Printer Friendly

!Azucar! La biografia de Celia Cruz.

!Azucar! La biografia de Celia Cruz Eduardo Marceles 2004 Reed Press, New York ISBN 1-59429-011-3

Confieso que me costo trabajo seguir leyendo un libro que tiene una errata en la contraportada, cuatro en la solapa de la portada, y que en su capitulo primero describiendo los funerales de Celia, dice: "En ese justo momento comenzo a tronar un alarido desgarrador de la naturaleza y a llover de manera torrencial con gruesas gotas que terminaron fundiendose con las lagrimas de los espectadores." Pero pense que los errores pudieron deberse a la prisa del editor para sacar esta biografia antes que la otra, la oficial, y que todo el mundo tiene derecho a ponerse cursi de vez en cuando.

Y no me peso seguir leyendo, porque al resto no le encontre muchas erratas, y el lenguaje se hace mas contemporaneo.

El autor narra la vida de Celia en 35 capitulos, comenzando por su funeral en Nueva York en julio 22 de 2003, para de esta manera, captar el interes del publico. De ahi en adelante, seguira el orden cronologico desde su nacimiento, pero intercalando siete capitulos en los cuales regresa a los funerales hasta coincidir ambos hilos narrativos en el capitulo final, dedicado a su enfermedad y deceso.

En general impresiona favorablemente la cantidad de informacion que contiene el libro de 305 paginas. Marceles ha hecho un trabajo investigativo extenso, y sus comentarios o conclusiones sobre la biografiada son generalmente bien fundados. Claro que es casi inevitable en un libro de este tipo, la repeticion de elogios, adjetivos, comentarios y opiniones sobre la biografiada, que es ya en definitiva, el gran mito de la musica cubana, y algo mas, como veremos.

En un trabajo de esta magnitud es inevitable que se cometan pequenos errores factuales, como los siguientes:

En la pag. 7, la comparsa a que se refiere debe tratarse de "Las Jardineras", no "Las Jornaleras", como aparece. En la pagina 10, debe tratarse de la orquesta de "Neno" Gonzalez, no la de "Zenon". Pag. 20, el autor del libro titulado Musica Popular Cubana, un es "Eliseo Grenet", sino su hermano "Emilio".

En la pag. 23, el bolero en realidad renace mucho antes, en la voz de cantantes jovenes como el mexicano Luis Miguel, que lo ponen de moda. Buenavista mas bien resucito el son.

En la pag. 22, el autor menciona que Celia grabo con La Gloria Matancera en 1949 Ocanasordi, pero no da mas detalles de esta grabacion, y la misma no aparece en la discografia al final del libro. Lo mismo sucede con otras cuatro grabaciones con la orquesta de Ernesto Duarte en 1947 que menciona en la pag. 24, El cumbanchero, Mambe, La mazucamba y Quedate negra. No hemos podido localizar esas grabaciones. Igual en la pag. 25, menciona grabaciones hechas en Venezuela y Mexico en 1948, sin dar mas detalles, ni aparecer en la discografia. De las venezolanas si conocemos y estan incluidas en nuestra Discografia de la Musica Cubana, 1925-1960 (http://gislab.fiu.edu/SMC/discography.htm) y es lastima el autor no haya sido mas preciso. En la pag. 37, menciona un LP grabado con la Sonora Caracas, del que tampoco da mas detalles.

Pag. 44: El primer numero que grabo Celia con la Sonora Matancera no fue El yerbero moderno, grabado en 1955, sino Cao cao, mani picao grabado en 1950.

Pag. 46: Mirta Silva nunca grabo con la Sonora para la Panart. En 1949 salieron cuatro numeros del sello Cafamo con la Sonora, que son Que corto es el amor, Suelta ese paqueton, Loca y Sangongo. Otros sellos han sacado en CDs grabaciones tomadas de la radio de Mirta con la Sonora. Todo esto esta en mi discografia antes mencionada.

Pag. 49: Xiomara Alfaro nunca grabo con el sello Gema. Las grabaciones que la dieron a conocer fueron las hechas con RCA Victor.

Pag. 61: Con todo el respeto para el criterio del investigador Eloy Cepero, no comparto su opinion de que Celia Cruz hizo famosa la Sonora. Antes de grabar a Celia, la Sonora habia hecho una serie de grabaciones y presentaciones con Daniel Santos que dieron importancia tanto al cantante, como al grupo. Fue una feliz simbiosis. Ahi empieza la fama de la Sonora, que se va aumentando en la medida en que Rogelio graba a otros cantantes como Celia, Celio Gonzalez, Nelson Pinedo, Leo Marini, etc. Lo que pasa es que lo miramos ahora de otra forma. Si la pregunta fuera cual fue la cantante mas importante que trabajo con la Sonora, la respuesta ahora, seria sin duda, Celia Cruz.

Pag. 62: El Conjunto Colonial nunca se unio al Conjunto Casino.

Pag. 69: Laito no estaba con la Sonora para esa epoca. Estuvo con ella en 1954 y 1955. Segun Hector Ramirez Bedoya (Historia de la Sonora Matancera y sus estrellas, 2da Ed., Vol.1, p.155, Bogota, 1998) la Sonora se fue completa, pero el timbalero Minino se regreso porque le afectaba la altura de Ciudad Mexico.

Pag. 83: El corneta, grabado por Daniel Santos con la Sonora para el sello Seeco en 1953, aparece de la autoria de Daniel Santos.

Pag. 119: Ya esto es cuestion de apreciacion, pero no creo que Celia desarrollase en 1960 las cualidades que dice el autor de adaptarse a las epocas y los publicos y a orquestas mas grandes que la Sonora Matancera. Habia cantado antes en Mexico y Venezuela, habia empezado con orquestas mayores en esos paises y en Cuba, con las de Mil Diez y Suaritos, antes de entrar en la Sonora. El propio autor narra como la Sonora tuvo que adaptar los arreglos que llevaba Celia de orquesta mayor, cuando empezo con ellos. Eso si, no cabe duda que la adaptabilidad de Celia, su maleabilidad (que es precisamente cualidad de algunos metales preciosos) es una de sus mayores virtudes.

Pag. 130: Creo recordar que Paulina Alvarez, mencionada por Celia como una de sus influencias, incluyo el uso de la palabra "azucar" una vez en una de sus grabaciones. Pero esto no quiere decir que necesariamente Celia lo recordase; puede haber llegado al uso de !Azucar! en la forma en que ella lo narraba.

Pag. 133: Conocia la timba como la forma que adopta la musica bailable cubana desde fines de los ochentas, como la define Helio Orovio en la ultima edicion de su Diccionario de la Musica Cubana. No conozco ningun instrumento que se llame timba. Y creo que cuando Carlos Vives usa el vallenato, no esta fusionando con nada, sino usando uno de los generos mas importantes de su tierra, Colombia.

Pag. 192: Entre sus duos, no menciona el que hizo con Lola Flores interpretando Burundanga (Lola Flores-Homenaje, 1990, CD CBS 80379) Y lamentablemente, no dice con quien y con que orquesta, grabo un duo en Venezuela en 1949.

En la pag.109, el autor describe en una forma un poco ambigua la relacion entre la Sonora Matancera y la Emisora Mil Diez del partido Socialista Popular (en realidad la forma de ilamarse el Partido Comunista en Cuba) y dice que estaban "asociados" y es bueno aclarar esto, por lo que atane a la Sonora, y a Celia. Mil Diez empezo a funcionar en la primavera de 1943, y fue elausurada por el gobierno del presidente Carlos Prio Socarras el 1ro de mayo de 1948. Funciono unos cinco anos. Aunque detras de las tres grandes emisoras de Cuba, RHC, CMQ y Suaritos, para 1944, era la cuarta en audiencia. ?Razon? Aparte de sus programas de contenido politico, que poca gente escuchaba, Mil Diez lanzo un amplio proyecto de musica cubana, con figuras en vivo.

Aunque pagaban poco, daban oportunidad a muchos artistas. Comandados por Felix Guerrero, Mil Diez llego a tener diez arreglistas creando toda la tradicion del arreglo en la musica cubana con figuras que fueron del renombre de Adolfo Guzman, Bebo Valdes, etc. Sus orquestas fijas fueron las de Arcano y Arsenio Rodriguez y por un tiempo, la de Julio Cueva. Es posible que la Sonora, y Celia, actuaran en Mil Diez, como lo hicieron Oiga Guillot, Rita Montaner y casi todo lo que valia y brillaba de la musica cubana de la epoca, pero esto no los hacia necesariamente comunistas.

En cuanto a la alegada cancion interpretada por Celia con el respaldo de la Sonora por las ondas de la CMQ en 1959, a favor de la Revolucion, es posible que sea un error del autor, que como hemos visto, ha incurrido involuntariamente en otros muchos a lo largo del libro. Tengo entendido que Pedro Knight ha negado dicha interpretacion. Pero aun en el caso de que fuera cierto, cuando se escribe para la historia, hay que poner las cosas en perspectiva. En 1959, una mayoria abrumadora de los cubanos estaban con la Revolucion, y con Fidel Castro. Artistas como Rolando Laserie, Leopoldo Fernandez y Anibal de Mar, grabaron numeros a favor de la Revolucion. Gilberto Valdes escribio el danzon Los barbudos, grabado por la orquesta de Fajardo, y pudieramos citar otros casos. Todos ellos, poco despues, como Celia, como la Sonora, tomaron el camino del exilio. Me parece mezquino y deleznable que alguien les tome como cabeza de turco de una conducta que siguieron en ese momento, millones de cubanos. De su cubania, de su patriotismo, dieron despues muestra suficiente todos los nombrados.

De igual manera hay que analizar los hechos que narra el autor en las paginas 112 y siguientes, sobre supuestos incidentes de Celia sobre su posicion como cubana y artista. Creo que su carrera habla por ella, ha sido patriota y cubana, pero no intransigente. Masucci envio a las Estrellas de Fania a Cuba en 1979, para el tiempo que Celia estaba contratada por ese sello (por supuesto Celia no fue), y no paso nada, porque nadie trato de imponerle que grabase o compartiera tarima con artistas residentes en Cuba. Creo que no era mucho pedir, y habia que respetar su deseo. Celia ademas, siguio usando en su repertorio canciones de compositores cubanos de dentro y fuera de Cuba.

Y en cuanto a los alegados incidentes con Andy Montanez, desgraciadamente estuvo todo envuelto en un sensacionalismo de prensa que deformo lo sucedido. Andy sintio la muerte de Celia como el que mas, y asi la lloro el pueblo de Puerto Rico.

El libro contiene ademas Bibliografia, Indice onomastico, Fotografias, incluyendo una supuestamente del solar La Margarita donde vivio Celia, si mal no recuerdo, situado en la esquina de Flores y San Benigno en la Vibora, pero no veo la ceiba en dicha foto; y una discografia, desgraciadamente muy incompleta en su informacion, por las omisiones que hemos senalado antes, por no incluir en el caso de los discos de 78 rpm el sello a que pertenecen, lugar de grabacion, etc., en fin los detalles que hacen una verdadera discografia; y en el caso de los LPs y CDs no tiene tan siquiera la lista de las canciones contenidas en cada uno de ellos.

En fin, es un libro escrito por alguien que, al juzgar por su curriculum que aparece en una de las solapas del libro, no tiene experiencia previa en el campo de la musica popular latinoamericana. No es el libro que el publico esperaba sobre Ceba. Un libro que por lo menos especule en los ingredientes de la saga que es su vida, un libro que se plantee la posicion de Celia, de su legado, en funcion de lo que es, una figura universal. Al libro le falta obviamente un ultimo capitulo, que se hiciera eco de la repercusion universal de su muerte, de los comentarios alrededor del mundo, de las primeras paginas de los diarios, de las portadas de revistas, de documentales de las grandes cadenas televisivas que hablaron de ella.

El St. Marceles no fue mas lejos que escribir, lo mejor que pudo, de Celia Cruz. Pero se trataba de otra Cosa: Ponderar y sonar con un mito.
COPYRIGHT 2004 Rudolph Mangual
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2004 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Diaz Ayala, Cristobal
Publication:Latin Beat Magazine
Article Type:Resena de libro
Date:Sep 1, 2004
Words:2115
Previous Article:Top 20 hit parades.
Next Article:The city of swing welcomes the story of Salsa Raices: the Roots of Latin Music in New York City: exhibition on view at the American Jazz Museum in...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters