luis como un heroe clasico, o el rey Sol representado como un dios (Burke, 2003:125) (27).

CONCLUSIONES

Como pudimos observar en la Vindiciae contra Tyrannos, la centralidad de la critica hacia la institucion monarquica de la epoca esta puesta en la cuestion del tirania, pero deslegitimando en ultima instancia la sucesion hereditaria del cargo y en consecuencia su supuesta sacralidad. Al remarca la importancia del ejercicio del poder real, mas que sus origenes se produce un discurso que desacraliza al principe que llega al poder por medio de la sucesion hereditaria.

Uno de los aspectos mas importantes que operan en la construccion de este discurso, es la tesis calvinista del hombre caido, es decir, aquella supuesta naturaleza corrompida de todo hombre marcada por el pecado original, que en este caso no excluiria a los gobernantes. Como el rey tiene la misma condicion que el resto de los hombres, lo unico sagrado que tiene es su cargo, pero no su persona. No hay nada sobrenatural en su esencia, argumento que tambien desdena toda la cuestion de la estirpe o la ascendencia para llegar al poder. En la Vindiciae, como ya senalamos, los reyes son hombresconstrenidos por las leyes de Dios y de la sociedad y por lo tanto estos limites permiten resistirsele y ejercer justicia sobre el.

En este sentido, es clara la referencia a la monarquia limitada. Por un lado se hace referencia alas restricciones establecidas por los preceptos o mandamientos de Dios, y a los limites establecidos a traves de un pacto con el pueblo. De esta manera, alude a los magistrados o representantes de la comunidad, que gracias a este pacto con el rey, son los unicos posibilitados en dar legalidad a la rebelion e incluso llegar al tiranicidio. En definitiva, con estos argumentos se intenta mantener a raya las pretensiones de los principes dentro de una estructura de tipo corporativa. Y de alli tambien que se destaque la cuestion vital del buen ejercicio de gobierno.

Esta ultima cuestion, de la legitimidad del ejercicio del poder antes que su origen, conduce tambien a la argumentacion sobre la eleccion de los reyes. La monarquia electiva estaria mediada por la intervencion divina, pero reconocida por el pueblo. Este ultimo aspecto, pega nuevamente a unos de los valores mas importantes de la monarquia de la epoca, como es la perpetuidad de la dinastia a traves de la sangre.

En definitiva, la resistencia, el tiranicidio y los argumentos que promueven su defensa contra los ataques de la monarquia, encierran un aspecto aun mas radical, que apunta contra la naturaleza y esencia de la monarquia renacentista en sus manifestaciones menos perceptibles, pero no por ello, mas importantes.

Recibido: 02 Noviembre 2017--Aceptado: 28 Mayo 2018--Publicado: 29 Junio 2018

https://doi.org/10.24215/22505121e025

BIBLIOGRAFIA

Baker, Ernest "The authorship of the Vindiciae Contra Tyrannos" The Cambridge Historical Journal, Vol. 3, No 2 (1930), pp. 164-181

Bart, Jean, "La justification du tyrannicide selon les monarchomaques", Le genre humain, 2005/1, (No44), p. 47-58.

Besancon, A. (2003) La imagen prohibida: una historia intelectual de a iconoclasia Ediciones Siruela, Madrid.

Bezian de Busquets, Enriqueta, (2002) Los Hugonotes en la Francia del siglo XVII. Tensiones sociales y culturales. Fac. de Filosofia y letras, Univ. Nac. de Tucuman.

Bloch, Marc (1988) "Origenes del poder de curacion de los reyes" en Los reyes taumaturgos, Mexico, FCE.

Bloch, Marc (1979) La sociedad feudal. Las clases y el gobierno de los hombres, Mexico, UTEHA.

Bobbio, Norberto, Bovero, Michelangelo (2003) Teoria general de la politica, Madrid, Editorial Trotta.

Burke, Peter, (2003) La fabricacion de Luis XIV, Madrid, Editorial Nerea.

Clavero, Bartolome, (1992) Institucion historica del derecho, Madrid, Marcial Pons.

Daussy, Hugues (2002) Les Huguenots et le roi: Le combat politique de Philippe Duplessis-Mornay (1572-1600), Geneva, Droz.

Eire, Carlos (1986) War against the Idols: The Reformation of worship from Erasmus to Calvin Cambridge: Cambridge University Press.

El Khoury, T. "Inglaterra y la tradicion de la Francogallia: la herencia del constitucionalismo gotico", RJUAM, No 33, 2016-I, pp. 61-77.

Figgis, John Neville (1982) El Derecho Divino de los Reyes. Y tres ensayos adicionales, Mexico, F.C. E.

Foucault, Michael (1999) Vigilar y castigar. Nacimiento de la prision, Mexico, Editorial S. XXI.

Garcia Alonso, Marta, (2008) La teologia politica de Calvino, Barcelona, Editorial Anthropos.

Garnett, George, "Vindiciae contra Tyrannos": a Vindication", Thehistoricaljournal, Vol. 49, No 3 (Sep., 2006), pp. 877-891.

Gil Pujol, Xavier, "Vision europea de la Monarquia espanola como Monarquia compuesta, siglos XVI y XVII", en Russell, C. y Gallego, J. A. (1996) Las monarquias de Antiguo Regimen ?Monarquias compuestas?, Madrid, Editorial Complutense.

Henshall, Nicholas, "El absolutismo de la Edad Moderna 1550-1700. ?Realidad politica o propaganda?, en Ash, R. y Duchhart, H. (2000) Absolutismo ?un mito? De un concepto historiografico clave, Barcelona, Idea Books.

JuniusBrutus, S. (2008) Vindiciae contra Tyrannos. Del poder legitimo del principe sobre el pueblo y del pueblo sobre el principe, Editorial Tecno, Madrid. Traduccion de Piedad Garcia-Escudero Marquez.

Kamen, Henry, (1977) El siglo de Hierro. Cambio social en Europa, 1550-1660, Madrid, Alianza Editorial.

Kelley, D. R. (1983) Francois Hotman. A revolutionary's ordeal, Princeton University Press.

Lee Palmer Wandel (1999) Voracious idols and violent hands, Iconoclasm in Reformation Zurich, Strasbourg and Basel, Cambridge, Cambridge University Press.

Mc. Laren, Anne, "Rethinking Republicanism: "Vindiciae contra tyrannos" in Context" in The Historical Journal, 49, I (2006), pp. 23-52 Cambridge University Press.

Matteucci, Nicolas, (1998) Organizacion del poder y libertad. Historia del constitucionalismo moderno, Madrid, Editorial Trotta.

Monod, Paul K. (2001) El poder de los reyes. Monarquia y religion en Europa, 1589-1715. Madrid, Alianza Editorial.

Parkin-Speer, D. "Robert Browne: Rhetorical Iconoclast", The Sixteenth Century Journal, Vol. 18, No 4 (Winter, 1987), pp. 519-529

Rivera Garcia, Antonio, "Republicanismo calvinista" en Res Publica, (1999) Murcia, pp. 135 a 147.

Sabine, George, (2012) Historia de la teoria politica, Mexico, F.C.E.

Serrano Gonzalez, Antonio, (1992) Como lobo entre ovejas. Soberanos y marginados en Bodin, Shakespeare, Vives. Madrid, Centro de Estudios Constitucionales.

Skinner, Quentin, (1986) Los fundamentos del pensamiento politico moderno, Mexico, Fondo de Cultura Economica. 2 Vol.

Skinner, Quentin (2003) El nacimiento del Estado, Buenos Aires, Ediciones Gorla.

Turchetti, Mario (2001) Tyrannie et tyrannicide de l'antiquite a nos jours, Paris, Presses Univ. De France.

Ullmann, Walter, (1983) Historia del pensamiento politico en la Edad Media, Barcelona, Editorial Ariel.

Ullmann, Walter (1985) Principios de gobierno y politica en la Edad Media, Madrid, Alianza Editorial.

Vallespin, Fernando, (1990) Historia de la teoria politica, Madrid, Alianza Editorial.

Villari, Rosario, (1992) "El rebelde" en El hombre del Barroco, Madrid, Alianza Editorial.

Walzer, Michael, (2008) La revolucion de los santos. Estudio sobre los origenes de la politica radical, Buenos Aires, Editorial Katz.

Weber, Max, (2008) Economia y sociedad. Esbozo de sociologia comprensiva, Mexico, F.C.E.

Wolin, Sheldon, (2012) "Maquiavelo: la politica y la economia de la violencia" en Politica y perspectiva. Continuidad e innovacion en el pensamiento politico occidental, Mexico, Fondo de Cultura Economica.

Zaller, R. "Breaking the Vessels: The Desacralization of Monarchy in Early Modern England", The Sixteenth Century Journal, Vol. 29, No 3 (Autumm, 1998), pp. 757-778

NOTAS

(1) Segun Ullman, la formula Dei Gratia se habia originado en Oriente en el siglo V y en Occidente fue empleada en el siglo VI aproximadamente. A partir de la segunda mitad del siglo VIII la anexion de la formula a los titulos reales fueron un hecho normal en los reinos occidentales, pag. 122.

(2) Segun los principios del gobierno teocratico, el rey no puede equivocarse, o "ninguna orden puede ir contra el rey". "El concepto de subditus, subdito, lleva en si como elemento vital el principio de obediencia. Dicho concepto se refiere al superior, en tanto que el principio de obediencia se refiera a la ley del superior como mandato. [...] Pero esta sujecion al rey teocratico no existia, por asi decirlo, en teoria, sino que se fortalecia y se incrementaba con el "juramento de lealtad" que se tomaba a todos los miembros del populus" pag.132.

(3) Tambien en Monod, 2001: 67.Sobre la teoria de la resistencia en el propio Calvino, ha generado debates interesantes. Encontramos posturas que creen ver indicios de la teoria de la resistencia en sus escritos, como Skinner, 1986: 199 y 241, tambien Vallespin, 1990: 191 y Wolin, quien entiende que Calvino sostuvo la idea de la resistencia por medio de magistrados inferiores para "el cuidado de la comunidad", en Wolin, 2012: 228. Otros argumentos sostienen que la doctrina politica de Calvino es en lineas generales defensora del statu quo, salvo amenaza para la religion, en Garcia Alonso, 2008: 245. Quien sostiene la existencia de una tendencia a organizarse para la lucha terrenal y por lo tanto legitimar, en algun sentido el tiranicidio es Walzer, 2008. Turchetti sostiene por su parte que la interpretacion es fluctuante y depende de los acontecimientos, en algunos escritos Calvino legitima la resistencia, particularmente en virtud de los hechos del levantamiento de 1560, Turchetti, 2001: 415.

(4) Aunque es probable que haya sido redactado entre 1567-1568, antes de la masacre. Kelley, D. R. Francois Hotman. A revolutionary's ordeal, Princeton University Press, 1983 (1973). Sobre el texto ver, El Khoury, T. "Inglaterra y la tradicion de la Francogallia: la herencia del constitucionalismo gotico", RJUAM, No 33, 2016-I, pp. 61-77.

(5) Este texto fue publicado de forma anonima y simultaneamente en frances bajo el titulo Du droit des magistrats sur sessubiets.

(6) JuniusBrutus, 2008:33.

(7) Sobre el problema de la autoria de las Vindiciae ver Baker, E. "The Authorship of the Vindiciae Contra Tyrannos", The Cambridge HistoricalJournal, Vol. 3, No 2 (1930), pp. 164-181, autor que se postula a favor de Languet. Sobre la biografia de Duplessis-Mornay y quien sostiene su indiscutible autoria de la obra es Hugues Daussy, Les Huguenots et le roi: Le combatpolitique de Philippe Duplessis-Mornay (1572-1600), Geneva, Droz, 2002.

(8) Segun lo analiza Wolin, Calvino se referia a la funcion de los magistrados como sagrado ministerio, concentrandose mas bien en la naturaleza impersonal del cargo, pues "la personalidad del dignatario era absorbida en el cargo mismo". Cuestion que imponia una lealtad a la funcion antes que al magistrado.

(9) Esta cuestion de retomar a los clasicos tambien aparece en el propio Calvino. Segun Wolin, este ultimo cita al propio Ciceron quien proponia "llamar a la ley un magistrado mudo, y al magistrado una ley viva", indicando el sentido ya senalado de la funcion de los magistrados. (Wolin, S.; 2012: 225 (nota 59); Bobbio, Bovero, 1992: 90)

(10) Tambien la cuestion del pacto o contrato tacito entre la comunidad (o mas bien, sus representantes) y el rey se encuentra en las teorias ascendentes del poder senaladas por Ullmann. Entre los autores que postulan esta idea de poder y en consecuencia de gobierno populista, se encuentran Marsilio de Padua y Bartolo de Sassoferrato (ambos del s. XIV). (Ullmann, 1985). Ademas Henshall insiste en la idea de pacto, o la cuestion de la reciprocidad como fundamental en las relaciones entre la nobleza y el monarca en la Edad Moderna (Henshall, 2000: 66).

(11) Para ver la distincion entre ley natural y divina, Monod, 1996: 15. Sobre el lugar de la ley natural en Calvino ver Garcia Alonso, 2008:33. Para establecer una comparacion tambien habra que tener en cuenta la importancia de la alianza, tal como la comprendian los cristianos, y en este sentido, este sera uno de los argumentos fundamentales del propio Calvino. Esa alianza entre el pueblo y Dios esta contenida en el Antiguo Testamento, por ejemplo, en el Deuteronomio. Las relaciones humanas se definen en terminos de pactos. (Garcia Alonso, 2008: 209.)

(12) En este sentido lo argumenta Figgis "... la doctrina es un vestigio de las teorias feudales. Tal parece que su aparicion en el pensamiento hugonote, con su peculiar exaltacion de la autoridad municipal y provincial, nos retrotrae a los dias de vigencia de la soberania provincial y de la comunas semi-soberanas. [...] Esta teoria reduciria al Estado a un confederacion de corporaciones semi-independientes ...", Figgis, 1982: 99. Tambien Clavero en relacion con las asambleas de estados en los comienzos de la modernidad, "... el rey con la asamblea, esta suma de iurisdictiones, forman la iurisdictio superior del reino, asi colegiada, no de distinto modo a como ocurre tambien entonces con las republicas. [...] la misma concepcion corporativa de otras entidades se aplica al territorio, apareciendo estados territoriales. El tronco son sus jurisdicciones, eclesiasticas, feudales y ciudadanas, la cabeza, es el monarca; el cuerpo, todo el conjunto, que ahora tiene presencia y voz gracias a la asamblea de estados" (Clavero, 1992: 45).

(13) Con respecto a Aragon, Gil Pujol niega que la corona aragonesa fuera electiva, atribuye esta interpretacion a una invencion de los hugonotes. (Gil Pujol, 1996: 72).

(14) Sobre la iconoclasiareformadaverademas Eire, C. (1986) War against the Idols: the Reformation of Worship from Erasmus to Calvin, Cambridge: Cambridge University Press. Lee Palmer Wandel (1999) Voracious idols and violent hands, Iconoclasm in Reformation Zurich, Strasbourg and Basel, Cambridge, Cambridge University Press. Besancon, A. (2003) La imagen prohibida: una historia intelectual de aiconoclasia Ediciones Siruela, Madrid.Sobre el casoingles, Zaller, R. "Breaking the Vessels: The Desacralization of Monarchy in Early Modern England", The Sixteenth Century Journal, Vol. 29, No 3 (Autumm, 1998), pp. 757-778. Parkin-Speer, D. "Robert Browne: Rhetorical Iconoclast", The Sixteenth Century Journal, Vol. 18, No 4 (Winter, 1987), pp. 519-529.

(15) La concepcion de la realeza teocratica, como ya mencionamos, excluye al rey de cualquier acuerdo o pacto con el pueblo. El oficio del rey ya era considerado una dignitas, un honor, por la posicion que ocupaba su detentador (ya que era otorgado por Dios). El rey era considerado una majestad, termino que refiere al lugar de superioridad que ocupaba (Ullmann, 1985:135). Esta indicacion de la separacion entre el cargo y quien lo detenta, aparece en Calvino con la intencion de distinguir de alguna manera las esferas de gobierno, por un lado, la espiritual, y por el otro, la secular. "Calvino, al igual que Lutero, defiende la existencia de estos dos reinos pero, a diferencia del reformador aleman, insistira en que el gobierno externo de la Iglesia y el gobierno del Estado son ambos, en igualdad de condiciones, partes del reino mundano. El Estado tiene su jurisdiccion sobre el mantenimiento de la paz y el orden en la sociedad civil y la Iglesia la suya en el seno de la comunidad religiosa [...] mientras que el reino de Dios en su sentido espiritual quedaba destinado, como ya habia indicado Lutero, al dominio exclusivo y directo de Dios sobre las conciencias" (Garcia Alonso, 2008: 211).

(16) Segun lo que establece Garcia Alonso, a diferencia de los hugonotes, en Calvino "el magistrado calviniano recibe el poder directamente de Dios, sin mediacion del pueblo o la Iglesia. [...] los gobernantes deben su existencia a la providencia. Ello dificulta cualquier intento de convertir a Calvino en un constitucionalista, siquiera sea germinalmente" (Garcia Alonso, 2008: 203).

(17) Wolin destaca que Calvino ya mencionaba esta cuestion de la carga que implicaba gobernar, quizas infundiendo temor a quien ocupara ese cargo (Wolin, 2012: 225).

(18) Esta distincion es senalada por Skinner, aunque en otro sentido, pues no la recupera en relacion con la problematica teologica. Skinner encuentra en estos momentos un cambio, aunque no se concibe aun la idea de Estado como una persona artificialdonde reside la soberania.

(19) Matteucci encuentra en los hugonotes un principio de contractualismo moderno, o los albores del liberalismo, unidos a la batalla y la victoria del principio de la libertad religiosa (Matteucci, 1998:56). Sin embargo, vimos que esta idea de constitucionalismo ya estaba presente desde el medioevo, y vuelve a ser recordada a lo largo de las luchas politicas del siglo XVI, como en el caso de las Vindiciae. En este sentido, Clavero nos lo recuerda una vez mas "Puede la monarquia determinar el derecho mediante leges, pero no puede ignorar los derechos, los iura, las otras iurisdictiones, los cuerpo sociales, la misma entidad corporativa del reino, sus instituciones... para esto se tiene un nombre, constitutio, constitution, constitucion, el tejido institucional o la estructura organica del reino en la que se comprende la posicion misma de la monarquia, sobre la que esta se sostiene y que no puede ella sino respetar" (Clavero, 1992: 67.)

(20) En este sentido, Sabine comenta sobre las Vindiciae: "Defendia mas bien los derechos (o antiguos privilegios) de las ciudades, provincias y clases contra los efectos niveladores del poder regio. El espiritu de las Vindiciae no era democratico, sino aristocratico. Sus derechos eran los de la corporaciones y no los de los individuos, y su teoria de la representacion contemplaba la representacion de las corporaciones, no la de los hombres" [...] "No tenian cabida en ella los derechos individuales humanos y su tendencia practica era aristocratica y aun en cierto sentido feudal. Por consiguiente, en espiritu estaba en absoluta oposicion con las doctrinas de libertad e igualdad que se vertieron posteriormente en el molde de la teoria del contrato" (Sabine, 2012: 302). Tambien hay otra teoria que encuentra ya en el propio Calvino una tendencia hacia el republicanismo. Por ejemplo, se destaca que se intento conformar una republica cristiana, donde el lider representaria a los hermanos y se comporta como uno de ellos. Ademas todos serian libres, porque todos estarian sometidos unicamente a Dios. Pero siempre el jefe de estado es elegido por Dios y por el pueblo. (Mc Laren, 2006: 51). Tambien Rivera Garcia encontrara la expresion mas definida de la politica calvinista en el sentido republicano en Althusius (1557-1638) quien abogo por la separacion entre soberania y representacion. Ademas comenta que el representante dependera de la voluntad soberana y sera responsable ante el pueblo de la accion realizada, es asi, que el magistrado no puede actuar contra la ley. Por otro lado, la ausencia de personificacion implicaria que la soberania se encuentra en todos los miembros de la comunidad. (Rivera Garcia, 199: 135-147).

(21) Enrique IV (1553-1610) rey de Navarra desde 1572, educado como protestante, abjuro bajo amenazas despues de San Bartolome y escapo de Francia en 1576. Accede al trono frances en 1589, al morir el ultimo Valois, se convierte al catolicismo en 1593 y es absuelto de herejia en 1595 por el papa Clemente VII. Impulsor del edicto de Nantes de 1598 (edicto que garantizo la coexistencia entre catolicos y protestantes). Muere asesinado en 1610 por el tiranicida Ravaillac.

(22) Tambien Ash y Duchhardt senalan que el desarrollo de la monarquia absolutista fue una consecuencia de las guerras de religion, retomando lo planteado por Arlette Jouanna quien sostiene que la oposicion calvinista y luego catolica enmudecio despues de 1598, y definitivamente tras la Fronda, dando lugar al absolutismo "El retorno de un poder absoluto del monarca es caracteristico ahora tambien de la praxis de gobierno cotidiana. En lugar de la dependencia del monarca de un corpus de leyes fundamentales la cual habia sido reivindicada durante las guerras de religion, aparecieron ahora otros ideales del sistema y de poder menos legalistas, que le otorgaban al monarca un mayor margen de discernimiento y una mayor libertad de actuacion ..." (Ash, Duchhardt, 2000: 26).

(23) Sobre las teorias jesuitas, Sabine destaca que en muchos puntos coinciden las argumentaciones desarrolladas por los hugonotes, pero "al reves de los calvinistas, utilizaron su teoria para apoyar una forma revisada de la vieja doctrina de la supremacia pontificia en cuestiones morales y religiosas. La finalidad era especificamente jesuita, y no la compartian, en manera alguna, catolicos mas afectos a los intereses nacionales y dinasticos" [...] su objetivo era "salvar para el papa alguna forma de jefatura espiritual sobre una sociedad de estados cristianos" En relacion con la naturaleza divina de la monarquia, sostienen que el poder no procede de Dios, solo el papa lo recibe de aquel. De esta manera, hay circunstancias en las cuales el papa tiene motivos justos para deponer a un rey heretico y dispensar a los subditos de la fidelidad jurada. (Sabine, 2012: 303). Segun Skinner, a diferencia de los hugonotes, Suarez ataca las implicancias subversivas del concepto de soberania popular, pues "cuando la comunidad transfiere el poder al principe, semejante transferencia no es un acto de delegacion, sino una especie de alienacion, por lo cual, el soberano, recibe poder absoluto para utilizarlo por si mismo o por sus agentes de cualquier manera que considere apropiada" (Skinner, 1986: 190).

(24) Quizas para sostener a Enrique de Navarra (futuro Enrique IV) en la posibilidad de ascender al trono frances.

(25) El autor retoma el concepto de crisis de legitimizacion propuesto por Habermas. Aunque tambien habria que analizar los sucesos de la Fronda, movimientos insurreccionales de los anos 1648-1653, durante la regencia de Ana de Austria y la minoria de edad de Luis XIV. En esos momentos, Francia se encontraba en un periodo de crisis economica debido a la participacion en la Guerra de los Treinta Anos, las malas cosechas y sus consecuencias como el aumento del precio del pan, carestias y pestes. La guerra habia llevado a una ruda recaudacion de impuestos de parte del Estado, cuestion que genero una presion economica hacia el campesinado, los sectores bajos de las ciudades, y hacia los senores que debian responder hacia las demandas del gobierno. A esto hay que sumarle la minoridad de edad del rey, lo cual conllevaba la administracion de los asuntos de estado de parte de ministros (Mazarino) y de la familia real. A pesar que en muchos casos los levantamientos fueron protagonizados por gentilhombres, tambien los hubo de parte del pueblo en general, y ademas reivindicaciones constitucionales que apuntaron a disminuir el poder del rey (por ejemplo, los gobiernos municipales o el Parlamento de Paris). Sobre esto ultimo ver Mousnier, 1984: 155. Sobre los diferentes sectores sociales que participaron en los levantamientos, y ademas nos ofrece un interesante repaso sobre la bibliografia y las diferentes posturas sobre la problematica. (Vincent, 1991). Otra postura es la de Kamen, quien sostiene que no hubo reivindicaciones antimonarquicas "Las exigencias de los rebeldes eran a menudo radicales y de largo alcance; sus ataques contra Mazarino eran subversivos del regimen existente; pero al final su teoria tendia unicamente a confirmar el derecho divino de la monarquia absoluta. Su revuelta era antiministerial, no antirreal" (Kamen, 1977).

(26) Tambien Bodino define a la ley como un mandato dimanado del soberano. Considera que la soberania es indivisible e inalienable, no hay posibilidad de contrato (como si la hubo para Hobbes) porque el pueblo jamas fue poseedor de autoridad soberana. (Figgis, 1982: 106).

(27) Como cita Serrano Gonzalez: "la inestabilidad resulta ineliminable mientras sigan existiendo justamente dos posiciones basicas, arriba y abajo, que por su propia logica resultan potencialmente reversibles desde el punto de vista de la detentacion del poder" o "porque la existencia de un numero uno permite observar mejor cuando se mira a traves puede llegar a interrogarse por el hecho que los hombres y los pueblos esten fascinados "y por decirlo asi embrujados por el nombre de uno, al que no deberian ni temer (puesto que esta solo)" (Serrano Gonzalez, 1992: 120).

Marieta Lucia Ferrari

Universidad Nacional de Rosario, Facultad de Humanidades y Artes, Argentina

marielferrari@hotmail.com

Leyenda: Luis XIV curando la escrofula-1690-Jean Jouvenet-Iglesia Abadia de Saint-Riquier
COPYRIGHT 2018 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ferrari, Mariela Lucia
Publication:Sociedades Precapitalistas
Date:Jun 1, 2018
Words:9965
Previous Article:La Historia Medieval en Brasil. Investigacion, Ensenanza y Accion Politica.
Next Article:Historia y literatura. A proposito de los relatos de La contienda entre Horus y Seth y La disputa de Verdad y Mentira.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters