Printer Friendly

"?Dime con quien andas y te dire quien eres?" Sexualidad, violencia y vida cotidiana en Puerto Lopez.

Resumen

Objetivo. Discutir la relacion entre sexualidad y violencia como ejes articuladores de los crimenes por prejuicio sexual. Metodologia. Se realiza un estudio de caso del homicidio en el ano 2007 de Edgar Enrique Echevarria Sanchez (conocido como 'Balala'), hombre gay de 44 anos de edad, asesinado en el municipio de Puerto Lopez (Meta, Colombia). Resultados. A partir de dicho caso, y con base en el material bibliografico y testimonial recaudado, se analiza la confluencia de tales elementos en la construccion de las representaciones sociales vinculadas con los homicidios de odio y el mantenimiento de un orden social hegemonico proclive a la eliminacion de aquellos sujetos senalados como diferentes en dicha entidad territorial. Conclusion. La ciudad moderna configura un espacio desde el cual producir, relacionarse, pero tambien vivir en el anonimato cuando el vinculo social ha sido fracturado o capturado bajo formas poco comprensibles de ver lo individual y lo social.

Palabras clave: homosexualidad, prejuicio sexual, vida cotidiana.

"TELL ME WITH WHOM YOU WALK AND I WILL TELL YOU WHO YOU ARE" SEXUALITY, VIOLENCE AND DAILY LIFE IN PUERTO LOPEZ.

Abstract

Objective. To discuss the relationship between sexuality and violence as political axes of crimes of sexual prejudice. Methodology, a case study of a 44 years old gay man named Edgar Enrique Echevarria Sanchez' (known as Balala) who was murdered in the municipality of Puerto Lopez (Meta, Colombia) is carried out. Results. From this case, and based on the literature and collected witness accounts, the confluence of these elements is discussed in the construction of social representations linked to the murders of hatred and maintaining a hegemonic social order conducive to the elimination of those subjects identified as "different" in that territorial entity. Conclusion, the modern cities set up a space from which it can produce, interact, but also live in anonymity when the social bond has been broken or captured under some understandable ways of seeing the individual and the social aspects.

Key words: Homosexuality, sexual prejudice, daily life.

Introduccion

Durante la segunda semana de enero de 2007 el diario Llano Sie7e Dias registraba, bajo el titular "A golpes mataron a Balala" (2007, p. 8), la tragica muerte de Edgar Enrique Echevarria Sanchez, hombre gay de 44 anos de edad, natural del municipio de Puerto Lopez (Meta) en el oriente colombiano. Esta noticia no seria distinta de otras tantas ocurridas en ese mismo periodo y espacio geografico, sino hubiera sido porque 'Balala' aparecio "semidesnudo, en posicion fetal, con dos golpes contundentes al lado izquierdo de su cabeza" (Llano Sie7e Dias, 2007, p. 8) que naturalmente le ocasionaron la muerte, dejando a Puerto Lopez sin su gay mas reconocido.
[...] nunca le negaba un piropo y un guino de amor al transeunte que se
le atravesara en el camino. Siempre estaba disponible para lavar,
planchar, cocinar o hacer cualquier oficio, con los que se ganaba el
sustento diario en las casas de familia, al igual que vendiendo tungos
(envueltos de arroz). Con su triciclo, un pito en la boca, cachucha y
el grito de "tungos, tungos", recorria el pueblo de dia. Las noches las
dedicaba para la rumba y el amor. (Llano Sie7e Dias, 2007, p. 8)


Sin embargo 8 anos despues, los resultados de la investigacion judicial no han avanzado con la celeridad requerida; pues segun testimonios obtenidos de personas cercanas a 'Balala' y pobladores de dicho municipio:
la unica evidencia que se encontro en el lugar de los hechos, son unos
tenis, que fueron dejados en cadena de custodia, pero que dada la
ausencia de mas pruebas termino por inactivar el caso a cargo del
Fiscal Homero de Jesus Sanchez Herrera, en la Unidad Seccional No. 32
de la Fiscalia General de la Nacion en Puerto Lopez. (Entrevista, 20 de
diciembre de 2014)


Lo anterior pese a lo consignado por la policia judicial sobre dos datos nuevos que, sumados a lo ya informado por Llano Sie7e Dias, podrian reorientar la investigacion hacia un crimen por prejuicio sexual.
Se encuentra un cadaver de sexo masculino al parecer a las afueras del
pueblo con un golpe a la altura de la cabeza, con exposicion de masa
encefalica, y el cual al parecer, habia sido accedido sexualmente, ya
que se encuentra con los interiores a la altura de las rodillas, asi
como, tener sustancia organica o fluidos en su parte trasera. (FPJ2,
505736105641200780001: 2)

El presunto responsable es "Jesus Gaitan Perez, de 31 anos de edad"
(FPJ2, 505736105641200780001: 3), de ocupacion maestro de construccion,
y con domicilio en Puerto Lopez.

Este hombre, presenta para la vigencia 2013-2014 tres (3) anotaciones
judiciales, dos por los delitos de lesiones personales (denunciante y
victima) y una (1) por violencia intrafamiliar (indiciado).


Hablamos de informaciones cuyo valor favorece la reflexion academica frente al orden social imperante en las interacciones cotidianas surgidas en la ciudad; ademas hace visible la ejecucion de crimenes por prejuicio sexual como manifestacion del conflicto social que causa la emergencia y dinamica de las identidades dentro de la ciudad, en tanto disposicion espacial sustantiva de los procesos sociales y cotidianos en la actualidad.

Identidad, libertad y afecto
Contar una (la propia) historia no [es] simplemente un intento de
atrapar la referencialidad de algo "sucedido", acunado como huella en
la memoria, sino que es constitutivo de la dinamica misma de la
identidad: es siempre a partir de un "ahora" que cobra sentido un
pasado, correlacion siempre diferente y--diferida--sujeta a los
avatares de la enunciacion. Historia que no es sino la reconfiguracion
constante de historias, divergentes, superpuestas, de las cuales
ninguna puede aspirar a la mayor "representatividad". (Arfuch, 2002, p.
25)


Como experiencia subjetiva, el caso de 'Balala' es tan solo un pequeno eslabon de la larga y tensionada cadena en la que se resumen las relaciones socioafectivas y sexuales de los homosexuales en su lucha por hacerse a un espacio legitimo en la ciudad; y desde alli, problematizar la identidad en funcion de la orientacion e identificacion sexuales como formacion cultural visible y reconocida del derecho a ser diferente; hoy en dia paradojicamente apoyada por la heteronormatividad, en tanto marco regulatorio del sistema de jerarquias y categorizaciones a que se enfrentan los sujetos en la cotidianidad.

La constitucion de la identidad subjetiva connota tanto una dimension de preferencia sexual como politica del sujeto, que no son util separar si partimos de la consideracion de que la constitucion de la identidad subjetiva y su posterior definicion en una identidad sexual se da a traves de un proceso inestable, quizas hasta contradictorio, en donde participa tanto el sujeto desde el ejercicio de ciertas practicas como la manifestacion de deseos y ocupacion de posiciones de poder dentro de la matriz cultural valorativa y que le otorgan sentido y referencia a su practica vital y de unidad personal.

Sin embargo, sabemos al mismo tiempo, y frecuentemente a merced de las mismas personas que tan apasionadamente afirman su identidad sexual, que esa identidad es provisional, siempre precaria, dependiente y constantemente enfrentada con una relacion inestable de fuerzas inconscientes con significados sociales y personales cambiantes, y con las contingencias historicas" (Weeks, 1998, p. 295).

En efecto, la identidad incluye el conocimiento de las formas de construccion especifica de los sujetos dentro de un espacio social predeterminado y sus implicaciones tanto en el tiempo como en la realidad donde esperan realizar sus itinerarios de vida. Hablamos aqui de la ciudad en tanto "ambito social y territorio marco en el que se desarrolla la vida en sociedad, como espacio de relaciones e intercambios, como lugar del encuentro y de la posibilidad" (Mari, 2005, p. 85).

Hoy en dia tanto el termino ciudad como el de identidad, son tratados bajo una perspectiva que supera la tradicional asociacion a territorio geografico y corporal para presentarse como un espacio de confluencia de multiples e inacabados proyectos personales cuyo enriquecimiento viene dado por el intercambio experiencial y la posibilidad de anclarse en el cuerpo mismo de dicha comunidad y participar asi de su gestion.
Al mismo tiempo, "identidad es diferenciacion", tiene que ver con las
afinidades basadas en la seleccion, la actualizacion y la eleccion. Es,
por tanto, algo que tenemos que buscar, algo que tiene que ser
conseguido a fin de estabilizar el ser, defenderse de la anomia y de la
desesperanza. (Weeks, 1998, p. 298)


Es decir, de un consenso moral que condena a la homosexualidad pero que descuida contar con una base publica frente a las consecuencias que traen las reglamentaciones sobre la conducta sexual en la vida de los reglamentados--en la definicion de su yo personal--. "Los "sujetos" homosexuales "llegan" a la cultura heterosexual, aprenden--mediante el insulto, el oprobio y la groseria--a ser homosexual, un "ser" de la oscuridad, de la marginalidad y del silencio" (Balbuena, 2010, 63).

Identidad gay

"De manera creciente, la homosexualidad se ha vuelto una opcion, una posibilidad a seguir, algo imposible en una sociedad mas jerarquica y monolitica" (Weeks, 1998, p. 212). Incluso hoy en dia cuando se ha avanzado en el desmonte del statu quo moral, que justifica y da forma al modelo de relaciones socioafectivas y sexuales del individuo en comunidad.

Lo anterior, gracias al liderazgo alcanzado por los grupos de apoyo --y las mismas marchas del orgullo gay--como manifestacion mas visible de un grupo de individuos que se resisten a configurar su proyecto de vida con base en coordenadas y actitudes sexuales de corte tradicional que desestiman aspectos tales como la autonomia, la posibilidad de eleccion de su 'yo' y finalmente la construccion de un tejido social y solidario alternativo a las relaciones de poder y significados sociales que se atribuyen a la heterosexualidad en cuanto forma y organizacion sexual socialmente valida.
La sexualidad se configura mediante la union de dos ejes esendales de
preocupacion: nuestra subjetividad, o sea, quienes y que somos, y la
sociedad, o sea, el crecimiento, el bienestar, la salud y la
prosperidad futuras de la poblacion en su conjunto. (Weeks, 1998, p. 40)


Lo cual revela la importancia del contexto y la eleccion sexual dentro de las relaciones sociales, asi como su incidencia en el crecimiento personal de cada individuo. Incluso de aquellos sujetos cuya tendencia a buscar el placer sensual recae sobre personas del mismo sexo; quienes tambien han sido victimas historicas de la estigmatizacion, discriminacion y exclusion por razon de su orientacion sexual.

"Esto confirma, a su vez, hasta que punto el edificio de la sexualidad en el que vivimos es una construccion historica; y lo que construimos historicamente puede reconstruirse politicamente" (Weeks, 1998, p. 333). Es decir, mediante una amplia reflexion critica frente a la forma y organizacion de la vida intima y libremente elegida por los sujetos se puede garantizar el debido respeto dentro de aquellos escenarios de socializacion primaria donde transcurre su vida cotidiana--su experiencia personal y colectiva--.

En el caso de 'Balala', pese a que sus practicas y demas situaciones personales parecieran haberlo inscrito dentro de los maricas--termino coloquialmente utilizado para nombrar a varones homosexuales--tambien es cierto que su vida transcurrio dentro de un entorno hostil dada la presencia paramilitar y el mantenimiento de estereotipos y roles sexuales como "fuerte, varonil y penetrador", asociados al hombre del llano y que sumados a las marcas sociales como--pobreza, poca educacion, adultez y no consumismo--, reafirmaron su diferenciacion biografica dentro de la ciudad y el colectivo de hombres homosexuales que es posible observar deambulando por el parque de este municipio.

Sin embargo, 'Balala' no era un puto mas. Era alguien que gozaba de la simpatia y confianza de los portolopenses. "Si hacia algo, era a la tapada, en lo secreto" (Entrevista, 25 de diciembre de 2014). Bajo una aparente tolerancia que incluia soportar su travestismo ocasional y afeminamiento permanente como expresion interior de la identidad sexual adoptada y aprendida dentro de su contexto sociocultural, el cual cree todavia que los homosexuales son afeminados. Y sus relaciones sociosexuales, o mejor aun el acto sexual mismo, no entranan fuertes sentimientos homofobicos como desprecio y odio.

Para muchos de los hombres de esta ciudad, el cuerpo de los homosexuales sigue estando asociado con la figura de un recipiente donde se descarga la tension sexual--prohibido, pero deseado--y que valida la propia masculinidad dentro de un sistema patriarcal, agresivo y violento frente aquellos varones que no cumplen con las expectativas sociales.

Encuentro fisico y amenaza. Expresiones y discursos de poder en torno a los homosexuales en la ciudad

La tolerancia hacia las minorias sexuales en la ciudad supone actualmente un reconocimiento limitado a la exposicion del cuerpo y al ejercicio de las relaciones sociosexuales que se alcanzan a traves de este. Ya que la ciudad representa en si misma la materializacion de la hegemonia heterosexual en pro del bienestar social--integracion y aceptacion--de sus asociados dentro de ciertos acuerdos preestablecidos, pero que imprimen penas y castigos para aquellos individuos que se mueven dentro de la clandestinidad de algunos de sus recovecos.

Por lo que no es extrano que las experiencias de discriminacion que enfrentan los homosexuales tengan que ver con insultos, burlas o amenazas hacia su persona y que naturalmente van a influir en su autorreconocimiento como homosexuales dentro de su entorno mas inmediato. A pesar de la forma en que la experiencia subjetiva puede valerse de las condiciones objetivas del contexto para garantizar una existencia digna--afecto, libertad y respeto--.

En Puerto Lopez prevalece un contexto discriminatorio, sin vinculos sociales fuertes vinculados a la orientacion sexual, incluso en aquellos casos de chantajes o rumores de muertes asociadas con la infeccion del VIH entre personas homosexuales residentes alli. Esto sin descontar el caracter miope de administraciones publicas presentes y pasadas, en el sentido de considerar la invisibilidad homosexual como beneficiosa para el mantenimiento del orden social; incluso, cuando durante los ultimos anos las minorias sociales interpelan cada vez mas desde el espacio publico a sus autoridades frente a la demanda de derechos y redefinicion de la condicion de subordinacion de la homosexualidad como practica estigmatizada y relegada al ambito privado.

Y asi, aunque sea cierto que la muerte de 'Balala' "impacto tanto a los habitantes del Puerto, que a sus funerales del lunes en la tarde lo acompanaron masivamente en el cortejo funebre, desde la iglesia del centro hasta el cementerio de la poblacion (Llano Sie7e Dias, 2007, p. 8)". Otros tantos ven lo ocurrido como una rectificacion del modelo binario de distribucion del poder que esta amenazado hoy en dia por cuerpos, sujetos y practicas sexuales diversas que ocupan la ciudad y las cuales habrian de ser limitadas, o en su defecto eliminadas, en virtud de cierta predisposicion negativa hacia lo percibido como diferente tanto por sujetos heterosexuales y otros individuos participes de practicas homoeroticas, pero no ajustados a una vida gay que se percibe asi misma y desde los otros como asociada a lo femenino.
Los usos u objetivos de la violenda fisica motivada por prejuido [...]
pueden ser distintos; por ejemplo, un gesto violento es jerarquico
cuando pretende advertir y marcar--al individuo y al grupo que
simboliza--su subordinacion dentro de un orden social. En comparadon,
el gesto violento es exduyente cuando apunta a eliminar del paisaje
social al otro u otros que encarnan una diferenda amenazante. (Gomez,
2007, p. 73)


En ese sentido, preguntarse por ?como garantizar el cuidado de si en los encuentros sexuales ocasionales donde participan homosexuales y curiosos ante la violencia producto de la homofobia?, y el ?por que del desprecio a los homosexuales reales o percibidos?, muestran como
el desprecio por lo que se considera femenino (sexismo) tiene un
objetivo notablemente perturbador en los hombres percibidos como
homosexuales por cuanto aparecen dedinando los privilegios de la
masculinidad y haciendo evidente que cualquiera puede perderlos. Esta
percepdon suele generar en el homofobico, que se siente atraido y
repelido por su objeto, la necesidad de marcar de forma violenta las
diferencias articulando su ansiedad asi: "porque me atraes o porque tal
vez incluso podria querer ser como tu, necesito afirmar mi total
diferencia con respedo a ti con el fin de mantener mi sentido de mi
mismo y mi privilegio". (Gomez, 2007, p. 78)


La marcacion de diferencias y afirmacion de la identidad heterosexual-masculina, a traves del uso de la violencia, provoca cambios en las relaciones de poder que subyacen al encuentro sexual mismo y hacen del homosexual no solo un sujeto posibilitador de placer y depositario infertil de los rios de leche y miel contenidos en el falo de otros hombres sino que, ademas, termina convirtiendolo en una amenaza para otros hombres puesto que el homosexual es percibido como masculino y logra negociar pactos de silencio en torno al cumplimiento de deseos y fantasias sexuales desde la penetracion.

La sensibilidad especificamente homosexual se halla entrenada en el juego constante del intercambio de roles ante la inmediatez de la seduccion fisica y emocional que alberga todo individuo y cuya concrecion corporea, sumada a la amplia oferta de espacios clandestinos, permitiria la orientacion y satisfaccion objetiva del deseo sexual. Independientemente, si este logra transformarse en el tiempo en algo mas (amistad, afecto, noviazgo, amor, compromiso).

"La configuracion politica de un regimen que discrimina a las sexualidades no-normativas se afinca en mantener secreto y subordinado el "amor prohibido"" (Gomez, 2007, p. 78). Esta es la necesidad de discutir las garantias de cuidado de si mismo en el ejercicio de la sexualidad, pues ella cumple un papel fundante y relacional (espacios, momentos e interlocutores) en la constitucion de la propia identidad. Tanto asi, que la eleccion sexual no solo tendria que ver con el reconocimiento diferencial de las necesidades y metas individuales sino a la vez con una contextualizacion social en donde el individuo reconocido como sujeto y ciudadano sexual pueda exponer los limites y posibilidades (derechos y deberes) de autorrealizacion, en razon de su particular orientacion sexual.
Cuando una persona decide intimar con otra del mismo sexo, son esos
sentimientos morales de la relacion en la cual se embarca los que
activan el razonamiento necesario para limitar la ligereza de la accion
ante las circunstancias ofrecidas, y garantizar las responsabilidades
por los actos que van a ejecutar. (Segura, 2012, p. 104)


Asi que no existen sujetos, desligados a un contexto y mucho menos practicas sexuales, que no contemplen en su desarrollo los efectos sobre "si mismos" y 'otros'--alivianar, producir y reproducir--.

Borrarte del mapa: los usos publico y privado de la violencia homofobica en la ciudad
Es la noche, oscura como el antifaz de los asesinos. Muy cerca se oye
un grito de terror, luego un disparo que silencia. Ninguna de nuestras
ventanas se ha abierto; todos temblamos en el interior, absteniendonos
de ser testigos de un hecho que mas tarde podria comprometernos. Un
automovil arranca y se pierde a lo lejos con su carga de muerte. En la
esquina alguien agoniza en medio de un gran charco de sangre. A su
alrededor un vecindario de culpables trata en vano de conciliar el
sueno. (La noche, Manuel Rueda)


Tal y como sucede en el relato de Rueda, el asesinato de 'Balala' constituye un hecho que no solo cuestiona nuestra simpatia en tanto sentimiento moral sino que, a su turno, revela la incapacidad o total desinteres de muchos de nuestros conciudadanos por las situaciones de animadversion que se ciernen sobre los homosexuales en la ciudad.

Esto se explica, en razon de que el modelo de interaccion entre las identidades homosexuales y la ciudad se halla esbozado a traves de un ordenamiento social cuyo origen reside en el modelo de masculinidad hegemonica; el cual dicta que la manifestacion de conductas no asociadas a la condicion biologica de ser hombres, sumado a la realizacion de practicas socioculturales con respecto al genero (expresividad emotiva, posicion e imaginativa sexual y proyeccion del cuerpo), deben ser reprimidas o eliminadas de la vida de los varones con miras a obtener un sujeto util y beneficioso para la sociedad.
El orden simbolico asociado a la masculinidad hegemonica predica de una
manera normativa el imperativo categorico de la heterosexualidad
masculina y femenina, y concibe la socializacion de los hombres como el
ejercicio de un poder sexual y social contra las mujeres y como el
alejamiento masculino de cualquier conducta asociada convencionalmente
a la feminidad. (Lomas, 2004, p. 16)


Esto, evidencia la discriminacion selectiva que realiza la ciudad sobre el espectro posible de relaciones entre los individuos a partir del cuerpo y la propia subjetividad. En el caso de los sujetos homosexuales que habitan la ciudad, las relaciones sociales en y para con el mundo de lo cotidiano se hallan orientadas bajo unos referentes simbolicos que gracias a la interaccion cultural establecen pautas para relacionarse entre si y controlar los reverberos de autonomia individual y realizacion material que algunos de estos sujetos ya han dilucidado dentro de su proyecto de vida. Pero que, en algunas ocasiones, los hace enfrentarse a dicho contexto sociocultural del cual son parte integral.

Desde Aristoteles sabemos que,
la dudad, en efecto, es por naturaleza una pluralidad, de lo que
resulta que al progresar hada una extrema unidad, se convertira de
ciudad en familia, y luego de familia en hombre, porque de la familia
podemos predicar la unidad mas que de la ciudad, y del individuo mas
que de la familia. Por tanto, y aunque alguno tuviera el poder de
llevar esto a cabo, no deberia de hacerlo, pues con ello destruiria la
dudad. Pero no solo se compone la dudad de una pluralidad de hombres,
sino que ellos son de diferente condicion. (1977, p. 33)


Por ello el interes por desenmascarar el sentir de los sujetos frente a los diversos procesos que se viven en la ciudad. Actualmente el deseo homosexual genera tensiones sociales que cada vez mas se agudizan por la visibilizacion de la homosexualidad y su reivindicacion como digna de reconocimiento. Es decir, por la interaccion de identidades subjetivas (tanto individuales como colectivas) incardinas en cuerpos humanos que definen cursos de accion y formas de socializacion dentro del espacio territorial (ciudad) y que terminan afectando nuestro sentido de comunidad y percepcion de la vida cotidiana.

Hay un rasgo que quizas explique la complejidad de las actuales formas de sociabilidad en la ciudad, sea precisamente la sexualidad la mas compleja de ellas tanto por su caracter identificador de los sujetos como por su transgresion a las normas y pactos sociales que se crean y establecen en dicha entidad territorial para el logro de la convivencia o armonia social.

La noticia en torno a la muerte de 'Balala' no solo perturbo la tranquilidad de este municipio a orillas del rio Metica, una manana de mercado, sino que tambien favorecio en terminos positivos la emergencia de un dialogo activo entre vecinos frente a la sevicia con la cual se efectuo su asesinato y quien(es) podrian ser los posibles responsables del mismo.
Su cuerpo fue hallado el pasado domingo a las siete de la manana en el
sector conoddo como la Electrificadora, a 200 metros de la via prindpal
de ingreso a Puerto Lopez, llegando de Villavicencio, en la carretera a
la vereda San Pablo. Por la forma como quedo su cuerpo y las heridas
que presentaba en su cabeza, los investigadores creen que los autores
del crimen, los cuales se desconocen, le golpearon en dos ocasiones con
una piedra en el craneo. (Llano Sie7e Dias, 2008, p. 8)


Ya que 'Balala' era una persona que gozaba de reconocimiento social por parte de los portolopenses. Tanto asi que, en muchas ocasiones y durante su jornada de trabajo, le invitaban a tomar tinto (cafe) como pretexto para estar en sintonia con los ultimos chismes del pueblo.

Lo cual hace pensar, desde el testimonio de uno de nuestros entrevistados, que a 'Balala' no se le veia como alguien ajeno a la comunidad sino como un referente social "un tanto loco, enamorado y chistoso", que en ocasiones se convertia en la comidilla de todos por razon de la publicidad que hacia de sus encuentros sexuales y amores en espera.

Por tanto, es dificil concebir que algun conocido haya querido matarle. Aunque, como lo indica nuestro mismo entrevistado, "aqui en el Puerto hay mucho marica que no se muestra" y "otros que son unas locas completas" (Entrevista, 24 de diciembre de 2014). Testimonios que, sumados a los resultados de la revision bibliografica e informacion judicial recolectada, permiten plantear la hipotesis de que el(os) victimario(s) de 'Balala' era(n) una(s) persona(s) que el conocia en el pueblo y de las cuales sabia sus andanzas; pero que dadas las circunstancias no habian permitido un encuentro sexual sin alertas: "ojo de loca no se equivoca".

Siguiendo los argumentos de Gomez (2008, p. 78) para explicar la violencia a traves de la discriminacion y exclusion de algunos individuos en razon a sus marcas mas visibles: fue la aparicion de un cuerpo de sexo masculino, asesinado a manos de otro hombre en la periferia de Pereira (Risaralda), el 24 de noviembre de 2001, el que revelo las practicas homosexuales entre ambos individuos y que marco a uno de ellos con las 'caracteristicas' que este pretendia ocultar.

Lo anterior, ratifica que en muchos de los asesinatos por homofobia existe una relacion cercana mediada por el dialogo entre la victima y su(s) victimario(s); y que en el caso de 'Balala' giro entorno a saciar el deseo sexual con su posterior desenlace en violencia homicida. Ya sea por el temor a la revelacion del 'secreto' o por la consideracion de diferencias que generan distancia social dentro del proceso de construccion de la identidad personal de quienes asisten al encuentro sexual mismo.

Sin embargo son la desnudez del cuerpo y su evidencia de actividad sexual, sumada a los traumas y lesiones, como evidencia de la violencia extrema en el crimen, algunas de las caracteristicas que exponen los asesinatos homofobicos. De acuerdo con cifras recopiladas por Colombia Diversa (2009, p. 17), durante el periodo 2006-2007, de un total de 99 homicidios ocurridos en Colombia, 56 no tienen un movil establecido, 37 fueron por prejuicio y solo 6 podrian estar motivados en otros moviles.

Esto indica que los deseos homoeroticos, aunque favorecen el relacionamiento socioafectivo y a veces sexual con personas del mismo sexo, en sociedades patriarcales y autoritarias, deban ser vigilados o disciplinados con miras a mantener la nocion heteronormativa de la sexualidad como ordenamiento socialmente valido. Ya sea a traves del cumplimiento de ciertos codigos no formalizados que generan pautas de conducta y formas de comportamiento en el orden sexo-genero o mediante actitudes que recalcan en los sujetos algun atributo que se percibe como negativo por parte de sus vecinos--practicas no heterosexuales--.
De todos los pecados, la sodomia es el mas torpe, sucio y deshonesto, y
no se encuentra otro mas aborrecido por Dios y por el mundo. Por este
pecado lanzo Dios el diluvio sobre la Tierra y por este pecado destruyo
las ciudades de Sodoma y Gomorra; por causa de la sodomia fue destruida
la Orden de los Templarios por toda la cristiandad en su dia. Por lo
tanto, mandamos que todo hombre que cometa ese pecado sea quemado y
convertido en polvo por el fuego, para que ya nunca de sus cuerpos y
sepultura se tenga memoria. (Mott, 2005, p.)


Por esta razon, al considerar, con base en las informaciones recaudas, que la violencia perpetrada contra 'Balala' sucedio despues del contacto sexual implica admitir, parafraseando a Parrini y Brito (2012, p. 58), el relajamiento de la represion moral ante la seduccion fisica y emocional que produce la subordinacion de otro cuerpo, pero con su inmediata reconstitucion al final del climax. "En este caso, la violencia reconstituye la represion y resuelve la culpa. El sujeto que "hizo caer" al victimario en su propio deseo, es destruido como castigo por su transgresion" (Parrini y Brito, 2012, p. 58).

El odio que siente el victimario, hacia algunas caracteristicas de su victima, resulta de la valoracion misma que este hace de su identidad y de lo que ella simboliza y puede llegar a obtener si sigue el libreto ya dispuesto por el binarismo de genero y las formas legitimas de sexualidad.

Pues,
un crimen de odio es, ante todo, un crimen social, que se sostiene en
tramas sociales y culturales de rechazo, violencia y discriminacion. El
victimario actua un odio que no solo es individual y psicologico y que
se acotaria a la relacion que mantuvo con la victima, sino uno de
caracter colectivo y social. (Parrini y Brito, 2012, p. 15)


La intencion del crimen de odio no es otra que la de reducir el espacio entre el "deber ser" y la realidad que expone la conducta corporizada en un contexto social y geografico especifico, pero no por ello menos diverso e inacabado.

Finalmente 'Balala' fue un 'elemento' mas del paisaje social de este municipio colombiano fundado en 1935 como poblacion y puerto fluvial que, con sus ocurrencias y estilo de vida, mostro como la identidad-diversidad que se aloja en cada uno de nosotros no solo tiene que ser defendida y reconocida por los diferentes estamentos que conforman la sociedad sino que tal reconocimiento debe ser genuino, es decir, privilegiando la autenticidad de los individuos; aunque ello cause cierto escozor y pueda detonar en acciones violentas que amenacen la propia subjetividad y advierta a otros similares sobre el castigo a recibir dada la transgresion a las normas sociales preestablecidas.

Asi, "en una sociedad como la nuestra son bien conocidos los procedimientos de exclusion. El mas evidente, y el mas familiar tambien es lo prohibido" (Foucault, 2011, p. 14).

A manera de colofon

La intencion de sumergirse en el analisis de la ciudad, desde las categorias sexualidad, violencia y vida cotidiana, para un aficionado en la investigacion social, implica advertir las limitaciones mismas que tiene la individualidad y lo social para dar cuenta del acontecer del individuo-social y georreferenciado. Tradicionalmente, y como consecuencia de los valores que la sociedad de consumo introyecta en nosotros, la tendencia hacia la problematizacion y analisis de lo social no se ocupa de lo cotidiano, es decir de aquel espacio donde nos reproducimos a nosotros mismos y a nuestro mundo, al decir de Heller.

Al igual que la relacion con la sexualidad, las relaciones entre los individuos y su posicionamiento en la ciudad se ofrecen para adelantar una reflexion en torno a las manifestaciones de poder y violencia que se condensan en el sujeto humano citadino y que conllevan a abordajes de naturaleza politica, social y cultural; si se esta guiado bajo unas coordenadas de transformacion social para el fortalecimiento de la democracia (diversidad con plena garantia de derechos y conocimiento de deberes).

La vida humana que se desarrolla en la ciudad no es mas que la teatralizacion de un proceso civilizatorio que en su momento estuvo colmado de buenas intenciones y promesas de gloria, pero que hoy en dia constituye la causa de un buen numero de situaciones negativas que afectan a sus agregados y visibiliza en el caso de los homosexuales masculinos la realizacion de practicas dedominacion en las que la penetracion--consentida o no--seria la afirmacion evidente de ese papel de subordinacion.

La ciudad moderna configura un espacio desde el cual producir, relacionarse, pero tambien vivir en el anonimato cuando el vinculo social ha sido fracturado o capturado bajo formas poco comprensibles de ver lo individual y lo social; y que, a su turno, terminan por alojar en el cuerpo y sentir de estos hombres angustia y temor frente a la proyeccion de si mismos dentro de ciertos escenarios y ante determinados sujetos. Cuestion que trae la ambivalencia normalizada frente a quien soy y puedo ser con relacion a otros individuos que ocupan dicho espacio publico.

El crimen de 'Balala' no es mas que la eliminacion de un transgresor de las formas de deseo y practicas sexuales de caracter convencional azuzado por la homofobia, en tanto genio maligno que ocupa nuestra mente y moviliza al cuerpo a la accion violenta y en ocasiones al desencadenamiento de la muerte como producto de la identificacion y afiliacion que podrian hacer otros individuos vinculados al espacio citadino con respecto a este ejercicio de la sexualidad. El cual suponemos libre, valido y respetable dentro del momento historico actual en que se desenvuelve la construccion de las ciudades colombianas.

Referencias bibliograficas

Arfuch, L. (2002). Problematicas de la identidad. En L. Arfuch (Comp.), Identidades, sujetos y subjetividades. Buenos Aires, Argentina: Prometeo Libros.

Aristoteles. (1977). La politica. Ciudad de Mexico, Mexico: Editorial Porrua.

Balbuena, R. (2010). La construccion sociocultural de la homosexualidad. Ensenando a vivir en el anonimato. Culturales, 11 (6), 63-82.

Colombia Diversa. (2009). Temporada de caza: asesinatos de personas

LGBT. Recuperado de http://colombiadiversa.org/colombiadiversa/images/pdf/2008_2009capitulos/Asesinatos_de_personas_LGBL_Colombia_2008_2009.pdf.

Foucault, M. (2011). Barcelona, Espana: Lusquets editores.

Gomez, M. (2007). Violencia, homofobia y psicoanalisis: entre lo secreto y lo publico. Revista de Estudios Sociales, 28, 72-85.

Lomas, C. (2004). ?Los chicos no lloran? En C. Lomas (Comp.), Los chicos tambien lloran. Identidades masculinas, igualdad entre los sexos y coeducacion. Barcelona, Espana: Paidos Iberica.

Llano Sie7e Dias. (12 de enero de 2007). A golpes mataron a 'Balala', p. 8.

Mari, R. (2005). Interculturalidad. Diversidad, identidades y ciudadanias: la educacion social como cultura ciudadana. Valencia, Espana: Nau Llibres.

Mott, L. (2005). Las raices de la homofobia en America Latina. Mujeres hoy. Recuperado de www.muiereshoy.com/secciones/3301.html.

Parrini, R. y Brito, A. (2012). Crimenes de odio por homofobia. Un concepto en construccion. Ciudad de Mexico, Mexico: Letra S.

Segura, J. (2012). Homosexualidad y gerencia social. El encuentro ciudadano con las instituciones. Trabajo Social: Revista regional de trabajo social, 55, 52-67.

Weeks, J. (1993). El malestar de la sexualidad. Significados, mitos y sexualidades modernas. Madrid, Espana: Lalasa ediciones.

Weeks, J. (1998). La construccion de las identidades genericas y sexuales. La naturaleza problematica de las identidades. En I. Szasz y S. Lerner (Comp.), Sexualidades en Mexico. Ciudad de Mexico, Mexico: El Colegio de Mexico.

Weeks, J. (1998). Sexualidad. Ciudad de Mexico, Mexico: Paidos, Programa Universitario de Estudios de Genero de la UNAM.

JOSE MIGUEL SEGURA GUTIERREZ (*)

Recibido: 16 de enero de 2015

Aprobado: 22 de junio 2015

Articulo de refexion

(*) El presente articulo forma parte de la propuesta de investigacion "Cartografias del deseo homosexual. Sujetos, subjetividades y practicas de si", que el autor adelanta al interior de la linea de investigacion en "Socializacion politica" (2015-2016) de la Maestria en Desarrollo Educativo y Social de la Universidad Pedagogica Nacional (Bogota).

(**) Administrador publico. Estudiante de la Maestria en Desarrollo Educativo y Social, Universidad Pedagogica Nacional. Docente de la Universidad Cooperativa de Colombia (seccional Villavicencio). E-mail: jose.segurag@campusucc.edu.co.
COPYRIGHT 2015 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gutierrez, Jose Miguel Segura
Publication:Antropologia y Sociologia: Virajes
Date:Jul 1, 2015
Words:6221
Previous Article:La salsa en Bogota: Educacion sentimental y cultura festiva.
Next Article:Historias de ciudad: El temascal de don Ricardo Garcia; una mirada a su discurso desde la eficacia simbolica.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters